Plantilla Monografía de Tesis - Universidad Politécnica Salesiana

UNIVERSIDAD POLITÉCNICA SALESIANA
SEDE QUITO
CARRERA: INGENIERÍA ELÉCTRICA
Tesis previa a la obtención del título de: INGENIERO ELÉCTRICO
TEMA:
“MODELAMIENTO DE UN MICRO AEROGENERADOR EN SISTEMAS DE
GENERACIÓN DISTRIBUIDA PARA EL SECTOR RESIDENCIAL”
AUTOR:
MARIO FERNANDO TITUAÑA DE LA VEGA
DIRECTOR:
DIEGO FRANCISCO CARRIÓN GALARZA.
Quito, marzo del 2015
DECLARATORIA DE AUTORÍA
Yo, Mario Fernando Tituaña De La Vega autorizo a la Universidad Politécnica
Salesiana la publicación total o parcial de este trabajo de grado y su
reproducción sin fines de lucro.
Además declaro que los conceptos y análisis desarrollados y las conclusiones del
presente trabajo son de exclusiva responsabilidad del autor.
Quito, Marzo del 2015
______________________________
Mario Fernando Tituaña De La Vega
CC:172352089-4
AUTOR
I
CERTIFICA
Haber dirigido y revisado prolijamente cada uno de los capítulos técnicos y
financieros del informe de la monografía, así como el funcionamiento del
“MODELAMIENTO DE UN MICRO AEROGENERADOR EN SISTEMAS DE
GENERACIÓN DISTRIBUIDA PARA EL SECTOR RESIDENCIAL” realizada por el
Sr. Mario Fernando Tituaña De La Vega, previa a la obtención del título de
Ingeniero Eléctrico en la Carrera de Ingeniería Eléctrica.
Por cumplir los requisitos autoriza su presentación.
Quito, Marzo del 2015
______________________________
Ing. Diego Francisco Carrión Galarza.
DIRECTOR
II
DEDICATORIA.
Mario Fernando Tituaña De La Vega.
Este proyecto es dedicado a Dios que siempre me cuida y a la persona que me
vio crecer y me cuido, no solo a mí sino a toda mi familia este proyecto también lo
dedico a mi abuelo Nicolas Tituaña Suquillo, que supo educar a su hijo mi padre
haciéndole un hombre de bien, también lo dedicado a mi madre cuyo consejos
nunca me fallaron y a mi hermano que siempre está para ayudarme y apoyarme.
III
AGRADECIEMIENTO.
Mario Fernando Tituaña De La Vega.
Agradezco muy cordial mente a la universidad politécnica salesiana y a sus
docentes, los cuales colaboraron con su conocimiento a mi aprendizaje, aclarando
las inquietudes, dudas que se dieron en el avance y progreso de mi carrera.
IV
INDICE GENERAL
DECLARATORIA DE AUTORÍA ........................................................................... I
CERTIFICA .......................................................................................................... II
DEDICATORIA.................................................................................................... III
AGRADECIEMIENTO. ........................................................................................ IV
INDICE GENERAL ............................................................................................... V
INDICE DE FIGURAS ......................................................................................... IX
INDICE DE TABLAS ........................................................................................... XI
INDICE DE ANEXOS ......................................................................................... XII
RESUMEN ........................................................................................................ XIV
ABSTRACT ........................................................................................................ XV
INTRODUCCIÓN .................................................................................................... 1
CAPÍTULO I ............................................................................................................ 3
GENERACIÓN DISTRIBUIDA ................................................................................ 3
1.1
Fuentes de energía. ................................................................................... 3
1.2
Clasificación de la generación distribuida. ................................................. 5
1.2.1
De acuerdo a la potencia nominal. ........................................................... 5
1.2.2
De acuerdo a la topología empleada........................................................ 6
1.2.2.1
Sistema de velocidad fija. ...................................................................... 7
1.2.2.2
Sistema generador asincrónico doblemente alimentado. ...................... 8
1.2.2.3
Sistema de convertidor completo. ......................................................... 9
1.3
Impacto a la red de distribución. ................................................................ 9
1.3.1 Control primario y secundario de frecuencia y voltaje. .............................. 10
1.3.2 Confiabilidad de los Sistemas eléctricos de potencia en su etapa de
distribución. ........................................................................................................ 11
V
1.3.3 Índices de confiabilidad de la red. ............................................................ 11
1.3.3.1 Índices basados en la potencia instalada. ............................................. 12
1.4
Modos de conexión a la red de distribución. ............................................ 13
CAPÍTULO II ......................................................................................................... 16
MICRO AEROGENERACIÓN EÓLICA ................................................................. 16
2.1
Recurso eólico. ...................................................................................... 16
2.1.1 La rosa de los vientos .............................................................................. 19
2.1.2 La teoría de Betz. ..................................................................................... 22
2.1.3 Distribución de Weibull. ............................................................................ 24
2.1.4 El modelo WRF. ....................................................................................... 25
2.1.5 El modelo MASS. ..................................................................................... 26
2.2
Tipos de aerogeneradores. ....................................................................... 27
2.2.1 De acuerdo a la potencia suministrada. ................................................... 32
2.3
Caracterización de los micro aerogeneradores. ........................................ 33
2.4
Eficiencia de los micro aerogeneradores eólicos. ..................................... 34
2.4.1 Efectos como se producen Flickers y armónicos: ................................... 34
2.4.2 Potencia y rendimiento del aerogenerador: ............................................. 38
2.4.3 Potencia de una turbina. ......................................................................... 38
2.4.4 Rendimiento real del aerogenerador. ...................................................... 39
CAPÍTULO III ........................................................................................................ 40
MODELIZACIÓN DEL MICRO AEROGENERADOR ............................................ 40
3.1
Modelización del recurso eólico ................................................................ 40
3.1.1 Direcciones de la velocidad del viento ...................................................... 40
3.1.2 Velocidades del viento .............................................................................. 44
3.1.3 Tiempo de funcionamiento de un aerogenerador ...................................... 45
VI
3.1.4 Energía suministrada por el aerogenerador .............................................. 46
3.1.5 Potencia suministrada por el viento .......................................................... 46
3.1.6 Potencia suministrada por el aerogenerador............................................. 46
3.2 Instalación Tipo ............................................................................................ 51
3.2.1 Grados de electrificación y potencia contratada ........................................ 54
3.2.2 Tipos de demanda de energía eléctrica .................................................... 55
3.2.3 Consumo promedio de un usuario residencial .......................................... 55
3.2.4 Dimensionamiento del sistema de generación eólica ............................... 57
3.2.4.1 Cálculo del número de baterías ............................................................. 58
3.2.4.2 Cálculo del inversor ................................................................................ 59
3.2.4.3 Protecciones .......................................................................................... 60
3.2.4.4 Puesta a tierra ........................................................................................ 63
3.3 Modelo de gestión energética ...................................................................... 63
3.3.1 Importancia del modelo ............................................................................. 64
3.3.2 Requerimientos de un sistema de gestión energética ............................... 65
3.3.3 Metodología .............................................................................................. 65
3.3.4 Correlación entre la potencia entregada por el aerogenerador y el consumo
de la vivienda ..................................................................................................... 66
3.4 Acoplamiento a la red de distribución .......................................................... 71
3.4.1 Elementos constitutivos de un sistema de generación eólico ................... 71
CAPÍTULO IV ........................................................................................................ 73
ANÁLISIS DEL SISTEMA DE GENERACIÓN DISTRIBUIDA ............................... 73
4.1 Análisis del sistema de generación distribuida como una opción para el
sistema eléctrico residencial. ............................................................................. 73
4.2 Análisis Técnico ........................................................................................... 76
4.2.1 Instalación aislada de la red pública.......................................................... 76
VII
4.2.2 Instalación simultánea con la red pública .................................................. 77
4.2.3 Almacenamiento de la energía producida. .............................................. 81
4.2.4 Elección del inversor. .............................................................................. 82
4.2.5 Elección e instalación de la torre. ............................................................ 82
4.2.6 Conexiones e instalación del panel de control. ....................................... 83
4.3
Análisis económico.................................................................................... 83
4.3.1 Estimación de la producción de la energía eólica ................................... 84
4.4
Análisis social. ........................................................................................... 92
CONCLUSIONES ................................................................................................. 94
RECOMENDACIONES ......................................................................................... 97
REFERENCIAS................................................................................................... 100
ANEXOS ............................................................................................................. 105
VIII
INDICE DE FIGURAS
Figura1.1 Topología de los sistemas de velocidad fija. .......................................... 7
Figura1.2 Topología de los sistemas asincrónicos doblemente alimentado. .......... 8
Figura1.3 Topología de sistemas de convertidor completo. .................................... 9
Figura1.4 Componentes de un sistema de conexión a la red de distribución. ...... 14
Figura1.5 Conexión tipo de una micro red el sector residencial ........................... 15
Figura 2.1 Velocidad media del viento (m/s) ........................................................ 18
Figura 2.2 Temperatura promedio del aire (ºC) .................................................... 18
Figura 2.3 Rosa de los vientos. ............................................................................ 19
Figura 2.4 Distribución de frecuencia de las clases de viento .............................. 21
Figura 2.5 Rosa de los vientos correspondiente a la estación meteorológica. ..... 21
Figura 2.6 Modelo de Betz. ................................................................................... 22
Figura 2.7 Coeficiente de potencia de un rotor. ................................................... 23
Figura 2.8 Distribución de Weibull......................................................................... 25
Figura 2.9 Aerogenerador con rotor Savonius. ..................................................... 27
Figura 2.10 Aerogenerador con rotor Darrieus..................................................... 28
Figura 2.11 Aerogenerador con rotor Giromill. ...................................................... 28
Figura 2.12 Aerogenerador con rotor Windside. ................................................... 29
Figura 2.13 Aerogenerador tipo tripala. ................................................................. 30
Figura 2.14 Aerogenerador tipo bipala. ................................................................ 30
Figura 2.15 Aerogenerador tipo monopala. ........................................................... 31
Figura 2.16 Aerogenerador a barlovento. ............................................................. 31
Figura 2.17 Aerogenerador a sotavento. ............................................................... 32
Figura 2.18 Partes del micro-aerogenerador. ....................................................... 33
Figura 2.19 Voltaje Flicker ................................................................................... 35
Figura 2. 20 Armónico a la red ............................................................................. 36
IX
Figura 3.1 Ubicación del anemómetro .................................................................. 41
Figura 3.2 Flujo grama para la selección del lugar................................................ 42
Figura 3.3 Distribución de direcciones del viento .................................................. 43
Figura 3.4 Gráfico de las direcciones del viento................................................... 43
Figura 3.5 Distribución de frecuencia de las clases de viento ............................... 44
Figura 3.6 Distribución probabilística de la velocidad del viento ........................... 45
Figura 3.7 Micro aerogenerador Long Bow 1 Kw. ................................................. 47
Figura 3.8 Instalación de la torre del micro aerogenerador. ................................. 51
Figura 3.9 Instalación del micro aerogenerador a la red. ..................................... 52
Figura 3.10 Elementos de protección del aerogenerador ..................................... 61
Figura 3.11 Diagrama de puesta a tierra ............................................................... 63
Figura 3. 12 Planificación de un modelo de gestión energética ............................ 64
Figura 3.13 Metodología para desarrollar un sistema de gestión de la energía .... 65
Figura 3.14 Comparativa entre la potencia generada y la demanda energética de
un día .................................................................................................................... 69
Figura 3.15 Flujograma de conmutación de potencias del sistema acoplado a la
red pública............................................................................................................. 70
Figura 3.16 Diagrama unifilar de la conexión del aerogenerador a la red ............. 72
Figura 3.17 Conexión simultánea de aerogenerador y red pública ....................... 72
Figura 4.1 Esquema de una instalación eólica aislada de la red........................... 76
Figura 4.2 Conexión simultánea con la red pública............................................... 78
Figura 4.3 Diagrama de pérdidas de un aerogenerador real. ............................... 79
Figura 4.4 Curva de potencia del aerogenerador en función de la velocidad del
viento .................................................................................................................... 80
Figura 4.5 Histograma de la velocidad anual del viento. ...................................... 84
Figura 4.6 Representación gráfica del Periodo de Recuperación de la Inversión. 91
X
INDICE DE TABLAS
Tabla1.1 Fuentes de generación distribuida no tradicionales. .............................. 4
Tabla1.2 Clasificación de la generación distribuida. ............................................... 6
Tabla1.3 Los valores límites permitidos de los índices FMIK y TTIK. .................. 13
Tabla 2.1 Estadística obtenida diariamente en Quito 01/2012 - 01/2014 entre 7 am
y 7 pm de la velocidad media del viento y su temperatura promedio del aire. ..... 18
Tabla 2.2 Resultados diarios de la velocidad y dirección del viento, del mes de
octubre del sector de los chillos del 2014. ............................................................ 20
Tabla 2.3 Límites en la Distorsión de la Corriente según IEEE 519. ..................... 37
Tabla 2.4. Límites de distorsión de Voltaje según IEEE 519 ................................. 37
Tabla 3.1 Características del micro aerogenerador Long Bow ............................. 47
Tabla 3.2 Curva de potencia del Long Bow 1 Kw utilizada en el cálculo. ............. 49
Tabla 3.3 Estimación de la potencia media. .......................................................... 50
Tabla 3.4 Estratos de consumo ......................................................................... 55
Tabla 3.5 Consumo energético diario de una residencia ...................................... 56
Tabla 3.6 Principales características para elegir elementos de protección ........... 62
Tabla 3.7 Energía mensual proporcionada por el aerogenerador ......................... 67
Tabla 3.8 Requerimientos mensuales de energía del usuario .............................. 67
Tabla 3.9 Porcentaje de contribución del aerogenerador ...................................... 68
Tabla 4.1 Consumo diario de los principales aparatos de uso residencial. ........... 75
Tabla 4.2 Producción anual del aerogenerador. ................................................... 85
Tabla 4.3 Ejemplo de los costos de los componentes de energía eólica. ............. 86
Tabla 4.4 Tabla de amortización. .......................................................................... 87
Tabla 4.5 Flujos de caja proyectados a 20 años. .................................................. 90
XI
INDICE DE ANEXOS
Anexo A Resultados diarios de la velocidad y dirección del viento, del mes de
octubre del sector de los chillos del 2014. .......................................................... 106
Anexo B Scripts utilizados. ................................................................................. 126
Anexo C Estudio de carga y demanda .............................................................. 129
Anexo D Tabla de conductores AWG ................................................................ 130
Anexo E Atlas Eólico del Ecuador (MEER) ........................................................ 131
Anexo F Long- Bow............................................................................................ 147
Anexo G WRPLOTT ........................................................................................... 151
XII
GLOSARIO DE TÉRMINOS
MEER
CENACE
INAMHI
EEQ.SA
INEC
SRI
DMQ
NASA
FMIK
TTIK
EENS
El Ministerio de Electricidad y Energía Renovable
Consejo Nacional de Electricidad
Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología
Empresa Eléctrica Quito
Instituto Nacional de Estadísticas y Censos
Servicio de Rentas Internas
Distrito Metropolitano de Quito
National Aeronautics and Space Administration
Frecuencia media de interrupción por KVA nominal instalado
Tiempo total de interrupción por KVA nominal instalado, expresado en horas
por KVA.
Energía esperada no suministrada
WRPLOT
WRF
MASS
m.s.n.m
Pn
Wind Rose Plots for Meteorological Data
Weather Research and Forecasting Model
Mesoscale Atmospheric Simulation System
Metro sobre el nivel del mar
Potencia nominal
FFUn
Factor de frecuencia de uso.
CIR
Carga instalada del consumidor representativo,
DMU
Demanda máxima unitaria
FSn
Factor de simultaneidad
DC
AC
kW
W
kWh
MW
Cp
Corriente Directa
Corriente Alterna
Kilovatios
Vatio
Kilovatios hora
Mega vatios
Coeficiente de potencia de la turbina
Densidad del aire
SCR
Relación de corto circuito.
TDD
Icc
DM
Distorsión total de la demanda.
Corriente de corto circuito
Demanda diaria
TA
Tiempo de autonomía
ALM
Capacidad de almacenamiento de las baterías.
DSC
VAN
TIR
PRI
Valor de descarga de la batería, recomendado por el fabricante
Valor actual neto
Tasa interna de retorno
Periodo de Retorno de la Inversión
XIII
RESUMEN
Mario Fernando Tituaña De La Vega
Mariofernanfo_nando
Universidad Politécnica Salesiana
Resumen — La necesidad de una mejor utilización del sistema eléctrico, el
ahorro de energía, el aspecto económico, el impacto social y ambiental, han
contribuido al desarrollo de nuevas formas
de generación distribuida,
especialmente basadas en fuentes renovables de energía, así se espera que la
energía eólica tenga una mayor participación en un futuro muy cercano.
En este trabajo se analiza y determina desde una perspectiva técnica, social y
económica la utilización de un sistema micro eólico a nivel residencial, como forma
alternativa de ahorro de energía en la zona norte de Quito, provincia de Pichincha
del territorio ecuatoriano.
Este trabajo realizara una revisión sobre conceptos de generación distribuida, su
clasificación y efecto de los sistemas de energía eólica, describiendo conceptos de
micro aerogeneradores eólicos, sus principales tipos, el recurso eólico, sus
pérdidas y eficiencias.
Plantea el modelo de un sistema a nivel residencial con el micro aerogenerador
Long Bow 1 kW, de Zytech Aerodyne, a través del recurso eólico disponible y su
gestión
energética, realizando un análisis técnico, social,
y económico de la
generación eólica como sistema de generación distribuida.
Índice de Términos — Sistema eléctrico, generación distribuida, gestión
energética, impacto social,
fuentes renovables, sistema micro eólico, recurso
eólico, pérdidas, eficiencia, modelo, Zytech Aerodyne.
XIV
ABSTRACT
Mario Fernando Tituaña De La Vega
[email protected]
Universidad Politécnica Salesiana
Abstract— The need for better use of electrical systems, energy saving,
economics, social and environmental impact, have contributed to the development
of new forms of distributed generation, especially based on renewable energy
sources, thus is expected to wind power will have greater participation in the very
near
future.
This paper analyzes and determines from a technical, social and economic
perspective using a residential micro wind system as an alternative way of energy
saving in northern Quito, on Ecuadorian province of Pichincha.
This work conducts a review of concepts of distributed generation, classification
and effects of wind energy systems, describes concepts of micro wind turbines,
their
main
types,
the
wind
resource,
losses
and
efficiencies.
Planning of the model for a residential system using a Long Bow 1 kW micro wind
turbine from Zytech Aerodyne through wind resources available and energy
management, performing a technical, social, and economic analysis of wind power
as
an
distributed
generation
system.
Index Terms - Electrical System, distributed generation, energy management,
social impact, renewable sources, micro wind systems, wind resource, losses,
efficiency, model, Zytech Aerodyne.
XV
INTRODUCCIÓN
La necesidad de tener un mejor uso de la energía eléctrica, un mayor cuidado
en la conservación del medio ambiente, y un ahorro de los medios de energía
convencional, ha llevado en la actualidad, a la utilización de generadores de
pequeña y mediana escala, instalados en lugares próximos a las cargas, que
utilicen
energías renovables y a su vez estén conectados a las redes de
distribución ya existentes. El objetivo fundamental de este trabajo es realizar la
modelización de un micro aerogenerador eólico, que tenga ciertas características
especiales, como son: bajo costo, fácil disponibilidad de los accesorios para su
mantenimiento e instalación, con buena respuesta en potencia para el recurso
eólico disponible en la zona de Quito, provincia de Pichincha, en el territorio
ecuatoriano, que permita su instalación a la red de distribución, y que pueda tener
opción a futuro a formar parte de un sistema híbrido de generación de energía,
como una posible alternativa a ser implementado en un medio doméstico, ya sea
con una finalidad de ahorro de energía o porque las condiciones del lugar no
permite el acceso a la red estatal.
Las estrategias de investigación que se siguen para alcanzar el objetivo
planteado son:

Se realiza un estudio de los mecanismos de la generación distribuida y de
los aerogeneradores eólicos.

Se escoge el micro aerogenerador.

Se ajusta la distribución de frecuencias de una serie del viento con la
función densidad de probabilidad de Weibull.

Se realiza los cálculos de la densidad del aire en base del modelo de
presión y temperatura.

Se toma en cuenta las siguiente consideraciones:
1
1) La densidad de potencia es proporcional a la densidad del aire. Es decir,
a mayor altura, menor la energía disponible a igual velocidad del viento.
2) La energía que se puede extraer del viento es proporcional al área
barrida por el rotor, o sea al cuadrado de su diámetro.
3) La densidad de potencia es proporcional al cubo de la velocidad del
viento.

Se realiza la curva de la potencia
por medio de una tabla de valores
numéricos.

Se obtiene la potencia media producida por el micro aerogenerador.

Se realiza un análisis del sistema como una opción para el sistema eléctrico
residencial.

Se realiza el análisis técnico, económico, y social sobre la micro
aerogeneración eólica como medio alternativo en la producción de energía
eléctrica residencial.

Se analiza el costo de inversión del sistema de generación eólica con una
rápida recuperación del capital invertido, como justificación de su utilización.

Se establece que el modelo sirve para micro aerogeneradores eólicos, que
permitan proporcionar energía eléctrica en zonas donde no se dispone de red
eléctrica o con el objetivo de conseguir un ahorro en los costos, permitiendo
también la conexión a redes de distribución existentes, y también facilitando el
funcionamiento de forma autónoma,
incluso en condiciones de fallo de
suministro de la red de distribución.

Se incluye la posibilidad
generación de
de realizar una extensión del sistema de
energía eólica, a otras formas de generación de energía
fotovoltaica o solar, entre otras.
2
CAPÍTULO I
GENERACIÓN DISTRIBUIDA
Una mejora del rendimiento en la producción y ahorro de la energía eléctrica, así
como el cuidado del medio ambiente, entre otras cosas, han contribuido
particularmente a que el concepto de la generación distribuida, se extienda a nivel
mundial con la utilización de generadores instalados en lugares próximos a las
cargas y a su vez conectados a las redes de distribución.
La generación distribuida se puede definir como una fuente de potencia eléctrica
activa en un rango inferior a 100 MW, conectado al sistema eléctrico de
distribución y localizado cerca de la carga [1].
En este capítulo se
tratará sobre los conceptos básicos de la generación
distribuida, sus principales fuentes, su clasificación, su efecto en los sistemas
eléctricos de potencia, en particular de un sistema considerado no convencional,
como es la energía eólica, y sus modos de conexión a la red de distribución.
1.1
Fuentes de energía.
Los aspectos más importantes que caracterizan a los sistemas de generación
distribuida son los siguientes:

La utilización de fuentes de energía renovables, como son la potencia
irradiada por el Sol, la fuerza del viento, la energía del agua de mares y
océanos,
la
materia
orgánica,
el
calor
geotérmico,
entre
otros.
Especialmente, porque presentan evidentes ventajas en la conservación
del medio ambiente respecto a otras fuentes de energía [2], [3].

La mayoría de los sistemas de generación distribuida son modulares, lo
que representa una facilidad para su montaje, instalación, mantenimiento y
reparación [4].

La producción simultánea de generación, lo que permite un mejor
aprovechamiento de la electricidad [3].
3
Se puede dividir a las fuentes de generación como: convencionales y noconvencionales. Entre las convencionales se puede citar: turbinas de gas, motores
de combustión, micro-turbinas, y entre las no-convencionales: generadores
eólicos, celdas fotovoltaicas y solares, biomasa, entre otras [5].
A continuación, se resume en la tabla 1.1 [5], algunos de estos sistemas que se
emplean en la generación distribuida no tradicionales, así como su rendimiento y
el rango de su aplicación.
Tabla1.1 Fuentes de generación distribuida no tradicionales.
Fuentes no tradicionales:
Eólica.
Solar.
Mini hidráulica.
Fotovoltaica.
Pilas de combustible.
Biomasa.
Rango de
aplicación:
200 W – 5 MW.
200 W – 100 MW.
10 KW – 10 MW.
200 W – 100 kW.
1 kW – 10 MW.
100 kW – 100 MW.
Rendimiento:
35
15
30
10
35
30
–
–
–
–
–
–
45 %
20 %
50 %
20 %
85 %
40 %
Eólica: el Sol produce un calentamiento no uniforme en la superficie de la Tierra,
la energía cinética del viento que se origina por esta diferencia de presión
terrestre, es utilizado para mover las palas de un aerogenerador, transmitiéndose
un movimiento de rotación, el cual mediante un generador es convertido en
electricidad. El rango de la potencia en el que se utiliza es aproximadamente de
200 W a 5 MW, con un rendimiento promedio aproximadamente del 40 % [6].
Solar: la energía de la radiación solar es convertida en energía calorífica,
utilizándose directamente esta energía o en otros casos transformándola en
electricidad. El rango de la potencia en que se utilizan es aproximadamente de
200 W a 100 MW, pero tienen en promedio un bajo rendimiento [6].
4
Mini hidráulica: la energía potencial del agua es transformada en energía cinética
mediante tuberías para ser luego transformada en energía mecánica y finalmente
en energía eléctrica. Se consideran como mini hidráulica porque la potencia de
aplicación no supera los 10 MW, ni es inferior a 10 kW. Tienen un rendimiento
aproximado del 40 % [6].
Fotovoltaica: la radiación solar es transformada en energía eléctrica mediante un
dispositivo electrónico que contiene un material semiconductor llamado celda
fotovoltaica. El rango aproximado de la potencia de instalación, en la que se utiliza
las celdas fotovoltaicas es de 200 W a 100 kW, con un bajo rendimiento promedio
[6].
Pilas de combustible: son dispositivos electroquímicos que convierten la energía
química de un combustible en electricidad. Aunque su principal inconveniente es
su costo elevado, poseen un alto
rendimiento promedio aproximadamente del
60 %. El rango de potencia de las aplicaciones es de 1 kW hasta 10 MW [6].
Biomasa: se utiliza la energía química proveniente de la materia orgánica de
origen biológico y de reciente formación, para ser transformada en energía
eléctrica por diversos procesos. El rango aproximado de la potencia en la que se
utiliza la biomasa es de 100 kW a 100 MW, con un rendimiento promedio del 35 %
[6].
1.2
Clasificación de la generación distribuida.
A la generación distribuida, se la puede dividir en dos grupos, uno según la
potencia nominal y otro por la topología empleada en la red de distribución.
1.2.1
De acuerdo a la potencia nominal.
De acuerdo al valor de la potencia nominal utilizada se puede clasificar a la
generación distribuida de la siguiente manera [7]:
5

Micro: cuando la potencia nominal va desde 1W hasta 5KW.

Pequeña: cuando la potencia nominal está entre 5KW y 5MW.

Mediana: cuando la potencia nominal va desde 5MW hasta 50MW.

Grande: cuando la potencia nominal está entre 50MW hasta 100MW.
En la tabla 1.2 [7], se resume la clasificación de la generación distribuida de
acuerdo al rango de la potencia nominal empleada, se ha tomado como valores
referenciales los más comunes, aunque estos podrían variar.
Tabla1.2 Clasificación de la generación distribuida.
Generación
Rango potencia
distribuida
nominal
Micro
Entre: 1 W y 5 kW.
Pequeña
Entre: 5 kW y 5 MW.
Mediana
Entre: 5 MW y 50 MW.
Grande
1.2.2
Entre: 50 MW y 100MW.
De acuerdo a la topología empleada.
Específicamente se detallará las diferentes topologías de la generación
distribuida bajo el marco de la generación eólica, las mismas que están en función
de cómo se conecta el generador a la red. Básicamente se puede establecer tres
categorías [8]:

Velocidad fija.

Máquina asíncrona doblemente alimentada.

Convertidor completo.
6
1.2.2.1
Sistema de velocidad fija.
En el sistema de velocidad fija, el generador está conectado directamente a la
red sin un convertidor de potencia intermedio. Generalmente se utiliza un
generador asincrónico de jaula de ardilla con el estator conectado a la red [8].
Este sistema no es muy utilizado, porque presenta las siguientes desventajas:

No es muy eficiente, por el pequeño rango de velocidades del viento.

Cambios en la frecuencia de la potencia generada, debido a variaciones
en la velocidad del viento.

Se debe utilizar un banco de condensadores, lo que ocasiona resonancia
en la red, y el consiguiente consumo de potencia reactiva [8].
Figura1.1 Topología de los sistemas de velocidad fija.
Fuente: J. Álvarez, J. López, “Estudio De Diferentes Topologías De Generación”, Upna,
Pamplona, España.
7
1.2.2.2
Sistema generador asincrónico doblemente alimentado.
En este sistema se utiliza un generador asincrónico o de inducción, en el que se
ha incorporado al rotor, un sistema de conversión electrónico, compuesto por dos
convertidores trifásicos que actúan como inversores o rectificadores, uno
conectado al rotor y otro conectado a la red, permitiendo el flujo de potencia entre
ellos.
Este sistema presenta las siguientes ventajas:

Se puede generar potencia activa a velocidades superiores e inferiores a
la de sincronismo.

Se puede controlar la potencia reactiva del estator, hasta un factor de
potencia de valor cercano a uno.

La potencia convertida aumenta proporcionalmente con el cubo de la
velocidad del viento [8].
Figura1.2 Topología de los sistemas asincrónicos doblemente alimentado.
Fuente: J. Álvarez, J. López, “Estudio De Diferentes Topologías De
Generación”, Upna, Pamplona, España.
8
1.2.2.3
Sistema de convertidor completo.
El generador va conectado a la red a través de un convertidor de potencia que
varía la frecuencia de la potencia generada de forma de igualar a la de la red.
Generalmente se utilizan generadores sincrónicos, aunque también se puede
emplear generadores asincrónicos de jaula de ardilla [8].
Figura1.3 Topología de sistemas de convertidor completo.
Fuente: J. Álvarez, J. López, “Estudio De Diferentes Topologías De Generación”, Upna,
Pamplona, España.
1.3
Impacto a la red de distribución.
El impacto a la red de distribución repercute, entre otras cosas, sobre el nivel de
pérdidas, calentamiento de los equipos y regulación del voltaje. Aunque existen
leyes y normas que incentivan y promueven la inserción a la red de distribución,
sin embargo, en ellas solo se indica la desconexión de las máquinas ante
condiciones anormales de tensión o frecuencia. La conexión de un medio de
9
generación distribuida a una red de distribución tiene un impacto positivo sobre el
voltaje, pero negativo ante la frecuencia. [9]
Es necesario una rápida y oportuna desconexión del medio de generación ante
una falla del mismo, pero una demora podría ocasionar una desconexión de los
generadores en la red de distribución.
Las fallas con más riesgo para la red de distribución son las más alejadas
porque pueden producir grandes sobretensiones, que se incrementan en horas de
mínima demanda y cuando más capacitivo es el generador [10].
Un crecimiento descontrolado de la generación distribuida podría conducir a
tener algunos efectos, no previstos en la planificación de la red de distribución.
1.3.1 Control primario y secundario de frecuencia y voltaje.
Se debe realizar un control de la generación de energía sobre la red de
distribución, con el fin de mantener los valores de voltaje y de frecuencia, que se
requieran para conseguir los objetivos del diseño impuestos, esto se consigue
mediante: [11]

El control primario: como cada inversor controla la tensión y la frecuencia
en su salida, es decir, la tensión y frecuencia de eje directo, es necesario
utilizar este control para mantener estos valores en los rangos establecidos
[11].

El control secundario: ya que el voltaje y la frecuencia, en algún punto
determinado del sistema, puede ser muy bajo, se utiliza este tipo de
sistema de control que permite re establecer el voltaje y la frecuencia a los
valores nominales [11].
10
Debido a que pueden estar muchos sistemas de control funcionando
simultáneamente, se deben desacoplar algunos, para poder efectuar el control
adecuado.
Por ejemplo, si el ancho de banda para el control primario de la corriente es: Ω,
el ancho de banda para el control primario de voltaje es: Ω/10, y el ancho de
banda para el control secundario de voltaje es: Ω/1000. Normalmente, los
controles secundarios de voltaje y frecuencia tienen anchos de banda de menos
de 1Hz [11].
1.3.2 Confiabilidad de los Sistemas eléctricos de potencia en su etapa de
distribución.
La confiabilidad de los sistemas eléctricos de potencia es una herramienta muy
importante, porque es una manera de contar con una buena continuidad del
suministro de energía eléctrica a
las cargas que sean colocadas por el
consumidor.
La confiabilidad normalmente está involucrada con la calidad de la energía. La
necesidad de suministro eléctrico de una onda de voltaje casi pura, el uso de
cargas de equipos electrónicos delicados, y la nula interrupción en el suministro
eléctrico son
razones para esperar tener una gran confiabilidad de las redes
eléctricas. [12]
La confiabilidad también sirve para justificar una determinada inversión de
acuerdo al comportamiento real que se tenga de un sistema.
1.3.3 Índices de confiabilidad de la red.
Estos índices intentan medir la continuidad del suministro es decir, el número de
veces que se ve interrumpidos y por un cierto tiempo [13].
11
1.3.3.1 Índices basados en la potencia instalada.
Los índices de calidad se definen para cada generador de tensión ( ), de
acuerdo a las siguientes expresiones: [14]
a) FMIK: Frecuencia media de interrupción por KVA nominal instalado:
En un período determinado, representa la cantidad de veces que el KVA
promedio sufrió una interrupción de servicio.
Es decir:
 KVAfs
FMIK Aj 
iAj
i
KVAinstAj
(1.1)
b) TTIK: Tiempo total de interrupción por KVA nominal instalado:
En un período determinado, representa el tiempo medio en que el KVA
promedio no tuvo servicio.
Es decir:
TTIK Aj 
 KVAfs
iAj
* TfsiAj
i
KVAinstAj
(1.2)
Donde:
FMIK: Frecuencia media de interrupción por KVA nominal instalado, expresada
en fallas por KVA.
TTIK: Tiempo total de interrupción por KVA nominal instalado, expresado en
horas por KVA.
kVAfsi: Cantidad de KVA nominales fuera de servicio en cada una de las
interrupciones “i”.
KVAinst: Cantidad de KVA nominales instalados.
Tfsi : Tiempo fuera de servicio, para la interrupción “i”.
Aj : Generador de tensión “j”.
12
Estos índices son basados en energía. Energía esperada no suministrada
(EENS): es producido por la falta de servicio, se consideran los parámetros de
confiabilidad del sistema, realizando que los índices de confiabilidad FMIK y TTIK
de un sistema de distribución, comparen el efecto producido por la inclusión de
refuerzos en la red. De esta forma, se determinan las combinaciones que
minimizan el costo total de inversiones, refuerzos en los alimentadores, y el costo
de la EENS [15].
Para el cálculo de los índices se consideran todas las interrupciones del sistema
con duración mayor o igual a tres minutos. Es obvio, que las interrupciones que
ocurran en el sistema, tanto en el generador, como en la red, interferirán en el
valor de estos índices.
Los valores límites permitidos, para los índices FMIK y TTIK, tanto para la red
como el generador, se presentan en la tabla 1.3 [12].
Tabla1.3 Los valores límites permitidos de los índices FMIK y TTIK.
Índice
Red
Generador
1.4
Valor límite para
FMIK
4.0
Valore límite
para TTIK
8.0
5.0
10.0
Modos de conexión a la red de distribución.
Algunas razones para la conexión de un medio de generación distribuida a la red
de distribución son: disminuir el consumo de la energía eléctrica, aumentar la
confiabilidad, al mismo tiempo que estos requieren menos inversión y además se
utilizan energía renovable.
El sistema de conexión permite conectar el generador con la red de distribución
y con las cargas locales, además que debe proporcionar acondicionamiento,
protección, control y medición de la unidad de generación distribuida.
13
En la figura 1.4 se muestran los principales componentes de la conexión a la red
de distribución, los cuales se explican a continuación [16].
Figura1.4 Componentes de un sistema de conexión a la red de distribución.
Fuente: propia del autor.

Unidad de generación distribuida: es el generador que proporciona la
energía, y que en este caso, corresponde a la turbina eólica, que utiliza la
energía del viento.

Convertidor de energía: son los dispositivos eléctricos y electrónicos
que permiten convertir la corriente continua en corriente alterna, cambiar
el nivel de tensión y/o proporcionar aislamiento eléctrico.

Sistema eléctrico local: corresponde a las canalizaciones eléctricas de
la instalación al lado de la unidad de generación distribuida.

Conmutador de transferencia y conexión: corresponde al dispositivo
automático que permite un cambio de carga entre generadores y la
14
conexión sincronizada entre la unidad de generación distribuida y la red
de distribución.

Distribuidor de energía: son dispositivos automáticos que conectan la
unidad de generación distribuida con la canalización eléctrica de la red de
distribución.

Contador: corresponde a un dispositivo que mide la energía desde y
hacia la red de distribución.

Conexión común: es el punto de conexión del sistema eléctrico local y la
red de distribución.

Protección de la red de distribución: son los dispositivos eléctricos de
control de operación de los equipos como protección a la red de
distribución.

Control del sistema: se realiza a través de un dispositivo que controla el
generador y realiza la comunicación, medida y despacho hacia la red de
distribución [17].
Una conexión tipo simplificada desde la unidad de generación a la red de
distribución para un sistema micro eólico, para una casa
y para un conjunto
habitacional, como se puede apreciar en las figuras 1.5.
RED
MEDIDORES
BIDIRECCIONALES
MICRO
AEROGENERADOR
INVERSOR
INVERSOR
MICRO
AEROGENERADOR
INVERSOR
MICRO
AEROGENERADOR
Figura1.5 Conexión tipo de una micro red del sector residencial
Fuente: propia del autor.
15
CAPÍTULO II
MICRO AEROGENERACIÓN EÓLICA
La energía del viento ha sido aprovechada desde la antigüedad, en muy diversas
aplicaciones, y en la actualidad es utilizada, sobre todo para la producción de
energía eléctrica.
Un micro aerogenerador eólico se puede definir como un generador eléctrico
movido por una turbina accionada por el viento en el rango entre los 20 W y los
2000 W [18].
En este capítulo se tratará sobre los conceptos básicos de micro aerogeneración
eólica, el recurso eólico, los principales tipos de aerogeneradores, las pérdidas y
eficiencias del micro aerogenerador eólico.
2.1
Recurso eólico.
La evaluación del recurso eólico es una de las principales fases en cualquier
desarrollo de un proyecto de energía eólica, ya que los datos obtenidos
determinan la viabilidad del mismo. El objetivo de esta evaluación es la elección
del correcto aerogenerador y la estimación de la energía eléctrica deseada.
La velocidad, dirección, y turbulencia que tiene el viento depende de algunos
factores, por ejemplo: de la rotación de la tierra, la diferencia de temperaturas, la
forma del terreno, etc [19].
La evaluación debe incluir: datos del viento, reconocimiento del terreno,
obstáculos, altura del montaje,
y estimación de la generación de la energía
eléctrica.
16
Los datos más importantes relacionados con el aprovechamiento de la energía
eólica son los datos del movimiento, intensidad y estabilidad de los vientos, estos
pueden ser obtenidos por:
La NASA: facilita la información con datos más precisos y confiables dados por el
satélite QuikSCAT con el fin de determinar los mejores lugares, donde ubicar los
aerogeneradores.
En base a los instrumentos que están en el satélite, es posible medir la dirección,
la velocidad y la fuerza del viento [20].
El libro Atlas Eólico, editado por el Ministerio de Electricidad y Energías
Renovables (MEER), en Quito, contiene información sobre las características del
terreno, y permite identificar las zonas de mejor aprovechamiento del viento para
la generación eléctrica en ciudades y provincias del Ecuador que cuentan con un
alto potencial eólico.
Las provincias de Pichincha, Cañar, Chimborazo, Loja, El Oro, y Azuay son las
que poseen el mayor potencial de aprovechamiento de este tipo de energía [21].
Ecuador es uno de los países de gran potencial eólico, esto facilitaría el uso de
energía eólica, y ayudaría a satisfacer la gran demanda de energía eléctrica en
este país.
En la tabla 2.1 [22], se resume un promedio de la velocidad del viento y la
temperatura, de observaciones realizadas diariamente entre las 7 am y 7 pm en el
periodo 01/2012 y 01/2014 en la ciudad de Quito en el Instituto Nacional de
Meteorología e Hidrología (Inamhi) [23] [24], a 10 metros por encima de la
superficie del suelo, como se puede apreciar en las figuras 2.1 y 2.2.
17
Tabla 2.1 Estadística obtenida diariamente en Quito 01/2012 - 01/2014 entre 7 am y 7 pm
de la velocidad media del viento y su temperatura promedio del aire.
Mes
̅̅̅̅̅
⁄
Tp (ºC)
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ago
Sep
Oct
Nov
Dic
Anual
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
1-12
4,65
6,2
6,2
7,75
7.75
6,2
6,2
6,2
6,2
4,65
4,65
6,2
6,071
17
16
16
16
17
18
18
18
18
17
16
17
17
9
8
7
6
5
4
3
2
1
0
Figura 2.1 Velocidad media del viento (m/s)
Fuente: Propia del autor.
18,5
18
17,5
17
16,5
16
15,5
15
ene-01 feb-02 mar-03 abr-04 may-05 jun-06 jul-07 ago-08 sep-09 oct-10 nov-11 dic-12
Figura 2.2 Temperatura promedio del aire (ºC)
Fuente: Propia del autor.
18
2.1.1 La rosa de los vientos
La rosa de los vientos muestra información acerca de
distribuciones de
velocidades del viento y la frecuencia de variación de las direcciones, esto se basa
por observaciones de las instalaciones meteorológicas que recogen los datos de
velocidad media cada cierto tiempo, por lo general cada 10 minutos o 1 hora
durante varios años, haciendo esto útil para situar aerogeneradores [25].
Para poder evaluar los recursos eólicos de un área geográfica hay que realizar
mediciones continúas de la velocidad y dirección del viento para saber si es apta
para la instalación de aerogeneradores, para poder controlar las variaciones del
viento de un año a otro, a lo largo de un año, un mes, un día [25].
En la actualidad la rosa del viento es dividida en 360°, teniendo de origen el norte
correspondiente a 0°, el este a 90°, el sur a 180°, el oeste a270° y 360°
nuevamente al norte, contando en el sentido de giro del reloj. De esta manera se
obtiene la dirección del viento [26], como se puede apreciar en las figuras 2.3 [27].
.
Figura 2.3 Rosa de los vientos.
Fuente: G. Guerrón, E. García, and A. Montero, “Influencia de las ráfagas de viento en la calidad
de la energía de los parques eólicos ( Influence of wind gusts in power quality on wind farms ),”
pp. 25–44, 2014.
19
En la tabla 2.2 [28] se tiene por ejemplo en el mes de octubre del año 2014, la
velocidad y dirección del viento, ver anexo A.
Tabla 2.2 Resultados diarios de la velocidad y dirección del viento, del mes de octubre
del sector de los chillos del 2014.
Año
Mes
Día
Velocidad (m/s)
Dirección (°)
2014
10
1
1,08
215,50
2014
10
2
1,1
132,79
2014
10
3
0,95
272,34
2014
10
4
1,31
144,89
2014
10
5
1,14
114,87
2014
10
6
0,64
170,17
2014
10
7
1,68
230,09
2014
10
8
1,06
279,22
2014
10
9
0,91
127,21
2014
10
10
0,83
31,33
2014
10
11
1,02
191,29
2014
10
12
1,23
111,07
2014
10
13
1,67
318,5
2014
10
14
1,41
128,75
2014
10
15
0,91
178,12
2014
10
16
1,13
241,72
2014
10
17
0,79
274,6
2014
10
18
1,01
89,47
2014
10
19
0,81
177,88
2014
10
20
0,6
130,65
2014
10
21
0,96
133,26
2014
10
22
1,1
190,94
2014
10
23
1,26
266,05
2014
10
24
0,93
244,81
2014
10
25
1,02
128,87
2014
10
26
1,2
221,19
2014
10
27
0,91
281,24
2014
10
28
1,08
196,04
2014
10
29
0,8
138,72
2014
10
30
0,82
275,54
2014
10
31
1,32
156,88
20
Los datos de la tabla 2.2 permiten conocer la frecuencia y la velocidad media del
viento para distintas direcciones, estas son distribución de frecuencia de las clases
de viento y la rosa de viento (WRPLOT View - Freeware) [29],[30], los cuales se
aprecia en las figuras 2.4 y 2.5
74,1
80,0
60,0
% 40,0
16,5
20,0
8,5
0,9
0,0
0,0
0,0
0,0
calms
0,5 - 2,1
2,1 - 3,6
3,6 - 5,7
5,7 - 8,8
8,8 - 11,1
>=11,1
Clases de viento (m/s)
Figura 2.4 Distribución de frecuencia de las clases de viento
Fuente: Propia del autor.
Figura 2.5 Rosa de los vientos correspondiente a la estación meteorológica.
Fuente: Propia del autor.
21
2.1.2 La teoría de Betz.
La teoría de Betz, supone que el aerogenerador está ubicado en un sector donde
existe la energía cinética del viento, las hélices del aerogenerador no aprovechan
toda la energía cinética del viento [31], apreciando la figura 2.6, donde v1 es la
velocidad del viento delante del rotor, v es la velocidad del viento a la altura del
rotor y v2 es la velocidad del viento detrás del rotor [32].
Figura 2.6 Modelo de Betz.
Fuente: J. López, “Energía Renovables”, 2011, Madrid, España.
Considerando que la velocidad promedio del viento en el área está determinada
por la ecuación 2.4
(2.1)
Por lo que la ecuación de la potencia útil es:
(
)(
)
(2.2)
Donde:
: Potencia máxima [W]
Cp: Coeficiente de potencia de la turbina [%]
: Densidad del aire [Kg/m3]
A: Área
V: Velocidad del viento a la altura del rotor [m/s]
V1: Velocidad del viento delante del rotor [m/s]
V2: Velocidad del viento detrás del rotor [m/s]
El valor máximo para la potencia se obtiene:
22
Por lo tanto la potencia máxima es:
( )
(2.3)
( )
Comparándola con la ecuación de la potencia útil, se ve que:
que se conoce como el límite de Betz [31], como se puede apreciar en la
figura 2.7 [32].
0.6
Cp
0.55
0.5
0.45
0
0.1
0.2
0.3
0.4
0.5
0.6
v2 / v1
0.7
0.8
0.9
1
Figura 2.7 Coeficiente de potencia de un rotor.
Fuente: J L. A. Veritat, Introducción a la teoría de las turbinas eólicas. 2009, pp. 1–172.
23
2.1.3 Distribución de Weibull.
Se observa experimentalmente que la distribución de frecuencias de una serie de
viento, o sea, la proporción relativa de los diferentes rangos de velocidades, se
puede ajustar a una distribución de densidad de probabilidad, que tiene una forma
analítica que permite realizar cálculos de una forma mucho más sencilla que el
tratamiento directo de la serie completa. [31].
La distribución más comúnmente empleada para la representación de una serie de
viento es la función densidad de probabilidad de Weibull, cuya expresión es:
[ ][ ]
[ ( ) ]
(2.4)
Donde:
V: velocidad del viento [m/s]
c : los parámetros que caracterizan la distribución
k: los parámetros que caracterizan la distribución
e: constante exponencial (2.71828)
F(V): función de distribución acumulada
Entonces, la función de distribución acumulada, F(V), de la probabilidad de que
el viento sea igual o menor a un determinado valor, esto es:
[ ( ) ]
(2.5)
24
En la figura 2.8 se ve la distribución de Weibull, que muestra la densidad de
probabilidad del viento en función de su velocidad en m/s [31].
1.2
1.6
2
2.4
2.8
1
Frecuancia (%)
0.8
0.6
0.4
0.2
0
0
0.5
1
1.5
2
2.5
V (m/s)
Figura 2.8 Distribución de Weibull
Fuente: Propia del autor.
2.1.4 El modelo WRF.
El modelo WRF que viene de las siglas de: “Weather Research and Forecasting
Model”, hace referencia a las variables de la atmósfera: como viento, presión,
25
temperatura, entre otras, en un dibujo tridimensional de alta resolución, cuyos
niveles siguen la topografía del terreno [31].
Este modelo proporciona información obtenida por cálculos matemáticos a partir
de datos iniciales de los parámetros considerados. Y
los resultados permiten
identificar las zonas con mejores condiciones del recurso eólico, pero no ofrece
cuantitativamente
los valores absolutos que se obtienen en una determinada
zona.
El modelo tiene una amplia gama de opciones para representar procesos
importantes como son: las interacciones del suelo con la atmósfera, la radiación
solar, la constitución física de las nubes, las precipitaciones y turbulencias. El
WRF es un modelo de escala regional, definido por información meteorológica de
otros modelos globales de menor resolución. Además, es una herramienta muy
utilizada a nivel mundial [31].
El modelo permite considerar los procesos atmosféricos que afectan el viento
cerca de la superficie terrestre. Los más importantes
son: el suelo,
la capa
superior y la radiación.
Los periodos que se consideran corresponden a los meses desde enero a junio y
de julio a diciembre del año 2013, a diferentes alturas desde el suelo. Ello permite
una modelización, con la representación del comportamiento para algunos
periodos de tiempo de las variables consideradas.
Se selecciona el año 2013, pues para ese año se cuenta con mapas y registros
dados en la zona de la provincia de Pichincha, información que es utilizada para
realizar predicciones aproximadas para los siguientes años.
2.1.5 El modelo MASS.
El modelo Mesoscale Atmospheric Simulation System, MASS, es un modelo
numérico de investigación. El MASS simula los fenómenos físicos de la atmósfera,
como la energía, cantidad de movimiento y la conservación de la masa. Además
considera la turbulencia del viento, a través de la viscosidad y la estabilidad
térmica del viento [31].
26
El MASS maneja el modelo Wind Map, que simula el flujo de viento, y con una
dependencia de los efectos del terreno y de las variaciones en la superficie.
El modelo MASS utiliza datos globales, geofísicos y meteorológicos, obtenidos de
datos históricos dados por la NCEP y por la NCAR, National Center for
Environmental Prediction
y
National Center for Atmospheric Research,
respectivamente.
2.2
Tipos de aerogeneradores.
Los aerogeneradores se pueden clasificar según el eje del rotor y según la
incidencia del viento.
Aerogenerador de eje vertical: es omnidireccional y el generador es instalado a
poca altura del suelo, por lo que disminuye el costo del montaje, sin embargo, su
eficiencia es menor que otro tipo de aerogeneradores, y además su mantenimiento
resulta complejo porque es necesario desmontar todo el aerogenerador [33].
Aerogenerador con rotor Savonius: contiene un rotor muy simple, consiste en
cilindros huecos desplazados respecto de su eje, de forma que la parte cóncava
es empujada por el viento, y su parte convexa presenta una menor resistencia al
giro. No son muy útiles para la generación de electricidad debido a su elevada
resistencia al aire, pero su bajo costo y fácil construcción les hace útiles para
aplicaciones mecánicas [33].
Figura 2.9 Aerogenerador con rotor Savonius.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
27
Aerogenerador con rotor Darrieus: consiste en un eje vertical colocado sobre el
rotor, con dos o más palas simétricas en forma de las alas de un avión. Ofrece
mayores velocidades que las del rotor Savonius, aunque necesita de un sistema
externo de arranque [33].
Figura 2.10 Aerogenerador con rotor Darrieus.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
Aerogenerador con rotor Giromill: consisten en palas verticales unidas al eje
por brazos horizontales. Las palas verticales cambian su orientación a medida que
se produce el giro del rotor para un mayor aprovechamiento de la fuerza del viento
[33].
Figura 2.11 Aerogenerador con rotor Giromill.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
28
Aerogenerador con rotor Windside: similar al rotor Savonius, pero con un perfil
alabeado con torsión que asciende por el eje vertical, su forma aerodinámica
permite gran eficiencia, comparable con la
de los aerogeneradores de eje
horizontal [33].
Figura 2.12 Aerogenerador con rotor Windside.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
Aerogenerador de eje horizontal: tienen mayor eficiencia de energía y poseen
mayor velocidad de rotación, por lo que los engranajes tienen menor relación de
multiplicación de giro, además aprovechan mejor el aumento de la velocidad del
viento con la altura. La mayoría de los aerogeneradores de eje horizontal que se
construyen son de tipo tripalas [33].
29
Aerogenerador tipo tripala: es el más empleado en la actualidad, consta de 3
palas colocadas formando 120º entre sí. No se utiliza mayor número de palas
porque aumentaría el peso y costo del aerogenerador [33].
Figura 2.13 Aerogenerador tipo tripala.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
Aerogenerador tipo bipala: aunque se ahorra el peso y el costo respecto a los
aerogeneradores tripala, necesitan mayor velocidad de giro para producir la misma
energía, y un diseño especial para lograr su estabilización [33].
Figura 2.14 Aerogenerador tipo bipala.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
30
Aerogenerador tipo monopala: tienen los mismos inconvenientes que los bipala,
y se hace necesario incluir un contrapeso en el lado opuesto de la pala [33].
Figura 2.15 Aerogenerador tipo monopala.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
Según la orientación a la dirección del viento:
Orientadas a barlovento: el rotor se encuentra de frente a la dirección del viento,
consiguiendo mayor aprovechamiento de la fuerza de este, pero es necesario
realizar la orientación hacia el viento [33].
Figura 2.16 Aerogenerador a barlovento.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
31
Orientadas a sotavento: el rotor se encuentra en sentido contrario a la dirección
del viento, aunque es menor el aprovechamiento de este que en el caso anterior,
el viento orienta con su propia fuerza al aerogenerador [33].
Figura 2.17 Aerogenerador a sotavento.
Fuente: “OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opexenergy.com/. [Accessed: 06-Feb-2015].
2.2.1 De acuerdo a la potencia suministrada.
De acuerdo a la potencia suministrada se puede clasificar a los aerogeneradores
de la siguiente manera:
Aerogeneradores de alta potencia: se utilizan para la producción de energía a
gran escala y para fines comerciales, se conectan a la red formando centrales
eólicas-eléctricas. El orden de su potencia es mayor a los 200 kW llegando hasta
los gigavatios. Generalmente son aerogeneradores de eje horizontal tripalas [33].
Aerogeneradores de media potencia: proporcionan potencias en el rango
mayor de 50 kW llegando hasta los 200 kW. Se utilizan conectados a la red o
junto a un sistema de respaldo [33].
32
Aerogeneradores de baja potencia: proporcionan potencias en el rango igual o
menor a 50 kW, aunque se puede aumentar la potencia total suministrada
utilizando equipos adicionales en zonas rurales [33].
2.3
Caracterización de los micro aerogeneradores.
Los micro-aerogeneradores son utilizados para la producción de energía en baja
escala, con potencias de hasta 20 KW, y generalmente se usan en casas,
edificios, y sitios aislados, ya sea conectándose a la red o mediante la utilización
de baterías que almacenan la energía producida [34].
A la energía eólica doméstica normalmente se le llama energía micro-eólica, pues
se usan aerogeneradores que entrarían dentro del rango de los micro
aerogeneradores. Por lo general el límite de producción máximo de energía es
inferior a los 20 KW.
Un micro-aerogenerador está compuesto, principalmente del rotor, en el que van
las palas; del generador o alternador, y de la parte posterior o cola. Obviamente
dispone de un mecanismo de sujeción a la torre. En la figura 2.17 se puede
apreciar estos elementos.
Figura 2.18 Partes del micro-aerogenerador.
Fuente: Propia del autor.
33
2.4
Eficiencia de los micro aerogeneradores eólicos.
La energía que puede ser obtenida de un aerogenerador de la energía del viento,
no tiene una eficiencia del ciento por ciento, siempre tenemos pérdidas mecánicas
y también eléctricas, además, como se verá más adelante toda turbina tiene una
eficiencia propia, debido a que la energía cinética del viento, no podríamos
aprovecharla totalmente, porque tendríamos que parar al viento. Como esto no es
posible, solo se logra disminuir la velocidad del viento, tras la turbina, y por lo
tanto, hay una energía que no se la puede aprovechar [35].
2.4.1 Efectos como se producen Flickers y armónicos:
Para analizar los efectos que produce en los generadores eólicos se analiza el
comportamiento de algunos fenómenos como:
Flicker: Se refieren a las fluctuaciones de corriente y
tensión que tiene una
determinada máquina en operación continua [36].
Los efectos que se produce en los aerogeneradores por los flickers son
provocados por la conexión de una máquina eléctrica en la red, generando sobre
corriente a la red de corta duración [37], [38].
Los flickers de régimen permanente presentes en turbinas eólicas, son causados
por ráfagas de viento variando la velocidad en los aerogeneradores, por lo tanto
este fenómeno no puede ser compensado ni controlado en su totalidad por el
sistema de control [39].
En la figura 2.19 consiste en los cambios de amplitud de voltaje periódicos
pequeños que se producen en frecuencias entre 0,5 Hz y 25 Hz como turbinas de
viento, podría ser perjudicial para equipos electrónicos [39].
34
Voltaje Flicker
1
0.8
0.6
Voltaje (pu)
0.4
0.2
0
-0.2
-0.4
-0.6
-0.8
-1
0
0.05
0.1
0.15
0.2
0.25
0.3
Tiempo (s)
0.35
0.4
0.45
0.5
Figura 2.19 Voltaje Flicker
Fuente: H. Ramiro and P. Pila, “ESTUDIO DEL FLICKER EN UNA INSTALACIÓN
ELÉCTRICA,” 2010.
Armónicos: Hay diversos
procedimientos para cuantificar las corrientes
armónicas, presentes bajo condiciones de operación estable y operando con
potencia reactiva cercana a cero.
Se deben realizar algunas mediciones de series de intervalos de 10 minutos, en
las tres fases, por cada tramo de potencia. Se efectúan una serie de mediciones y
se reportan los valores máximos.
Los aerogeneradores no están exentos de tener distorsión armónica de voltaje y
corriente, en estos dispositivos el fenómeno se presenta por diversos aspectos
tales como: saturación en los transformadores, operaciones en la subestaciones,
conexiones de cargas no lineales a la red entre otros [40], [41], [42], como se
aprecia en la figura 2.20.
35
Señales Armónicas
1
Señal
0.5
0
-0.5
-1
-0.02
-0.015
-0.01
-0.005
0
0.005
0.01
0.015
0.02
Tiempo (s)
Señal reconstruida
Señal
1.5
1
0.5
0
-0.015
-0.01
-0.005
0
0.005
0.01
0.015
Tiempo (s)
Figura 2. 20 Armónico a la red
Fuente: G. Ahrtz, A. Münnemann, and D. Fernández, “TURBINAS EÓLICAS,” pp. 47–54,
2007.
Límites de distorsión armónica.
Según la norma IEEE 519, existe una limitación normalizada, sobre la calidad de
la corriente armónica que un consumidor puede inyectar a la red de distribución
eléctrica. Los límite de distorsión se basan al tamaño del consumidor con respecto
al sistema de distribución [43].
Estos límites se dan entre corriente de cortocircuito (Isc) y la demanda máxima de
corriente de la carga del usuario (IL), ver tabla 2.3 [43], [44].
(2.6)
Donde :
SCR= Relación de corto circuito.
Isc= Corriente de cortocircuito.
IL = Corriente de carga
36
Tabla 2.3 Límites en la Distorsión de la Corriente según IEEE 519.
Límites de Corriente Armónica para Carga no lineal en el Punto Común de
acoplamiento con Otras Cargas, para voltajes entre 120 - 69,000 volts.
Maxima Distorsión Armónica Impar de la Corriente, en % del Armónico
fundamental
ISC/IL
<11
11£h<17 17£h<23 23£h<35
35£h
TDD
<20
4.0
2.0
1.5
0.6
0.3
5.0
20<50
7.0
3.5
2.5
1.0
0.5
8.0
50<100
10.0
4.5
4.0
1.5
0.7
12.0
100<1000
12.0
5.5
5.0
2.0
1.0
15.0
>1000
15.0
7.0
6.0
2.5
1.4
20.0
Los armónicos pares se limitan al 25% de los límites de los armónicos impares
mostrados anteriormente
* Todo equipo de generación se limita a estos valores independientemente del
valor de Isc/Il que presente
Donde:
ISC = corriente Máxima de cortocircuito en el punto de acoplamiento común.
IL = Máxima demanda de la corriente de carga (a frecuencia fundamental) en el
punto de acoplamiento común.
TDD = Distorsión total de la demanda (RSS) en % de la demanda máxima.
Los límites armónicos de voltaje recomendados se aprecia
en niveles
lo
suficientemente pequeños como para confirmar que el equipo funcione
adecuadamente, ver Tabla 2.4 [43], [44].
Tabla 2.4. Límites de distorsión de Voltaje según IEEE 519
Voltaje de barra en Distorsión individual
el punto de
de Voltaje (%)
acoplamiento común
Distorsión total del
voltaje
THD (%)
5.0
2.5
Hasta 69 KV
3.0
De 69 KV a 137.9
1.5
KV
138 KV y mas
1.0
1.5
Nota: Los sistemas de alto voltaje pueden llegar hasta un 2.0% en
THD cuando lo que causa es un alto voltaje terminal DC, el cual
podría ser atenuado.
37
2.4.2 Potencia y rendimiento del aerogenerador:
La potencia del viento debe ser considerada, en primer lugar para el cálculo de la
potencia de un aerogenerador. Para calcularla se evalúa la energía cinética (
)
de la masa (m) de aire que atraviesa, por unidad de tiempo (t), la sección (A)
barrida por las palas del aerogenerador [45].
Entonces, la potencia eólica es:
(2.7)
Donde:
P: Potencia eolica [W]
: Densidad del aire [Kg/m3]
A: Área
V: Velocidad del viento [m/s]
2.4.3 Potencia de una turbina.
Una turbina nunca puede extraer toda la potencia del viento, la turbina convierte
solo una
fracción de esta energía en energía mecánica de rotación. A esta
fracción se le llama coeficiente de potencia de la turbina, y se le representará
como
. Además:
[45].
Entonces:
(2.8)
Donde:
: Potencia de una turbina [W]
Cp: Coeficiente de potencia de la turbina [%]
: Densidad del aire [Kg/m3]
A: Área
V: Velocidad del viento [m/s]
Además los micro-aerogeneradores arrancan a partir de una determinada
velocidad del viento de 3 m/s y hasta de 5 m/s [45].
38
2.4.4 Rendimiento real del aerogenerador.
La límite de Betz nos da el rendimiento máximo 59.26% de la potencia de un
aerogenerador. El rendimiento real del aerogenerador se puede calcular teniendo
en cuenta los rendimientos de los diferentes componentes del aerogenerador[46]:
(2.9)
Donde:
ηh = Rendimiento de la hélice 85%.
ηb= Rendimiento de betz (Cp) 59,3%
ηm = Rendimiento del multiplicador 98%.
ηa = Rendimiento del alternador 95%.
ηt = Rendimiento del transformador 98%.
Obteniéndose un rendimiento real (R) de: 45,96%
39
CAPÍTULO III
MODELIZACIÓN DEL MICRO AEROGENERADOR
El modelamiento de un sistema físico es muy importante, ya que permite
predecir su comportamiento, bajo circunstancias reales.
En este capítulo se realiza la modelización de un micro aerogenerador, para uso
en un sistema doméstico a través del recurso eólico
disponible, su gestión
energética e instalación a la red de distribución.
3.1
Modelización del recurso eólico
La modelización del recurso eólico sobre el sitio en el cual va a ser desarrollado
el sistema de aerogeneración, en este caso el sector de
Iñaquito, permite
identificar la distribución y la circulación de los vientos dominantes.
La región climática en el territorio ecuatoriano, que se analizará es: la Sierra,
donde debido a su gran región montañosa, hace que los vientos sean más bien
acelerados. Estos fuertes vientos, que son producidos a gran altura, hacen que la
energía del viento disminuya con la densidad del aire.
En el Atlas Eólico se puede apreciar las condiciones mensuales y anuales de
viento para todas las regiones del territorio Ecuatoriano, que son de interés en la
modelización del sistema eólico [21].
3.1.1 Direcciones de la velocidad del viento
Se Han obtenido los datos de las mediciones realizadas en el mes de marzo de
2014 por el INAMHI. Se escogió este mes porque por ser uno de los menos
ventosos del año (el análisis se lo realizará para el menos óptimo de los
escenarios).
Se han escogido los datos a 10m de altura, teniendo en cuenta que el proyecto
está dirigido al sector residencial de Quito, es decir, a un sector sin mucha
40
capacidad de inversión económica, y limitada en el aspecto estético –
constructivo, por las ordenanzas municipales.
Se escogió el sector de Iñaquito por ser un lugar en el que predominan
edificaciones altas, lo que permite instalar un aerogenerador, sin necesidad de
inversiones económicas altas en obra civil [47].
En la figura 3.1 se puede apreciar la ubicación del anemómetro.
Figura 3.1 Ubicación del anemómetro
Fuente: “Buscar Iñaquito mapa | Karta-Online.com.” [Online]. Available: http://kartaonline.com/es/. [Accessed: 25-Feb-2015].
41
Se desea saber la dirección y la velocidad del viento en el lugar escogido, para
lo cual se realiza un análisis estadístico de los datos obtenidos por el
anemómetro lo cual se aprecia en la figura 3.2.
Figura 3.2 Flujo grama para la selección del lugar
Fuente: Propia del autor.
Los resultados de la dirección predominante en que sopla el viento, se muestran
en las figuras 3.3, en forma de barras verticales, figura 3.4 muestra por medio de
la rosa de los vientos la dirección del viento y la figura 3.5 indica la distribución de
frecuencia del viento .
42
Figura 3.3 Distribución de direcciones del viento
Fuente: Propia del autor.
Figura 3.4 Gráfico de las direcciones del viento
Fuente: Propia del autor.
43
30
26,7
25,7
25
18,4
20
16,5
% 15
7,7
10
5
5
0,0
0
calms
0,5 - 2,1
2,1 - 3,6
3,6 - 5,7
5,7 - 8,8 8,8 - 11,1
>=11,1
Clases de viento (m/s)
Figura 3.5 Distribución de frecuencia de las clases de viento
Fuente: Propia del autor.
Para evitar colocar aerogeneradores perpendiculares a la dirección predominante
del viento, se debe utilizar un aerogenerador con mecanismo de auto-orientación.
3.1.2 Velocidades del viento
La velocidad que alcanza el viento es de suma importancia, ya que la potencia
eléctrica generada es proporcional a ella, además, todo aerogenerador tiene un
umbral mínimo de velocidad de viento para empezar a generar electricidad (cutin), y un umbral máximo de velocidad de viento, más allá del cual deja de trabajar,
para evitar daños en su estructura (cut-out).
Interesa entonces encontrar las velocidades mínima y máxima del viento, así
como la velocidad promedio, para elegir el modelo de aerogenerador adecuado
para el proyecto.
44
Debido a la gran variabilidad de valores en la velocidad de viento, se realizó un
análisis estadístico de los datos obtenidos, tomando como base el modelo de
distribución de probabilidades de Weibull, del cual se habló en el capítulo 2.
Los resultados de dicho análisis se pueden observar gráficamente en la figura 3.6.
Probabilidad
1.4
1.2
0.48518
1
f(x)
0.8
0.6
0.4
0.2
0
0
0.5
1
1.5
x
2
2.5
3
Figura 3.6 Distribución probabilística de la velocidad del viento
Fuente: Propia del autor.
3.1.3 Tiempo de funcionamiento de un aerogenerador
Como ya se dijo antes, un aerogerador funciona cuando la velocidad del viento
es superior a un valor mínimo (cut-in) e inferior a un valor máximo (cut-out).
Para la mayoría de aerogeneradores, estas velocidades son 4 m/s y 18 m/s,
respectivamente. Se debe entonces calcular el número de horas a lo largo del
mes de marzo en las que la velocidad del viento ha estado comprendida entre
estos dos márgenes. El script para encontrar este dato, se adjunta en el anexo
B.
45
Aplicando el modelo de Weibull a los datos disponibles, se obtiene el valor de
558,5172 horas, esto es el 77,57% del mes. Es decir que el tiempo diario
aproximado de funcionamiento del aerogenerador es de 18,62 horas por día.
3.1.4 Energía suministrada por el aerogenerador
Ahora, se va a calcular la energía suministrada por el viento en la unidad de
tiempo y área barrida por las palas del aerogenerador y se va a contrastar con
la energía eléctrica por unidad de tiempo y área que produce un aerogenerador
conocida su curva de potencia.
Para esto, se va generar una curva de potencia con los datos recogidos, y se
va comparar con la curva de potencia varios modelos de aerogeneradores,
proporcionada por diferentes fabricantes.
3.1.5 Potencia suministrada por el viento
La energía por unidad de tiempo (potencia) del viento cuando pasa a través de
un área A perpendicular a la dirección del viento es
(3.1)
Donde:
A=πR2 es el área barrida por las palas del aerogenerador de longitud R,
ρ=1.225 kg/m3 es la densidad del aire
x es la velocidad del viento.
Debido a que la velocidad del viento es variable, otra vez, se utilizan métodos
estadísticos para calcular la potencia entregada por el viento
Elaborando el script adecuado (ver Anexo B), se obtiene la potencia del viento
por unidad de superficie, que da como resultado 624 kW/m2.
3.1.6 Potencia suministrada por el aerogenerador
El valor calculado en el acápite anterior, corresponde a la potencia
aprovechable del viento. Este valor se relaciona con la potencia entregada por
46
el aerogenerador, por el radio de las palas y, obviamente, por el modelo de
aerogenerador escogido.
Ya que el proyecto está orientado al sector residencial de Quito, se escoge un
micro aerogenerador, con una potencia máxima de 1,2 Kw (ver figura 3.7)
Figura 3.7 Micro aerogenerador Long Bow 1 Kw.
Fuente: “ZYTECH AERODYENE.” [Online]. Available:
http://www.zytechaerodyne.com/En/index.asp. [Accessed: 25-Feb-2015]
El aerogenerador escogido corresponde al modelo Long Bow [48], de la
empresa Zytech, cuyas características técnicas se muestran en la tabla 3.1
Tabla 3.1 Características del micro aerogenerador Long Bow
Tipo de turbina
Long Bow 1 Kw
Potencia Nominal
1000 w
Velocidad nominal de viento
11.2 m/s
Velocidad de corte
3 m/s
Potencia máxima
Diámetro del rotor
Área de barrido
Peso
Tensión
Alternador
1200 w
2.3 m
4.15
21.3 Kg
12 – 24 – 48 V
Trifásico, de imán
permanente, sin escobillas
47
Se puede realizar el cálculo
aproximado de la producción del micro
aerogenerador, con los parámetros de Weibull del viento a la altura del
aerogenerador y la curva de potencia correspondiente a la densidad a esa altura.
Si W(V) es la potencia en función de la velocidad, la potencia promedio
generada por el micro aerogenerador se puede obtener de la siguiente ecuación:
∫
(3.2)
Donde:
= Potencia promedio generada
= Densidad de probabilidad de Weibull.
W(v) = potencia generada en función de la velocidad
La curva de la potencia está dada por una tabla de valores numéricos, de ahí que
en el sumatorio se realiza con las contribuciones de los intervalos de velocidad de
la curva de potencia.
Se realiza el cálculo considerando una densidad del aire de
correspondiente a una altura de 2826 m.s.n.m., que es la altura de Quito, más la
altura del buje del aerogenerador; de acuerdo con la siguiente fórmula [49].
(3.3)
Dónde:
ρ = Densidad del aire
Po = Presión del aire (101235[Pa])
R = Constante del aire (286,9[J/Kg * ºK])
T= Temperatura [ºK]
g = Aceleración gravitatoria (9,8[m/s])
z = Altitud [m]
También se toma en cuenta que la velocidad del viento a esa altura sigue una
distribución de Weibull con:
y
48
Tabla 3.2 Curva de potencia del Long Bow 1 Kw utilizada en el cálculo.
Velocidad
(m/s)
0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
Potencia
(W)
0
0
0
145
320
645
910
1000
1200
1200
Velocidad
(m/s)
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
Potencia
(W)
1200
1200
1200
1200
1200
1200
1200
0
0
0
Para hallar el valor de la potencia promedio, se calcula primero la probabilidad
de que la velocidad del viento se encuentre en cada uno de los intervalos de
cálculo de la curva.
Para cada valor de la velocidad se calcula la probabilidad de que la velocidad
del viento esté comprendida entre: ( - 0,5) y (
+ 0,5) m/s, por medio de la
ecuación de la probabilidad acumulada, que se describió en el capítulo 2.
[ ( ) ]
(3.4)
Entonces:
Por ejemplo, para
[ (
) ]
[ (
) ]
(3.5)
(3.6)
, se obtiene un valor de probabilidad conjunta de:
(3.7)
49
Multiplicando cada probabilidad obtenida mediante este cálculo por la potencia
de cada intervalo y sumando, se obtiene la potencia media producida por el micro
aerogenerador, como se muestra en la tabla 3.3.
Tabla 3.3 Estimación de la potencia media.
Velocidad
(m/s)
0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
Suma
Probabilidad
0.000
0.035
0.066
0.091
0.107
0.114
0.112
0.104
0.091
0.076
0.060
0.046
0.033
0.023
0.015
0.010
0.006
0.004
0.002
0.001
0.001
0.000
0.000
99.70%
Potencia
(W)
0.00
0.00
0.00
145.00
320.00
645.00
910.00
1000.00
1200.00
1200.00
1200.00
1200.00
1200.00
1200.00
1200.00
1200.00
1200.00
0.00
0.00
0.00
0.00
0.00
0.00
Potencia
Promedio:
758,89
La distribución de velocidades se encuentra en un pequeño rango de ellas.
Se puede calcular el factor de capacidad del micro aerogenerador, que se
define como el cociente entre la potencia media y la potencia máxima del micro
aerogenerador, es decir que su factor de capacidad es del 63.24% [48].
50
Una estimación de la producción
anual se puede obtener multiplicando la
potencia media en kW por 8760 horas que tiene un año.
Esto daría una estimación del valor de la energía anual dada por el
aerogenerador de 6647.96 kW.h
3.2 Instalación Tipo
El micro aerogenerador Long Bow 1 Kw dispone de un sistema de control para
la conexión a la red de distribución, directamente desde este y a través del
inversor del convertidor. Este sistema entrega potencia al sistema de tensión a
frecuencia constante, e intercambia potencia reactiva con el mismo, y también
estabiliza la tensión en el punto del sistema eléctrico del que está formando parte.
Posee un regulador de resistencia de descarga, un banco de condensadores
para asegurar el aislamiento de pulsos y transitorios, medidores de corriente, de
carga
y de tensión del sistema, protección a sobre-corrientes, disipador de
temperatura, y terminales de conexión aislados para evitar cortocircuitos [48].
Además, de forma opcional,
se dispone de un conjunto completo para el
montaje del micro aerogenerador en una torre de sujeción desde el suelo, de tipo
aeroespacial, con posibilidades de alturas de la torre de 7,6 metros (6,4 m. con
poste de soporte de la turbina de 1,2 m.) y 14,3 metros (12,8 m. con poste de
soporte de la turbina de 1,5 m.), como se muestra en la figura 3.8.
Figura 3.8 Instalación de la torre del micro aerogenerador.
Fuente:
“ZYTECH
AERODYENE.”
[Online].
Available:
http://www.zytechaerodyne.com/En/index.asp. [Accessed: 25-Feb-2015]
51
El sistema de energía eólica, tiene los siguientes componentes para el correcto
funcionamiento y montaje del mismo:

Un micro aerogenerador: Long Bow 1 Kw de Zytech Aerodyne de
características dadas en la tabla 3.1.

Panel de control Zytech Commander, con modulador de pulsos PWM,
para medición, regulación, protección y conexión con inversor sinusoidal
de 120 V de corriente alterna,

Una torre de 6,4 metros con mástil de 1,2 metros para sujeción del micro
aerogenerador [48].
Lo cual permite la conexión a las redes de distribución existentes y el control de
la energía entre la micro red y la red de distribución.
Los componentes del sistema de control, como el inversor dc/ac, entre otros, son
para micro-redes eléctricas de pequeña potencia de carácter doméstico.
La turbina eólica cuenta además con un sistema para controlar la velocidad a
altas velocidades del viento. El modelo de la turbina eólica fue tomado por tener
una potencia nominal de 1.0 kW a una velocidad aproximada de 6 m/s [26].
Figura 3.9 Instalación del micro aerogenerador a la red.
Fuente: propia del autor.
52
En la figura 3.9 se muestra la instalación básica del micro aerogenerador al panel
de control (esquematizado por el convertidor) y a la red de distribución.
Un aspecto importante
considerado al elegir el micro aerogenerador
es la
utilización de la mejor tipo de tecnología para sistemas de baja potencia, o sea
domésticos, ya que el sistema permite una mayor capacidad de generación eólica
sin perder una estabilidad por la tensión [50].
Además, la compensación del consumo de reactivos del sistema es un aspecto
fundamental, ya que una mejor compensación aumenta la potencia eólica que
puede insertarse a la red.
Toda instalación eléctrica residencial o industrial, está constituida por elementos
comunes, diferenciándose en la potencia que pueden manejar los mismos [49].
Los elementos comunes son:
Línea de acometida
Provee energía a la instalación domiciliaria o industrial, pertenece a la Empresa
Eléctrica. Consta del cable que conecta el medidor con la red pública, y el
medidor en sí mismo.
En los actuales momentos, la alimentación que entrega la empresa eléctrica a
las instalaciones domiciliarias es bifásica, por lo que la línea de acometida consta
de tres conductores, dos para las fases, y uno para el neutro [49].
Cuadro general de protección y mando
Por razones de seguridad, la Empresa Eléctrica exige la presencia de un cuadro
general de protección y mando en toda instalación eléctrica; dicho cuadro
consiste en un conjunto de interruptores térmicos o magneto-térmicos, que abren
los circuitos en caso de sobre-corrientes. Cada interruptor alimentar a un circuito
en particular, con lo que se consigue aislar y proteger a toda la instalación
eléctrica, en caso de que un circuito tenga problemas [51].
53
El cuadro de protección y mando se conecta al medidor de energía.
Desde la salida del medidor, hacia la instalación domiciliaria, es propiedad del
consumidor.
Puesta a tierra
La puesta a tierra es una medida de seguridad, ya que desvía a tierra toda la
electricidad inducida en las maquinarias existentes en la instalación eléctrica,
evitando descargas eléctricas accidentales a través del cuerpo humano.
La puesta a tierra provee una trayectoria de baja resistencia a las corrientes
inducidas, por lo que se asegura la integridad, tanto de equipos como de
personas.
Consiste en una varilla de cobre, enterrada en el suelo, que ha sido modificado
químicamente para aumentar su conductividad.
A partir del cuadro general de protección y distribución, se reparten los diferentes
circuitos de la vivienda, estos suelen agruparse de acuerdo a la función que van a
realizar [52]:

Puntos de iluminación

Tomas de corriente de uso general y el frigorífico.

Cocina y el horno.

Lavadora, lavavajillas.

Tomas de corriente de la cocina y baño.
3.2.1 Grados de electrificación y potencia contratada
El grado de electrificación se refiere al demanda de energía eléctrica de un
cliente, la misma que debe ser atendida por la Empresa Eléctrica. Por lo
general, cuando un cliente solicita el servicio de electricidad, debe informar
de la cantidad de energía eléctrica que va a necesitar, y de acuerdo a esta
54
información, la empresa eléctrica procede a realizar la instalación de la
acometida y el medidor.
3.2.2 Tipos de demanda de energía eléctrica
La empresa Eléctrica clasifica a los clientes, de acuerdo al nivel de la
demanda que poseen, esto puede verse en la tabla 3.4. [51]:
Tabla 3.4 Estratos de consumo
Categoría de estrato o consumo
Escalas de consumo
(kWh/mes/cliente) sin considerar
la influencia de las cocinas de
inducción para usuarios tipos C, D
yE
E
0 – 100
D
101 – 150
C
151 – 250
B
251 – 350
A
351 – 500
A1
501 – 900
De acuerdo a los objetivos plateados, el aerogenerador puede proporcionar
energía a los clientes tipo B.
3.2.3 Consumo promedio de un usuario residencial
A continuación se presenta el cálculo de la demanda energética de un usuario
residencial promedio. Este cálculo es importante para determinar el porcentaje de
uso que tendrá el aerogenerador.
En el anexo C se presenta el cálculo de la potencia requerida por un usuario
residencial tipo B.
55
La información presentada en esta tabla, corresponde a los requerimientos
energéticos de un usuario, detallando la potencia nominal de cada elemento
instalado en la residencia. Los parámetros más relevantes de la tabla son:
Pn: Potencia nominal en Vatios [W].
FFUn: Factor de frecuencia de uso, en [%].
CIR: Carga instalada del consumidor representativo, en Vatios [W];
FSn: Factor de simultaneidad, en [%].
DMU: Demanda máxima unitaria, en Vatios [W].
También es necesario conocer la demanda diaria de cada uno de los ítems, para
lo cual se establece un tiempo aproximado de uso diario para cada uno de ellos.
Estos datos se resumen en la tabla 3.5.
Tabla 3.5 Consumo energético diario de una residencia
Item
Potencia
(W)
Cantidad
Consumo
al día
(h/día)
Consumo
Total (W)
Energía
Total
(KWh/día)
Televisión
100
3
5
300
1,5
Refrigeradora
200
2
8
400
3,2
Microondas
1000
1
0,3
1000
0,3
Lavadora
500
1
0,8
500
0,4
Computador
300
1
5
300
1,5
Cocina de
inducción
4000
1
3
4000
12
Ducha
eléctrica
3000
1
1,5
3000
4,5
Luminarias
100
10
5
1000
5
Licuadora
375
1
0,5
375
0,19
Equipo de
sonido
100
1
6
100
0,6
TOTAL
10975
29,19
56
Esta información permite conocer el consumo energético diario de un usuario tipo
B, para dimensionar el circuito de generación eólica.
3.2.4 Dimensionamiento del sistema de generación eólica
Ya se calculó, en el apartado 3.1.3 que el generador trabaja 18.62 horas por día, y
también que entrega una potencia media de 0,7589 kW por hora. Entonces, el
aerogenerador entrega una potencia diaria de (0,7589*24 = 18,21kWh).
Un sistema de electro-generación eólica, básicamente está constituido por:

Aerogenerador.

Conversor AC/DC.

Baterías.

Conversor DC/AC.
La energía proporcionada por el aerogenerador es AC de frecuencia y amplitud
variables. Además, cuando la velocidad del viento caiga por debajo del nivel de
cut-out, no producirá energía, en estos momentos, la energía debe ser
proporcionada por el conjunto de baterías.
El aerogenerador seleccionado (Long Bow), ya tiene integrado un sistema de
rectificación, por lo que está en capacidad de entregar tensiones de salida de 12v,
24v y 48v DC.
En el Ecuador, la tensión nominal de las baterías es de 12v, por lo que se escoge
esta tensión de salida del aerogenerador.
En condiciones óptimas de velocidad de viento, el aerogenerador puede entregar
1200W, por lo que la intensidad de corriente es de:
(3.8)
57
Donde:
I es la intensidad de corriente.
P es la potencia.
V es la tensión de salida.
Reemplazando los datos en la ecuación 3.8 se obtiene la corriente de 100 A.
Por lo que, de acuerdo a la tabla AWG presentada en el anexo D, se debe utilizar
un conductor nº 1 que soporta una intensidad de 110A.
3.2.4.1 Cálculo del número de baterías
Las baterías tienen la misión de entregar energía a la instalación domiciliaria
cuando el generador no esté funcionando, esto es, cuando la velocidad del viento
sea menor a la mínima especificada. Para esto empleamos la fórmula [53]:
(3.9)
Donde:
N = número de baterías
DM= Demanda diaria
TA= Tiempo de autonomía
ALM= Capacidad de almacenamiento de las baterías.
DSC= Valor de descarga de la batería, recomendado por el fabricante
Anteriormente se calculó que el aerogenerador trabajará 18,6 horas al día, es
decir, que estará inactivo durante 5,4 horas al día; entonces, la autonomía de las
baterías será de 5,4 horas. Para dar holgura al sistema, y no trabajar con valores
ajustados, se asume una autonomía de 24 horas.
La demanda debería ser la calculada con anterioridad (29,19kWh/día), sin
embargo, resulta evidente que el sistema de aero generación no satisface a la
misma, por lo que, en este caso, la demanda sería igual a la potencia entregada
por el aerogenerador (18, 21kWh/día).
58
Se eligieron baterías de 80Ah, lo que 9600Wh
El valor de descarga es de 0,5
Reemplazando estos datos en la ecuación 3.12 se tiene 3,79 por lo tanto el
número de baterías necesarias es entonces 4, Las baterías se conectan en
paralelo.
3.2.4.2 Cálculo del inversor
El inversor convierte la Corriente DC de las baterías, en AC senoidal que es la que
se entrega a la instalación eléctrica domiciliaria [54].
El cálculo del inversor se lo hace a partir de la demanda de potencia, aplicando un
margen de seguridad, y tomando en cuenta que las cargas inductivas, en el
momento de arranque, consumen de 4 a 5 veces más energía que cuando operan
en régimen.
Tomando en cuenta estos factores, el dimensionamiento del inverso quedaría de
acuerdo a la fórmula 3.10
(3.10)
Donde:
QAC = Consumo de las cargas inductivas (electrodomésticos que tienen
motores).
QDC = Consumo de las cargas no inductivas (el total menos QAC).
4 = Factor de multiplicación de las cargas inductivas, al momento del arranque de
los motores.
1,2 = Factor de multiplicación de acuerdo al r4endimiento del inversor.
En la ecuación 3.10, se toma en cuenta los picos de arranque de las cargas
inductivas del domicilio, que en este caso son 9 kW El factor 1,2 se refiere al
59
margen del 20% que se consideró, por lo tanto la potencia del inversor sea de
49,75 kW [54].
Es recomendable utilizar un inversor de señal senoidal pura, ya que esto evita el
problema de los armónicos, que se presentan en los inversores de señal senoidal
modificada.
3.2.4.3 Protecciones
El sistema de protección del aerogenerador, implica, además del factor eléctrico,
las condiciones mecánicas de los dispositivos de conexión y desconexión de
circuitos [55].
Como existen diversos enfoques y criterios de diseño y prioridad, según el
diseñador y el fabricante de aerogeneradores, la selección de componentes puede
varias. Algunos criterios importantes a tener en cuenta son [52]:

Protección del circuito

Conexión segura

Número de maniobras de conexión – desconexión
En función de estos criterios, las soluciones existentes son:
En el lado de la red del convertidor:

Sólo interruptor automático.

Iterruptor automático coordinado con contactor.
En el lado del generador del convertidor:

Sólo interruptor automático

Interruptor automático coordinado con contactor
En la tabla 3.6 se presentan las principales características a tener en cuenta en la
elección de interruptores automáticos y contactores para en circuito principal de
potencia, el circuito de exitación principal y el circuito de puesta en marcha.
60
En la figura 3.10, se muestra la disposición general de los dispositivos de
protección del aerogenerador.
Figura 3.10 Elementos de protección del aerogenerador
Fuente: Propi del autor
Dado que ya se conoce la potencia del aerogenerador, y el voltaje de línea, se
puede calcular la corriente que deben soportar los elementos de protección.
En el caso de un cortocircuito en el punto1, el valor de la corriente Icc1 se limitará
aproximadamente al doble del valor nominal de la corriente del inversor.
En el caso de un cortocircuito en el punto 2, la corriente de cortocircuito I cc2,
detectada por el interruptor automático, la proporcionará el generador. Como
primera aproximación, esta corriente para un generador con potencia nominal Sg
funcionando a una tensión nominal Vn es:
(3.11)
Donde:
Xn es la reactancia transitoria del alternador, expresada en porcentaje.
IG es la corriente nominal del generador.
61
Tabla 3.6 Principales características para elegir elementos de protección
Características
Corriente carga [A]
Tensión [V]
Frecuencia [Hz]
Corriente de
cortocircuito prevista
[KA]
Presencia de
corriente de entrada
Tipo de carga
Vida útil [años]
Nº de maniobras
mecánicas (o
eléctricas de poca
corriente) de
desconexión del
sistema
(mantenimiento o
fuera de servicio)
Nº de maniobras
mecánicas (o
eléctricas de poca
corriente) de
conexión/desconexión
de la red o de
reconfiguración
(control de
producción)
Nº de maniobras
eléctricas
Protección contra
sobreintensidades
Solución óptima
Circuito principal de
potencia lado el
generador
<= 5000
<= 1000
1…16
30…80
40…140
<=15 a 1000V
Circuito principal de
potencia lado de la
red
<= 5000
<= 690
50 – 60
Circuito auxiliar
principal
No
No
Si
AC
20
100…..1000
AC
20
<1000
AC
20
< 1000
No disponible
(generalmente el
generador
permanece
conectado al
convertidor)
1000….100000 (en
función de la
estrategia de control)
No aplicable
< 500 (disparo de las
protecciones o
parada de
emergencia)
Si
< 500 (disparo de las
protecciones o
parada de
emergencia)
Si
<500 (disparo de las
protecciones o
parada de
emergencia)
Sir
Interruptor
automático (si se
requiere la protección
del cable de conexión
o de la entrada del
convertidor)
Interruptor
seccionador (si existe
un sistema de
protección externo)
Interruptor
automático +
contactor (más de
una maniobra al día)
Interrupto automático
< 250
<= 690
50 – 60
35 a 690 V
Interruptor
automático (menos
de una maniobra al
día)
62
3.2.4.4 Puesta a tierra
La misión de la puesta a tierra en toda instalación eléctrica, es proteger a los
equipos, contra la acción de voltajes inducidos en la carcasa metálica.
Como en esta instalación, se manejan voltajes alternos y directos, se debe hacer
sendas puestas a tierra para cada uno de los circuitos (AC y DC), e
independientes entre sí [56].
En la figura 3.11 se muestra el diagrama de las puestas a tierra para el sistema de
aerogeneración.
Figura 3.11 Diagrama de puesta a tierra
Fuente: C.Váques ,”Análisis modelamiento y gestión de una microred eléctrica para
edificaciones residenciales usando paneles fotovoltaicos” 2014
3.3 Modelo de gestión energética
La situación energética y ambiental actual, hace imperativo la toma de acciones
para reducir el consumo energético y así el impacto que el uso irracional de la
energía tiene sobre el medio ambiente; estas acciones corresponden tanto al
sector privado como al gubernamental.
Para lograr el uso eficiente y racional de la energía, los usuarios tienen que
realizar cambios en la forma en que utilizan la energía. Esto implica relacionar
63
adecuadamente la estructura organizacional y los sistemas de control que le
permitan manejar eficientemente sus recursos energéticos.
3.3.1 Importancia del modelo
El modelo de gestión energética es el fundamento que hace posible detectar
desviaciones en el consumo energético, respecto de aquel estadísticamente
necesario.
El consumo energético varía con ciertos parámetros, por los que en primera
instancia, la observación de gráficos de control, lleva a determinar alguna
anomalía en el uso de la energía.
El modelo de gestión energética, encuentra las relaciones entre el consumo
energético y cada uno de los parámetros que lo rigen. Este proceso se muestra
conceptualmente en la figura 3.12
Figura 3. 12 Planificación de un modelo de gestión energética
Fuente: J. Carlos, C. Avella, E. Daniel, L. Figueroa, I. T. Ospino, O. Fredy, P. Caicedo,
E. Ciro, Q. Oqueña, J. Ricardo, and V. Medina, “Modelo de gestión energética para el
sector productivo nacional,” vol. 6, no. 1, pp. 2–6, 2008.
64
3.3.2 Requerimientos de un sistema de gestión energética
Los elementos esenciales de un sistema de gestión energética son:
 Registro. Medición y registro de los recursos energéticos
 Análisis. Correlación del consumo energético con los registros históricos
 Comparación. Comparación del consumo energético con estándares
apropiados (Benchmarking)
 Objetivos. Fijación de objetivos para reducir o controlar el consumo
energético
 Monitorización. Comparación periódica del consumo energético con el
objetivo
 Control. Implementación de medidas de control para corregir desviaciones
Particularmente, para el uso de aerogeneradores, un sistema así implicará:
 Comprobar la reducción de las facturas por consumo de electricidad.
 Determinar el rendimiento energético.
 Destacar problemas de rendimiento en equipos o sistemas.
3.3.3 Metodología
Un proyecto de implementación de un sistema de gestión energética, pude seguir
los pasos que se enumeran en la figura 3.13.
Figura 3.13 Metodología para desarrollar un sistema de gestión de la energía
Fuente: Propia del autor
65
Llevando estos pasos a una instalación eléctrica con aerogenerador, se tendría
que el principal objetivo del sistema de gestión energética será la verificación de la
reducción en las planillas por energía eléctrica, y la correlación con los costos de
operación y mantenimiento de la instalación, así como el impacto ambiental que
provoca el uso del aerogenerador.
Un modelo de gestión energética, debe estar centrado en alcanzar los siguientes
objetivos [57]:

Control del consumo energético.

Buenas prácticas para el uso racional de la energía.

Mejora continua de la eficiencia energética.

Gestión integral de la eficiencia energética en ambientes competitivos.
Un sistema
nacional de gestión energética, debe contemplar el uso de
tecnologías alternativas para la generación de electricidad.
3.3.4 Correlación entre la potencia entregada por el aerogenerador y el
consumo de la vivienda
De acuerdo a los calculado en el en el apartado 3.2.3, un usuario tipo B requiere
de 29,19 kW/h al día para satisfacer sus necesidades energéticas, en tanto que el
sistema de aerogenerador propuesto proporciona 18,21 kW/h al día. Resulta claro
que el aerogenerador no cubre las necesidades energéticas del sistema, pero
aporta con más del 50% de esas necesidades.
Para realizar un análisis más detallado, se requiere un cálculo diario mensual y
anual de la energía aerogenerada, para correlacionar con los requerimientos del
usuario.
66
En la tabla 3.7, se detalla la potencia mensual proporcionada por el
aerogenerador, y en la tabla 3.8 se detalla los requerimientos mensuales del
usuario.
Tabla 3.7 Energía mensual proporcionada por el aerogenerador
Meses del
año
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
kWh/día
17,56
16,45
18,21
17,36
18,12
19,67
20,54
21,76
20,45
19,8
18,34
17,45
número de
días
kWh/mes
31
544,36
28
460,6
31
564,51
30
520,8
31
561,72
30
590,1
31
636,74
31
674,56
30
613,5
31
613,8
30
550,2
31
540,95
Tabla 3.8 Requerimientos mensuales de energía del usuario
número
Meses del
de
año
kWh/día días
kWh/mes
Enero
29,4
31
911,4
Febrero
29,3
28
820,4
Marzo
29,19
31
904,89
Abril
29,78
30
893,4
Mayo
29,15
31
903,65
Junio
29,3
30
879
Julio
29,7
31
920,7
Agosto
29,8
31
923,8
Septiembre
29,89
30
896,7
Octubre
29,17
31
904,27
Noviembre
29,5
30
885
Diciembre
32,34
31 1002,54
67
En la tabla 3.9 se resume la información de la potencia proporcionada por el
aerogenerador frente a la demanda del usuario, y en la tercera columna se
consigna el porcentaje de contribución del generador a la demanda energética del
usuario.
Tabla 3.9 Porcentaje de contribución del aerogenerador
Meses
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
Generador Demanda
544,36
911,4
460,6
820,4
564,51
904,89
520,8
893,4
561,72
903,65
590,1
879
636,74
920,7
674,56
923,8
613,15
896,7
613,8
904,27
550,2
885
540,95
1002,54
%
Generador
59,73
56,14
62,38
58,29
62,16
67,13
69,16
73,02
68,38
67,88
62,17
53,96
Puede apreciarse que la contribución del aerogenerador sobrepasa el 50% de los
requerimientos energéticos del usuario, lo que implica un ahorro económico de
más del 50%.
Para una mejor comprensión del aporte energético del aerogenerador, se ha
establecido la producción de un día, 24 horas, y se lo ha comparado con la
demanda energética de una instalación tipo, durante el mismo periodo de tiempo.
El resultado puede apreciarse en la figura 3.14.
68
Figura 3.14 Comparativa entre la potencia generada y la demanda energética de un día
Fuente: Propia del autor
Como puede apreciarse, la demanda supera a la producción, sin embargo, existen
breves periodos durante el día, en que el aerogenerador proporciona más energía
que la demandada; y en la noche, este periodo es mucho mayor, ya que en ese
periodo no existe demanda de energía de la vivienda, existiendo la posibilidad de
comercializar este excedente.
Una explicación más detallada se puede apreciar en el flujograma de la figura
3.15.
69
Figura 3.15 Flujograma de conmutación de potencias del sistema acoplado a la red
pública.
Fuente: Propia del autor
Cuando la potencia que demanda la instalación supera a la potencia
proporcionada por el aerogenerador, la potencia faltante es proporcionada por la
red pública, esta situación se ha marcado como P1.
Cuando la potencia del generador supera a la demanda, entonces, a más de
abastecer a la instalación, se puede vender energía a la red pública, esto se ha
marcado como P3.
Finalmente, cuando la potencia del generador es igual a la potencia requerida
por la instalación, no se vende ni se compra energía, ya que los requerimientos
energéticos son proporcionados por la instalación eólica, lo que se ha marcado
como P2 en el flujograma, pero esta situación no se da en el modelo realizado.
70
La curva de descarga del banco de baterías aparee como una línea horizontal, ya
que 24 horas no es tiempo suficiente para que la batería se descargue.
3.4 Acoplamiento a la red de distribución
Como se explicó en el apartado 3.2, los primeros elementos de una instalación
eléctrica domiciliaria son la línea de acometida y el medidor de energía. La energía
proveniente del aerogenerador, debe estar situada detrás de estos elementos.
Obviamente existirá una línea de acometida al domicilio, pero proveniente del
aerogenerador.
3.4.1 Elementos constitutivos de un sistema de generación eólico
A más del aerogenerador, son necesarios elementos de conducción, protección y
control de la energía eléctrica.
La energía AC proveniente del aerogenerador, debe convertirse a DC y
almacenarse en un conjunto de baterías, generalmente de plomo-ácido, para
luego ser convertida nuevamente en AC, pero de amplitud y frecuencia estándar, y
finalmente ser utilizada.
Como se vio en el apartado 3.3.5, el aerogenerador puede producir energía en
momentos en que esta no es directamente utilizada en el domicilio, principalmente
en la noche, por lo cual podría ser enviada a la red pública; de ser el caso, podría
ser comercializada. Una conexión eléctrica que posibilite la comercialización de la
energía producida por el aerogenerador, se detalla en la figura 3.16, el medidor
sirve para contabilizar tanto la energía que el domicilio compra a la empresa
pública eléctrica, como para contabilizar la energía que el domicilio entrega a la
red pública. En este tipo de conexión, no es necesario el banco de baterías, ya
que el sistema de almacenamiento lo constituye la red eléctrica pública.
71
.
Figura 3.16 Diagrama unifilar de la conexión del aerogenerador a la red
Fuente: Propia del autor.
Si se decide a no comercializar la energía producida por el aerogenerador,
entonces tanto el aerogenerador como la red pública cargan al banco de baterías
a través de un regulador de carga, por lo que ambos sistemas contribuyen
simultáneamente a la electrificación del domicilio. Esta conexión puede apreciarse
en la figura 3.17.
Figura 3.17 Conexión simultánea de aerogenerador y red pública
Fuente: Propia del autor.
72
CAPÍTULO IV
ANÁLISIS DEL SISTEMA DE GENERACIÓN DISTRIBUIDA
Por generación distribuida se va a entender: “cualquier tecnología de generación
a pequeña escala que proporciona electricidad en puntos más cercanos al
consumidor, que la generación centralizada, y que se puede conectar
directamente al consumidor o a la red de distribución.”1
En este capítulo se realizará un análisis del sistema de generación distribuida
como una opción para el sistema eléctrico residencial, así como el análisis técnico,
económico y social, que viene inmerso en la utilización de la micro aerogeneración
eólica como medio alternativo en la producción de energía eléctrica [59].
4.1 Análisis del sistema de generación distribuida como una opción para el
sistema eléctrico residencial.
El fundamento clave para promover la Generación Distribuida renovable en el
país, es reducir el costo de la energía eléctrica, lo que también contribuye
directamente a la competitividad y al crecimiento económico. Además, la
generación distribuida renovable proporciona muchos otros beneficios que pueden
representar fundamentos viables para su promoción por parte del gobierno, como
la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la reducción de los
impactos ambientales y sociales, el apoyo al desarrollo de una nueva industria
verde, el aumento de la seguridad energética, la reducción de pérdidas del
sistema y de la capacidad de generación innecesaria, y el desarrollo de un marca
verde. En ciertas circunstancias, estos otros fundamentos pueden generar
beneficios económicos netos para el país y justificar el pago de costos de
electricidad más elevados [58].
En el Ecuador, de acuerdo a los objetivos propuestos en el Plan Nacional del
Buen Vivir, se persigue “promover investigaciones para el uso y la generación de
1
Fundación de la energía de la comunidad de Madrid, «Guía Básica de la
Generación Distribuida,» Geáficas Elisa, Madrid, 2007.
73
energías alternativas renovables, bajo parámetros de sustentabilidad en su
aprovechamiento”2.Y “reducir gradualmente el uso de combustibles fósiles en el
transporte y sustituir los vehículos convencionales, fomentando la movilidad
sustentable”3.
En base a lo anteriormente expuesto, la generación de electricidad mediante
instalaciones residenciales de micro aerogeneradores, se presenta como una
alternativa válida para disminuir costos en energía eléctrica.
La provincia de Pichincha, en el Ecuador, y su capital Quito, cuentan con un
elevado potencial de recurso eólico para instalaciones domiciliarias, cuyas
demandas energéticas van de 1,5 KW a 2 KW, en la mayoría de los meses del
año.
El acelerado crecimiento de la población, y el consumo de energía por parte de
ella, es una de las principales razones de preocupación en los actuales momentos,
sabiendo de la limitación de los recursos energéticos utilizados por medios
tradicionales. De ahí que, un sistema de generación eólica representa una de las
alternativas viables para mejorar notablemente el aprovechamiento de los
recursos energéticos.
El apoyo de los gobiernos a nivel mundial, a la energía renovable,
en los
últimos años, ha sido decisivo para la creación de una nueva industria, con
grandes inversiones de empresas del sector de la energía, creando a su vez, una
conciencia sobre la innovación energética para futuras generaciones.
Una alternativa, aunque esta representa una contribución muy pequeña al
respecto, sería la de
generación eléctrica, a nivel residencial por medio del
aprovechamiento de la energía eólica. Aunque esta, podría ser para el consumo
doméstico a nivel residencial, se puede pensar que muchos de estos sistemas
podrían totalizar grandes cantidades de energía producidas[61].
2
Banco Intaramericano de Desarrollo, «Perspectivas sobre generación distribuida mediante enrgías renovables en América Latina y el
Caribe,» de V Foro de competitividad de las Américas para el Banco Interamericano de Desarrollo y el Compete Caribbean, Santo
Domingo, 2011.
3
Idem
74
En el capítulo anterior, en la tabla 3.3 se puede ver el cálculo de la potencia
media para el micro aerogenerador Long Bow 1 Kw, obteniéndose un valor medio
de 758,89 w. Si se considera que el micro aerogenerador trabaja a esa potencia
media las 24 horas al día, con una eficiencia del 40 %, podría proporcionar
diariamente una energía de 7.285,34 W.h/día.
Que podría ser utilizada en el consumo de los principales aparatos eléctricos de
uso doméstico en el hogar, como se puede apreciar en la tabla 4.1, y
que
representaría un consumo mensual de 218,56kW.h/mes
Tabla 4.1 Consumo diario de los principales aparatos de uso residencial.
Item
Potencia
(W)
Cantidad
Consumo
al día
(h/día)
Consumo
Total (W)
Energía
Total
(KWh/día)
Televisión
100
3
5
300
1,5
Refrigeradora
200
2
8
400
3,2
Microondas
1000
1
0,3
1000
0,3
Lavadora
500
1
0,8
500
0,4
Computador
300
1
5
300
1,5
Cocina de
inducción
4000
1
3
4000
12
Ducha
eléctrica
3000
1
1,5
3000
4,5
Luminarias
100
10
5
1000
5
Licuadora
375
1
0,5
375
0,19
Equipo de
sonido
100
1
6
100
0,6
TOTAL
10975
29,19
75
4.2 Análisis Técnico
En la actualidad, la integración a la red eléctrica de sistemas de generación
eólica se ha vuelto la aplicación más importante en magnitud entre las tecnologías
de energías renovables. Esta tendencia está incrementándose debido a los
múltiples beneficios de los incentivos económicos que impactan directamente en
los costos de estos sistemas [62]. El uso óptimo del recurso eólico impone
el
requerimiento
de
operar
el
aerogenerador cerca del punto de máxima
potencia independientemente de las condiciones de velocidad del viento [63]
Del estudio técnico realizado en el capítulo 3, se determinó que existen dos
posibilidades de conexión de la energía aerogenerada a la instalación domiciliaria:
aislada de la red pública, con un banco de baterías
para almacenamiento
temporal; o conectado a la red pública, en cuyo caso es innecesario el banco de
baterías.
4.2.1 Instalación aislada de la red pública
El esquema básico de una instalación eólica aislada de la red pública, se
muestra en la figura 4.1.
Figura 4.1 Esquema de una instalación eólica aislada de la red
Fuente: Propia del autor.
76
El aerogenerador seleccionado, proporciona energía eléctrica DC, por lo que se
conecta al banco de baterías mediante un regulador de voltaje. Como ya se
calculó anteriormente, el banco de baterías consta de 4 unidades. La salida del
banco de baterías se conecta a un inversor DC/AC, que proporciona los 220v AC
que necesita la instalación eléctrica domiciliaria.
La función del banco de baterías es proporcionar corriente alterna de frecuencia
y amplitud estable a través del inversor, a la instalación. Además, es un elemento
de almacenamiento de energía, que continúa entregando energía cuando el
aerogenerador no está en funcionamiento.
Este tipo de conexión, proporciona completa independencia de la red eléctrica
pública, pero tiene el inconveniente de necesitar un aerogenerador de mucha
potencia, y por lo mismo más costosa, para suplir todos los requerimientos
energéticos de la instalación. Además, requiere de un programa de mantenimiento
y
reparación
más
intenso
y
delicado,
ya
que
al
estar
funcionando
permanentemente las baterías, estas sufren un desgaste natural debido a los
procesos electroquímicos de carga y descarga, con el consecuente impacto al
medio ambiente.
4.2.2 Instalación simultánea con la red pública
Para una instalación simultánea con la red pública, no se necesita el banco de
baterías, ya que la red pública hace las funciones de banco de baterías, es decir,
proporciona energía a la instalación cuando el aerogenerador no está
funcionando; y absorbe energía del aerogenerador, cuando esta sobrepasa la
demanda de la instalación.
El diagrama esquemático de este tipo de conexión, se muestra en la figura 4.2.
77
Figura 4.2 Conexión simultánea con la red pública
Fuente: Propia del autor.
Este tipo de instalación permite que el usuario pueda comercializar el excedente
de energía proveniente del aerogenerador, o comercializarla cuando él no la esté
utilizando, pasada cierta hora de la noche por ejemplo, o en las horas del día en
que no se utilice la electricidad. Además, resulta más económico, tanto en la
implementación como en el mantenimiento, ya que se evita la compra del banco
de baterías y su posterior mantenimiento y reemplazo.
Para este proyecto, esta es la opción que se utilizará
La energía almacenada en el viento es muy elevada, pero no se puede extraer
toda esta energía. En 1919 Albert Betz demostró, que para extraer esta energía se
debe reducir la velocidad del viento.
Teóricamente se podría extraer el 100 % de la energía el viento que es
transportada en forma de energía cinética, pero solo se lograría esto, si se detiene
completamente el aire en movimiento, pero al hacerlo, no llegaría más aire a la
turbina, impidiendo obtener más energía. Una solución a este inconveniente, es
dejar pasar el viento por la turbina, dejando que este escape a cierta velocidad,
pero reduciendo el rendimiento del aerogenerador[64].
Como se vio en la sección 2.4.5 este rendimiento máximo es del 59 %, según
el teólicarema de Betz, e incluso de hasta el 45 % en los aerogeneradores reales,
como se muestra en la figura 4.3.
78
Además, cuando las hélices giran a gran velocidad, experimentan un frenado
producido por la fricción con el aire, esto hace que se consuma también algo de
energía.
Teorema de Betz 41%
Útil 45%
Pérdidas mecánicas 6%
Pérdidas eléctricas 8%
Figura 4.3 Diagrama de pérdidas de un aerogenerador real.
Fuente: Propia del autor.
Toda máquina tiene pérdidas mecánicas, como rodamientos, multiplicadores,
etc. y pérdidas eléctricas, como calor, cableado, etc. Los componentes
electrónicos, como rectificadores, inversores, etc. también causan pérdidas,
aunque no son tan elevadas como las anteriores [65].
La producción media del micro aerogenerador Long Bow 1 kW, se estimó en la
sección 3.1.7 en la tabla 3.4, con los datos de la velocidad media del viento en la
zona norte de Quito, con la fórmula correspondiente de la potencia. El valor que
dio fue 758.89W.
Debido a que es de interés la potencia instantánea entregada por el
aerogenerador, se procede a graficar la repuesta del aerogenerador en función de
la velocidad del viento, lo que se puede apreciar en la figura 4.4
79
1400
1200
P (W)
1000
800
600
400
200
0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Velocidad del viento (m/s)
Figura 4.4 Curva de potencia del aerogenerador en función de la velocidad del viento
Fuente: Propia del autor.
Se puede notar que los factores que más influyen para la determinación de la
potencia son el diámetro del rotor y la velocidad del viento, como era de esperarse
de una turbina eólica [66], [67].
Un aerogenerador de muy altas características, instalado en un lugar
inapropiado, no ofrecerá buenos resultados. Por eso es necesario estudiar la
presencia de obstáculos y turbulencias para evitarlos.
Se puede pensar que para tener el aerogenerador a una buena altura y cerca
del sitio de consumo,
vivienda,
la solución sería instalarlo en la parte superior de la
además que se podría ahorrar el costo de la torre para el
aerogenerador. Sin embargo, hay algunas razones que no hacen factible esta
solución. La construcción de la vivienda no está diseñada para soportar esfuerzos
adicionales producidos por la instalación del aerogenerador en el tejado, además
que la estructura de la casa absorbería las vibraciones, amplificándolas.
Tanto que el riesgo y las molestias que se ocasionan, terminarían perjudicando.
La mejor opción es instalar el aerogenerador sobre una torre propia.
80
La mejor opción, dada la arquitectura general de la ciudad, es instalar el
aerogenerador sobre la terraza del domicilio [68].
La energía eólica posee varias características que la hace muy llamativa: es
barata, en comparación con la termo generación y la solar fotovoltaica [69]; limpia,
renovable, produce suficiente electricidad y es accesible a cualquier persona,
pero también presenta ciertos inconvenientes, para instalaciones eólicas
pequeñas. Por ejemplo, no se podría abastecer la calefacción, el aire
acondicionado,
hornos
eléctricos,
electrodomésticos,
duchas
eléctricas
e
iluminación, al mismo tiempo. Habría que adaptarse a una nueva forma de vida,
siendo más cuidadosos con el consumo eléctrico, si solo dependemos de la
energía eólica [70].
4.2.3 Almacenamiento de la energía producida.
Por múltiples motivos se requiere cierto margen de almacenamiento en las
redes eléctricas, ya sea para proveer una reserva ante contingencias en el
sistema eléctrico, ya sea para compensación de perturbaciones transitorias o
permanentes o para asegurar un nivel de estabilidad y seguridad en los
sistemas. El tipo de almacenamiento deberá ser analizado en función de las
necesidades.
Para
respuestas
muy
rápidas
se recomienda los supercapacitores o
superconductores, en compensación de perturbaciones y para respuestas más
lentas, pero de mayor capacidad, los volantes inerciales o baterías. Cada uno de
estos sistemas tiene requisitos propios que deben ser atendidos [65].
Con sistemas de generación renovables, es posible incluir almacenamiento. Este
almacenamiento se debe incluir en el sistema de acondicionamiento de potencia,
es decir en la etapa de conversión de la energía. Según el sistema de generación
de que se trate, sea FV, EO o híbrido, existe una etapa de CC a la entrada del
inversor, donde es posible acoplar el almacenamiento previsto. El problema
surge en los niveles de tensión que puede manejar cada almacenador y el
nivel de tensión que se está utilizando en el sistema de generación. Este
81
inconveniente
se
soluciona
con
un
convertidor
de
CC-CC
entre
el
almacenamiento y la barra de CC del generador.
Como ya se mencionó, al elegir una conexión simultánea con la red pública, el
medio de almacenamiento de la energía proporcionada por el aerogenerador, será
la misma red pública; ya que al entregar el excedente de energía aerogenerada a
la red, y tomar energía de la red cuando el aerogenerador no abastece la
demanda, puede verse a la red pública como un sistema de almacenamiento de
energía.
4.2.4 Elección del inversor.
El inversor depende de la potencia de la instalación y de la calidad de la onda
senoidal que se precise. En la actualidad, la electrónica que disponen los
inversores hacen de estos, de excelente calidad para todas las necesidades de
potencia. Los inversores ofrecen un rendimiento superior al 97%.
Para el caso del Long Bow 1 kW, está disponible el inversor diseñado
especialmente para este micro aerogenerador, y que se halla incorporado en el
panel de control “panel converter” de la Zytech Aerodyne [71].
4.2.5 Elección e instalación de la torre.
La torre permite colocar al aerogenerador a una cierta altura del suelo, a un
viento más constante y fuerte. Para el Long Bow 1 kW, existen dos alternativas de
torres ya diseñadas para el efecto, de aproximadamente 7 y 14 metros de altura,
que contienen todos los componentes necesarios para la instalación de las
mismas.
Hay que tener en cuenta que el izado de la torre, es muy tedioso, por ejemplo,
para el micro aerogenerador Long Bow de 23,1 Kg de peso, la fuerza que se debe
hacer para elevar la torre junto con el aerogenerador es de aproximadamente de
150 Kg. Por eso es conveniente contar con ayuda para realizar este trabajo [72].
82
4.2.6 Conexiones e instalación del panel de control.
Las conexiones eléctricas al micro aerogenerador es mejor hacerlo antes de
realizar su montaje en la torre. Si bien, es posible hacerlo después es más
laborioso y se corre ciertos peligros de botar la torre o dañar los componentes.
La conexión del aerogenerador al panel de control debe tener la menor distancia
posible, a fin de minimizar las pérdidas eléctricas. El panel de control debe estar
colocado en un punto cercano al lugar de consumo [73].
El panel de control, debe ser colocado sobre una pared, a una altura
recomendable de 1,5 metros del suelo y alejado de por lo menos 0,5 metros del
banco de baterías, en caso de que estas sean necesarias, al no disponer de
conexión a la red.
Cuando el micro aerogenerador entrega tensión suficiente, el convertidor del
panel de control conecta automáticamente a la red eléctrica, de tal forma que la
electricidad es proporcionada por la turbina. En caso de requerir una mayor
energía, es obtenida de la red de distribución, caso contrario, la energía sobrante
es entregada a la red.
El convertidor de conexión a la red, del panel de control, mantiene en todo
momento el equilibrio entre la energía eléctrica producida por el aerogenerador y
la de la red eléctrica. De existir algún tipo de fallo, este se encarga de desconectar
el sistema del aerogenerador a la red [74].
4.3
Análisis económico.
El costo actual de inversión de un sistema de generación eólica, si bien es alto,
ofrece una rápida recuperación del capital invertido, y un ahorro importante de los
costos del consumo de energía eléctrica, por más pequeño que sea este sistema.
La tecnología eólica actual, permite conseguir generación eléctrica a
condiciones de bajo consumo y ahorro de energía, durante las horas de
producción eólica [62],[64].
83
4.3.1 Estimación de la producción de la energía eólica
La ley de distribución de probabilidad de Weibull permite calcular, del total de
horas de un año, cuántas tendrán vientos de una velocidad determinada.
Se realiza una tabla con las velocidades del viento en intervalos de 1m/s, a las
que se multiplica por la probabilidad asociada y por las 8760 horas que tiene el
año, obteniéndose el histograma de la figura 4.5.
900
800
700
600
H
o 500
r
a 400
s
300
200
100
0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Velocidad del viento (m/s)
Figura 4.5 Histograma de la velocidad anual del viento.
Fuente: Propia del autor.
Se puede observar que habrá más de 800 horas al año en que la velocidad del
viento esté entre 5,5 y 6,5 m/s.
Contrastando esta información con la curva de potencia del aerogenerador
seleccionado, tal como se hizo en el capítulo 3 para un día de operación, se puede
84
obtener la energía proporcionada por la instalación eólica durante un año. Lo que
se muestra en la tabla 4.2.
Tabla 4.2 Producción anual del aerogenerador.
Potencia
v
aerogenerador
(m/s)
(w)
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
0
0
21,3
84,9
197,3
363,8
594,9
900,8
1000
1100
1200
1200
1200
1200
1200
1200
0
0
0
Horas
año
Producción
(w)
248,5
475,9
664,4
800,9
879,6
901
871,9
803
707,4
598
486,2
381
288,1
210,4
148,5
101,4
67
42,9
26,6
0
0
14151,72
67996,41
173545,08
327783,8
518693,31
723342,4
707400
657800
583440
457200
345720
252480
178200
121680
0
0
0
Producción anual
5129432,72
Como se ve, la energía proporcionada por el aerogenerador en un año, es de
5,12 MWh.
Tomando como referencia el costo oficial de energía eléctrica en Ecuador de
USD 0,0933 el kWh, el aerogenerador producirá USD 478,58
85
Con el objeto de tener una idea de los costos y beneficios económicos que la
instalación de un sistema eólico puede proporcionar en una residencia, en la zona
norte de Quito, para el caso del micro aerogenerador Long Bow, se ha elaborado
una tabla que resumen los costos relativos.
Tabla 4.3 Ejemplo de los costos de los componentes de energía eólica.
Componentes
Valor en de dólares
Micro aerogenerador
3850
Torre y accesorios
2100
Panel de control
1700
Montaje e instalación
850
Total
8500
En la tabla 4.3 se puede apreciar los costos de inversión de los componentes
necesarios para la instalación del sistema eólico.
La financiación de la instalación se lo realizaría mediante crédito de la
Corporación Financiera Nacional, para un plazo de 3 años. La tabla de
amortización del crédito se lo presenta en la tabla 4.4.
86
Tabla 4.4 Tabla de amortización.
TABLA DE AMORTIZACION
BENEFICIARIO
INSTIT. FINANCIERA
MONTO EN USD
TASA DE INTERES
PLAZO
GRACIA
FECHA DE INICIO
MONEDA
AMORTIZACION
CADA
Número de períodos
CFN
8.500,00
10,50%
3
0
07/03/2015
DOLARES
30
años
años
T. EFECTIVA
11,0203%
días
36
para amortizar capital
VENCIMIENTO
SALDO
8.500,00
INTERES
PRINCIPAL
DIVIDENDO
1
06-abr-2015
8.298,10
74,38
201,90
276,27
2
06-may-2015
8.094,44
72,61
203,66
276,27
3
05-jun-2015
7.889,00
70,83
205,44
276,27
4
05-jul-2015
7.681,76
69,03
207,24
276,27
5
04-ago-2015
7.472,70
67,22
209,06
276,27
6
03-sep-2015
7.261,82
65,39
210,88
276,27
7
03-oct-2015
7.049,09
63,54
212,73
276,27
8
02-nov-2015
6.834,49
61,68
214,59
276,27
No.
0
9
02-dic-2015
6.618,03
59,80
216,47
276,27
10
01-ene-2016
6.399,66
57,91
218,36
276,27
11
31-ene-2016
6.179,39
56,00
220,27
276,27
12
01-mar-2016
5.957,19
54,07
222,20
276,27
13
31-mar-2016
5.733,04
52,13
224,15
276,27
14
30-abr-2016
5.506,94
50,16
226,11
276,27
15
30-may-2016
5.278,85
48,19
228,09
276,27
16
29-jun-2016
5.048,77
46,19
230,08
276,27
17
29-jul-2016
4.816,68
44,18
232,09
276,27
18
28-ago-2016
4.582,55
42,15
234,12
276,27
19
27-sep-2016
4.346,38
40,10
236,17
276,27
20
27-oct-2016
4.108,14
38,03
238,24
276,27
21
26-nov-2016
3.867,81
35,95
240,32
276,27
22
26-dic-2016
3.625,39
33,84
242,43
276,27
23
25-ene-2017
3.380,84
31,72
244,55
276,27
24
24-feb-2017
3.134,15
29,58
246,69
276,27
25
26-mar-2017
2.885,30
27,42
248,85
276,27
26
25-abr-2017
2.634,28
25,25
251,02
276,27
27
25-may-2017
2.381,06
23,05
253,22
276,27
28
24-jun-2017
2.125,62
20,83
255,44
276,27
29
24-jul-2017
1.867,95
18,60
257,67
276,27
30
23-ago-2017
1.608,02
16,34
259,93
276,27
31
22-sep-2017
1.345,82
14,07
262,20
276,27
32
22-oct-2017
1.081,33
11,78
264,49
276,27
33
21-nov-2017
814,52
9,46
266,81
276,27
34
21-dic-2017
545,37
7,13
269,14
276,27
35
20-ene-2018
273,87
4,77
271,50
276,27
36
19-feb-2018
0,00
2,40
273,87
276,27
1.445,75
8.500,00
9.945,75
87
La viabilidad económica del proyecto se analiza utilizando las herramientas
financieras VAN, TIR y PRI. El VAN, Valor Actual Neto, permite calcular el valor
actual de un determinado número de flujos de caja futuros, originados por una
inversión [75].
La expresión matemática que permite calcular el VAN es la siguiente:
∑
(4.1)
Donde:
Vt representa los flujos de caja en el periodo t
Io es el valor de la inversión inicial
N es el número de periodos considerados
K es el tipo de interés aplicado
La TIR, Tasa Interna de Retorno en cambio mide la rentabilidad de los pagos y
cobros actualizados, generados por una inversión, en términos relativos, es decir,
en porcentaje [76]
Matemáticamente, la TIR representa el tipo de interés que convierte en cero el
VAN. La expresión matemática queda así:
∑
(4.2)
De esta ecuación se despeja k.
El Periodo de Retorno de la Inversión (PRI), es el tiempo que tarda el proyecto
en generar utilidades económicas, es decir, el tiempo en que se recupera la
inversión realizada, y a partir del cual el proyecto empieza a generar ganancias.
Para obtener el PRI, se suma el flujo de caja de cada periodo, con el histórico de
flujo de caja del periodo anterior. El periodo en que el resultado es cero o positivo,
es que se ha logrado la recuperación del capital invertido.
88
Dado que estas herramientas financieras se basan en flujos de caja futuros, se
debe realizar un balance de ingresos y egresos a futuro, durante el tiempo que se
estime conveniente. En el caso de la aerogeneración, se considera un plazo de 20
años, que es el tiempo de vida útil del equipo.
Aunque es posible aplicar las expresiones matemáticas de forma recursiva,
hasta completar el número de periodos considerado, se ha preferido utilizar las
fórmulas financieras que proveen las hojas de cálculo.
La única fuente de ingresos para el proyecto, es la energía eléctrica producida
por el aerogenerador, en cambio en los egresos, se tienen los gastos de
mantenimiento de la instalación.
Las operaciones de mantenimiento se refieren principalmente a las de
mantenimiento preventivo, que durante los dos primeros años de operación se
realizan:

A los 3 meses.

A los 6 meses.

A los 12 meses.

A los 18 meses.

A los 24 meses.
A partir de los dos primeros años, las revisiones son semestrales.
Las operaciones de mantenimiento se realizan tanto al sistema mecánico, como
al sistema eléctrico [77].
El mantenimiento mecánico consiste en:

Detección de fisuras o grietas en el buje o las palas.

Revisión de uniones atornilladas.

Lubricación departes móviles.

Sonido del sistema de orientación.

Medición del nivel de aceite de la caja multiplicadora.

Revisión de los noveles del sistema hidráulico.
El mantenimiento del sistema eléctrico consiste en:
89

Verificación del voltaje de salida.

Medición de intensidad de armadura.

Revisión de cables y conectores.
Los costos de mantenimiento se detallas en la tabla 4.6 como costo de
producción.
En la tabla 4.5 se muestra un resumen de los flujos de caja proyectados, así como
los valores de VAN, TIR y PRI obtenidos mediante cálculo en hoja electrónica.
Tabla 4.5 Flujos de caja proyectados a 20 años.
Producción
Costo de
aerogenerador
Producción
Periodo
[USD]
[USD]
Año 0
Año 1
Flujo de
Caja [USD]
Flujo de
caja
Histórico
-8500,00
-8500
991,83
-7508,17
5129,43
4.137,60
Año 2
5129,43
4.051,69
1077,74
-6430,42
Año 3
5129,43
3.026,72
2102,71
-4327,71
Año 4
5129,43
3.241,10
1888,33
-2439,38
Año 5
5129,43
2.813,78
2315,65
-123,73
Año 6
5129,43
2.802,20
2327,23
2203,50
5129,43
2.606,35
2523,08
4726,59
5129,43
2.242,67
2886,76
7613,35
2873,32
10486,67
Año 7
Año 8
Año 9
5129,43
2.256,11
Año 10
5129,43
2.099,70
3029,73
13516,40
Año 11
5129,43
1.954,53
3174,90
16691,31
Año 12
5129,43
1.819,78
3309,65
20000,96
Año 13
5129,43
1.694,67
3434,76
23435,72
Año 14
5129,43
1.578,49
3550,94
26986,67
5129,43
1.470,59
3658,84
30645,51
5129,43
1.370,55
3758,88
34404,39
5129,43
1.277,22
3852,21
38256,60
3938,76
42195,37
Año 15
Año 16
Año 17
Año 18
5129,43
1.190,67
Año 19
5129,43
1.110,23
4019,20
46214,57
Año 20
5129,43
1.035,46
4093,97
VAN
50308,54
29.469,08
TIR
23%
PRI
6 años
El cálculo del VAN arroja un resultado positivo, lo que indica que el proyecto es
viable económicamente.
90
La TIR es del 23%, que es más alto que el interés pagado por cualquier banco,
es decir, que es más rentable realizar la inversión que guardar el dinero en el
banco.
El PRI se ubica en el sexto año, cuando el histórico de los flujos de caja se hace
positivo, esto quiere decir que el dinero invertido se recupera en 6 años, desde el
año 7 al año 20, el proyecto genera ganancias.
En la figura 4.6 se puede apreciar el tiempo en que se recupera el capital y a
partir del cual se obtienen ganancias con el proyecto.
60000
F
l
u
j
o
s
d
e
c
a
j
a
50000
40000
30000
20000
10000
0
1
-10000
2
3
4
5
6
7
8
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
Años
Figura 4.6 Representación gráfica del Periodo de Recuperación de la Inversión.
Fuente: Propia del autor.
91
4.4
Análisis social.
El sistema de aero-generación eléctrica posee grandes ventajas para los
colectivos sociales, así, desde el punto de vista del cuidado del medio ambiente, la
generación eólica presenta las siguientes ventajas:

Disminución de contaminación térmica.

Disminución de energías contaminantes [65].

Disminución de contaminación por la combustión de combustibles.
Esto debido a que con los aerogeneradores, se disminuye el uso de centrales
térmicas, que utilizan combustible fósil y contaminan el medio ambiente.
Un aspecto no tan amigable con el entorno de los aerogeneradores, es el ruido
que producen, el cual puede resultar molesto a las personas y animales, por lo
que se debe tener cuidado de incluir el estudio del ruido del aerogenerador, en
cualquier proyecto de instalación eólica en una zona residencial.
Las micro redes eólicas son diseñadas para dar suministro energético a aquellas
lugares donde la red eléctrica no llega o el costo de electricidad es un gran
problema, con lo que se puede dar servicio eléctrico a todos los sectores sociales,
sin incurrir en grandes gastos.
También sirven para atender a diferentes necesidades del mercado de
electrificación rural, donde las redes de energía eléctrica aún no se encuentran
instaladas o están en proceso.
El modelo sirve esencialmente para instalar micro aerogeneradores eólicos, que
permitan proporcionar energía eléctrica en zonas donde no se dispone de red
eléctrica o con el objetivo de conseguir un ahorro en los costos,
permitiendo
también la conexión a redes de distribución existentes y el control de energía entre
la micro red y la red de distribución. Este sistema también facilita el funcionar de
forma autónoma incluso en condiciones de fallo de suministro de la red de
distribución [65].
92
Aunque la energía eólica no es tan determinista desde el punto de vista de
planificación y generación asociada al sitio o lugar donde se instala, en muchos
casos es un complemento a otras formas de generación, como solar o fotovoltaica.
Además, algunas aplicaciones típicas de mini eólica que ofrecen una solución
perfecta son [78]:

Instalaciones aisladas de casas y granjas.

Alumbrado de carreteras y señalización.

Complementación con paneles solares.

Bombeo de agua.

Monitorización de instalaciones remotas de telecomunicaciones [79],[80].
Estos últimos sistemas están equipados con un potente sistema de
mantenimiento remoto basado en tecnología web server con interfaces de usuario
muy amigables y fáciles de utilizar, que permite a los usuarios y responsables de
mantenimiento, el control en tiempo real de los equipos[79].
Otro aspecto a considerar es la generación de nuevas plazas de trabajo. Según
un informe de The European Wind Energy Association, el sector de la energía
eólica ha generado 33 nuevas plazas de trabajo, cada día, durante los últimos
cinco años en Europa [81] Con el impulso adecuado, esta tendencia podría
continuar en el Ecuador, lo que daría un gran impulso a la economía.
93
CONCLUSIONES
Las ventajas más importantes al usar la energía eólica como medio alternativo
en la generación de energía eléctrica son: el ahorro en el costo de la energía, la
mejora en el aspecto ambiental y además el uso en lugares aislados donde no
llega la electricidad.
La energía a bajo costo ha sido una de las
razones más importante para
impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías de generación distribuida de formas
renovables de energía eólica.
El agotamiento de los recursos de los combustibles fósiles hace pensar
seriamente en la utilización de estas nuevas alternativas para la producción de la
energía, además del crecimiento acelerado de la población y de la limitación de
los recursos energéticos utilizados por medios tradicionales. Un sistema de
generación eólica representa una alternativa viable para mejorar notablemente el
aprovechamiento de los recursos energéticos.
Es necesario escoger el micro aerogenerador para el sistema eólico a instalar
considerando las características de potencia que se necesite, que sea de uso
doméstico, si este es el caso, para una vivienda pequeña, que sea liviano, y que
posea un precio relativamente cómodo.
El costo de inversión de un sistema de generación eólica ofrece una rápida
recuperación del capital invertido, y un ahorro importante de los costos del
consumo de energía eléctrica, por más pequeño que sea este sistema.
Para el modelo escogido en el presente trabajo, la inversión inicial es
recuperable en alrededor de 2 años y medio, lo cual justificaría su utilización.
El sistema eólico posee grandes ventajas sociales, desde el punto de vista del
cuidado del medio ambiente, por ejemplo: en la disminución de contaminación
térmica, y en la reducción en la contaminación por la combustión de combustibles,
entre otras.
94
El modelo sirve esencialmente para micro aerogeneradores eólicos, que
permitan proporcionar energía eléctrica en zonas donde no se dispone de red
eléctrica o con el objetivo de conseguir un ahorro en los costos,
permitiendo
también la conexión a redes de distribución existentes. Este sistema también
facilita el funcionar de forma autónoma incluso en condiciones de fallo de
suministro de la red de distribución.
Se puede realizar una extensión del sistema de generación distribuida, para
tener además de la energía eólica, otras formas de generación de energía, como
pueden ser de la energía fotovoltaica, energía solar, entre otras.
El análisis estadístico del viento ha permitido establecer que la generación de
electricidad a partir del viento es posible, y que incluso puede producir excedentes.
La altura de la torre de aerogeneración, 10 m, no resulta prohibitiva ni genera
impacto visual negativo, en el entorno de la ciudad.
La conexión del sistema aerogenerado a la red eléctrica pública no supone
una tarea difícil de realizar.
Se puede prescindir del sistema de almacenamiento, si se vende la energía
sobrante a la Empresa Eléctrica.
La generación distribuida se presenta como una alternativa viable, técnica y
económicamente, para aumentar el parque eléctrico nacional, ya que aliviaría la
carga de las hidroeléctricas, y disminuiría la termo generación.
Como proyecto de inversión, resulta altamente rentable, aun con el precio
oficial de comercialización de la energía eléctrica, ya que el periodo de
recuperación de la inversión es corto y la rentabilidad es muy alta, en comparación
con la tasa de interés del sistema financiero nacional.
Ofrece la posibilidad de generar nuevas fuentes de trabajo, directas e
indirectas, por lo que sería un agente de activación de la economía, reduciendo el
desempleo.
95
Reduciría la emisión de contaminantes a la atmósfera, debido a la eliminación
de centrales térmicas.
96
RECOMENDACIONES
Como recomendaciones, que se sugieren para mejorar los sistemas de
generación distribuida, de energías renovables, se establecen los siguientes:
Realizar un estudio actual del potencial eólico en zonas de interés con el
propósito de implementar sistemas híbridos eólico-fotovoltaicos-solares en las
regiones de la costa, sierra y oriental del territorio ecuatoriano.
Estudiar el campo de vientos en las islas Galápagos, mediante la instalación de
una estación anemométrica, con mediciones de viento a 10 metros, 20 metros, 40
metros y 60 metros de altura.
También realizar la medición de la dirección del viento en al menos cuatro
alturas, para levantar un perfil vertical de la velocidad del viento, con el objetivo de
analizar las posibilidades de instalar
sistemas híbridos eólico-fotovoltaicos-
solares, con fines de ahorro de energía eléctrica.
Otro proyecto de investigación es el de desarrollar modelos de optimización
para sistemas híbridos eólico-fotovoltaicos-solares y crear un mapa de ahorro
energético en diferentes zonas del Ecuador.
Realizar nuevos diseños de micro aerogeneradores, bajo consideraciones de
carga, teniendo en cuenta la resistencia, el comportamiento dinámico y las
propiedades de fatiga de los materiales y de todo el conjunto.
Realizar un estudio detallado sobre las turbulencias en determinadas zonas, ya
que estas disminuyen la posibilidad en un aerogenerador, de utilizar la energía del
viento de forma efectiva, también provocan roturas y desgaste en las turbinas
eólicas.
Realizar nuevos diseños de las torres de aerogeneradores, a fin de que puedan
97
ser construidas lo suficientemente cercanas del nivel del suelo y que además
puedan evitar las turbulencias del viento.
Realizar nuevos modelos de planificación óptima que introduzca el efecto de los
mercados eléctricos, la no linealidad de los elementos, la consideración de la
fiabilidad y algunas restricciones técnicas como la estabilidad de tensiones.
Realizar mejores
algoritmos de resolución de
modelos matemáticos, más
rápidos, sobre todo de los modelos probabilísticos.
Ampliar las metodologías, para considerar sistemas de distribución donde se
incluyan las redes primarias y secundarias.
Realizar un estudio detallado de los niveles de ruido, involucrados en los
diferentes sistemas de generación de energía, tanto eólicos, como de nuevos
sistemas de energía renovables.
Realizar un estudio comparativo entre diversos modelos y fabricantes de
aerogeneradores, para establecer con mayor precisión el modelo adecuado al
entorno de la ciudad.
Determinar modelos menos contaminantes de baterías, para su posible uso
como elementos de almacenamiento de energía.
Establecer costos de medidores bidireccionales, para la posible venta de energía
eléctrica a la red pública.
Revisar las normativas legales para la comercialización de energía eléctrica, por
parte de una persona natural.
Revisar la normativa vigente respecto a construcciones en el perímetro urbano,
98
ya las torres de aerogeneración tienen un fuerte impacto visual.
Realizar un estudio más amplio, tomando en cuenta las dimensiones geográficas
de la ciudad, así como su morfología.
Realizar un estudio de factibilidad para los sectores periféricos de la ciudad, para
identificar posibles puntos de generación eólica.
Analizar con más profundidad el impacto estético de las torres de generación
eólica en los habitantes de la ciudad.
99
REFERENCIAS
[1]
A. Borbely, J. Kreide, “Distributed Generation”, CRC Press, 2001, Florida, USA.
[2]
M. Garcia, “Energía Eólica,” Ed. Prom. Madrid, España, 2009.
[3]
F. Hickok, “Handbook of Solar and Wind Energy.” Boston, Cahners Book, 2009.
[4]
S. Mocárquer and G. Hugh, “Recursos Renovables como Generación Distribuida
en
los Sistemas Eléctricos,” pp. 1–11, 2004.
[5]
W. Jara, “Introducción a las Energías Renovables no Convencionales,” Leaders SA. Chile,
2008.
[6]
J. Machiavello, A. Pardo, “Generación distribuida”, Instituto de Ingeniería Eléctrica , 2011,
Montevideo, Uruguay.
[7]
“Guía básica de la generación distribuida”, Comunidad de Madrid, 2010, Madrid, España.
[8]
“Asociación Empresarial Eólica - Spanish Wind Energy Association - Energía Eólica.”
[Online]. Available: http://www.aeeolica.org/. [Accessed: 06-Feb-2015].
[9]
J. Álvarez, J. López, “Estudio De Diferentes Topologías De Generación”, Upna, Pamplona,
2012, España.
[10]
T. Ackermann, “Wind Power in Power Systems,” John Wiley. 2011.
[11]
R. Lijteroff, “Evaluaciones de impacto ambiental”, Servicios Ambientales, 2013.
[12]
R. Cárdenas, “Control Primario y Secundario”, Ingeniería Eléctrica, 2013, México.
[13]
C. Zapata, “Confiabilidad de los sistemas eléctricos”, Tecnológico de Pereira, 2011,
Colomba.
[14]
T. D. E. Graduaci and P. P. La, “Análisis de sistemas aislados existentes en el salvador y
propuesta de normativa de calidad de servicio en sistemas aislados de distribución de
energía eléctrica.,” 2011.
[15]
“APPA - Asociación de Productores de Energías Renovables.” [Online]. Available:
http://www.appa.es./. [Accessed: 07-Feb-2015].
[16]
B. A. O. Flores, “Universidad de chile facultad de ciencias físicas y matemáticas
departamento de ingeniería eléctrica,” 2010.
[17]
J. Gómez, J. Amatti “Generación Distribuida”, IEEE, 2010, Argentina.
[18]
J. Mann, J. Sorensen, P. Morthorst, “Wind Energy”, IOP publishing, Energy, Denmark, 2008
[19]
“Energias
Renovables.”
[Online].
Available:
http://www.anes.org/anes/index.php?option=com_wrapper&Itemid=11. [Accessed: 06-Feb2015].
[20]
“NASA
-
Spanish
Language
NASA
Sites.”
[Online].
Available:
http://www.nasa.gov/about/highlights/En_Espanol.html[Accessed: 06-Feb-2015].
[21]
“Atlas eólico del Ecuador con fines de generación eléctrica”, 2013, Ecuador.
[22]
“Medioambiente.org
-
influencia.”
[Online].
Available:
http://es.labs.teads.tv/top-
blogs/source/www.medioambiente.org-E5Kg3. [Accessed: 06-Feb-2015].
100
[23]
G. Guerrón, E. García, and A. Montero, “Influencia de las ráfagas de viento en la calidad de
la energía de los parques eólicos ( Influence of wind gusts in power quality on wind farms ),”
pp. 25–44, 2014.
[24]
R. M. Silva, Estudio del comportamiento de la velocidad del viento y su energía eólica
diponible en la estacion minas de Huascachaca, provincia del Azuay. 2003, p. 26.
[25]
E. V. D. E. L. O. S. R. Eólicos, “INFORMACIÓN GENERAL SOBRE ENERGÍA EÓLICA,”
2013.
[26]
M. José, L. López, M. Carlos, G. García, M. Eduardo, Z. De León, A. Enrique, M. Otero, A.
Jesús, and P. Martínez, “Estadística Preliminar de los Vientos para la Zona Urbana de
Aguascalientes,” no. 940, pp. 20–27, 2008.
[27]
G. Guerrón, E. García, and A. Montero, “Influencia de las ráfagas de viento en la calidad de
la energía de los parques eólicos ( Influence of wind gusts in power quality on wind farms ),”
pp. 25–44, 2014.
[28]
“Secretaria
de
ambiente.”
[Online].
Available:
http://190.152.144.75/reportes/Reporte10MinutoGraph.aspx. [Accessed: 06-Feb-2015].
[29]
C. D. E. I. Mecánica, L. A. P. D. E. Loja-ecuador, H. Gabriel, and O. Armijos, “‘Estudio y
evaluación de los parámetros de operación del proyecto eólico Villonaco de la provincia de
Loja-Ecuador,’” 2014.
[30]
O. Comprender, W. View, D. Climaticos, D. Clim, and V. E. R. Datos, “Curso :
Caracterización de Fenómenos Meteorológicos Guía de la Actividad 3 : Trabajo
Colaborativo 2,” 2013.
[31]
J. López, “Energía Renovables”, 2011, Madrid, España.
[32]
L. A. Veritat, Introducción a la teoría de las turbinas eólicas. 2009, pp. 1–172.
[33]
“OPEXenergy, operacion y mantenimiento.” [Online]. Available: http://opex-energy.com/.
[Accessed: 06-Feb-2015].
[34]
S. Moquárter, H. Rudnick, “Recursos renovables como generación distribuida en los
sistemas eléctricos “, Pontificia Universidad Católica, 2011, Chile.
[35]
V. Lombardo, E. Fiordilino, “Wind Energy”, IOP journals, 2013, Italia.
[36]
A. Arriagada, “Confiabilidad en sistemas eléctricos de distribución”, Universidad Católica,
2010, Chile.
[37]
H. Ramiro and P. Pila, “ESTUDIO DEL FLICKER EN UNA INSTALACIÓN ELÉCTRICA,”
2010.
[38]
W. A. V. Guerrero, “Modelación, simulación y control de aerogeneradores con generador de
inducción doblemente alimentado ulilizando matlab,” 2014.
[39]
C. O. Ectados, A. L. A. Red, and E. Uruguaya, “Evaluació de la emisió de flicker causada
por aeroge eradores co ectados a la red eléctrica uruguaya de 150kv.”
[40]
A. Tejada and A. Llamas, “EFECTOS DE LAS ARMÓNICAS EN LOS SISTEMAS
ELÉCTRICOS A. Tejada, A. Llamas 1.”
101
[41]
[42]
T. M. Blooming, N. Carolina, and D. J. Carnovale, “Eaton Electrical,” pp. 1–9, 1992.
G. Ahrtz, A. Münnemann, and D. Fernández, “TURBINAS EÓLICAS,” pp. 47–54, 2007.
[43]
“Capitulo iii análisis de armónicos y factor de potencia 31,” pp. 31–54.
[44]
A. C. Normativa, “ANEXO C. Normativa y legislación,” pp. 33–42, 1998.
[45]
“Generating a cleaner.” [Online]. Available: http://www.windpower.com/. [Accessed: 06-Feb2015].
[46]
“Asociación Empresarial Eólica - Spanish Wind Energy Association - Energía Eólica.”
[Online]. Available: http://www.aeeolica.org/. [Accessed: 06-Feb-2015].
[47]
“Buscar Iñaquito mapa | Karta-Online.com.” [Online]. Available: http://karta-online.com/es/.
[Accessed: 25-Feb-2015].
[48]
“ZYTECH AERODYENE.” [Online]. Available: http://www.zytechaerodyne.com/En/index.asp.
[Accessed: 25-Feb-2015].
[49]
J. Vicente, "Instalaciones en viviendas", Bogotá, 2013.
[50]
J. López, “Energía Renovables”, 2011, Vol.3, Madrid, España.
[51]
Empresa Eléctrica Quito, “Normas para Sistemas de Distribución Parte A”, EEQSA, Quito,
2014.
[52]
J. M. Escudero López, Manual de energía eólica:Investigación, diseño, promoción,
construcción y explotación de distintos tipos de instalaciones, Madrid: Mundi - Prensa, 2004.
[53]
J. Manwell, J. McGowan y A. Rogers, Wind energy expalined: Thery, design and aplication,
Wiley and Sons, 2009.
[54]
ABB, Cuaderno d aplicacionestécnicas Nº12. Plantas Eólicas, Barcelona: ABB, 2012.
[55]
J. Carlos, C. Avella, E. Daniel, L. Figueroa, I. T. Ospino, O. Fredy, P. Caicedo, E. Ciro, Q.
Oqueña, J. Ricardo, and V. Medina, “Modelo de gestión energética para el sector productivo
nacional,” vol. 6, no. 1, pp. 2–6, 2008.
[56]
C. Váques ,”Análisis modelamiento y gestión de una microred eléctrica para edificaciones
residenciales usando paneles fotovoltaicos” 2014
[57]
J. e. a. Rodríguez Amenedo, Sistemas Eólicos de Producción de Energía, Madrid: Rueda,
2003.
[58]
Fundación de la energía de la comunidad de Madrid, "Guía Básica de la
Generación
Distribuida", Geáficas Elisa, Madrid, 2007.
[59]
S. J. Watson, D. G. Infield, J. P. Barton, and S. J. Wylie, “Modelling of the Performance of a
Building-Mounted Ducted Wind Turbine,” J. Phys. Conf. Ser., vol. 75, p. 012001, Jul. 2007.
[60]
Banco Intaramericano de Desarrollo, "Perspectivas sobre generación distribuida mediante
enrgías renovables en América Latina y el Caribe", de V Foro de competitividad de las
Américas para el Banco Interamericano de Desarrollo y el Compete Caribbean, Santo
Domingo, 2011.
[61]
G. Stabros and A. Nikos, “Power Limitations and Energy Yield Evaluation for Wind Farm
Operating System.” Renowable Energy, Elsevier, p. 1-23.
102
[62]
LOGITEK, "La gestión de la eficiencia energética", Barcelona, 2013.
[63]
M. M. M. P. Pontoriero P., "Evaluación técnica y eonómica de generación híbrida solareólica en al provinciade San Juan - Argentina", de XIII Encuentro regional iberoamerocano
de Cigré, Puerto Iguazú, 2009.
[64]
Empresa Eléctrica de Godoy Cruz, «Tipos de gtarifas: La Cooperativa,» Belatrix Software
Factory, 2015. [En línea]. Available: http://www.cegc.com.ar/index.php/tarifas. [Último
acceso: 16 Febrero 2015].
[65]
J. Imamura, H. Tsumamuna, and T. Kurokawa, ”Study on the Wind Measurements and
Performance Evaluation”. Vol. 70, Society of Mechanical Engineers, Tokyo, Japan, 2010, p.
1230-1236.
[66]
S. J. Watson, D. G. Infield, J. P. Barton, and S. J. Wylie, “Modelling of the Performance of a
Building-Mounted Ducted Wind Turbine,” J. Phys. Conf. Ser., vol. 75, p. 012001, Jul. 2007.
[67]
G. Stabros and A. Nikos, “Power Limitations and Energy Yield Evaluation for Wind Farm
Operating System.” Renowable Energy, Elsevier, p. 1-23.
[68]
C. Wang and R. G. Prinn, “Potential climatic impacts and reliability of large-scale offshore
wind farms,” Environ. Res. Lett., vol. 6, no. 2, p. 025101, Apr. 2011.
[69]
LOGITEK, “La gestión de la eficiencia energética”, Barcelona, 2013.
[70]
A. Sánchez and A. Viedma, “Energía Eólica.” Editorial Escarabajal, España, 2010.
[71]
R. Pollabazzer, “Estimation of the Energy Output of Windgenerators.” Renowable Energy,
Vol. 29, p. 410-420.
[72]
F. Hongwei, Z. Xuanfu, and L. Yuzhao, ”Optimun Operation of Large Scale Wind Generation
System”. Renowable Energy 16, p. 851-854.
[73]
S. Murakami, S. Mochidu, and A. Kato, ”Development of Local Area Wind Prediction
System”. Journal of Wind Engineering and Industrial Aerodynamics, Vol. 91, Elsevier Ltd., p.
1759-1776.
[74]
“ IEEE Application Guide for IEEE Std 1547TM.” IEEE Standard for Interconnecting
Distributed Resources with Electric Power Systems, pp. 53-57.
[75]
C. A. J. e. a. al, "Modelo de gestión energética para el sector productivo nacional", Bogotá,
2008.
[76]
J J. Campos, R. Gómez y L. Santos, Eficiencia energética y competitividad de empresas, La
Habana: UCF.80, 1998.
[77]
J. M. Escudero López, Manual de energía eólica:Investigación, diseño, promoción,
construcción y explotación de distintos tipos de instalaciones, Madrid: Mundi - Prensa, 2004.
[78]
Secreataría Nacional de Planificación y Desarrollo, Plan Nacional del Buen Vivir 2013 2017, Quito: El Telégrafo, 2013.
[79]
E. Castillo and J. Flowers, “The Regional Replication of Hybrid Power System in Proceeding
Rural.” Chile, 2010.
[80]
R. L. Busby, Wind Power: The Industry Grows Up. PennWell Books, 2012.
103
[81]
J. e. a. Rodríguez Amenedo, Sistemas Eólicos de Producción de Energía, Madrid: Rueda,
2003.
104
ANEXOS
105
Anexo A Resultados diarios de la velocidad y dirección del viento, del mes de octubre
del sector de los chillos del 2014.
Año
Mes
Día
Hora
Velocidad (m/s)
Dirección (°)
2014
10
1
1
0,98
159,01
2014
10
1
2
1,21
220,25
2014
10
1
3
0,96
161,03
2014
10
1
4
1,03
128,4
2014
10
1
5
1,22
157,23
2014
10
1
6
1,11
166,84
2014
10
1
7
1,05
132,2
2014
10
1
8
1,38
178,83
2014
10
1
9
1,92
158,54
2014
10
1
10
4,7
70,49
2014
10
1
11
4,89
62,89
2014
10
1
12
5,35
69,66
2014
10
1
13
5,22
72,74
2014
10
1
14
5,29
67,4
2014
10
1
15
4,67
94,46
2014
10
1
16
5,74
92,8
2014
10
1
17
4,26
86,63
2014
10
1
18
3,65
79,86
2014
10
1
19
2,62
97,66
2014
10
1
20
2,41
100,51
2014
10
1
21
1,36
154,51
2014
10
1
22
1,16
135,04
2014
10
1
23
1,68
227,96
2014
10
1
24
1,08
215,5
2014
10
2
1
2,53
252,64
2014
10
2
2
1,38
180,38
2014
10
2
3
1,15
102,88
2014
10
2
4
1,5
202,92
2014
10
2
5
0,95
63,61
2014
10
2
6
1,46
115,34
2014
10
2
7
1,49
75,36
2014
10
2
8
1,39
102,65
2014
10
2
9
1,21
98,85
2014
10
2
10
1,9
114,28
2014
10
2
11
3,9
47,7
2014
10
2
12
4,83
50,55
106
2014
10
2
13
5,63
59,69
2014
10
2
14
5,01
63,01
2014
10
2
15
4,69
69,42
2014
10
2
16
4,75
91,26
2014
10
2
17
4,29
78,08
2014
10
2
18
3,12
68,24
2014
10
2
19
2,31
96,36
2014
10
2
20
2,04
118,55
2014
10
2
21
2,12
159,61
2014
10
2
22
1,19
91,02
2014
10
2
23
1,25
128,28
2014
10
2
24
1,1
132,79
2014
10
3
1
1,25
128,75
2014
10
3
2
0,96
160,2
2014
10
3
3
1,02
133,26
2014
10
3
4
1,02
107,99
2014
10
3
5
0,79
137,89
2014
10
3
6
1,15
100,27
2014
10
3
7
0,94
168,51
2014
10
3
8
1,3
183,58
2014
10
3
9
0,73
236,62
2014
10
3
10
1,38
210,75
2014
10
3
11
1,21
238,16
2014
10
3
12
2,09
277,09
2014
10
3
13
3,09
48,77
2014
10
3
14
2,21
50,79
2014
10
3
15
3,19
107,87
2014
10
3
16
3,51
131,96
2014
10
3
17
4,7
162,57
2014
10
3
18
4,13
168,86
2014
10
3
19
4,08
178
2014
10
3
20
3,29
176,58
2014
10
3
21
1,85
170,76
2014
10
3
22
1,31
88,29
2014
10
3
23
1,13
78,91
2014
10
3
24
0,95
272,34
2014
10
4
1
0,91
85,44
2014
10
4
2
1,43
156,4
2014
10
4
3
1,44
103,72
107
2014
10
4
4
1,17
127,69
2014
10
4
5
1
89,12
2014
10
4
6
1,3
149,64
2014
10
4
7
0,96
141,69
2014
10
4
8
0,95
125,67
2014
10
4
9
1,02
159,61
2014
10
4
10
1,19
231,4
2014
10
4
11
1,79
220,13
2014
10
4
12
2,56
160,08
2014
10
4
13
4,17
67,05
2014
10
4
14
1,86
168,98
2014
10
4
15
2,84
118,19
2014
10
4
16
2,02
171,83
2014
10
4
17
3,69
123,06
2014
10
4
18
3,56
67,52
2014
10
4
19
1,81
116,3
2014
10
4
20
1,27
288,6
2014
10
4
21
1,93
270,21
2014
10
4
22
1,54
333,81
2014
10
4
23
1,26
251,1
2014
10
4
24
1,31
144,89
2014
10
5
1
1,68
151,9
2014
10
5
2
1,75
138,84
2014
10
5
3
1,5
157,47
2014
10
5
4
1,61
152,6
2014
10
5
5
1,18
195,09
2014
10
5
6
1,14
143,71
2014
10
5
7
1,11
148,22
2014
10
5
8
0,96
156,4
2014
10
5
9
1,23
81,76
2014
10
5
10
1,59
122,7
2014
10
5
11
1,61
196,16
2014
10
5
12
2,58
255,96
2014
10
5
13
3,18
191,05
2014
10
5
14
3,15
54,35
2014
10
5
15
3,94
51,97
2014
10
5
16
3,19
76,78
2014
10
5
17
2,41
227,13
2014
10
5
18
1,82
264,15
108
2014
10
5
19
1,38
157,71
2014
10
5
20
1,85
189,27
2014
10
5
21
2,1
337,61
2014
10
5
22
1,59
273,89
2014
10
5
23
1,1
110,95
2014
10
5
24
1,14
114,87
2014
10
6
1
1,23
121,99
2014
10
6
2
0,96
174,68
2014
10
6
3
1,36
135,04
2014
10
6
4
0,76
177,29
2014
10
6
5
0,98
167,92
2014
10
6
6
0,91
201,85
2014
10
6
7
1,09
149,52
2014
10
6
8
1,17
129,35
2014
10
6
9
1,28
231,16
2014
10
6
10
1,41
99,8
2014
10
6
11
2,14
280,29
2014
10
6
12
1,75
279,82
2014
10
6
13
2,64
176,1
2014
10
6
14
2,81
171,48
2014
10
6
15
2,45
257,51
2014
10
6
16
2,08
314,82
2014
10
6
17
2,23
195,68
2014
10
6
18
2,37
332,62
2014
10
6
19
2,93
221,67
2014
10
6
20
1,84
331,67
2014
10
6
21
0,93
270,92
2014
10
6
22
0,82
269,73
2014
10
6
23
0,79
203,87
2014
10
6
24
0,64
170,17
2014
10
7
1
1,07
282,31
2014
10
7
2
0,78
325,62
2014
10
7
3
0,84
76,54
2014
10
7
4
0,52
186,31
2014
10
7
5
0,93
157,47
2014
10
7
6
1,02
173,37
2014
10
7
7
0,98
191,89
2014
10
7
8
1,18
112,62
2014
10
7
9
1,4
146,79
109
2014
10
7
10
1,36
149,16
2014
10
7
11
1,09
115,23
2014
10
7
12
1,26
185,24
2014
10
7
13
1,5
155,81
2014
10
7
14
1,15
153,55
2014
10
7
15
2,37
45,69
2014
10
7
16
3,36
292,4
2014
10
7
17
3,76
329,66
2014
10
7
18
1,98
144,06
2014
10
7
19
1,42
175,87
2014
10
7
20
1,92
230,21
2014
10
7
21
2,21
343,54
2014
10
7
22
1,8
277,21
2014
10
7
23
1,78
281
2014
10
7
24
1,68
230,09
2014
10
8
1
1,37
320,88
2014
10
8
2
0,99
278,51
2014
10
8
3
1,84
339,86
2014
10
8
4
0,91
327,28
2014
10
8
5
1,23
274,12
2014
10
8
6
1,25
334,41
2014
10
8
7
1,32
224,16
2014
10
8
8
1,14
326,22
2014
10
8
9
0,98
156,05
2014
10
8
10
1,25
133,38
2014
10
8
11
1,44
60,28
2014
10
8
12
1,41
288,6
2014
10
8
13
2,06
163,4
2014
10
8
14
1,64
195,92
2014
10
8
15
1,19
194,5
2014
10
8
16
2,05
180,49
2014
10
8
17
1,13
174,44
2014
10
8
18
1,22
274,24
2014
10
8
19
2,54
319,09
2014
10
8
20
2,81
332,03
2014
10
8
21
2,69
284,21
2014
10
8
22
1,96
271,98
2014
10
8
23
1,57
328,95
2014
10
8
24
1,06
279,22
110
2014
10
9
1
1,07
318,62
2014
10
9
2
0,58
263,09
2014
10
9
3
1,02
332,98
2014
10
9
4
0,64
204,23
2014
10
9
5
0,63
133,03
2014
10
9
6
0,6
181,32
2014
10
9
7
0,96
143,59
2014
10
9
8
0,93
121,99
2014
10
9
9
1,06
126,03
2014
10
9
10
1,43
233,89
2014
10
9
11
1,13
199,95
2014
10
9
12
1,64
70,49
2014
10
9
13
2,45
192,12
2014
10
9
14
3,21
220,96
2014
10
9
15
3,76
310,79
2014
10
9
16
3,5
242,56
2014
10
9
17
2,35
149,52
2014
10
9
18
1,83
154,98
2014
10
9
19
1,29
210,4
2014
10
9
20
1,03
144,66
2014
10
9
21
0,79
188,09
2014
10
9
22
0,8
116,41
2014
10
9
23
0,91
47,47
2014
10
9
24
0,91
127,21
2014
10
10
1
0,72
132,67
2014
10
10
2
0,74
168,63
2014
10
10
3
0,53
109,89
2014
10
10
4
0,71
241,84
2014
10
10
5
0,77
170,29
2014
10
10
6
0,9
341,52
2014
10
10
7
0,66
72,62
2014
10
10
8
0,64
120,21
2014
10
10
9
0,73
111,19
2014
10
10
10
1,18
84,96
2014
10
10
11
1,38
230,93
2014
10
10
12
2,12
265,34
2014
10
10
13
2,04
168,98
2014
10
10
14
4,16
79,51
2014
10
10
15
3,42
160,56
111
2014
10
10
16
4,37
239,23
2014
10
10
17
2,88
141,1
2014
10
10
18
1,38
70,84
2014
10
10
19
1,55
276,38
2014
10
10
20
1,06
329,06
2014
10
10
21
0,95
237,57
2014
10
10
22
0,88
171,36
2014
10
10
23
0,65
282,55
2014
10
10
24
0,83
31,33
2014
10
11
1
0,88
45,92
2014
10
11
2
0,66
118,19
2014
10
11
3
0,86
103
2014
10
11
4
1,03
162,93
2014
10
11
5
1
162,46
2014
10
11
6
1,03
71,08
2014
10
11
7
0,99
102,41
2014
10
11
8
0,83
92,8
2014
10
11
9
1,17
81,41
2014
10
11
10
0,82
182,04
2014
10
11
11
1,15
140,5
2014
10
11
12
1,31
191,41
2014
10
11
13
1,66
235,67
2014
10
11
14
1,99
220,48
2014
10
11
15
2,23
145,96
2014
10
11
16
1,61
222,03
2014
10
11
17
1,46
239,94
2014
10
11
18
1,08
162,81
2014
10
11
19
0,74
73,69
2014
10
11
20
1,05
98,14
2014
10
11
21
0,78
48,3
2014
10
11
22
0,81
239,71
2014
10
11
23
0,93
152,49
2014
10
11
24
1,02
191,29
2014
10
12
1
0,8
201,62
2014
10
12
2
0,93
115,58
2014
10
12
3
1,05
276,61
2014
10
12
4
0,72
103,48
2014
10
12
5
1,45
115,7
2014
10
12
6
1,98
168,39
112
2014
10
12
7
1,21
278,27
2014
10
12
8
1,42
94,1
2014
10
12
9
1,11
103,12
2014
10
12
10
1,2
224,76
2014
10
12
11
1,3
308,65
2014
10
12
12
1,66
260,24
2014
10
12
13
2,24
191,88
2014
10
12
14
2,32
257,98
2014
10
12
15
1,93
218,58
2014
10
12
16
2,58
246
2014
10
12
17
1,68
172,07
2014
10
12
18
1,81
279,22
2014
10
12
19
1,42
112,26
2014
10
12
20
1,25
167,44
2014
10
12
21
0,84
220,6
2014
10
12
22
1
223,09
2014
10
12
23
1,35
196,87
2014
10
12
24
1,23
111,07
2014
10
13
1
1,31
105,38
2014
10
13
2
1,3
198,18
2014
10
13
3
1,17
206,24
2014
10
13
4
2,38
182,75
2014
10
13
5
2,58
192
2014
10
13
6
2,38
174,8
2014
10
13
7
2,58
141,21
2014
10
13
8
2,62
192,6
2014
10
13
9
3,94
197,94
2014
10
13
10
2,3
143,11
2014
10
13
11
3,53
191,76
2014
10
13
12
4,97
219,01
2014
10
13
13
4,27
214,67
2014
10
13
14
5,97
217,87
2014
10
13
15
5,91
221,2
2014
10
13
16
4,62
226,89
2014
10
13
17
3,97
246,23
2014
10
13
18
2,33
274,95
2014
10
13
19
1,91
221,2
2014
10
13
20
1,64
322,78
2014
10
13
21
1,14
264,15
113
2014
10
13
22
0,98
237,69
2014
10
13
23
1,51
84,26
2014
10
13
24
1,67
318,5
2014
10
14
1
1,44
208,97
2014
10
14
2
1,3
222,5
2014
10
14
3
1,22
168,03
2014
10
14
4
1,26
185
2014
10
14
5
1,64
170,88
2014
10
14
6
1,21
318,98
2014
10
14
7
2,58
144,78
2014
10
14
8
3,63
206,84
2014
10
14
9
3,54
208,14
2014
10
14
10
3,91
217,52
2014
10
14
11
4,22
167,44
2014
10
14
12
5,98
139,43
2014
10
14
13
5,69
166,25
2014
10
14
14
5,07
162,81
2014
10
14
15
3,63
153,44
2014
10
14
16
4,53
142,99
2014
10
14
17
4,07
159,49
2014
10
14
18
2,94
124,84
2014
10
14
19
4,25
161,03
2014
10
14
20
1,73
103,12
2014
10
14
21
1,64
225,47
2014
10
14
22
1,59
147,26
2014
10
14
23
1,21
161,98
2014
10
14
24
1,41
128,75
2014
10
15
1
1,18
233,89
2014
10
15
2
1,2
244,93
2014
10
15
3
0,96
116,89
2014
10
15
4
1,12
124,84
2014
10
15
5
0,99
147,5
2014
10
15
6
1,14
119,5
2014
10
15
7
1,17
177,41
2014
10
15
8
1,02
176,34
2014
10
15
9
2,51
154,98
2014
10
15
10
4,24
125,91
2014
10
15
11
3,81
77,49
2014
10
15
12
4,45
115,94
114
2014
10
15
13
5,79
153,79
2014
10
15
14
4,76
125,91
2014
10
15
15
3,57
105,97
2014
10
15
16
4,55
137,42
2014
10
15
17
2,82
93,51
2014
10
15
18
2,07
103,72
2014
10
15
19
1,86
136,82
2014
10
15
20
1,26
148,81
2014
10
15
21
1,05
255,49
2014
10
15
22
1,15
138,6
2014
10
15
23
1,14
101,82
2014
10
15
24
0,91
178,12
2014
10
16
1
0,97
152,37
2014
10
16
2
1,1
156,29
2014
10
16
3
1,35
97,31
2014
10
16
4
1,32
139,08
2014
10
16
5
1,23
150,83
2014
10
16
6
1,03
151,18
2014
10
16
7
1,19
182,16
2014
10
16
8
1,21
116,18
2014
10
16
9
1,57
140,98
2014
10
16
10
2,24
269,85
2014
10
16
11
1,79
217,4
2014
10
16
12
1,82
317,67
2014
10
16
13
1,87
19,58
2014
10
16
14
1,68
68,35
2014
10
16
15
2,77
121,04
2014
10
16
16
2,26
185,48
2014
10
16
17
3,56
60,28
2014
10
16
18
2,93
170,76
2014
10
16
19
2,66
126,97
2014
10
16
20
2,02
276,73
2014
10
16
21
1,57
276,85
2014
10
16
22
1,31
316,13
2014
10
16
23
1,28
261,66
2014
10
16
24
1,13
241,72
2014
10
17
1
1,02
275,66
2014
10
17
2
1,06
194,26
2014
10
17
3
1,52
122,94
115
2014
10
17
4
1,31
113,21
2014
10
17
5
1,26
160,56
2014
10
17
6
1,24
156,4
2014
10
17
7
0,85
198,06
2014
10
17
8
1,32
126,85
2014
10
17
9
1,73
223,21
2014
10
17
10
2,02
191,29
2014
10
17
11
2,16
103,24
2014
10
17
12
2,81
220,96
2014
10
17
13
2,02
170,76
2014
10
17
14
3,99
224,16
2014
10
17
15
3,3
220,6
2014
10
17
16
1,79
107,87
2014
10
17
17
0,98
191,77
2014
10
17
18
1,01
167,44
2014
10
17
19
1,38
271,51
2014
10
17
20
1,62
269,14
2014
10
17
21
1,21
229,98
2014
10
17
22
1,36
331,2
2014
10
17
23
1,21
336,07
2014
10
17
24
0,79
274,6
2014
10
18
1
1
199,84
2014
10
18
2
0,92
225,82
2014
10
18
3
0,96
171
2014
10
18
4
0,88
169,46
2014
10
18
5
0,82
94,46
2014
10
18
6
0,72
189,39
2014
10
18
7
1,19
114,16
2014
10
18
8
1,09
148,57
2014
10
18
9
0,95
169,22
2014
10
18
10
1,57
125,43
2014
10
18
11
1,62
165,42
2014
10
18
12
1,55
135,52
2014
10
18
13
1,8
203,39
2014
10
18
14
2,1
163,17
2014
10
18
15
3,75
288,72
2014
10
18
16
2,34
148,81
2014
10
18
17
2,65
152,61
2014
10
18
18
1,78
325,5
116
2014
10
18
19
1,22
213,72
2014
10
18
20
1,25
102,05
2014
10
18
21
0,9
65,15
2014
10
18
22
0,96
116,77
2014
10
18
23
0,97
101,22
2014
10
18
24
1,01
89,47
2014
10
19
1
0,83
56,13
2014
10
19
2
0,99
69,3
2014
10
19
3
0,79
86,63
2014
10
19
4
0,56
108,34
2014
10
19
5
0,92
69,54
2014
10
19
6
0,78
176,69
2014
10
19
7
0,87
179,07
2014
10
19
8
0,99
192,72
2014
10
19
9
1,29
226,06
2014
10
19
10
1,53
182,15
2014
10
19
11
2,04
117,01
2014
10
19
12
1,76
91,73
2014
10
19
13
2,27
229,98
2014
10
19
14
2,39
129,35
2014
10
19
15
2,86
171,35
2014
10
19
16
1,94
224,16
2014
10
19
17
1,09
150,94
2014
10
19
18
1,95
275,07
2014
10
19
19
1,68
183,46
2014
10
19
20
1,32
281,6
2014
10
19
21
0,9
185,83
2014
10
19
22
0,61
234,25
2014
10
19
23
0,67
281,83
2014
10
19
24
0,81
177,88
2014
10
20
1
0,85
181,8
2014
10
20
2
0,76
135,16
2014
10
20
3
0,98
134,81
2014
10
20
4
1,02
168,63
2014
10
20
5
0,99
161,51
2014
10
20
6
0,69
172,78
2014
10
20
7
0,94
74,76
2014
10
20
8
0,87
227,96
2014
10
20
9
0,93
105,97
117
2014
10
20
10
0,93
127,21
2014
10
20
11
1,51
233,77
2014
10
20
12
1,18
177,76
2014
10
20
13
1,41
234,96
2014
10
20
14
1,02
182,75
2014
10
20
15
2,48
163,05
2014
10
20
16
1,97
116,41
2014
10
20
17
1,05
101,34
2014
10
20
18
0,96
108,23
2014
10
20
19
0,97
234,01
2014
10
20
20
0,79
82,24
2014
10
20
21
0,8
145,84
2014
10
20
22
1,01
123,3
2014
10
20
23
0,88
162,93
2014
10
20
24
1,17
130,65
2014
10
21
1
0,6
185,48
2014
10
21
2
0,83
88,53
2014
10
21
3
0,87
130,65
2014
10
21
4
0,69
147,38
2014
10
21
5
0,76
140,86
2014
10
21
6
1,09
143,59
2014
10
21
7
0,75
105,5
2014
10
21
8
1,46
111,9
2014
10
21
9
0,99
212,77
2014
10
21
10
1,51
143,47
2014
10
21
11
1,99
236,86
2014
10
21
12
2,81
270,44
2014
10
21
13
2,98
167,56
2014
10
21
14
3,43
203,63
2014
10
21
15
3,08
196,87
2014
10
21
16
4,18
213,12
2014
10
21
17
2,2
144,18
2014
10
21
18
1,61
93,39
2014
10
21
19
1,03
194,38
2014
10
21
20
1,5
224,99
2014
10
21
21
0,97
175,63
2014
10
21
22
1,02
161,74
2014
10
21
23
1,06
156,05
2014
10
21
24
1,02
133,26
118
2014
10
22
1
0,96
143,23
2014
10
22
2
1,02
149,17
2014
10
22
3
1,04
164,47
2014
10
22
4
0,86
154,03
2014
10
22
5
1,43
139,44
2014
10
22
6
1,05
197,58
2014
10
22
7
1,54
140,26
2014
10
22
8
1,11
190,34
2014
10
22
9
1,32
56,25
2014
10
22
10
2,48
70,96
2014
10
22
11
2,06
118,91
2014
10
22
12
2,07
186,9
2014
10
22
13
2,34
78,44
2014
10
22
14
3,34
81,17
2014
10
22
15
3,17
125,55
2014
10
22
16
3,54
211,46
2014
10
22
17
2,06
229,86
2014
10
22
18
0,86
168,51
2014
10
22
19
1,92
270,09
2014
10
22
20
0,88
211,94
2014
10
22
21
0,87
168,63
2014
10
22
22
0,86
105,02
2014
10
22
23
0,65
153,67
2014
10
22
24
1,19
190,94
2014
10
23
1
1,1
182,15
2014
10
23
2
1,07
161,86
2014
10
23
3
0,95
165,66
2014
10
23
4
0,97
167,68
2014
10
23
5
1,11
163,88
2014
10
23
6
0,81
180,49
2014
10
23
7
0,89
218,82
2014
10
23
8
1,34
180,38
2014
10
23
9
0,97
193,43
2014
10
23
10
1,34
261,78
2014
10
23
11
1,48
36,19
2014
10
23
12
2,08
173,97
2014
10
23
13
2,81
280,77
2014
10
23
14
3,07
320,28
2014
10
23
15
4,26
201,26
119
2014
10
23
16
2,68
229,38
2014
10
23
17
1,35
199,12
2014
10
23
18
1,94
121,99
2014
10
23
19
1,74
139,2
2014
10
23
20
2,38
281,72
2014
10
23
21
1,83
320,76
2014
10
23
22
1,76
331,56
2014
10
23
23
1,15
240,66
2014
10
23
24
0,83
266,05
2014
10
24
1
1,26
217,64
2014
10
24
2
1
316,01
2014
10
24
3
1,39
161,74
2014
10
24
4
1,18
114,28
2014
10
24
5
1,41
120,45
2014
10
24
6
1,16
144,18
2014
10
24
7
1,24
111,67
2014
10
24
8
1,4
96,48
2014
10
24
9
1,3
123,29
2014
10
24
10
1,66
55,54
2014
10
24
11
2,63
179,9
2014
10
24
12
2,93
169,1
2014
10
24
13
3,15
15,55
2014
10
24
14
3,24
228,91
2014
10
24
15
3,59
278,99
2014
10
24
16
1,97
122,23
2014
10
24
17
1,59
121,63
2014
10
24
18
0,91
213,6
2014
10
24
19
0,8
145,25
2014
10
24
20
1,15
120,21
2014
10
24
21
0,75
167,08
2014
10
24
22
0,78
85,56
2014
10
24
23
0,82
98,38
2014
10
24
24
0,73
244,81
2014
10
25
1
0,93
233,18
2014
10
25
2
0,79
283,73
2014
10
25
3
1,37
281,48
2014
10
25
4
0,85
246,71
2014
10
25
5
0,64
311,03
2014
10
25
6
0,84
199
120
2014
10
25
7
0,93
236,62
2014
10
25
8
1,03
319,33
2014
10
25
9
1,06
170,53
2014
10
25
10
1,21
159,61
2014
10
25
11
1,7
187,5
2014
10
25
12
1,94
153,79
2014
10
25
13
2,76
241,25
2014
10
25
14
4,27
249,68
2014
10
25
15
3,53
156,17
2014
10
25
16
2,12
102,77
2014
10
25
17
2,07
297,14
2014
10
25
18
1,51
263,32
2014
10
25
19
1,17
139,91
2014
10
25
20
1,05
306,76
2014
10
25
21
0,99
239,71
2014
10
25
22
1,16
215,97
2014
10
25
23
0,96
231,4
2014
10
25
24
0,91
128,87
2014
10
26
1
1,02
277,09
2014
10
26
2
1,2
283,26
2014
10
26
3
1,39
221,31
2014
10
26
4
1,26
330,84
2014
10
26
5
1,27
269,49
2014
10
26
6
1,07
327,28
2014
10
26
7
0,92
215,74
2014
10
26
8
0,71
234,49
2014
10
26
9
1,23
93,98
2014
10
26
10
1,34
63,13
2014
10
26
11
1,17
147,98
2014
10
26
12
1,37
244,1
2014
10
26
13
1,56
234,13
2014
10
26
14
2,51
220,6
2014
10
26
15
2,58
256,2
2014
10
26
16
3,87
279,11
2014
10
26
17
3,89
313,16
2014
10
26
18
2,87
173,37
2014
10
26
19
4,05
171,24
2014
10
26
20
3,89
325,98
2014
10
26
21
3,36
274,36
121
2014
10
26
22
2,07
327,28
2014
10
26
23
1,23
278,04
2014
10
26
24
0,9
221,19
2014
10
27
1
1,2
284,8
2014
10
27
2
0,76
278,39
2014
10
27
3
1,19
337,01
2014
10
27
4
1,22
328,83
2014
10
27
5
0,89
173,49
2014
10
27
6
1,27
287,18
2014
10
27
7
0,91
265,93
2014
10
27
8
0,97
230,57
2014
10
27
9
1,09
86,15
2014
10
27
10
1,45
69,54
2014
10
27
11
1,46
270,8
2014
10
27
12
2,37
337,61
2014
10
27
13
1,85
130,18
2014
10
27
14
2,23
146,44
2014
10
27
15
3,71
240,78
2014
10
27
16
3,15
91,14
2014
10
27
17
1,16
86,51
2014
10
27
18
0,69
117,96
2014
10
27
19
0,99
147,74
2014
10
27
20
1
208,14
2014
10
27
21
1,15
227,48
2014
10
27
22
1,39
225,71
2014
10
27
23
0,92
258,46
2014
10
27
24
0,94
281,24
2014
10
28
1
0,91
134,69
2014
10
28
2
0,79
184,05
2014
10
28
3
1,57
154,62
2014
10
28
4
1,65
176,7
2014
10
28
5
1,5
175,86
2014
10
28
6
1,16
190,94
2014
10
28
7
1,13
154,15
2014
10
28
8
1,06
122,35
2014
10
28
9
1,1
218,11
2014
10
28
10
1,59
262,14
2014
10
28
11
2,12
65,86
2014
10
28
12
2,11
87,58
122
2014
10
28
13
2,03
109,17
2014
10
28
14
3,38
298,45
2014
10
28
15
2,37
188,92
2014
10
28
16
2,01
124,6
2014
10
28
17
1,42
256,44
2014
10
28
18
1,35
119,02
2014
10
28
19
1,13
115,46
2014
10
28
20
0,98
133,26
2014
10
28
21
0,74
160,79
2014
10
28
22
0,77
254,19
2014
10
28
23
0,9
92,68
2014
10
28
24
1
196,04
2014
10
29
1
1,08
186,55
2014
10
29
2
0,8
132,2
2014
10
29
3
1,06
115,82
2014
10
29
4
0,77
182,39
2014
10
29
5
0,81
115,82
2014
10
29
6
0,69
155,22
2014
10
29
7
1,42
138,61
2014
10
29
8
0,68
187,61
2014
10
29
9
0,86
175,75
2014
10
29
10
1,53
259,29
2014
10
29
11
1,71
211,46
2014
10
29
12
1,68
257,74
2014
10
29
13
2,91
255,85
2014
10
29
14
4,16
219,18
2014
10
29
15
2,52
64,55
2014
10
29
16
1,32
167,68
2014
10
29
17
1,61
319,45
2014
10
29
18
1,28
273,17
2014
10
29
19
0,8
28,72
2014
10
29
20
0,74
114,16
2014
10
29
21
1,07
146,44
2014
10
29
22
1,04
120,33
2014
10
29
23
1,21
106,92
2014
10
29
24
0,97
138,72
2014
10
30
1
0,8
133,97
2014
10
30
2
1
123,41
2014
10
30
3
1,16
107,39
123
2014
10
30
4
1,07
128,87
2014
10
30
5
0,95
139,43
2014
10
30
6
0,91
126,62
2014
10
30
7
0,98
168,03
2014
10
30
8
1,05
137,06
2014
10
30
9
1
173,73
2014
10
30
10
1,18
263,09
2014
10
30
11
1,46
141,81
2014
10
30
12
2,46
172,9
2014
10
30
13
3,08
265,86
2014
10
30
14
2,82
315,89
2014
10
30
15
3,87
240,54
2014
10
30
16
5,15
281,36
2014
10
30
17
3,74
242,91
2014
10
30
18
3,14
277,56
2014
10
30
19
2,71
329,78
2014
10
30
20
2,82
277,09
2014
10
30
21
1,84
276,14
2014
10
30
22
1,86
229,26
2014
10
30
23
1,71
278,51
2014
10
30
24
1,12
275,54
2014
10
31
1
0,82
210,75
2014
10
31
2
1,06
281,48
2014
10
31
3
0,74
223,33
2014
10
31
4
1,22
116,77
2014
10
31
5
1,3
98,73
2014
10
31
6
1,18
128,75
2014
10
31
7
1,16
104,78
2014
10
31
8
1,17
127,92
2014
10
31
9
1,18
146,67
2014
10
31
10
1,47
234,49
2014
10
31
11
1,44
257,39
2014
10
31
12
1,91
265,93
2014
10
31
13
1,83
145,61
2014
10
31
14
5,63
267,95
2014
10
31
15
6,6
290,97
2014
10
31
16
4,43
262,02
2014
10
31
17
2,77
124,24
2014
10
31
18
1,5
300,11
124
2014
10
31
19
1,23
180,85
2014
10
31
20
2,2
335
2014
10
31
21
1,82
274,71
2014
10
31
22
0,83
140,15
2014
10
31
23
1,11
108,46
2014
10
31
24
1,06
156,88
125
Anexo B Scripts utilizados.
B1. Script para graficar la velocidad del viento en un día
clear,clc
dia=input('Día del mes (1-31): ');
velocidad=xlsread('MArzo_2014','C2:C746');
%interpolar
if any(isnan(velocidad)) %si hay algún NaN
x=1:length(velocidad);
i=find(~isnan(velocidad));
velocidad=interp1(x(i),velocidad(i),x);
end
indice=1:length(velocidad);
x=0.5:1:23.5;
vel_mes=velocidad(indice>(dia-1)*24 & indice<=dia*24);
hold on
plot(x,vel_mes,'ro','markersize',2,'markerfacecolor','r');
plot(x,vel_mes,'b')
xlim([0 24])
title('Velocidad del viento en un día')
xlabel('velocidad')
ylabel('hora')
hold off
B2. Script para encontrar la probabilidad de que la velocidad del viento se
encuentre entre dos límites seleccionados
k=2.8; c=1;
[email protected](x) (k/c)*((x/c).^(k-1)).*exp(-(x/c).^k);
x=linspace(0,3,100);
y=f(x);
hold on
plot(x,y,'r')
x0=0.75;x1=1.25;
126
xx=[x0 x0 x(x>x0 & x<x1) x1 x1];
yy=[0 f(x0) y(x>x0 & x<x1) f(x1) 0];
fill(xx,yy,'y');
res=quad(f,x0,x1)
prob=exp(-(x0/c)^k)-exp(-(x1/c)^k)
text(1.5, max(y)-0.1,num2str(res));
title('Probabilidad')
xlabel('x')
ylabel('f(x)')
hold off
grid
B3. Script para determinar la potencia entregada por el aerogenerador en un
día cualquiera
clear,clc
potencia=xlsread('pc_acciona','AW 70-1500 Class I','B2:B52');
x=0:0.5:25; %velocidad
velocidad=xlsread('marzo_2014','c2:c26');
%interpolar si es necesario
if any(isnan(velocidad)) %si hay algún NaN
x=1:length(velocidad);
i=find(~isnan(velocidad));
velocidad=interp1(x(i),velocidad(i),x);
end
%histograma
horas=hist(velocidad,x)/3.33333;
%convierte a frecuencias
frec=horas/sum(horas); %potencia es vector columna y frec es vector fila
plot(horas)
title('Potencia diaria entregada por el aerogenerador en función de la velocidad del
viento')
xlabel('velocidad m/s')
127
ylabel('potencia Kw')
grid
B4. Script ara determinar la demanda de potencia de una vivienda
clear,clc
demanda=xlsread('demanda','b1:b24');
%histograma
%horas=hist(velocidad,x)/3.33333;
%convierte a frecuencias
%frec=horas/sum(horas); %potencia es vector columna y frec es vector %fila
plot(demanda/1000,'r')
title('Demanda de potencia para un día')
xlabel('velocidad m/s')
ylabel('potencia w')
%plot(frec)
grid
B5. Script para graficar la demanda Vs. la potencia generada
clear,clc
potencia=xlsread('pc_acciona','AW 70-1500 Class I','B2:B24');
x=0:0.5:25; %velocidad
velocidad=xlsread('marzo_2014','c3:c27');
%histograma
horas=hist(velocidad,x)/3.33333;
plot(horas)
ylabel('potencia')
grid
hold on
demanda=xlsread('demanda','b1:b24');
plot(demanda/1000,'r')
title('Potencia entregada VS Demanda diaria')
xlabel('horas')
ylabel('potencia') hold off
128
Anexo C Estudio de carga y demanda
hoja 1 de 1
EMPRESA
ESTUDIO DE CARGA Y DEMANDA
ELECTRICA
QUITO S.A.
Fecha: 2015 / 01 / 27
NOMBRE DEL PROYECTO
ACTIVIDAD TIPO
RESIDENCIAL
LOCALIZACIÓN
IÑAQUITO
USUARIO TIPO
NÚMERO DE
USUARIOS
B
1
PLANILLAS PARA LA DETERMINACIÓN DE DEMANDAS UNTARIAS DE DISEÑO
APARATOS ELECTRICOS Y DE ALUMBRADO
RENGLON
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
DESCRIPCIÓN
Television
Refrigeradora
Microondas
Lavadora
Computador
Cocina de inducción
Ducha eléctrica.
Luminarias
Licuadora
Equipio de sonido
DMU (VA)
Ti(%)
(1+Ti/100)^10
DMUp(VA)
3165,79
1
FSn
DMU
Pn (W)
(%)
(W)
(%)
(W)
3
2
1
1
1
1
1
10
1
1
100
200
1000
500
300
4000
3000
100
375
100
80
80
50
40
80
60
50
20
20
60
80
160
500
200
240
2400
1500
20
75
60
50
60
20
20
50
50
10
20
10
30
50
120
200
100
150
2000
300
20
37,5
30
9675
0,95
CIR
CANT.
TOTAL
Factor de Potencia fp
FFUN
5235
3007,5
Factor de Demanda FDM=DMU(W)/CIR(W)
0,57
Demanda requerida kVA
3,33
Fdiv = 1
1,10
3497,00
Demanda calculada
(kVA)
3,33
Factor Sobrecarga
0,9
Observaciones
129
Anexo D Tabla de conductores AWG
130
Anexo E Atlas Eólico del Ecuador (MEER)
131
132
133
134
135
136
137
138
139
140
141
142
143
144
145
146
Anexo F Long- Bow
147
148
149
150
Anexo G WRPLOTT
151
152
153
154
155
156
157
158
159