Descargar - CoromotoR

SEDIMENTOS
COLECCIÓN POESÍA VENEZOLANA
BREVES
República Bolivariana de Venezuela, Gobierno Bolivariano
SEDIMENTOS
Coromoto Renaud
República Bolivariana de Venezuela, Gobierno Bolivariano
© Coromoto Renaud
© Fundación Editorial el perro y la rana, 2007
Av. Panteón. Foro Libertador, Edif. Archivo General de la
Nación, planta baja, Caracas - Venezuela, 1010.
Telfs.: (58-0212) 564 2469/808 4492/808 4986/808 4165
Telefax: (58-0212) 564 1411
Correos electrónicos: elperroylaranaediciones@gmail.com /
comunicaciones@elperroylarana.gob.ve /
editorial@elperroylarana.gob.ve
Páginas web: www.ministeriodelacultura.gob.ve /
www.elperroylarana.gob.ve
Edición al cuidado de: Dannybal Reyes
Diseño de portada: Emilio Gómez
Diagramación: Jenny Blanco
Corrección: Juan Pedro Herraiz
Fotografía: Aarón Mundo
Hecho el Depósito de Ley
N° lf4022008800340
Sedimentos
ISBN 978-980-396-952-3
El agua es el movimiento nuevo que nos invita a un
viaje nunca realizado
GASTÓN BACHELARD
9
Una palabra
y la lluvia no es la lluvia
es el telón de fondo que nos protege
los días no suceden a la noche
el silencio es un murmullo
la vigilia
se alimenta del asombro
10
No sé cómo nombrarlo
le digo —pajarito que estás tan cansado—
y no responde
—cedro que me acompaña—
y no me sigue
—caballo negro—
y no cabalga
—llanto de ave—
y no lo escucho
tal vez lo nombre —río—
para que fluya siempre
11
Suelta el dique
deja correr libremente las aguas
rieguen
arrasen
según sus ímpetus
12
Él es inasible
múltiple
como el río que pasa por mi casa
13
Será el día preciso
en mayo
quizás junio
el Ávila de testigo
uno de los dos iniciará el rito
abandonar el cuerpo
¿será en agosto?
ya lo es
en el poema
14
Se desliza
hacia el horizonte
busca
llegar al mar
15
Como el río
salta sobre las piedras
a veces
se desborda
16
No todo el cauce es vigoroso
en algún recodo busca descanso
forma lagunas
refleja la montaña
las errantes nubes
mis ojos
17
Se presiente
se ve
se escucha
se aleja
permanentemente
18
Su voz lleva hoy un tono de tristeza
lágrimas disueltas en el agua
que ni él mismo distingue
como gotas
me salpican
19
De improviso cambia el rumbo
prefiere bañar otras tierras
rociar otro desierto
20
Una hoja cae
navega sobre el agua
se hunde
se disuelve
viaja
deja de ser hoja
es también río
21
Lo toco
y los círculos se expanden
me sumerjo
el cuerpo se contrae
me muevo
comienza la danza
lo abandono
y regresa la incesante incertidumbre
22
Intuyo
el instante
no el de la plenitud
el del vacío
después de la plenitud
el de la fuga
el olvido
23
También él tiene su mejor momento
el instante de la levedad
fluye ligero al encuentro
roza la boca
sacia la sed
24
Crece
sube
en agosto
baja
se agolpa
remolinos
peces muertos
piedras
trae
el milagro consigo
25
No te pido nada
sólo que seas
vida que corre
vida que canta
vida que brilla
26
Por ti he vuelto a recobrar la voz
palabras brotan de tu fuente
agua fecunda
tierra fértil soy
cuando me bañas
espejo en verano
oscuro torrente en invierno
27
Detrás de ti llega la lluvia
el recogimiento
la intimidad
el desvelo
después
llega el poema
28
Si pudiera volver a escuchar su risa
la guardaría
para dejarla sonar
cuando el silencio cruce la soledad
29
Desde siempre
su presencia ocupaba su cauce
y de pronto
me inunda
30
Arrastra el dolor
lo lleva dentro
no en las orillas
en el centro
de sus atribuladas aguas
bebo
31
Sólo hay brillo
en sus reflejos
música
en su transcurrir
vida
en el vértigo que me deja
navegar en él
32
De invierno a verano
sigue su curso
de norte a sur
recorre distintas geografías
se pregunta por el delta
¿cuál tierra?
¿de cuáles lluvias alimentarse?
33
Esas hojas que caen
no son el invierno
son demasiado pocas para serlo
algunos árboles
dejan caer flores
son los barcos de estas tierras
me iré
en uno de ellos
otras aguas me esperan
34
Renueva la casa
revisa los cimientos
borra toda huella dolorosa y falsos postigos
escoge materiales nobles
busca la madera para la nueva lumbre
que sea un fuego duradero
protege los aleros
cuida los árboles
en sus hojas respiran los
[ancestros
mantén limpio el camino del río
abre la puerta
déjalo entrar
35
Si un árbol nace en el poema
lleva siglos esperando en la sombra
si un pájaro canta
es la voz del tiempo
si aparece una flor
es la infancia
digo río
fuente originaria
36
Deja que la lluvia
haga su tarea
humedezca los sentidos
limpie la página
borre la palabra fácil
caiga la metáfora sonora
37
No sabías que te aguardaba
un cielo abierto hasta el horizonte
el final de una calle sin regreso
la sombra de un frondoso árbol
un café —exactamente amargo—
la quietud de una casa
dispuesta para el amor
38
Las palabras se abrazan
por nosotros
se buscan
se esperan
no callan
se tocan
39
Sin ser cada vez el mismo río
es el mismo afluente de mi cuerpo
se renueva vigoroso
en cada solsticio
40
Me modela su voz
voy siendo vértigo
desenfreno
abismo
cántaro lleno
41
Vivo por ti
palabra por llegar
en la noche incierta
espada
rasgo la soledad
42
Regrésame a la orilla
libérame de este naufragio
devuélveme al caracol
desanuda mis manos
que corra la pluma
43
Lo siento llegar
atraviesa el cuerpo
ocupa el sitio exacto
se anida fugazmente
en las manos
reclama nacer
poema
44
He sido ceiba celeste
musgo
arcilla
hoy soy
piedra de río decantada
con su roce
45
Soy una metáfora de mí misma
libre
en el poema
46
Hacer el viaje de regreso
para escuchar el río
mirarse en sus aguas
después de tantas pérdidas
encontrar
lo que queda
sedimentos
sombras
fango
tierra negra
alimento
para el próximo trecho
47
Necesito un río
dispuesto a llevarme al mar
para morir en él
48
Abrazo a la roca del duelo
me hundo en sus aguas profundas
toco fondo
sedimentos
sedimentos
ÍNDICE
Una palabra...
No sé cómo nombrarlo...
Suelta el dique...
Él es inasible...
Será el día preciso...
Se desliza...
Como el río...
No todo el cauce es vigoroso...
Se presiente...
Su voz lleva hoy un tono
de tristeza...
De improviso cambia el rumbo...
Una hoja cae...
Lo toco...
Intuyo...
También él tiene su mejor
momento...
Crece en agosto...
No te pido nada...
Por ti he vuelto a recobrar la voz...
Detrás de ti llega la lluvia...
Si pudiera volver a escuchar
su risa...
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
Desde siempre...
Arrastra el dolor...
Sólo hay brillo...
De invierno a verano...
Esas hojas que caen...
Renueva la casa...
Si un árbol nace en el poema...
Deja que la lluvia...
No sabías que te aguardaba...
Las palabras se abrazan...
Sin ser cada vez el mismo río...
Me modela su voz...
Vivo por ti...
Regrésame a la orilla...
Lo siento llegar...
He sido ceiba celeste...
Soy una metáfora de mí misma...
Hacer el viaje de regreso...
Necesito un río...
Abrazo a la roca del duelo...
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
Este libro de la colección
Poesía venezolana
se terminó de imprimir en la
Fundación Imprenta Ministerio de la Cultura,
en Caracas durante el mes de diciembre de 2007.
La edición consta de 3.000 ejemplares.