Cómo realizar tests de usabilidad con personas ciegas

Cómo realizar tests de usabilidad con personas ciegas
Cómo realizar tests de usabilidad con personas ciegas
Por Mireia Ribera, Miquel Térmens y Maika García-Martín
Resumen: Se presentan una serie de
recomendaciones prácticas para realizar tests de usabilidad con personas
ciegas. Tanto la planificación, como
la ejecución y el análisis posterior son
comentados en detalle para aconsejar un conjunto de buenas prácticas.
El artículo finaliza con algunas reflexiones críticas sobre la pretendida
discapacidad de los usuarios ciegos.
Palabras: Test de usabilidad, Test de
accesibilidad, JAWS, Sintetizadores
de voz, Usuarios ciegos.
Title: Usability
blind users
testing
for
Abstract: Practical recommendations are offered for usability testing to
meet the needs of users who are blind,
including a detailed explanation of
best practices in planning, implementation, and evaluation. The article
concludes with critical reflections
on the supposed limitations of blind
users.
Keywords: Usability testing, Accessibility testing, JAWS, Screen readers,
Blind users
Mireia Ribera Turró, diplomada en biblioteconomía y documentación e ingeniera informática. Es profesora del Departamento de Biblioteconomía y Documentación de la Universitat de
Barcelona. Su área de interés es la accesibilidad digital y ha coordinado la primera traducción autorizada del Consorcio W3C, las WCAG 1.0 al catalán.
Miquel Térmens Graells, doctor en documentación, licenciado en historia y diplomado en biblioteconomía y documentación. Es profesor del Departamento de Biblioteconomía y Documentación
de la Universitat de Barcelona. Sus líneas de investigación se centran en el uso y la preservación
de los documentos digitales y la gestión de bibliotecas digitales.
Maika García Martín, licenciada en biblioteconomía y documentación y máster en gestión de
contenidos digitales. Es profesora del Departamento de Biblioteconomía y Documentación de la
Universitat de Barcelona y consultora de usabilidad en Xperience Consulting. Sus áreas de interés
son la usabilidad, la accesibilidad digital y la arquitectura de la información.
Ribera, Mireia; Térmens, Miquel;
García-Martín, Maika. “Cómo realizar tests de usabilidad con personas ciegas”. En: El profesional de la información,
2008, enero-febrero, v. 17, n. 1, pp. 99-105.
DOI: 10.3145/epi.2008.ene.12
1. Introducción
LA ACCESIBILIDAD DIGITAL EN LOS ÚLTIMOS AÑOS
ha pasado de ser un valor añadido a ser un requisito. En el ámbito
legal, en el caso de España, hemos
pasado de tener leyes que eran
declaraciones de buenas intenciones, como la Lssice (Lssice, 2002),
a una legislación con cada vez más
concreciones, como la Liondau
(Liondau, 2003), hasta llegar a la
exigencia actual de garantizar la
accesibilidad de los discapacitados en sus relaciones con la administración (Real Decreto, 2007).
En el ámbito normativo las directrices WCAG (web content ac-
cessibility guidelines), publicadas
como pautas de seguimiento recomendable para los creadores de
contenido, se han incluido en legislaciones (United States Access
Board) y se han convertido en normas (Aenor, 2004). El diseño accesible, y que sigue los estándares,
actualmente forma parte integral
del pliego de requisitos habituales
de una web.
En este entorno de creciente
demanda son diversas las voces
que claman por una redefinición de
la accesibilidad (Mankoff; Fait;
Tran, 2005; Brajnik, 2006). La visión simplista de equiparar accesibilidad con el cumplimiento de unas
pautas se pone en cuestión (Sloan,
2006) y se recupera la visión más
completa de la accesibilidad dentro
del marco de la usabilidad (Henry,
2007).
Que una web sea accesible,
desde este nuevo punto de vista,
significa que sea usable para personas con discapacidades. Y las pautas son tan sólo un punto de partida
en el camino hacia este objetivo.
Para garantizar una accesibilidad
completa se deben incorporar otros
métodos del diseño centrado en el
usuario; uno de ellos, clave para entender a los usuarios, es el test de
usabilidad.
El profesional de la información, v.17, n. 1, enero-febrero 2008
99
Mireia Ribera, Miquel Térmens y Maika García-Martín
“La idea simplista de
equiparar accesibilidad
con el cumplimiento de
unas pautas se pone en
cuestión y se recupera la
visión más completa de la
accesibilidad dentro del
marco de la usabilidad”
Este artículo quiere contribuir a
facilitar este camino dando algunos
consejos prácticos para realizarlos
con invidentes, a partir de la experiencia de los autores en un caso real realizado en Barcelona con 30 usuarios
ciegos (Termens, et al., 2006). Como
complemento se adjunta un pequeño
listado comentado de recursos para
ayudar a los diseñadores web o creadores de recursos digitales.
2. Fase de definición del
test de usuarios
El primer paso para realizar
un test de usuarios es la planificación. El tiempo de los usuarios es
valioso y caro, por lo que hay que
aprovecharlo al máximo. Algunas
de las especificidades de los tests
con personas ciegas que afectan
la fase de planificación son las siguientes:
– Test ecológico/test con formación previa. Una de las grandes
decisiones en la etapa de planificación es saber si se desea realizar un
test ecológico, es decir, sin alterar
las condiciones naturales aunque
haya más variabilidad, oun testalrededor de unas condiciones dadas,
que se prevé que se van a cumplir
en el entorno a diseñar. En el caso
de las personas ciegas, una de las
opciones principales a alterar es el
conocimiento de las posibilidades
del programa JAWS, el lector de
pantalla más usado en España y que
ha ido incrementando sus funcionalidades en las últimas versiones (la
más reciente versión comercial es la
6.20), incorporando teclas rápidas
para desplazarse a saltos, navegar
más rápidamente, etc. Ahora bien,
dado su coste, muchos usuarios aún
utilizan versiones antiguas (3.7 es
la más habitual), que no ofrecen estas posibilidades. Incluso en el caso
de las personas ciegas que por motivos laborales pueden acceder a las
últimas actualizaciones, a menudo
no conocen todas sus posibilidades
debido a la formación recibida. Si
lo que se desea es testear alguna
aplicación con las versiones recientes de JAWS habrá que llevar a cabo
sesiones previas de formación de
los usuarios. En cualquier caso, se
deberá tener constancia de la versión del programa utilizada a nivel
particular o laboral para tener datos
de las plataformas informáticas habituales de consulta.
– Familiarización con las herramientas. Antes de empezar a trabajar con los usuarios es necesario
que el equipo de investigación se
habitúe con la tecnología de asistencia correspondiente para entender
mejor las acciones de estos y los
posibles problemas que se puedan
encontrar. En este punto, es casi
imprescindible contar con una persona especializada en la tecnología
que explique al equipo su uso real,
las dificultades y los detalles de
configuración. También será necesario consultar los manuales de las
tecnologías de asistencia y de las
aplicaciones a utilizar para conocer
las posibilidades. La consulta de
los manuales no suele ser suficiente y se deben revisar forums o webs
especializados (como por ejemplo
Jawsesp, Rnib, WebAIM) para conocer bugs, o workarounds frecuentes
en las tareas a realizar. Otros tests
similares ya realizados también son
una buena fuente de información, si
bien no son muy numerosos.
investigación simula la realización
de un test usando las tecnologías
de asistencia. Presenta serias dificultades pues es difícil usar la
misma lógica que los usuarios en
el aprendizaje de las herramientas.
Por ejemplo, en el caso de JAWS los
usuarios reales deben memorizar
todas las teclas de accionamiento
para usarlo y a menudo sólo recuerdan un número muy reducido de
ellas; en cambio, la tendencia del
equipo de investigación será la de
aprender las funciones más avanzadas y anotarlas para recordarlas. La
recomendación es usar esta técnica
con un dominio mínimo de los comandos básicos necesarios para la
tarea y probarlos realizando el test
en las mismas condiciones que los
usuarios (por ejemplo con la pantalla apagada y sin ratón).
“El tiempo de los usuarios
es valioso y caro, por lo
que hay que aprovecharlo
al máximo”
http://ar.groups.yahoo.com/
group/jawsesp/
http://www.rnib.org.uk
http://www.webaim.org/
– Prueba piloto. Como en todos los tests de usabilidad, idealmente se debe realizar con unos
pocos usuarios para detectar situaciones no previstas, necesidades no
atendidas o para comprender mejor
el funcionamiento de la interacción. Dado que tanto la modalidad
de la interacción, las herramientas
usadas, como el modelo mental de
los usuarios ciegos difieren en gran
medida del común entre los facilitadores, en este colectivo esta prueba
tiene más importancia. Para sacarle
mayor provecho, se deberá cerrar la
prueba piloto con una revisión posterior en la que se haga participar
al usuario y se le pregunten algunos
aspectos de la interacción, problemas surgidos, etc.
– Screening. Es una técnica
que consiste en que el equipo de
– Elección de la ubicación del
test. Espacio de los usuarios. Para
100 El profesional de la información, v.17, n. 1, enero-febrero 2008
Cómo realizar tests de usabilidad con personas ciegas
Recursos para el diseño accesible dirigido a personas ciegas
1. Manuales
Clark, Joe. Building accessible websites. 2002.
Uno de los libros clásicos sobre accesibilidad, disponible en la web. Su autor está ahora involucrado en el comité PDF/UA, la subversión del formato
pdf enfocada a usabilidad y accesibilidad. Algunos de sus escritos recientes han sido muy críticos
con las WCAG 2.0.
http://joeclark.org/book
Letorneau, C.; Freed, G. Welcome to the curriculum for web content accessibility guidelines 1.0.
2000. Manual para entender y aplicar las WCAG
1.0.
http://www.w3.org/WAI/wcag-curric
Thatcher, Jim. Jim Thatcher.com. El web personal de un experto en accesibilidad y autor de uno
de los clásicos en el área, ofrece una guía sobre
cómo hacer una web accesible con consejos prácticos basados en la experiencia.
http://www.jimthatcher.com/site_resources.htm
http://www.drc-gb.org/library/website_accessibility_guidance.aspx
IBM. Web accessibility. Lista de 16 directrices
creadas por IBM para garantizar la accesibilidad
web con explicaciones de su motivación, funcionamiento, etc.
http://www-306.ibm.com/able/guidelines/web/
accessweb.html
University of Washington. DO-IT Streaming videos
with supporting publications. DO-IT es una iniciativa de la Universidad de Washington para facilitar
la inclusión de estudiantes con discapacidades. Su
web dispone de interesantes vídeos en los que se
muestra diferentes situaciones de acceso a internet
con tecnologías de asistencia.
http://www.washington.edu/doit/Video/
WebAim. Web Accessibility in Mind es una organización sin fines de lucro de EUA que promueve
la accesibilidad en la web. Reune un conjunto de
recursos y consejos para crear webs y documentos
electrónicos accesibles.
http://www.webaim.org
2. Webs con recursos
Disability Rights Commission. Website accessiblity
guidance. London: The Stationery Office. La comisión para los derechos de los discapacitados
es una agencia independiente creada por el parlamento de Inglaterra para promover y vigilar el
cumplimiento de los derechos de este colectivo. Su
web, además de ser ejemplar, incluye un código
de buenas prácticas para crear webs accesibles
en el marco de la DDA, la legislación vigente en
el Reino Unido.
un test ecológico es recomendable
realizarlo en su domicilio particular o en su lugar de trabajo (Clark,
2007; Coyne; Nielsen, 2001a). Este
enfoque es más informativo (conoceremos más detalles del contexto
real de los usuarios donde hacen
sus tareas; ellos trabajarán con su
configuración personal, etc.) pero
menos controlado. En cualquier
caso, para garantizar el éxito deberemos:
a. Saber qué dispositivos utilizan y conocerlos.
b. Garantizar que dispongan de
monitor.
c. Asegurar que tengan acceso
3. Accesibilidad pdf
Johnson, Duff. Planet pdf. Accessible pdf. El
principal recurso para estar al día en accesibilidad
para el formato pdf.
http://www.planetpdf.com/enterprise/learningcenter.asp?ContainerID=1505
a internet (si se realiza un test de
una web) y/o los programas necesarios para las tareas a ejecutar.
– Espacio controlado. Si lo
que se desea es prever el uso de un
punto de consulta adaptado, no está
fuera de lugar realizar el test en un
laboratorio con unas condiciones
más pautadas. Este enfoque es más
controlado (por ejemplo, es ideal
para tests cuantitativos) pero menos
realista. Se debe tener en cuenta
que muchos usuarios no dominan
la configuración de las herramientas que usan, y que en un entorno
nuevo no trabajan en las mismas
condiciones que en casa o en el
trabajo, donde otra persona les ha
personalizado las herramientas. En
cualquier caso, para garantizar el
éxito deberemos:
a. Saber cuáles son los dispositivos exactos que utiliza el participante y adquirirlos tanto a nivel
de hardware (teclados específicos)
como a nivel de software (JAWS u
otros).
b. Proporcionar un medio de
transporte que les facilite la llegada al laboratorio o, si se da el caso,
que esté cercano a un transporte
público conocido por el usuario y
ofrecer acompañarle. Algunas personas ciegas son bastante autóno-
El profesional de la información, v.17, n. 1, enero-febrero 2008
101
Mireia Ribera, Miquel Térmens y Maika García-Martín
4. Artículos
5. Herramientas
Lazar, Jonathan; Allen, Aaron; Kleinman,
Jason; Malarkey, Chris. “What frustrates screen
reader users on the web: a study of 100 blind users”.
En: International journal of human-computer interaction, 2007, v. 22, n. 3, pp. 247-269.
Ai Squared. Zoomtext 9.1. El amplificador de
pantallas Zoomtext es el más usado en España.
La mayoría de usuarios amplia entre 1,75x y 3x.
Se puede descargar una versión de demostración
con una duración de 30 días.
http://www.aisquared.com/index.cfm
Conclusiones de la observación de 100 usuarios.
Se analizan las causas más frecuentes de problemas en la interacción con sintetizadores de pantalla.
“Special issue: accessibility of web-based information for people with disabilities”. En: Library hi
tech, 2002, v. 2, n. 2.
“Special issue: accessibility of web-based information resources: part 2”. En: Library hi tech, 2002,
v. 2, n. 4.
Monográficos de la revista dedicados a accesibilidad y coordinados por Axel Schmetzke.
Theofanos, M. F.; Redish, J. “Guidelines for accessible –and usable– web sites: observing users
who work with screenreaders”. En: Interacions,
2003, v. 10, n. 6, pp. 38-51.
Directrices específicas para usuarios ciegos basadas en la observación de 16 usuarios de JAWS y
WindowsEyes.
Theofanos, M. F.; Redish, J. “Helping low-vision and other users with web sites that meet their
needs: Is one site for all feasible?”. En: Technical
communication, 2004, n. 52, pp. 9-20.
Conclusiones de la observación de 10 usuarios
de Zoomtext (amplificador de pantalla) y consejos
para la creación de contenido accesible.
Freedom Scientific. JAWS 7.10.
El lector de pantallas JAWS es el más usado en
España. Se puede usar en modo demostración,
sin pagar la licencia, con la única restricción de
un uso limitado a 40 minutos, tras los cuales
hay que reiniciar el ordenador para volverlo a
utilizar. Su utilización requiere un poco de familiarización con las teclas de comandos.
http://www.freedomscientific.com/fs_downloads/
jaws.asp
Vision Australia. “Web accessibility toolbar”. Una
empresa dedicada a la distribución de productos
para personas ciegas y con problemas de visión
difunde en su web interesantes recursos para el
webmaster. En particular la barra de herramientas
es instalable en Internet Explorer y Opera y es muy
útil para verificar el cumplimiento de las WCAG de
forma semiautomática; además incluye una sección de simulaciones muy interesante. También en
su web podemos encontrar una clara descripción
de las principales tecnologías de asistencia para
personas ciegas y con baja visión (Adaptive technology handbook).
http://www.visionaustralia.org.au/info.
aspx?page=614
http://www.visionaustralia.org.au/info.
aspx?page=1230
mas en sus desplazamientos, pero
problemas típicos de obras en la
calle, o el cambio de recorrido de
un transporte público les representan serias barreras para la llegada.
En el caso que el desplazamiento
se realice en taxi se deberá avisar
para que se admitan los perros lazarillo.
arquitectónico, aunquela mayoría
de los casos las barreras son superables para las personas ciegas con
acompañamiento personal. Algunos aspectos a tener en cuenta son
la inexistencia de peldaños en la
entrada, la presencia de suelos llanos y regulares y la disponibilidad
de ascensor.
c En el cálculo de los costes
de transporte y en la adecuación de
las instalaciones deberemos tener
en cuenta que muchos invidentes a
menudo se desplazan con acompañantes.
– Agradecimiento. Para agradecer su participación es habitual
dar una pequeña compensación
económica a los participantes en
el test. Aunque algunas directrices
(Coyne; Nielsen, 2001a) recomiendan dar los honorarios en metálico,
por cuestiones de control adminis-
d. Finalmente, el espacio idealmente debería ser accesible a nivel
102 El profesional de la información, v.17, n. 1, enero-febrero 2008
trativo los autores optaron por dar
tarjetas-regalo de compra, que no
presentaron ningún problema.
– Planificación de la duración.
Por último, debemos tener en cuenta que un ciego tarda entre dos y tres
veces más que un usuario no-ciego
para completar la misma tarea, y los
requerimientos cognitivos de mantener la atención concentrada por el
oído son superiores a los de la vista.
Estos hechos provocan que la fatiga, en los tests realizados por este
colectivo, sea superior y haya que
reducirla con tareas de menor duración y paradas de descanso durante
la realización.
Cómo realizar tests de usabilidad con personas ciegas
3. Fase de reclutamiento
de usuarios
Como en todos los tests de
usabilidad, se debe disponer de un
guión preestablecido con las explicaciones e instrucciones a dar a
los potenciales participantes desde
el primer contacto. En el caso de
las personas ciegas se les comunicará por vía oral preferiblemente,
mediante una llamada telefónica.
Durante los breves minutos de esta
llamada hay que informar de todos
los aspectos que puedan influir su
decisión a formar parte del test y es
importante detectar si se cumplen
los criterios de inclusión para ser
incluido en el estudio.
Finalmente, no es necesario
disponer de una versión en braille
del resumen de la investigación que
se está llevando a cabo ni del documento de consentimiento informado, pues basta con enviar el fichero
de texto por correo electrónico con
suficiente antelación a los usuarios
para que se lo lean en casa con la
ayuda del ordenador o de algún
amigo o familiar.
El proceso de captación se puede hacer a partir de empresas de reclutamiento de usuarios o lo pueden
hacer los propios investigadores del
equipo. Si se opta por la primera opción hay que tener en cuenta
que el usuario ciego es considerado
como un perfil “alto” y de difícil
captación, al mismo nivel que un
alto ejecutivo. Esto viene justificado por dos motivos. En primer lugar
porque se trata de un porcentaje de
población reducida. Además, porque no todas las personas ciegas, al
igual que no toda la población en
general, hacen el mismo uso de las
tecnologías de la información. El
número de usuarios potenciales es
por tanto muy reducido. Por todo
ello, el precio de captación de un
usuario ciego es entre un 50% a un
100% más caro que el de un perfil
habitual.
Si se reclutan los participantes
de forma directa, se recomienda
contactar con las asociaciones de
discapacitados locales y pedir su
colaboración. En el caso de JAWS,
el equipo investigador intentó conseguir usuarios a través de la lista
Jawsesp, pero los únicos voluntarios fueron personas del otro lado
del Atlántico. A partir de unos pocos usuarios identificados se puede
contar un poco con el boca-oreja de
los participantes que conocen otras
personas que también podrían participar.
4. Fase de ejecución
En general las personas ciegas
son muy consideradas con las necesidades de las personas no-ciegas.
En el test habrá que hacer especial
hincapié en que son ellos los que
se deben sentir cómodos en esa
situación –tanto si se realiza en su
domicilio como en un laboratorio
especializado– y adaptar el entorno
a su gusto.
Habitualmente los invidentes
están más acostumbrados a tratar
con personas no-ciegas que viceversa. Por tanto, se recomienda a
los investigadores que actúen con
espontaneidad tanto en la manera
de hablar como en el trato.
Recomendamos preguntar de
forma natural directamente a la
persona ciega cualquier duda en
cuanto a comportamiento o expresiones. Según nuestra experiencia,
los participantes ciegos no se sienten incómodos en estas situaciones
de vacilación de los investigadores,
sino todo lo contrario, acostumbran
a mostrarle cómo debe actuar y dan
buenos consejos. De esta manera
es mucho más fácil saber la forma
de ofrecerle el brazo para hacerle
de guía a una persona invidente o
preguntarle si ha “leído” o “visto”
una sección de la web sin que esta
terminología y/o comportamiento
sea ofensiva:
– “Después de cenar me gusta sentarme en el sofá para mirar
la tele con mi familia”, comentaba
una participante.
– “Cuando ofreces el brazo,
debes caminar siempre un paso por
delante de la persona ciega, ello nos
ayuda a saber si hay una escalera
o un desnivel. Eso sí, no permitas
nunca que un ciego se cuelgue de tu
brazo, debes hacer de guía pero no
tirar de nosotros”, aconsejaba otro
participante.
“Recomendamos
preguntar de forma natural
directamente a la persona
ciega cualquier duda en
cuanto a comportamiento
o expresiones”
Algunas personas ciegas llevan
un perro lazarillo como acompañante. Se debe conocer el código
de comportamiento respecto al animal y asegurar también su comodidad proporcionando un recipiente
con agua. Si se le dan galletas, que
sean sin calorías, pues algunos de
los perros siguen dietas estrictas.
Cuando lleva puesto el arnés está
trabajando; en estas circunstancias
está entrenado para no responder
a ningún estímulo exterior puesto
que se podría desconcentrar y provocar un incidente a su amo, por
lo que se debe obviar su presencia.
En el momento que la persona ciega se lo quita, ya puede ser tratado
como cualquier animal de compañía.
Si el test se realiza en un laboratorio especializado se recomienda
informar al participante de la distribución de la habitación, de los ordenadores, de las cámaras de vídeo u
otros aparatos que puedan formar el
conjunto tecnológico de la prueba.
También es importante que saluden
las personas que se encuentran en la
sala y conozcan previamente el rol
de cada una ellas.
Antes de iniciar la sesión deberemos explicarle que se irán toman-
El profesional de la información, v.17, n. 1, enero-febrero 2008
103
Mireia Ribera, Miquel Térmens y Maika García-Martín
do notas en papel (u ordenador). Y
durante los tiempos muertos que se
den en las sesiones, recordarle al
usuario que la parada se debe a las
notas que se están tomando.
Asimismo hay que comunicarle
si se mueve un objeto de lugar (sus
objetos personales como abrigo,
bolso, bastón o alguna bebida que
se le ofrezca), especialmente si el
test se realiza en su casa.
En cuanto a la comunicación
con el participante, se debe tener
muy presente que el único canal es
el oído, el mismo con el que él interactúa con el ordenador. Con tal
de evitar interferencias y garantizar
una buena comunicación se recomienda:
a. Pedirle que silencie el sintetizador de voz durante la lectura de
las tareas para facilitar su comprensión.
b. Escribir el comportamiento
de los usuarios durante la ejecución
de la prueba y realizar las preguntas
oportunas al final de las tareas.
c. El protocolo de pensamiento explícito presenta dificultades
con el uso de sintetizadores de voz
(Chandrasheka et al., 2006). En
cualquier caso, se pueden hacer
preguntas o pedir explicaciones tras
haber realizado el test con resultados más que aceptables, puesto que
las personas ciegas suelen tener
muy buena memoria y retienen los
detalles para explicarlos después.
d. Durante la sesión con ellos
hay que dar señales de comunicación verbal para mantener el contacto. Se recomienda hacer uso de
expresiones cortas y con poca carga
semántica, como por ejemplo: “de
acuerdo”, “sí”, “ajá”. En situaciones con personas no-ciegas este
tipo de comunicación se resolvería con la comunicación no verbal:
miradas de asentimiento y lenguaje
corporal.
Si el facilitador se queda en la
sala del test, al inicio de la sesión
debe sentarse cerca del participante
y evitar cambiar de lugar durante
la ejecución de la prueba. Se recomienda escoger un lugar desde
donde pueda ver las acciones que
realiza el usuario y oír bien el sintetizador de voz.
En el momento de iniciar la
prueba debe ofrecerse la posibilidad
de ajustar la velocidad de JAWS en
función de las preferencias del participante. Tiene especial relevancia
si el tiempo se toma como indicador
de eficiencia. Sin embargo, nuestra
experiencia es que por deferencia al
facilitador y por dificultades técnicas de configuración, la mayoría de
usuarios no modifican la configuración por defecto del programa.
5. Infraestructura
informática
El uso de tecnologías de asistencia presenta una dificultad adicional en la preparación de la plataforma informática del test. Con
las personas ciegas debemos tener
un teclado normativo con las teclas
de función y controles en posición
normalizada, pues tienen memorizada su posición. Debe disponer
de relieves en las teclas “f” y “j”
para facilitar el posicionamiento
de las manos y en algunos casos
se ofrecerán relieves adicionales a
petición del usuario. Por otra parte, los usuarios ciegos no usan el
ratón.
Para el seguimiento del test hay
que tener en cuenta que JAWS trabaja con un cursor virtual que no se ve
por pantalla y cuyos movimientos
no desplazan el foco de la ventana.
El observador no podrá en muchos
casos hacer un seguimiento visual
del foco de atención del usuario,
especialmente cuando se consulten
documentos más largos que la pantalla. En estos casos es recomendable disponer de una versión impresa
de las páginas consultadas y hacer
un seguimiento por oído, aunque
para ello hace falta un poco de entrenamiento.
104 El profesional de la información, v.17, n. 1, enero-febrero 2008
Si se usa software para registrar
las sesiones es muy fácil que aparezcan problemas técnicos, pues tanto
los programas de grabación de tests
como JAWS trabajan con controladores de pantalla a un nivel muy cercano al hardware y a menudo se dan
conflictos. En nuestra experiencia
usamos Morae (versión 1.3), de TechSmith, y tras varios intentos conseguimos grabar las sesiones inhabilitando la opción de configuración
de Morae Recorder “Disable display
acceleration”; aún así no conseguimos grabar los accionamientos.
La revisión de las sesiones es
más costosa que en otros entornos,
lo que aconseja marcar en tiempo
real los diferentes momentos de
interacción para poder hacer un
análisis pormenorizado a posteriori
sin un trabajo excesivo. El lenguaje
gestual de las personas ciegas difiere un poco del de los usuarios no
ciegos y en caso de grabación, hay
que aumentar el campo de visión de
la cámara web.
6. Fase de despedida
Los usuarios invidentes mantienen durante toda la sesión un alto
compromiso con las tareas que realizan. Es por ello que tienen un gran
interés por conocer las respuestas
correctas o saber cuál es la resolución adecuada de una tarea. La
fase de despedida es el momento de
resolver todas aquellas dudas que,
en aras de la fiabilidad del estudio,
no se habían podido comunicar durante la ejecución. De nuevo, habrá
que recordar al usuario que la evaluación realizada está enfocada a la
tecnología y no a los participantes.
Es importante agradecer su participación, su buena predisposición
y ofrecerle vías de comunicación
con el equipo para cualquier duda
o comentario que pueda surgirle en
los días posteriores a la realización
de la prueba.
Se deben ofrecer al participante
las mismas comodidades a su llegada que en su retorno. Es habitual
Cómo realizar tests de usabilidad con personas ciegas
acompañarle a un punto conocido
por él. El momento de acompañamiento suele ser un rato muy relajado, sin tensiones y un espacio de
tiempo de comentarios y percepciones que aportan mucha información
cualitativa al estudio.
“Algunas observaciones
nos han hecho patentes
las capacidades
extraordinarias de este
colectivo”
6. Fase de análisis
El análisis de los resultados del
test realizado con JAWS requiere un
esfuerzo adicional respecto de uno
habitual. Se debe hacer un análisis
por oído, al que no estamos habituados y se debe tener en cuenta la existencia, ya mencionada, de los dos
cursores, el del Pc y el de JAWS. En
algunas situaciones el usuario queda atrapado por algún error y salta
de un cursor a otro sin saber donde
está, y la interacción se vuelve muy
caótica. Finalmente, igual como se
ha previsto más tiempo en la realización de tareas respecto al necesario
en pruebas para no-ciegos, también
se destinará más tiempo en su análisis, pues se seguirá el ritmo del usuario en la resolución de tareas.
7. Reflexiones
La visión egocéntrica de la mayoría de diseñadores es ver la discapacidad como una falta de habilidades para realizar tareas de forma
productiva. Ahora bien, nuestra experiencia es que principalmente lo
que se produce es un gran desajuste
entre el diseño de las aplicaciones
y el estilo cognitivo de las personas
ciegas, en la línea de la visión más
moderna de las discapacidades (Palacios; Romanach, 2006).
Algunas observaciones nos han
hecho patentes las capacidades extraordinarias de este colectivo frente a los usuarios no-ciegos, como
por ejemplo:
– La capacidad de memorización superior demostrada en la
respuesta a las preguntas de satisfacción y en la asimilación de la estructura del documento.
– La comprensión lingüística
avanzada que les permitía detectar
de forma muy aguda incoherencias
e inconsistencias tanto en las preguntas, como en el texto, como en
la estructura. Una comprensión que
les permitía seguir el texto a pesar
de la falta de prosodia de la síntesis
automática de voz.
– La tolerancia a la frustración
y a la fatiga: a pesar de las diversas
dificultades experimentadas en el
test, los usuarios demostraron una
gran capacidad de adaptación a las
posibilidades y fueron muy perseverantes en la realización de las tareas.
8. Bibliografía
Aenor UNE 139803:2004. Aplicaciones informáticas para personas con discapacidad. Requisitos de accesibilidad para contenidos en la web.
Brajnik, Giorgio. “Web accessibility testing:
when the method is the culprit”. En: Lecture
notes in computer science, 2006, n. 4.061, pp.
156-163.
Chandrashekar, Sambhavi, [et al]. “Using
think aloud protocol with blind users: a case for
inclusive usability evaluation methods”. En: 8th
International ACM sigaccess conference on computers and accessibility, 2006, pp. 251-252.
Clark, Joe. Screen-reader usability study. Consultado en: 24-04-07.
http://joeclark.org/access/research/E-commerce-plus-screenreader/
Coyne, Kara Pernice; Nielsen, Jacob. How to
conduct usability evaluations for accessibility:
methodology guidelines for testing websites and
intranets with users who use assistive technology. Fremont, CA: Nielsen Norman Group, 2001.
Coyne, Kara Pernice; Nielsen, Jacob. Beyond
ALT text: making the web easy to use for users
with disabilities: design guidelines for websites
and intranets based on usability studies with
people using assistive technology. Fremont, CA:
Nielsen Norman Group, 2001.
Henry, Shawn Lawton. Just ask: integrating
accessibility throughout design. Consultado en:
24-04-07.
http://www.uiaccess.com/accessucd
Liondau, Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de
igualdad de oportunidades, no discriminación y
accesibilidad universal de las personas con discapacidad, (BOE, n. 289, de 3 diciembre 2003).
Lssice, Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios
de la sociedad de la información y de comercio
electrónico, (BOE, n. 166, de 12 julio 2002).
Mankoff, Jennifer; Fait, Holly; Tran, Tu. “Is
your web page accessible? A comparative study
of methods for assessing web page accessibility
for the blind”. En: Sigchi conference on human
factors in computing systems, 2005, pp. 41-50.
Real Decreto 366/2007, de 16 de marzo, por el que
se establecen las condiciones de accesibilidad y no
discriminación de las personas con discapacidad
en sus relaciones con la Administración General
del Estado, (BOE, n. 72, de 24-marzo-2007).
Palacios, Agustina; Romanach, Javier. El modelo de la diversidad. La bioética y los derechos
humanos como herramientas para alcanzar la
plena dignidad en la diversidad funcional. Consultado en: 24-04-07.
http://www.asoc-ies.org/docs/modelo%20
diversidad.pdf
Sloan, David, et al. “Contextual web accessibility-maximizing the benefit of accessibility
guidelines”. En: International cross-disciplinary
workshop on web accessibility (W4A), 2006, pp.
121-131. Consultado en: 24-04-07.
http://www.ukoln.ac.uk/web-focus/papers/w4a2006/
Termens, Miquel, et al. Estudio de la accesibilidad de la documentación científica en soporte digital. Barcelona: 2006. Estudio subvencionado por:
Programa de Estudios y Análisis, del Ministerio de
Educación, Cultura y Deporte, convocatoria 2006,
ref: EA2006-0049. Consultado en: 24-04-07.
http://www.centrorecursos.com/mec/ayudas/
repositorio/20061215001338EA2006-0049.%20
Informe%20final.pdf
United States Access Board. Section 508 homepage: electronic and information technology.
Consultado en: 24-04-07.
http://www.access-board.gov/508.htm
W3C. Web Content Accessibility Guidelines 1.0.
May 1999. Consultado en: 24-04-07.
http://www.w3.org/TR/WAI-WEBCONTENT/
W3C. Web Content Accessibility Guidelines 2.0.
W3C Working Draft 27 April 2006. Consultado
en: 24-04-07.
http://www.w3.org/TR/WCAG20/
Mireia Ribera, Miquel Térmens,
Maika García Martín, Departamento de Biblioteconomía y Documentación de la Universitat de
Barcelona, Melcior de Palau, 140,
08014 Barcelona.
ribera@ub.edu
termens@ub.edu
maika.garcia@gmail.com
El profesional de la información, v.17, n. 1, enero-febrero 2008
105