Convocamos el II Concurso de Cementerios de

nº 111 • año XVII
marzo - abril 2015
cultural
Convocamos el
II Concurso de Cementerios de España
Andújar, en la sierra bella
Escriben: Joaquín Araújo, Carlos Santos y Ana Valtierra
XXXX
ACTUALIDAD
Energía
Las iniciativas de varios crematorios
europeos y de cementerios barceloneses
demuestran que los recintos pueden ser
energéticamente autosuficientes
VITAL
N.C.
principios de 2011, dos noticias
de igual índole en dos ciudades
europeas muy distantes y muy
distintas dispararon la alarma moral entre
sus ciudadanos más remilgados: la energía
calorífica que generaban dos crematorios iba
a ser aprovechada para caldear unas instalaciones. De inmediato surgieron reacciones
tachando de insensibles a los promotores de
la idea y no tardó en aparecer la manoseada frase del “debido respeto a los muertos”.
Las noticias saltaron a la prensa austriaca
y británica y afectaban a las ciudades de Viena
y Redditch. Ambas andaban estudiando hace
ahora cuatro años cómo aprovechar el calorcito
que generaban sus crematorios para, respectivamente, calentar las oficinas de una funeraria
y climatizar un centro de ocio que albergaba
una piscina de invierno.
En Viena, la noticia de que la funeraria
municipal Bestattung planeaba aprovechar la
energía que genera el crematorio para aclimatar las nuevas oficinas de la empresa que
estaban construyéndose en el Zentralfriedhof
(cementerio central) provocó la polémica. Para
unos, esos planes eran grotescos e insultantes;
para otros, utilizar el calor procedente de una
cremación atentaba contra la moral cristiana.
La guinda la puso la prensa más sensacionalista, con titulares tan efectistas como el que
utilizó el diario “Kronen Zeitung”: “La Funeraria
de Viena calentará sus oficinas con muertos”.
Mientras los austriacos más desinformados se alarmaban por semejante disparate, el
portavoz de la empresa funeraria Bestattung,
Jürgen Sild, defendía la iniciativa insistiendo en
el ahorro y en el respeto al medio ambiente que
suponía aprovechar la cercanía del crematorio
a las nuevas oficinas (inauguradas en 2012)
redirigiendo el calor que calentaría el agua con
la que funcionaría la calefacción.
A
adiós
DIRECTOR:
Jesús Pozo
Número 111
Marzo – Abril 2015
EDITA: Funespaña, S.A
info@revistaadios.es
REDACTORA JEFE:
Nieves Concostrina
COORDINADORA:
Isabel Montes
DISEÑO :
Román Sánchez
FOTOGRAFÍA:
J. Casares
Los concejales Brandon Clayton, Bill Hartnett y Debbie
Taylor, del ayuntamiento de Redditch (Reino Unido),
fotografiados en el verano de 2013 en las “tripas” de
la piscina climatizada con energía redirigida desde el
crematorio. La piscina está dentro del centro de ocio Abbey
Stadium, que también se alimenta del calor del crematorio.
COLABORAN EN ESTE NÚMERO:
Ana Valtierra, Carlos Santos, Joaquín Araujo,
Almudena Ramírez-Pantanella, Javier del Hoyo, Javier
Gil Martín, Yolanda Cruz, Pilar Estopiñán, Javier
Fonseca y Ginés García Agüera
REDACCIÓN, ADMINISTRACIÓN
Y PUBLICIDAD: C/ Doctor Esquerdo 138. 5ª
Planta 28007 Madrid.
TELF.: 917003020
Sild explicaba que para realizar las 20 incineraciones diarias se necesitaba una gran
energía para que los hornos mantuvieran una
temperatura continua de unos 800 grados:
“Las nuevas oficinas tienen una calefacción
de gas, pero se planea que la energía que se
utiliza para la incineración también se use en
el sistema para recuperar energía. Puede sonar estúpido, pero esto también es proteger el
clima”, dijo casi excusándose el portavoz de
la funeraria municipal vienesa en aquel lejano
enero de 2011.
Casi en paralelo a la polémica en Viena,
saltó otra similar en Redditch (condado de
Worcestershire, Inglaterra) cuando el ayuntamiento de esta ciudad británica propuso utilizar la energía del crematorio cercano para
climatizar una piscina municipal y el centro de
ocio en el que se encuentra. Las reacciones
fueron en la misma línea que en el caso vienés:
Roger McKenzie, secretario regional de Unison,
el mayor sindicato del sector público de Reino
INTERNET: www.revistaadios.es
E Mail: prensa@funespana.es
IMPRIME: JOMAGRAF COMUNICACIÓN
PRODUCCIÓN: José Luis Martín
DEPÓSITO LEGAL:
M-32863-1996
La opinión de los artículos publicados no es
compartida necesariamente por la revista y/o los
editores, y la responsabilidad de la misma recae
exclusivamente sobre sus autores.
© Funespaña, S.A.
Madrid, 2014
Todos los derechos reservados.
Contenidos periodisticos producidos
por Candela Comunicación S.L.
Publicidad en Adiós:
Siluro Concept: Telf: 91 366 47 79
número 111 •
adiós • 3
AXXXX
CTUALIDAD
➟
El cementerio de Les
Corts, en Barcelona, es
autosuficiente gracias
a los paneles solares
instalados sobre los
bloques de nichos.
Unido, dijo que semejante idea era “insulto a
los residentes por agredir la conciencia ética y
espiritual”, mientras el dueño de una funeraria
local echaba más leña al fuego diciendo que
no entendía cómo la gente podría plantearse
“nadar en una piscina que se calienta con la
muerte de un ser querido”.
El tiempo restó razón a los críticos que
mezclaban los conceptos “energía calorífica” y
“difunto incinerado”, silenció a los moralistas
que confundían el respeto con la sostenibilidad
y demostró que la idea no solo era buena, sino también digna de premio: el centro de ocio
Abbey Stadium, con todas sus instalaciones climatizadas con la captura de calor que se hace
en el crematorio cercano, y en el que se incluye
la piscina templada en la que nadan cientos de
ciudadanos libres de prejuicios, ha recibido el
premio medioambiental Green Apple.
A día de hoy, el Ayuntamiento de Redditch
puede presumir de haber reducido en el centro de ocio Abbey Stadium el consumo de gas
en un 40%, lo que ha supuesto un ahorro de
16.000 libras al año (21.577 euros al cambio actual). Y aunque lleven muy a gala ser el
primer municipio británico que apostó por la
sostenibilidad al aprovechar el calor de un crematorio, no es del todo cierto: antes de que la
ciudad de Redditch diera el paso, cerca de Bath
(condado de Somerset, sudoeste de Inglaterra)
el crematorio Haycombe fue de los primeros en
reciclar el exceso de calor que producían los
hornos para aclimatar la capilla y las oficinas
del propio crematorio.
Captura de calor
John Troyer, director adjunto del Centre for
Death & Society (CDAS) de la Universidad de
Bath, único centro en Reino Unido dedicado
al estudio y la investigación de los aspectos
sociales de la muerte y el duelo, explicó a
“BBC Mundo” que este reaprovechamiento
de energía se conoce como captura de calor.
Troyer, especializado en la investigación de
la muerte en relación con la ciencia y la tecnología, contribuyó desde el organismo uni-
4
•
adiós • número 111
versitario a calmar los ánimos y contrarrestar
los temores de algunos ciudadanos británicos explicando en qué consiste el sistema
“Los crematorios modernos usan combustibles contaminantes como gas natural o propano. Estos gases, junto con los que puedan
producirse durante la cremación, pasan por
un complejo sistema de filtrado que elimina
los humos y los vapores nocivos a través de
tuberías y contenedores de agua”. Durante el
proceso, el agua alcanza altas temperaturas
y luego se puede desviar para uso público.
“La energía que se captura proviene del gas
que se usa para incinerar los cuerpos y para
depurar los gases y los humos. No se trata
de la energía del cadáver”, insistió el doctor
John Troyer, quien añadió que, “para quienes
ven la muerte como el momento de entregar
o devolver algo, esta forma de usar la ener-
El crematorio Racksta,
en Estocolmo (Suecia)
genera su propia
calefacción y redirige
la energía sobrante
para calentar edificios
de casas particulares.
gía de la cremación podía ser una manera
innovadora y respetuosa de hacerlo”.
Superados ya los traumas, aquellas ideas
que hace cuatro años algunos consideraron
descabelladas han resultado ser, con el paso
del tiempo, oportunas, ecológicas, ahorradoras,
eficaces y valientes. La energía es sagrada,
efectivamente, y precisamente por ello es un
pecado desperdiciarla.
Suecia y Dinamarca
Sin embargo, ningún municipio británico o austriaco inventó nada. Hay que irse más al norte,
a Suecia y Dinamarca, para encontrar a los
auténticos pioneros en cuestiones de sostenibilidad funeraria. Hace más de una década que
varios crematorios nórdicos utilizan esta misma técnica de captura de calor para aclimatar
numerosas instalaciones e, incluso, canalizar
ACTUALIDAD
➟
Placas solares sobre los
bloques de nichos en el
cementerio de Carlet (Valencia).
la energía sobrante para calentar edificios de
particulares.
Los comienzos tampoco fueron fáciles.
Según informó en su momento el diario sueco
“Dagens Nyheter”, el crematorio Racksta fue el
primero en atreverse a ofrecer su energía sobrante como sistema de calefacción para las
casas de Estocolmo. Al principio, la eléctrica
Stockholm Energi declinó la oferta de convertirse en distribuidora de esa energía creyendo
que la medida sería impopular entre el público
sueco. Nada más lejos de la realidad. Tanto
las autoridades eclesiásticas suecas como los
ciudadanos consideraron que la iniciativa era
adecuada y respetuosa con el medio ambiente,
lo que llevó a que amplias zonas de varias ciudades suecas y danesas se estén calentando
actualmente con la energía distribuida desde
varios crematorios.
Placas solares
España está aún muy lejos de plantearse semejante atrevimiento sostenible por lo que
respecta al aprovechamiento del calor de los
crematorios, pero sí está tomando la delantera
en los cementerios autosuficientes gracias a la
energía solar.
El Ayuntamiento de Barcelona y Cementiris
de Barcelona (CBSA), a través de la Agencia de
Energía de Barcelona, han impulsado un nuevo proyecto, esta vez en el cementerio de Les
Corts: una instalación fotovoltaica para el suministro eléctrico, una instalación solar térmica
para la producción de agua caliente sanitaria
y la renovación de la instalación de climatización y de los sistemas de iluminación con led.
El cementerio de Les Corts se ha convertido,
así, en el primer equipamiento energético autosuficiente de Barcelona gracias a las placas
solares instaladas en los techos de los bloques
de nichos. Ya en el año 2011, Cementerios de
Barcelona inauguró una instalación de energía
solar fotovoltaica en el cementerio de Montjuïc,
la primera en los recintos funerarios de la ciudad y con una inversión de 290.000 euros.
La reciente iniciativa en Les Corts permitirá reducir el consumo energético global en
un 30% y evitar la emisión de 33,5 toneladas
de CO2 al año a la atmósfera. Las obras se
llevaron a cabo durante el verano de 2014 y
Nuevas oficinas
de Bestattung, la
funeraria municipal
de Viena (Austria).
Fueron inauguradas en
2012 y la calefacción
la suministra el
crematorio cercano
del Zentralfriedhof
(cementerio central).
supusieron una inversión de cerca de 310.000
euros.
La instalación fotovoltaica proporciona el
90% de la demanda de electricidad del recinto
funerario y funciona de manera autónoma de
la red eléctrica la mayor parte del tiempo. En
total, se han instalado 217 módulos fotovoltaicos sobre ocho de las cubiertas de los diferentes bloques de nichos del cementerio y sobre
la cubierta del edificio de brigadas. La planta
produce unos 74.500 kWh al año y cubre el
consumo eléctrico previsto, alrededor de los
69.000 kWh/año.
No para aquí el reaprovechamiento energético: el próximo reto de Cementiris de Barcelona, según anunció Jordi Valmaña, su director
general, es “instalar de forma paulatina en
todos los cementerios de Barcelona puntos de
carga gratuitos para vehículos eléctricos”.
Una iniciativa, la barcelonesa, que demuestra que el sector funerario tiene mucho
que decir en autosuficiencia y sostenibilidad.
¿Quién dijo que los muertos no sirven para nada? Contribuyen, y mucho, al cuidado
medioambiental.
número 111 •
adiós • 5
II EDICIÓN del Concurso de
Mejor iniciativa medioambiental y una historia singular,
La revista “Adiós Cultural” convoca esta segunda
edición a la que pueden presentar candidaturas cualquier
institución o empresa que gestione un cementerio en España.
Los premios se amplían a un total de 8.000 euros.
diós Cultural” convoca
la segunda edición del
Concurso de Cementerios, que este año contará con dos categorías
más para premiar y promover la defensa del
medio ambiente y la historia de los recintos.
Así, la convocatoria tendrá cinco categorías
a las que cualquier institución o empresa
que gestione un cementerio en España podrá presentar su candidatura. Los cinco galardones se otorgarán al mejor cementerio, a
la mejor iniciativa medioambiental, al mejor
monumento arquitectónico, a la mejor escultura instalada en el recinto y a la mejor historia documentada que afecte al cementerio.
Funespaña, editora de “Adiós Cultural”, ha
apostado por este concurso que en su primera
edición sorprendió y “superó todas las expectativas que nos habíamos planteado”, según palabras del subdirector general de la compañía,
José Vicente Aparicio. “Es por eso que ante la
respuesta tan apabullante por parte de ayuntamientos y ciudadanos que votaron a través
de la web, hemos decidido ampliar los premios
y la cobertura del concurso”, asegura Aparicio,
quien añade que “el concurso se ha convertido
en el evento más importante relacionado con
la cultura de la muerte en nuestro país. Pretendemos que se reconozca el interés histórico,
“A
6
•
adiós • número 111
social, artístico y patrimonial de los cementerios
españoles, reivindicar esos lugares llenos de vida y de recuerdo de la gente que los habita.
Porque son una parte muy importante de la
ciudad que debe ser conservada y valorada. Y
también queremos concienciar a la ciudadanía
del importante patrimonio que albergan estos
recintos, porque creemos que no deben caer
en el olvido. Pueden ser un excelente recurso
turístico para sus pueblos, como ya ha ocurrido
con los que participaron en la primera edición”.
Efectivamente, el importante patrimonio
natural asociado a los cementerios es hoy un
reclamo turístico-ambiental más de las ciudades y pueblos de España, que poco a poco
empiezan a valorar estos lugares como grandes
museos al aire libre donde la muerte se puede
transformar en vida.
Así lo piensa Joaquín Araújo, que, en esta
segunda edición, presidirá el jurado que elegirá
la mejor iniciativa medioambiental. Araújo, uno
de los naturalistas más respetados y reconocidos en Europa, lo tiene claro: “Muchas veces
la belleza de estos recintos reside en su propia
ubicación, en los lugares más afortunados de
las ciudades y del medio rural, donde sus especies arbóreas crecen con especial contundencia ofreciendo un recreo paisajístico”.
Joaquín Araújo, colaborador habitual de la
José Vicente
Aparicio.
Subdirector general
de Funespaña
“El concurso se
ha convertido
en el evento
más importante
relacionado con
la cultura de
la muerte en
nuestro país”
revista “Adiós Cultural”, explica también que “la
magia de estos espacios públicos reside en su
propio concepto como lugares de recogimiento, lo que les convierte en los rincones más
tranquilos de las ciudades. Son, además, auténticas reservas biológicas o pequeños jardines botánicos. Hay que vivificar todavía más los
cementerios; deben ser un lugar de los vivos”.
Joaquín Araújo defiende igualmente que los
entierros tengan un impacto ambiental cero, que
se avance en la reducción de emisiones de CO2
durante las incineraciones, en los ataúdes sin
barnices contaminantes, en el acceso en coche
eléctrico o en la eficiencia energética. Y va más
allá cuando explica que pueden ser lugares de
esparcimiento y comunión con la naturaleza que
deben incluir información y guías para identificar
especies vegetales y animales, nidos artificiales,
comederos e, incluso, colmenares.
Esta es una idea compartida por Jesús
Pozo, director de la revista “Adiós Cultural” y
responsable de comunicación de Funespaña:
“En España estamos progresando hacia una
europeización de la conmemoración de la muerte, y eso se debe notar también en la magnífica
vida cultural que encierra; este es uno de los
aspectos que queremos resaltar. Pero hay otro
igualmente importante: el que los cementerios
se conviertan, aunque algunos ya lo sean, en
pequeñas reservas naturales. De hecho, ya hay
varios recintos que apuestan por la reforestación
con especies autóctonas o por el riego con agua
reciclada, y otros que aspiran a ser autosuficientes, con placas solares en sus nichos desde las
que producir la energía necesaria que necesitan
para, por ejemplo, su iluminación. Al final, lo que
pretendemos es potenciar cementerios singulares como museos urbanos”.
ACTUALIDAD
➟
Cualquier cementerio puede presentar su
candidatura, aunque sean de pedanía o barrios
pequeños como los de Las Salinas en el Cabo de Gata
o el del Pozo de los Frailes, ambos en Almería.
FOTOS: JESÚS POZO
Cementerios de Adiós Cultural
nuevos premios
Además, todas las candidaturas presentadas al concurso formarán parte de una
guía de cementerios de España que “Adiós
Cultural” pondrá en marcha a finales de
marzo, siguiendo la estela de la Ruta de los
Cementerios Europeos que la Asociación de
Cementerios Significativos de Europa (ASCE)
lanzó en 2012 para que estos lugares pasaran a considerarse parte del patrimonio de
las ciudades. Para tal fin se ha desarrollado
una web específica, incluida en la de “Adiós
Cultural”, en la que se podrá encontrar toda
la información relativa al cementerio y datos
complementarios que puedan interesar al turista: parajes naturales, mejores restaurantes
o los principales alojamientos en las zonas
geográficas en las que se enclavan los distintos cementerios.
“Nuestros cementerios encierran obras
con un enorme valor histórico y artístico, lo
que sitúa a España en la cabecera del patrimonio funerario europeo; visitar estos recintos
se convierte en parte indispensable de nuestro
turismo”, asegura Pozo, quien añade que “es-
tamos convencidos de que se ha abierto una
ventana por la que comenzaremos a descubrir
e integrar estos espacios dentro de la sociedad,
dándolos a conocer como parte integrante de
la cultura y la historia de nuestras ciudades y
de nuestros pueblos”.
A la primera edición del Concurso de Cementerios se presentaron 41 candidaturas,
entre las que se seleccionaron a las diez más
destacables por cada una de las tres categorías. Los ganadores, elegidos por votación popular a través de la web de “Adiós Cultural”,
que recibió más de 60.000 visitas en tres meses, fueron los cementerios de Roncal (Navarra), premiado por albergar la mejor escultura);
Alcoi (Alicante), por el mejor monumento funerario, y Burguete (Navarra), galardonado como
mejor cementerio.
número 111 •
adiós • 7
1. Objetivos
Reconocer el interés histórico, social,
artístico y patrimonial de los cementerios
españoles.
Reivindicar como lugares llenos de vida y
de recuerdo de la gente que los habitó.
Siendo una parte muy importante de la
ciudad que debe ser conservada y puesta
en valor.
Concienciar a la ciudadanía del importante
patrimonio que albergan estos recintos.
Velar para que estos espacios no caigan en
el olvido, fomentando su potencial como
recurso turístico.
● Categoría/s a la que se presenta.
2.Participantes
Podrán participar todas las empresas o
instituciones públicas y privadas que
gestionen cementerios en el territorio
español.
Los ganadores de la edición anterior no
podrán presentarse con la candidatura
premiada.
5.Criterios de valoración
Se estimarán fundamentalmente los valores
artístico, histórico, social, así como su
singularidad y su grado de conservación.
En el caso del premio a la Mejor iniciativa
medioambiental, ésta deberá estar en
marcha en el momento de presentar la
candidatura al concurso.
3.Categorías
El concurso consta de cinco categorías. Se
puede participar en todas o cada una de
ellas:
Mejor cementerio en su conjunto.
Mejor iniciativa medioambiental.
Mejor monumento arquitectónico.
Mejor escultura instalada en el recinto.
Mejor historia documentada ocurrida en el
recinto.
6.Calendario
y proceso de selección
Del 1 marzo al 30 de abril:
Publicación de las bases del concurso
en la web de la revista Adiós. Recepción
de las inscripciones junto con su
documentación y confirmación de la
participación por parte de la revista.
Del 1 al 30 de mayo:
Composición del jurado técnico con
expertos en arquitectura, arte, sociología,
historia y medio ambiente. Selección
de los 10 finalistas de cada categoría y
publicación de la misma en la web de la
revista Adiós Cultural.
Del 1 de junio al 30 de Septiembre:
Votación abierta al público a través de la
web www.revistaadios.es en la que los
usuarios podrán elegir entre la selección
previa del jurado.
4.Inscripción
Los candidatos deberán rellenar el
cuestionario que se puede obtener en la
revista Adiós Cultural edición impresa, a
través de la web revistaadios.es o
aportando los siguientes datos al correo
electrónico info@revistaadios.es :
● Nombre del cementerio y persona de
contacto.
● Motivos por los que considera interesante
la candidatura/s.
● Documentación gráfica (fotografías
en formato JPG. en color o blanco/
negro). Máximo de 5 fotografías con
una resolución de 3000x4000 px para la
categoría de Cementerios. Para el resto de
categorías máximo de 2 fotografías.
● Documentación textual, para la categoría
de mejor historia ocurrida en el recinto,
será un máximo de 2 folios y acompañada
de documentación o información
acreditativa de la veracidad de la misma.
Por su especial característica, la
categoría de “mejor iniciativa
medioambiental” (que se excluirá
de la votación pública pero se podrá
visualizar los finalistas) será elegida
por un jurado especializado y presidido
por el naturalista y premio Global
500 de la ONU, Joaquín Araújo, cuyo
resultado se dará a conocer con el resto
de ganadores.
Del 1 de octubre al 10 octubre:
Publicación de los resultados y
comunicación a los ganadores.
Última semana de octubre:
Entrega de los premios.
7.Premios
3.000€ al mejor cementerio en su conjunto.
2.000€ a la mejor iniciativa
medioambiental.
1.000 € al mejor monumento arquitectónico.
1.000€ a la mejor escultura.
1.000€ a la mejor historia documentada
ocurrida en el recinto.
Placa de reconocimiento a los clasificados
en 2º y 3º puesto de cada categoría.
La cuantía del premio será abonada al
organismo, asociación o persona que
ostente la titularidad del recinto u obra
premiada.
Las candidaturas presentadas se
incorporarán a la “Ruta de Cementerios
de España”, ubicada en
www.revistaadios.es.
8.Aceptación
de las bases del concurso
La participación en este concurso supone la
aceptación de las bases.
Funespaña se reserva el derecho de
modificación de las fechas o de cualquier
otro contenido de estas bases, que estarán
siempre actualizadas en la
web: www.revistaadios.es.
ACTUALIDAD
➟
Momento de la firma del contrato con Multimap.
De izquierda a derecha, Miguel Ollé, director de Multimap,
Alberto Ortiz, consejero delegado de Funespaña y Diana Aznar,
responsable del departamento de Medios de Funespaña.
Funespaña apuesta por la EFICIENCIA
ENERGÉTICA de sus instalaciones
unespaña firmó el pasado mes
de febrero tres acuerdos de colaboración para la eficiencia
eléctrica de sus instalaciones con Multimap que se va a concretar, en una primera
fase, en el control y gestión de la factura
energética de Funespaña y una instalación piloto en el tanatorio de Leganés.
Alberto Ortiz, consejero delegado de
Funespaña, aseguró tras la firma del contrato que “es importante remarcar que no
lo hacemos por un simple ahorro que podamos tener en el negocio, sino, por contribuir
a reducir el volumen de emisiones en una
clara colaboración por el respeto al medio
ambiente. Este es uno más de los esfuerzos
que estamos haciendo en todas las áreas
de negocio y hay que tener en cuenta que
F
“Queremos
contribuir
a reducir el
volumen de
emisiones
en una clara
colaboración
por el respeto al
medio ambiente”
tenemos 150 instalaciones. Por eso es necesario que tengan un consumo aceptable.
Y no hablamos solo de consumo, sino que
hablamos de eficiencia y por eso, por ejemplo, trabajamos en buscar fuentes de iluminación que sean menos contaminantes”.
Por su parte, Miguel Ollé, director de
Multimap, explicó durante el acto de firma de los contratos que “se trata de una
apuesta de Funespaña por la eficiencia
energética y control de sus instalaciones.
Vamos a facilitar a Funespaña toda la información relativa al consumo que van teniendo y las medidas a adoptar. Paralelamente
hay otra cuestión muy vinculada con la
eficiencia energética que es la instalación
en el tanatorio de Leganés de un programa
piloto de un equipo de ahorro energético.
Además, desde Multimap, garantizamos un
ahorro en un plazo determinado de tiempo”.
La eficiencia energética consiste en la reducción de consumo de energía, manteniendo
los mismos servicios energéticos, sin disminuir
el confort ni la calidad de vida, asegurando el
abastecimiento, protegiendo el medio ambiente y fomentando la sostenibilidad. Aunque normalmente nos referimos siempre a la energía
eléctrica, por ser la más utilizada en la industria,
la eficiencia energética puede aplicarse a todas
las fuentes de energía utilizadas, como gasoil,
gas, vapor, porque no consiste únicamente en
poseer las últimas tecnologías, sino de saber
emplear y administrar los recursos energéticos
disponibles de un modo hábil y eficaz, lo que
requiere desarrollar procesos de gestión de la
energía.
número 111 •
adiós • 9
Empresarios funerarios
sudamericanos se reunirán en
FUNERMOSTRA 2015
El espacio de Funespaña,
AFS y Adiós Cultural en
Funermostra 2013.
as oportunidades de negocio se
multiplican en Funermostra 2015, la
gran cita española del sector funerario que celebrará su próxima edición del 27 al
29 de mayo en Feria Valencia. “La feria ultima
la fase de comercialización, pero ya ha logrado reunir una oferta muy amplia de productos
vinculados con el sector: desde arcas, a hornos crematorios, tanatorios, cementerios privados, espacios memoriales, aseguradoras,
instalaciones y tanatopraxia, granito, mármol,
lápidas y esculturas, ornamentación floral,
mesas de autopsia o productos químicos”,
según un comunicado de la organización.
Funermostra también asegura que “desde
el punto de vista de la demanda, tiene con-
L
10
•
adiós • número 111
firmada la presencia de los principales representantes del poder de compra español, así
como un buen número de profesionales de
otros países. Entre ellos destaca en Funermostra 2015 la visita, ya cerrada, de en torno
a medio centenar de empresarios latinoamericanos. Y es que la Asociación Latinoamericana
de Parques Cementerios y Servicios Exequiales (ALPAR) ha elegido la feria española para
celebrar su Consejo Directivo. La participación
de ALPAR en Funermostra supondrá la llegada a Valencia de una delegación amplia de
los principales empresarios de países como
Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, Panamá,
Perú, Uruguay o Colombia.
Funermostra, Feria Internacional de Pro-
La feria cuenta
con el respaldo
de los grandes
nombres del
sector en España
ductos y Servicios Funerarios, se convierte así
en el puente perfecto entre Europa y Latinoamérica y constituye un foro excepcional como
plataforma comercial y punto de encuentro
sectorial.
La feria cuenta con el respaldo de los
grandes nombres del sector en España, desde la propia asociación empresarial Panasef,
hasta las principales compañías de servicios
funerarios y cementerios”.
Funermostra reunió en su edición de
2013 –es una feria bienal- a un total de 120
marcas y fue visitada por miles de profesionales de distintos países. El objetivo de este año
es superar esas marcas e incentivar el negocio. La cita: en Valencia del 27 al 29 de mayo.
ACTUALIDAD
➟
El AMOR, el poder y la muerte
La Fundación Ortega-Marañón
organiza en Madrid, entre los
meses de marzo y mayo, el
Seminario Ortega y Gasset sobre el
amor, el poder y la muerte
os objetivos principales de este
curso son, según la organización:
“revisar las creencias imperantes
acerca del amor, el poder y la muerte a lo
largo de la historia y en el momento actual.
Comprender mejor por qué vivimos ante el
amor, el poder y la muerte como lo hacemos.
Descubrir experiencias y ejemplos de distintas formas de amor, poder y muerte. Conocer
nuevas perspectivas desde donde pueden ser
tratados el amor, el poder y la muerte. Ofrecer contenidos útiles para lograr una mayor
apertura y una más objetiva percepción ante
estos tres pilares fundamentales de la vida”.
El curso se dirige a estudiosos y profesionales de psicología, filosofía, filología, derecho, sociología, medicina y ciencias políticas,
así como a toda persona interesada en cuestiones de humanidades. Los participantes en
el curso recibirán un certificado de asistencia expedido por la Fundación José Ortega y
Gasset-Gregorio Marañón.
Los directores del seminario son Florencio Jiménez Burillo, catedrático de Psicología
Social, UCM. Autor de Psicologia Social del
L
Poder e Isabel Ferreiro Lavedán, profesora
investigadora de la Fundación José Ortega y
Gasset / Gregorio Marañón, doctora en Derecho, y autora de La teoría social de Ortega y
Gasset y “El idealismo del amor romántico”.
Los ponentes del seminario son: Fernando
Álvarez Uría; Catedrático de sociología UCM;
Félix Duque, Catedrático de Filosofía UAM;
Manuel Fraijoo Nieto, Catedrático de Filosofía de la Religión UNED; Carlos García Gual,
Catedrático de Filología griega; Iñaki Lajud,
psicólogo especialista en sexología; Marta Ligioiz; Médico especialista en Neurología; Luis
Martínez Falero, Profesor de Literatura Comparada UCM; Ruth Morales, autora de La no
pareja y ¿Qué crees que encontrarás tras la
muerte?; Jacobo Muñoz, Catedrático de Filosofía UCM; Fernando R. Lafuente, Director de
ABC cultural; Ignacio Sotelo, Catedrático de
Sociología Universidad de Berlín; Jesús Pozo,
autor de “De cuerpo presente” y director de la
revista “Adiós Cultural” y Fernando Vallespín,
Catedrático de Ciencia Política UAM.
El plazo de inscripción estará abierto hasta
el último día del curso, 27 de mayo de 2015.
+ INFO: http://www.ortegaygasset.edu/estudios/seminarios/seminario-ortega-y-gasset-sobre-el-amor/
número 111 •
adiós • 11
TXXXX
EATRO
➟
Es solo un
MUEBLE
La directora de teatro Almudena Ramírez-Pantanella describe en este
artículo su experiencia cuando acudió a recoger un féretro que la Empresa Mixta de Servicios
Funerarios de Madrid le cedió para el montaje de su obra recientemente estrenada.
Almudena Ramírez-Pantanella
s solo un mueble. De madera. No puede darte miedo”. Eso fue lo que pensé
durante todo el trayecto en coche con el
ataúd (vacío) en el maletero de la Voyager
de mi padre desde el tanatorio de la M-30
al teatro. Era solo un mueble y sin embargo no era igual que transportar una mesa o
una estantería. Una frase sencilla, pero con
muchas implicaciones. Una frase irónica que
me recordaba a una de las líneas de guión
de la obra que íbamos a representar: “Es un
muerto. Uno de muchos. Hay tantos que no
puede darte miedo”. Y sin embargo da “yuyu”. Impone y asusta, oye; claro que asusta.
Pero vayamos por partes. ¿Dónde empieza esta historia?
“Microteatro por dinero” estableció para
el mes de febrero la temática “Por mis fogones” con motivo del Gastrofestival 2015 y en
colaboración con la marca de vinos Ramón
Bilbao. Se pedía mandar propuestas de textos
dramáticos con el fin de seleccionar algunos
para su representación.
Hacer microteatro (15 minutos de obra
con un máximo de 15 espectadores) para
mí, entusiasta del teatro y joven autora y directora, era una asignatura pendiente. No sé
todavía exactamente por qué, pero al pensar
en fogones pensé en un crematorio, y establecí como punto de partida de mi historia la
siguiente premisa: un incinerador que, como
castigo para su hija por haber mentido en una
redacción de Lengua en la que decía que su
padre era cocinero en lugar de incinerador, le
lleva a conocer su puesto de trabajo.
-Bueno… qué haces… metes cosas en
el horno, ¿no? Pues ya está; no es para tanto
-Hija… yo no meto paellas, no meto
brownies, no meto pizzas… ¡meto muertos!
La historia que nace de un simple enfren-
“E
12
•
adiós • número 111
tamiento padre-hija por una mentira tonta y
de la voluntad del padre de darle una lección,
transita por momentos de complicidad en los
que se desvelan algunos de esos secretillos
que nos llevamos a la tumba, y termina con
una reflexión sobre la muerte en la que ambos
protagonistas comparten de una manera peculiar su propia visión de ésta o al menos de cómo les gustaría afrontarla.
Sin duda, en mi caso, antes
y después de escribir la obra,
mi ideal de cómo me gustaría
afrontarla es la misma: con
naturalidad. Pero, también sin
duda, hay un antes y un después tras mi visita al tanatorio a
la hora de recoger el ataúd para
la representación.
La experiencia fue impactante,
pero sobre todo fue divertida. Sí,
sí… divertida; muy divertida.
Da gusto llegar a un sitio en el que
no conoces a nadie y al que vas casi con
escalofríos ante lo que vayas a encontrarte, y descubrir que está lleno de gente
simpatiquísima, alegre y con un sentido del
humor excelente. Julio, la persona que nos
recibió en el tanatorio de la M-30 para enseñarnos los ataúdes que podíamos escoger, no
pudo ser más encantador, amable y generoso.
Nos recibió con una sonrisa, nos contó anécdotas, nos enseñó el lugar en el que maquillan
a los cadáveres, el procedimiento, las normas,
la forma en que ellos se toman el día a día...
en fin, un verdadero placer compartir con él y
con todos sus compañeros esa mañana y ese
lugar al que nosotros -Carlos, escenógrafo de
la obra, y yo- no estábamos acostumbrados y
que tanto nos imponía en un principio.
En todo el rato que estuvimos allí no recuerdo más que risas; a veces de incomodi-
La historia nace
de un simple
enfrentamiento
padre-hija por
una mentira
tonta y de la
voluntad del
padre de darle
una lección
dad, sí, al pensar que las personas muertas
que allí estaban eran de verdad y que algún
día yo acabaría igual. Pero en la mayoría de
los casos me reía por lo cómoda que me encontraba, porque todo el equipo trataba el tema con una verdadera naturalidad por la que
les estoy muy agradecida. No sólo nos
estaban dejando el ataúd, sino que
nos hicieron vivir la experiencia de la
mejor forma posible: se tomaron
tiempo para hacernos una visita, para resolver todas nuestras
dudas y para tratarnos con un
cariño y una amabilidad ejemplar.
Recuerdo que no me quería ir y
también recuerdo que pensé que
ojalá, cuando me llegase mi turno, estuviesen ellos allí, tal cual
estaban ese día, para meterme en
el ataúd.
Y todo aquello que había ido
pensando y sintiendo en mi paso
por el tanatorio, con el transcurso de
los días fue acompañando la obra y me
esclareció que el tener sentido del humor,
como tenían ellos, es imprescindible para
todo. Quería que la gente en mi obra, aunque sobrecogida por el tema, quizá por el tipo
de humor, por la propia situación (el ataúd a
dos palmos del espectador), o quizá por sentir
por un segundo que la muerte está a la vuelta
de la esquina... a pesar de todo eso, quería
que el público se riera, se riera muchísimo durante la representación y que lo pasara igual
de bien que lo había pasado yo en el tanatorio
con Julio.
Y creo que si hemos conseguido que el
público pasara un buen rato ha sido gracias a
Jesús, a Julio y a todo el equipo de la Empresa
Mixta de Servicios Funerarios de Madrid y de
Funespaña. Gracias.
ANDÚJAR
Isturgi
TRIUMPHALE
Andújar tiene en el yacimiento arqueológico de Los Villares su gran e importante memoria romana
Ana Valtierra
Doctora en Historia
y Teoría del Arte
Universidad
Autónoma de Madrid
unos cinco kilómetros al este de
Andújar (Jaén), y a un kilómetro
al oeste de la localidad actual de
Los Villares, se encuentra el yacimiento homónimo. Está ubicado en uno de los numerosos
meandros que en su curso medio describe el
Guadalquivir, en los llamados “Alcaparrales de
Andújar”. Testimonios antiguos, como el del
ilustrado e historiador Ceán Bermúdez (17491829), nos hablan de su necrópolis, muralla,
acueducto y un importante taller de alfarería. Sin
embargo, a día de hoy solo es visible una pequeña muestra de lo que fue esa imponente urbe.
Desgraciadamente, solo se ha excavado de
manera sistemática el alfar o zona dedicada a la
elaboración de cerámica. Allí ha aparecido una
gran cantidad de materiales de época romana
que viene a constatar el alto grado de romanización que alcanzó la zona; también restos
ibéricos, evidencia de las primeras poblaciones
de la zona. Con razón “Isturgi Triumphale” (Los
Villares) es uno de los asentamientos antiguos
que podemos rastrear a lo largo de la fértil ribera
del Guadalquivir, y que por añadidura fue el nexo
de unión de los caminos que traían al norte los
productos mineros de Sierra Morena. En la actualidad, pocos proyectos cuentan con la gran
consideración científica que tienen Los Villares
de Andújar, lo que explica el gran número de estudios que sobre él han salido publicados y la
gran consideración que tiene el mundo científico
internacional a este enclave.
Son más de 40 años y tres generaciones
de investigadores dedicados en cuerpo y alma
A
Parque Andújar
Un cementerio JARDÍN
l próximo día 24
de marzo quedará
inaugurada y abierta
al público la primera fase del
Tanatorio de Andújar, en el que
participa Funespaña y que tendrá, finalmente, una superficie
E
construida de siete mil metros
cuadrados. Se encuentra ubicado en el Cementerio Parque
de Andújar que recientemente
ha ampliado y modernizado sus
instalaciones y sus servicios.
Sigue en página 20 ➠➠➠
a este yacimiento que tiene su origen en 1971,
cuando el padre Sotomayor daba a conocer en el
XII Congreso Nacional de Arqueología celebrado
en Jaén la existencia de un alfar romano ubicado
cerca de Los Villares de Andújar. Se basó en los
materiales que había recogido de la superficie el
arquitecto Pedro Mª Rubio Requena. Sin embargo, tal y como confiesa en su libro “Marcas y estilos en la sigillata decorada de Andújar”, no fue
hasta la campaña de 1975 que se dio cuenta de
la gran dimensión de los hallazgos.
Nacido en Algeciras en 1922 y doctor en
Historia de la Iglesia y Filosofía y Letras, dedicó
toda su vida profesional a la Facultad de Teología de Granada y a Los Villares. Como anécdota,
señalar que uno de los primeros hallazgos que
realizó fue un fragmento decorado con la marca
MSM, sus iniciales (Manuel Sotomayor Muro);
que la primera campaña arqueológica para desenterrar “Isturgi” la realizó en solitario en 1972,
y que su equipo de arqueólogos le llamaba cariñosamente “padre hornos” por su habilidad para
descubrir estos elementos.
Tras los pasos del padre Sotomayor, la recientemente fallecida Mercedes Roca Roumens,
número 111 •
adiós • 13
ANDÚJAR
➟
catedrática de Arqueología de la Universidad de
Barcelona, se hizo cargo del yacimiento, continuándolo en la actualidad Isabel Fernández García, igualmente catedrática de Arqueología, pero
de la Universidad de Granada. El nuevo Proyecto
Isturgi, que dará pronto nuevas alegrías, se ha
centrado en sus últimas campañas en la recreación de un mapa preciso de los terrenos que
ocupaba la ciudad mediante GPS diferencial.
Para entender este yacimiento hay que hablar del sustrato indígena. La provincia de Jaén
cuenta con un riquísimo patrimonio arqueológico al respecto. Baste recordar que los siete
siglos de cultura íbera han dejado en Jaén más
de 550 lugares documentados hasta la fecha.
Una de las zonas más destacadas es la de Andújar, la cabecera de la comarca de la Campiña
de Jaén, que ya desde antiguo fue justamente
valorada por su buena comunicación.
Los oretanos, uno de los pueblos más
reputados de nuestra antigüedad peninsular,
fundaron en este entorno la antigua Isturgi en
el lugar que hoy ocupa la pedanía de Los Villares de Andújar. La mención más antigua que
conservamos de los oretanos se la debemos a
Polibio (200-118 a.C.). Este historiador griego
cuenta cómo el cartaginés Hamílcar venció al rey
Orison, hablando de esta manera de los “orisioi”;
es decir, de los oretanos. Así fue como la población autóctona de la zona entró en contacto con
cartagineses, griegos y con otras poblaciones
íberas de la península, enriqueciendo sobremanera su cultura.
Con el dominio romano, el “Municipium
Isturgi Triumphale” quedó adscrito en primer
lugar a la Hispania Ulterior; o sea, la Hispania
“que está más allá” o más alejada (de Roma,
por supuesto). Esto es, a una de las dos provincias en que los romanos dividieron Hispania
tras su conquista en 197 a.C. Inicialmente esta
comarca comprendía el valle del Guadalquivir,
pero pronto incluyó toda la parte occidental de
la Península Ibérica.
Cuando el emperador Augusto reorganizó
el territorio en el 27 a.C., el “Municipium Isturgi Triunphale” quedó incluido entre los núcleos
del “Conventus Cordubensi”, una de las cuatro
jurisdicciones de provincia de la Bética. Esta
provincia tomaba el nombre del conocido como
río Betis; es decir, el Guadalquivir. A esta época
pertenece la mención de Plinio el Viejo (23-79
a.C.). El naturalista romano cuenta en su “His-
La provincia de
Jaén cuenta con
un riquísimo
patrimonio
arqueológico al
respecto. Baste
recordar que
los siete siglos
de cultura íbera
han dejado en
Jaén más de
550 lugares
documentados
hasta la fecha
Dos fotografía de las excavaciones que se realizaron en 1979.
Fotografías recientes
de los últimos
hallazgos en el
yacimiento de Los
Villares.
14
•
adiós • número 111
toria Natural” que “por su parte, pertenecen al
convento cordubense, en las inmediaciones del
propio río (…), Isturgi llamada Triumfale”.
En los dos primeros siglos de nuestra era la
ciudad adquirió una gran prosperidad gracias a
la producción cerámica. En realidad se desconoce qué elementos darían forma a la ciudad, si
bien se intuye su esencia por los restos arquitectónicos y la documentación epigráfica aparecida
gracias a las labores agrícolas que se hicieron
en la zona. Es decir, de la ciudad se sabe poco,
pero sí se conocen sus actividades.
Especialmente existen muchos datos sobre
sus alfares, sobre los que se puede asegurar que
formaban un complejo de gran envergadura gracias al descubrimiento del gran barrio artesanal
de época romana, que tuvo una intensa actividad
a lo largo de los siglos I y II d.C. Se ha excavado
una parte de los vertederos (donde se tiraba el
material de desecho cerámico), que tan sólo representan una mínima parte de la producción.
Hoy por hoy se sabe que los alfares isturgitanos
elaboraron cerámica de paredes finas, cerámica
común romana, cerámica pintada de tradición
ibérica, terra sigillata hispánica, lucernas, etc. De
todos estos tipos, la terra sigillata hispánica es la
➟
que ha causado un mayor impacto. Se trata de
una peculiar cerámica romana de color rojizo
brillante que, en sus orígenes, pretendía imitar
originales metálicos más caros pero terminó
siendo una producción en serie que buscó abaratar los costes. De hecho, se hacía con moldes,
lo que facilitaba su abundante creación. Gracias
a esto se produjo una comercialización masiva.
Se conoce como sigillata porque las piezas van
marcadas supuestamente con sigila (sellos) del
alfar. Su variante hispánica responde a las que
fueron realizadas en la Península Ibérica bajo el
influjo de Roma y que en Andújar adquirieron
una gran relevancia. Por tanto, la importancia
de Los Villares en los estudios cerámicos es
crucial en tanto en cuanto se han podido documentar tres generaciones de alfareros productores. Además, ha sido posible conocer cuál es
su estructura de producción y comercialización
con la Bética de estos materiales, lo cual implica
un conocimiento más preciso de la historia eco-
Casa Palacio de los
Niños de Don Gome, un
impresionante edificio
de finales del siglo XVI
catalogado como Bien
de Interés Cultural.
nómica romana y supone que este yacimiento se
convierta en referente en los estudios clásicos.
En cambio, deducir cómo era el urbanismo de Isturgi Triumphale a través de los pocos
vestigios arquitectónicos encontrados resulta
complicado. La mayoría fueron sacados de su
contexto y utilizados en los muros de delimitación de las fincas. Por tanto, no son abundantes
y están en muy mal estado de conservación. De
vez en cuando aparece uno, como en el caso de
un fragmento de cornisa con el que chocaron
los dientes del arado mientras se realizaba la labranza en 2006; o un tramo de capitel fechado
en el siglo II d.C. Lo poco que se puede deducir
de ellos es que sus características responden a
las de los grandes núcleos urbanos de Hispania, como Mérida o Tarraco. Efectivamente, esta
arquitectura es producto de la estrecha relación
entre Córdoba y los núcleos de la Bética, que
toman como modelo el foro de Augusto en Roma
para su construcción.
Gran parte de las piezas encontradas en
Isturgi se hallan actualmente en el Museo Provincial de Jaén y en su mayoría (incomprensiblemente) ni siquiera están expuestas. Otra mínima cantidad la podemos localizar en el Museo
Arqueológico Profesor Sotomayor, inaugurado
en 1999 en Andújar. Esta denominación pretende hacer honor al investigador que, como ya
ha quedado dicho, dio a conocer el yacimiento.
Se encuentra ubicado en la Casa Palacio de los
Niños de Don Gome, un impresionante edificio
de finales del siglo XVI catalogado como Bien de
Interés Cultural. Fue construido por los Cárdenas-Valdivia y destaca su impresionante fachada, con dos atlantes a los lados y cinco leonas
con escudos en la cornisa superior. En el interior,
ANDÚJAR
articulado en torno a un patio del siglo XVII y las
antiguas caballerizas, se intenta definir la tradición alfarera del yacimiento de manera amena
y divertida, así como restos fósiles, hispanovisigodos y contemporáneos de la zona.
A pesar de la importancia de Isturgi y de
la amplia documentación que la avala, la ciudad continúa enterrada en la pedanía de Los
Villares. Es fundamental excavar y poner en su
justo valor al “Municipium Isturgi Triumphale”,
convirtiéndola en un foco de estudio de nuestro
pasado para entender el presente. El Ayuntamiento de Andújar ha reivindicado a la Junta de
Andalucía ayuda para iniciar un proyecto que
tenga como finalidad museizar el yacimiento,
aunque con poco fruto por el momento. Es imprescindible que a la importante labor científica
que está realizando el Proyecto Isturgi se añada uno de carácter divulgativo que permita su
conocimiento y, sobre todo, la protección para
evitar los robos y expolios de material arqueológico que se han venido realizando por parte
de redes de tráfico ilícito.
La terra sigillata que se confeccionaba en
Andújar se exportaba a diferentes puntos del imperio romano a través del río Guadalquivir. A día
de hoy resulta sorprendente comprobar cómo
los arqueólogos siguen documentando piezas
isturgitanas en yacimientos lejanos, como en la
antigua Thamusida, al norte de África, fruto de la
exportación de este importante centro de producción. Mucho dará por tanto que hablar Andújar en los próximos años, según se avance en el
conocimiento de este importante enclave. Ojalá
sea por el inicio de su excavación arqueológica y
su apertura al público para el necesario disfrute
de todos.
ANDÚJAR
➟
La belleza en
LIBERTAD
Para el autor del texto, la sierra de Andújar es “uno de los
Joaquín Araújo
ue un contenido describa a un
continente parece una clara irregularidad científica o
sencillamente un modo de
proceder ilógico. Poéticamente es una sinécdoque,
hermoso recurso que ahora nos asiste para emitir un diagnóstico de la realidad. Porque, cuando
se llega a tener un cierto conocimiento de los
procesos naturales se puede definir todo un paisaje, acaso con miles de otros contenidos, con
una sola palabra. Si esa palabra, claro, denomina a uno de sus inquilinos. Decir, por ejemplo,
Lince, resulta del todo suficiente para que podamos hacernos una clara idea de la comunidad
de plantas y otros animales que viven a su lado.
Es más, la presencia en determinado lugar
de estos felinos se convierte igualmente en una
suerte de certificado de máxima calidad natural.
Nos proporciona la completa seguridad de que,
aunque no estemos allí para disfrutarlo, se corresponde con uno de los enclaves más sanos, y
por tanto bellos, de la vieja Europa.
Hay liderazgos que pasan inadvertidos como el que se deriva de lo hasta aquí comentado.
Acaso por el escaso aprecio que esta sociedad
tiene hacia lo que la hace posible, es decir el
paisaje, apenas se pondera que Andalucía y Extremadura, sin ir más lejos, son las indiscutibles
plazas mayores de la vivacidad en todo el oeste
y sur del continente.
Cabe afirmarlo así porque no puede tener
mejores compañías el lince ibérico. Cuatro nombres más y nos encontramos con un repóquer
de excelencias naturales, de rarezas biológicas,
de testimonios, en suma, de los enclaves más
naturales. Buitre negro, águila imperial, lobo y cigüeña negra se unen al del lince para proclamar
que algo, insisto, está completo, por tanto sano,
por tanto digno de admiración y respeto. Sin olvi-
Q
16
•
adiós • número 111
Ándujar es la
capital mundial
de algo tan
hermoso, salvaje
y escaso como
el lince
dar, por supuesto, que en todos los casos se trata
de especies escasísimas, que estuvieron o están
al borde mismo de las extinción. En este último
caso están precisamente el lobo, pero solo para
el conjunto de Andalucía y nuestro protagonista
en tantos lugares, llamado también y por cierto,
lobo cerval.
El único gran felino de todo el sur de Europa
ostenta al mismo tiempo la nada favorable condición de ser uno de los tres mamíferos más amenazados del planeta. Pues bien, las sierras de
Andújar, su imponente parque natural y reserva
de la Biosfera es hoy el lugar de este mundo con
más linces. Es el punto desde el que se pretende
la recuperación de la especie. Todo ello a partir de
la recientemente lograda reproducción en cautividad y posterior liberación de los ejemplares así
criados. Algo que en absoluto va bien desde el
momento en que la mayoría de los linces reintroducidos mueren atropellados en las carreteras.
Ándujar es pues capital mundial de algo tan
hermoso, salvaje y escaso como el lince. Su situación en el centro de Sierra Morena convierte
a su derredor en la culminación de un imponente
arco de sierras que parece abrir o cerrar un paréntesis que engloba a la totalidad de Andalucía.
Que enhebra desde las sierras de Cazorla, Segura y las Villas, en Jaén, hasta la de Aracena, en
Huelva, el más importante conjunto de espacios
protegidos de la Unión Europea. Todo ello es posible porque cuenta con el mejor intermediario
conocido, el bosque mediterráneo, y con una
población humana escasa y concentrada. Porque
estamos ante las consecuencias vivas de un clima difícil al que esta flora usa y hasta domina
con las bridas que son las encinas, alcornoques,
quejigos y una imponente escolta de dos docenas de matorrales capaces de no beber durante
medio año y de helarse y encharcarse durante la
otra mitad.
ANDÚJAR
➟
Buitre negro
Plano del Parque Natural de la
Sierra de Andújar
enclaves más sanos, y por tanto bellos, de la vieja Europa”.
“Su situación en el centro de
Sierra Morena convierte a su
derredor en la culminación de
un imponente arco de sierras
que parece abrir o cerrar un
paréntesis que engloba a la
totalidad de Andalucía”.
FOTOS: J CASARES
La cobertura vegetal de estas lomas y cerros no puede resultar mejor. Los pastos de
otoño y primavera se completan con la maduración otoñal y hasta invernal de numerosos
frutos silvestres. De ahí el que también esta
sea la tierra de los grandes ungulados salvajes
con el ciervo a la cabeza, causa a su vez de
una estructura de la propiedad tan contradictoria como la del latifundio cinegético. Excelente para la vida salvaje y lastimosa para la
sociedad. En cualquier caso, este formidable
espacio natural protegido ampara mucho más
que sus bosques, riberas, faunas escasas o
abundantes. Lo que nos traen ante los ojos es
la esencia de todo un ámbito vital del planeta,
el creado por el clima mediterráneo a lo largo
de miles de años. Es historia de la vida en vivo
y en directo. Es derredor que atalanta. Es como
para sentirse especialmente orgullosos de que
todavía nos quede tanta belleza en libertad.
“Decir, por ejemplo, Lince,
resulta del todo suficiente para
que podamos hacernos una
clara idea de la comunidad de
plantas y otros animales que
viven a su lado”.
ANDÚJAR
➟
Andújar,
VIRGEN
EXTRA
Tiene la romería popular más antigua de España, la
de la Virgen de la Cabeza, que se celebra el último
domingo de Abril (fotos M.J.Gómez)
Carlos Santos
uántas
veces
h a s
pasado con prisas por la
A-IV, entre Andalucía y
la meseta, o al revés, sin
parar en alguno de los
pueblos de Jaén que hay
a orillas de la carretera? ¿Diez, cien, mil? Mal
hecho. Jaén no debería ser nunca lugar de paso y eso lo sabemos muy bien los andaluces
que, nada más salir de Despeñaperros, que
antes era un precipicio y ahora un puente, levantamos el pie del acelerador, buscamos el
olor del alpechín en las almazaras, que aun
siendo un olor fuerte es siempre grato, navegamos con el viento por ese mar de olivos y,
desde luego, paramos en alguno de esos pueblos, aunque solo sea para que el olivo deje de
ser solo color y olor y se convierta en sabor.
Lo sabes, claro: Jaén es el exacto lugar
de la tierra donde se produce más aceite
de oliva. Aunque no siempre la cantidad
haya sido sinónimo de calidad y aunque
buena parte vaya a parar a botellas con
etiqueta italiana, por toda la provincia hacen aceites extraordinarios. Recuerda la
norma general: que sea virgen extra. Si la
etiqueta pone eso, virgen extra, y va amparada por alguna de las tres denominaciones de
origen jiennenses (Sierra Mágina, Sierra de Segura y Sierra de Cazorla) será siempre un valor
seguro. Aunque también conviene estar atento
a los grandes aceites de autor, sin DO, que están haciendo grandes compañías como Oro de
Bailén o Castillo de Canena, que junto con los
consejos reguladores de las DO están
rompiendo el maleficio de la
cantidad y la calidad.
¿C
18
•
adiós • nú
Escultura de Manuel
López Pérez instalada
en 2007. Una mujer
vestida de flamenca
sentada sobre una
jamuga (silla de tijera,
con patas curvas
y correones para
apoyar la espalda y
brazos que se coloca
sobre el aparejo de
las caballerías para
montar cómodamente
a mujeres) a lomos de
un burro.
Entre los primeros pueblos que encontrarás al entrar en Andalucía están las Nuevas
Poblaciones fundadas por el ilustrado Olavide
y el rey Carlos III en el siglo XVIII con colonos
llegados de todas partes, muchos de ellos alemanes… Como será la cosa que en esos pueblos perviven numerosos apellidos germanos y
en alguno, incluso, la costumbre de pintar los
huevos en pascua en Navidades. Cualquiera merece una parada y más
si quieres asomarse
a Sierra Morena, en
el vecino parque Natural de Despeñaperros,
una joyita ecológica tan interesante como poco
frecuentada.
Camino de Córdoba, ya en la comarca de
La Campiña, encontrarás una nueva y sugestiva vía de acceso a Sierra Morena: Andújar.
Olivarera y andaluza siempre, ha sido íbera,
romana, árabe, castellana y… hasta francesa
-eso sí, a la fuerza- a principios del siglo XIX.
Tiene la romería popular más antigua de España, la de la Virgen de la Cabeza, que se celebra
el último domingo de Abril, en el parque natural
de la Sierra de Andújar, colindante con el de
Despeñaperros. Del valle del Guadalquivir y las
dehesas abiertas en Andújar pasas a una sierra
viva con barrancos, ríos saltarines y bosques
poblados de ciervos, jabalíes y linces ibéricos.
Además de cotos de caza y ríos propicios para
la pesca hay numerosos senderos señalizados.
Andújar, tercera ciudad de la provincia, no
es mal sitio para averiguar qué son capaces
de hacer con su aceite los andaluces de Jaén.
En la mesa notarás enseguida la influencia
de Sierra Morena: abundan los platos de
caza mayor, que aquí llaman “de monte”:
ciervo, gamo, jabalí, conejo, perdiz… De
hecho, el plato típico se llama “carne de
monte” y es un guiso de ciervo en adobo, que cada cual hace a su manera. Las
carnes, en esta comarca, solo se entienden con los aromas del aceite de oliva
y los de la sierra vecina que en algunos
aspectos es también virgen extra.
¿Donde puedes probar esos platos? Aunque han cerrado ya locales legendarios como Ana la de las Perolas o el
Madrid-Sevilla, donde dicen que inventaron
el flamenquín, hay donde elegir. Las carnes
de monte los preparan con esmero en El
ANDÚJAR
➟
FOTO: M.J.GÓMEZ
FOTO: M.J.GÓMEZ
Fachada del
Ayuntamiento de Andújar.
hotel del Val, muy frecuentado por los cazadores que van a las monterías. Está justo
en el inicio de la carretera que sube al santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, en
pleno parque natural. 365 curvas dicen que
tiene esa carretera, tantas como días tiene el
año. No hace falta que las cuentes ni que las
recorras todas para llegar a Los Pinos, uno
de los mejores locales de la comarca y uno
de los que más aprecia José María Suárez
Gallego, el más encendido amante de los
sabores de Jaén. Dirigido por Ramón, ya en
plena Sierra Morena, tienen muy buena mano para los asados. Si prefieres quedarte en
la ciudad, uno de los locales con más solera
es Los Naranjos, donde con suerte puedes
encontrar en el menú del día un bacalao a la
iliturgitana o unas espinacas con garbanzos.
Torre del reloj.
Para la cuchara de alto standing –también
en el precio- Casa Manolo, para cocina más
innovadora, Los Pincelines y para echar un
buen rato y comer una buena carne en un
local barato y popular, atiborrado de indígenas, El Parral.
Antes de seguir viaje, o de decidir que te
quedas unos días, visita la iglesia de San Miguel y el Palacio de los Niños de Don Gome, sin
zeta, donde está el museo arqueológico y una
buena muestra de la cerámica local. Durante
siglos estuvo tapiada la fachada de ese palacio,
al que siempre se ha entrado por una puerta
lateral por un castigo regio a su primer propietario, don Gome propiamente dicho. Aunque
hace unos años le pusieron una puerta principal, no se utiliza. Será la única que encuentres
cerrada en Andújar.
número 111 •
adiós • 19
ANDÚJAR
➟
Parque
Andújar
Un cementerio JARDÍN
Viene de la página 13 ➠➠➠
Esta nueva inauguración está contemplada
en un proceso de remodelación y mejora de los
servicios para los ciudadanos de Andújar que ya
cuentan desde hace un año con el servicio de
crematorio, hasta ese momento inexistente en la
ciudad, y que se ubicó en el centro del Cementerio Parque.
Con la apertura de la primera fase del nuevo
tanatorio, que tendrá un total de cuatro salas, la
inversión anunciada para todo el recinto por el
alcalde, Jesús Estrella, ya se ha concretado en
el millón de euros. El tanatorio dispondrá, en éste
primera fase de dos salas, más los servicios de
administración, sala de homenajes y cafetería.
En el cementerio se han construido 800 nuevos monumentos funerarios, una nueva zona de
enterramientos con zonas ajardinadas, un aparcamiento y un segundo acceso al cementerio,
situado al inicio del Camino del Barrero.
Jesús Estrella ha mostrado en diferentes
20
•
adiós • número 111
actos realizados sobre la modernización de
los servicios funerarios su satisfacción “por el
avance que ha supuesto hasta ahora la apuesta
municipal de hacer posible la modernización y
ampliación del cementerio a través de una concesión administrativa”. Para el alcalde era una
“necesidad de impulsar importantes inversiones
en el camposanto y mejorar los servicios, mediante la concesión a una empresa, mantenido
siempre la fiscalización y tutela municipal de este
servicio público básico”, según declaró a Ideal de
Jaén durante la inauguración de las obras en el
Cementerio parque.
El nuevo tanatorio se incluye en un recinto
que, completo, dispone de 40.000 metros cuadrados, a lo que se suma, según Estrella, “la
transformación de todo el barrio en el que se
ubica, con la unidad de ejecución del Plan Parcial
2 (terciario norte) actualmente en obras, que mejorará una zona de 100.000 metros cuadrados”.
Según el proyecto y memoria del estudio de
El tanatorio
dispondrá, en
éste primera
fase de dos
salas, más los
servicios de
administración,
sala de
homenajes y
cafetería.
arquitectura responsable del diseño
y ejecución de la obra,
“Junto al edificio del tanatorio
se acompaña una zona urbanizada
destinada a espacios libres y aparcamiento en
superficie, envolviendo al tanatorio. En la zona
destinada a espacios libres se ubica una retícula
de árboles, con una serie de farolas entre éstos.
La zona de aparcamientos se dispone en el margen izquierdo del tanatorio y conectado a éste. Un
doble acceso conecta este aparcamiento con la
red viaria de la ciudad, siendo el de ingreso a éste
doble, de forma que se permite el acceso desde
la calle al aparcamiento y a la zona de vehículos
del tanatorio en su ala izquierda. El ala derecha
del tanatorio dispone de otro acceso de vehículos
para dar servicio a las salas de tanatorio”.
HISTORIA
EL GENOCIDIO
ARMENIO
En vísperas de su centenario
Monumento al genocidio
armenio (Yereván).
Javier del Hoyo
rmenia es
un pequeño
país entre
Europa y Asia, algo más
grande que la provincia
de Badajoz y algo más
pequeño que Extremadura, pero que lleva a sus
espaldas una historia densa y milenaria que
muy pocos países podrían exhibir. Es una de
las tres naciones, con Georgia y Azerbayán,
que forman los estados caucásicos; un país
cargado de historia y cultura, con su propio
alfabeto creado por Mesrob Mashtots en el
año 406 para traducir la Biblia, con su lengua propia perteneciente al tronco indoeuropeo, con una religión ortodoxa autocéfala…
Perdido al este de Europa, fue el primer
país cristiano del mundo tras la conversión
del rey Tiridates III en el año 301, y hoy día
su religión sigue siendo una señal de identidad frente a los países islámicos vecinos o al
ateísmo práctico de la extinta URSS que les ha
tenido durante tantos años sometidos. Un país
con vocación intelectual y artística, con tantos
hombres y mujeres viviendo en la diáspora, independiente desde 1991 y único en el mundo
en que el ajedrez es asignatura obligatoria en
el bachillerato.
Armenia ha vivido casi siempre un papel
de país sometido; mal papel en este teatro del
mundo nuestro. Muy lejos queda ya aquella
“Armenia de mar a mar” del siglo I, con una
extensión de 300.000 kilómetros cuadrados
y cierto protagonismo en el panorama político
de aquel momento. Su historia nos la descri-
A
be bajo las banderas de Persia, mundo árabe,
mongoles, otomanos, Rusia, URSS… Siempre
al rebufo “de…”, y con una libertad a punto de
estrenar. Uno de sus símbolos, el monte Ararat
(5.165 metros), presente en su bandera, aquel
en el que la leyenda cuenta que se posó el arca
de Noé, pertenece actualmente a Turquía.
Armenia vivió hace un siglo una de las mayores y más crueles matanzas que han existido
Cruz de la
iglesia armenia.
elevadísimo si tenemos en cuenta el conjunto
de la población armenia, que hoy ronda los tres
millones. Nada malo habían hecho; nada, salvo
ser cristianos y de una etnia distinta a la turca.
Tuve la suerte de recorrer el verano pasado los principales lugares del país, incluida la
capital y el monumento al genocidio levantado
en una de las colinas que domina la ciudad de
Yereván. Tuve entonces la oportunidad de leer,
estudiar algo del tema, ver algunas películas como “Mayrig” (mamá en armenio), de Henry Verneuil (1991), y
“Ararat”, del director de origen armenio Atom Egoyan
(2002). Son simplemente
películas y no pueden dar
sino una ligera idea de lo
que fue aquella terrible
matanza, pero puede
ser bueno desempolvarlas a cien años de
los acontecimientos.
El comienzo de la
pesadilla
en la historia de la humanidad. El mundo
asistió impasible (salvo honrosas excepciones) a aquella masacre, y no son aún
muchos los países que lo han reconocido,
pero el próximo 24 de abril se conmemorarán en Yereván —su capital— cien años
del genocidio. Mucho se ha hablado desde
la II Guerra Mundial del holocausto judío, pero muy poco desgraciadamente de este exterminio sistemático que hizo desaparecer a más
de millón y medio de armenios. El número es
Aunque es muy difícil,
casi imposible sin simplificar los hechos, resumir en dos o tres páginas
los acontecimientos y las
claves que produjeron el
genocidio, intentaremos dar
en unas cuantas pinceladas
lo esencial para una primera
toma de conciencia.
En realidad, las matan-
número 111 •
adiós • 21
HISTORIA
➟
Monasterio rupestre de Armenia.
zas no empezaron en 1915, sino veinte años
antes. Entre 1894 y 1897 se produjeron las denominadas “masacres hamidianas”, llamadas
así a raíz de Abdul Hamid II, sultán otomano
bajo cuyo mandato se llevaron a cabo y conocido por ello como el Sultán Rojo. Abdul Hamid
había declarado su inquebrantable decisión de
seguir una política de terror contra los armenios hasta su aniquilamiento. El etnógrafo William Ramsay calculó el número de víctimas de
aquel primer período en unas 200.000, aunque
actualmente se apunta a una cifra cercana a
las 300.000. El historiador turco Osman Nuri
observó que “la mera mención de la palabra
‘reforma’ irritaba a Abdul Hamid II, incitando su
instinto criminal”. En 1897 Abdul Hamid daba
por concluida la cuestión armenia. El gobierno
otomano cerró instituciones y restringió los movimientos políticos de los armenios.
Un vicecónsul francés afirmó que el objetivo del Imperio otomano era “aniquilar gradualmente a los cristianos, dando a los jefes kurdos
carta blanca para hacer lo que quisieran, desde
enriquecerse con sus bienes hasta satisfacer
sus caprichos sexuales, fuera con mujeres o
niños”. Una de las mayores atrocidades se produjo en Urfa, donde tropas otomanas incendiaron la catedral, en la que se habían refugiado
tres mil armenios, y fusilaron a todo aquel que
intentaba escapar.
Las matanzas, los abusos y la extremada
crueldad turca atrajeron en este primer momento la compasión por el pueblo armenio de
parte de la prensa europea y americana, que
llegó a calificar a Hamid como “el gran asesino”
y “el Sultán sangriento”.
Diez años más tarde, en mayo de 1905, las
milicias turco-tártaras masacraron a la población armenia en Najicheván y se sucedieron las
masacres en Bakú y Karabaj. En 1908 se proclamó la nueva Carta Magna con la Revolución
de los Jóvenes Turcos, estableciendo la mo-
22
•
adiós • número 111
narquía constitucional de manera pacífica. El
nuevo gobierno prometió la igualdad entre sus
súbditos, libertad de conciencia, de palabra, de
prensa, de reunión y de libre circulación. Se
concedió representación parlamentaria a los
armenios en proporción a su número. Como
promesas no estaban mal…
Abril de 1915
Tras casi un año del conflicto que entonces se
llamó Gran Guerra Europea, y solo mucho después I Guerra Mundial, vemos a la República
otomana en acción. En el país había súbditos
armenios que participaron en la guerra y con
la máxima responsabilidad. Tras la derrota
de Turquía en la batalla de Sarikamis, Enver
Pasha, líder de la Revolución
de los Jóvenes Turcos, escribió
una carta al obispo armenio de
Konia, Karekin Khatchadurian,
el 26 de enero de 1915, en la
que elogiaba la conducta de los
soldados armenios que habían
estado bajo su mando en los
siguientes términos: “Le solicito
presentar a la nación armenia,
cuya total devoción al gobierno
imperial es bien conocida, la expresión de mi satisfacción y mi
reconocimiento”.
Pero el 24 de abril de 1915,
cuatro días después del estallido
de la revuelta de Van, el gobierno
de los Jóvenes Turcos consideró
que en realidad se enfrentaba a
una sublevación popular de corte
nacionalista dentro de su Imperio,
y optó por deportar a sectores importantes de la población armenia
hacia la parte suroriental de Anatolia. Ese mismo día se ordenó el
arresto de 250 intelectuales arme-
Cruz de la iglesia
armenia.
nios, que fueron deportados y en su mayoría
asesinados en el camino. A este atropello siguieron, a partir del 11 de junio de 1915, órdenes para la deportación de cientos de miles,
quizás más de un millón de armenios, de todas
las regiones de Anatolia (excepto zonas de la
costa oeste) a la zona de la actual Siria.
El gobierno turco no puso ningún medio
para proteger a los armenios durante su deportación, ni tampoco en los puntos de llegada. Tras el reclutamiento de la mayoría de los
hombres y el arresto de algunos intelectuales,
tuvieron lugar masacres generalizadas en todo
el Imperio. En Van, el gobernador Cevdet Bey
ordenó a las tropas turcas cometer diversos
crímenes y abus
abusos para forzar a los armenios
a rebelarse y justificar de este modo el
cerco de la ciudad por el ejército otomano. Según
Se
el mercenario venezolano
Rafael de Nogales, que sirvió en el ejército turco
turco, Cevdet Bey mandó asesinar
a todos lo
los varones de la ciudad. Para
algunos au
autores turcos, sin embargo, lo
que aconte
aconteció en Van no fue sino una revuelta arme
armenia y la posterior represión de
la misma ppor las tropas otomanas durante las mism
mismas fechas. Y es que la doble
versión de los hechos no es algo nuevo;
todo depen
depende del bando en el que se toque el instr
instrumento.
Se calc
calcula que existieron 26 campos
de concen
concentración para confinar a la población ar
armenia, situados cerca de las
fronteras ccon Siria e Irak. Según fuentes
armenias algunos pudieron haber sido
únicament lugares donde hubo fosas
únicamente
comunes y otros lugares de confinamiento do
donde morían víctimas de epidemias e ina
inanición.
En eso
esos años la fuerza de ocupación
británica eestuvo implicada activamente
en la cr
creación de una contra-propa-
FOTOS: JAVIER
DEL
Doce estelas.
Llama eterna en
recuerdo de los caídos.
HOYO
ganda en tiempos de guerra (durante la I Guerra Mundial el Imperio otomano luchó integrado
en la coalición de las Potencias Centrales, formada por el Imperio austro-húngaro, Alemania
y Bulgaria). Por ejemplo, Eitan
Belkind fue un espía británico y
miembro de la Nili (red de espionaje judía que apoyó a Gran Bretaña frente al Imperio otomano
durante la I Guerra Mundial), que
se infiltró en el ejército otomano
como funcionario. Fue destinado a la oficina central de Hamal
Pa a, y asegura haber presenciado la incineración de cinco mil
armenios en dicho campo.
La fecha del comienzo del
genocidio se conmemora el 24
de abril de 1915, día en que las
autoridades otomanas detuvieron
a 250 miembros de la comunidad armenia en Estambul; en los
días siguientes, la cifra de detenidos ascendió a 600. Posteriormente, una orden del gobierno
central indicó la deportación de
toda la población armenia, sin
posibilidad de llevar víveres para
subsistir. Su marcha forzada durante cientos de kilómetros, atravesando zonas desérticas, hizo
perecer a la mayor parte de los
deportados, víctimas del hambre, la sed y las privaciones. Los
supervivientes, a su vez, fueron
robados y violados precisamente por la policía
que debía protegerlos, a menudo en combinación con bandas de asesinos y bandoleros.
El 27 de abril el embajador de los Estados
Unidos, Henry Morgenthau, enviaba un informe
a su gobierno, valorando las detenciones y deportaciones como una terrible acción contra las
minorías por parte del gobierno turco. El 15 de
junio eran colgados en la Plaza Sultán Bayaceto 20 jefes del Partido Político Armenio Hnchakián. Ese mismo día eran ahorcados otros doce
armenios en diversos lugares
de Cilicia y doce más en Cesarea (Kayseri). Tras un año
marcado por el horror, el 17
de marzo de 1916 se llevaron
a cabo grandes matanzas en
los campos de concentración
de Ras-ul-ain (50.000 muertos) y Deir El-Zor (200.000),
hacia donde se dirigían las
caravanas de deportados.
Aunque la República de
Turquía, sucesora del Imperio otomano, no niega hoy la
existencia de masacres de
civiles armenios, se niega a
admitir que aquello fuera un
genocidio, arguyendo que las
muertes no fueron el resultado de un plan de exterminio
masivo, sistemático y premeditado dispuesto por el Estado otomano, sino que se debieron a luchas interétnicas,
enfermedades y al hambre
durante el durísimo período
de la I Guerra Mundial. A pesar de esta tesis, casi todos
los que han profundizado en
el tema —incluidos algunos
turcos— opinan que los hePunta de basalto, chos encajan en la definición actual de genocidio.
parte del
Se considera, por lo tanto, que se trata del
monumento.
primer genocidio moderno; y resulta, tras el holocausto judío, el ejemplo más estudiado. Sin
embargo, hasta la fecha tan sólo 22 estados lo
han reconocido oficialmente como genocidio.
El monumento
“Tsitsernakaberd” (fortaleza de las golondrinas
pequeñas) es la palabra con que se designa en
armenio el monumento erigido en Yereván dedicado a las víctimas del genocidio. Para llegar
a él, en lo alto de una colina, se ve cómo el autocar va dejando abajo la ciudad y va subiendo
rodeando el cerro. Lo primero que se observa
al llegar es un parque con árboles plantados
por distintos países y personalidades en memoria del pueblo armenio. Junto al nombre del
promotor, la fecha de reconocimiento del genocidio por parte de ese estado.
Se ve una gran explanada donde se encuentra el monumento. Fue construido entre
1966 y 1968. A la izquierda se encuentra un
muro de cien metros que contiene los nombres
de las ciudades y aldeas armenias en las que
fueron llevadas a cabo las masacres. Al fondo,
a la derecha, se yergue una gran estela de 44
metros, realizada en basalto, que parece hincarse en el cielo con su verticalidad, y simboliza “el renacer de los armenios”. Si se continúa
avanzando por el paseo, aparecen dispuestas
en círculo doce grandes losas de basalto gris,
que representan las doce provincias perdidas
en el actual territorio de Turquía. Están separadas una de otra, de modo que entre ellas se
abre un pasillo que permite pasar a un recinto
interior, pero sin cubrir, al aire libre. En ese espacio interno se abre en el suelo una oquedad
circular con la llama eterna, símbolo del duelo
del pueblo por sus antepasados perdidos.
Clavado frente a esa llama, el visitante no
puede evitar guardar silencio, recordar los hechos, rezar por el pueblo armenio y reflexionar
después sobre la condición del hombre. La
grandeza y miseria de un hombre que es capaz
—como escribe V. Frankl al final de su libro “El
hombre en busca de sentido”— “de fabricar
la cámara de gas y, a su vez, de entrar en ella
musitando una oración”.
número 111 •
adiós • 23
VERSOS PARA EL ADIÓS
Fragmentos de
UN LIBRO futuro
“Cruzo un desierto y su secreta / desolación sin nombre”, con estos dos versos comienza A modo de esperanza (1955),
el primer libro de José Ángel Valente (Orense, 1929-Ginebra, 2000). Son así estas palabras el principio de una aventura
poética que duró más de 40 años. Su punto final lo encontramos en Fragmentos de un libro futuro (2000), libro que
traemos en esta ocasión a nuestra sección y que acaba con este bello poema, rúbrica perfecta a una de las obras poéticas
más rigurosas y profundas de nuestra lírica en el siglo XX: “Cima del canto. / El ruiseñor y tú / ya sois lo mismo”.
Sección coordinada por Javier Gil Martín
l
poeta
orensano
se le suele
encasillar como parte de
la Generación de los 50,
pero meterlo dentro de
esa clasificación supone
una pequeña traición: por
un lado, en muchas ocasiones descalificó el
método taxonómico para el estudio de la literatura por lo que supone de simplificación (para
“antólogos y críticos”): “La lectura individual se
sustituye por la lectura de grupo y lo singular por
lo mostrenco”; por otro, rápidamente emprendió
un camino que le alejó de los componentes de
esta generación o grupo: “Respecto del llamado
grupo de los 50, yo me consideraría retratado
en él si el retrato se llamase ‘Retrato de grupo
con figura ausente’”, un camino en solitario que
comparó con el del “corredor de fondo” en un artículo titulado precisamente “Fuera del cuadro”.
Este “apartamiento” se acentuó por la distancia
física debida a sus años fuera de España, primero en Oxford y después en Ginebra y París,
hasta sus últimos años, que pasó en Almería.
Fragmentos de un libro futuro es un libro
póstumo desde su misma gestación, ya que Valente comenzó su escritura con vocación postrera, con la idea de que no fuera publicado hasta
después de su muerte. Es por ello una suerte de
diario poético de sus últimos años. Además, la
fecha de composición de cada uno de los poemas está indicada en el índice y todo el conjunto
aparece en orden cronológico (el último de ellos,
que traíamos al principio de la sección, es del
25 de mayo de 2000, solo dos meses antes de
su desaparición). Fragmentos de un libro futuro
comienza con una cita propia, de su libro Treinta
y siete fragmentos (1989), que tiene mucho de
premonición: “Supo, / después de mucho tiempo
en la espera metódica / de quien aguarda un día
/ el seco golpe del azar, / que sólo en su omisión o en su vacío / el último fragmento llegaría
a existir”.
Así, el vacío, la nada y el silencio, como un
A
24
•
adiós • número 111
José Ángel Valente
ELEGÍA (FRAGMENTO)
Si después de morir nos levantamos,
si después de morir
vengo hacia ti como venía antes
y hay algo en mí que tú no reconoces
porque no soy el mismo,
qué dolor el morir, saber que nunca
alcanzaré los bordes
del ser que fuiste para mí tan dentro
de mí mismo,
si tú eras yo y entero me invadías
por qué tan ciega ahora esta frontera,
tan aciago este muro de palabras
súbitamente heladas
cuando más te requiero,
te digo ven y a veces
todavía me miras con ternura
nacida sólo del recuerdo.
Qué dolor el morir, llegar a ti, besarte
desesperadamente
y sentir que el espejo
no refleja mi rostro
ni sientes tú,
a quien tanto he amado,
mi anhelante impresencia.
José Ángel Valente (Orense, 1929-Ginebra, 2000)
De Fragmentos de un libro futuro
(Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, Barcelona, 2000)
preparativo que posibilita la atención extrema o
la escucha “de lo que el mismo lenguaje tenga
que decir”, aparecen frecuentemente en su obra
de una manera similar al silencio de los místicos (que con tanta profundidad estudió, ya no
solo de la tradición hispánica, como Miguel de
Molinos, San Juan de la Cruz o Santa Teresa
de Jesús, también de otras tradiciones como la
sufí o la cabalística, llegando incluso a las extremo orientales). Dice en un poema titulado “El
bosque”: “...me llama el bosque todavía / y la
naturaleza madre me reduce, / me asume en sí,
me devuelve a la nada”; o en este otro, “Horizonte”: “Interminablemente término al que llego, /
donde nada termina, / donde el no ser empieza
/ interminablemente a ser / pura inminencia”.
Pero en el caso de Valente el preparativo es a
la espera (metódica) de un dios con minúsculas,
un dios personal e interior, lejos del de cualquier
religión institucionalizada. Entronca entonces experiencia poética y mística, como se
ve en este fragmento de su ensayo
“Sobre la operación de las palabras
sustanciales”: “Experiencia poética
y experiencia mística convergen en
la sustancialidad de la palabra, en
la operación radical de las palabras
sustanciales. Ambas acontecen en
territorios extremos; la expresión de
ambas sería, desde nuestra perspectiva, resto o señal –fragmento– de
estados privilegiados de la conciencia,
en los que ésta accede a una lucidez
sobrenatural”.
El linaje de los místicos, que entendieron el acto poético como una
forma de indagación en lo oscuro, una “experiencia abisal” (en palabras de Valente), lo acerca
también a autores modernos que influyeron en
su obra fuertemente y que en muchos casos
tradujo al castellano. De la tradición hispánica
cabría destacar la influencia de Juan Ramón
Jiménez y Luis Cernuda. Entre los que vertió al
castellano y leyó con atención se encuentran
Eugenio Montale, Constandinos Cavafis, Ed-
➟
mond Jabès, Paul Celan y muchos otros. De este último tradujo, entre otros poemas, su “Fuga
de muerte”, que en el número de noviembre y
diciembre de 2013 nos sirvió para aproximarnos
a su obra.
La muerte propia, que él intuye cercana ya,
aparece en Fragmentos de un libro futuro como lugar de recogimiento, como el seno de una
madre que ha de volver a acogernos, el vacío o
la nada generadores que aparecen en muchos
de sus libros de poesía y ensayo, como en este
fragmento de Las palabras de la tribu (1994):
“Toda palabra poética nos remite al origen, al
arkhé, al limo o materia original, a lo informe
donde se incorporan perpetuamente las formas”. Por ello, a pesar de encontrarse ante su
fin individual, a veces este aparece como algo
deseado, como el lugar al que ir o, mejor dicho,
al que regresar: “Materia. / Madre / del mundo. /
(...) / Acógeme de nuevo en ti, / mas sólo cuando
haya / acabado mi canto”. Queremos entender
así Fragmentos de un libro futuro en su conjunto
como ese canto último o canto del cisne. El yo
se diluye, el poeta parece desdoblarse y hablar a
una segunda persona que a veces es una personificación de la muerte (“Me cruzas, muerte, con
tu enorme manto / de enredaderas amarillas. //
Me miras fijamente”) y otras parece ser el propio
poeta despidiéndose de sí mismo: “Al pájaro que
fuiste dedicas este canto”.
Recientemente, Galaxia Gutenberg ha publicado Palais de Justice (2014), una narración
autobiográfica y lacerante sobre su estado du-
1
2
3
Patrocinado por:
4
5
SACRIFICIO DEL FAISÁN EN EL REINO DE LU
Ya traen al faisán dorado,
hijo del sol, heraldo de la muerte,
que debe abandonar los placeres de este mundo
para ser nuevamente Yu el Grande,
gran arquitecto del universo,
y convertirse en serpiente.
Se afanan los maestros de ceremonias
ante la mirada concentrada de los generales,
la indiferencia de los funcionarios,
la inmovilidad lívida del primer ministro.
Se oye al faisán, su voz resuena
en la circularidad de la sala;
todos ven sus ojos asustados,
sus plumas erizadas, su cuerpo que tiembla.
El ave no danza. No hay hembra,
no hay paraíso, solo tenso silencio
y ojos ávidos que ansían con su muerte
ilusorios despertares cósmicos.
El Maestro parece disgustado.
Unas aves remontan el vuelo a su paso.
Escruta el cielo, el horizonte cárdeno.
Medita: ¿qué otro sacrificio, pues,
hemos reservado a los muertos?
Ángel Antonio López Ortega (Madrid, 1965)
(Inédito)
Inquietarte@inquietarte.es o
prensa@funespana.es en dos
documentos adjuntos, uno con
el poema y otro con los datos
señalados en el punto 3.
Los poemas deben ser inéditos y
escritos en español. Su tema ha de ser
la muerte o tener presencia en ellos.
Todos los poemas irán acompañados
del nombre y apellidos reales del
autor, aunque se pueden presentar
bajo seudónimo. En ambos casos,
se debe adjuntar en sobre cerrado
nombre, dirección y teléfono.
Los poemas no podrán tener más
de 14 versos, a menos que sean
en prosa, en cuyo caso no podrán
superar las 6 líneas/60 espacios.
Cada autor deberá enviar un solo
original a “Revista Adiós. IV Concurso
‘Versos para el Adiós’. Funespaña,
S.A.”. C/ Doctor Esquerdo nº 138, 5ª
planta.28007 Madrid.
Se pueden enviar poemas por
correo electrónico a la dirección
plazo de admisión de originales
6 Elfinalizará
el 1 de agosto de 2015.
El resultado del concurso se dará a
conocer en la revista de noviembrediciembre de 2015.
7
El poema ganador será publicado en
la revista Adiós y en
www.revistaadios.es. Una
selección realizada por el jurado
de los mejores poemas (incluido el
ganador) será publicada en la forma
que el editor considere oportuno. El
autor que desee concursar deberá
enviar junto con el original una
declaración cediendo los derechos
para su publicación, si resultan
seleccionados. Esta cesión solo
VERSOS PARA EL ADIÓS
rante su divorcio de Emilia Palomo, con la que
convivió durante 30 años y tuvo cuatro hijos.
Por expreso deseo de Valente, el libro no debía
publicarse hasta el fallecimiento de su exmujer
(que aconteció el 5 de marzo de 2013). En un
fragmento del libro escribió: “Su cuerpo. Una
vez más la noche baja voraz sobre sus hombros. Una vez más está desnudo. Todo podría
en torno a él caer, desmoronarse, y podría él
mismo irse deshaciendo para ya no dejar más
que esta sola imagen póstuma de sí”. Galaxia
Gutenberg ha editado también en 2014 toda la
obra de creación del autor de No amanece el
cantor (1992) en un solo tomo, al cuidado de
Andrés Sánchez Robayna, amigo de Valente y
estudioso de su obra que también se encargó
de Palais de Justice. Dentro de ella, Fragmentos de un libro futuro representa, como decíamos al principio, la rúbrica perfecta a la poesía
de un hombre que escribió: “Oscuro es como la
noche el canto”.
A este número traemos también un poema
de Ángel Antonio López Ortega, “Sacrificio del
faisán en el reino de Lu”, en el que nos acerca
una ceremonia ancestral del antiguo reino de Lu
(al noreste de China, tierra natal de Confucio):
un faisán debe ser sacrificado para “abandonar
los placeres de este mundo” y “ser nuevamente Yu el Grande, / gran arquitecto del universo,
/ y convertirse en serpiente”. Todos esperan el
sacrificio, menos el faisán, que aterrado mira a
sus “verdugos”, “ojos ávidos que ansían con su
muerte / ilusorios despertares cósmicos”.
será válida para su publicación
en la revista Adiós y para su
posible publicación en alguna obra
antológica derivada de esta. Después
de aparecer en la revista, los poemas
podrán aparecer donde sus autores lo
crean oportuno.
originales que no fueran
8 Aquellos
seleccionados serán destruidos una
vez finalizado el concurso.
jurado se dará a conocer cuando
9 Else produzca
el fallo.
10 Habrá un solo premio de 500 euros.
decisión del jurado será
11 La
inapelable y no podrá declarar el
concurso desierto.
participación en este certamen
12 La
supone la aceptación de estas
bases.
número 111•
adiós • 25
TANATOVERBO
E
l onubense Ángel
Becerra nos plantea en
su primer libro, publicado en la editorial Niebla, una
sugerente hipótesis: ¿Y si hubiera
existido un testigo de la muerte
de Cristo que, por intrincadass
circunstancias, acabó viviendoo en
Huelva?
Parece que hay indicios
de que eso podría haber
sucedido, según las propias indagaciones del autor.
El relato de Ángel Becerra
mezcla ficción con una labor
de investigación que le ha
llevado plantear tal hipótesis. Es
uel primero en hablar de un ciuato,
dadano romano, Claudio Fabiato,
ivió
del que hay indicios de que vivió
ueblo
en Niebla (Huelva). En este pueblo
andaluz, en la iglesia de Santaa
María de la Granada, hay un cipo
pidafunerario -una especie de lápidaque data aproximadamente del
siglo II d.C. y que corresponde a
Fabiato.
En la presentación del libro,
Ángel Becerra señaló que en
Niebla hubo originariamente un
templo con altar dedicado a la
Javier Fonseca
Pilar Estopiñán
Infantil y juvenil
Libros recomendados
Tras las huellas de un testigo
de la muerte de Cristo
:
Edad
+3
diosa Minerva, al que después
siguieron edificios como un
templo visigodo, todo en el mismo
lugar donde ahora se levanta la
iglesia. En ese templo está la
lápida con el nombre de Claudio
Fabiato, el presunto testigo de
la crucifixión de Cristo. Becerra
explicó que Fabiato “tiene una
lápida también con su nombre
en un pueblo cercano a Roma,
Rignano Flaminio, y tuvo
que ser alguien relevante
en Niebla, porque no se le
hace una lápida de este
tipo a cualquiera, ni se la
conserva con el paso de
los siglos”.
El autor asegura
que está demostrado
históricamente que
Fabiato existió, y añade
que en 1934 un cura
local publicó un libro en el que
recoge una carta que un decurión
romano envió desde Jerusalén
a su pareja, que vivía en Niebla.
Becerra explica que, en esa carta,
esta persona le cuenta a ella que
ha sido testigo de la crucifixión de
Cristo. El original de la carta no
Inés Azul
Pablo Albo y Pablo Auladell Thule Ediciones, 2009
nés y Miguel siempre tienen cosas
que hacer. Algunas son grandes
responsabilidades. Se encargan de
ordenar a las hormigas que vayan
en fila india, a las piedras que se
estén quietas y al caracol que no
corra demasiado. Cuando Miguel
desaparece, Inés se pregunta dónde
ha ido y no se cree que no vaya a
volver, porque aún tienen muchas
tareas pendientes.
I
:
Edad
4
+1
•
adiós • número 111
Es difícil encontrar una manera
más dulce y sutil de tratar el tema de
la pérdida que esta historia. Inés, bajo
su estrambótico sombrero, esconde
preguntas y respuestas emotivas, poéticas, surrealistas... a los misterios cotidianos y sencillos que dan vida a una
relación de amistad infantil, profunda,
emotiva e inocente. Son reflexiones
que cualquier lector u oyente de tres a
seis años puede hacer suyas.
Una tarta de manzana llena de esperanza
Sara Moore Fitzgerald Maeva Young, 2014
O
scar es un chico dulce, cariñoso,
que cree ciegamente en la
bondad de las personas, en que es capaz
de desdoblar sus dobleces gracias a
las estupendas tartas de manzana que
prepara. Y Oscar empieza esta historia
lanzándose al mar en su bicicleta. Solo
Steve, su hermano, y Meg, su mejor
amiga, creen que aún está vivo.
Y este es uno de los temas de esta
historia que leemos ya en el título: la
esperanza que, cumpliendo el tópico, es
26
se ha encontrado, pero el contenido se recoge en el libro de dos
notarios, Jerónimo de la Fuente y
Alonso Avendaño, que lo tradujeron del latín al castellano.
Becerra no puede afirmar que
Claudio Fabiato fuera ese decurión, pero los datos recogidos en
su investigación le dan pie para
plantear su original hipótesis en la
que es su primera obra literaria,
“Recuentos”.
El Libro está ilustrado por Segundo Álvarez Moreno. “Recuentos” está compuesto por nueve
relatos, “obligados a compartir
un largo viaje, el que va desde el
nacimiento hasta el olvido”, que
no están entrelazados entre sí,
sino que han sido construidos con
su propia estructura, según Becerra. Es la primera investigación
profunda sobre un personaje tan
enigmático como Claudio Fabiato.
El autor mezcla esa documentación histórica con ficción que
atrapan al lector y, al tiempo, le
deja que saque sus propias conclusiones sobre esta historia.
El de Claudio Fabiato, aunque
por su sorprendente tema el
la última en abandonar el barco. Porque
cuando se va, llega la muerte de veras:
el olvido, la tristeza que pesa en el alma,
la depresión, la victoria de la mentira.
Una esperanza que a veces es capaz
incluso de reflotar el navío y enderezar
su rumbo.
Muy pronto, el hecho de que Oscar
se haya arrojado al mar pasa a un
segundo plano. Poco a poco, a través de
los ojos de él y de Meg, que comparten
con acierto el papel de narradores, vamos
Pero lo excelente de este libro
es que no solo tiene una lectura
infantil. El mar está presente como
lugar de encuentro de los personajes y como metáfora, con su vaivén,
de la vida y de la muerte, de lo que
viene y lo que se va. Y lo mismo
ocurre con el azul del título, a veces
triste, siempre bello en las espléndidas ilustraciones de Pablo Auladell.
El lector adulto que decida navegar
por sus ilustraciones y sus palabras
se sentirá mecido por ellas y me
atrevo a afirmar que terminará su
juntando las piezas para entender el
por qué de su decisión y las consecuencias de esta.
Se trata de un libro intenso,
como nos imaginamos que será el
sabor de esas estupendas tartas de
manzana, con magia. Si nos dejamos
llevar -y el adolescente que lo lea
lo hará seguro- sus personajes nos
despertarán todo tipo de emociones:
compasión, odio extremo, ternura,
humor, tristeza... Se lee con el regusto
de que los pequeños detalles son capaces de grandes resultados, incluso
de salvar vidas.
TANATOVERBO
➟
Poesía que
surge de la muerte
más mencionado, es sólo
uno de los nueve relatos que
componen el libro. En palabras
del autor, que habla de sus
primeros relatos como personajes que aún le acompañan,
son nueve relatos “obligados
a compartir un largo viaje, que
va desde el nacimiento hasta el
olvido. Los sueños, la memoria,
la corrupción, la esperanza,
la educación, la vocación y
los misterios que todo pueblo
encierra son las armas más
sustanciales que ellos pueden
esgrimir, para llegar los últimos
a ese destino. Tienen otras
armas, pero me han dicho
que no las confiese. Quieren
sorprender. Todos creen que
podrán librarse de ese final
y, por ello, me han obligado a
publicarlos. Están seguros de
que los leerán. Lo sé, son unos
engreídos”.
Título: Recuentos
Autor: Ángel Becerra
Editorial: Niebla
plazas” (Editum, 2001), “Música para
ascensores” (Tres Fronteras, 2007)y
“Psycho Killer Qu’est-ce Que C’est” (Ad
Minimum, 2014).
En una entrevista en el Canal Libros del diario “La Opinión”,
y preguntado sobre la capacidad
terapéutica de la escritura, José Daniel
Espejo explicó el título de su libro: “Es
un tópico de los terapeutas sugerirte
que escribas cuando estás pasando
una mala experiencia, para conseguir
colocarte ‘por encima de eso’, pero
si lo hubiera conseguido el libro se
titularía ‘Bien’ y se titula ‘Mal’, porque
no ‘está por encima’, está exactamente
dentro de lo que pasó. El título ponía
la etiqueta a todo lo que sucedió”. En
cuanto a la muerte como fuente de
inspiración para escribir poesía, Espejo
es tajante: “No hace falta estar en un
prado verde para inspirarse”. Para él la
vida cotidiana puede ser inspiración, “y
no hay una distancia tan grande entre
lo cotidiano y la muerte”.
Título: Mal
Autor: José Daniel Espejo Balanza
Editorial: Badulaque
OK
n esta sección se suele comentar
palabras relacionadas con la muerte,
y sólo en ciertas ocasiones hemos abordado
expresiones, como “memento mori”, “córpore
insepulto”, etc. Seamos un poco más audaces,
porque nos vamos a atrever a sacar a la luz
una abreviatura, que además es de origen
inglés, y alfanumérica, es decir, formada por la
combinación de un número y una letra. Claro,
que en la conciencia del hablante actual, ni
siquiera en la del anglosajón, subyace nada de
esto. Con la expresión ok, pronunciada okey,
que ha dado lugar incluso a firmas comerciales
como “okeysi”, simplemente damos nuestra
aprobación a algo, a veces acompañada con
un gesto del pulgar hacia arriba que sirve como
refuerzo. Okey equivale a “de acuerdo”, “me va
bien”, “lo acepto”, “vale”, etc. Sí, pero, ¿cuál es
el origen de tan singular expresión?
Parece que ok, no aceptada aún por el
“Diccionario de la lengua española” pero sí
presente en el “Diccionario del español actual”
de Manuel Seco, Olimpia Andrés y Gabino
Ramos, procede del numeral 0 (cero) y “key”,
pronunciación inglesa de la letra K, inicial de
“killed”. La historia se remonta a comienzos
del siglo XIX, cuando los oficiales del ejército
estadounidense, al ir a una batalla y ver que no
E
habían tenido ninguna baja en sus filas, daban a
sus superiores como balance de la batalla un “ok”,
abreviación de “0 killed”, es decir, “cero muertos”,
lo cual era ya una señal de gestión positiva.
Pero aquel “todo ha ido bien” pronto pasó del
lenguaje militar al civil, y en 1815 encontramos
ya el primer escrito con este uso, que es el actual.
Este primer ejemplo del uso actual del término
se encuentra registrado a mano en el diario de
William Richardson, que viajaba de Boston a
Nueva Orleáns un mes después de la Batalla de
Nueva Orleáns: “Arrived at Princeton, a handsome
little village, 15 miles from N Brunswick, ok & at
Trenton, where we dined at 1 P.M.” La primera vez
que aparecen las siglas ok en un texto impreso es
el 23 de marzo de 1839 en el periódico “Boston
Morning Post”, cuya autoría es atribuida a su
editor, Charles Gordon Greene.
Si usted, lector de esta sección, no se fía
del origen que le estoy dando (en su derecho
está), puede acceder en internet a montones
de páginas que le darán hasta veinte versiones
distintas procedentes de distintas lenguas y de las
anécdotas más curiosas y raras. Puede escoger
la que más le guste, pero al final se dará cuenta
de que para llegar al significado actual, la más
coherente es la que he comentado, que tiene
relación con el mundo funerario.
número 111 •
Diccionario funerario
“Una tarta de manzana llena de
esperanza” nos habla de la importancia de la comunicación y la sinceridad
en las relaciones humanas; del dolor
que producen los malentendidos y,
sobre todo, de que cada persona,
igual que cada tarta, tiene un proceso
y un tiempo de cocción que hay que
respetar. Aunque su receta incluya
ingredientes demasiado amargos.
Y un consejo a los que ya no son
adolescentes: que la edad recomendada no les prive de gozar esta
historia. Un libro para disfrutar, pensar
y compartir.
ron de un mal momento en su vida, la
enfermedad y muerte de su mujer, y los
ha recopilado como quien expone una
colección de fotografías: tal cual fueron
escritos en esos momentos. “Una
colección de fotos Polaroid, de la vida
diaria, del antes y del después, como
un diario
desde la muerte”.
Pero el lector también
encontra
encontrará en esta obra
referenc
referencias a la lucha
social y a las grandes
pregun
preguntas del ser humano
mano. Páginas llenas
de cr
crudeza y ternura,
escr
escritas con la ironía
y la elegancia caracter
terísticas de quien
es considerado uno
dde los mejores
escritores de
su generación.
Espejo es un
uno de los poetas
seleccionados por Martín Rodríguez Gaona en su estudio “Mejorando lo presente”.
“Mal” es el tercer libro de la
colección de poseía lanzada por la
Editorial Badulaque, pero no es la
primera obra de Espejo, autor de “Los
placeres de la meteorología” (Nausicäa,
2000), “Quemando a los idiotas en las
Javier del Hoyo
travesía con, al menos, media sonrisa y los ojos vidriosos.
“Inés Azul” es una historia en la
que el dolor de la pérdida se mezcla
con la belleza de las imágenes
escritas y pintadas para explicar que
quien ya no está puede permanecer siempre que nosotros así lo
queramos. Y ese cóctel emocional
nos deja el sabor de lo que Jardiel
Poncela, mezclando palabras en
principio opuestas, llamó “sonllorar”:
esa sensación agridulce que es más
que la melancolía.
E
l murciano José Daniel
Espejo ha presentado
“Mal”, una colección de
poemas publicados tras la muerte de
su compañera y que fueron escritos
en el transcurso de días de enfermedad. Espejo, columnista del diario “La
Opinión de Murcia”, presenta su cuarto
ial murlibro, publicado por la editorial
ciana Badulaque. Según
el avance de la obra que
realizó la propia editorial,
se trata de un poemario
“cuya aparente asimetría
intenta reordenar las piezas
de un mundo imperfecto quee
tiene la muerte de la personaa
amada como eje central”. Enn la
presentación, el autor afirmóó que
o, muy
se trata de “un libro en bruto,
ores”.
diferente a mis obras anteriores”.
ejo se
Con este poemario, Espejo
enido
dirige a todo aquel que ha tenido
una pérdida “en el centro del eje de
su vida. Es un libro difícil, no facilita
la lectura”, explicaba el poeta en la
presentación. Hacía referencia a que
los poemas que componen el libro
están prácticamente sin editar, sin
componer... tal como salieron en cada
momento en que los escribió. Surgie-
adiós • 27
MUERTOS DE CINE
Dictamen, castigo y liberación:
primavera de cine
Yolanda Cruz
A las puertas de la primavera comienzan a llegar títulos esperados desde su paso por la
Mostra de Venecia y la Seminci de Valladolid. Se trata de “Pasolini”, de Abel Ferrara (2014);
“La fiesta de despedida”, de Sharon Maymon y Tal Granit (2014), y “El hombre más enfadado
de Brooklyn”, de Phil Alden Robison (2014). Con expectativas, superadas en unas ocasiones
y decepcionadas en otras, las críticas, si bien numerosas, no han sido homogéneas en
ninguno de los tres casos.
Cuando la ignorancia se agazapa
en las sombras...
Cuenta atrás, 90 minutos
Un mal día. Ese es el punto de
arranque de la cinta norteamericana
“El hombre más enfadado de
Brooklyn” (2014), “remake” de la
película franco-israelí “Mar Baum”
(Assi Dayar, 1997), firmada por Phil
Alden Robison, vicepresidente de la
Academia de las Artes y Ciencias
Cinematográficas y doctor en Ciencias
Políticas, además de realizador.
Henry Altman, una de las últimas
interpretaciones del fallecido
Robin Williams, es un cincuentón
neoyorquino asocial, exigente y
déspota. Sharon Gill es una doctora
en prácticas (Mila Kunis).Un mal
día para ella, estresada por las
horas en urgencias y la muerte de
su gato, y para él, porque siempre
lo son. Un diagnóstico equivocado,
tumor maligno. Furia desbordada
de él y reacción desbordada de
ella; acotar el plazo vital de Altman
a 90 minutos. Altman escucha la
sentencia y escapa del hospital
decidido a solucionar sus asuntos
en la hora y media que le queda de
vida, acercarse a su mujer (Melissa
Leo), a su hermano (Peter Dinklage)
y a sus amigos. La angustia vital de
Altman, creyéndose al borde de la
muerte, si bien convenció a buena
parte de la crítica políticamente
correcta y desconocedora de
la película original, a algunos
espectadores de la Seminci,
presentes en el teatro Calderón,
poco les faltó para abandonar la
sala en mitad de la proyección.
...la sinrazón se arma de piedras,
palos y gritos. El escritor, poeta y
cineasta italiano, Pier Paolo Pasolini
(1922-1975) se enfrentó y convivió
con el fascismo. Comprometido
cultural, social y políticamente, se
atrevió a visualizar los textos bíblicos
desde su mirada carnal y humana,
a cuestionar y polemizar sobre el
catolicismo y el marxismo oficial,
lo que, sumado a su declarada
homosexualidad, le valió la expulsión
del PCI; fue llevado ante los tribunales
más de treinta veces, en algunos
casos acusado de pedofilia, y,
finalmente, fue asesinado en la
madrugada del 2 de noviembre en la
playa romana de Ostia. Un crimen que
40 años después no ha sido aclarado
y en el que muchos ven involucrados
desde el gobierno italiano hasta
Libres de dolor y angustia
La pareja de cineastas Sharon
Maymon y Tal Granit escriben y dirigen
“La fiesta de despedida” (2014), un
guion reivindicador del derecho a la
eutanasia, prohibida en Israel. Un grupo
de amigos vive en Jerusalén, en una
residencia de lujo de la tercera edad.
Uno de ellos, Yehezkel (Ze’ev Revach),
por petición de la esposa de un amigo
enfermo de cáncer (Aliza Rozen),
construye una máquina para llevar
a cabo la auto-eutanasia. El invento,
sus posibilidades y las peticiones
28
•
adiós • número 111
la mafia. Abel Ferrara (“Teniente
corrupto”, 1992, y “The funeral”,
1996) escoge el género “bio-pic” para
contar las últimas 48 horas de la vida
de “Pasolini” en un retrato no lineal,
más cerca del estudio biográfico
que de la película biográfica, en el
que alterna la realidad con el sueño
y el cine con la dramatización para
exponernos las obsesiones de
Pasolini, su vida familiar, su deambular
en los límites de la moral permitida y
su proceso creativo. Presentada en la
sección oficial de la Mostra de Venecia
y esperada como una aclaración
sobre el asesinato del artista, fue
recibida con frialdad por no aportar
ninguna luz al misterio y porque, pese
a tratarse de una producción italiana,
Willem Dafoe, que da vida a Pasolini,
pone voz a sus palabras en un inglés
que descoloca al público italiano y a
parte de la crítica.
de uso que comienzan a llegarles
tras la muerte de su primer usuario
ponen al descubierto los sentimientos
encontrados que despierta el aparato
en cada uno de los miembros del
grupo. La demencia que comienza a
afectar a la esposa de Yehezkel (Levana
Finkelstein), en principio reacia a la
máquina, llevará sus posturas al límite.
Esta tragicomedia israelí se alzó con la
Espiga de Oro y con el premio ex aequo
a la mejor interpretación femenina a las
dos actrices protagonistas el pasado
mes de septiembre en la 59ª Seminci.
➟
Tres
MUJERES
MUERTOS DE CINE
Jessica Chastain, izda., en un fotograma de
“El árbol de la vida”; Amparo Baró, que se fue “a negro” el
pasado 29 de enero y Julianne Moore, en “Siempre Alice”
Ginés García Agüera
mparo Baró se marchó
hace
un mes y algo, durante
una ola de frío polar que
azotaba Madrid. Su alma de cómica ha dejado
como una estela de aromas a platós, a escenarios, a sets de rodaje,
a espacios en los que había ido derramando
un talento natural de auténtica actriz de raza.
Se murió la Baró, joven aún, y en las estanterías de su sala de estar han quedado esos
símbolos del reconocimiento de la crítica, los jurados y el público: Fotogramas de plata, Max de
teatro, Unión de Actores, Valle Inclán, TP’s, Antena
de Oro, el Nacional de Teatro, un Goya por esa
madre entrañable y llena de retranca de “Siete
mesas de billar francés”, de Gracia Querejeta, y
muchos galardones y reconocimientos más. Sin
olvidar una última colleja, que parecía una caricia
a un público multitudinario que supo responderle
y recompensarla puntualmente sentándose en
los teatros y los cines y sintonizando en la televisión las series en las que intervenía esa mujer
pequeña de estatura pero gigantesca cuando se
adueñaba de sus personajes y se elevaba hasta
cotas altísimas de malabarismo actoral, funcionando con una aparente sencillez y facilidad, que
sólo ella sabía imprimir a su trabajo.
Leo entre las líneas de su vida que en 1980
rechazó un papel que le ofrecía un jovencísimo
Pedro Almodóvar, en “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón”, porque cuando leyó el guion le
pareció algo escandaloso y escatológico. Ignoro
si se arrepintió alguna vez. El manchego, seguramente dolido por la negativa, no la volvió a llamar
nunca. Él, y su cine, se lo han perdido. Y ya es
tarde para rectificar.
Gestionar el dolor en la pantalla por la muerte
de un hijo. De Amparo Baró, lo inmediato me lleva
a una visión tardía de “El árbol de la vida”, dirigida
por el complejo Terrence Malick, ese director que
rueda de vez en cuando y logra sorprender y fascinar en cada obra que entrega. En ella, la muerte
de uno de los hijos de la pareja que interpretan
Brad Pitt y Jessica Chastain se aparece como una
de las más bellas irrupciones de la desgracia en
una película. Apenas anunciada, apenas visible,
la ausencia de uno de los tres hijos de ese matri-
A
monio se desploma sobre el patio de butacas, y
deja que unos hilos de genialidad se apoderen de
pronto de la actriz que interpreta a la madre del
ser finado. Es entonces cuando Jessica Chastain
saca de la faltriquera de sus registros interpretativos un rosario de presencia, de gesto, de miradas, sobrecogedor.
Habíamos atisbado el genio de esta actriz de
cabellos de fuego en películas como “Mamá”,
“Criadas y señoras” o “La noche más oscura”, en
la que se hace cargo nada menos que de detener
y matar al mismísimo Bin Laden. Con “El árbol de
la vida” ya pertenece a ese grupo siempre poco
numeroso de actrices que lo hacen todo bien, sea
cual sea el papel que interpreten. Con apenas un
par de líneas de diálogo, sabe transmitir la fragilidad, el dolor, la resignación, la rabia y la espera,
arropada por matices de un genio arrollador.
Gestionar el dolor en la pantalla por una
muerte inminente. O de una pelirroja a otra. De
la Chastain a la Moore. Julianne Moore no es
una recién llegada. Muy al contrario, guarda en
su haber una filmografía larga y fecunda en la
que ha demostrado un quehacer impecable.
Sus apariciones en cintas como “La mano que
mece la cuna”, “Vidas cruzadas”, “Las horas”,
Boogie Nights”, “El gran Lebowski”, “Magnolia” o
“Chloe”, son la respuesta perfecta a una trayectoria profesional impecable. En su última película
estrenada en España, “Siempre Alice”, da vida a
una profesora de éxito que con apenas cincuenta
años se ve sorprendida por el Alzheimer y ha de
hacer frente a la enfermedad, a una muerte inminente y dolorosa, mientras descarga todo un reci-
Amparo Baro
rechazó un
papel en 1980
que le ofrecía
un jovencísimo
Pedro
Almodóvar, en
“Pepi, Luci, Bom
y otras chicas
del montón”,
porque cuando
leyó el guion
le pareció algo
escandaloso y
escatológico.
Ignoro si se
arrepintió alguna
vez
tal físico y sentimental prodigioso (si no la han visto aún, disfrútenla en versión original, por favor; la
voz de Julianne Moore alienta un personaje doblegado e intenso que un doblaje siempre puede
destrozar). Esta actriz, y con esta película, ya se
ha hecho con el Globo de Oro, con el Bafta británico y con el premio de la Unión de Actores de
su país, Estados Unidos. Está nominada al Oscar,
y todo parece indicar que lo va a ganar, aunque
entre sus rivales haya gentes como Meryl Streep
y aunque ese galardón se le resista después de
varias nominaciones en las que se ha marchado a casa con los bolsillos vacíos. Pero eso es
lo de menos. En “Siempre Alice”, que sin Julianne Moore podría ser una obra plana, en manos
de esta actriz que se deja la piel con todas las
aristas de su físico y su enfrentamiento terrible
a la desaparición, consigue ser un producto mayor y tremendamente aconsejable, aunque sólo
sea por ver cómo esta intérprete rompe todos los
moldes para entregarnos uno de los mejores trabajos interpretativos que este redactor recuerda
en los últimos años.
Amparo Baró. Jessica Chastain. Julianne
Moore. Tres mujeres. Tres grandes. Una ya desaparecida. Las otras dos en plena madurez y a la
espera de que nos deparen más saltos triples y
sin red, varias piruetas mágicas en eso tan misterioso y fascinante como es la creación actoral.
La casualidad, el destino, la muerte… han hecho
que se vean unidas a través de estas líneas. Algo
las une. Esa capacidad implacable de apoderarse de una pantalla y hacernos creer en este arte
bendito.
número 111 •
adiós • 29
MIS QUERIDOS CADÁVERES
LOPE DE VEGA,
ni está ni se le espera
Trasera de la iglesia de San Sebastián, fotografiada desde la calle Huertas. El antiguo
cementerio ahora lo ocupa una floristería. Lope de Vega fue sepultado en el interior
del templo, en un nicho que se las prometía perpetuo. Lo único que queda hoy en día
es recordar con una placa que allí fue enterrado y allí mismo lo perdieron.
Nieves Concostrina
e poetas,
ninguno
hay tan
malo como Cervantes ni tan
necio que alabe a Don Quijote”. Eso dijo Lope, el envidioso Lope, de su vecino y
contemporáneo don Miguel.
No se entiende la recelosa crítica de Lope hacía
su colega, porque ya hubiera querido Cervantes
tener un genio tan fecundo, haber disfrutado de
un cuarto de los aplausos y haber tenido la mitad
de novias de las que tuvo el Fénix de los Ingenios.
Hoy, casi cuatro siglos después, Lope tiene
otro motivo para envidiar a Cervantes. Al autor
del Quijote lo están buscando. A él, en cambio,
todo el mundo lo da por perdido.
Murió el atrevido y revoltoso Lope un 27 de
agosto de 1635. Su vida fue en exceso agitada, pero se lo pasó de muerte. Primero marido,
luego sacerdote y después amante. Todo un figura, y precisamente por su existencia dispersa
el Consejo de Castilla no autorizó el majestuoso
entierro que el Ayuntamiento de Madrid había
previsto para el escritor. Esto no impidió que los
madrileños se echaran igualmente a la calle para despedir a Lope.
Su primer biógrafo, un discípulo suyo con
fama de exagerado, Juan Pérez de Montalván,
escribió que la cruz que presidía el cortejo fúnebre había llegado al templo de San Sebastián
cuando el cuerpo del escritor aún no había salido
de su casa de la calle Francos. Calle y templo
estaban cerca, pero hubo que callejear por unas
cuantas manzanas de Madrid porque el cortejo
tenía que pasar junto a los muros del convento
trinitario donde guardaba clausura Marcela, la
hija del escritor, para que la muchacha pudiera
D
“
30
•
adiós • número 111
despedir los restos de su padre. O sea, que el
cortejo serpenteó lo suyo.
Precisamente en ese convento de las Trinitarias donde ahora buscan afanosamente a Cervantes es donde la lógica decía que Lope debía
ser enterrado, pero la vanidad perdió al escritor,
porque este convento estaba un tanto deteriorado en aquella época y él deseaba un sepulcro
más digno en un templo más ostentoso: el de
San Sebastián, encajado ahora entre las calles
Atocha y Huertas, en pleno y jaranero barrio de
Las Letras. Lope pagó caro su
error.
Su sepultura en la iglesia
de San Sebastián, al contrario
de lo que ocurrió con Cervantes,
quedó perfectamente anotado,
documentado y localizado: a
las 11 de la mañana del 28 de
agosto se verificó el entierro de
Félix Lope de Vega y Carpio, primorosamente amortajado con el
hábito de caballero de San Juan,
en el segundo nicho del tercer
orden del presbiterio, un emplazamiento de lujo
porque así lo había dispuesto el duque de Sessa,
el mismo que pagó buenos cuartos para asegurar a Lope un enterramiento perpetuo.
Pero la eternidad dura poco.
Pasadas dos centurias, alguien con buen
criterio decidió que ya era hora de poner en valor la tumba del Fénix de los Ingenios, ese gran
autor olvidado en las profundidades del subsuelo
sin un triste monumento funerario, sin una vulgar placa de mármol que reivindicara antes los
vivos la presencia del gran Lope. Sorpresa mayúscula: Lope no estaba donde lo dejaron. En el
lugar donde debía estar el autor de “El perro del
hortelano”, en aquel segundo nicho del tercer
orden del presbiterio, reposaba una buena mujer
El pintor historicista
Ignacio Suárez Llanos
recreó a finales del
XIX la escena en la
que sor Marcela, hija
de Lope de Vega,
ve pasar el féretro
de su padre frente
al convento de las
trinitarias, donde ya
llevaba enterrado
Cervantes 19 años.
apellidada Ramiro y Arcayo, dos apellidos que
recordaban que estaba allí porque tenía enchufe. Era la hermana de Francisco Ramiro y Arcayo,
presbítero, arcipreste de la iglesia magistral de
Alcalá de Henares, inquisidor ordinario y vicario
ecuménico de la villa de Madrid. Semejante tronío acabó con el derecho funerario perpetuo de
Lope. Estaba claro que hubo que hacer sitio a la
señora hermana del vicario y el escritor fue desahuciado sin miramientos. De acuerdo. Siempre
ha habido enchufes. Pero ¿qué hicieron con los
huesos de Lope de Vega?
Aquella costumbre tan
poco higiénica y elitista de
enterrar en el interior o cerca
de las iglesias provocaba que,
periódicamente, hubiera que
sacar a difuntos antiguos para
hacer sitio a nuevos inquilinos.
Es lo que se llamaba “mondas
de parroquia”; es decir, la extracción de restos cuando sólo
quedaban los huesos. Esto se
hacía poniendo un poco de
atención para no sacar un fémur con nombre
y apellidos relevantes, pero Lope no tuvo esa
suerte.
El gran cronista de Madrid Ramón Mesonero
Romanos lo dijo a mediados del siglo XIX: “Este
lamentable descuido, esta criminal profanación,
nos priva ahora de mostrar a los extranjeros el
sepulcro del Fénix de los Ingenios”.
Al encargado en su momento de realizar las
mondas de parroquia, una de dos: o no le sonaba de nada Lope de Vega o no le habían revisado
el convenio aquel año. Sacó las mondas de Lope
con otras muchas y las tiró al osario común. Y
aquí la pregunta no es quién mató al comendador, sino quién nos perdió al escritor. No fue
Fuenteovejuna, no; fue un inepto, señor.