Memorias sobre las causas de la decadencia de la seda en el

SOBRE LAS CAUSAS
DE LA DECADFSCIA
E LA S
EN EL REYNA
DE GRANADA.
POR D. YUAN SEMPERE,
.r Gv 111rrVOs , del Consejo de S. M.,
,Honorario en el de Hacienda, y su Fis=
,cal en la Chancillería del mismo
Reyno.
CON LICENCIA.
kN G$ANADA EN LA IMPRENTA DE T) . FRAMCISCO GOMEZ
ESPINOSA DE LOS IIIONTTGROS .
w*1XX°1=°Va ~°~V1e~
cv
~
m
v
INA-1 °
Leída esta Memoria en la junta
particular de Comercio y Moneda de Granada , el día 2 2 de Julio
de 18o6 .acordó, -que quedando copia de ella en su Escribanía , se remitiera la original á la Junta General, representando , y suplicando
á S.
. que se dignara acceder á
la solicitud con que concluye. Pero
antes de llevarse á efecto dicho
acuerdo , se recibió la Úrden siguiente.
"En consulta de 3 de Julio
de este año hizo presente al Rey
la Suprema Junta de Comercio y
Moneda quanto estimó justo, sobre
si convendría o no que hubiese
ordenanzas para promover el plan.
tío de morales y moreras , y el
cultivo de la seda en ese reynn,
y haber fallecido el Seilor Ion
Juan Andres Gomez Moreno , a
cuyo cargo estaba esta- eomísion,
y S . M . se dignó resolver , entre
otras cosas :: :, "Redúzcanse las Or;
denanzas á una snera instruccion.
Queden abolidos los comisionados,
y sus- prerrogativas. Úttelva el conocirniento ú la Yunta de Granarla;
para que estimule al plantío por
oneíüos sita2'eS . Rcln'Iíilíit1 las justicias los datos de los ganaderos,
con arreglo á Reales órdenes : :?
Y vista en la Junta plena esta so.0
berana resolucíon, con lo que en
su razon se le ofreció decir al Señor Fiscal, ha acordado que V. S.
como su Subdelegado y Presiden+
te de esa Junta, particular, dispon-,
ga: que ésta proceda al cumplí-
miento, y mas exacta observancia
de la expresada real resolucion,
circulándola á los Comisionados par
titulares del plantío de morales y
moreras,. á fin de que cesen en
sus fiinciones,, y la remitan sus respectivos títulos de tales Comisio~
vados , y qualesquiera expedientes;
o causas que se hallen en sus juzgados ~ y tambien á las justicias de
ese reyno , para que- repriman los
daños de_ dichos, árboles., con arreglo á las órdenes, y Ordenanzas
de plantíos ; y así hecho , estimule
la misma junta, á la. plantacion y
fomento de aquellos, por los medios mas suaves y conformes á llenar un objeto tan interesante al
mismo reyno, y al estado , dando
aviso ~ á esta Superioridad , por mi
mano, de los que fuere acordando)
para que pueda enterarse de su jus-
(6)
ta adequacion á las reales benéficas intenciones del Soberano , y
disponer, en su consegüencia , lo
que estime mas oportuno.Prevéngolo todo a V.S.en virtud de lo acordado por la 'Suprema Junta , para
su puntual cumplimiento, y esperando me avise V. S. el recibo de
esta ®rden ; deseo que Dios le
guarde muchos años . Madrid, 2 2 de
Septiembre de 18 o6. = Manuel del
Burgo. =
. Señor intendente de Granada.
Como por :esta :(Orden se manda
substancialmente lo mismo que se
habla propuesto en la Memoria,
acordó la Junta particular imprimirla, .y comunicarla álas justicias,
para su, mayor instruccion en la
observancia de lo decretado por
S. M. y por la Junta general.
Siguiente
A
SOBRE
LA
SEDA
DE, GRANADA. ;
skVoi sf
esde~ que muestro difunto compailei-~
ro , el Sr. Don Juan Andres Gomez,
fue comisionado por S. M. para cui=
dar privativamente del plantío de morales y moreras de este reyno , con
arreglo á la Real Cédula de 3 de Diciembre de i 8o i , comprehendió esta
Junta la inutilidad de aquella. comision,
y de las nuevas Ordenanzas prescritas,
en la misma Cédula .
En
En la junta particular de t g de
Abril de 1804 se presentó por nuesitro zeloso y digno compañero el Sr.
Don Pedro de Mora un -papel de reflexiones muy sólidas contra dicha comision , ; solicitando que se diera cuenta á la General de sus cortos progresos ; y se acordó' pasar 'uná copia al
Comisionado, para que informara lo
que le pareciese , :formándose nuevo
expediente sobre esta incidencia. Las
resultas de ella han sido únicamente,
haber contestado el- Sr. Gómez con
otro oficio acalorado ; haberse pasó-,
do , todo al.- -Fiscál :de la Junta
peexpediendir éste-Ja rettniórt -dé ciertos
.,, y haberse certificado por el Setes
cretario no existir en su Escribanía , por
haberse remitido ~ con todos los lemas
papeles al difunto Comisionado .
La muerte de éste,, ocurrida enprimero de Mayo, ha variado enteramente el estado de su comisión , Yacaso va á decir un problema de los
(9) ,
teas -interesantes para - la felicidad de
este reyno ; qual es, si conviene dar
reglas y ordenanzas para el plantío
de morales , y moreras ; ó si debe deÑarse la, direccion de este ramo de
agricultura á la absoluta libertad dé
laos propietarios .
En la Junta particular de .6 del
mes próximo pasado me encargaron
V. SS. que pusiera por escrito al
gunas observaciones, que indiqué, para
jnformar á S. UVI. lo que convenga:
y voy á expónerlás con la mayor
brevedád ; -que
há áido posible.
En la introdüccion -á -la Real Cé- Estado antiguode la sedula del ario de 174.7 , por la que se da en el reyde Graerigió una Compañia de Fábricas y Co no
nada.
mercio en esta ciudad , se dice , -que
fiabiendo existido en ella antiguamente 15,3 telares de seda , estaban reducidos á 6oo : y que de un millon
'de libras á que ascendía la cosecha de
este fruto , había baxado á i oo-D.
El. dato de los -15 9 tela-res es noto-
(lo)
toriamente falso, y exIgerado , coma
el de los i 63 de Sevilla ; 409 en :
Toledo ; y otros tales , referidos por
nuestros antiguos economistas .
Para tener corrientes 15@. telares.
de seda se necesitaban, por lo, menos,.
6o- personas , á las, quales , aun supo
niendo que-por sí: solas formaran-la quarta parte del vecindario,, correspondería .
una poblacion de 244 almas ; pobla
eion a. que no- ha. llegado ninguna ciudad de España,,ni auti la. corte en susteas- floridos tiempos ..
Lo cierto es, que en el reyno de
Valencia, donde se: mantenian - 25D
almas con el arte de. la. seda en. el, año
de 1784, no llegaban.sus telares á 491,
y que en el alío de 1 795, no pasaban de 2 6 5 8. (2)
No,
(t) Discurso sobre las fábricas de seda de Sevilla,
por D.. Martin de Ulloa. Memorias históricas sobre
la marina , comercio y artes de Barcelona, por D.
Antonio Caprnany. Tom. 3. part. 3. cap. 2. Larruga,
Memorias políticas y económicas. Tom. t . Mem. 36 .
(2) Observaciones sobre el Reyno' de Valencia ? por
D.
WQ Cavaxúlles . Tom , z . pag, z 3 s.
(II)
No es tan improbable el segundo
,dato , sobre haber llegado á un milloa
de libras la -cosecha :de .seda °en este
reyno.
.
Francisco -de Cascales refiere , que
la huerta de Murcia ., cuya extension
apenas llega a. 8oD taullas, o medidas de
40 varas quadradas, por los años de
161 4 tenia 355,500 moreras , con
las quales se criaban , un año con otro,
: i og libras. ( I ) Y el reyno de Valencia produce :actualmente millon y me
dio - de .fibras -, de á doce . onzas, que
es, :
-trl de urt .rrtillon de .libras -castellanas. (a)
Es de advertir, que aunque Valencia es una de las provincias mas
bien cultivadas de España, todavia no
está, ni la poblacion, ni la agricultura en toda la perfeccion posible, como
lo
f
Discursos histórimr de la Ciudad de 1Dfúrcia , ,y
su ( reyno. Dise. I á .
z)
Anterior
Cavarniile
í
Ih .
Inicio
Siguiente
(I!I)
Estado
Yual.
ha, notado D. Antonio Cavanilles
en varias partes de sus¡ apreciables ob.,
sea-z!aciori .es sobre aquel reyno.
Este de Granada tíene casi doble,
extension que el de Valencia . Su terreno es generalmente de mejor cali
dad , ménos áspero ,, Y. montuoso , y
tanto- mas á propósito para los morales, y moreras , como, que su seda
se aprecia en una tercera, ó. quarta parte mas , que la de las dos citadas provincias. ¿Quién pues, teniendo=á la vista estos hechos infalibles ,. dudará quo
Granada es capaz de producir , no uno,
sino muchos millones de libras de seda?
ac- ,
y_ ¿quánta es la, que se coge en
estos tiempos? De los estados presenr
tados por el difunto Comisionado resulta ,. que en los tres años de 1803,
804, y So 5 no ha llegado á 58D libras , uno con otro.(, )
Mu(r) En el año de 1803 fue la cosecha de seda.
fíua 42 .465 libras, Y la basta x6.86; .
I ..3)t
Mucho_ interesa al est~.db el colaprehender las verdaderas causas de tan
asombrosa decadencia de este fruto
preciosísimo ,- porque no conociéndose
, pueden los
bien las causas de un mal
remedios agravarlo ; y aun- ser peores,
que la misma enfermedad, que es la
que ha sucedido - cabalmente con la
comisian del Sr. Gomez.
Al leer sus . escritos , apenas se ve
mas que ponderaciones, y acrirfíinaciones de la. indocilidad , y resistencia dé
lea .p o
a;r s ; . , obedecer -sus órdePara , calar de -la. plant*ación y conservacion de los morales -y moreras ;~estallos primorosos de los árboles antiguos , y modernos ; exageraciones dolos progresos de su comision ; y acusaEn el' año de 1804 , la de fina 38.836 ; y la de
taasta 13 .912En el de i 8o 5 1 la de fuia 44.402 ; y la de ija&ta i6.8ys
1
I4)
saciones , é invectivas Contra, todos los
que no apoyaban sus ideas , y pro.
cedimientos
Su muerte ha hecho cesar los
motivos de consideraciones personalec,
que por nuestra desgracia , suelen en
.útiles,
torpecer las empresas mas
y
llevar adelante las mas :absurdas, y perjudiciales. Hablen ya .con mas libertad
la sana razon, y puro patriotismo.
Causas de su
Para conocer bien .las causas,,asl
decadencia. de
la decadencia :de la -seda ., como de
otros ramos de la agricultura granadina,, es menester dar una ligera ojeada sobre :este ;reyno , como estaba al
tiempo de la conquista.
Talas rara
La fina política de ;los Reyes Cala
penetró la suma dificultad de
de este rey- tólicos
no.
rendir esta .ciudad por medio de :grandes acciones, ó batallas generales. Tenían su exército muy disminuido , y
el erario muy apurado, por los enormes gastos, y mucha gente, ocupada en guarnecer otras plazas . Y así
se
Anterior
Inicio
Siguiente
( , S)
sa propusieron conquistar- la capital
principalmente por hambre..
Para estorvar que se la socorriese , y abasteciese por el mar , pusieron una fuerte esquadra ,. con . el ob
jeto de apresar todas
las: embarcaciones, .
r
que vinieran . del Africa..
Cortada,. así la comunieacion de .
aquel continente ,. entraron,, por el mes
de Junio del año- de, 14,8 3. en los lu
gares inmediatos á esta: ciudad , con :
un exército- de ioD caballos , ao3
infantes , y otros . 30D peones, destinados, unícamente- á talar los: campos,,
los quales, iban delante - ,. derribando
molinos, quemando huertas,. y talando árboles. a É allende de lo que los
peones, taladores facian, dice Hernado,
del Pulgar, (i) la multitud de la hueste no dexaba cosa enhiesta, dos leguas
en derredor de la tierra, que pasaban.'
So_
(i)
Crgnirv de. ¡vi Reyes Cjtúli`os . Part, 3. cap . 3a.
(r6y
-Solo en el lugar de la Malaha st
derribaron, y quemaron hasta 3 0 0 torres, cortijos, -y alquerías,; y en Alhen
din una legua entera de olivares, huertas , panes, y viñas. (I)
El= año siguiente de 1 . 4 8 , volvió
4
a hacerse otra tala ., y ;fueron quema
dos los lugares de la Zúbia , Uxixares , Armilla, y otros inmediatos, en
el circuito de dos leguas.
En el año de 1486 se acercó mucho mas la tala., hasta los muros de esta
ciudad. ( 2)
En el de -1490 se hicieron dos
talas , _urca general , á la' entrada del
verano , y otra de los panizos , por
el mes de Septiembre. (3)
En -el de 1491, despees de haber quemado quince lugares,, y nueve
aldeas cerca delPadul , sentaron , el
Real.
{c
2~
(3)
Ibid. cap. 33
Ibid.
Ibid.
(I7)
Real en Santa Tee ., desde donde por
espacio -de ocho :meses continuaron ta.
lando todo lo :sembrado .,~ .y huertas
mas `inmediatas a, Granada , hasta que
entraron ~en sella -en dos de Enero ele
1
1492-( )
Quál quedaría este ~r-¬ypq, ;y esta
vega, despues de una guerra de diez
años ; varios campamentos de mas de
sesenta mil hombres ; y tan repetidas talas, .e incendiós :de ,sus ..lugares
huertas y sembrados!
a c sobre
Al destrozo de las ármas se ana- laLeyes
el. -no ménos terrible de los gana- dad de pardos por el privilegio que se les concedió en la ley 13- tít. 7. del lib. 7:
de la recopilacion , expedida en Córdoba por aos mismos :Reyes -católicos,
el año de 1490 , y repetida en Sevilla en el siguiente de 1491 .
ir Mandamos, dice, que ninguna,, m
-a -
. .. r~.r ryhwi.~
Anterior
Inicio
Siguiente
(13)
alguna pesonas , á quien nos habe>
oros hecho , ó hiciéremos merced de
qualesquier cortijos , y heredamientos,
y tierras en los términos de las ciudades , villas , y lugares del reyno
de Granada , que sin nuestra licencia
especial maridó no los puedan dehesar , ni dehesen , ni defender , ni
defiendan la yerba, y otros frutos, que
naturalmente la tierra lleva,- ni lo puedan- guardar ; ni: guarden ,- salvo que
quede libremente para que todos los
vecinós de las dichas ciudades , y villas, y lugares, y sus términos lo puedan comer con sus ganados , y bestias,
y bueyes dé labor, : no estando plantado, o empanado : so pena que qualquier que lo dehesare , o defendiere;
o en los tales- términos prendare, pierda qualquier derecho que á los dichos
términos tenga , y queden por términos comunes de las dichas ciudades, y
.villas,,. y lugares."
En 14 de Julio del año de 1.49 9,
el
(19)
el mismo en que se conquistó esta capital , expidieron los Reyes Católicos
otra ley, por la qual mandaron, que
los pastos de todo su término fueran
comunes, prohibiendo, que ningun propietario guardara sus alquerias , cortijos , y heredamientos. (I)
Apenas pueden concebirse las razones por que se promulgaron aquellas leyes. El reyno de Granada, des
poblado por la guerra , y por la emigracion de sus mas ricos propietarios,
necesitaba, no tanto de pastores, y ganados que acabaran de destrozar los
plantios , acequias y demás obras rus
ticas de los árabes , quanto de labradores que conservaran las tristes reliquias de su agricultura , y la restablecieran en el pie antiguo . Y el fundamento principal de la agricultura
consiste en afirmar mas y mas la propie(t) se cita aquella ley en las <jrdenauzas de esta
ciudad , tít. 26 n. 9.
(2o)
.
piedad , de la que es inseparable el
derecho de cercar, o cerrar cada uno
su tierra, y excluir á los demas de su
aprovechamiento. Comunidad de pastos, y propiedad son tan incompatibles,
como libertad , y esclavitud, o coma
la luz , y las tinieblas.
La Sociedad. económica de Madrid atribuye aquella ley al influxo, y
prepotencia de los ganaderos ,. y á las
ideas generales de aquellos tiempos,
mas favorables á los ganados, que al
cultivo. .
Si
(i) "Los nuevos pobladores , dice, que habian obtenido cortijos, ó heredamientos en el repartimiento
,de aquella conquista , trataron de acotarlos , y cerrarlos sobre sí, para aprovecharlos exclusivamente. El
gran número de ganados , que habia entónces en aquel
país , por haberse reunido en un punto los de las dos
fronteras , hizo sentir de repente la falta de pastos.
Parecian nnevos en aquel tiempo , y en aquel ter~
titorio los cerramientos, ántes desconocidos en las fron
teras. Los ganaderos alzaron el grito , y las ideas
coetáneas, mas favorables á la libertad de los gana.
dos que á la del cultivo, dictaron aquella ley prcr
hibitiva de los cerramientos, ley tanto mas funesta
á la propiedad de la agricultura , quanto la fertilit1ad, y abundancia de aguas de aquel país tonvrdaba
Anterior
Inicio
Siguiente
(121 y
Errores del
Si los ganaderos tuvieron árte , y Ayuntamienpoder para deslumbrar al gobierno su- to de Gxanapremo de la corte , mucho mas lo ten- da .
drían para seducir al municipal. El de
esta capital pudiera haber templado;
y modificado algun tanto la execucion
de las citadas leyes. Pero lejos de esto,
las extendió mucho mas de lo que habian decretado sus an-tores..
En el año de i 5,zo publicó el
Ayuntamiento una ordenanza sobre los
rastrojos , mandando , que sacadas las
mieses,. nadie pudiera, impedir á los
ganados ,. de qualquiera clase que fueran , el entrar en las hazas á pacerlos , (I) que fue lo mismo que prohibir indirectamente la plantacion de ningun género de árboles ; porque ¿cómo
habian de criarse , y defenderse sus tiernos troncos , y ramas de tan voraces
enemigos?
Esha á la reproduccion de excelentes frutos . Informe
sobre la ley agraria. §. 68 .
(=)
Ordenanzas de ganada, Tit, ab ..z
ia.
(22)
Esta proscripcion comprehendia á
los morales , y moreras , no ménos que
á los demas plantios . Pero todavía tu
víeron estos desgraciados árboles otras
persecuciones mas terribles.
Á pesar de los fuertes obstáculos
que oponian las citadas leyes á los plantíos , la industria , y laboriosidad de los
moriscos , que eran los mejores labradores de esta vega, no dexaba de plantar algunas moreras. La seda que se cría
con éstas no es tan :buena como la de
los morales ; pero tienen la ventaja de
criarse mucho mas presto ; de cogerse la hoja con mas facilidad , y otras,
que les dan la preferencia en los países
mas industriosos de Valencia, y Múrcia.
Pero los Señores Ventiquatros de
Granada , ménos políticos , que los valencianos , y murcianos. , pensaron que
la seda granadina perdería su calidad,
y buena farrea sobre las demas de la
península, si se permitían las moreras,
por lo qual en el mismo ario de 15 2 o,
no
(2 3 )
reo solo prohibieron su plantacion , sitió
rnandaron arrancar las que estaban puestas , en el término de diez. dias. (t) Tan
terrible se les antojaba el daño , y tan
urgente la necesidad de contenerlo á
aquellos regidores.
La rrzon propuesta eu la ordenan
za exterminadora de las moreras no fue
mas que un pretexto. , siendo la prin
cipal y verdadera la preocupacion , y
-ojeriza contra .los plantíos, como se manifiesta por otra publicada en el alío
-siguiente . de I. 5 .a I. ,, por la qual se prohi,
(5)
"En 3 de Julio de i 52o años, los Señores
Granada platicaron en el mucho daño , que se
recibe . en la seda de este reyno, á causa de las moredas , que han puesto , y ahora ponen. Y por excusar este daño, acordaron, y mandaron , que se
pregone, que ninguna persona: , vecino de esta ciudad y su tierra , no sea osado de aquí adelante de
poner ningunas moradas , y las que están puestas las
quiten dentro de diez dias , so pena de Goo tnaravedi..es por cada pie, que pusieren, ó dexaren por
quitar ; la tercia parte para - los propios de la ciudad ; la otra tercia parte para el acusador ; y la otra
tercia parte para los jueces que lo sentenciaren." Ordenanzas. Tit . 3- n.- 4.
Anterior
Inicio
Siguiente
hibió plantar en esta vega , y aun fue+
ra de ella en las tierras de .riego, toda
clase de árboles , inclusos los morales.
«Viernes i :dias dei mes de Marzo de t .5 ai años ., :dice aquélla :ordenanza , los Sres. Granada, hablaron sobre el,mucho :daño _, , y :perjuicio que
esta ciudad , y vecinos de ella han rei
cibido y reciben de ;haberse plantado
las vicias ;y -huertas, que se han pues-to , y cada,dia se ponen en las tierras de riego de ja vega ; porque :dereas de ocupar :las tierras - con las visñas , y huertas , y otros árboles , que
se han ;plantado , que. son buenas para
pan , y panizo , de :donde esta ciudad se sobstenia de pan , y panizo, y
paja en .los arios secos ., hay mucha falta de .agua ;para ;los panes , porque la
ornan para regar ;ras huertas , .y viñas,
asi porque han nienester mas agua,
siendo yucas y :huertas, que siendo .haZas ,-como ;porque están plantados en
partes, que puedan tomar el agua ántes
que
1
(2s)
que los panes. Y queriendo proveer,
y remediar todo lo susodicho , Meron
una provision -de la Reyna , y Rey,
nuestros Señores , que esta Ciudad tiene sobre ello ; y vista , acordaron , y
mandaron , que ninguna persona , de
qualquier estado, y condicion, sea osa.
do de plantar viña, ó huerta , ni aceytunos, ni morales,, ni otros árboles ninr
gunos en la vega de esta ciudad , ni
fuera de ella en tierra de riego ; sopena que le arrancarán todo lo que
plantare ,, y mas incurra en la pena
de dos mil maravedís. (I)
Por fortuna de Granada , ó la autoridad de su Ayuntamiento era muy
débil , ó sus individuos demasiado in
dolentes , y descuidados en llevar á
efecto sus acuerdos ; pues sin embar~
go del corto plazo de diez dias que
habian fixado para el exterminío de las
mo[)
Tlt. .27 . núm
2I.
(26)
inoreras, en el año de 15 2 o , hubieron
de repetir la misma ordenanza seis
años despues , en el de 1 5 26 , (I) y
sacar una Provision del Consejo para
su confirmacion .. (2)
A pesar de tantos obstáculos y travas, la seda de Granadaiba. en aumento,
hasta el año de 15 46 como consta por
la. ley 9 tít. 3o lib. 9 de la Recop.
Pero la rebelion. de los. moriscos,
Kebelion, y
expulsion de ocurrida pocos años despees ; la san
¡Di moriscos .
grienta guerra para reducirlos , y la
expulsion de i oo9 familias, la mayor parte labradoras , y las mas inteligentes en la cric y comercio de este
fruto , volvieron á darle otro golpe.
muy funesto.
Mucho pudiera repararse- aquella
pérdida , si en la repoblacion- Y esta,-blecimiento de nuevos, colonos' se hu
bieran tomado, otras: medidas, mas.pru-den(I)
(2)
Anterior
Tít . 2 . núm . 24Adiciones á las las ordenanzas, tít. az . núm. r iá.
Inicio
Siguiente
dentes ; pero se cometieron grandes
errores en aquella grande ,empresa , có- Errores en¡h._
repoblacion
tno lo he demostrado enrotra parte. (r} de este reyConfiscadas las haciendas de los. no.
moriscos, pira atraer colonos, y arrayfiarlos , convenía repartirles casas , y
tierras, -con grandes fraliquici s. i pata
:que olvidando sus hogares nativos, co- ciaEx8rbitatl(le las
braran mas amor á sus nuevos esta- contribuciode la seblecimicttos . Pero lexos de haberse nes
da.
practicado así, se les Impusieron contribuciones , y cargas mas pesadas , que
las, que habian oprimido á los moriscos,, ,
En el ario de 157 r se -maridó que todos los frutos hubieran,de pagar, ademas
del diezmo eclesiástico , otro para el
Rey , y de los -morales, los diez primeros años un quinto ., y de allí ade¡ante la tercera parte , habiendo de ser
esta contribucion de los morales en el
ver(i)
En mi Memoria sobre la Renta de Poblarion .
(2s)
valor de la hoja, y como- derecho reah
impuesto á los mismos árboles. (s)
Qualquiera que entienda algo de
agricultura comprehenderá la exórbi-t
tancia de aquellas contribuciones. Tam .~bien la llegó á conocer la corte.- Pero
fue despues de muchos años, .y quando
de resultas de ellas se habian fugado
gran parte de los colonos ,. y perdido
infinitos morales , y moreras.
El único remedio que quedaba,
aunque muy lento.,, era el de_ dkminuirlos derechos de !a seda , y romper las
trabas , que embarazaban su comercioPero este sencillo medite tenla contra
sí los fuertes obstáculos que han ¡m-,
pedido la execucion de otras reformas saludables, esto es, los apuros del
erario, y la fuerza de la costumbre.
El sistema fiscal sobre la renta de
la seda lo hablan formado los Reyes,
que
(I)
Ibid-
que se tenian por - los mayores poli=
ticos de España , , y aun de todo el
mundo. 2 Quién- habia de proponer , ni
intentar la reforma dé unos reglamentos autorizados con los nombres de los
Reyes Católicos, y de Felipe 11. ?
Así es,- que lejos de disminuirse
los derechos de la seda, se fueron aumentando incesantemente. Á mas de
sesenta por ciento subian los tales
derechos en tiempo de Felipe V., y
esto sin incluir en ellos el diezma
eclesiástico, como lo refiere Don Cerónimo Uztariz
«Y ¡nos quejamos, exclamaba aquel
sábio, y zeloso español : y nos que¡amos de que han descaecido nuestras
manufacturas! Y algunos , sin hacerse
cargo de que se han destruido por irnpedirnentos establecidos jimprudentemente por nosotros mismos ,, quieren
'persuadir , que en España no hay ingenio -, gente, ni lo demás necesarío
para muchas y buenas maniobras` de~
se-
Anterior
Inicio
Siguiente
seda ; como si las experiencias de rnw
chos años no nos manifestasen lo con.
trario , particularmente en Granada,
y Sevilla, en .los tiempos mas antiguos."
Á la exórbitancia de los derechos
se aliadia su variedad , que los hacia
mas complicados , y por conseg fencia
mas gravosos. Se exigían 302 triaravedis por alcabala ; 104 por los cientos ; ocho por el tartil ; 68 por el ar,bitrio ; quatro, y medio por las torres
de la mar ; quince , y medio por el
derecho del Geliz, y lo demas por
:el diezmo real, sin incluir "el Eclesiástico. (2)
No paraban aquí las cargas, y veTrabas en su
Quíner`i°
jacíocres á los criadores de la seda granadina. 'Con el pretexto. d e asegurar
. su buena calidad -en el hilado , y el
pago de los derechos fiscales , estaban
sut
i
A~
Teórica y práctiea de corimgrcio, y de marina. Cap. 78.
Ibiá.
si)}etos, aun fmas, que á las-justicias, á
los satélites: de los asentistas= , autorizados, para los mayores excesos, y : tropelías ,. hasta las de allanar sus esas,
y registrarles sus, mas ocultos secretos:No podian contratar con ella- libremente. . Para su venta debi-an conducir-la,. cargados de- guias, y otras mil formalidades á: una alcaycería ; entregarla á
los Celices ;, subastarla. en publica almoneda , y contentarse con lo que les
entegaran aquellos corredores , sin
el . menor arbitrio, para reclamar sus
cuentas, '
Rnalmente, se- discurrió' , y prac-ticó el inhumano arbitrio de encabezar
á, los, pueblos por cierta número de
morales, y onzas de~ simíente de gusanos,. y obligarlos. á pagar de manco-mun los derechos de las libras de seda
que los rentistas hablan: calculado en
sus oficinas que debieran producir.,
¿Qué podía resultar de tales leyes,
ordenanzas ,. y reglamentos,, sino el, exter-1
(3?)
terminio de los árboles, y la aversion de
los labradores á esta forzada grangería?
Hace mas de medio siglo que el
Reforma del
sistema anteGobierno trabaja -incesantemente por
rior.
la restauracion de este fruto. Pero es
teas fácil destruir , que edificar. Un
palacio, y un gran pueblo., que se arruinan en - un momento por -un terremoto . -un incendio ', una invasion , tií
otras causas naturales , y políticas , no
pueden reedificarse ., ni restablecerse
yen muchos años.
Fuera de esto, en las leyes publicadas para el fomento de_ la seda de
este reyno , no ha habido , ni acierto,
y uniformidad en los buenos principios,
.ni el debido zelo y exactitud en su
-execucion.
La primera que yo he encontrado,
despees de mas de dos siglos de tra:bas y opresiones , es la citada de a -i
de Junio 1747, por la que se esta,bleció una compaiiía real de fábricas
y comercio en esta ciudad.
Cons-
Anterior
Inicio
Siguiente
133
por
- '°Constando
notoriedad- , dice
el capítulo 31 ., no gx stir en todo el
reyno de Granada una centésima parte de los morales que se entregaroia
por censo real á los pobladores, des-pues de la conquista , por el,total abandono en que ha estado la -precision eco
que fueron constituidos de mantener-los existentes , plantando, en lugar de
los que la injuria del tiempo aniquilaha , otros nuevos, cuyo daño continúa,
_de modo ;que no providenciando de
,xemedio eficaz se llegará á extinguir
.en el todo .., dentro de muy poco tiempo .. .,.. y que,,, sin .embargo de las reiteradas providencias que en distintos
_tiempos se han dado para reparar este
daño , no -se ha experimentado ni aun
la suspension de él , por contentarse
. los jueces y ministros can publicar bandos , sin cuidar de que se observe lo
;que en ellos se previene ; y -1o mas
cierto, -por no haber habido su.geto que
directamente cuidase de esta importan
cía,
5
(34)
ela , autorizado , segun su entidad requiere , como que en ella es interesado mi real erario, y la causa pública...
he venido , para remedio de estos males, ó daños , y que la compañía florezca , y consiga los fines que solicita,
en nombrar, como desde luego nombro, al Presidente de mi Junta general de comercio , y de moneda , para
que como Juez Conservador de la Compañía , y especialmente del plantío de
moreras , cuide de esto , con inhibicion de todo tribunal , conociendo , y
entendiendo de todas las causas civiles
y criminales de la misma compañía, y
sus individuos , ,con facultad de hacer
restablecer el plantío de morales, obligando á los pueblos á plantaren terreno
á propásito' .los mismos que :faltara, segun la obligacion en que fueron constituidos, y se les entregaron por repartimiento , despues de la :conquista,
pudiendo el mencionado Presidente delegar esta comision en el juez Conser
va-
( 3 5)
vador de la Compañía,, ó en quien me.
jor le pareciere , y que las apelaciones
vengan á él, quien podrá asesorarse con
algun Ministro de la citada Junta , ó
con toda ella....."
Compárese este capitulo con el -i
de la misma cédula, que dice así : «De
los encabezamientos , que por renta de
seda se hacen en el, reyno de Granada , y el modo de sus repartimientos,
y administracion , resultan gravísimos
daños , que imposibilitan , y aniquilan
4,p c~sechá e este importante género;
pues haciéndose los repartimientos segun el número de zarzos , y amplitud
en que se cría , por lo que regulan la
semilla, y cosecha que tendrá el críador , para disminuirla este , reduce , y
ciñe una libra en el distrito, y zarzos
,que correspondía á menos de medio;
de que resulta , que viéndose estrecho
gusano y encontrándose unos con
otros, se unen dos ó tres á formar el
capullo, de que se sigue salir este im
per-
Anterior
Inicio
Siguiente
3 6)
los de esta- natu=
,
pues
todos
perfecto
raléza producen solo la seda que- lla-,
oran azache , que es la mas infima, y
equivalente á la estopa del lino, siguiéndose tambien el que debiendo- ser los
capullos tres , se reducen á uno , ademas de que por la misma estrechez se
mueren muchos, y los que viven no
se crian con aquella robustez que es
conveniente ; á cuyo- daño se añade el
de haber año que al pobre criador le
sale de repartimiento veinte reales por
libra , por las contingencias- y delicadeza de esta semilla ; y como ha de
pagar lo que se le carga, coja mucho, ó poco, se contienen temerosos,
huyendo de este próximo daño , dé
modo que el que podia cómodamertte criar una libra de simiente-, solo se
arriesga á hechar una onza, cuyo perjuicio cesará siempre que se de distinta regla, y se logrará triplicar la cosecha con los mismos morales que existen.. ...
¿Par
3 7.j
¿Por que se atribuían, en el citao'capitulo 3 i , á las . Justiciases y labra-
dores los daños- causados ` por . la! falta
de cálculo económico , y otros errores políticos? Los criadores de seda
cuidarían de conservar - los morales an.
tiguos , plantar otros- nuevos, y multiplicar quanto fuera posible tan- precioso fruto, si les tuviera cuenta, lo- mismo- que sucede , y sucederá siempre
con todos los demás : pero en el mo*mento en que estos ,- o por los . demasiados derechos,. Ó:'porlas restricciones,
Ae- re-Y trabas , 'en su comercia déxen
compensar bien los trabajos, y gastos
necesarios para su recoleccion, y venta , decaerán infaliblemente, sin que ni
la pérsuasion , ni la fuerza puedan repararlos :
-2q.
cédula
dé Julio Real
Por Real decreto dé
del afio 1 776,
de 1776 , se mandó que cesaran enteramente los encabezamientos, perdo
nando á los pueblos quanto estuviesen
debiendo por ellos , y parase en los
pri-
primeros contribuyentes . Que los quince reales , y doce maravedís , con que'
estaba gravada cada libra , se reduxeran á dos, pagaderos por los compradores. Que se extinguieran los oficios
de Gelizes , y concediera libertad á los
dueños para venderla , y comerciarla
por sí mismos, asegurando el pago de
los dos reales. Que cesara la prohibicíon que habia de introducir en este
reyno las sedas de Valencia, Múrcia,
y otras provincias donde se crie. Que
las alcabalas , que estaban cargadas sobre la seda en rama , se cobraran de
las manufacturas fabricadas coro ella.
Que la Junta general de comercio cuidara del buen hilado, y reforma de
los abusos, que se cometían en el desonce y mezcla de partes estradas , y
sedas de inferior calidad. Y que se dedicara .á promover con particular atencion, y por los medios más oportunos
el plantío de morales, y moreras, y su
conservacion en los sitios unas á pro,
PÓ-
Anterior
Inicio
Siguiente
(39)
pósito, para. que con estos .auxilios, que
dispensaba la real clemencia, volviera al estado floreciente , que tuvo en
1o antiguo.
-c°"tision í
La Junta general de comercio sub-- esta
Junio.
delego en esta particular de Granada para el fode la
todas sus facultades para llevar á efec- menta
seda.
to la última parte de aquella real resolucion. Y habiendo conferenciado sobre los ;medios mas oportunos para des
emperrar atan importante encargo, resolvió nombrar varios comisionados para
que la informasen del estado de morales - , -y Wor ras de, toda ~ este f-J reyna,
y cuidaran de los nuevos plantíos ,_ que
iba á promover , así coma tacnbien sobre la reforma de abusos en el hilado de la seda.
El mayor obstáculo que encontra- Cédula del
ano de
ba esta Junta particular para las plan- contra laroes
so
munidad
taciones , y cría de morales , y mo- p~stcs. de
. reras consistía en la comunidad de pastos, y libertad de entrar los ganados
á pacer en las mejores hazas , levali
.ta-
410 :3
-talo él fruto , porque nunca podía
esperarse , que .1os labradores se inclinaran á plantar y criar árboles , sin con,.
cederles la facultad de preservarlos de
tan voraces enemigos.
Así lo representó á -1a ~Genera4
por la qual se expidió la Real cédula
-de 16 de Marzo de i ?7S., en la que,
aprobando , y autorizando á los comisionados nombrados por esta , se -m .In-do al mismo tiempo, que en las tierras donde se hiciesen nuevos plantíos
.quedara prohibida la entrada á toda
clase de ganados , por el término de
seis, ú ocho años , segun á :juicio de
-peritos se contemplara preciso , castigando á los contraventores , y haciendo responsables á las justicias.
Primeras orDespues de esta Cédula se formadenanzas sobre plantíos . ron , y remitieron á los pueblos cier,de morales,
p moreras. tas ordenanzas sobre el plantío y con
servacion de los morales , y moreras .
Por ellas se mandó , que en cada
Pueblo se plantaran los árboles -de estas
es=
espeeies que permitiera su terreno,
temperamento , sin que sirviera de excusa , dice su capítulo panero , lo' que
comunmente se dice , que su sombra
es dañosa á los granos, y semillas ; pues
ademas de no ser cierto, aunque lo
fuera, se pueden plantar en las azequias,
balates , ribazos, lindes, y otros sitios,
que no aprovechan para otros destinos.
Que siendo las mas haciendas de
este reyao de la Real Poblacion , y
habiéndose .repartido á los primeros po
seedores _con la precisa obligacion de
plantar , y mantener en ellas cierto número de morales y moreras, se debería precisar á los actuales á que la cumplan , sin excepcien de personas, aunque', dan eclesiásticas , por. no ,gozar de
fuero en tales haciendas de poblacion,
como está declarado por executoria del
Consejo.
Que todos los años remitieran las
justicias al Juez Subdelegado un testimonio del número de árboles que se hu
bie6
Anterior
Inicio
Siguiente
( 42 )
'Mesen plantado , y de los existentes.
Que siendo omisos los dueños en la
limpia , y cultivo de los árboles plantados , se practicara sumaria informacion , y tornaran contra ellos lás providencias convenientes.
Que no pudieran entrar ganados en
las haciendas plantadas de morales, y
moreras , aunque los ganados fueran de
:pus propios duellos.
Que si algunos de estos árboles se
cayeren , o secaren , no pudieran arrancarse sin licencia de la justicia,, y sin :
reponer otros en su lugar.
Que ;estas ordenanzas se publit r4a
todos los años en cada pueblo .por el
enes de Diciembre 1. cuya ,publicacimi se
hiciera constar por testimonia ú; Juez:
Subdelegado.
Real orden
En el afilo. de 1790 y. própuscr, esta
sobre abono
de las mejo- Junta á la General, que para ele may'Qr
ras de estos
.
plantíos de fomento de la crin d e morales
y momorales , Y ..reras ; convendría se declarase por ret
xnoreras .
, ~_
gla general, que. el valor de dichos a
bo-
( 43)
plantaran
los colonos en
,
que
boles
las tierras arrendadas, se les abonara
por sus duefios, al tiempo de dexarlas;
y que los gastos de perítos ; reconocimiento de terrenos ; coste de los
plantones , y demas diligencias indispensables, se sacaran de los sobrantes
de los propios ; y habiéndose conformado con esta propuesta , la consultó
á S. M. , y se sirvió aprobarla , y comunicar a. esta Chancillería su Real Decreto, :para que lo tuviera presente erg
los pleytos sobre .abono de mejoras.
i4 conseqücncig de ;aquella órden, Auxilios :r
plantíos,
confirmada por otra -de 1795 , se les los
delosfondoa
:asignaron .á los pueblos las quotas , que de los pro;se creyeron necesarias para los gastos PI`
de plantíos , y su conservacion, paga-,deras de los sobrantes de los propios,
con calidad de reintegro , y habiéndolas resistido algunas Justicias , se les
obligó :á su pago.
Ciertamente eran eficacísimos los .
medios y estímulos indicados para resta-
( 44)
tablecer y aumentar la cosecha de la,
seda ¿Qué mas podian apetecer los criadores de este fruto , que la, rebaxa de
los derechos á la moderada contribucion
de dos reales en libra ; la libertad de
plantar moreras , mas fáciles de criarse ; la seguridad de estos árboles contra los ganados , por el tiempo necesario para su crin ; el abono de sus valores por los dueiios ; los socorros gratuitos de plantones ; y la libertad de
contratar con quien les pareciese, sin
las formalidades , y trabas antiguas?
Arboles
Pero asombra el ver los cortos efecplaütados por
. De 5-40
auxilio-s
direccion de tos de tan benéficos
esta junta . 3
3.3 pies que se plantaron por direccion de esta Junta ,. desde el ario de
1778 hasta el de 1797 , se habian.
perdido [email protected] :de suerte que, apenas, q-u.edaba la décima parte de los
nuevos. Y entre estos , y los antiguos;no pasaban de 2270372, segun . resul-ta del estado , que se remitió á la J un
ta General en aquel mismo año .
La&
Anterior
Inicio
Siguiente
(45Y
Las diligencias. para' lá fórmacion
je~ aquel estado. se- le: habian encargádo
al Sr. Gomez , quien con tal motivo
pudor instruirse mas sobre esta comisiona
En' el ario de 1-799 el Presidente que era de esta Junta D.. Francisco
Tomas dé Camarasa ,, habia formado el
proyecto de reunir eco si todas- las facultades, y jurisdiccion privativa sor
bre el, nombramiento, de Subdelegados,,
y direccion del rateo de- la seda,, para
lo- qual propuso- nuevas ordenanzas á
la Junta General:.
Puede creerse,, que aquel proyecto Proyecto dar'
Camara-seria dictado por el patriotismo , y Sr.
sa sobre una
puro zelo de activar mas el fomento comision pri,
de la seda, y por la observacion racional , demasiado acreditada por l :w
experiencia, de qne los cuerpos políticos nunca se mueven-, ni obran con
la viveza y energía que los individuos.,
Mas tarnbien pudo dimanar. de otros
fines menos honestos, quales son la vanidad de tener á sus órdenes rnas dei
tres--
( 46)
trescientos Subdelegados ; la multiplicacion de diligencias , y costas forenses , &c.
Nuevas orEstdndose :exáminando por la Junta
denanzas ., y
cornision pri- :General dicho proyecto, murió D.Franvativa del- Sr, cisco Camarasa : continuó D. Juan An
Gomez.
dres Gomez ; promoviéndolo y se publicó la Real cédula de 3 de Diciembre de ; 8o ,z .
«Conviene , dice el capitulo primero de aquella Cédula , que ;haya ea
Granada un Comisionado ~genera1 que
entienda directamente en todo lo concerniente á plantaciones ,, cris , y conservacion de morales , y moreras ,
al buen hilado ;de ;la seda de aquel
reyno. Baxo cuyo supuesto :nombraba
Comisionado general ;a1
S. M. por tal
,Juan
referido D.
Andres Gornez 5 y
Moreno, Ministro honorario de la Junta de Comercio , Moneda , y Minas, y
vocal de la particular :de esta Ciudad.
Por el captíulo segundo se concede á dicho Comisionado general lá Vilcul-
(47)
cultad de- nombrar otros comisionados
partie- ulares. en los: pueblos ,: en, que fuesen. necesarios..
Por el tercero se manda, que el
Comisionado general esté á las órdenes de la Junta General , y la de par:
te de quanto ocurra digno de su- noticia ,. remitiéndola anualmente un plano ,
de- los morales, y moreras existentes,
con especificacion de los pies antiguos;
los plantados en el último año, y los
que quedaran que plantar para, su to,.
tal . repoblac on.
-E1' quartor trata: de las., obligac«>w
raes de los comisionados particulares, y
Tas gracias , que, habian de gozar, de
raso- del baston , exéncion de cargas concegiles, y asiento, préférente,. déspuesde los Regidores , en todos los actos
públicos , á que asistiera. el. Ayunmiento.
Por el quinto se mando` formar una
tazmía general de los morales, y mo_
ceras, existentes en aquel arao en todo
és..
Anterior
Inicio
Siguiente
(4S)
este reyno ; número de los que podriatt
aumentarse en _cada pueblo ; de los que
se hábian de plantar cada .año,;. el que
.correspondiera á .cada terreno , y método que hubiera de seguirse en esta
operacion , para instruir de, todo' =ello
á los :propietarios, : y colonos.
En los siete capítulos siguientes se
trata de almácigas , y planteles de morales , y moreras , mandándose en el
noveno , que los que hicieren ., .a§í los
comisionados-, .como las Comunidades,
Cabildos , y particulares hacendados,
quedaran perpetuamente cerrados , y
guardados de -toda especie de ganadoS
y concediendo facultad para cercar las
tierras en que se hubiesen plantado tales árboles ; con barda, á del modo que
rnas les convenga: á los dueños.
diez, Y
Desde el trece hasta
siete se dan reglas sobre el modo
de hacer la plantacion ;, y costearlos gas
tos , y aprovechamiento de esta clac
se de mejoras -por los propíetaríos, -Y
colonos,
Por
el
('4O
el' diez ., y -siete- e : prohibe,
para siempre la entrada de ,ganado cabrío , y por seis arios la de todo ganado en las tierras plantadas de morales , y moreras , baxo las penas que
se señalan.
Por el diez y ocho se imponen
penas á los dueños , sean propietaríos, ó colonos , que arranquen , cor
ten , o hagan algun otro daño á los
morales, y moreras , plantadas en sus
tierras.
Y en los tres últirnos se prescribe
el modo de ~proceder en las causas de
quebrantamientos de las nuevas orde."
nanzas
. . guando la . Junta general de Cci.
mercio , Moneda ; y Minas . las con
zultó al Rey para su aprobacion , propuso tambien á S. M., que podría asig.
par al Comisionado . general de su real
rancio la cantidad de mil doblones anuales , por un quinquenio , destinando sus
;dos terceras partes para subvenir,á los
_.
7
gas_
f
`por-
(50)
gastos de las plantaciones de morales;
y moreras , y la restante para los de
comision , correspondencia , impresion
y distribucion. de los papeles , que fue
sen. oportunos para ilustrar, á. los labradores , con la calidad de dar noticias del estado de su comision á esta
particular ; y de presentar anualmente
á la General cuenta de la: inversion de
la cantidad designada para. los, expresados gastos de plantaciones:..
El Rey se confórmc1 con, el parecer- de la Junta, general, por lo, qual
se- pasó, un oficlo, al Sr.. v.. Juan An
dres Gomez , comunicándole- aquella
soberana resolucion , y diciéndole, entre. otras cosas, que confiaba ;. que en
justa correspondencia. al aprecio, , que
habia hecho de- su. zelo, y conocimientos , continuaría en sus . esmeros, para
que se consigan, losa paternales:: desvelos, con que el Rey fomenta. un ramo
tan precioso de agricultura, é indusaria, y que guardaría con esta Junta
par-
Anterior
Inicio
Siguiente
CsI)
particular la atencion mas cuidadosá;
de enterarla progresivamente de los
adelantamientos , y verdadero estado,
de este ramo , para que pudiera diri..
gir todas las observaciones que juzgara convenientes á aquella superioridad..,.
En i i de Diciembre del mismo
año de 18o i , se pasó por el Secretário de la Junta general D. Manuel
Ximenez Breton otro oficio á esta par»
ticular , en :que insertando copia del
anterior, se mandó pasar _al nuevo ,Cow
misionado .privativo, todos `li . paJpe~l+ea
relativos a. este encargo , y efectivamenT
te se le remitieron hasta 3861egajos, la
mayor parte sobre nombramientos de
Subdelegados, y los demos sobre va"
rias incidencias pendientes de la Co.
mision.
de
Poco ántes deja promulgacion de Abolicion
los impuestos
las nueavas ordenanzas, y CA'misic>n- primo .sobre la seda .
watiñ i se habia mandado por otro der
creto de S. M. á consulta ,de la ..mism é
Jun-
.
~s2)
general
,
que
para desde Enero
Yunta `
del afio inmediato de i 8o2 quedara
abolido el derecho de dos reales en
cada libra de seda fina , y uno en la
de azache, o basta, observándose en este
reyno las mismas reglas que en las,demas provincias acerca de este, ramo.
i Ló que cuesta un desengaño! Tres
siglos de continuas experiencias , no
habían bastado para demostrar que la
exorbitancia de las contribuciones es
incompatible con la industria, y agricultura ; y que los únicos medíos de
restablecer la de la seda, no podían
ser otros que el cíe abolir las trabas, y
derechos sobre su venta , y libre comercio , y la protéccion del innato, y
mas sagrado de,, los propietarios para
cerrar sus tierras , y.: prohibir
etitrada á los ganados .
No se ocultan- 'ya á :nueltro gobieruó estos luminosos principios , comd
ze manifiesta por las citadas órdenes:
Pero :las representaciones de los. .do.~
iV1~"
Ministros, Carnárasa? y- Comez, en quienes prudentemente debia suponer mas
particular.es= conocimientos, locales'; 'éinstrucciorv,de lo, mas- cthnven ente este
reyno , lo persuadieron á creer , que
con las . , propuestas ordenanzas , y corrüsaoa :,,Porlería acelerarse ; rnas lg desea
da restauracion ; y perfeccion de la
cosecha- de la seda. Exáminemos sus
efectos;
No -podía cie°rtarnente haberse lelC- Elogia del
omez,
gido una persona mas idónea para lá sr.
referida comision, que la del Sri. D. Juan
Aúdres Gorrea y - Moreno: l?ár- . gu : talento , su industria, y su , trabajo particúlarmente en el comercio de- la seda,
habla -llegado á formar un gran caudal;
adquirir mucha consideracion y merecer , que la' Soc .edad económica de
esta Ciudad lo eligiera por su Secretario: ,perpetuar ,. y S. n por i-ndividuc i oe ,esta .<,Junta- ; y honomria de la
Geuaera ;dir :Comerció.
:-, _riqueza ~l j~-su abánzod*
.
.6L
edad}
Anterior
Inicio
Siguiente
(s4)
,edad , ni la cruel mordacidad , é indi.'
ferencia de nuestro público hacia sus
bienhechores , entorpecian su patriotismo. Apenas se le confirió la: comision,
se le Viá multiplicar oficios á los ayuntamientos ,, comunidades , . y, .~acenda-,
dos , excitándolos á los plantíos. Dice
el exemplo de poner mas de zoo pies
de inorales ., y moreras en sus tierras
propias. .Hizo penosísimos viages~ por
los ásperos montes de las Alpujarras.
Visitó por sí .mismo ,los tornos,, y maniobras de la hilaza. Sufrió mil contradicciones é invectivas. Vuelvo .á repetirlo .: no podia haberse encontrado Jsu.,
getoo mas :,á prop'sito para la, execticion
de las ordenanzas , que el . . .Sr: Gomez
Moreno.
Ffectos de la
Pero 2 qualeS han s1dO los efectos
comisionprivativa.
,de aquel reglamentó? Interesa mucho
á este reyno, y ,aun .á toda la monarquia- el rectificar las, ideas :,económicas:
Y esta rectificación no sé Iogca tantó
,con argumentos, y .doc¬rinas generales,
co1
( 5 5)
comer' con ,hechos,,,. y ; .exemplos; bien
analizados..,
Quando, empezó la comisiórr. privativa del_ Sr.. Gornez, esto es, á principiosdel año de- i So 2-, tenia este rey
no de : Granada 1 90 D480 morales an_, moreras, que- astiguos, y -30837
cendian entodo srr ntímero á . 2 [email protected] i 7,
y ademan otros- 249009 pies plantad'os en los dos años -anteriores . de 8o r,.
y Sol, cuya totalidad ascendía. á_ poco
mas. d e 2 S.o g..
Us;a plantados¡ - por- direcciow del, Reflexiones
los plaSr. Gomez en: los - arios: de r 8 o z,; 80 3-, sobre
nos de las úlplany 804 ascendieron, á -2,5 2 912-4 5 , que timas
taciones.
son mas que doble- del los existentes.
ah. principio de. su Comísii~n,. segim loa
estados presentados, por- él' mismo:. Más
aquellos- estados tienen varios defectos, .
y- reparos , que inclinan mucho á,.duw'd-r de -su exáctitud .. .
En primer lugar-", se incluye-~en la
pfimera , .plantacion 22,77Y morales,
Y I? 2-3 a' náoreras'~ puestas en. el daño
de1
( 5 6)
ale~'iSaí1, guando la Cor~islon estaba~tt~'-,
davía á cargo de esta Junta.
Lo segundo , aquellos estados se
formaron por listas de los SubdelegadosI'
interesadow' . en exágerar sus respectivas
plantaciones .s ° , . . .
Lo- tercera, los Últimos estados ingican alguna nnañosidad , en su form
cion ; porque' habiéndose puesto -en el
primero los árboles antiguos , -se omiten en los succesiwos- , faltando por
consiguiente estos datos tan necesario*
para las comparaciones- de unos con
otros.
Lo quarta, estando mandada expresamente por : las: , hr&n:mtas ~ que se!
formara una ' ,tazmía general , 'no ~ solo
-de los árboles existentes, sino de los
,que. pudieran aumentarse en cada' pueblo, y porcion que hubiera de plantar,
se cada año ; nada de esto se especificó
en dichos :estados.
Lo quinto, _en el último de --18 04
,se ponen como arruinadas por 1Qs terre
. ,
mo-
Anterior
Inicio
Siguiente
( 5 7)
motos , y uracanes 2oOx6o morales,
y i Í9 5 6 3 rnoreras antiguas , sin expresar el número de los árboles restantes..
Ademas de esto , en una nota de
dicho estado último , se advierte , que
el arbolado arruinado aminora la co
secha en mas de 26a libras, lo qual
es una manifiesta alucinacion , porque
si los 2269317 morales, y moreras
antiguas, no producían un año con otro,
mas que unas 589 libras de toda clase de seda , z cómo solos 2 197 2 3 habían de producir mas de .269 ? Por
este cálculo nunca debia baxar la cosecha de mas de 25o9 libras.
Pero supongamos , que os estados Reflexiones
sobre la coson exactos ; ciertos :los chatos ; y ver-,r mision pridaderas las plantaciones.-., .'¿ Qué ;segur nativa .
ridad puede haber de su. conservacion,
y de que los árboles lleguen a criarse
perfectamente?
Quando la comision corría á car
go de esta junta , de mas de medio
núllon, que se plantaron por su direc?,
. _
8
clon,
(s 8)
cion , apenas se conservó la décima
parte ; sin embargo de que ya estaba
prohibida la entrada de los ganados
en los. plantíos ;. de que tenia Subdelegados para promoverlos y auxiliarlos ; y de que ni las justicias , ni el
público la miraban con la aversion, y
ojeriza que á la Comision privativa
del Sr .. Gomez Moreno. z Cómo, pues,
podrá prometerse la permanencia de
unos. plantíos hechos, por decirlo así,
á punta de lanza, y con las mayores
violencias , quales son las de precisar á
los propietarios á poner, y cultivar en
sus tierras unos árboles ,. que pueden
no acomodarles ; á conservarlos, y guardarlos contra su voluntad ; á sufrir las
penas aun de los danos causados por
manos extrañas , y sin su +comcrrtitniento ; y continuas visitas :l. : y molestias de
unos Subdelegados inútiles , parciales,
y odiosos á los pueblos?
Así se ha vista que á pesar del
talento , y actividad del Sr. Gomez,
pa-
( 5 9)
para -usar, - ya del ruego , y exhortarcíones patrióticas, ya de la autoridad
que le concedian las ordenanzas , las
mas de las justicias , y propietarios , :y
principalmente los de esta vega no contestaron siquiera a sus oficios ; han despreciado su comision , y sus amenazas ; y aun el Ayuntamiento de esta
ciudad ha representado en contra de
.ella.
¿Qué mas? Se ha visto el numeroso plantío de mas de aoD pies , puestos por-el mismo Comisionado privar
tivo en sus propias tierras,, ~reducido
á poco mas de ciento , á pesar de su
eficacia , y su mayor autoridad que la
de los Subdelegados .
El Comisionado clamaba incesantemente , ponderando al Gobierno las
desatenciones , é indolencia .de las J,us
ticias ; la impunidad :de los .ganadero$,
y dañadores ; la indocilidad; de los hacendados, y la necesidad de autorizarmas , y roas á su persona ,y
Anterior
IAS,
Inicio
de $41s
Sub-
Siguiente
( 6o)
Subdelegados , extendiéndoles la jurisdiccion para corregir aquellos excesos.
Ultimamente , por Enero de este
año hizo una representacion al Rey, en
la que, ponderando las ventajas de su comision , y repitiendo sus declamaciones
contra las justicias , y hacendados , propuso como un medio muy eficaz para
activar las plantaciones , el de conceder á los Subdelegados fuero. privilegiádo, indépendiente de la jurisdiccion
ordinaria ,- y sujeto inmediatamente á
la Junta general de Comercio-, segun
gozan el suyo los de la Marina:
"De este modo , así concluye, la
representacion , el vuestro Comisionado general podrá, sostenerlos , é ímpe=
dír que los arrollen ,, e intimiden con
injustas calumnias. No se les-coartaráñ
sus funciones , ni degradará el honor
que V. M. deposita en ellos ; y 'los ganaderos por unos niedios de injusta,
é irreprehensible proteccíon, no destruí-rán la plantacion de morales? impedirán
van seas progresos ; ni menos mlrarárt
con el punible desprecio, que lo executan, alas Soberanas resoluciones de
V. M. , y Real cédula de 3, de D"reiembre de i 8o í-_
Esta última pretension acaba de demostrar ,- qual fue el , ! verdadero espíntu , que sugirió la comisíon privati
va para el- plantio de morales, y moreras :- esto es , el- de formar un nuevo
ministerio- , ó- superintendenciá , con
su Secretaría , su archivo , y numerosa comparsa de oficiales : , tfany gravosos,
y tan inútil+esá ;, jamo otros infinitos,
de que abunda esta monarquía!, mas
que de labradores ,. y artesanos.
La- causa mas radical de la deca- verdaderos
medi ,,s de fu.
dencia de la seda , ' Íbe la exarbitán+ inentarlaco.
de ta
cia de las contribuciones , y formal¡-¡. lecha
seda . Progie'dades, en su tráfico:dad, y liberMucho contribuyó á su destruc- tad.
cion la. comunidad de- pastos , ó libertad de entrar los ganados en los rastrojos. Pero sin embargo de esta liber
tad
( 6 2)
tad se vió prosperar la seda hasta la
expulsion de los moriscos.
Fuera de esto , bien notorio ese
que no obstante las citadas leyes , más
favorables á los gana4ós, que .á ;la agri
cultura , reo han dexado de mulliplicar.,,,s utiliselas vidas , y los olivares.
dades que perciben los hacendados del.
vino, y del aeeyte, les mueve -á plantar
dichos .árboles,, y_á ,guardarlos , sirv necesidad de ~órdenanzas , ni comlsignados , m.* jurisdieelones privativas, ni fueros privilegiados .
Lo mismo sucedepá infaliblemente con la seda; J "uego que la experiencia , y el exemplo -vayan :acredi
tando, y extendiendo la persuasion de
que , eximida de las antiguas,eontribucjo s, podrá dexar ganancias muy , considerables ; los mismos labradores se
excitaran , y empeñaran en criar alrnácígas , plantar morales, y rooreraN
criarlas, y guardarlas, Y alevar á su mayor perfeccion este frjto . Quanta fuerza
Anterior
Inicio
Siguiente
("63 y
aa se emplee en acelerar esta operacíon,: será: , !por lo m:érios ,. sospechosa,
y capaz de retraerlos , mas,' bien que
de fomentarlos , y entusiasmarlos.
Ni con, comisiones, ni sin ellas
puede prometerse el restablecimiento
de la seda en pocos. años . Á las, causas
expresadas de su decadencia se añade,
el que la agricultura ha tomado su
rumbo por otras, partes , y cosechas,
que se presentan á los labradores mas
fáciles ,. mas lucrosas, y ménos arriesgadas.~
A esto, se agrega,, que los° consumos de las rnanufacturas de seda se
disminuyen continuamente , por la pre
ferencia , que va dando la moda , y
el capricho á otros texidos de lino ,. las
na , y algodon.
Pero como quiera que sea, si se
ha de fomentar la plantacion de
roles , y nioreras ,. no ha de ser con
ordenanzas , comisiones , óhcios, apre"
míos , denuncias: y. extorsiones , sino
con
( 6 4)
con- plena libertad á los dueSos para
plantar en los sitios que les acomode;
arrancar los que les parezcan inútiles,
y facultad de impedir la entrada de
ganados , ó. concederla á su arbitrio.
Si realmente los morales , y moreras perjudican á los . propietarios , deben arrancarlos ., .y el prohibirles su
derribo seria .-tan injusto , -como impedir el escardar las malas yerbas , y
otras labores convenientes para el cultivo de los demas -frutos. Si les aprovecha , el tiempo es quien debe desengañarlos , y excitarlos á esta especie de agricultura.
i Quién , decia con muy sólido juicio el Sr. Don Pedro de Mora en su
citada representacion : quién ha fomen
tado el cultivo del algodon en la costa de Granada ? Y ¿quién -lo ha preferido a la preciosa azúcar ? Solo la libertad , propiedad , -y utilidad , no la
fuerza, ni el apremio.
«guando las materias navales de
la
COS Y
lá .Real-Airmada vdpian, del norte~ por
.contratas :ruinos1irnas al
asient!Ds~ .., ; y,
estado,:;, ..,se .~cogiag ,en la vega- . de
oistá iciúdadí~,1~ ,quando ;inas,
-Palrobas,
deiscáñámó¿ - Cob, mejor;-,,.atjuerxió ¡,.' el_
superior gobierno fomebtó, , Ia wia de
de buena- fe con- el
mes ; : libertad., .,y -propiedad Y- tu el
año de 1797 compró, solo el Rey ntro.:
Sedrír xz6a-,, .arrobas~
IrEi cultivo del aceyte~ifeUtzmente.
va~'pn =conocido ,.rfamnento~-,porque, , !el_celadagseres . uardRs ~,--éscñbaw,' s ,
res , visitas , y denuncias... .11 , I : -Pudiera concluir . aquí mi discurso.
faTa este ~ último lu-'
la - observacion mas interesante, y_
digma- -de reflexionarm Desde el año
4e 1 77 6 , en que á consulta de la
finta general de, tomercio --se publicó
la `citada -Real Cédlula, .de ., franquicias;
Anterior
Inicio
Siguiente
( 661)
alopvinto :Li , seda , gran.adina ' toda,
Junta
11 gtenéíon así -de esta
parti
cular . en cl tiempo que estuyoi . í . su;
cargo, .come dc ;Iai bomisigii~gri.vativar:
se. lA ~tart :,Uevadó-,ly abbtvidoiló-l~ -nueí4
vos plantíos, ~habiéndoee -nú&4 a<i.o-",n, ¡adiferencia l y, ménos,ctildado á #>#oye,
y
,De,,los.'estádqs; -.pycTentadosr pior urm.
y otra tí3rn.isión , respIta , que -, aun re-;
baxadoi los veinte, - y - tantós~"l -árbol
les -~ rcfúé,--sev. d.jeen déstrodadw .00 los
últia.m7 , terremotos ~-y( .útacar>os ,- que
dan todavía mas de doscientos mil mor-Aes., y , moreras campales, 'sin irréluitY
en éste , número los ~ pl~
.
riornaente. ' . . - a ir ^ ú , n i T . :s .¡
. . Segura los cálculos, que :expuso el
Sr; Gbmez -_ : en : .une ~.represejitacion-: 41
la Junta ;gcmr~al, ,de i :,z .de. Qctúbrei dar
afió,,"próximo. pasado, cada móral aretiguo produce, lo ménos, ung con, otro,,
diéz arrobas & hoja. Con cada cíncuen- .
ta árrobas; f á la hoja de tinco, morales,
se
1
(67)
sé :cría; una btúa dé . simiente q .iúe :ordina.riamente produce _qúatro,l.~bras de
seda fina , y dos',de basta : -, Pbt eo.asi.
guíente sale la ;cosecha,' d, maj .de .uileí
libra por cada moral aht gtvo .; :,y: .pa-,
sando estos en el reyno de Granada
de, 2zo-9 , este misma- número . y : aun
algo mas debiera ser el de las libru
dei 3a t,eo$eoha ; arinuaLI
, Pues, Zcónio n'o llega á 6oD libras
que es _ ; aénos~ ;id x
~; c. r, Part ? ~_
1
bu habido ¡pucho -error . en Ips estados
de ~0es', -o ,e.n-los cálculos sobre su$
productos~ ~ ó Influlto desplr4,icio : de 14
hoja ;~ fue . es ;h . t a~ l rob~abl , ;
Y-si nb- $e aproveeh-a; bien .,el . r g
d.-,~~ ,los morales -ya criados , y cuya :carpulencia , y, robustez Iras
: asegura ,,e-onr
tra, la, vosacidad Jde:_,lgs ga-nádos ;, y exi-ge:°3nraucl~o: ;rrver~rr~~ ~ gastosa~~ ~cu~dá
iqüé . %erza ;puede bajtar para: obllgA.r
állos propietarios á los plantips, ,y crl za ! de otros nuevos? ::,,
1
que
conclusion.
(6S)
estuvi4se ~ convencido de la evidencia
de los principios que acabo de manifestar, tal vez no me resolviera á publicarlos ~ y preconizarlos ; porque siendo ~ opuesteís ..á , IQs de los 'rninistrps pasados de esta Junta 'podria ;temer y -que
se : ,-, expresaran é interpxetará sinie1trániénte.
k
Mas tengo lá ssitis¬ac-¿íon, ,del , qué4
que
según lb
he :ádvertido en, nuestras
tóriferencía9 ordiÉiarias ,,=los actuales pes
sé""', del! aüsm -.~toddioiy qieaínúeo=
~&t-,tat&
rifo ¿Solosfaesen ~él
acierto, y que los vasallos, de las provincias, que ven y~púpon , inas de ~éer¿.
ca las Cansas! de~, 'iiuest" mates ~.. en este,
"y otros ramos g , lé i Propongaw ¡los- tr~, daderos medíos de'~remediárlos.'
Buena
f
r , S.
-la !,getw¿lotiead
de d'ecretRr : I no solamente las,aholMOR
dé los insensatos "-derechosi~i1 y. trabas
seda -dé este
Rey_
Sult& 5,
Anterior
Inicio
Siguiente
( 69 Y :
:,
Reynb , sino tambien lbs auxilias pe
cuniarios , ya de los propios ,de los pueblos , ya de su Réál Hacienda; Gota, que
prow utv-e, su cultivo,
Por desgracia ,; un restó del ~unt *
guo espíritu reglamentario ha. itlutiliza
do . en gran parte . la- benefieInúa ,de
S.: M. Los . cinco mil_ deblones puestos
a disposicion del Sr. Gomez para f
mentar los plantíos de morales . T y moreras ; -prestados, con prudencia , o repartidos á los labradores que acredita-T
4r, ah . :. haber cogido mayor cantidad de
sedaa~ adelantarian infaliblemente su criar
y . perfeccion en las hilaza5, mucho mas.que las ordenanzas , y comision priva-sta C©mision-
debe~ volver
a nues-
cape r- ° - de , las : Aoxdenarizas'-, ,-y :tal ;vez
-p~tecerá algibno -de ..nosotros: que: cQn'tinúe en la misma for~, queJa ~ob-tuvo - el Sr.. Gomez . 1 porque el _ mandar . .,,, y,, -aparentar : autpridad . s- emp e
lí-
(-0)
lisonge! á la i i~aginacion , aun de ~Ioá
mas- -cuerdos . Mas esto seria una vergonzosa inconsegüencia. He nido muchas veces en este sitio-clamar contra
dicha comision , sobre poco mas , ó
menos , en los mismos_ términos, y baxo
los mismos principios quex -llevo a ma"
nifestadós. Apetecerla , }pues , ahora;
seria retractarse y retractarse sin nueva causa , ni motivo racional.
Seamos conseqüentes , y ya que
con la: rnue.rte -c e1- : Sr =. cimez~,
raciones personales, y que de todos
modos está para espirar- e1:-quinquenió,
u:e . . se le fi w' :para~ . -1a coln'it -pt~i
vativa , representemos á S. M. que ¿está
.comision, ni ha producido , ni puede
:producir las ventajas : -que pondetaroaa
sus 4utgras. 'Que =para ; él forrienta .de
la .- seda: . de - este. irona
r , .ías ., franquicias concedidas por,: la -generosidad
..-de S.' M. !Que aunque, .ese ;franqui'° f g~ `-~otbr ,lentamente ., , su .=eficacia ~ ~y
sus
(7=)
sus efectos son mas infalibles y seguros , que los de las visitas , denuncias,
y demas violencias á los hacendados.
Y que en caso de que S. M. quiera
acelerar reas el restablecimiento de las
antiguas cosechas de este fruto, ni ngun medio será tan eficaz para este interesante fin , como el proponer algunos premios anuales á los labradores,
que acrediten haber cogido mayor cantidad de seda , que no baxe del número de libras , que se señale.
Anterior
Inicio