La verdad sobre las pruebas de evaluación externa

infórmate
Síguenos en
www.feccoo-madrid.org
LA VERDAD SOBRE LAS PRUEBAS
DE EVALUACIÓN EXTERNA
DI QUE… ¡NO!
14 ABRIL: C.D.I. EN 3º DE E.S.O.
5 MAYO: NUEVA PRUEBA L.O.M.C.E. EN 3º DE PRIMARIA
12 MAYO: C.D.I. EN 6º DE PRIMARIA
Pruebas CDI en este curso 2014/2015
Desde el curso escolar 2004-2005, la
Consejería de Educación viene llevando a
cabo una serie de pruebas externas. Entre
ellas se encuentra la realización anual de la
Prueba de Conocimientos y Destrezas
Indispensables (CDI), para todos los
alumnos y alumnas de sexto curso de
Educación Primaria de la Comunidad de
Madrid desde el año académico 2004-2005
hasta el curso escolar actual. También se
realiza la Prueba de Lectura, Escritura y
Aritmética (LEA) para todo el alumnado de
segundo curso desde el año académico
2010-2011. En el presente curso escolar
2014-2015, se añade la Prueba de
evaluación de las competencias y
conocimientos adquiridos por el alumnado
de tercer curso de Educación Primaria, que
prescribe la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de
mayo, de Educación, modificada por la Ley
Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la
Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), en
su artículo 20.3.
La Consejería de Educación ha
programado la realización de la prueba CDI
de 3º de ESO para el próximo 14 de abril,
la de CDI de 6º de Primaria para el 12 de
mayo y la nueva establecida por la
LOMCE para 3º de Primaria para el 5 de
mayo. Las dos primeras son dispuestas
directamente por la Comunidad de Madrid
y la tercera se trata de una aplicación de la
LOMCE (norma básica estatal), en su primer
curso de implantación.
CCOO RECHAZA LAS PRUEBAS CDI,
CCOO EXIGE SU RETIRADA
CCOO EXIGE QUE SE DEPUREN
RESPONSABILIDADES POR LA
INEFICACIA, PENURIA PEDAGÓGICA,
FALTA DE IMAGINACIÓN DE LAS
PRUEBAS Y EL USO
‘TORTICERAMENTE’ INTERESADO DE
LOS DATOS
http://feccoo-madrid.org
marzo 2015
La verdad sobre las pruebas de evaluación externa
LAS PRUEBAS C.D.I. DE LA
COMUNIDAD DE MADRID
T Las características de la prueba de 6º
de Primaria
Estas pruebas son muy conocidas por el
alumnado, las familias y el profesorado. En
el presente curso están reguladas por
sendas resoluciones, que establecen una
serie de aspectos: la RESOLUCIÓN de 23
de febrero de 2015, de las Viceconsejerías
de Educación, Juventud y Deportes y de
Organización Educativa, por la que se dictan
instrucciones para la celebración de la
prueba de conocimientos y destrezas
indispensables (CDI) de los alumnos de
sexto curso de Educación Primaria de la
Comunidad de Madrid, en el año académico
2014-2015; y la RESOLUCIÓN de 16 de
febrero de 2015, de las Viceconsejerías de
Educación, Juventud y Deporte y de
Organización Educativa, por la que se dictan
instrucciones para la celebración de la
Prueba de Conocimientos y Destrezas
Indispensables (CDI) de los alumnos del
tercer curso de Educación Secundaria
Obligatoria y del primer curso del Programa
de Diversificación Curricular de la
Comunidad de Madrid, en el curso 20142015.
Los alumnos y alumnas habrán de escribir
al dictado y responder a preguntas
relacionadas con un texto y a otras de
cultura general y de Matemáticas.
T Los [email protected]
Están destinadas a todo el alumnado que
esté realizando el 6º curso de Educación
Primaria, o 3º de ESO o el primer curso del
Programa de Diversificación Curricular en
cualquier centro de la Comunidad de
Madrid. Es decir, tienen un carácter censal.
Está exento el alumnado que se halle en un
Aula de Enlace y se establece un tratamiento
especial para el alumnado con necesidades
educativas especiales, con dislexia,
Dificultades Específicas de Aprendizaje
(DEA) y Trastorno por Déficit de Atención e
Hiperactividad (TDAH) (Artículo 2).
-2-
La prueba se estructura en dos partes:
u Primera parte (A), con una duración de
una hora: Dictado. Comprensión de un texto
escrito. Preguntas de cultura general.
Segunda parte (B), con una duración de
cuarenta
minutos:
Preguntas
de
Matemáticas.
u
T Las características de la prueba de 3º
de ESO/1º de Diversificación
Primera parte (A): Matemáticas. El
alumnado dispondrá de una hora y treinta
minutos para su realización. Constará de 10
ejercicios y 2 problemas con varias
cuestiones.
u
Segunda parte (B): Lengua Castellana.
El alumnado dispondrá de una hora y treinta
minutos para su realización. Constará de
dos ejercicios:
u
• La escritura de un texto al dictado.
• Comentario de texto: respuesta a
varias cuestiones relacionadas con un texto
dado, literario o no.
Responsables de la aplicación de la
prueba propiamente dicha
Para la prueba de 6º de Primaria, con
carácter preferente, los profesionales que
van a aplicar la prueba son los orientadores
y orientadoras con destino en los centros
(Departamentos de Orientación), en los
Equipos de Orientación Educativa y
Psicopedagógica (EOEP) o en los Equipos
de Atención Temprana (EAT). Pueden ser
u
también maestros y maestras especialistas
en Pedagogía Terapéutica así como en
Audición y Lenguaje de centros públicos o,
en su caso, de centros privados
concertados. Se estipula la colaboración de
los tutores de los grupos de sexto curso de
Educación Primaria dando lectura al dictado
y estado presentes en el aula en que se
examine su alumnado, junto con el
aplicador.
Para la Prueba de 3º de ESO/1º de
Diversificación se cuenta preferentemente
con profesorado de las materias de Lengua
Castellana y Literatura, así como
Matemáticas de los institutos de Educación
Secundaria o de los centros privados
concertados, nombrados por la Dirección de
Área Territorial. Los aplicadores no actuarán
en sus centros y serán coordinados por el
Servicio de Inspección de Educación.
Durante la realización de la prueba,
acompañando al aplicador, estará presente
el tutor o tutora del grupo o, en su defecto,
uno de los profesores que imparta docencia
al mismo, preferentemente de materias que
no sean Matemáticas ni Lengua Castellana
y Literatura.
u
En los centros en los que,
excepcionalmente, faltara el profesional
encargado de la aplicación de la prueba,
este será suplido por la jefatura de estudios.
u
T Instrumentos para la aplicación de la
prueba
En la prueba de 6º de Primaria, el
alumnado recibe dos cuadernillos, uno para
cada parte de la prueba. El cuadernillo de la
primera parte tiene un espacio para escribir
el dictado, un texto para su lectura, cinco
preguntas sobre dicho texto y diez
preguntas de cultura general. El cuadernillo
de la segunda parte tiene seis ejercicios y
dos problemas de matemáticas, y un
espacio en blanco suficiente para que el
u
alumno pueda efectuar las operaciones que
necesite.
En la prueba de 3º de ESO/1º de
Diversificación, el alumnado recibirá dos
cuadernillos, uno para cada parte de la
prueba. El cuadernillo correspondiente a la
primera parte tiene 10 ejercicios y 2
problemas de Matemáticas, y la última
página en blanco para las operaciones. El
cuadernillo de la segunda parte tiene un
espacio para escribir el dictado, un texto
para su lectura y las preguntas. En ambos
cuadernillos las preguntas planteadas van
seguidas de un espacio reservado para las
respuestas.
u
Los directores de los centros recibirán,
el día de la celebración de la prueba, de
manos de los aplicadores asignados, el
sobre de remisión de pruebas cerrado, y una
serie de documentos que deben
cumplimentar.
u
T Corrección de la prueba
La corrección de la prueba será
responsabilidad de las Direcciones de Área
Territoriales por comisiones previamente
nombradas
por
los
respectivos
Directores/as de Área. Estas comisiones
serán coordinadas y supervisadas por el
Servicio de la Inspección Educativa.
La prueba de Primaria será corregida por
maestros y maestras que impartan las áreas
de Lengua Castellana y Literatura y de
Matemáticas en quinto y sexto de
Educación Primaria durante el año
académico 2014-2015, tanto en centros
públicos como en centros privados
concertados. En la prueba de Secundaria,
cada parte será corregida por profesorado
especialista en la materia: la primera por
profesorado perteneciente a los cuerpos de
enseñanza secundaria con la especialidad
de Matemáticas, y la segunda por
-3-
La verdad sobre las pruebas de evaluación externa
profesorado que reúna las mismas
condiciones para la especialidad de Lengua
Castellana y Literatura. Puede corregir
también profesorado de la enseñanza
privada concertada.
T Tratamiento
resultados
inmediato
de
los
La Administración educativa facilitará a
cada centro los resultados de sus alumnos,
los del propio centro y los de la Comunidad
de Madrid. De hecho, estos datos serán
públicos.
El director entregará a la familia de cada
alumno un informe con sus calificaciones en
las distintas partes de la prueba y también
las medias del centro y de la Comunidad de
Madrid antes de la finalización de las
actividades lectivas del curso.
Las calificaciones obtenidas por el alumno
deberán consignarse en su expediente
académico y en su historial académico. Es
decir, forman parte de su historial de
calificaciones, con todos los efectos que ello
comporta, puesto que, además, desde la
entrada en vigor de la LOMCE se realiza
nota media tanto de la Educación Primaria
como de la ESO y puede servir para limitar
posibilidades y derechos educativos,
cuando cualquier procedimiento de
concurrencia competitiva es inadmisible y
contrario a derecho en la Educación Básica.
T Horario establecido en la Resolución
Llegada de los aplicadores a los centros:
9:00 horas.
Finalización aproximada de las pruebas en
Primaria: 12:50, y en Secundaria: 14:05
horas.
LA FARSA DE LAS PRUEBAS EXTERNAS
Las pruebas externas pueden socavar a
menudo los aprendizajes relevantes,
fomentando una instrucción superficial 'para
el examen' y considerando los resultados de
las pruebas como fines en sí mismos.
(Stobart).
La Consejería de Educación de la
Comunidad de Madrid vuelve a realizar
sus ya tradicionales pruebas de CDI y la
primera prueba externa impuesta por la
LOMCE
sin
finalidad
clara
"aparentemente" y con una clara falta de
sistematicidad y cientifismo. La semana
anterior, la comunidad educativa ha podido
disponer de información, desde todos los
medios de comunicación, sobre lo
innovador de ciertas experiencias donde se
apuesta por la supresión de exámenes,
horarios y asignaturas, por aulas
espaciosas y por la ausencia de deberes
entre otras muchas medidas. Esto es
insólito, inaudito, inimaginable hasta ahora:
mientras que hay centros que están mirando
hacia el futuro, queriendo educar
integralmente a la ciudadanía, promoviendo
cambios
importantes
que
van
a
proporcionar al alumnado las estrategias de
aprendizaje y la flexibilidad necesarias para
su futuro personal y laboral, poniendo en
práctica y en valor metodologías ya
conocidas e ideadas en la enseñanza
pública hace tiempo, nosotros, en nuestras
aulas, nos dedicamos cada vez más a
"preparar" las pruebas externas, a adiestrar
y amaestrar al alumnado, porque son
nuestra espada de Damocles, abandonando
tareas de enseñanza encaminadas a la
verdadera adquisición de competencia y al
desarrollo integral de nuestro alumnado, que
es el verdadero objeto de la Educación y
nuestra responsabilidad y compromiso.
El profesorado es considerado como
trabajador poco cualificado, se desconfía
-4-
de su ‘preparación’. Se trasmite la idea de
que ‘no son de fiar’ y que, en gran medida,
son responsables de la falta de calidad del
sistema escolar, desviando la atención de la
opinión pública. Se enmascaran cuestiones
sustanciales como la pobreza aplastante, la
desigualdad embrutecedora y los modos
injustos de financiación de la educación
pública que desaparecen de la lista de los
problemas relevantes y de las claves de
explicación. Se justifica el desvío de fondos
a la enseñanza privada, cuyos resultados, en
base a lo que miden la pruebas y por las
condiciones ventajosas de escolarización,
se encuentran en condiciones de privilegio.
Se genera una importante pérdida de
autonomía profesional para ser creativo en
el aula, innovador e imaginativo en la
búsqueda de soluciones a problemas
aprendizaje, socialmente condicionados. Se
relega al profesorado a un papel de técnicos
cuyo único objetivo es la aplicación de una
visión instrumental y restringida del
conocimiento, en el que entrenamiento para
la prueba se convierte en el principal modelo
de enseñanza y aprendizaje.
Los resultados de las pruebas se
convierten, tácitamente, en las medidas
finales de cuestiones pedagógicas tan
importantes, y hoy ausentes, como las
relativas a la responsabilidad cívica,
ciudadanía comprometida, reflexión y
pensamiento crítico que desaparecen del
vocabulario de la reforma educativa y de
este tipo pruebas que hablan de medir la
calidad de la tarea de los centros escolares.
La igualdad, la justicia y la búsqueda de
la verdad ya no se definen como misión
de la educación pública.
La educación promovida se diseña no
trata de inspirar, hacer competente y
autónomo al alumnado, ni está diseñada
para que los estudiantes piensen,
reflexionen o se pregunten. Por el contrario,
este tipo de pruebas restan valor a las
capacidades de los estudiantes para
convertirse en sujetos informados, que
incorporen un concepto valioso de su
experiencia. La educación se relega a las
tareas pedagógicas más tristes de dominar,
a las habilidades necesarias pero de bajo
nivel. Esto es más que una pedagogía de la
represión; se trata de una pedagogía de la
impotencia que infantiliza a nuestros
estudiantes mientras destrona cualquier
relación entre aprendizaje y transformación
de la realidad social.
Las escuelas ya no son concebidas por la
opinión pública como lugares que crean
sueños de grandeza, se extienden los
horizontes de la imaginación o referencias
para un futuro que se niega a imitar el
presente. Por el contrario, se les mantiene
cada vez más como rehenes de los valores
asentados del mercado financiero y laboral,
a corto plazo, y de ideologías religiosas
conservadoras.
Con la excusa de conocer el grado de
adquisición de las destrezas indispensables
del alumnado, el funcionamiento de los
planes promovidos por la propia Consejería
de Educación en los centros y orientar sus
planes de apoyo y refuerzo, se realizan unas
pruebas externas que en realidad sólo
sirven para publicar un ranking y
clasificar a los centros para crear un
mercado educativo como un nuevo nicho
de negocio para las grandes empresas
privadas.
Negamos la validez y utilidad de estas
pruebas para fines diagnósticos y
educativos por ser unas pruebas totalmente
descontextualizadas, es decir, que no
analizan realmente los resultados de la
intervención educativa de los centros, sino
solamente la calificación del alumnado de
manera parcial y sesgada en determinados
aspectos, porque ni se evalúa realmente la
-5-
La verdad sobre las pruebas de evaluación externa
aplicación real de los conocimientos por
parte del alumnado en contextos reales (que
es el único sentido que tiene el acumular
conocimientos), y mucho menos se estudia
la situación de partida del mismo. Así, lo
importante a día de hoy son los
conocimientos huérfanos de aplicabilidad y
los datos que cada alumno haya logrado
compilar en su cerebro, no cómo aprende
mejor, ni en qué tiene que mejorar, o qué
aprendizajes tiene en proceso. De hecho,
quien evalúa todo esto es su tutor o tutora
que cuenta con el necesario tiempo para
realizar una evaluación individualizada y que
sí sirve para mejorar el proceso de
aprendizaje de nuestro alumnado.
El momento de realización es
absolutamente extemporáneo, lo cual no
deja de ser más que un factor añadido que
condena a la inutilidad y a la ineficacia
pedagógica a estas pruebas, siendo tarde a
estas alturas de curso para la aplicación de
cualquier prueba diagnóstica (o al menos,
que se pretenda definir como tal), para
establecer planes de asesoramiento,
refuerzo y apoyo, o de Mejora. Tenemos ya
la experiencia de cada año de aplicación de
estas pruebas en los que nunca la
Consejería de Educación ante unos
malos resultados ha concedido recursos
humanos necesarios a un centro para
poder mejorar la situación de desventaja
educativa
que
pueda
estarse
produciendo, ni tampoco ha hecho un
estudio del funcionamiento de la
organización con el fin de mejorar su
eficiencia haciendo frente a las necesidades
que se puedan desprender, ya que tales
análisis exigen coherencia e inversión,
formación y seguimiento, principios y
acciones que esta Consejería no está
dispuesta a realizar, con el consiguiente
desprestigio que conlleva para la enseñanza
pública.
-6-
Como una muestra más de este
abandono de los centros que precisamente
necesitan de plantilla y profesionales
especializados para la atención al alumnado
con dificultades de aprendizaje o con
desventaja social, esta semana pasada la
Consejería enviaba una convocatoria a los
centros, muy parecida a otras enviadas por
este gobierno por otra parte, a través de la
cual instaba a los centros a solicitar
"becarios" sin experiencia, que no han
superado un proceso selectivo y en
condiciones precarias y a "sueldo" de saldo
para atender al alumnado con más
dificultades, bajo el nombre de “Programa
de becas para actividades de apoyo”, y
esto sin informar a los centros de la
repercusión en la reducción de las plantillas.
Es decir: cuanta más dificultad, menos
inversión, menos formación; porque parece
que para este gobierno de la Comunidad no
todos tenemos los mismos derechos ni
oportunidades; antes al contrario, cuanto
más dificultades se tienen más se impide
toda posibilidad de progreso.
Para CCOO, después de siete años de
aplicación, queda ratificada la ineficacia
de estas pruebas. Se constata la falta de
rigor del modelo de evaluación externa que
realiza la Comunidad de Madrid del que
tanto hablan los responsables de la
Consejería. Queda claro que las Pruebas de
Destrezas Indispensables (CDI) carecen de
fiabilidad, entre otras razones, porque sus
indicadores no están basados ni en las
competencias básicas que regula la
normativa ni en el propio currículo de la
Comunidad de Madrid, además de no ser
tratados, desde el punto de vista técnico, de
forma correcta. Una muestra de ello es la
disparidad de resultados que año tras año
arrojan y que ratifica lo que CCOO ha venido
denunciado sobre el diseño de una prueba
que no sirve para evaluar ni al alumnado, ni
a los centros, ni al sistema educativo. Los
resultados de cada centro y las medias
suben y bajan sin que se pueda conocer las
razones. Se trata de una prueba que carece
de contraste y los propios centros
desconocen cuál ha sido el procedimiento
utilizado para realizar el trasvase de las
calificaciones.
Estas pruebas de evaluación no están
diseñadas por la Dirección General de
Mejora de la Calidad de la enseñanza
(Consejería de Educación), que es el órgano
técnico que debe tener los conocimientos,
personal y competencias para la evaluación
educativa en Madrid, sino que están
directamente dirigidas por una de las
Viceconsejerías, lo que a nuestro juicio
determina su carácter claramente “político”.
Es más, es sabido que la citada Dirección
General no valora positivamente dicha
prueba y se “desentiende” cuando se la
critica dadas las graves deficiencias
técnicas que estas pruebas CDI tienen,
entre otras:
1.
No
temporales,
permiten
2.
No
permiten
internacionales,
forzadas de la mejora educativa.
Respecto de la nueva prueba decretada
por la LOMCE para 3º de Educación
Primaria, comparte el mismo espíritu que las
pruebas CDI de la Comunidad de Madrid,
hasta el punto de que sigue el mismo
procedimiento de elaboración y está a cargo
de los mismos responsables, lo cual no es
más que otro indicio de que nuestra
Comunidad ha sido la avanzadilla de la
LOMCE y su triste laboratorio de pruebas.
Se tratan todos ellos de unos procesos
de evaluación totalmente perturbadores,
que incentivan las “trampas” (dejar fuera
ese día al alumnado con menor nivel de
conocimientos),
y
que
fomentan
corromper el proceso educativo al
empujar
al
"adiestramiento"
del
alumnado. Si fuésemos rigurosos, nos
fijaríamos en lo que ha pasado en otros
países, y de manera inteligente daríamos un
giro radical.
comparaciones
comparaciones
3.
No
consideran
el
contexto
socioeconómico y punto de partida del
alumnado para evaluar sus conocimientos y
valorar sus mejoras relativas.
Las evaluaciones educativas son
necesarias, por supuesto (y de hecho se
hacen continuamente en los centros), pero
este tipo de prueba CDI muestra
excesivas deficiencias y no soporta un
análisis técnico riguroso, confundiendo
evaluación con clasificación. Es hora de
romper con lo anterior y caminar hacia
nuevos paradigmas de evaluación y éste,
desde luego, no es el camino: alejarse de la
contextualización, de la individualización y
del análisis de las estrategias de aprendizaje
del alumnado es alejarse a marchas
LA PRUEBA DE 3º DE PRIMARIA DE LA
LOMCE
Es la primera vez que se hace, y está
regulada por la RESOLUCIÓN de 16 de
febrero de 2015, de las Viceconsejerías de
Educación, Juventud y Deportes y de
Organización Educativa, por la que se
dictan instrucciones para la celebración
de la prueba de evaluación de las
competencias
y
conocimientos
adquiridos por los alumnos de tercer
curso de Educación Primaria de la
Comunidad de Madrid en el año
académico 2014-2015.
T Los [email protected]
Son los mismos que los de las pruebas
CDI, por tanto tiene un carácter censal.
-7-
La verdad sobre las pruebas de evaluación externa
T Las características de la prueba
El alumnado habrá de escribir al dictado,
componer un pequeño texto de expresión
escrita
y
responder
a
preguntas
relacionadas con un texto y a otras de
conocimiento de la Lengua Castellana,
cultura general y Matemáticas.
u
u
La prueba se estructura en dos partes:
— Primera parte (A), con una duración de
cuarenta y cinco minutos: Ejercicios de
cálculo y resolución de problemas de
matemáticas.
— Segunda parte (B), con una duración de
una hora: Dictado. Comprensión de un texto
escrito. Expresión escrita. Preguntas de
conocimiento de la Lengua Castellana y
cultura general.
T Responsables de la aplicación de la
prueba propiamente dicha
Serán los maestros del propio centro,
preferentemente de sexto curso, que no
impartan docencia en tercer curso, uno por
aula, seleccionados por el Director o
Directora.
Los maestros tutores de los grupos de 3º
curso de Educación Primaria colaborarán en
la realización de la prueba, dando lectura al
dictado, y abandonarán después el aula
donde se desarrolla la prueba.
T Instrumentos para la aplicación de la
prueba
El alumnado recibirá dos cuadernillos, uno
para cada parte de la prueba:
El cuadernillo de la primera parte tiene
ejercicios de cálculo y resolución de
problemas de matemáticas, y un espacio en
blanco suficiente para que el alumno pueda
efectuar las operaciones que necesite.
u
u El cuadernillo de la segunda parte tiene
un espacio para escribir el dictado, un texto
para su lectura, preguntas sobre dicho texto,
un espacio para la expresión escrita y
preguntas de conocimiento de la Lengua
Castellana y de cultura general.
Las direcciones de los centros recibirán,
el día de la celebración de la prueba, el
sobre de remisión de pruebas y una serie de
documentación que deberán cumplimentar.
T Corrección de la prueba
La prueba será corregida por maestros
que impartan las áreas de Lengua
Castellana y Literatura así como de
Matemáticas en 6º curso de Educación
Primaria durante el año académico 20142015, tanto en centros públicos, como en
centros privados concertados.
T Tratamiento
resultados
inmediato
los
Es exactamente el mismo que el de la
pruebas CDI: La Administración educativa
facilitará a cada centro los resultados de sus
alumnos, los del propio centro y los de la
Comunidad de Madrid, y constarán en el
expediente y en el historial académico del
alumnado. Por tanto, se derivarán efectos,
puesto que desde la entrada en vigor de la
LOMCE se realiza nota media de la
Educación Primaria, lo cual no tiene
justificación en la Educación Básica y puede
servir para limitar posibilidades y derechos
educativos.
T Horario establecido en la Resolución
Es el mismo que el de las pruebas CDI de
6º de Primaria: de 9:00 a 12.50 horas.
NO A LA LOMCE
-8-
de