iremos todos al paraíso

DE LA EXCLUSION A LA
PARTICI PACION:
Pueblos Indígenas y sus derechos
colectivos en el Ecuador
Angélica M. Bernal (Compiladora) ,
Cina Chávez V, Ximena Endara O., Fernando Carcía S.,
Ariruma Kowii, Vanessa Saltos C,
Julio César Trujillo, Jaime Vintimilla S.
Ediciones
Abya-Yala
2000
DE LA EXCLUSIÓN A LA PARTICIPACIÓN:
Pueblos indígenas y sus derechos colectivos en el Ecuador
la. Edición
Edición y
Presentación:
Ediciones ABYA-YALA
12 de Octubre 14-30 y Wilson
Casilla: 17-12-719
Teléfono: 562-633 / 506-247
Fax: (593-2) 506-255
E-mail:[email protected]
[email protected]
Quito-Ecuador
Angélica M. Bernal (Compiladora)
Elaboración:
Gina Chávez, Ximena Endara, Fernando García,
Ariruma Kowii, Vanessa Saltos, Julio César Trujillo,
Jaime Vintimilla.
Autoedición
Pilar Arias V.
Abya-Yala Editing
Quito - Ecuador
Impresión
Digital Docutech / UPS
Quito - Ecuador
Ilustración de Portada:
Mario Porras
ISBN:
9978-04-633- X
Impreso en Quito-Ecuador, 2000
La producción de este libro fue posible gracias a una contribución de la Embajada de
Estados Unidos de Norteamérica. Se agradece también el apoyo de Alvaro y Vicky
Bernal, a quienes les dedico este libro.
CONTENIDO
Presentación
.
5
Los derechos colectivos de los pueblos indígenas del Ecuador:
Conceptos generales
Julio César Trujillo
.
De la exclusion étnica a derechos colectivos:
Un análisis político del Ecuador
Angélica M. Bernal
.
35
Debate y adopción de los derechos colectivos
de los pueblos indígenas en la Constitución Ecuatoriana
Ximena Endara Osejo
.
57
Formas indígenas de administración de justicia:
Tres estudios de caso de la nacionalidad quichua de
la sierra y amazonía Ecuatoriana
Fernando García Serrano y Vanessa Saltos C.
.
71
Propiedad intelectual y conocimientos tradicionales
Gina Chávez Vallejo
.
107
Autonomía, jurisdicciones territoriales y derechos colectivos
Ariruma Kowii
.
121
La acción de amparo contra particulares:
Una vía para defender los derechos colectivos y difusos
Jaime Vintimilla Saldaña
137
Anexos
.
151
FORMAS INDIGENAS DE
ADMINISTRACION DE JUSTICIA
Tres estudios de caso de la nacionalidad quichua
de la Sierra y Amazonía Ecuatoriana
Fernando Carda Serrano
Vanessa Saltos
Han dicho que nosotros hacemos justicia con mano propia, sí
lo hacemos, pero sabiendo cómo lo hacemos, acaso que es cosa de
matar por matar, hay que tratar de educar al hombre, a la mujer,
para que sepan trabajar, nosotros no hacemos nada simplemente
por hacerlo, todo tiene su razón. (Taita Nazario Caluña, autoridad
tradicional Chibuleo)
El presente artículo constituye un avance de una investigación
que se encuentra en proceso de elaboración denominada "Formas Indígenas de Administración de Justicia: el caso de la nacionalidad quichua del Ecuador". Trata de mostrar la manera como el sistema jurídico indígena Quichua continúa vigente en la resolución de las transgresiones del orden social al interior de estos pueblos. Se centrara alrededor de los siguientes temas: la noción de orden y desorden, la práctica
misma de la justicia, los principios de la justicia y sus reglamentos y un
análisis de los principales actores y protagonistas.
1. Los estudios de caso
La investigación de las formas indígenas de administración de
justicia en el Ecuador requiere para su comprensión y esclarecimiento
de un estudio a profundidad de cada uno de los 28 pueblos y naciona-
72 I
FERNANDO GARCíA y VANESSA SALTOS
lidades indígenas que forman parte del país. En el mejor de los casos la
complejidad y diversidad del tema requeriría incluso un estudio por
comunidad (alrededor de 2000). Esta posibilidad, a más del tiempo y
los recursos que supondría, está todavía en la perspectiva inmediata.
Bajo esta perspectiva, la investigación, uno de cuyos resultados es
la presente ponencia, en su fase de diseño hizo una primera selección al
mantener en el horizonte la posibilidad de contar con los 28 estudios
mencionados y empezar con la nacionalidad más numerosa en el país,
esto es, la nacionalidad Quichua compuesta por 14 pueblos.
El estudio de la administración de justicia indígena al interior de
la nacionalidad Quichua se encuentra sujeto, desde la perspectiva más
cualitativa y antropológica, a la selección de estudios de caso que permitan llegar a ciertas generalizaciones a partir del análisis de varios microcosmos sociales (comunidades), previamente elegidos como representativos del tema general.
Esta opción de orden metodológico requirió del equipo investigador la definición de los criterios de selección de casos, de acuerdo al tema investigado, que permita realizar una elección adecuada. Un primer
criterio fue el regional. Los Quichuas están asentados principalmente
en ocho de las diez provincias serranas y en la Amazonía en menor proporción en tres de las seis provincias orientales. Se eligió dos casos en
la Sierra y uno en la Amazonía.
El segundo criterio fue la identificación de comunidades caracterizadas por la aplicación de prácticas de justicia en forma habitual y
continua, esto supuso la verificación por parte de la propia comunidad
y de las vecinas que las reconocían como un referente en su zona de influencia. Las tres seleccionadas son un referente del tema.
El tercer criterio fue la presencia o no de programas de formación
de paralegales (mediadores comunitarios en este caso) que mostraban
de alguna manera el interés por el tema y experiencias recientes de formas de administración de justicia. Dos de las tres comunidades seleccionadas, La Compañía, que forma parte el pueblo Otavalo de la provincia de Imbabura en la Sierra Norte, y la comunidad quichua del Alto Napo, San Pedro de Rucullacta, forman parte del proyecto impulsado por el Centro sobre Derecho y Sociedad (CIDES) y las organizaciones indígenas FICI y FOIN desde 1994. La tercera, San Francisco de
Chibuleo, ubicada en la provincia de Tungurahua en la Sierra Central,
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA 173
aunque no forma parte del proyecto mencionado, mantiene un sistema
propio de administración de justicia.
La conjunción de los tres criterios dio como resultado la selección
de los casos mencionados. De ninguna manera la investigación pretende agotar con estos casos cómo funciona la justicia al interior de la nacionalidad Quichua; creemos que es necesario cubrir todos los pueblos
tanto en la Sierra como en la Amazonía. Sin embargo constituye un
acercamiento a un tema nuevo que forma parte de la agenda de la diversidad en el país: el tema del pluralismo jurídico.
2. la noción de desorden
Si se pregunta a los miembros de las comunidades indígenas escogidas para la investigación: ¿Cuándo una determinada situación social
es considerada como conflictiva que amerite la aplicación de alguna
forma de administración de justicia? Las respuestas provenientes de la
información recolectada son diversas: Cuando hay desentendimiento
entre dos o más personas acerca de intereses comunes, cuando no hay como ponerse de acuerdo en forma pacífica, cuando no hay comprensión,
cuando no se actúa con conciencia, sin meditar, cuando hay falta de respeto a los demás, cuando hay una situación triste, algo que no está claro
o es algo incógnito.
Todos estos testimonios muestran y esconden algunas concepciones sociales y culturales comunes. Las investigaciones antropológicas
sobre resolución de conflictos realizadas desde fines del siglo pasado
demuestran que cada cultura o sociedad posee una concepción propia
de orden social. Este orden dispone de reglas que norman el convivir
social; el rompimiento del mismo acciona un conjunto de acciones y
procesos orientados a recuperar el orden alterado o perdido.
El orden social observado en las comunidades indígenas quichuas
no necesita de un aparato institucional específico de autoridades y funcionarios, de un conjunto establecido de leyes, de agentes de coacción,
y de lugares exclusivos de reclusión para ser mantenido, como es el caso del resto de la sociedad ecuatoriana. Esta verificación nos plantea
dos asuntos claves: cuál es la noción de orden social y cultural y cÓmo
se mantiene.
74/ FERNANDO
GARCíA y VANfSSA SALTOS
Los comuneros en sus relatos hablan de la presencia de conflictos
o "problemas" como les denominan, en los que pueden estar involucradas dos o más personas, familias, vecinos, grupos antagónicos políticos
o religiosos, comunidades o grupos étnicos. Estos actores generalmente se encuentran en una situación de falta de entendimiento, de falta de
acuerdo, de falta de comprensión, de falta de respeto, en otras palabras,
todas son situaciones de desorden social que exigen recuperar el orden,
la armonía.
Como se observa la noción de orden social y cultural encontrada
poco tiene que ver con la noción que posee y aplica el resto de la sociedad nacional. Tal el caso de lo que constituye lo legal o jurídico en una
sociedad determinada. Para el derecho positivo la respuesta es sencilla.
Es jurídico todo aquello que cae bajo el amparo de la ley. En el caso que
nos ocupa lo correspondiente sería la violación a una costumbre reconocida y compartida por el grupo y su sanción respectiva considerada
como mecanismo de control que permite restablecer la armonía interna del grupo. Por lo tanto, el punto de partida y de llegada del derecho
indígena y del derecho positivo obedece a presupuestos y concepciones
culturales diferentes.
De allí que diversas situaciones sociales y culturales reconocidas
por los pueblos indígenas como violación a la costumbre no son consideradas como transgresión legal en el derecho positivo, por ejemplo,
el chisme, los celos conyugales, las disputas religiosas y el suicidio. En el
derecho indígena son sancionadas por ser motivo de desorden. La situación contraria se ilustra con la muerte por acusación de brujería (la
chontapala entre los quichuas amazónicos), aceptada y sancionada como actividad antisocial en numerosos pueblos indígenas, y que generalmente no es reconocida como delito en las legislaciones nacionales.
La práctica judicial ha documentado numerosos y dramáticos casos de
homicidios cometidos por causa de brujería, homicidios que son sancionados por el derecho penal nacional pero admitidos como forma de
hacer justicia o de legítima defensa personal y social por la costumbre
indígena.
El clásico estudio de uno de los padres de la antropología, Bronislav Malinoswki, denominado Crimen y Costumbre en la Sociedad Salvaje (1926), al analizar el caso de las islas Trobiand del Pacífico Occidental, contesta la pregunta por qué la gente mantiene el orden social y
por qué obedece a la ley y a la costumbre:
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA /75
Las reglas jurídicas. . . no están sancionadas por una mera razón psicológica, sino por una definida maquinaria social de poderosa fuerza obligatoria que, como sabemos, está basada en la dependencia mutua y se expresa en un sistema equivalente de servicios recíprocos lo mismo que en la combinación de tales derechos
con lazos de relación múltiple. La manera ceremonial como se realiza la mayoría de las transacciones, que implica control público y
la crítica, contribuye aún más a su fuerza unificadora [1926:55;
versión en español: 1982:70}
Tal como lo plantea la antropóloga Laura Nader (1998:62-63), para el caso de los zapotecos de la montaña de Oaxaca, México, el sistema social quichua, como cualquier otro sistema, no solo sirve para
mantener el orden y control social y cultural sino que también debe ser
reconocido como un sistema de poder que resuelve, exacerba los intereses, derechos y obligaciones sociales e individuales y produce conflictos. En este sentido la organización social quichua posee reglas de juego y cada conflicto desencadena una forma de juego diferente. Siguiendo con la comparación hay jugadores de diverso tipo, procedimientos
e instituciones que norman el juego y la presencia de jugadas individuales inusuales que se salen del control social.
3. la noción de orden
La autora antes mencionada distingue tres dimensiones que atraviesan la organización social del pueblo zapoteco, que en el caso que
nos ocupa nos parece que son plenamente aplicables. Se trata de la jerarquía, la simetría y la vinculación o asociación cruzada. Las líneas jerárquicas que caracterizan a los grupos sociales de las comunidades estudiadas se asientan en la edad, el género, la experiencia, la escolaridad
y la posibilidad de servir sin remuneración. Así los hijos e hijas obedecen a sus padres, las esposas a sus maridos, los menos iletrados a los
más letrados y los menos acomodados a los más acomodados.
La simetría cumple un papel complementario o contradictorio a
la jerarquía que descansa en la subordinación. Los principales mecanismos de nivelación sirven para mediar los aspectos más severos de la jerarquía aunque al mismo tiempo no llegan a impugnar la base de las
76/ FEI?NANOO Gseci« y VANESSA
SALTOS
relaciones entre superiores y subordinados. En la familia, aunque los
hermanos mayores tienen autoridad sobre los menores, la práctica es
que todos los hijos hereden por igual. En las fiestas religiosas, la comida y bebida se espera que sea financiada por los que poseen más recursos económicos, aunque esto no impide la colaboración material de los
que menos tienen.
La asociación cruzada reúne a un número de grupos o individuos
a la vez que les divide. Aunque todos los comuneros tienen una misma
condición, la pertenencia a la iglesia católica, evangélica o mormona de
cada uno de ellos los diferencia y separa. Los miembros de un mismo
sector o barrio de la comunidad pueden no ser miembros de un mismo equipo deportivo. Las oposiciones entre los grupos que forman
parte de la comunidad pueden ser balanceadas o crear desbalances irreconciliables.
Las tres dimensiones de la organización social están afectadas por
factores y cambios externos e internos de la comunidad, así como por
las relaciones individuales. Las presiones, tensiones y brechas entre los
grupos son motivo de rompimientos del orden social y por lo tanto
ocasión para el accionamiento de las formas de administración de justicia. Nader plantea que en el contexto legal" ... las dimensiones de la jerarquía y de la simetría sirven para mantener los valores tradicionales o
actuales (que pueden oponerse). La vinculación cruzada asegura la presencia de terceros para mediar las disputas" (1998:64).
La noción de orden social y cultural y de cómo mantenerlo al in-
terior del mundo quichua juega un papel importante para entender la
concepción y distinción de las ocasiones sociales en las cuales la justicia indígena se pone en funcionamiento.
4. Los "problemas" y sus tipos
Ante todo es importante precisar que en el mundo quichua el
control legal como tal, es decir como un equivalente a lo que los juristas llaman derecho, no es sino una faceta del controLs.9cial y cultural.
Por eso la justicia indígena debe ser considerada en el marco de los denominados por la ciencia jurídica como equivalentes extrajudicial~.
En el desarrollo de la investigación hemos denominado a la ocasión social susceptible de activar la justicia indígena como tUlmg~sión, con-
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/77
flicto o "problema", entendida ésta wlllQilioI11pimiento temporaldel
orden socialy culturalestablecido.
~.Tos-pri~cipales "problernas" identificados en las comunidades
analizadas son de diferente tipo y naturaleza. Los hemos agrupado como problemas relacionados con asuntos familiares, seJf:uales, sociales,
de la propiedad y contra la vida. Esta distinción responde a la información encontrada sobre el tema, no pretende ser exhaustiva y se la usará
principalmente con fines de sistematización y análisis.
Los conflictos se desarrollan a partir de una serie de eventos percibidos por los actores involucrados como afrentas. En el caso de los
asuntos familiares se encuentra separación de parejas, divorcio, adulterio de hombres y mujeres, celos, violencia física del marido a la mujer,
desobediencia de hijos a padres, peleas entre parientes. Estos problemas generalmente se desarrollan en los espacios domésticos o en situaciones de encuentros familiares.
Los problemas sexuales se refieren a violaciones y a los casos
cuando una joven queda embarazada de su enamorado yeste no reconoce su paternidad. Estos hechos suceden al interior de la comunidad,
y no tienen un espacio definido para su realización.
Las trans~siones d~.orden social están relacionadas con el chis~ injurias y ca~as, las peleas que alteran el orden de la comunidad y süi1protagonizados generalmente por comuneros en estado de
embriaguez, la impugnación a los dirigentes comunitarios por no
cumplir con sus funciones, la falta de respeto a las autoridades, la inasistencia a asambleas y trabajos comunales y a la elección de autoridades comunitarias. Hay transgresiones que son reconocidas como tales
y que tienen un nuevo carácter: se trata de la marginación de la mujer
en la toma de decisiones comunitarias y en el acceso a nominaciones
de poder, así como la aparición de pandillas de jóvenes de la comunidad que atenta contra la seguridad colectiva y la propiedad. Los espacios privilegiados en los que suceden estas transgresiones son las asambleas y trabajos colectivos, los caminos, las cantinas, las tiendas y plazas de mercado.
Los problemas contra la propiedad se reducen a robos de animales y de bienes materiales. disputas por herencia, conflictos de posesión
y límites de tierras comunales e individuales, la falta de pago de deudas
individuales y comunales, la destrucción de los bienes y servicios co-
78/ FERNANDO
CARciA y VANESSA SALTOS
munitarios. Situaciones que se desarrollan alrededor del medio doméstico, productivo y colectivo.
Por último, los conflictos contra la vida están vinculados a los homicidios e intentos de homicidios, a los suicidios y a las muertes provocadas por accidentes de tránsito y por acusación de brujería. Los espacios en los que se provocan estos conflictos son las celebraciones comunales y familiares, caminos y carreteras, aunque muchos de ellos se
desarrollan fuera del espacio comunitario.
5. La práctica de la justicia indígena
El conjunto de "problemas" mencionados es motivo suficiente para poner en movimiento los procedimientos propios del derecho indígena quichua. Del análisis de la información recolectada aparecen tres
instancias privilegiadas de administración de justicia: el ámbito familiar, el de las autoridades comunitarias y el de la asamblea comunal. En
el primero son protagonistas fundamentales los abuelos, los padres, los
parientes consanguíneos cercanos, los parientes afines, los padrinos y
los vecinos. En el segundo y en el tercero las autoridades tradicionales,
las autoridades comunales, los mediadores comunitarios y el conjunto
de comuneros.
Hay una serie de problemas que cuando no pueden ser solucionados en el ámbito familiar, el adulterio por ejemplo, se lo hace en el ámbito comunitario y eventualmente en el ámbito del sistema jurídico nacional, como son los casos de homicidios.
De cualquier manera con el fin de una mejor comprensión analizaremos por separado los conflictos procesados en la instancia familiar
y en la instancia comunitaria. No hay que olvidar que ambas forman
parte del orden social y cultural propio de la cultura quichua.
5.1. la familia está para aconsejar
En el caso de una desavenencia entre esposos, uno de ellos acude
en la búsqueda de una persona o personas de confianza, los padrinos
de matrimonio, por ejemplo, que en la mayoría de casos son también
parientes, que puedan convocar a la pareja, a sus respectivos padres y a
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/79
parientes cercanos a una reunión social. En este evento se brinda comida y bebida a los asistentes y se discute abiertamente el problema con
la mediación de los más viejos hasta llegar a una solución que concilie
a los cónyuges. La práctica del consejo (amashina en quichua) de los
más viejos a los más jóvenes es la más utilizada para lograr el arreglo,
luego del cual los primeros bendicen a los segundos con el fin de formalizar y ritualizar la nueva situación y los hacen abrazar como señal
de reconciliación.
La familia está para aconsejar, dice textualmente uno de los informantes, esta frase es muy representativa de los arreglos familiares. En
todos ellos siempre se trata de que estén presentes los miembros más
jóvenes de la familia para que observen como se soluciona este tipo de
problemas e interioricen los conocimientos y valores morales de los
antepasados. Todo este proceso analizado no sería posible si al interior
de la cultura quichua los vínculos familiares no se presentaran tan estrechos, tal como aparecen cuando éstos se rompen temporalmente y
pugnan por reestablecerse, y si la solidaridad entre parientes no fuera
considerada como un valor privilegiado de la comunidad indígena.
5.2. La comunidad está para juzgar y sancionar
Uno de los viejos dirigentes de una de las comunidades consideradas, al comentar sobre como funciona el derecho indígena dice: Han
dicho que nosotros hacemos justicia con mano propia, sí lo hacemos pero
sabiendo cómo lo hacemos, acaso que es cosa de matar por matar, hay que
tratar de educar al hombre, a la mujer, para que sepan trabajar, nosotros
no hacemos nada simplemente por hacerlo, todo tiene su razón. Este tes-
timonio muestra un hecho fundamental: la administración de justicia
entre los quichuas está sujeta a procedimientos social y culturalmente
establecidos y compartidos por el conjunto de la población. Analicemos más profundamente qué sucede cuando un problema no puede
ser solucionado al interior del ámbito familiar.
Primero, una de las partes involucradas en el problema, los demandantes, que han peleado, o sufrido un robo, se acercan ante la autoridad comunitaria competente, el secretario de disciplina o el síndico, para poner la denuncia. Este estudia el caso y elabora un- oficio
aceptando la demanda en la que consta el lugar, la fecha, la hora, nom-
80 /
FERNANDO CARCíA y VANESSA SALTOS
bres de los involucrados y descripción del problema. También se cita a
la "otra" parte a la oficina del cabildo, fijando fecha y hora. Los demandantes lo llevan a los demás miembros del cabildo para que lo revisen
y tengan conocimiento de la denuncia. Si la falta es leve las demandas y
su trámite se resuelven durante los días a la semana señalados para el
efecto, si la falta es grave inmediatamente que es hecha la demanda.
Luego el secretario de disciplina envía la citación correspondiente, con la firma del presidente y del secretario de disciplina y el sello del
cabildo, al representante del cabildo en el cual vive el demandado para
que proceda a su entrega. Este funcionario cumple el papel de "policía"
comunitario. Nunca se hace comparecer a ninguna de las partes utilizando la violencia física, lo que se hace si no comparecen a la hora y día
señalados, es llamarlos por los altavoces de la plaza de la comunidad y
si entonces no acuden se envía una comisión del cabildo para proceder
a la detención del demandado y presentarlo ante las autoridades comunales. En el caso de que la falta sea grave el demandado es detenido y
llevado a la cárcel de la comunidad hasta que se considere y solucione
el caso.
Es importante mencionar el hecho de que cuando el demandado
se encuentra o vive fuera de la comunidad, sea indígena o mestizo, y se
niega a comparecer, es conducido por los representantes comunales a la
cárcel para su posterior juzgamiento ante las autoridades comunitarias.
El apresamiento en estos casos cumple un papel preventivo, se trata de
dar cumplimiento al mandato de los cabildos y de "ablandar" al demandado para que enfrente el conflicto, reconozca su falta y acepte la
sanción. El período de tiempo que dura el encarcelamiento depende de
la rapidez con la que se llegue a un acuerdo entre las partes. Una de las
autoridades tradicionales explica el sentido de mantener una cárcel en
la comunidad: La cárcel como medida preventiva es anterior al juzgamiento, ya que si es el caso se le encierra por 24 o 48 horas. La cárcel es para que obedezcan, porque sino se desaparecen y vuelven a aparecer después
de un tiempo cuando creen que todo estaría olvidado, y no se les puede cobrar la multa, la cárcel nos sirve para asustarlos y así cumplan.
Una de las autoridades comunitarias habla de las condiciones de
la cárcel: Existe una cárcel dentro de la comunidad de San Francisco, desde hace varios años y está bajo la responsabilidad del cabildo, cuando el
acusado está en la cárcel se le atiende y tiene todos los servicios necesarios.
Los que manejamos el sistema jurídico indígena no la tomamos como cár-
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/81
cel, ya que es un término más del otro sistema en donde la idea es acabar
mental y psicológicamente al ser humano, aquí existen servicios adecuados para atender como a lo que es, un ser humano, hay respeto y solidaridad de acuerdo al problema de los implicados.
De igual lo confirma una autoridad tradicional: En la cárcel cuando está preso alguien que no es de la comunidad se les da alimentación a
nombre de la comunidad, pero si es alguien de aquí o de una comunidad
cercana, son los familiares que les dan alimentación; jamás se los tortura,
por eso algunos presos rompen los candados y se van, se escapan, por eso
los familiares del agredido deben mantener guardia y deben vigilar día y
noche, hasta que haya el arreglo, corno una especie de policías.
Cuando las partes asisten a la convocatoria de las autoridades empieza el proceso con el careo de los involucrados en presencia del cabildo en pleno y de las autoridades tradicionales, que son consideradas
como los padres de familia de toda la comunidad. También asisten los
familiares de los involucrados. Las autoridades luego de escuchar a las
partes y a los testigos del hecho, buscan la causa del problema, ven si es
una causa grave o no, quién tiene la culpa o quién causó el problema,
o si las dos partes tienen culpa. Hacemos un estudio psicológico, ya que
podemos ver en sus labios, en sus ojos, en su gesticulación, quién es el verdadero culpable o quién es inocente, comenta un dirigente comunitario.
Una vez descubierto el culpable o culpables, se procede a aconsejarlo
para que tome conciencia del daño causado y no reincidan en la falta.
Existe la posibilidad de apelar la sanción impuesta por las autoridades
comunitarias, es decir, el derecho a defenderse, consiste en poner a
consideración de la asamblea de la comunidad la sanción impuesta para su confirmación o cambio.
Las penas o sanciones son variables. En el caso de las faltas leves o
graves el consejo por parte de la gente mayor siempre está presente. Las
primeras incluyen también sanciones económicas y materiales, tales
como la restitución de lo robado o el pago de los costos causados por
las lesiones físicas. La parte medular de las sanciones constituye el compromiso moral de las partes para no volver a romper el orden social y
cultural, sin embargo, por petición de cualquiera de ellas se acostumbra también firmar un acta de conciliación cuya finalidad principal es
servir de antecedente, para castigar más severamente en el caso de reincidencia. También a petición de las partes el proceso puede ser desarrollado a puerta cerrada, pero generalmente es abierto al conjunto de la
82/ FERNANDO
GARCíA y VANESSA SALTOS
comunidad para que la gente común conozca el procedimiento y los
culpables reciban la sanción del colectivo.
Debido a la importancia del tema es conveniente precisar el tipo
de sanciones de acuerdo al tipo de infracciones cometidas. En el caso
de violación hacia una mujer la sanción es pagar una cantidad determinada de dinero a la parte afectada; el pago lo impone la asamblea de la
comunidad. Lo muestra mejor e! siguiente caso: La sanción que se ha
impuesto en e! sistema jurídico indígena en el caso de una violación de
un joven de unos 20 años a una chica de 10 años, que se dio en la comunidad de Chuchuqui. En este caso puso la denuncia la madre de la
chica menor de edad, esta persona es de escasos recursos económicos,
y el joven de una economía solvente. La denuncia se hizo ante e! señor
cabildo, quien llamó a los padres del joven, y al joven mismo, y a la madre de la menor violada y se expuso el problema al padre del joven, cómo se va arreglar este caso o sino se pone una denuncia ante las autoridades competentes (estatales). Ante esto, e! padre de! joven dijo que se
debe arreglar aquí en la comunidad, y dijo que no podía darles en dinero porque e! dinero se termina y les dio un lote de terreno a la madre de la menor para que puedan vivir ahí. Esto vendría hacer la sanción económica, y con esto se arreglo el problema. Además el joven se
arrepintió de haber violado a la chica, lloro estaba muy mal, porque el
joven es evangelista, es respetuoso, pero el problema y su resolución
termino en armonía entre los padres del joven, de la chica y del cabildo.
Entre los napurunas de Archidona la violación tiene diferente castigo: en el caso de dos jóvenes que han tratado de violar a familiares, se les
puso pepas de ají en los ojos y se les ortiga para que los jóvenes no vuelvan
hacer más este tipo de cosas.
La separación de la pareja, muchas veces provocada por el adulterio, tiene también su sanción específica. Involucra la intervención de la
familia y de las autoridades tradicionales y comunitarias. Se agotan todos los recursos de arreglo amistoso para evitar el divorcio o separación definitiva que es muy mal visto por la comunidad. Revisemos algunos testimonios.
A la persona que cometió el problema (adulterio)se le encierra durante 24 horas y no se le da alimentación. Esta sanción se da en el caso del
adulterio, quien tiene un amante, no es rresponsable con la mujer, con los
hijos, no respeta al cabildo.
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/83
Cuando se da el caso de separación del esposo por tener una
amante la sanción es encerrarles en la cárcelpor 3 o 4 días, sin ninguna clase de comida, excepto el que lo proporciona su verdadera
esposa, si recibe la comida hasta los 5 días, quiere decir que se reconcilian y no va estar con la amante. Se le aconseja manifestándole que si vuelve a cometer problemas el castigo o la sanción será
más drástica, por lo cual son más respetuosos.
Cuando hay problemas de adulterio por parte del esposo a su
esposa o viceversa, la sanción que se le impone es más de castigos
con los látigos, que puede ser de tres personas y cada una de las personas les da tres latigazos, total nueve latigazos, se les da consejos
por persona mayores que pueden ser ex cabildos, como también por
algunos representantes religiosos que pueden ser de la iglesia católica, de la iglesia evangélica y la iglesia mormona, de CÓmo vivir
dentro del hogar, de igual manera se le encierra en la cárcel por
unos 4 a 5 días.
Si no entienden y no se solucionan definitivamente losproblemas con la multa, en los casos de problemas matrimoniales en los
que quieran divorciarse, aunque no lo hemos aplicado hasta el momento, tendríamos que separarlos, pero serían vistos como personas no gratas en la comunidad, todo porque no viven bien, porque
no han escuchado lo que ha dicho el cabildo, o las autoridades y se
han separado y son muy mal vistos.
La sanción se da luego de haber averiguado bien cómo sucedió el problema, si es problema de una pareja, también les interrogamos, lespreguntamos por ejemplo, por qué y para qué se casaron,
por qué quieren separarse, si después de oírles a ellos y luego ellos a
nosotros como autoridades, siguen pensando en separarse nosotros
les advertimos que antes de la de la separación deberán paga una
multa de 1000.000 sucres al cabildo, para que puedan separarse;
eso ha dado resultados pues por no poder pagar la multa deciden
no separarse, hasta ahora solo hay una pareja que no pagó la multa y ha tratado de engañar a las autoridades y han fingido solucionar sus problemas, el resto ha hecho lo posible por solucionar sus
problemas y no pagar una multa tan alta. La multa más alta que
se impone cuando un matrimonio quiere separarse definitivamente, es 1000.000 sucres, pero nadie lo ha pagado hasta ahora.
84/ FERNANDO
CARcíA y VANfSSA SALTOS
El hecho de que un joven deje a una joven embarazada sin ser pareja también desencadena una determinada sanción, como se puede
apreciar está en contradicción con las sanciones que impone el sistema
jurídico estatal en situaciones semejantes.
En el caso de que los jóvenes les dejen embarazadas a las chicas y luego no quieren reconocer, la sanción que se impone es de 5
millones de sucres, cuando la chica ha sido pura, es decir, que ha estado solo con él, y el joven reconoce que en verdad estuvo solo con
ella, el pago económico que se realiza es definitivo, es decir, no hay
reconocimiento con el apellido al niño, ni con pagos mensuales como se lo hace en el Tribunal de Menores.
Cuando hay casos en que no se sabe quién es el padre, es decir, cuando la chica dice él es el padre de mi hijo, y él dice, no soy
yo, porque estuvo con otro joven, en este caso la sanción se le impone al joven acusado, la cantidad de 3 millones de sueres, de iguales
definitivo, es decir, no hay reconocimiento del apellido al niño, ni el
pago de mensualidades.
Cuando un padre no reconoce los derechos de un hijo o no es reconocido le obligamos que le debe pasar a la madre una cantidad de dinero por concepto de alimentos, por una sola vez.
En el caso del maltrato físico de los esposos a las esposas el agresor recibe un castigo físico y moral. En algunos casos las mismas mujeres perjudicadas hacen mención en su demanda sobre el castigo que se
debe dar al infractor: en una demanda se habla de que se maltrato a una
mujer por parte del esposo, y que el agresor se encuentra prófugo de la comunidad, y la esposa agredida pide que se le capture y se le castigue mediante e/látigo.
El chisme como contravención social también tiene su respectiva
pena. Cuando hay casos de chismes La sanción es de dos o tres Látigos aL
chismoso o chismosa.
En el caso de las peleas las sanciones combinan castigos físicos con
aportes económicos, a manera de indemnización. En el caso de que no
se cumpla con el pago de la multa económica las autoridades comunitarias tienen mecanismos de control y seguimiento, incluido la prisión o la
retención de una prenda material hasta que se efectúe el pago fijado.
FORMAS INDIGENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/85
El cabildo interviene en los arreglos e incluso cuando se producen indemnizaciones, el manejo de dinero puede ser vigilado para que se utilice con responsabilidad y en beneficio de quienes sean
los afectados y haya una verdadera justicia.
Si son peleas, se les sanciona con el látigo, y sino una multa,
debe pagar con dinero la persona que agredió primero, por provocar, una cantidad más fuerte, que serían 20.000 sucres, y al otro solo 10.000 sucres, todo depende de las razones, el causante debe pagar más que el que respondió a la agresión, pero los dos deben pagar, eso es justicia. En las peleas, las multas consisten en el pago de
las curaciones, los gastos como medicamentos y transporte que si no
es muy grave llega a unos 300.000 sucres.
Si no pagan las multas impuestas se les cogepresos y se les dice que estén en la cárcel hasta que consiga el dinero y puedan pagar, así de donde sea sacan el dinero y pagan rápido las multas.
Si las personas no tienen dinero para pagar la multa impuesta, pueden dejar prendas como máquinas de coser, televisores, para garantizar el pago, claro que también pueden presentar un garante, que sea una persona respetada en la comunidad, que deberá
garantizar el pago. No se firman letras de cambio casi nunca, porque para hacer estas letras efectivas tendríamos que ir ante un abogado, para nosotros es mejor una prenda o un garante que cumpla
con las multas.
Cuando se trata de deudas pendientes la sanción se lo resuelve
con prisión "preventiva" en casos de deudas, la persona que hizo el préstamo y luego no quiere pagar ni los intereses, se le encierra en la cárcel durante tres a cinco días, hasta cuando dice, sí voy a pagar, y luego queda en
libertad.
La aparición de pandillas de jóvenes de la misma comunidad o de
otras vecinas que cometen desmanes y abusos en contra de la comunidad es motivo de preocupación reciente entre las autoridades; en ese
caso el castigo tiene carácter igualmente preventivo, de control social y
afrenta pública.
Se dio el caso de que se estaba formando un grupo de pandillas en la comunidad, se les cogió a los jóvenes y se les castigó con
86 /
FERNANDO CARClA y VANESSA SALTOS
un látigo al frente de toda la comunidad, de igual forma se le llamo a sus padres, para que les aconsejen a sus hijos.
Se les encerró durante cinco días en la cárcel de la comunidad
sin comida y se les dio tres latigazos a las cinco personas, total recibieron quince latigazos y se les advirtió que si siguen haciendo problemas se les iba hacer caminar descalzos por el camino de ripio,
piedras, haciéndoles cargar la ortiga en tronco desnudo.
La inasistencia a las mingas comunitarias por parte de los comuneros también es sancionada por el reglamento interno de la comunidad con multas económicas. Cuando no asistimos a las mingas, si estamos en la casa cuando llega el coordinador del sector a cobrar la multa por
la inasistencia, pagamos, y le explicamos la razón de la falta, pero si ellos
vienen cuando no estamos, se llevan algo de valor y nosotros debemos retirar eso de la casa del coordinador pagando la multa respectiva.
La falta de cumplimiento de los deberes y obligacíones por parte
de las autoridades comunales nominadas por el colectivo también contempla sanciones drásticas y de desprestigio socíal. Lo que demuestra
que la potestad de la asamblea comunal es incuestionable.
Si una autoridad de la comunidad no actúa como se debe, la que
sanciona o amonesta es la Asamblea General de la Comunidad. Por ejemplo para la actual administración fue elegido un joven como secretario del
cabildo, es de apellido Manobanda, él dijo que iba a cumplir con sus deberes y acepto el cargo, pero como era estudiante, el solo aparecia de vez en
cuando, entonces la comunidad lo dejó fuera.
Hace tiempo dos compañeros cometieron grandes errores, inculpando a un dirigente de que había estado vendiendo el agua de la comunidad,
solo porque ellos habían llegado a firmar un convenio, sin consultar a la
asamblea, claro que se les expulso, por medio de la misma asamblea, a los
compañeros, de la directiva, dejaron de ser miembros de la directiva de la
comunidad y ese fue el castigo, no les quedo más que acatar las disposiciones de la comunidad ya que es la única con potestad para juzgar, si la comunidad lo dice hay que salir, no queda nada mas que hacer.
Cuando se trata de faltas graves, como el robo, el abigeato o el asesinato, las sanciones ameritan otro procedimiento. Se trata de procesos
de administración donde toda la comunidad juzga, incluidos las auto-
FORMAS /ND/CENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/87
ridades yel común de la gente, y constituyen sucesos de especial transcendencia tanto comunal como intercomunal.
En estos casos luego del consejo al sancionado, cuenta una autoridad, le acostamos en el escritorio de la oficina, le damos azote, sin quitarle la ropa, en las nalgas y piernas, cada autoridad le da un solo azote,
después de esto, él dice gracias, nunca más volveré a cometer esas faltas y
se va agradeciendo por todo lo actuado, nosotros no matamos a la gente,
ni tampoco la torturamos. En otras comunidades cambia la forma y el
sentido de azotar se le castiga con látigos por tres veces, se le hace cargar
por un comunero, el primer látigo es a nombre de Dios Padre, el segundo
látigo a nombre de Dios Hijo, y el tercer látigo a nombre del Espíritu Santo. En la ejecución de esta pena no sólo intervienen las autoridades, sino también los familiares, los padres, los padrinos, que primero aconsejan y después dan el látigo.
El azote, según el caso y la decisión de la asamblea, suele ir acompañado del baño en agua fría, se lo hace entre las doce de la noche y una
de la mañana cuando el frío es más fuerte, para lo cual se sirven de una
acequia de agua cercana a la casa comunal y la tarea es encargada a las
mujeres de la comunidad, con el fin del que el agraviado no tenga posibilidad de retaliaciones posteriores. En algunos casos el castigo del
fuete y baño suele ir acompañado de la ortigada; el procedimiento es
similar y cumple la misma función sancionadora.
El caso que se narra a continuación muestra el procedimiento seguido cuando se produjo el robo de las imágenes de la iglesia de la comunidad. El uso de la amenaza del baño y de posibles golpes provocó
que los autores acepten su intervención en el robo, declaren su culpa y
devuelvan lo robado.
Una vez paso que unos indígenas de Chimborazo, nos robaron, que
vergüenza, una mujer y su hijo los cogimos presos, ellos decían en nombre
de Dios, que ellos no habían sido; mi mujer le decía a la que estaba presa, le aconsejaba, no niegues, si sigues negando lo que has hecho aquí, te
van a bañar, te van a hacer barbaridades y aun así ella seguía diciendo
"patronato, nosotros no hemos robado nada, nosotros no hemos sido, si
no hemos hecho nada, como podemos decir lo que nos preguntan'; luego
que cogimos al hijo y lo interrogamos, que también negó todo lo hecho,
una mujer dijo hay que darles azote, ellos son los ladrones, solo eso basto
para que ellos reconocieran que eran los ladrones y que los santos estaban
88 /
FERNANDO CARcíA y VANESSA SALTOS
en Riobamba, y más todavía cuando les castigarnos fue que devolvieron
los santos robados de la Iglesia de San Francisco de Chibuleo. La sanción
para los ladrones de santos, fue traerles a la comunidad, darles azote, bañarles, una multa de tres millones de sucres, corno también la devolución
de todo lo robado.
La comisión de un robo tiene como sanción el azote o el baño, pero siempre va acompañada del consejo y orientación para vivir bien y
no volver a cometer la misma falta.
En caso de robo, primero comprobarnos e investigarnos a la persona
que robó, luego lo detenernos, si es culpable, lo castigarnos, nosotros lograrnos saber si son culpables del robo que se les imputa, averiguando, cómo,
cuando, por qué y qué robó, la sanción es éste caso es devolver lo que se ha
robado, la multa generalmente, y corno castigo físico el azote o el baño,
luego firma un acta de compromiso, para que no vuelva a robar.
Según el reglamento, el robo se puede multar con un mínimo de
5.000 sucres y con un máximo de 50.000 sucres, cuando son delitos sumamente graves hemos impuesto multas de 100.000 hasta 200.000 sucres, pero no más. Lo que se recauda de multas, no es para los dirigentes, es para
beneficio de la comunidad, para cosas que se necesitan urgente.
El asesinato o su intento son severamente castigados. El castigo físico y la multa económica tiene función ejemplarizadora. Hubo el caso
de un problema muy grave hace unos cinco años en el que tuvimos que
sancionar con el baño; en la comunidad de San Alfonso de Chibuleo, le
habían matado a un compañero indígena, unos mestizos, al compañero lo
mataron a golpes porque le habían pegado en el centro de la plaza de la
misma comunidad; a los mestizos les detuvimos, les bañarnos en la acequia, les cobrarnos en dinero, y fueron las mujeres quienes pidieron ésta
sanción; ese es uno de últimos caso de baño con ortiga o látigo.
Un napuruna cuenta que ante la comisión de un asesinato por defensa propia la asamblea comunal lo apresa durante un día y luego se
lo entrega a la policía para su juzgamiento de acuerdo a la normativa
del sistema jurídico estatal.
La reincidencia de cualquiera de los delitos cometidos, especialmente si son graves, de acuerdo al reglamento interno de las comunidades, es motivo de la pena más dura y radical, la expulsión definitiva o
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA /89
temporal de la comunidad. Las sanciones son primero el látigo o azote,
luego la ortiga y luego el baño que se lo hace en el agua hiela que viene del
Carihuairazo, y es solo con el baño en esa agua muy fría que los delincuentes, los ladrones, los desobedientes firman el acta de compromiso para que
dejan sus andanzas, pero si por alguna razón no obedecen, tenemos en
nuestra ley, que debemos expulsar de la comunidad a estas personas.
Aparentemente las sanciones de la justicia indígena no son discriminatorias. Las sanciones no son discriminatorias, solo en el caso de que
una de las partes en un problema tenga más responsabilidad, solo en ese
caso, es más dura la sanción para uno que para el otro; en qué consiste la
sanción más dura, en darle unos azotes más o 10.000 sucres más de multa, nada muy grave o diferente al otro, salvo en caso de extrema gravedad.
Sin embargo, el testimonio de una mujer madre de familia, muestra cierto grado de discriminación cuando una mujer está involucrada
en un conflicto, de parte de las autoridades administradoras de justicia
que en su totalidad son hombres. En los procesos para administrar justicia, aquí en la comunidad, tanto el hombre como la mujer tienen derecho a decir lo que paso en el problema y solo luego de ser escuchados se
sanciona al que tenga responsabilidad, si los dos son responsables se les
sanciona a los dos de igual manera, si no existe igual responsabilidad si
más es causa de la mujer, ella es castigada, igual en el caso de los hombres,
si él es el responsable del conflicto, pero como las autoridades son todos
hombre a veces si suelen decir que las mujeres son las que tiene la culpa de
todo.
Luego de revisar las penas de faltas leves o graves queda pendiente
una pregunta importante: cual es el propósito principal de las diversas
sanciones encontradas en la investigación? Las respuestas son diversas.
El propósito de las sanciones es que cambien de actitud los infractores y todos den ejemplo a los demás comuneros, ya que tal vez
si sienten un poco de dolor las personas (por el castigo físico), corrijan su comportamiento equivocado.
El ejemplo es lo más importante de nuestras sanciones, no así
en el otro sistema, en donde si yo tengo problemas con un rico o
mató a alguien, les doy plata a losjueces o los familiares y ya, estoy
libre, no pasa nada. Yo creo que es mejor que el que mata debe morir para que haya disciplina, no es bueno que con la plata se pueda
comprar todo y que si no tengo plata haya que pagar una condena
90 /
FERNANDO CARcíA y VANESSA SALTOS
de reclusión o sentencia, para que salgan las personas con más venganza; es por eso que para nosotros es más importante el azote y las
multas son mínimas, ya que cuando sienten dolor, es que se corrigen.
La sanción no es tanto castigar sino más bien corregir, sanción
es la del sistema jurídico estatal que cobra multas, coge el dinero y
ya, ellos son los que han creado esta palabra, la sanción para ellos
no es más que si una persona comete un delito, recibe la sanción de
quince días de cárcel, una multa y fuera, por eso nosotros no sancionamos, corregimos, como podríamos decir, si un árbol está creciendo torcido, lo enderezamos, para que siga recto, es decir, que la
gente no vuelva a robar, y se dedique a trabajar para vivir en armonía, de esto, como resultado en ésta comunidad ya no hay robos,
nadie coge nada de nadie, antes se robaba de todo en la comunidad,
el ganado nos robaban, por eso digo no es una sanción, lo nuestro
más bien es una ley correctiva, es una ley de educación, más bien.
Las sanciones tienen el propósito de que no vuelvan a cometer
esos delitos, si es ladrón se dedique a trabajar, y no coja cosas que
no son suyas, son sanciones ejemplares, para que no se repita la acción ni por él, ni por otros. Han respondido bien a esto los compañeros, esto ha sido un logro porque hemos corregido a la gente, ya
que el sistema jurídico estatal no lo hace y sus leyes mucho menos.
En realidad la noción mas aceptada no es tanto la de sanción, sino la de corrección, escarmiento y ejemplo. La experiencia del dolor físico es considerada como un medio necesario para poder cambiar, para volver a vivir en armonía.
6. Los principios de la justicia y sus reglamentos
Una de las respuestas más generalizadas entre los informantes de
las tres comunidades es la referida a los fundamentos de los mecanismos de control social vigentes en ellas para administrar justicia. La mayoría hace mención a los tres principios básicos de la cultura y justicia
quichua: ama quilla (no ser ocioso), ama llulla (no mentir) y ama shua
(no robar), y menciona la utilización de un instrumento jurídico escri-
FORMAS IN O/CENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/91
to básico, los reglamentos internos de cada comunidad contemplados
por la Ley de Comunas de 1937.
Estos últimos, surgidos originalmente como uno de los requisitos
previos para el reconocimiento jurídico de cada comuna, han sufrido
un proceso de cambio y transformación a través del tiempo. Desde que
vinieron las autoridades de los mestizos, hemos dejado atrás nuestro sistema de administración de justicia, pero al ver que los problemas en la comunidad aumentaron, nosotros volvimos a nuestro sistema con la creación del reglamento interno de la comunidad.
En las comunidades de La Compañía y San Francisco de Chibuleo los reglamentos internos han sido reformulados en los últimos diez
años por las asambleas comunales, especialmente el capítulo referido a
sanciones y penas por motivo de incumplimientos de los deberes comunitarios. Además están sometidos a revisiones anuales para su actualización.
Este instrumento jurídico es utilizado para el manejo propio de la
justicia por parte de las autoridades comunales y además prohibe a los
comuneros en forma terminante realizar trámites judiciales yextrajudiciales con cualquier instancia judicial del sistema estatal, bajo pena
de sanción económica, salvo que medie autorización expresa dada por
la propia comunidad. Además regula la legalización y repartición de
tierras pasando por las tarifas de transporte de la comunidad a la capital de provincia y terminando con la regulación de la venta de bebidas
alcohólicas.
Más aún, en una de las comunidades se ha creado una nueva instancia administradora de justicia, no contemplada en la Ley de Comunas, denominada Comisión de Justicia Social Autónoma formada por
el presidente del cabildo y un representante de las tres iglesias presentes en la comunidad: la católica, la evangélica y la mormona.
El impacto y aplicación del reglamento trasciende inclusive los límites de la comunidad, ya que comunidades cercanas que no disponen
de este instrumento acuden en búsqueda de orientación y apoyo para
resolver sus conflictos. Es decir, su jurisdicción abarca no solamente lo
local sino inclusive lo regional e internacional.
Una consecuencia muy sentida del resurgimiento de la justicia indígena, sobre todo por parte de los abogados y jueces de las ciudades más
cercanas, ha sido la ausencia casi total de litigios por parte de los indígenas en los consultorios jurídicos y juzgados durante los últimos años.
92 /
FERNANDO GARCíA y VANESSA SALTOS
7. Protagonistas y actores
Las evidencias presentadas muestran la intervención de un conjunto de protagonistas y actores en los procesos de administración de
justicia indígena, entre ellos las autoridades, que requieren de una mayor profundización y tratamiento.
Quiénes son?
Al ser consultado una autoridad tradicional de la comunidad de
San Clemente, de la parroquia de La Esperanza, en la provincia de Irnbabura, sobre esta pregunta responde: Dentro del hogar tenemos al padre como a la madre, a los parientes cercanos y a los padrinos de matrimonio. Dentro de la comunidad tenemos al señor Cabildo con su directiva. y también a las autoridades tradicionales, es decir los ex cabildos,
quienes colaboramos con el Cabildo a resolver los problemas de una u otra
manera.
A este grupo de autoridades habría que añadir la figura reciente
del mediador comunitario, que es un miembro de la comunidad escogido por la asamblea comunal, dedicado a lograr acuerdos entre las
partes litigantes y que aparece en escena en los últimos cinco años como parte de un programa de capacitación de paralegales desarrollado
por una ONG, especializada en temas jurídicos, en una provincia serrana y en otra amazónica.
En las comunidades investigadas a los miembros del cabildo les
denominan autoridades comunitarias y a los ex cabildos, autoridades
tradicionales, consejo de ancianos o curacas.
Tanto las autoridades comunitarias como las tradicionales forman
parte del sistema de cargos, característico de la organización social y
política de las comunidades indígenas ecuatorianas, y cuya base legal y
organizativa es la Ley de Comunas de 1937 y la tradición cultural.
El conjunto de autoridades comunitarias y tradicionales tiene una
serie de funciones asignadas por la Ley de Comunas y otras que se han
añadido a través del tiempo. De acuerdo al testimonio del secretario de
la comunidad de San Francisco de Chibuleo:
Las autoridades de la comunidad no sólo estamos pendientes
de la disciplina o justicia, también a todo trámite que se realiza
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA /93
aquí se le da validez, por ejemplo a los contratos, a las escrituras de
los terrenos, nosotros mismo otorgamos esto. Solo cuando quieren
hipotecar el terreno o los bienes, solo entonces deben acudir ante las
autoridades de Ambato, para que les den las escrituras; la hipoteca
solo la pueden mantener por un máximo de 5 años y deben recuperar el terreno. En el campo de la salud también estamos obligados a trabajar tratando de controlar las enfermedades y cuidando
del aseo en la comunidad. Esto a través de orientación a las familias, nos preocupamos de la educación, en especial del Centro Educativo Matriz de San Francisco; para poder continuar con el ciclo
diversificado, estamos trabajando para crear un instituto. En el deporte y la juventud, tratamos de enseñar a través de cursos de relaciones humanas. Nos ocupamos del transporte y de carreteras o caminos, participamos con el Consejo de Transito para la fijación de
las tarifas de transporte para la comunidad, y tratamos de solucionar los problemas que tienen los dueños de los buses que son de
nuestra comunidad, ya que constantemente tienen dificultades con
otras cooperativas ya que ellos dicen que les quitan pasajeros, todo
esto conjuntamente con la Secretaría de Transporte. De la iglesia y
el cementerio se ocupa la secretaria correspondiente, pero trabajamos todos juntos; de todo lo que no beneficie o perjudique debemos
ocuparnos las autoridades de la comunidad.
Un dirigente nacional del Ecuarunari, que es miembro del pueblo
Chibuleo, completa las funciones de las autoridades indígenas al decir
que: Las funciones de las autoridades indígenas, a más de administrar
justicia, son cumplir y hacer cumplir con las actividades de desarrollo comunitario y de auto gestión, deben tener vínculos de trabajo con las instituciones del Estado y privadas y una coordinación con éstas, siempre de
acuerdo con las bases.
Que hacen y a quiénes se elige?
En el caso de la administración de justicia indígena, a pesar de que
todas las autoridades del Cabildo cumplen funciones de jueces, sin embargo el presidente, el síndico o secretario de disciplina y el secretario
desempeñan roles específicos. El primero dirige todo el proceso legal y
94 /
FERNANDO GARCíA y VANESSA SALTOS
ejecuta la sentencia, el segundo cumple una función de mediador y e!
último registra por escrito todo e! proceso y ejecuta ciertos procedimientos. Las autoridades tradicionales principalmente tienen la responsabilidad de! asesoramiento legal al resto de autoridades y a la
asamblea y la práctica del consejo a los sancionados. Los napurunas de
San Pedro de Rucullacta, también reconocen la presencia del "huinaro"
o guardián del problema, un equivalente del policía en el sistema jurídico nacional.
A manera de ilustración se cita a continuación los deberes del secretario de disciplina que constan en e! reglamento interno de la comunidad San Francisco de Chibuleo, por ser este uno de los funcionarios
claves en la administración de justicia indígena.
A. Debe investigar, juzgar, orientar y resolver los problemas de
la comunidad conjuntamente con el Consejo de Coordinación.
B. Cumplir y hacer cumplir los reglamentos de la comunidad y
demás disposiciones.
C. En caso de gravedad del problema, como asesinato, violación, drogadicción y otros, primeramente será juzgado por la
comunidad y luego será entregado a la autoridad inmediata
superior del Cantón.
D. Cualquiera que tome e! cargo de este asunto judicatorio dentro de la comunidad, debe mantener su delicadeza y juzgar
sin escoger a la persona, aunque sea su compadre, familia o
pariente por consanguinidad, como también la potestad de la
persona (autoridad). Se castigará a todos los causantes sin tomar en cuenta otros aspectos que no sean las pruebas de la
falta.
E. Ninguna persona deberá estar libre de la justicia en cuanto
haya cometido una infracción y jamás se permitirá que ésta
quede en silencio.
F. En cuanto a los que quieran destruir la unión familiar; no es
bueno que todos en conjunto entren a participar en el proceso del arreglo, solamente se hace entrar a los dos esposos para analizar psicológicamente a los cónyuges, y luego, poner a
la claridad ante sus progenitores y familiares. Porque con el
temor a sus padres o familias los infractores no quieren dejar
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/95
en claro lo suscitado entre los dos cónyuges. (Reglamento Interno de la Comunidad de Chibuleo San Francisco)
Un conjunto de requisitos es considerado para la selección yelección de las autoridades administradoras de justicia. De acuerdo a la información registrada siete parecen ser los factores que son tomados en
cuenta por los comuneros para escoger a sus autoridades: la edad, el género, el estado civil, las virtudes individuales, la capacidad de liderazgo, el prestigio y la experiencia. Cada uno requiere de un análisis en detalle.
Respecto a la edad, la norma general para ocupar cualquier cargo
es que el candidato sea mayor de edad (18 años). Sin embargo se observa que los secretarios de disciplina o síndicos son adultos e incluso
ancianos, generalmente ex autoridades, con mucho conocimiento sobre el tema de justicia. En cambio en el caso de los secretarios del cabildo, son jóvenes bachilleres o con alguna formación profesional, que
sepan expresarse bien y redactar correctamente un escrito.
En cuanto al factor de género, de los tres casos investigados solamente en uno, el de Imbabura, se encontró a mujeres desempeñando
cargos de autoridad y ejerciendo la justicia. La práctica más difundida
es que los hombres prioritariamente sean elegidos como autoridades.
En el caso antes mencionado una mujer es la presidenta de la organización de segundo grado, y dos o tres mujeres han sido elegidas como
presidentas del cabildo de sus respectivas comunidades.
La mujer presidenta de la organización de segundo grado menciona que no es que la mujer no participe ni decida en la administración de justicia, sino que su participación culturalmente se encuentra
oculta y por lo tanto no hay protagonismo social directo:
Sí hablamos en la familia, en cualquier aspecto, quién solu-
ciona los problemas familiares, aparentemente hacia afuera es el
padre, pero internamente es la madre quien realmente soluciona
los problemas delos niños, de salud, la madre es la responsable y la
solucionadora del problema. Cuando hay problema de los hijos en
el aspecto sentimental confían más en la mamá y ella tiene que
buscar formas como dar la solución, de pronto buscando la manera de evitar el problema que pueda darse con el padre. Por estar in-
terviniendo dentro de eso, mediando entre elpadre y los hijos o a
96 /
FERNANDO GARCíA y VANESSA SALTOS
veces chupando por los hijos, pero su papel es constante o a veces el
problema dentro de la comunidad entre los hijos, tiene que dar la
cara, tiene que estar al frente, el padre no, de pronto es para dar paliza, pero la madre es la que está preocupada de cómo buscar solucionar el problema, se ha dado a nivel de vecinos, de otros, con sus
hijos, su esposo, de pronto el esposo se peleó borracho, provocó algo
en la comunidad, la mujer es la que pide disculpas, trata de armonizar, está permanentemente en eso, pero claro no es reconocida.
También es por el mismo hecho de que no hay una presencia dentro de lo que es liderazgo directo, lo que es asumir funciones, no ha
habido mucho, y entonces tiene que asumir quien está de autoridad. Tal vez esto no creo que sea porque es hombre que tiene que
asumir, no es tanto así en las comunidades, sino que más bien la
función de administración de justicia está más ligada al dirigente,
y quien es el dirigente de esa comunidad, son los hombres.
Las mujeres reconocen que la falta de dirigentas se debe en parte
a su poca instrucción y a la práctica o costumbre cultural por la cual se
enseña a los hombres, y no a las mujeres, el manejo del poder de representación y gestión del grupo. No ha habido todavía una mujer que sea
Presidenta del Cabildo, o Vicepresidenta, Secretaria o Tesorera, hasta hoy
solo han sido los hombres los que han llegado ha ser autoridades, pero eso
no impide que las mujeres, las madres, intervengan, porque las mujeres tenemos boca igual que los hombres y podemos aconsejar y tratar de solucionar los problemas que nos preocupan. Las autoridades de la comunidad
son todos hombres porque aquí todavía no hay mujeres profesionales, que
hayan estudiado, las mujeres que están en mi edad (40-50 años), no tenemos instrucción, no sabemos ni leer ni escribir, porque nuestros padres así
nos han criado, pero las generaciones más jóvenes, están estudiando, están
preparándose, pero ellas todavía no han llegado a ser autoridades de la comunidad porque nos han enseñado que las mujeres no podemos salir a
gestionar nada, mucho menos fuera de las comunidades, que los que deben hacer eso son los hombres porque ellos pueden enfrentarse con los mestizos, creo que por eso no hay autoridades mujeres. 3
El estado civil que tiene más reconocido es el de casado; el matrimonio no solamente constituye el paso a la edad adulta sino que es una
de las características para ser considerado como comunero activo. Uno
de los rasgos que el posible dirigente debe mostrar para ser nombrado
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/97
es que la persona viva bien dentro de su hogar, esto es, que no tenga problemas y sea respetuoso con su esposa, con sus hijos, eso inspira confianza
en un dirigente. El respeto de los comuneros es mayor a un padre o una
madre de familia que a otro u otra que no lo sea.
Las virtudes individuales se representan en una persona que no
tenga enfermedades en su corazón, como la envidia, el egoísmo. Para
nombrar autoridades de la comunidad, si son viejos se toma en cuenta
que sea una persona disciplinada, honrada y con experiencia; y si son jóvenes deben ser muy inteligentes, no puede ser una persona conflictiva,
para que pueda ser un ejemplo para la comunidad.
Otro antiguo dirigente complementa las virtudes y requisitos deseados: que viva en la comunidad, que sepa dar buenos consejos, que
busque el bienestar colectivo, que pueda expresarse en nombre del grupo, que este dispuesto a movilizarse fuera de la comunidad y que disponga de tiempo para las gestiones que exige la dirigencia.
La capacidad de liderazgo viene dada por el reconocimiento del
conjunto de los comuneros del don de mando de un comunero en la
ejecución de tareas en beneficio del colectivo. Estas tareas forman parte de un complejo proceso que empieza muy temprano en la vida del
dirigente e incluye el desempeño de obligaciones civiles (cargos comunales y administrativos), religiosas (priostes, catequistas, pastores) y
sociales (compadrazgos). A veces tainbién se incluyen responsabilidades deportivas (clubs), educativas (comité de padres de familia) y productivas (juntas de agua, cooperativas).
El prestigio de un posible dirigente en las comunidades investigadas está relacionado con el comportamiento con respecto a la comunidad: que sea saludador, colaborador, honesto en el manejo de los bienes y recursos comunales. La mejor medida del prestigio es, sin duda,
el respeto del conjunto de la comunidad a un determinado dirigente;
en este se asienta su legitimidad y ascendencia.
Por último, la experiencia es resultado de contar con un conjunto
de conocimientos especializados sobre un determinado tema propio de
la vida comunitaria - tradiciones, normas, costumbres, valores - que
junto con el desempeño de distintos cargos y funciones le permiten a
un individuo ser tenido como referente para la resolución de conflictos
y problemas.
98/ FERNANDO
CARCíA y VANESSA SALTOS
Jurisdicción y competencia
La jurisdicción y competencia de la familia, representada por el
padre, la madre, parientes adultos y padrinos, está claramente establecida. Se la ejerce al interior del espacio de la casa o del espacio doméstico cuando surgen problemas entre parejas, parientes o allegados. Este espacio, en muchos casos, funge como "tribunal" de primera instancia ya que si no se llega a una resolución que satisfaga a las partes se
acude al "tribunal" de segunda instancia, constituida por las autoridades comunitarias, autoridades tradicionales y la asamblea comunal.
Respecto a estas últimas autoridades, la jurisdicción está vinculada a los linderos territoriales de cada comunidad o del conjunto de comunidades involucradas en un determinado problema y a la pertenencia étnica, en el caso de que los acusadores y acusados sean indígenas.
Generalmente se juzga al acusado o acusada en la comunidad en la cual
se cometió la infracción. Sin embargo, los límites de la jurisdicción se
amplían a veces a otras comunidades de otras provincias a las que pertenecen los acusados, con las cuales se coordina para el juzgamiento,
Se encontró también el caso en que las dos partes involucradas
son personas mestizas que viven al interior de una comunidad indígena, estas de igual manera se acogen a las normas de la justicia indígena.
Así lo comprueba el testimonio del Presidente de la Unión de Pueblos
Chibuleos: Aquí en la comunidad no hay muchos mestizos, pero aunque
somos una mayoría indígena, los mestizos también vienen acá a solucionar los problemas, para que les aconsejemos, les sancionemos; aquí solucionamos los problemas que no han podido solucionar en las tenencias políticas, lo que no ha hecho el gobernador, lo que no han hecho otras autoridades; incluso cuando el problema es solo entre mestizos ellos vienen-se
soluciona el problema y se van tranquilos.
La competencia abarca todas las materias jurídicas, a pesar de que
en muchos casos de materia penal, como homicidio y violación, se entrega a los infractores indígenas a las autoridades del sistema jurídico
estatal. Inclusive se ha podido constatar que cuando las partes no están
de acuerdo con las resoluciones de las autoridades comunitarias se acude a las autoridades del sistema jurídico estatal en búsqueda de solución, a manera de "tribunal" de tercera instancia. Estos últimos son más
bien casos de excepción.
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA /99
En el caso de que los acusados no sean indígenas y la infracción se
haya cometido al interior de cualquier comunidad, estos son juzgados
por las autoridades indígenas y bajo sus procedimientos, pero con la
respectiva coordinación con las autoridades del sistema estatal. Este hecho lo confirma el testimonio de una autoridad comunitaria de Tungurahua: Los mestizos quieren hacer justicia con el otro sistema, pero nosotros cuando hay casos que implican a gente mestiza, coordinamos nuestras acciones con las autoridades del sistema estatal, en el sentido de que
ya han aceptado y respetan a este pueblo porque se conoce de la existencia de un propio sistema jurídico.
En el caso contrario, cuando un indígena comete una infracción
fuera de la jurisdicción de una comunidad, en un pueblo o ciudad mestiza, se verificó la presencia de un doble procedimiento. El uno está relatado por una autoridad comunitaria chibulea: Si un indígena comete
un delito en Ambato por ejemplo, nosotros como autoridades vamos a
dialogar con las autoridades de la provincia, para saber bien como está el
problema, nosotros como autoridades de nuestro pueblo debemos velar
por nuestros compañeros y deseamos que en el campo o en la ciudad se dé
una justicia real. El hecho de solicitar una justicia real se refiere al hecho de que el juzgamiento se dé en marco de las leyes vigentes y sin
ninguna acción de soborno a los funcionarios judiciales que perjudique al infractor indígena.
La otra situación se resuelve con el apresamiento de la parte acusadora, sea indígena o mestiza, con el fin de llegar a un acuerdo según
los procedimientos de la justicia indígena. El Presidente de la Unión de
Pueblos Chibuleos así lo testifica: Si a un indígena le cogen las autoridades de Ambato, se aprovechan de los indígenas las autoridades competentes como son la policía, ahora hasta los militares, y como están en su territorio ellos se aprovechan; pero aún así, si a un compañero lo apresan en
Ambato, al que le hizo apresar, le cogemos y le traemos a la comunidad, o
luego intercambiamos a los presos con las autoridades de Ambato, y hacemos un convenio o arreglo para soltar a nuestro detenido, es decir, es un
pago por algo, el arreglo no es solo para el que acusa, ni solo para el acusado, porque solo se suelta al preso cuando ya se haya solucionado el problema. Las dos partes deben buscar un arreglo porque ambas partes están
presos.
La jurisdicción ejercida por las autoridades de justicia indígena en
los últimos años ha cambiado la función que los tenientes políticos
lOO/FERNANDO CARcíA y VANESSA SALTOS
ejercían anteriormente como jueces de paz, sobre todo en al área rural.
Así lo narra el Secretario de la Tenencia Política de la parroquia Juan
Benigno Vela, perteneciente al cantón Ambato, de la provincia de Tungurahua:
La Tenencia Política ha pasado a ser algo secundario, lo principal
ahora es la comunidad y sus autoridades, por ejemplo lo que ha pasado en
San Francisco de Chibuleo, San Alfonso, San Luis, San Pedro, Pataló Alto,
San Miguel, Chacapungo, cuyas autoridades son las que administran justicia, con su propia iniciativa, y claro está que lo hacemos bien, porque yo
también soy una autoridad de la comunidad de Hechaleche, en la comunidad no actuamos apegados a la ley sino más bien a la conciencia de que
debemos vivir en armonía, claro que en algunas partes incluso esta justicia fracasa, pero es por la exageración en las sanciones.
Las exageraciones en las sanciones serían por ejemplo que a una menor de edad que concibe un hijo, y aparece una madre soltera, ella solo pide el apellido y no pide que se le pague n las pensiones alimenticias, ni nada, yo creo que aceptar solo el apellido no es algo recomendable, porque es
fácil solucionar todo con el apellido, entonces yo podría tener cuatro, cinco o seis hijos y no hacerme responsable por ninguno, creo que esa solución
no está muy apegada a la realidad, aunque son las autoridades indígenas
que aceptan esto, porque el niño tendrá más necesidades.
Como Tenencia Política nos hemos convertido en intermediarios, facilitadores para que los problemas se solucionen, no podemos decir tampoco que somos jueces, sólo arreglamos las contravenciones y las denuncias
las recibimos y las encaminamos.
En realidad el conocimiento que las autoridades indígenas tienen
sobre el sistema jurídico estatal es el indispensable para poder coordinar con sus autoridades cuando el caso lo amerite. El testimonio de una
autoridad comunitaria lo muestra: Las autoridades del sistema indígena
manejan más aspectos sobre las vivencias y experiencias de las comunidades y tienen poco conocimiento de lo legal estatal, manejan más la realidad de la comunidad, el conocimiento de lo legal les sirve a las autoridades para el trabajo de coordinación con las autoridades estatales y la realidad de la comunidad, sus prácticas, las que les dejaron sus padres, esas
sirven para el manejo dentro de la comunidad. Las leyes nos sirven para
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA /101
respetarlas como ecuatorianos que somos, pero éstas las tomamos e interpretamos en las comunidades de acuerdo a nuestra filosofía indígena como principio.
Cómo son retribuidos?
Uno de los rasgos que caracteriza a las autoridades indígenas administradoras de justicia es que no reciben ninguna retribución económica por ejercer sus funciones, ni como honorarios ni como compensación. El fundamento de su mandato de servicio a la comunidad, tal
como lo estipula la Ley de Comunas, les impide recibir, al igual que el
resto de las autoridades comunitarias, ningún tipo de pago económico.
Una autoridad tradicional lo explica: No tenemos pago de ninguna clase, existe ésta disposición en la Ley de Comunas, en la que dice que las autoridades comunitarias no deben recibir ningún pago, porque el trabajo es
un sacrificio en beneficio de toda la comunidad, debemos tener el deseo de
ayudar a nuestra gente, no debe haber ningún interés económico, el único interés que debe existir en nosotros es el de vivir bien, sin problemas sin
muchas necesidades, con luz, con agua potable, con carreteras; tener como
principio la vida, desarrollarnos tanto como los mestizos, principalmente
en la educación, en el estudio.
Otra autoridad tradicional profundiza un poco más en el fundamento para no recibir pago: Las autoridades comunitarias, no deben tener pago, nosotros debemos ser diferentes a las autoridades estatales, que
nos oprimieron y han hecho que botemos nuestro dinero, sin pensar si teníamos o no, de eso queremos salir, liberarnos de ellos, porque ellos siempre están sujetos a las leyes que ellos mismos han creado, y sujetos al cobro por todo, nosotros queremos evitar esto, nosotros somos autoridades
legítimas de nuestras comunidades, queremos ser libres, no queremos que
hayan grandes multas ni prisiones.
Lo que se ha podido observar es que cuando hay algún aporte
económico, en dinero o en bienes, depende de la buena voluntad de las
partes en conflicto, muchas veces se ofrece el "agrado" o el "derechito"
a las autoridades, consistente en comida, bebida, o pago de la movilización; muchos de estos "agrados" forman parte indispensable de cualquier proceso de resolución de conflictos, como es el caso del consumo
de bebidas alcohólicas.
102 /
FERNANDO CARcíA y VANESSA SALTOS
En Tungurahua e Imbabura se ha establecido en los reglamentos
internos de las comunidades el pago de multas económicas que los infractores pagan a los acusadores y que forma parte de la sanción resuelta. Los trámites que requiere el proceso también tienen su costo mínimo, el acta de compromiso por ejemplo; todas estas recaudaciones son
distribuidas el 50 por ciento entre las autoridades administradoras de
justicia por el tiempo invertido en la solución de los problemas y el 50
por ciento restante para gestiones de beneficio comunal.
El pago más importante para las autoridades indígenas está representado por el reconocimiento social, el respeto y la consideración que
reciben por parte de la comunidad por el buen desempeño de sus funcienes.
Donde se juzga?
Los conflictos suscitados al interior de las familias, especialmente
problemas entre parejas o chismes, son tratados al interior del espacio
familiar, sea en la casa de los involucrados, la de sus padres, suegros o
padrinos. Se prefiere el espacio privado del hogar para la resolución
porque los interesados prefieren con esto evitar las críticas de personas
ajenas al círculo familiar.
El espacio público para la resolución de problemas también utiliza
diversos sitios según el tipo y gravedad del delito. Este espacio es elegido por su carácter neutral para las partes, ya que las autoridades necesitan contar con un espacio público que les permita ejercer su función sin
ningún tipo de compromiso, como sería el caso de ejercer justicia en la
casa de alguno de los involucrados. Sin embargo, el carácter público no
implica necesariamente que el juzgamiento sea a la vista de todos: muchos comuneros prefieren cierta "privacidad" durante el proceso.
Uno de los sitios más utilizados son todos aquellos que son considerados como comunales o que brindan algún servicio colectivo. Se ha
podido observar el uso de la casa comunal, la oficina del cabildo o de
la cooperativa, las diferentes iglesias (católica, evangélica o mormona),
las oficinas jurídicas de la organización de segundo grado (el caso de
FOIN y FIel), la escuela, la oficina de cobro del agua potable entre
otras. Los espacios públicos más abiertos como el estadio o la plaza de
la comunidad también son utilizados con el mismo fin.
FORMAS INDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA
/103
La petición de las partes para elegir el lugar juega un papel importante, así lo expresa una autoridad tradicional y otra comunitaria:
Cuando el problema no es muy grave como por ejemplo cuando el esposo
se ha embriagado y discute con su esposa, se resuelve en la misma casa de
las partes. Si el problema es grave como por ejemplo peleas entre vecinos
son llevados las partes a la casa comunal. Si el problema es más grave como por ejemplo la violación de una mujer, son llevados hacia el estadio
comunal y juzgados por el pueblo mediante una asamblea.
Los problemas si son pequeños los solucionamos en la oficina del cabildo, (problemas del hogar), si son más graves en el salón comunal (adulterio), y si son muy graves (el robo de los santos), en la plaza en asamblea
general, para que sirva de experiencia a toda la comunidad. En los problemas no muy graves o pequeños, si vienen los familiares, también se resuelve en la sala grande y si son problemas por desobediencia al cabildo o
reincidencia se juzgan en la plaza, para dar una solución definitiva.
Si el problema involucra a miembros de otras comunidades las
autoridades comunitarias se trasladan a esa comunidad y es resuelto al
interior de un espacio público.
8. Algunas reflexiones finales
Para concluir es importante algunas reflexiones acerca de los resultados logrados:
l. La especificidad y vigencia del derecho quichua, tanto en
concepción, principios y práctica, respecto al sistema jurídico estatal, y por lo tanto la imposibilidad de su comparación.
2. La importancia de la instancia familiar y comunitaria en el
ejercicio de la justicia como espacios privilegiados de resolución de conflictos y reconstitución del tejido social.
3. La permanencia de una estructura de poder tradicional en la
práctica de la justicia y elección de autoridades junto con la
incorporación de nuevos elementos, mostrando de esta manera la condición flexible y dinámica de la cultura quichua
ante los cambios.
4. La tendencia de los últimos años de preservar el derecho
propio por parte de estos pueblos de la práctica de la justicia
104/ FERNANDO
GARCíA y VANESSA SALTOS
como un elemento no solo de la diversidad sino también como un rasgo característico de su identidad cultural.
Bibliografía
Almeida, I.
1999
Historia del Pueblo Quichua. Abrapalabra Editores. Quito,
Ecuador.
Almeida, I. y Arrobo, N.
1998
En Defensa del Pluralismo y la Igualdad. Los Derechos de los
Pueblos Indios y el Estado.Fundación Pueblo Indio-Ediciones
ABYA-YALA. Quito, Ecuador.
Almeida, J.
1999
El Racismo en las Américas y el Caribe. Ediciones ABYA-YALA.Quito, Ecuador.
CEPCU. 1998. La Compañía, Autodiagnóstico de la comunidad.CEPCU. Otavalo.
Colloredo-Mansfeld, R.
1999
The Native Leisure Class: Consumption and Cultural Creativity
in the Andes. The University of Chicago Press, Chicago & London.
Colloredo-Mansfeld, R
1999
'Cornmunity Iustice, Economic Diversity and Indigenous Politics' (Draft 3.1). University of Iowa, Departament of Anthropology
CONAIE
Propuesta de Ley de los Pueblos, Nacionalidades y Circunscrip1999
ciones Territoriales Indígenas. Mimeo.
CONAIE
Las Nacionalidades Indígenas y sus Derechos Colectivos en la
1999
Constitución. CONAIE, Quito.
Coronel, R.
1998
Censo Nacional de Organizaciones Indígenas y Negras e Indice
de Fortalecimiento Institucional. Proyecto PRODEPINE. Quito.
Encalada, E., García, F. e Ivarsdotter, K.
1999
La participación de los pueblos indígenas y negros en el desarrollo del Ecuador. Informe de Consultoría. Banco Interamericano
de Desarrollo, Quito.
FORMAS ¡NDICENAS DE ADMINISTRAR JUSTICIA /
105
ECUARUNARI
1998
Historiagrafía de la Nacionalidad y los Pueblos Quichuas del
Ecuador. ECUARUNARI, Quito.
ECUARUNARI
1999
Ley de Comunidades Indígenas de! Ecuador. ECUARUNARI,
Quito.
FENOCIN.1999. Hacia e! Nuevo Milenio. Tierra, Desarrollo, Identidad y Vida. FENOCIN, Quito.
Gaviria, e.
1998
"Justicia Indígena en la Constitución Colombiana de 1991".Ponencia del Taller Internacional El Reto de la Diversidad: Pueblos
Indígenas y Reforma del Estado en América Latina, CEDLA,
Amsterdam, Holanda.
Gómez. M.
1997
Derecho Indígena. Instituto Nacional Indigenista y Asociación
Mexicana para Las Naciones Unidas, A.e. México.
Malinowski, B.
1926
Crime and Custom in Savage Society. Lonfres: Kegan, Paul,
Trench.Trubner ans Company. Versión en español: Crimen y
Costumbre en las Sociedades Salvajes. Barcelona: Ariel, 1982
(Ariel quincenal número 15).
Ministerio de Justicia y Derecho
1997
Del Olvido Surgimos para traer Nuevas Esperanzas. La Jurisdicción Especial Indígena. Santa Fé de Bogotá.
Nader,1.
1998
Ideología Armónica. Justicia y Control en un Pueblo de la Montaña Zapoteca. CIESAS, México.
Ramón, G.
1994
"Los Territorios Indígenas en e! Ecuador". Quito, Ecuador.
Sánchez, E.
"La Tutela en Colombia como medio de la transformación de
1998
las relaciones Estado Pueblos Indígenas en Colombia". Ponencia
de! Taller Internacional El Reto de la Diversidad: Pueblos Indígenas y Reforma del Estado en América Latina, CEDLA, Amsterdam, Holanda.
Sierra, M.T.
1997
"Esencilalismo y autonomía: paradojas de las reinvindicacioenes indígenas", en revista Alteridades, no. 14, México. 82-143 pp.
106/ FERNANDO
GARCíA y VANESSA SALTOS
Velásquez, M. C.
1998
"Frontera de Gobernabilídad Municipal de Oaxaca, México:El
reconocimiento Jurídico de los "Usos y Costumbres" en la renovación de los Ayuntamientos Indígenas". Ponencia del Taller Internacional El Reto de la Diversidad: Pueblos Indígenas y Reforma del Estado en América Latina, CEDLA, Amsterdam, Holanda.
Wisum, C.
1999
Los Shuar y sus Derechos. Constitución de la Nacionalidad
Shuar. Situación Socio-Económica de las Familias Shuar de
Transkutuku. Fundación Hanns Seidel/INDESIC. Quito.