Anticoncepción Hormonal Combinada Oral, Transdérmica y Vaginal

Anticoncepción
Anticoncepción Hormonal Combinada Oral, Transdérmica y
Vaginal
Protocolo publicado en 2006
1. INTRODUCCIÓN
Los Anticonceptivos Hormonales Combinados son fármacos compuestos por un estrógeno y
un progestágeno, ambos sintéticos, que pueden administrarse a través de distintas vías y
cuyo mecanismo de acción fundamental es la inhibición de la ovulación, lo que les confiere
una alta eficacia anticonceptiva, reversible tras la suspensión de su administración.
El estrógeno que contienen todos los preparados comercializados utilizados en la actualidad
es el Etinil Estradiol, la dosis es variable dependiendo del tipo de preparado oscilando entre
50 y 15 microgramos diarios.
El progestágeno difiere en los distintos preparados comercializados, todos ellos tienen una
potente actividad antigonadotrófica, lo que les confiere la alta eficacia anticonceptiva, y una
actividad progestagénica y antiestrogénica; pero difieren en su capacidad para interaccionar
con los receptores de andrógenos, de glucocorticoides o de mineralocorticoides, en función
de ello pueden tener o no distinto tipo de actividad: glucocorticoidea, androgénica,
antiandrogénica o antimineralocorticoidea.
•
Acetato de ciproterona. Tiene una potente actividad antiandrogénica lo que le
confiere gran eficacia en el tratamiento del acné, el hirsutismo y la hipertricosis.
Posee también una leve actividad glucocorticoidea. Actualmente no se considera
adecuado su uso como anticonceptivo únicamente.
•
Levonorgestrel (LNG) (2ª generación de gestágenos derivados de la 19nortestosterona). Leve actividad androgénica, por lo que modifican el perfil lipídico
aumentando el nivel de triglicéridos y de LDL colesterol y disminuyendo el HDL.
•
Gestodeno (GSD), desogestrel (DSG) y su metabolito activo, Etonogestrel (ENG)
(llamados gestágenos de 3ª generación). Tienen menor actividad androgénica lo que
determina un mejor perfil lipídico. Presentan un mayor riesgo de tromboembolismo
venoso (TEV) en combinación con el etinilestradiol (EE) que el LNG.
•
Norgestimato (NGM) y su metabolito activo, norelgestromina (NGSM). Se comporta
como el GSD y el DSG en cuanto a metabolismo lipídico y como el LNG en cuanto a
riesgo tromboembólico.
1
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
•
Drospirenona (DRSP). Tiene una marcada actividad antiandrogénica aunque menos
potente que el acetato de ciproterona y posee actividad antimineralocorticoidea lo
que evita en mayor o menor medida los efectos colaterales debidos a la retención de
agua.
•
Acetato de Clormadinona (ACM). Similar estructuralmente a la progesterona de la
que deriva. Elevada acción antiandrogénica sólo superada por el acetato de
ciproterona.
2. TIPOS DE PREPARADOS Y VÍAS DE ADMINISTRACIÓN
Junto a las vías clásicas de administración por vía oral y parenteral existen nuevas vías
como la vaginal y la transdérmica, que han permitido la aparición de preparados con menor
dosis y menores efectos secundarios manteniendo los perfiles de seguridad y eficacia.
2.1. Vía Oral
Existen diversos tipos de preparados con diferentes dosificaciones y combinaciones
hormonales que podemos agrupar en función de distintos criterios:
•
En función de que todas las píldoras tengan o no la misma composición en:
monofásicos, combibifásicos y trifásicos.
•
En función de la dosis de estrógeno: 15, 20, 30, 35, 40/30 o 50 mcg/píldora.
•
En función del tipo de gestágeno: acetato de ciproterona, levonorgestrel, gestodeno,
desogestrel, drospirenona, norgestimato y acetato de clormadinona.
•
En función del número de píldoras: con 21 ó 22 para intercalar una semana de
descanso en la que aparece el sangrado por deprivación, o con 28 comprimidos para
toma diaria continua conteniendo comprimidos placebo durante los cuales aparece el
sangrado por deprivación.
2
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
PREPARADOS MONOFÁSICOS
Tipo de
Dosis EE
Nombres comerciales
progestágeno
Neogynona
50 mcg.
Levonorgestrel
Ovoplex
EE+Ciprot.Gineservice*
35 mcg.
Ac. Ciproterona
Diane 35
Diane 35 diario*
35 mcg
Norgestimato
Edelsín
Microgynon
30 mcg.
Levonorgestrel
Ovoplex 30/150*
30 mcg.
Desogestrel
Microdiol
Minulet
30 mcg.
Gestodeno
Gynovin
Yasmin
30 mcg.
Drospirenona
Yasmin diario
30 mcg
Ac. Clormadinona
Belara
Loette
20 mcg.
Levonorgestrel
Loette diario
20 mcg.
Desogestrel
Suavuret
Harmonet
20 mcg.
Gestodeno
Meliane
Meliane diario
Melodene 15
15 mcg.
Gestodeno
Minesse
* Preparados financiados por el Sistema Público de Salud.
Dosis EE
40/30 mcg.
Dosis EE
30/40/30 mcg.
30/40/30 mcg.
Presentaciones
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
28 comp./7 placebo
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
21comp./7descanso
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
28 comp./7 placebo
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
28 comp./7 placebo
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
21 comp./7 descanso
28 comp./7 placebo
28 comp./4 placebo
28 comp./4 placebo
PREPARADOS COMBIBIFÁSICOS
Nombres
Tipo de progestágeno
Presentaciones
comerciales
Desogestrel
Gracial
22 comp./6 descanso
PREPARADOS TRIFÁSICOS
Tipo de
Nombres
progestágeno
comerciales
Triagynon
Levonorgestrel
Triciclor
Trigynovin
Gestodeno
Triminulet
Presentaciones
21
21
21
21
comp./7
comp./7
comp./7
comp./7
descanso
descanso
descanso
descanso
3
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
2.2. Vía Parenteral
Solamente existe comercializado un inyectable oleoso que contiene 10 mg de enantato de
estradiol + 150 mg de Dihidroxiprogesterona. Aplicación por vía intramuscular profunda
mensual el 7º-8º día de cada ciclo. El control del ciclo depende de la absorción del
preparado. Su uso es escaso en nuestro medio justificado cuando no es posible el
cumplimiento con otras vías de administración. Su uso ha aumentado con la llegada de
población inmigrante.
Dosis EE
Nombre
comercial
Tipo de progestágeno
Acetofénido de
Topasel*
dihidroxiprogesterona
* Preparado financiado por el Sistema Público de Salud.
10 mg.
Presentaciones
1 vial intramuscular
7º-8ª día del ciclo
2.3. Vía Vaginal
La administración de preparados hormonales combinados puede hacerse a través de un
anillo de Etilen vinil acetato para uso intravaginal mensual que libera 120 microgramos de
etonogestrel o 3-cetodesogestrel (metabolito activo del desogestrel) y 15 microgramos de
etinilestradiol diarios durante 3 semanas. Se coloca un anillo intravaginal manteniéndolo
durante 3 semanas tras las cuales se realiza su extracción de la vagina. Tras una semana
de descanso en la que ocurre el sangrado por deprivación se coloca un nuevo anillo. El
patrón farmacocinético es comparable a la vía oral y por tanto los cambios metabólicos,
efectos secundarios, indicaciones y contraindicaciones y su perfil de seguridad son
superponibles. La exposición sistémica a estrógenos que presenta el anillo es inferior a la
vía oral o transdérmica. Esta forma de administración tiene una serie de características:
•
Evita el primer paso hepático que ocurre con la administración por vía oral.
•
Permite la utilización de dosis menores y niveles séricos constantes con un buen
control del ciclo debido a la gran capacidad de absorción de la mucosa vaginal.
•
No se compromete su absorción y por tanto su eficacia por procesos intestinales
intercurrentes como pueden ser vómitos o diarreas.
•
La aplicación vaginal de espermicidas o antimicóticos no compromete la liberación
hormonal de los componentes del anillo.
•
La colocación y retirada del anillo es sencilla y no interfiere con ninguna actividad de
la vida cotidiana.
•
La aplicación mensual puede mejorar el cumplimiento frente a la toma diaria, aunque
no se ha demostrado repercusión de este hecho en la eficacia de uso o efectividad
(Conferencia de Consenso sobre manejo de la anticoncepción hormonal de la SEC,
2005).
•
Puede permitir liberarse de la carga que a algunas mujeres les supone el uso diario y
la angustia del olvido con la administración oral diaria.
4
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
Tipo de
progestágeno
Dosis EE
15 mcg.
Etonogestrel
Nombre comercial
Presentaciones
3 semanas intravaginal
1 semana de descanso
NuvaRing
2.4. Vía Transdérmica
La administración de preparados hormonales combinados puede también hacerse a través
de parches matriciales para uso transdérmico semanal que libera 150 microgramos de
norelgestromina (metabolito del NGM) y 20 microgramos de etinilestradiol cada 24 horas.
Se administran 3 parches por ciclo con una periodicidad semanal seguido de una semana de
descanso en la que ocurre el sangrado por deprivación.
El patrón farmacocinético es comparable a la vía oral y por tanto los cambios metabólicos,
efectos secundarios, indicaciones y contraindicaciones y su perfil de seguridad son
superponibles. La exposición sistémica a estrógenos es superior a la del anillo o la vía oral,
aunque no se han demostrado perjuicios clínicos por esta causa. Sus características
principales son similares a la vía de administración vaginal:
•
Evita el primer paso hepático que ocurre con la administración por vía oral.
•
Permite la utilización de dosis menores y niveles séricos constantes.
•
No se compromete su absorción y por tanto su eficacia por procesos intestinales
intercurrentes como pueden ser vómitos o diarreas.
•
La colocación del parche es sencilla y son poco frecuentes las intolerancias en la zona
de aplicación.
•
La aplicación semanal puede mejorar el cumplimiento frente a la toma diaria,
aunque, como en el caso del anillo, esto no se ha visto asociado a un aumento de la
efectividad o eficacia de uso.
•
Puede permitir liberarse de la carga que a algunas mujeres les supone el uso diario y
la angustia del olvido con la administración oral diaria.
VÍA TRANSDÉRMICA
Tipo de
Nombre comercial
progestágeno
Dosis EE
20 mcg.
Norelgestromina
Presentaciones
1 parche / semana
1 semana descanso
Evra
2.5. Eficacia
La eficacia anticonceptiva de los distintos preparados, teniendo en cuenta su mecanismo de
acción fundamental inhibiendo la ovulación, es muy alta y próxima al 100 %, hecho éste al
que deben su elevada aceptabilidad. También actúan por aumento del espesor del moco
cervical y alteración de la mucosa endometrial.
5
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
El cumplimiento es un determinante importante de la eficacia, por ello las nuevas
formulaciones que minimizan los efectos secundarios mejorando la tolerancia y evitando por
tanto discontinuidad en la toma, las presentaciones de 28 comprimidos para toma diaria sin
intercalar periodos de descanso, o las nuevas vías de administración no diarias pueden
aportar ventajas en este sentido en algunas mujeres.
El índice de Pearl para los distintos preparados de administración oral es de
aproximadamente 0,1% para mujeres muy motivadas y buenas cumplidoras, pero el uso en
población general se asocia a tasas de fallos entre el 1% y el 8% según diversos autores, en
relación sobre todo con olvidos en la toma o prolongación de la semana de descanso. El
índice de Pearl para la vía vaginal está actualmente documentado en 0,65% y para la vía
transdérmica en 0,70%, con tasas de eficacia de uso o efectividad como las de la vía oral.
3. EFECTOS SECUNDARIOS
Como consecuencia de la administración de preparados hormonales combinados puede
aparecer una serie de efectos tanto adversos como beneficiosos. Los efectos adversos se
han venido clasificando en mayores o menores en función de su repercusión para el estado
de salud.
La mayoría de la evidencia científica disponible se basa en preparados administrados por vía
oral, pero en función de los mecanismos fisiopatológicos a que se atribuyen, es posible que
las nuevas vías de administración al margen de las características concretas atribuibles a su
presentación y modo de empleo, puedan aportar los mismos beneficios y presentar los
mismos efectos adversos.
3.1. Efectos beneficiosos
Además de la elevada tasa de eficacia que condiciona la disminución del riesgo del
embarazo no deseado y consecuentemente del aborto, los anticonceptivos hormonales
combinados tienen otros importantes beneficios para la salud tanto desde el punto de vista
de la salud individual como de la salud pública.
a) Ciclo menstrual
Tanto la vía oral como las nuevas vías de administración:
•
•
•
Regulan el ciclo menstrual por lo que son una alternativa muy eficaz en el
tratamiento de las metrorragias disfuncionales.
Disminuyen el sangrado menstrual por lo que son eficaces en el tratamiento de las
menorragias e hipermenorreas de origen funcional, disminuyendo el riesgo de
anemia ferropénica.
Eliminan o mejoran la dismenorrea y las molestias o el dolor periovulatorio.
No existe evidencia de que sea un tratamiento eficaz para el síndrome premenstrual o
trastorno disfórico premenstrual aunque mejoren en muchos casos algunos de sus
síntomas.
b) Embarazo ectópico
Es excepcional durante la toma de preparados hormonales combinados como consecuencia
directa de la elevada eficacia anticonceptiva.
6
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
c) Enfermedad Inflamatoria Pélvica
Su incidencia es más baja en usuarias que en no usuarias de anticonceptivos hormonales
combinados y los cuadros clínicos son de menor severidad por lo que disminuye el riesgo de
hospitalización.
d) Enfermedad Benigna de la Mama
Los preparados de 50 microgramos de estrógenos disminuyen el riesgo de enfermedad
fibroquística y de fibroadenomas, el efecto protector es para usuarias actuales y está en
relación con el tiempo de uso y la dosis de gestágenos. No hay evidencia de que estas
conclusiones puedan hacerse para los preparados microdosificados.
e) Quistes ováricos
Los preparados de 50 microgramos de estrógenos disminuyen el riesgo de quistes
funcionales, tecaluteínicos y granulosoluteínicos. El efecto protector es para usuarias
actuales y está en relación con la dosis de estrógenos. No hay evidencia de que pueda
decirse lo mismo para los preparados microdosificados.
f) Acné, seborrea e hirsutismo
El uso de cualquier preparado mejora el acné, por el incremento de la proteína
transportadora de hormonas sexuales (SHBG) inducida por el EE y su consecuente descenso
en la tasa de testosterona libre activa, pero las formulaciones que contienen ciproterona,
acetato de clormadinona, drospirenona o desogestrel son más beneficiosas por su efecto
antiandrogénico.
g) Osteoporosis
Tanto en las mujeres jóvenes en edad reproductiva con hipoestrogenismo como en las
mujeres al final de su vida reproductiva con disminución de la función ovárica hay un efecto
protector sobre la densidad mineral ósea. La protección aumenta con la mayor duración de
uso.
h) Cáncer de endometrio
Existe evidencia de una disminución del riesgo de aproximadamente el 50 % tras 2-3 años
de uso que se mantiene durante 10-15 años tras suspender el tratamiento. El efecto
protector no es dependiente de la dosis de estrógenos de los preparados.
i) Cáncer de ovario
Existe una reducción de 40 % en el riesgo que aparece desde los 3-6 meses de uso y
aumenta hasta un 80 % a los 10 años de uso. El beneficio se mantiene a los 10-15 años
tras su uso y se extiende a mujeres con historia familiar de cáncer de ovario o con
mutaciones genéticas. La disminución del riesgo no es dependiente de la dosis de
estrógenos de los preparados.
7
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
3.2. Efectos adversos menores
Muchos de ellos no reflejan un riesgo médico pero su importancia estriba en que pueden
generar gran ansiedad en las usuarias y ser motivo principal de abandono del método.
a) Nauseas y vómitos
Generalmente secundarios al contenido de estrógenos del preparado, tienden a desaparecer
con el uso continuado. En la vía de administración oral es necesario advertir sobre la
posibilidad de pérdida de eficacia siendo preciso repetir la toma si se vomita el comprimido
en las 2 primeras horas tras la toma, esto no ocurre con otras vías de administración.
b) Aumento de peso
El miedo de las potenciales usuarias a ganar peso es una potente razón para discontinuar o
no iniciar el uso de anticonceptivos hormonales. No existe una evidencia de ganancia de
peso con preparados de baja dosis. Puede ocurrir una respuesta anabólica a los esteroides
pero es muy poco frecuente, se atribuye generalmente a la retención de líquido por lo que
los gestágenos con actividad antimineralocorticoidea pueden reducir su incidencia.
c) Cefaleas
No está clara la asociación entre el tratamiento y las cefaleas, algunas cefaleas mejoran con
el uso de anticonceptivos hormonales combinados y cuando son cefaleas menstruales
cíclicas responden a la supresión de la semana de descanso.
La relación entre cefaleas migrañosas, toma de anticonceptivos hormonales combinados e
infarto isquémico cerebral es controvertida pero en migrañas de larga evolución es prudente
recomendar suspender la toma y valorar en todos los casos si puede estar contraindicado el
tratamiento en función de sus características y de la edad de la mujer.
d) Mastalgia
Puede deberse al efecto estrogénico sobre áreas de hiperplasia focal o la retención de agua
por la interrupción brusca del gestágeno en la semana de descanso (o de comprimidos
placebo). Se aconseja utilizar preparados de dosis bajas con un ambiente gestagénico
dominante y evitar o reducir los intervalos libres de tomas; descansar sólo 4-5 días en cada
ciclo o 7 días cada 3-4 meses.
e) Cloasma
Aparece en aproximadamente un 5%. Es de desarrollo lento y tiene relación con el efecto
combinado del tratamiento y exposición solar prolongada.
f) Acné
Puede ocurrir por la utilización de gestágenos con actividad androgénica. Los preparados de
baja dosis de estrógenos y los que contienen gestágenos más antiandrogénicos disminuyen
o eliminan este efecto y pueden mejorar el acné existente previamente.
g) Depresión
Es más frecuente en pacientes con historia previa, la mayoría de las veces tiene una base
psicológica pero puede deberse a cambios en el metabolismo cerebral por la acción del
gestágeno.
8
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
h) Inapetencia sexual
Es necesario descartar otros factores psicológicos, relacionales, de estrés, carga de trabajo,
etc. Se puede valorar un posible rechazo del método, valorar otros preparados o vías de
administración, comprobar mejoría si se suspende el tratamiento y recomendar si persiste
terapia sexual o consulta psicológica.
i) Infecciones urinarias
Tras unos meses de uso está descrito un aumento de la tasa de infecciones del tracto
urinario que parece dependiente de la dosis del estrógeno.
j) Sangrado disfuncional
Los sangrados intermenstruales se presentan con mayor frecuencia en los primeros ciclos,
cuestión ésta que es necesario advertir a la usuaria para evitar abandonos. En general y
para la vía oral son más frecuentes cuanto más baja es la dosis de estrógenos del
preparado. Para las nuevas vías de administración a pesar de las bajas dosis de estrógenos
está documentado un buen control del ciclo.
k) Amenorrea
Menstruación silente. Generalmente es consecuencia de la escasa proliferación endometrial
cuando hay un predominio de la acción gestagénica sobre la estrogénica. Se produce en un
1% de los ciclos en el primer año de uso y entre un 2 -10% tras varios años de uso.
Podemos recomendar aumentar las dosis de estrógenos, ya sea en preparados combifásicos
o monofásicos, o bien aconsejar un ciclo libre de toma para permitir la proliferación
endometrial.
l) Amenorrea post píldora
Es la amenorrea que aparece tras suspender la toma de preparados hormonales
combinados, su incidencia es de aproximadamente 1% (más o menos como la incidencia de
amenorrea secundaria en no usuarias de preparados hormonales combinados), se debe
descartar un embarazo y si persiste más de 6 meses hacer estudio de amenorrea
secundaria.
m) Colelitiasis
Los estrógenos poseen propiedades litogénicas, incrementando la secreción biliar de
colesterol y su índice de saturación.
n) Colostasis
Puede ocurrir en el transcurso de los primeros meses de uso y se manifiesta por prurito e
hiperbilirrubinemia conjugada.
9
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
3.3. Efectos adversos mayores
a) Tromboembolismo Venoso (TEV)
El riesgo relativo (RR) de TEV en las usuarias de anticonceptivos hormonales combinados es
de 3 a 4,5 según la composición hormonal, siendo mayor el riesgo durante el primer año de
uso, ligeramente mayor para preparados que contienen gestágenos de 3ª generación (GSD
y DSG), respecto al LNG y claramente inferior al observado en la población general de
mujeres gestantes.
El riesgo de TEV puede estar condicionado por predisposición genética, así mutaciones en
los genes que codifican para la antitrombina III, las proteínas C y S o la protrombina
G20210 multiplican el riesgo de TEV en las usuarias de anticonceptivos hormonales
combinados. También la mutación del Factor V, denominada factor V de Leiden, presente en
el 3–4 % de la población Europea, multiplica por 30 el RR en portadoras heterocigóticas y
por 80 en portadoras homocigóticas.
Antes de proceder a la prescripción de un anticonceptivo hormonal combinado debe
realizarse una adecuada anamnesis en busca de antecedentes personales o familiares de
trombosis repetidas, en edades precoces o localizaciones atípicas; si existen se debe realizar
un estudio de trombofilia para determinar si existe predisposición genética y si es positivo
contraindicar la administración.
b) Tensión arterial
La hipertensión arterial inducida por la toma de anticonceptivos hormonales orales es poco
frecuente, afecta al 5 % de las usuarias independientemente del tipo de preparados. Se ha
explicado por la activación del sistema renina/angiotensina aldosterona y suele ocurrir en
los primeros 6 meses de uso.
Los estados hipertensivos del embarazo no son predictores de riesgo, ni las mujeres que
desarrollan hipertensión por el tratamiento tienen más riesgo de preeclampsia.
La toma de la tensión arterial es requisito imprescindible para la prescripción, ya que la
hipertensión arterial es un factor de riesgo fundamental para accidentes vasculares
arteriales.
La historia de hipertensión controlada en la actualidad, sin otros factores de riesgo, ni
antecedentes de enfermedad cardiovascular, y con estricto seguimiento de la misma no es
una contraindicación para la toma de anticonceptivos hormonales orales de baja dosis.
c) Infarto Agudo de Miocardio (IAM)
El tabaco es uno de los mayores factores de riesgo para sufrir un infarto. Antes de la
prescripción es necesario estudiar otros factores de riesgo como: la hipertensión arterial, la
hiperlipidemia, la diabetes mellitus, la fiebre reumática y la historia familiar.
Las mujeres que no fuman y no tienen otros factores de riesgo como hipertensión, no tienen
aumentado el riesgo de padecer IAM.
10
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
d) Accidente Cerebrovascular Agudo (AVC)
El factor de riesgo más importante para el AVC es la hipertensión, las mujeres fumadoras
tienen el doble de riesgo de padecer AVC. Este riesgo es dosis dependiente.
Los estudios recientes apoyan la hipótesis de que es la presencia de otros factores de riesgo
lo que modifica el riesgo entre usuarias de anticonceptivos hormonales combinados, de no
existir aquellos los trastornos cardiovasculares no causan mayor morbilidad y mortalidad
entre las usuarias. Hay evidencia de que existe un significativo aumento del riesgo tanto de
IAM como de AVC con la asociación de anticonceptivos hormonales combinados, tabaquismo
e hipertensión arterial.
El metaanálisis de Khader (2003) no ha demostrado un aumento de riesgo para preparados
con 20 microgramos de EE y gestágenos de tercera generación.
La relación entre cefaleas migrañosas, toma de anticonceptivos hormonales combinados y
AVC es controvertida; no existe contraindicación para el tratamiento en migrañas sin aura,
sin otros factores de riesgo pero en migrañas de larga evolución se debe descartar
periódicamente la presencia de otros factores de riesgo adicionales.
e) Cáncer de mama
Según datos del metaanálisis del Grupo Colaborativo publicados en 1996, se aprecia un muy
discreto aumento del RR que se estima en 1.24 (1,15 – 1,33) limitado a usuarias de < de
40 años, que iniciaron la toma antes de los 20 años y mantuvieron el tratamiento más allá
de 5 años. Los cánceres diagnosticados tienen mejor pronóstico, por ser más localizados en
comparación con los diagnosticados en no usuarias. El riesgo desaparece tras 10 años del
cese de la toma. La escasa incidencia de la enfermedad en esos grupos de edad hace que el
impacto sobre la cifra absoluta sea muy poco significativo.
Estudios más recientes no han evidenciado un aumento de riesgo global para cáncer de
mama.
No existen evidencias de que los riesgos sean diferentes para usuarias con antecedentes
familiares de cáncer de mama o portadoras de mutaciones genéticas que condicionan mayor
incidencia de cáncer de mama.
f) Cáncer de cérvix
Existe un riesgo aumentado de 1,3 -1,8 veces de carcinoma in situ e invasivo en usuarias a
largo plazo, más de 5 años, pero este aumento de riesgo existe sólo en mujeres con
infección persistente por el Virus del Papiloma Humano. La evidencia más actual refiere que
los anticonceptivos hormonales pueden actuar como cofactores o facilitadores en la
carcinogénesis en presencia de infección HPV.
No existe contraindicación para el uso de anticonceptivos hormonales combinados en
mujeres que tuvieron una neoplasia intraepitelial cervical aunque se realizará tratamiento
mediante conización.
11
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
4. CRITERIOS DE ELEGIBILIDAD
La Organización Mundial de la Salud en base a la evidencia disponible ha desarrollado 4
categorías en función de que no existan restricciones al uso (Categoría 1), las ventajas de
uso superen a los riesgos (Categoría 2), los riesgos generalmente superen los beneficios
(Categoría 3) o se contraindique (Categoría 4).
Los anticonceptivos hormonales combinados no deben ser usados, es decir, están
contraindicados en las siguientes situaciones:
Categoría 4
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Lactancia materna en las primeras 6 semanas.
Tabaquismo de más de 15 cigarrillos/día en mayores de 35 años.
Obesidad >40 IMC.
Múltiples factores de riesgo cardiovascular (edad, tabaco, diabetes, hipertensión,
perímetro cintura >88 cm.)
Hipertensión arterial no controlada: sistólica mayor de 160 mm Hg o diastólica
mayor de 100 mm Hg.
Antecedentes personales de trombosis venosa profunda (TEV) o embolismo
pulmonar (EP).
TEV/EP actual.
Cirugía mayor con inmovilidad prolongada.
Trombofilia familiar diagnosticada: situaciones en las que existen mutaciones de
genes con carácter trombogénico.
Cardiopatía isquémica.
Ictus isquémico.
Valvulopatía complicada con hipertensión pulmonar, fibrilación auricular, historia de
endocarditis o prótesis metálicas.
Diabetes Mellitus de más de 20 años de evolución o asociada con vasculopatía,
neuropatía o nefropatía.
Cefaleas migrañosas con aura.
Migraña sin aura en mayores de 35 años continuadoras.
Historia actual de cáncer de mama (últimos 5 años).
Hepatitis viral activa.
Cirrosis descompensada.
Adenoma hepático o hepatocarcinoma.
Podría considerarse su uso aunque los riesgos superen los beneficios sólo cuando no hay
otras opciones disponibles o éstas no son aceptadas en las siguientes circunstancias:
Categoría 3
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Lactancia materna entre las 6 semanas postparto y los 6 meses.
Postparto inmediato sin lactancia (primeras 3 semanas).
Tabaquismo de menos de 15 cigarrillos/día en mayores de 35 años.
Edad mayor de 35 años y sin fumar menos de un año.
Obesidad 35-39 IMC.
Hipertensión controlada.
Hipertensión no controlada sistólica de 140-159 mm Hg o diastólica de 90-99 mm
Hg.
Inmovilidad no relacionada con la cirugía.
Sospecha de trombofilia por antecedente personal no filiado, antecedente familiar de
primer grado < 45 años o localización atípica.
Ictus hemorrágico.
12
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
•
•
•
•
•
•
•
•
Hiperlipemia con otros factores de riesgo.
Migraña sin aura en menores de 35 años continuadoras.
Migraña sin aura en mayores de 35 años iniciadoras.
Historia anterior de cáncer de mama (antes de los últimos 5 años).
Enfermedad vesicular activa actual y/o en tratamiento médico.
Historia de colestasis asociada a la toma de previa de AH.
Cirrosis hepática compensada.
Toma de fármacos como rifampicina o anticonvulsivos.
En todas las demás situaciones o bien no hay restricciones (Categoría 1) o las ventajas
sobrepasan los riesgos (Categoría 2).
5. REQUISITOS IMPRESCINDIBLES PARA LA PRESCRIPCIÓN
a) Anamnesis Orientada
La anamnesis es el pilar fundamental en el que asienta la prescripción de un anticonceptivo
hormonal. Debe incluir historia familiar, historia personal, síntomas y antecedentes
médicos, con especial atención a factores de riesgo cardiovascular, historia obstétrica, grado
de conocimientos sobre anticoncepción y anticoncepción anterior e historia sexual.
Tiene por objeto conocer el estado de salud y la existencia de factores de riesgo o
patologías, si existen contraindicaciones, indicaciones y/o situaciones concretas que
aconsejen el empleo, así mismo permite identificar necesidades y valorar la motivación y el
grado de aceptabilidad hacia el empleo del método.
Para que ello sea posible la anamnesis no debe ser un interrogatorio, ni una simple recogida
de datos. En realidad la anamnesis forma parte de un proceso más amplio denominado
Consejo Anticonceptivo entendido éste como una práctica sanitaria que permite, mediante
un proceso de comunicación bidireccional, identificar necesidades, opiniones, deseos y
preferencias de las potenciales usuarias para poder hacer una selección informada y libre de
uno o varios métodos anticonceptivos.
b) Toma de TA
c) Información
No debemos olvidar que al margen de la aceptabilidad y la motivación de una usuaria hacia
un método anticonceptivo concreto, el cumplimiento está condicionado también no sólo por
la información correcta sino por el grado de conocimiento del método seleccionado. Estos
factores influyen además en la percepción de seguridad que la usuaria tendrá con el empleo
del método facilitando la continuidad del tratamiento, de ahí su importancia. Se debe
informar sobre:
•
•
•
•
•
•
•
Eficacia e importancia del cumplimiento y del uso continuado.
Relación riesgos beneficios (Categorías 2 y 3) y contraindicaciones (categoría 4).
Qué tipos de preparados y qué vías de administración hay disponibles y sus
características.
Normas de uso o modo de empleo del preparado seleccionado.
Efectos beneficiosos.
Necesidad de visitas de seguimiento: Con qué frecuencia, porqué y cómo acceder.
Eliminar creencias erróneas, dudas o preocupaciones: Aumento de peso, fertilidad
posterior, descansos, etc.
13
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
•
•
•
Informar sobre posibles efectos secundarios y qué hacer si se presentan alguno de
los más frecuentes: sangrados, medicación asociada, mal cumplimiento, etc.;
insistiendo en no abandonar sin consultar. La accesibilidad al método anticonceptivo
y al sistema sanitario son también garantías del cumplimiento.
Consejo doble protección sobre todo en adolescentes.
Facilitar un teléfono de contacto y un horario para consultas telefónicas facilita el
cumplimiento y evita abandonos.
5.1. Requisitos recomendables aunque no imprescindible para la prescripción
a) Exploración genital y mamaria
b) Citología
Generalmente se realizan antes de la prescripción, pero pueden realizarse en cualquier
momento próximo a la prescripción. Estos exámenes son muy importantes para la salud de
todas las mujeres, tanto usuarias como no usuarias, pero generalmente no aportan
información para identificar qué mujeres no deben usar estos preparados, además pueden
reducir el acceso a una anticoncepción eficaz, sobre todo en mujeres más jóvenes, y pueden
reforzar la percepción de que los anticonceptivos hormonales son peligrosos. Por ello en
mujeres jóvenes sanas pueden posponerse y no se consideran requisitos imprescindibles
previos a la prescripción. Se deben seguir los mismos criterios que en la población general.
c) Determinaciones analíticas
Es un tema cada vez más controvertido la realización de analíticas rutinarias en mujeres
sanas como requisito previo a la prescripción de un anticonceptivo hormonal combinado, la
evidencia disponible informa de que esta práctica no está relacionada con el uso más seguro
y eficaz del tratamiento.
En mujeres de más de 35 años con factores de riesgo para enfermedad cardiovascular se
aconseja realizar determinación de perfil lipídico: triglicéridos, colesterol total, HDL, LDL,
Glucemia y perfil hepático.
Si existen antecedentes en familiares menores de 50 años de TEV se debe hacer un estudio
de trombofilia que incluya al menos: antitrombina III, Proteínas C y S, Resistencia a la
proteína C activada y Factor V de Leiden, siendo en estos casos esta determinación un
requisito imprescindible previo a la prescripción. En el resto de casos no es procedente la
realización de ninguna de estas determinaciones.
5.2. Seguimiento: Controles sucesivos recomendables
a) Primer control entre los 3-6 meses:
•
•
•
•
•
Valoración de aceptabilidad y cumplimiento.
Valoración de efectos secundarios.
Información sanitaria: Aclarar dudas y resolver problemas de manejo.
Medida de TA e índice de masa corporal (IMC).
Información sobre visitas de seguimiento sucesivas.
14
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
b) Controles Anuales:
•
•
•
•
•
Actualizar anamnesis: reevaluar factores de riesgo, estilos de vida y estado de salud.
Valoración de aceptabilidad y cumplimiento.
Valoración de efectos secundarios.
Medida de TA e IMC.
Informar sobre visitas sucesivas y motivos de consulta.
Los cuidados preventivos de salud como la citología, examen mamario o solicitud de
mamografía, deben realizarse con la periodicidad establecida en los programas de salud.
La conferencia de consenso sobre prescripción y manejo de anticoncepción hormonal oral de
la SEC de 1997 recomienda:
•
•
Usuarias de más de 35 años: Exploración abdominal y exploración pélvica y citología
cada 3 años. Mamografía a partir de los 40 años.
Usuarias de menos de 35 años: Exploración abdominal y exploración pélvica y
citología cada 3-5 años.
c) Para los controles analíticos recomienda:
•
•
•
Colesterol total, HDL, triglicéridos y Glucemia.
Usuarias de más de 35 años pueden realizarse anualmente.
Usuarias de menos de 35 años pueden realizarse cada 3-5 años.
6. INFORMACIÓN ESPECÍFICA DE CADA VÍA DE ADMINISTRACIÓN: PAUTAS DE
ACTUACIÓN ANTE PROBLEMAS DE CUMPLIMIENTO Y EFECTOS ADVERSOS
Existen muchos aspectos que son comunes para las distintas vías de administración sobre la
información que se debe suministrar a la usuaria.
Tanto la píldora, como el anillo vaginal y el parche son métodos anticonceptivos
hormonales, es decir medicamentos, con una alta eficacia anticonceptiva, que no
comprometen la fertilidad posterior. La eficacia anticonceptiva depende del cumplimiento
y de la continuidad de uso.
Eliminar algunos mitos más comunes: No producen esterilidad tras el abandono del uso,
ni aumentan las posibilidades de gemelaridad, no se ha demostrado teratogenicidad en los
casos en que se ha utilizado de forma accidental durante el embarazo. Generalmente no
engordan ni producen acné.
Informar de las ventajas adicionales no contraceptivas como control del ciclo, mejora
de la dismenorrea y disminución del sangrado menstrual. Así como de las sólidas evidencias
de disminución de riesgo para determinados tipos de cánceres ginecológicos entre otras
muchas ventajas. Informar sobre los riesgos.
No son métodos útiles en la prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual, por lo que
si se necesita prevención en este sentido debe recomendarse el uso del preservativo,
sobre todo en mujeres más jóvenes.
15
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
Se debe advertir sobre la posibilidad de efectos secundarios menores más frecuentes:
•
•
•
Sangrados interciclo, que no comprometen la eficacia ni la seguridad del método.
Si persisten en el tercer ciclo o aumentan en intensidad a lo largo de los primeros
meses de uso se debe hacer una valoración para descartar patología (poco probable)
o cambiar de preparado o de vía de administración.
Menstruación silente. Se debe tranquilizar, asegurarse de un buen cumplimiento.
Si hay dudas descartar un embarazo y continuar con el uso normal del método. Si es
reincidente se puede descansar un ciclo para permitir la recuperación del endometrio
o aumentar la dosis de estrógenos sobre todo en caso de usar preparados con muy
baja dosis de estrógenos.
Aunque es poco frecuente los primeros meses pueden aparecer nauseas, mareos,
mastalgia, cefalea, etc., que generalmente son leves y tienden a desaparecer a
partir del tercer mes. Si generan mucha inquietud se debe ofertar una consulta para
valoración.
No está justificado, porque no aportan ventajas adicionales y pueden conllevar un
embarazo no deseado, el realizar periodos de descanso tras un tiempo de uso.
Algunos medicamentos pueden disminuir la eficacia anticonceptiva, por lo que es
necesario utilizar medidas adicionales si se usan conjuntamente:
•
•
•
Antibióticos: derivados de la penicilina, griseofulvina, rifampicina y tetraciclinas.
Amoxicilina y doxiciclina orales no parecen tener interacción con los anillos vaginales.
En los últimos criterios de elegibilidad de la OMS, los ACOs de baja dosis aparecen
también en la categoría 1 (no disminuyen eficacia) respecto a interferencia con
antibióticos distintos a rifampicina (cat. 3) y griseofulvina (cat.2).
Anticonvulsivantes: fenobarbital, primidona, fenitoína, carbamacepina y etosuximida.
Hipnótico sedantes: clorpromacina.
Es muy útil complementar la información con material escrito para leer en casa, que
contenga una información sencilla y asequible.
Es muy importante facilitar un teléfono de consultas y ofrecer servicios de puertas
abiertas para resolver dudas que eviten abandonos y mal cumplimiento.
Destacar la importancia del personal de enfermería en el proceso informativo, en el
seguimiento y en la resolución de problemas relacionados con el cumplimiento, la
aceptabilidad o la tolerancia.
6.1. Vía Oral
Se deben utilizar siempre de forma inicial dosis de EE iguales o inferiores a 35 mcgr. La
agencia Europea del medicamento advierte del teórico aumento de riesgo de
patología tromboembólica venosa en el primer año de uso con los llamados
gestágenos de tercera generación (Gestodeno o Desogestrel), por lo que en nuevas
usuarias puede ser recomendable iniciar con un gestágeno de 2ª generación.
Los gestágenos de tercera generación (Gestodeno y Desogestrel) tienen una escasa
influencia sobre el metabolismo lipídico por lo que si no existen factores de riesgo para
enfermedad cardiovascular no hay bases sólidas para no recomendarlos.
No hay diferencias significativas ni en seguridad ni en efectos secundarios entre
preparados multifásicos y monofásicos.
16
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
El mejor preparado en usuarias que solicitan reiniciar la toma es el que habían usado
previamente con buena tolerancia o uno de similares características si aquel era
superior a 35 mcgr de etinilestradiol.
No ofrece ventajas cambiar un preparado que se está utilizando en la actualidad si es
bien aceptado y bien tolerado salvo que este contenga dosis de EE mayores de 35 mcgr. o
en su composición aparezca acetato de ciproterona y se use exclusivamente como
anticonceptivo.
Informar sobre el preparado seleccionado y modo de empleo: Existen preparados
con 21 comprimidos que se usan durante 3 semanas seguidas y descansando una semana
en la que aparece el sangrado por deprivación, y existen también preparados, en muchos
casos con la misma dosificación y composición, para uso continuado sin intervalos libres de
toma, que teóricamente mejoran el cumplimiento o al menos evitan la prolongación de la
semana de descanso, en los que el sangrado por deprivación ocurre durante la toma de los
comprimidos placebo.
Se debe comenzar la toma del preparado el primer día del ciclo (primer día de sangrado
menstrual) siendo efectivo desde ese momento. Es importante para el buen
cumplimiento aconsejar tomar el preparado en el mismo momento del día y acompañar la
toma de alguna actividad que se realice de forma sistemática en ese momento para
evitar olvidos. También puede comenzarse entre el primero y el quinto día del ciclo pero
en este caso se debe usar durante 7 días de protección adicional.
Si existen olvidos menores de 12 horas, se tomará la pastilla olvidada sin más. Si el
olvido es mayor de 12 horas se tomará la pastilla olvidada cuanto antes y se seguirá con
la toma normal pero se utilizará un método alternativo durante los siguientes siete
días de la toma. Lo más importante es no superar el intervalo libre de toma de siete días.
Pueden modificarse el momento de aparición de la regla tomando comprimidos de
más o disminuyendo la semana de descanso.
Existen situaciones de tipo médico como la migraña menstrual, algunas mastalgias, la
dismenorrea, o de tipo práctico en las que puede eliminarse la semana de descanso
(o la toma de píldoras placebo) entre 2 o 3 envases.
Los vómitos y diarreas pueden comprometer la eficacia del método es necesario informar
de repetir la toma si ocurren tras las 2-4 horas de la toma de la pastilla. Si persisten es
necesario utilizar un método adicional al menos durante 7 días.
Los síntomas relacionados con el efecto de los estrógenos pueden mejorarse
disminuyendo la dosis de éstos: nauseas, vómitos, mastalgia, vértigos, tensión
premenstrual, aumento del flujo vaginal, irritabilidad, aumento de peso premenstrual. Otros
síntomas pueden requerir aumentar la dosis de estrógenos: sequedad vaginal, aumento
de peso, cambios desfavorables en la líbido, hirsutismo, seborrea, etc.
6.2. Vía Transdérmica
Es necesario considerar que los parches anticonceptivos son un método a base de
hormonas sintéticas, y mientras no haya evidencia en contra se deben mantener las
mismas precauciones y contraindicaciones en la prescripción que para los
preparados por vía oral.
17
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
Es posible que el cumplimiento sea mejor que con la vía oral al evitar la administración
diaria.
Se utiliza colocando 1 parche semanal durante 3 semanas consecutivas con una semana de
descanso en la que aparece el sangrado menstrual.
Se coloca el primer parche el primer día del sangrado menstrual, ese día de la semana será
en el que hay que cambiar los parches en lo sucesivo y el día que comenzará la semana de
descanso tras la aplicación de los 3 parches.
Los parches deben colocarse alternando diversos lugares del organismo para evitar
sensibilización al pegamento (hombro, brazo, muslo, abdomen; nunca en mucosas ni en el
pecho)
Debe evitarse la utilización de cosméticos o hidratantes en el lugar donde va a
colocarse el parche para evitar que se despegue.
Pueden efectuarse cambios en la menstruación de modo que para adelantar ésta se
puede acortar el tiempo de uso del segundo parche. Para retrasarla se puede mantener el
tratamiento con parches activos hasta un máximo de 6 semanas.
Si se olvida cambiar un parche: Al inicio del ciclo, se debe poner un nuevo parche y
considerar, desde ese momento ése como el nuevo día de cambio semanal. En la mitad del
ciclo (más de siete días), se cambia el parche y no es necesario tomar medida adicionales si
el intervalo transcurrido es menor de 2 días (48 h); si se olvida cambiarlo durante más
de 2 días se deberá cambiar de todos modos y utilizar otra forma de anticoncepción durante
7 días y considerarlo como nuevo día de cambio semanal.
El tratamiento no pierde su eficacia si un parche
pasado menos de 24 horas. En este caso se coloca
referencia para los cambios ese día de la semana. Si se
24 horas, se debe colocar otro lo más pronto posible
adicionales durante 7 días.
se pierde o se despega y han
un nuevo parche y se sigue como
tienen dudas o han pasado más de
y utilizar medidas anticonceptivas
Los vómitos y diarreas no comprometen la eficacia con esta vía de administración.
6.3. Vía Vaginal
Es necesario considerar que los anillos vaginales son un método a base de hormonas
sintéticas, como la píldora, y mientras no haya evidencia en contra se deben mantener las
mismas precauciones y contraindicaciones en la prescripción.
Es muy importante informar a las usuarias de que no es un método de barrera y que por
tanto su ubicación en la vagina siempre que no moleste es correcta.
Se utiliza colocando 1 anillo dentro de la vagina donde permanecerá durante 3 semanas tras
las cuales se retira para hacer un intervalo de descanso de una semana en la que aparece el
sangrado menstrual.
Se puede colocar el primer anillo entre el primer y el quinto día del sangrado menstrual,
se recomienda usar anticoncepción adicional durante los primeros 7 días del primer ciclo de
tratamiento si no se ha colocado el anillo el primer día de la regla.
18
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
La eficacia del método no se ve comprometida si se retrasa la retirada del anillo hasta
7 días, de modo que si se olvida retirar el anillo no hay que hacer nada especial si
han pasado menos de 7 días.
Pueden efectuarse cambios en la menstruación de modo que para adelantar ésta se
puede acortar el periodo de 7 días de descanso y para retrasarla se puede mantener el
anillo hasta 7 días más o si se precisan más días de retraso, colocar un nuevo anillo
inmediatamente después de la retirada del anterior y mantenerlo colocado tantos días como
queramos retrasarla.
Si el anillo se cae o se sale puede lavarse con agua templada y volver a colocarlo en la
vagina, las retiradas de menos de 3 horas no tienen trascendencia en la eficacia o en el
control del ciclo. Si se retira el anillo por más de tres horas, se debe utilizar método
adicional durante los siguientes siete días.
Los vómitos y diarreas no comprometen la eficacia con esta vía de administración.
7. BIBLIOGRAFÍA
(1) Calaf J, Manual básico de Anticoncepción. 3ª Ed. Masson . 2005: 91-107.
(2) Colaborative Group on Hormonal Factors in Breast Cancer. Breast cancer and hormonal
contraceptives. Lancet, 1996;347:1713-27.
(3) Coll i Capdevila C, Anticoncepción hormonal. En Tratado de Ginecología, Obstetricia y
Medicina de la Reproducción (2) Ed. Panamericana 2003:1464-1477.
(4) Coll i Capdevila C, Contracepción hormonal y prevención del cáncer ginecológico. Rev.
Ibe. Fert.Repr. Hum. 2004; Nº Esp. 7ºCongr. SEC.19-21.
(5) Conferencia de Consenso sobre “Actualización en el manejo clínico de
anticonceptivos hormonales”. Sociedad Española de Contracepción. Aranjuez, 2005.
los
(6) Dieben TOM., Roumen MJ., Apter D. Efficacy, cycle control and user acceptability of a
novel combined contraceptive vaginal ring. Obstet Gynecol 2002; 100: 585-593.
(7) Gallo MF, Grimes DA, Schulz KF, Skin patch and vaginal ring versus combined oral
contraceptives for contraception (Cochrane Review). Cochrane Database Syst Rev 2003;
(1): CD003552.
(8) Grupo Internacional para Asesoramiento Médico de la IPPF (IMAP). Declaración del IMAP
sobre métodos anticonceptivos Hormonales. Bol Med IPPF. 2002; 36(5) 1-8.
(9) Gupta S. Anticonceptivos orales combinados con dosis muy baja de estrógeno Bol Med
IPPF 2003; 37(4):2-4.
(10) Khader YS, Rice J, John L, Abueita O. Oral contraceptives use and the risk of
Myocardial infarction: a meta-analysis. Contraception 2003; 68: 11-17.
(11) Kuohung W, Borgatta:, Stubblefield P. Low-dose oral contraceptives and bone
mineral density: An evidence-based analysis. Contraception 2000; 61:77-82.
(12) Manual de Anticoncepción Hormonal Oral. Grupo de trabajo sobre anticoncepción oral
Sociedad Española de Contracepción. Zaragoza. 1997.
19
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18
(13) Marchbanks PA, McDonald JF, Wilson HG, Folger SG, Mandel MG et al. Oral
contraceptive and the risk of breast cancer. N.Engl J Med 2002 27;346:2025-2032.
(14) Medical Eligibility criterial for contraceptive use. Third edition, 2004 Reproductive
Health and Research. World Health Organization, Geneva.
(15) Moreno V, Bosch FX., Muñoz N, et al. International Agency for Research on Cancer.
Multicentric Cervical Cancer Study Group. Effect of oral contraceptives on risk of cervical
cancer in women with human papilomavirus infection: the IARC multicentric case-control
study. Lancet 2002; 359:1085-1092.
(16) MoodleyJ. Conbined oral contraceptives and cervical cancer. Curr Opin Obstet
Gynecol. 2004; 16: 27-29.
(17) Mulders TMT Dieben TOM, Use of the novel conbined contraceptive vaginal ring
Nuvaring for ovulation inhibition Fertil Steril 2001: 75:865-870.Prescripcion y manejo de
anticonceptivos hormonales orales. Conferencia de Consenso de la Sociedad Española de
Contracepción. Madrid. Aula Médica Ediciones; 2000.
(18) Rossenberg L, Palmer JR, Rao RS et al . Case control study of oral contraceptive use
and risk of breast cancer. Am J Epidemiol 1996; 143:25.
(19) Roumen MJ., Apter D., Mulders TMT., Dieben TOM. Efficacy, tolerability and
acceptability of a novel contraceptive vaginal ring releasing etonogestrel and Ethinyl
estradiol.Hum Reprod.2001; 16:.469-475.
(20) Royar J, Becher H, Chang-Claude J. Low-dose oral contraceptives: protective effect
on ovarian cancer risk. Int J Cancer 2001; 95: 370-374.
(21) Sánchez Borrego R., Martínez O.,eds Guía Práctica de Anticoncepción Oral Basada en
la Evidencia. Emisa. Madrid; 2003.
(22) Smith JS, Green J, Gerrington de Gonzalez A, ApplebyP, PetoM, Plumier M,
Franceschi S, Beral M.: Cervical cancer and use of hormonal contraceptives: systematica
review. Lancet 2003 Apr 5; 361, 1159-67.
(23) Speroff L,Glass R, Kase N.:Endocrinología ginecológica e Infertilidad.6ª Ed.2000;867926.
(24) World Health Organization. Oral contraceptives and neoplasia. Report of a WHO
Scientific Group. World Health Organization.Technical Report Series 817. FGeneva:
World Health Organization, 1992.
(25) Zieman M., Guillebaud M., Weisberg E. et al. Contraceptive efficacy and cycle control
with Evra transdermal system: The analysis of pooled data. Fertil steril 2002; 77(supl
2): 13-18.
«Los Protocolos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia pretenden contribuir al
buen quehacer profesional de todos los ginecólogos, especialmente de los más alejados de
los grandes hospitales y clínicas universitarias. Presentan métodos y técnicas de atención
clínica aceptadas y utilizadas por especialistas en cada tema. Estos protocolos no deben
interpretarse de forma rígida ni excluyente, sino que deben servir de guía para la atención
individualizada a las pacientes. No agotan todas las posibilidades ni pretenden sustituir a los
protocolos ya existentes en departamentos y servicios hospitalarios».
20
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
Pº de la Habana, 190 Bajo (28036) Madrid. E-mail: sego@sego.es | Tel.: 91 350 98 16 | Fax: 91 350 98 18