cóMo iMpleMentar un plan nacional de deMencia - Acta Sanitaria

Mejora del cuidado de las personas
con demencia en todo el mundo
Cómo implementar
un plan Nacional
de Demencia: ideas
y recomendaciones
sanitas.es
alz.co.uk
AGRADECIMIENTOS
Sanitas, como parte de Bupa, y la Alzheimer’s Disease International (ADI), desean agradecer a la profesora
Anne Margriet Pot1,2,3 y a la doctora Ionela Petrea1 la elaboración de este estudio internacional.
La profesora Pot y la doctora Petrea agradecen sinceramente el tiempo, la capacidad y la experiencia de los
entrevistados: Alistair Burns, Director Nacional para la Demencia (Inglaterra); Gerdien Franx, Jefe de Programme
Care-Innovation, Trimbos-Institute (Países Bajos); Florence Lustman, Inspecteur Général des Finances en Charge
du Plan Alzheimer, y Sandrine Lemery, Mission de Pilotage du Plan Alzheimer (Francia); Julie Meerveld, Directora de
Promoción e Innovación en Asistencia, Alzheimer Nederland; Mike Splaine, Splaine Consulting, (Estados Unidos),
y Marc Wortmann, Director Ejecutivo de la Alzheimer’s Disease International (ADI); Jean Georges, Director Ejecutivo
de Alzheimer Europe (AE); y Tarun Dua, Director Médico del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias,
Organización Mundial de la Salud, Ginebra, por sus amables aportaciones y recomendaciones.
También desean agradecerles sus comentarios sobre una versión anterior de este informe. La profesora Pot y
la doctora Petrea también muestran su gratitud a James Thompson y al profesor Graham Stokes, de Bupa,
que apoyaron la elaboración de este informe.
Trimbos Institute, Netherlands Institute of Mental Health and Addiction, Utrecht
VU University, EMGO+, Ámsterdam
3
Facultad de Psicología, Universidad de Queensland (Australia)
1
2
La Fundación Sanitas apoya la difusión de este informe, en línea con su
compromiso por la creación de un Plan Nacional de Demencia en España
Publicación
Las citas a este informe se deben realizar de la siguiente manera: “Pot, A. M. & Petrea, I., Bupa/ADI report:
“Cómo implementar un Plan Nacional de Demencia: ideas y recomendaciones”. Londres. Sanitas, Bupa y ADI.
Octubre 2013”.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
3
CONTENIDO
1. PRÓLOGO4
2. RECOMENDACIONES6
3. INTRODUCCIÓN10
4. CONTENIDO16
Qué debe CONTEMPLAR un Plan Nacional de Demencia
5. DESARROLLO20
Una guía para desarrollar un Plan Nacional de Demencia
6. EJECUCIÓN24
Factores que afectan a la ejecución de un Plan Nacional de Demencia
7. Referencias y material de lectura
36
ANEXO 1. METODOLOGÍA
40
ANEXO 2. Avances en política sobre la demencia
42
ANEXO 3. Descripción de los Planes Nacionales de Demencia y
las políticas de apoyo
44
–Australia
44
–Francia
47
– Países Bajos
48
–Noruega
50
– Corea del Sur
50
– Reino Unido (Inglaterra)
52
–Estados Unidos
56
SOBRE SANITAS, FUNDACIÓN SANITAS, BUPA Y ADI
58
PRÓLOGO
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
La demencia, incluida la enfermedad del Alzheimer, constituye uno de
los mayores problemas de salud pública. En la actualidad, afecta a más de
35 millones de personas en todo el mundo, una cifra que se duplicará para
2030 y se triplicará para 2050, hasta los 115 millones de personas afectadas.
A medida que la prevalencia de la demencia aumente en todo el mundo,
también crecerán los costes asistenciales y de apoyo, que en la actualidad
ascienden a 604.000 millones de dólares.
Instamos a los gobiernos de todo el mundo a que desarrollen y apliquen
Planes Nacionales de Demencia porque son la herramienta más potente
para transformar los sistemas nacionales de asistencia y apoyo a la demencia.
Los planes ayudan a los gobiernos a garantizar que los sistemas sanitarios
y sociales se estructuren y financien adecuadamente con el fin de que dispongan
de cuidados y asistencia de alta calidad ahora y en el futuro.
En la actualidad, once países de todo el mundo han desarrollado y ejecutado
Planes Nacionales de Demencia, por lo que existen ejemplos suficientes que
los gobiernos pueden consultar y numerosas experiencias de las que pueden
aprender a la hora de desarrollar su propio plan.
Ante este desafío, Sanitas y nuestra matriz Bupa, líderes internacionales en
atención especializada a la demencia en personas mayores, y la Alzheimer
Disease International (ADI) han unido sus fuerzas para publicar, por primera vez,
un informe global que ayude a los responsables políticos. Nuestro análisis
proporciona, en el contexto de los Planes Nacionales de Demencia, asesoría sobre
cómo desarrollar un plan y un análisis de los factores que pueden afectar
a la ejecución.
Abogamos firmemente por que los gobiernos, comprometidos con la mejora
de la asistencia para las personas con demencia, desarrollen un Plan Nacional
de Demencia. Para lograr este objetivo, recomendamos a los políticos,
funcionarios públicos y líderes de opinión que utilicen este informe como una
fuente de información e inspiración sobre lo que debe incluir un plan y cómo
debe ejecutarse.
Iñaki Ereño
Consejero delegado de Sanitas
Managing director para España y
Latinoamérica de Bupa
Marc Wortmann
Director Ejecutivo
Alzheimer’s Disease International
5
RECOMENDACIONES
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
La demencia es uno de los desafíos más complicados
para la asistencia sanitaria. A pesar de los avances
científicos en los 25 últimos años, el tratamiento de la
demencia sigue siendo un reto nacional e internacional.
El estigma, el rechazo y la insuficiencia de recursos
financieros siguen siendo los principales obstáculos
para un tratamiento y una asistencia adecuados.
Las asociaciones vinculadas al Alzheimer (grupos de
apoyo para las personas con demencia y sus cuidadores),
los responsables políticos, los gobiernos, los proveedores,
los profesionales de la salud y otras partes implicadas
han comenzado a buscar modos adecuados, aunque
costosos, para satisfacer las crecientes necesidades de
las personas con demencia y sus familiares, amigos y
cuidadores. El desarrollo y la ejecución de los Planes
Nacionales de Demencia, a efectos de acortar la distancia
entre “lo que sabemos” y “lo que hacemos” en relación
con la asistencia para las personas con demencia,
pueden desempeñar una función clave en el
cumplimiento de estos objetivos.
Un Plan Nacional de Demencia es la herramienta más
poderosa para mejorar la asistencia y el apoyo a las
personas con demencia en cualquier país. En la actualidad,
Países con un Plan Nacional de Demencia
Países sin un Plan Nacional de Demencia
7
once países de todo el mundo —el Reino Unido
(Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte), Australia,
Dinamarca, Finlandia, Francia, Corea del Sur, Estados
Unidos, Noruega, los Países Bajos, Luxemburgo y
Bélgica— han desarrollado o están ejecutando Planes
Nacionales de Demencia. Este informe se centra en la
revisión de los Planes Nacionales de Demencia en siete
países: Australia, Francia, los Países Bajos, Noruega,
Corea del Sur, el Reino Unido (Inglaterra) y Estados Unidos.
Elegimos estos países porque ofrecen la máxima
información disponible sobre los planes y se encuentran
en diferentes fases de ejecución, lo que ha sido útil para
proporcionar diferentes perspectivas sobre los desafíos
encontrados en las diversas etapas. A medida que otros
países consideran el desarrollo de sus propios Planes
Nacionales de Demencia, hemos analizado las cuestiones
que en nuestra opinión debe abordar un buen plan.
También hemos descrito cómo se debe desarrollar un
plan y los factores que podrían afectar a la ejecución,
sobre la base de los planes existentes en todo el mundo.
Mejor práctica: Contenido
De nuestro estudio internacional,
hemos destacado diez áreas
identificadas y referenciadas
habitualmente en cada plan que, en
nuestra opinión, se deben incluir en
cualquier Plan Nacional de Demencia
futuro. Estas áreas son:
1.
Mejora de la sensibilización y
la formación
Mejor práctica: Desarrollo
Creemos que existen siete pasos
importantes que se deben adoptar
al desarrollar un Plan Nacional de
Demencia. Son los siguientes:
1.
Acordar una base clara
de evidencias
2. Generar una base amplia de
personas comprometidas
Mejor práctica: Ejecución
Sobre la base de las experiencias
nacionales de los siete planes
analizados, creemos que hay siete
factores que determinan la eficacia
en la ejecución de un plan. Son los
siguientes:
1.
Reconocimiento de la demencia
como una prioridad de salud
pública
2. Mejora del diagnóstico y el
tratamiento (precoz)
3. Comprometerse a elaborar el
Plan Nacional de Demencia de
forma colaborativa
2. Liderazgo a escala nacional
3. Mejora del apoyo disponible en
el hogar
4. Establecer un calendario,
incluyendo hitos clave
4. Participación de todas las partes
implicadas clave
4. Fortalecimiento del apoyo
disponible para los familiares
cuidadores
5. Acordar recursos, funciones y
responsabilidades
5. Introducción de un sistema de
asistencia y un enfoque de
gestión de casos
5. Mejora de la asistencia
residencial/institucional
6. Mejora de la integración de los
itinerarios de asistencia y la
coordinación de la asistencia
7. Mejora de la formación de los
profesionales de la salud
8. Control de progreso
9. Compromiso hacia la
investigación
10. Reconocimiento de la función
de la tecnología innovadora
6. Establecer un sistema de control
y evaluación
7. Ejecutar un lanzamiento de
alto perfil
3. Compromiso de las personas
6. Compromiso de financiación
7. Control, evaluación y
actualización eficaces
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
La importancia del enfoque
y el compromiso
Los Planes Nacionales de Demencia
analizados en este documento son
muy ambiciosos en su alcance y
objetivos. Aunque es obvio que se
puede hacer más para mejorar la
calidad de vida de las personas con
demencia y sus cuidadores, no se
puede hacer todo de una vez. Uno
de los desafíos es equilibrar la
necesidad de cambio con el riesgo
de establecer demasiados objetivos.
La experiencia de países con Planes
Nacionales de Demencia revela que
es mejor centrarse en unos pocos
objetivos que se puedan cumplir
dentro de un calendario acordado
en lugar de establecer demasiados
objetivos y lograr solamente
unos pocos.
Cabe destacar que las mejoras en
la asistencia para las personas con
demencia no deben finalizar una
vez concluido el Plan Nacional de
Demencia. Los avances en la
asistencia para las personas con
demencia solo se materializarán
con un compromiso a largo plazo.
Es necesario un enfoque a largo
plazo para que la asistencia y el
apoyo a las personas con demencia
sean un éxito en términos generales.
Ninguno de los actuales Planes
Nacionales de Demencia sirve como
una “regla de oro”, ya que los planes
son específicos para cada país.
Por tanto, los factores analizados
en este informe se deberán adaptar
a las circunstancias nacionales,
regionales y locales. Cada país
requerirá su propio plan personalizado,
considerando las necesidades
específicas de las personas con
demencia y sus cuidadores, y
dependiendo de la estructura
del sistema de salud, los servicios
prestados por los profesionales
de la salud, y los factores culturales
y socioeconómicos.
Instamos a todos los gobiernos a
que desarrollen Planes Nacionales de
Demencia eficaces, utilizando este
informe como fuente de información
e inspiración respecto a qué debe
incluir, cómo debe desarrollarse y
cómo debe aplicarse un plan.
9
INTRODUCCIÓN
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
11
LA DEMENCIA, UN DESAFÍO MUNDIAL PARA
LA ASISTENCIA SANITARIA
La demencia es un problema de salud pública importante y creciente, que afecta a las personas, sus familiares
y amigos, los cuidadores y la sociedad. La demencia se caracteriza por una combinación de síntomas que afectan a
la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. A menudo la demencia
deriva en un descenso del control o la motivación emocional, o un cambio en el comportamiento social. Existen más de
100 formas de demencia, aunque la más habitual es la enfermedad de Alzheimer, que representa entre el 60 % y el
70 % de todos los casos. Otros tipos de demencia incluyen la demencia vascular, la demencia frontotemporal y la
demencia de cuerpos de Lewy.
Casi 35,6 millones de personas se vieron afectadas por la demencia en todo el mundo en 2010. Esta cifra casi se
duplicará cada 20 años, hasta 65,7 millones en 2030 y 115,4 millones en 2050. Cada año se registrarán otros 7,7 millones
de nuevos casos, lo que supone un nuevo caso cada cuatro segundos. Más de la mitad de todas las personas con
demencia de todo el mundo (58 %) viven actualmente en países de bajos y medianos ingresos, y se espera que esta
cifra aumente hasta el 71 % en 2050. En comparación con 2010, el número de personas con demencia se multiplicará
por lo menos por cuatro para 2050 en Latinoamérica (a excepción de la parte sur), el Norte de África, Oriente
Próximo y Oceanía (véase la Tabla 1).
Tabla 1 Población total mayor de 60 años, prevalencia estimada bruta de demencia (2010), número estimado de
personas con demencia (2010, 2030 y 2050) y aumentos proporcionales (2010-2030 y 2010-2050) por carga
mundial de morbilidad (CMM) por región.
CMM POR REGIÓN
POBLACIÓN
MAYOR DE
60 AÑOS
(MILLONES)
PREVALENCIA
ESTIMADA BRUTA
(%)
NÚMERO DE PERSONAS CON
DEMENCIA (MILLONES)
AUMENTOS
PROPORCIONALES (%)
2010
2010
2010
2010-2030
2030
2050
2010-2050
ASIA
406,55
3,9
15,94
33,04
60,92
107
282
Australia
4,82
6,4
0,31
0,53
0,79
71
157
Asia Pacífico ingresos elevados
46,63
6,1
2,83
5,36
7,03
89
148
Oceanía
0,49
4,0
0,02
0,04
0,10
100
400
Asia, central
7,16
4,6
0,33
0,56
1,19
70
261
Asia, este
171,61
3,2
5,49
11,93
22,54
117
311
Asia, sur
124,61
3,6
4,48
9,31
18,12
108
304
Asia, sudeste
51,22
4,8
2,48
5,30
11,13
114
349
EUROPA
160,18
6,2
9,95
13,95
18,65
40
87
Europa, oeste
97,27
7,2
6,98
10,03
13,44
44
93
Europa, central
23,61
4,7
1,10
1,57
2,10
43
91
Europa, este
39,30
4,8
1,87
2,36
3,10
26
66
AMÉRICA
120,74
6,5
7,82
14,78
27,08
89
246
Norteamérica, ingresos elevados
63,67
6,9
4,38
7,13
11,01
63
151
Caribe
5,06
6,5
0,33
0,62
1,04
88
215
Latinoamérica, andina
4,51
5,6
0,25
0,59
1,29
136
416
Latinoamérica, central
19,54
6,1
1,19
2,79
6,37
134
435
Latinoamérica, sur
8,74
7,0
0,61
1,08
1,83
77
200
Latinoamérica, tropical
19,23
5,5
1,05
2,58
5,54
146
428
ÁFRICA
71,07
2,6
1,86
3,92
8,74
111
370
África del Norte / Oriente Medio
31,11
3,7
1,15
2,59
6,19
125
438
África subsahariana, central
3,93
1,8
0,07
0,12
0,24
71
243
África subsahariana, este
16,03
2,3
0,36
0,69
1,38
92
283
África subsahariana, sur
4,66
2,1
0,10
0,17
0,20
70
100
África subsahariana, oeste
15,33
1,2
0,18
0,35
0,72
94
300
MUNDO
758,54
4,7
35,56
65,69
115,38
85
225
Tabla 1 (ADI 2010 World Alzheimer Report, datos estimados de prevalencia mundial)
La demencia es una de las causas principales de discapacidad y dependencia entre las personas mayores. Representa
el 11,9 % de los años vividos con discapacidad debido a una enfermedad no transmisible (OMS, 2008). La mayoría de
las personas con demencia vive en el hogar, pero hay variaciones significativas entre los países, así como entre las
zonas urbanas y rurales (Tabla 2). Por ejemplo, en Asia, Centroamérica y Latinoamérica casi todas las personas con
demencia viven en el hogar, especialmente en las zonas rurales.
Tabla 2 Proporción estimada de personas con demencia que viven en el hogar (%). Fuente: Encuesta ADI (sin publicar)
PAÍS
ÁREAS
URBANAS
ÁREAS
RURALES
ÁREAS
URBANAS
ÁREAS
RURALES
Armenia
50-59 %
50-59 %
China
70-99 %
80-94 %
Alemania
50-59 %
60-69 %
Bélgica
50-59 %
70-79 %
India
90-94 %
Japón
60-79 %
95-99 %
Chipre
70-79 %
95-99 %
70-79 %
Croacia
80-89 %
Jordania
95-99 %
95-99 %
95-99 %
80-89 %
90-94 %
Nepal
100 %
100 %
Eslovaquia (República
Eslovaca)
Pakistán
100 %
100 %
Eslovenia
40-49 %
60-69 %
Ex República Yugoslava de
Macedonia
50-59 %
90-94 %
Grecia
80-89 %
95-99 %
Irlanda
60-69 %
60-69 %
Israel
80-89 %
80-89 %
Italia
50-59 %
50-59 %
Países Bajos
60-69 %
70-79 %
Polonia
80-89 %
95-99 %
Reino Unido
50-94 %
50-94 %
Rumania
80-89 %
100 %
Serbia
95-99 %
100 %
Suecia
50-59 %
50-59 %
Suiza
60-69 %
50-59 %
50-69 %
50-69 %
ASIA
PAÍS
EUROPA
Singapur
90-99 %
100 %
Sri Lanka
70-99 %
95-100 %
Tailandia
80-89 %
95-99 %
Turquía
70-79 %
90-94 %
Egipto
100 %
100 %
Mauricio
80-89 %
80-89 %
Nigeria
80-89 %
90-94 %
Sudáfrica
90-94 %
100 %
Zimbabue
70-79 %
95-99 %
ÁFRICA
AMÉRICA
Argentina
50-89 %
70-94 %
Aruba
80-89 %
80-89 %
Bahamas
95-99 %
95-99 %
Bolivia
70-94 %
90-99 %
Brasil
70-94 %
90-99 %
Estados Unidos
70-79 %
80-89 %
Honduras
95-99 %
100 %
Jamaica
70-79 %
70-79 %
México
80-99 %
95-100 %
Perú
90-94 %
95-99 %
Puerto Rico
70-79 %
70-89 %
República Dominicana
90-94 %
95-99 %
Venezuela
90-94 %
95-99 %
OCEANÍA
Australia
Tabla 2 (ADI 2010 World Alzheimer Report, proporción estimada de
personas con demencia que viven en el hogar)
La demencia es uno de los desafíos más complicados
en el sector de la asistencia sanitaria y representa una
amenaza inminente para nuestros sistemas económicos
y sociales en todo el mundo desarrollado y en vías
de desarrollo.
Hay una necesidad urgente de acordar y ejecutar
políticas. Por esta razón, la Organización Mundial de la
Salud, así como la ADI y Bupa, recomiendan que todos
los países cuenten con un Plan Nacional de Demencia.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
El impacto social de
la demencia
La demencia tiene un impacto
profundo en las personas que viven
con la enfermedad, sus familiares y
amigos, y la sociedad en general.
Se estima que los costes económicos
directos e indirectos de la demencia
son superiores a los costes
relacionados con cualquier otra
enfermedad grave. En 2010, el coste
estimado mundial de la demencia fue
de 604.000 millones de dólares, cifra
que incluye el coste de asistencia
informal, el coste directo de la
asistencia social en la comunidad o
en centros de asistencia a largo
plazo, y los costes médicos directos.
Los costes médicos directos
representan solamente una pequeña
parte de los costes totales de la
demencia; los contribuidores más
importantes, casi en igual
proporción, son los costes de la
asistencia informal y los costes
directos de la asistencia social
(World Alzheimer Report, 2010).
Si el coste de asistencia para las
personas con demencia en todo el
mundo se representara como un
país, sería la decimoctava economía
del mundo, entre Turquía e Indonesia.
El coste de la demencia también se
comparó con los ingresos anuales de
las multinacionales. En este sentido,
si la demencia fuera una empresa, en
2010 habría sido la más grande del
mundo por ingresos anuales,
superando a Wal-Mart (414.000
millones de dólares).
La demencia tiene consecuencias
de amplio alcance, a menudo
subestimadas, para los cuidadores
informales (familiares, amigos y
vecinos que prestan cuidados no
remunerados), en términos de
calidad de vida, salud y pérdida de
ingresos. Por ejemplo, los cuidadores
13
a menudo deben reducir sus
actividades de trabajo y de ocio;
la provisión de asistencia informal
a las personas con demencia genera
graves sentimientos de carga y culpa,
y también tiene un impacto negativo
en la salud mental y física de los
cuidadores (Pinquart & Sörensen,
2003; 2007; Schulz & Martire, 2004).
Se estima que uno de cada cuatro
cuidadores sufren depresión
(Cuijpers et al., 2005) y que los
cuidadores informales tienen un
mayor riesgo de mortalidad en
comparación con la población en
general (Schulz & Beach, 1999).
Afrontar las
deficiencias en el
diagnóstico, el tratamiento
y la asistencia de la demencia
Aunque existe un amplio consenso
respecto a que las personas con
demencia se merecen un diagnóstico
y un acceso a tratamiento, asistencia
y apoyo que sea adecuado para ellas,
no existe un modo uniforme de
diagnosticar y tratar la demencia.
La investigación realizada por la
ADI y la Asociación Internacional de
Psicogeriatría (IPA) demostró que
esto es válido tanto a escala mundial
como europea.
"...las personas
con demencia
se merecen un
diagnóstico y
un acceso a
tratamiento,
asistencia y apoyo
que sea adecuado
para ellas"
Un estudio de la ADI que analizaba
el diagnóstico, la asistencia y el
apoyo en 67 países, se centró en la
disponibilidad y el reembolso de
los fármacos contra la demencia
(donepezilo, rivastigmina, galantamina,
memantina) y demostró que había
diferencias sustanciales e
inconsistencias entre países (ADI,
2006). En el 64 % de los países las
personas con demencia tenían que
cumplir con criterios específicos para
que se les recetara la medicación y
en la mitad de los países las personas
con demencia tenían que pagar los
medicamentos personalmente.
Además, la investigación cualitativa
de la IPA demostró que las directrices
internacionales tienen poca o ninguna
influencia en los procedimientos de
diagnóstico y tratamiento a escala
local. En cambio, la cultura local,
las realidades políticas y los recursos
locales influyeron en todos los
aspectos de la asistencia y el apoyo
a las personas con demencia.
Por ejemplo, en Alemania y Francia
un médico de atención primaria
diagnostica y prescribe el tratamiento,
mientras que en Italia solo 500 centros
pueden proporcionar un diagnóstico
(IPA, 2007). Además, en el Reino
Unido, el coste de la asistencia se
ubica en los presupuestos anuales por
médico, hospital y región, mientras
que en Italia, el coste de la asistencia
se asocia a un presupuesto fíjo para el
médico de atención primaria (no el
especialista que prescribe el
tratamiento), y en España los
procedimientos se administran
regionalmente.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
15
CONTENIDO
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
17
QUÉ DEBE CONTEMPLAR UN PLAN NACIONAL DE DEMENCIA
Introducción
Los Planes Nacionales de Demencia se deben basar en la situación específica, el contexto y los métodos de cada
país. Los enfoques para mejorar la asistencia para las personas con demencia deben corresponder a los problemas
encontrados en cada país y abordarlos (OMS, 2008).
Los desafíos que presenta la asistencia para las personas con demencia varían de un país a otro a causa de las
diferencias en la estructura del sistema de salud y en la calidad de la asistencia prestada por los profesionales y los
proveedores de atención sanitaria. Otros factores, como la disponibilidad de fondos y el compromiso de las partes
implicadas para mejorar la asistencia, también influyen en la elección de las áreas clave prioritarias. Sin embargo, los
planes nacionales existentes en todo el mundo pueden servir como plantillas útiles. Para obtener una descripción de
los siete planes analizados, consulte el Anexo 3.
diez elementos clave
Los Planes Nacionales de Demencia
presentan generalmente un enfoque
multidisciplinar, y destacan la
importancia de las iniciativas centradas
en el paciente y la responsabilidad
compartida. En la mayoría de los casos,
tanto representantes
gubernamentales como grupos de
defensa han participado en la
elaboración de planes o estrategias
nacionales, aunque su función
presenta diferencias. Por ejemplo, el
plan francés se basó en gran medida
en la aportación gubernamental,
mientras que en el caso del plan
neerlandés el grupo de defensa
nacional, Alzheimer Nederland,
desempeñó una función crucial.
Las áreas identificadas en la mayoría
de los planes se basan en acciones
e intervenciones con una buena
base de evidencias para comprobar
su eficacia, y también posibilitan
iniciativas innovadoras y la adaptación
a escala local, considerando las
circunstancias locales. Todos los
planes reconocen que los cambios en
la asistencia y el apoyo a las personas
con demencia requieren cambios
organizativos y de actitud, y que se
requiere un enfoque de equipo para
su ejecución. Al mismo tiempo, los
mecanismos de ejecución son
diferentes, al igual que el nivel de
participación de los gobiernos en
el proceso. Por ejemplo, en Europa,
el Plan Nacional de Demencia francés
se centra en la legislación, la regulación,
el establecimiento de normas y el
control, mientras que el Plan
Nacional de Demencia inglés está
más centrado en estimular y facilitar
la resolución de problemas y la
participación de los consumidores.
La revisión de los siete Planes
Nacionales de Demencia reveló cierta
superposición de los elementos y los
contenidos fundamentales incluidos
en los planes.
Identificamos 10 áreas principales que
la mayoría de los planes reseñaban
como formas para mejorar la asistencia
y el apoyo. Estas áreas se pueden
encontrar en la siguiente tabla y se
explican con más detalle en las
páginas siguientes.
Contenido recomendado para un
Plan Nacional de Demencia
1 Aumento de la sensibilización
y la formación
2
Mejora del diagnóstico y el
tratamiento (precoz)
3
Mejora del apoyo disponible
en el hogar
4
Fortalecimiento del apoyo
disponible para los familiares
cuidadores
5
Mejora de la asistencia
residencial/institucional
6
Mejora de la integración de
los itinerarios y coordinación
de la asistencia
7
Mejora de la formación de los
profesionales de la salud
8
Control de progreso
9
Compromiso hacia la
investigación
10 Reconocimiento de la función
de la tecnología innovadora
RECOMENDACIÓN 1
AUMENTO DE LA SENSIBILIZACIÓN
Y LA FORMACIÓN
Todos los planes incluidos en este
estudio reconocen que existe un
estigma asociado a la demencia,
aunque reconocen que la promoción
de una mejor comprensión puede
ayudar a afrontar esta cuestión.
Con el fin de reducir la discriminación
y la posible exclusión social, y de
promover el diagnóstico precoz y
oportuno y el acceso a la asistencia
posterior, es necesario incluir varias
acciones en un plan de demencia,
desde la distribución de información
y campañas de sensibilización
educativa hasta el establecimiento
de una línea de ayuda (como en
Francia) y un sitio web con información
a escala nacional y asesoramiento a
escala local. Algunos planes llegaron
incluso a organizar conferencias
regionales (como en Francia) para
aumentar la sensibilización respecto
a la demencia e incluso desarrollaron
un marco para controlar el
conocimiento y las actitudes públicas
mediante encuestas a la población.
RECOMENDACIÓN 2
Mejora del diagnóstico y el
tratamiento (PRECOZ)
El diagnóstico es importante, ya
que permite el acceso a tratamiento,
asistencia y apoyo. Los planes
nacionales analizados presentaban
iniciativas centradas en la mejora del
acceso a la asistencia y el apoyo a las
personas con demencia. Las acciones
varían desde crear clínicas o unidades
de demencia, hasta crear un nuevo
servicio específico para el diagnóstico
precoz y la formación de especialistas
para proporcionar una evaluación
rápida y un diagnóstico preciso.
Los planes analizados también
promueven la colaboración con otros
sectores para conseguir un enfoque
multidisciplinar de equipo hacia la
asistencia y el apoyo a las personas
con demencia. Algunos planes
proponen la creación de una tarjeta
de información para cada paciente
con Alzheimer (Francia, por ejemplo)
como una herramienta para el
intercambio de información entre
los profesionales de la salud y otras
partes interesadas, y en relación con
el desarrollo de un nuevo sistema
de pago. En cuanto al tratamiento,
los planes de demencia analizados
prestan especial atención a la
reducción del uso de fármacos
antipsicóticos, algo que todos los
países deben considerar.
RECOMENDACIÓN 3
Mejora del apoyo disponible
en el hogar
Los planes analizados requieren la
creación de programas para involucrar
y estimular a los pacientes con
demencia, mejorar la disponibilidad
de actividades de ocio y, en general,
apoyarles para que su vida tenga
sentido. Por ejemplo, los planes
nacionales analizados reconocieron
que las evaluaciones de los ajustes
que conviene realizar en la vivienda,
la rehabilitación y la estimulación
cognitiva en el hogar son importantes
para las personas con demencia.
Recomendación 4
Fortalecimiento del
apoyo disponible para
los familiares cuidadores
La función de los familiares
cuidadores es ampliamente
reconocida por todas las partes
implicadas como un factor clave
para contribuir a la calidad de vida
de las personas con demencia y
para mejorar sus posibilidades de
permanecer en el hogar el mayor
tiempo posible. Los planes nacionales
permitieron la puesta en marcha de
grupos de apoyo o escuelas para los
familiares cuidadores, para reforzar
y mejorar el apoyo en el hogar y
crear varios tipos de servicios
de asistencia.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
RECOMENDACIÓN 5
Mejora de la asistencia
residencial/HOSPITALARIA
Las acciones formuladas en
cada plan varían de un país a otro.
Comprenden desde la creación o la
identificación de unidades específicas
para diferentes grupos de pacientes
(por ejemplo, personas con demencia
con problemas de comportamiento,
jóvenes con demencia u otros) hasta
los requisitos para transformar los
centros hospitalarios para crónicos
a largo plazo en instalaciones
especializadas o desarrollar un
liderazgo en la atención prestada a las
personas con demencia en centros
residenciales. Los planes nacionales
también definen los itinerarios de
asistencia recomendados y detallan o
introducen sistemas de inspección que
controlan la calidad de la asistencia.
Recomendación 6
Mejora de la integración de
los itinerarios y coordinación
de la asistencia
Los planes analizados tratan de definir
opciones de asistencia coordinada
que satisfagan los deseos y las
necesidades de las personas en
las distintas etapas de la demencia.
También se hace hincapié en asignar
puntos únicos de contacto o
coordinadores individuales en un
intento por mejorar la coordinación
entre todas las partes involucradas
en la prestación de asistencia a cada
persona. El objetivo es facilitar y
mejorar el acceso al tratamiento,
la asistencia y el apoyo en distintos
momentos del proceso. Sin embargo,
las funciones y las responsabilidades
de los coordinadores o los asesores
difieren de un país a otro; por ejemplo,
pueden centrarse en todos los casos
o solo en casos complejos, y pueden
proporcionar apoyo en el área de
asistencia después del diagnóstico
o también en el periodo anterior al
diagnóstico o durante este.
Recomendación 7
Mejora de la formación de
los profesionales de la salud
Esto incluye la formulación de
las competencias básicas de los
profesionales que intervienen
en la prestación de asistencia
para las personas con demencia,
la educación y la formación contínua,
y el desarrollo de itinerarios
profesionales o especificaciones
respecto a la formación necesaria
en relación con la demencia para
los proveedores de servicios.
La formación abarca una amplia
variedad de entornos, incluidos
los hospitales.
Recomendación 8
Control de progreso
Esto incluye las actividades de
seguimiento y la recopilación
de información sobre las
características de los pacientes,
los datos epidemiológicos y
los indicadores de calidad de
la asistencia.
Recomendación 9
Compromiso hacia
la investigación
Varios planes prestan atención
explícita y extensa a la investigación.
En Francia, por ejemplo, cuatro años
después de la aprobación del Plan
Nacional de Demencia, se han
destinado más de 165 millones de
euros a investigación para financiar
143 proyectos para los que se contrató
a 138 nuevos investigadores. Noruega
también se centra en la investigación
como un aspecto clave de su plan
de demencia.
Recomendación 10
Reconocimiento de la función
de la tecnología innovadora
Se centra en tecnologías innovadoras,
como la tecnología para la adaptación
del hogar en relación al deterioro
cognitivo de las personas con
demencia y la teleasistencia para
el apoyo de las personas con
demencia y sus cuidadores.
19
Otras áreas de acción
Las diez áreas mencionadas
anteriormente fueron temas
recurrentes en los planes analizados,
pero también cabe señalar que hay
otros temas importantes tratados
en algunos de los planes que otros
países pueden utilizar o de los que
pueden aprender. Hay tres áreas
en particular:
• el establecimiento de redes para
las personas con demencia y
sus cuidadores;
•
la asistencia en el final de la vida; y
•
consideraciones éticas que
reconocen los derechos
fundamentales de las personas
con demencia y garantizan la
toma de decisiones éticas en la
asistencia para las personas
con demencia.
DESARROLLO
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
21
UNA GUÍA PARA DESARROLLAR UN PLAN NACIONAL
DE DEMENCIA
Cada país necesita su propio Plan Nacional de Demencia, en función de las necesidades específicas de las
personas con demencia y sus cuidadores, y de la estructura del sistema de salud, los servicios prestados por
los profesionales de la salud y los factores culturales y socioeconómicos.
A continuación hemos resumido algunos consejos útiles que pueden ayudar a orientar a los gobiernos al considerar
la elaboración de un plan nacional. Esta guía paso a paso se divide en dos fases específicas: fase de iniciación y fase
de ejecución.
FASE DE INICIACIÓN: DESARROLLO
DEL DOCUMENTO DE POLÍTICAS
Con el fin de iniciar la elaboración
de un Plan Nacional de Demencia,
se deben formular los objetivos o
las metas y se debe establecer un
consorcio de las principales partes
implicadas pertinentes. Para ello,
los responsables políticos deben:
PASO 1
Acordar una base clara
de evidencias
Deben evaluar la situación actual de
la demencia en el país, la carga de la
enfermedad y los servicios actuales
disponibles en los diferentes niveles
y tipos de asistencia (toda la cadena
de asistencia, desde la salud pública y
privada, hasta los cuidados paliativos,
centrándose en los diferentes ámbitos
de funcionamiento: físicos, mentales,
sociales y económicos).
La evaluación debe identificar las
deficiencias en la asistencia de
las personas con demencia y sus
familiares cuidadores y lo que se
necesita para superarlas.
Los resultados de la evaluación
se presentarán a las personas con
demencia y sus cuidadores, quienes
deben tener la oportunidad de
opinar y participar desde el
principio en el proceso.
PASO 2
Generar una base amplia de
personas comprometidas
Debe crearse un grupo de trabajo
integrado por las principales partes
implicadas que deben preparar el
Plan Nacional de Demencia. Para ello,
en primer lugar, hay que identificar
a las partes implicadas clave y
determinar su interés, importancia
e influencia en el desarrollo y la
ejecución de un plan nacional.
PASO 3
Comprometerse a elaborar
el Plan Nacional de Demencia
de forma colaborativa
El Plan Nacional de Demencia
elaborado por el grupo de trabajo se
debe basar en la evaluación nacional
(1er paso) y en la orientación
internacional. También se deben
formular los objetivos de forma
específica, cuantificable, alcanzable,
pertinente y de duración determinada.
La composición de este grupo
debe incluir a representantes de
las personas con demencia y sus
familiares cuidadores, junto con
profesionales de la salud, proveedores
de asistencia y responsables políticos,
así como empresas sanitarias o el
sector de atención sociosanitaria.
Puede ser útil a largo plazo considerar
la participación de una variedad más
amplia de partes implicadas del sector
privado que podrían contribuir al
desarrollo y la (co)financiación
de tratamientos innovadores,
productos, tecnologías o diseños del
entorno para apoyar a las personas
con demencia y sus cuidadores.
Una vez que el plan esté redactado,
es importante concluir esta fase
garantizando la existencia de un
amplio apoyo al nuevo plan.
Esto se puede lograr mediante la
participación activa de todas las
partes implicadas de forma que se
sientan responsables de su ejecución
(ver fase siguiente).
FASE DE INICIACIÓN: DISEÑO DE
LAS ESTRATEGIAS DE EJECUCIÓN
Los Planes Nacionales de Demencia
se deben acompañar de un plan
concreto sobre cómo ejecutarlos,
con un nivel de detalle apropiado.
Para lograrlo, se pueden seguir los
siguientes pasos:
PASO 4
Establecer un calendario,
incluyendo hitos clave
Al inicio de la fase de ejecución,
se debe desarrollar un calendario
que describa los hitos clave para el
cumplimiento de las prioridades del
plan. Se debe revisar periódicamente
para comprobar que la ejecución
está en marcha.
PASO 5
Acordar recursos, funciones
y responsabilidades
En este punto, se necesita una
estrategia de recursos humanos
para garantizar el nivel necesario
de personal disponible para ejecutar
el plan. El personal que ejecute el
plan debe tener los conocimientos,
las habilidades y las competencias
necesarios para ejecutar plenamente
el plan.
Las funciones y las responsabilidades
de las diversas partes implicadas
(diferentes integrantes del grupo
de trabajo) también se deben
acordar en este punto. Como en la
fase inicial, la falta de planificación
adecuada reduce en gran medida las
posibilidades de alcanzar con éxito
los objetivos planteados en el plan.
PASO 6
Establecer un sistema de
control y evaluación
Se debe establecer un sistema eficaz
de control y evaluación para revisar y
mejorar el impacto del plan nacional.
Debe incluir datos sobre idoneidad,
efectividad, eficiencia, calidad,
accesibilidad, impacto en la
colaboración, sostenibilidad y
resultados. Los responsables
políticos deben ser conscientes de
que las diferentes partes implicadas
pueden tener diferentes opiniones
sobre el progreso de los objetivos
específicos porque tienen prioridades
diferentes y representan diferentes
intereses y grupos.
PASO 7
Ejecutar un lanzamiento
de alto perfil
El inicio de la fase de ejecución
debe contar con el apoyo de un
alto cargo de la administración que
defienda el plan, además de otras
partes implicadas clave, como, por
ejemplo, un primer ministro, un
presidente o un ministro. Este
liderazgo de alto nivel —lanzado
públicamente— promueve la
ambición, tanto para establecer
la dirección como para facilitar la
ejecución final y garantizar que
las partes implicadas cumplan sus
promesas y colaboren en la ejecución.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
23
EJECUCIÓN
Mejora de la asistencia para las personas con demencia en todo el mundo
25
FACTORES QUE AFECTAN A LA EJECUCIÓN DE UN
PLAN NACIONAL DE DEMENCIA
El desarrollo de los Planes Nacionales de Demencia es un primer paso importante para mejorar la asistencia
y el apoyo nacional a la demencia. Es un avance que once países hayan desarrollado y ejecutado planes, pero el
cumplimiento sigue siendo un desafío. Aunque otros países, como México y Perú, están considerando la posibilidad
de desarrollar sus propios Planes Nacionales de Demencia, es importante conocer los factores que pueden facilitar
la ejecución eficaz de dichos planes. Sobre la base de las experiencias nacionales de los siete planes analizados,
creemos que hay siete factores que determinan la eficacia en la ejecución de un plan. Son los siguientes:
1.
Reconocimiento de la demencia como una prioridad de salud pública;
2. Liderazgo a escala nacional;
3. Compromiso de las personas;
4. Participación de todas las partes implicadas clave;
5. Introducción de un sistema de asistencia y un enfoque de gestión de casos;
6. Compromiso de financiación; y
7. Control, evaluación y actualización eficaces.
1. Reconocimiento de la
demencia como una prioridad
de salud pública
La contextualización de la demencia
en el programa de salud pública
general de un país y el reconocimiento
como una prioridad de salud pública
son esenciales. Nuestro análisis revela
que el enfoque de los responsables
políticos se ha centrado por lo general
en las etapas media y última de la
demencia, lo cual es comprensible
dado que el diagnóstico se suele
realizar hacia el final de la vida de
una persona. Sin embargo, creemos
que se debe adoptar un enfoque de
salud pública más integral, que
garantice un apoyo suficiente también
en las primeras etapas, por ejemplo,
mediante la inversión en el diagnóstico
y orientación precoz y en la prevención
universal y selectiva.
"...la inversión en
el diagnóstico
precoz y la
orientación”
Un enfoque de salud pública es
importante por varias razones: no solo
para mantener a la población lo más
sana posible, para mantener y mejorar
la calidad de vida de las personas
con demencia y sus cuidadores y
retrasar o prevenir su ingreso en
un hospital o en una residencia.
También se pueden extraer lecciones
de la elaboración y la adopción de
una política exitosa en otras áreas de
la salud, especialmente en el control
del tabaco o el VIH/SIDA. Por ejemplo,
con la adopción del Convenio Marco
de la OMS para el Control del Tabaco
(CMCT), el control del tabaco se ha
convertido en el primer problema de
salud pública que se rige por un
tratado internacional jurídicamente
vinculante. En el campo del VIH/
SIDA, en los 12 últimos años se han
registrado logros notables, entre los
que se incluye una reducción en la
incidencia de la infección por el VIH
en más de un 25 % entre 2001 y 2009
en 33 países.
Además, la terapia antirretroviral
ha llegado a más de 6,6 millones
de personas en países de bajos y
medianos ingresos, lo cual supone
un aumento de 16 veces respecto
a 2003 (OMS, 2011b).
En el caso de la demencia, para
mantener a la población lo más
sana posible, también es importante
abordar los factores de riesgo que
pueden generar una disminución
de las tasas de prevalencia de la
demencia. Las investigaciones
muestran que varios factores de
riesgo evitables para la enfermedad
de Alzheimer son los mismos que
para otras enfermedades, como, por
ejemplo, la diabetes, la hipertensión,
la obesidad, el tabaquismo, la
depresión, la falta de actividad
cognitiva, el bajo nivel de educación
o la inactividad física. La lucha contra
estos factores de riesgo y la promoción
de cambios de comportamiento para
evitar el riesgo de por vida de la
demencia requiere inversión por
parte de los gobiernos.
El enfoque hacia la salud
pública en los Planes
Nacionales de Demencia
Todos los Planes Nacionales de
Demencia analizados para este informe
adoptan un enfoque de salud pública,
y subrayan su importancia. Los planes
afrontan, en mayor o menor medida,
la necesidad de aumentar la
sensibilización hacia la demencia
en la población general y entre los
profesionales, de comprender mejor
la enfermedad, de un diagnóstico
precoz, de mejorar la información
y el tratamiento, de mejorar los
itinerarios de asistencia y de mejorar
el apoyo comunitario a las personas
con demencia y sus cuidadores en
una etapa temprana.
Recomendación
Los gobiernos deben adoptar un
enfoque de salud pública hacia la
demencia y reconocerla como una
cuestión prioritaria.
2. LIDERAZGO A ESCALA NACIONAL
En general, un mandato del gobierno nacional es fundamental. Este mandato
podría incluir la participación del Ministerio de Sanidad, a ser posible, a escala
ministerial, y también la participación de políticos de alto rango, como un
primer ministro o un presidente. Este liderazgo de alto nivel moviliza la
ambición, tanto para establecer la dirección estratégica de un plan, como
para facilitar la ejecución efectiva y garantizar que las partes implicadas
cumplan sus promesas y colaboren en la ejecución. El liderazgo del gobierno
y la participación de alto nivel también pueden facilitar un enfoque
multisectorial e interdependiente entre los diferentes ministerios
o departamentos.
Ejemplo de Francia
En Francia, la
participación personal del
presidente se consideró
crucial para generar
presión política con el fin de ejecutar
el plan nacional francés. El plan
francés está vinculado al sitio web
oficial del gobierno, y cada seis
meses durante la ejecución del plan
(2008-2012) el presidente ha sido
informado personalmente sobre los
avances y la ejecución del plan, lo
que incitó a otras partes implicadas
a cumplir sus propios compromisos.
Ejemplo de Inglaterra
(Reino Unido)
Al igual que en Francia,
ha existido liderazgo de
alto nivel por parte del
gobierno. Esto queda
ilustrado por la reciente publicación
de “Prime Minister’s Challenge on
Dementia: Delivering major
improvements in dementia care and
research by 2015”. Este documento
describe el compromiso del gobierno
“por ir más lejos y más rápido en lo
relacionado con la demencia, mejorar
la vida de las personas con demencia
y sus cuidadores, y apoyar la
investigación que en el futuro nos
ayudará a ralentizar, detener e incluso
prevenir la enfermedad”. El documento
aboga por el fortalecimiento de la
organización de grupos de liderazgo
local y el establecimiento de
mecanismos de informes periódicos
dirigidos al primer ministro a través
de los ministros relevantes del
Departamento de Sanidad.
La participación personal del primer
ministro ha generado interés en los
medios de comunicación, lo que
probablemente ha contribuido a
aumentar el conocimiento de la
acción desarrollada en Inglaterra.
Recomendación
Un primer ministro, un presidente
o un ministro deben liderar
personalmente el desarrollo y la
ejecución de un Plan Nacional de
Demencia y estar implicados en ellos.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
27
3. Compromiso de las PERSONAS
Dado que las personas con demencia son los beneficiarios últimos de cualquier Plan Nacional de Demencia,
su participación y la de sus cuidadores en la formulación de cualquier plan es esencial. El objetivo último de buscar
sus aportaciones consiste en que el sistema sanitario y social sea más fácil de usar y más accesible y aceptable
para todos. Los siguientes ejemplos muestran la función que las personas con demencia y sus familiares cuidadores
pueden desempeñar en el desarrollo, la ejecución y la evaluación de un Plan Nacional de Demencia.
Ejemplo de Inglaterra
(Reino Unido)
En Inglaterra se reconoció
ampliamente que un plan
nacional para mejorar la
asistencia para las personas
con demencia solo sería sostenible
a largo plazo si se ajustaba a las
necesidades de las personas con
demencia y sus cuidadores.
Su aportación se recogió a través
de consultas organizadas por la
Alzheimer’s Society, como parte de
un ejercicio de escucha y participación
a escala nacional. Uno de los mensajes
más consistentes derivado de este
proceso de consulta fue que las
personas implicadas consideraban
importante recibir un diagnóstico.
Por lo tanto, contrariamente a la
creencia de que tal vez sería mejor
no informar a las personas con
demencia sobre la naturaleza de su
enfermedad, al no haber cura y ya
que el diagnóstico puede crear
ansiedad, quedó claro que las
personas con demencia desean
saber que padecen la enfermedad
para tener tiempo de hacer planes
de cara a los próximos años.
Otro mensaje importante recibido
de las personas con demencia y sus
cuidadores fue que necesitaban
apoyo y asesoramiento sobre cómo
interactuar con los servicios, cómo
identificar una asistencia adecuada
a sus necesidades y circunstancias
específicas y cómo acceder a
dicha asistencia. Estas fueron las
consideraciones tomadas en cuenta
al redactar el plan inglés.
Ejemplo de los
Países Bajos
En los Países Bajos, uno
de los objetivos del plan
nacional fue adaptar el
sistema de salud para satisfacer las
necesidades y las preferencias de
las personas con demencia y sus
cuidadores. Por lo tanto, las
personas con demencia y sus
cuidadores fueron consultados
sobre los principales desafíos a los
que se enfrentan y las soluciones
más adecuadas para superarlos.
A través de consultas regionales
realizadas por voluntarios de
Alzheimer Nederland, las personas
con demencia y sus cuidadores
identificaron 14 áreas problemáticas,
de las cuales se priorizaron tres:
“¿Qué está pasando y qué puede
ayudar?”, “Es demasiado para mí”
y “Falta de comunicación con los
proveedores de asistencia sanitaria”.
Los resultados de las consultas
determinaron los programas
regionales y se integraron
directamente en el desarrollo
del plan nacional. La participación
activa de personas con demencia,
familiares cuidadores y representantes
nacionales y regionales del grupo
de defensa Alzheimer Nederland se
considera uno de los factores
clave del éxito en el desarrollo y la
ejecución de la asistencia para las
personas con demencia en los
Países Bajos.
Ejemplo de Francia
El plan francés es
probablemente el más
completo en cuanto a la
búsqueda de aportaciones periódicas.
Incorpora las perspectivas y las
opiniones de los usuarios de los
servicios y los cuidadores para
que formen parte del proceso
de evaluación formal del plan.
Se realizan encuestas regulares
para recabar la opinión de los
usuarios de los servicios.
Recomendación
Las personas con demencia y sus
cuidadores deben ser consultados
antes del desarrollo de un Plan
Nacional de Demencia, con el fin de
identificar diversas áreas clave que
se deben afrontar.
4. PARTICIPACIÓN DE TODOS LOS GRUPOS DE INTERÉS
Los grupos de interés representan diferentes sectores, situaciones y prioridades, por lo que es importante la
participación de una amplia variedad de partes implicadas en el desarrollo y la ejecución de cualquier Plan Nacional
de Demencia para garantizar que todas las áreas de asistencia y apoyo estén cubiertas adecuadamente en un plan.
Aparte de las personas con demencia y los propios
cuidadores, hay otros grupos de interés que deben
participar. Estas partes incluyen:
1.
2.
3.
Profesionales de la salud, como enfermeras,
médicos y psicólogos;
Organizaciones que prestan asistencia sanitaria,
como centros de salud, entidades de asistencia
comunitaria, instituciones de salud mental
y centros residenciales; y
Compañías de la industria de la salud,
como empresas farmacéuticas y empresas
de dispositivos médicos.
Ejemplo de Corea
del Sur
En Corea del Sur, el
plan “Guerra a la
demencia” (“War on
Dementia”) fue
desarrollado conjuntamente por
asociaciones de neurología/
psiquiatría, el Ministerio de Sanidad y
Bienestar Social, asociaciones de
enfermeras, la Alzheimer’s
Association-South Korea y los
medios de comunicación.
Ejemplo de
Estados Unidos
El desarrollo del plan
nacional de Estados
Unidos fue un proceso consultivo
con participación de 24
departamentos y agencias
diferentes. El plan también consideró
otros procesos y estrategias nacionales
(como los de asistencia a enfermos
crónicos) para garantizar que
estaban en consonancia y se
apoyaban mutuamente.
También puede ser de interés incluir a los gobiernos
regionales y locales, financiadores de asistencia sanitaria
(como compañías de seguros), empleadores y también
medios de comunicación (OMS, 2008).
Si un grupo de interés clave no está involucrado,
podrían aparecer problemas graves. Como explica uno
de los coordinadores nacionales entrevistado para este
informe: “Los que no están con usted, están en contra
de usted”.
Ejemplo de Noruega
El plan de demencia
noruego destaca la
importancia de un
enfoque de múltiples
grupos de interés implicados.
Requiere que el especialista y los
servicios sanitarios municipales
desarrollen y prueben conjuntamente
los modelos de asistencia. El plan
también prevé la colaboración
entre las autoridades locales y los
proveedores de servicios sanitarios
especializados en la evaluación y el
diagnóstico, el asesoramiento y la
orientación interdisciplinares, y el
intercambio de conocimientos y
datos sobre el seguimiento de
los pacientes.
Ejemplo de Francia
Cabe mencionar que la
persona responsable de
la coordinación del plan
francés es un funcionario
del Ministerio de Economía que no
depende de ninguno de los ministerios
involucrados en el proyecto.
Esta configuración protege la
independencia del coordinador del
plan. Así, al no tener relación laboral
previa con las partes implicadas en la
ejecución del plan y al ser percibido
como un “agente externo”, el
coordinador puede reunir a partes
implicadas que de otro modo
podrían dudar a la hora de
trabajar juntos.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
Ejemplo de Inglaterra
(Reino Unido)
El Plan Nacional de
Demencia inglés fue
puesto en marcha por
el Departamento de
Sanidad del Reino Unido y ha sido
desarrollado con la colaboración de
muchos expertos y grupos de interés
clave. Se designó a un Director Clínico
Nacional para la demencia para
ofrecer liderazgo en la ejecución de
la estrategia nacional, que incluye la
supervisión del compromiso con las
partes implicadas y el aumento del
apoyo al plan.
El “Prime Minister’s Challenge on
Dementia” resalta la importancia
de la participación de una amplia
variedad de socios de los sectores
de asistencia sanitaria y social, de los
sectores de investigación e industrial,
y de la sociedad en general.
Explica que es necesario un enfoque
consultivo y de colaboración para
mejorar la asistencia y el apoyo a
las personas con demencia.
Se establecieron tres grupos
denominados “grupos líderes”
para reunir a las organizaciones y los
grupos de interés principales con el
fin de impulsar el cumplimiento de
los compromisos y movilizar una
participación más amplia. Cada
grupo está compuesto por entre
10 y 15 miembros procedentes de
sectores clave, como la asistencia
sanitaria y social, la industria y el
sector del voluntariado.
Recomendación
Los diversos grupos de interés
implicados deben participar en el
desarrollo de un Plan Nacional de
Demencia para garantizar que es
exhaustivo e integral. Esto también
permitirá obtener una ejecución
colaborativa y, por lo tanto,
más eficaz y de mayor calado.
29
5. Introducción de un sistema de asistencia y un enfoque de gestión de casos
La calidad general de un sistema de
salud es algo más que la suma de la
calidad de los diferentes servicios
que lo componen, ya que depende
de una buena coordinación a todos
los niveles.
La falta de coordinación genera
a menudo resultados deficientes
para los pacientes, mientras que
la calidad de la asistencia de un
paciente depende tanto de la forma
en que los servicios se conectan
entre sí como de la forma en que el
paciente es tratado dentro de cada
servicio (OMS, 2008).
Lo mismo sucede con la propia
asistencia ofrecida a las personas
con demencia. Muchos servicios
de demencia funcionan de manera
aislada, sin mecanismos de integración.
Las personas con demencia y sus
familiares cuidadores a menudo
reciben poco apoyo con la transición
de un servicio a otro, así como con la
coordinación de la asistencia cuando
viven en el hogar. Por lo tanto, es
importante que los Planes Nacionales
de Demencia respalden un enfoque
de “sistema de asistencia”.
Al igual que en el tratamiento de
otras enfermedades crónicas, la
coordinación de la asistencia con un
único punto de contacto es un factor
clave para mejorar la asistencia y el
apoyo a las personas con demencia.
De acuerdo con los coordinadores
nacionales entrevistados para este
informe, la coordinación entre los
distintos componentes y servicios
dentro el itinerario de la asistencia
y el acceso a ellos son un aspecto
crucial que determina el éxito de
la ejecución de un plan nacional.
Un gestor o asesor de casos podría
ayudar a coordinar un itinerario
de asistencia.
Ejemplo de los
Países Bajos
La estrategia
neerlandesa sobre
la demencia (“Dutch
Dementia Strategy”) (2008-2011)
resaltó la importancia de un enfoque
coordinado hacia la asistencia. El
asegurador médico (Zorgverzekeraars
Nederland), Alzheimer Nederland y
el Ministerio de Sanidad trabajaron
juntos en el programa coordinado de
asistencia de la demencia (ketenzorg
dementie), cuyo objetivo era generar
un programa coordinado de asistencia
basado en la demanda para garantizar
la integración de los servicios.
Un aspecto clave de esto fue la
creación de un sistema de gestión de
casos, mediante el cual se asignaron
gestores de casos a las personas con
demencia para responder a sus
preguntas, satisfacer sus necesidades
específicas de asistencia, y dirigirles
y orientarles respecto a la información,
la asistencia y el asesoramiento.
Recomendación
Debería existir un enfoque hacia la
integración de servicios y un apoyo
adecuado para que las personas y
sus cuidadores se muevan bien por
el sistema.
Ejemplo de Francia
El segundo objetivo del
plan francés se centra
en la coordinación de
los servicios con todas las partes
implicadas. Establece puntos de
entrada únicos, denominados Maison
pour l’autonomie et l’intégration des
maladies Alzheimer (MAIA), que
son, en esencia, lugares donde las
personas pueden acudir para obtener
información y averiguar si pueden
tener acceso a tratamiento, asistencia
y apoyo en su región. Para finales de
2011, 55 MAIA se habían instalado en
Francia, y el objetivo es llegar a 500
en 2014. En los MAIA, se designa un
coordinador de asistencia a la persona
con demencia y sus familiares.
Cada coordinador es responsable
de ejecutar las recomendaciones de
la unidad de diagnóstico precoz y
puede ser consultado durante todo
el proceso de asistencia. Según el
plan, las necesidades sanitarias de
las personas con demencia se
evalúan anualmente.
Ejemplo de Inglaterra
(Reino Unido)
En Inglaterra, se ha
introducido un asesor
sobre demencia para
facilitar el acceso
a la asistencia, al apoyo y al
asesoramiento para las personas
diagnosticadas con demencia y sus
cuidadores. Los asesores sobre
demencia son diferentes de los
gestores de casos. Su función es la
de actuar como un único punto de
contacto para las personas con
demencia y sus cuidadores, y pueden
identificar problemas y facilitar la
relación con los servicios de
especialistas locales.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
6. Compromiso de financiación
Una asistencia adecuada para las personas con demencia requiere una
financiación apropiada de diferentes fuentes (por ejemplo, sanidad,
bienestar social) que cubra componentes como:
•
Prevención y detección precoz: esto incluye las intervenciones basadas
en la población, como la sensibilización pública y el estilo de vida para
prevenir los factores de riesgo, las intervenciones dirigidas a generalizar
la asistencia para las personas con demencia dentro de la promoción
de la salud en general y los servicios de prevención de enfermedades.
Este último incluye la generación de capacidad en atención primaria,
programas de detección y la orientación de las intervenciones hacia
grupos definidos (por ejemplo, prevención de problemas de salud
mental comunes entre los cuidadores de personas con demencia);
•
Financiación de la asistencia sanitaria: cubre medicamentos, asistencia
hospitalaria y ambulatoria, unidades de diagnóstico, así como la
formación de profesionales de la salud;
•
Financiación de la asistencia social: comprende el apoyo a la asistencia
a domicilio y otros apoyos de asistencia social, como el transporte,
la comida, las actividades basadas en la comunidad (dirigidas a
aumentar el periodo de vida en el hogar y retrasar el internamiento
en una residencia o en un hospital; y
•
Financiación de otras cuestiones como el seguimiento y la mejora
continua: controlar el grado de satisfacción de usuarios y cuidadores;
evaluar la calidad de la asistencia hospitalaria y residencial; financiar
la innovación y la investigación que pueden generar mejoras en el
tratamiento y la asistencia. También es importante que la financiación
se destine a la coordinación y la evaluación periódica de los
planes nacionales.
La financiación debe ser sostenible y fiable (OMS, 2012). Cabe señalar que
las opiniones de los coordinadores nacionales entrevistados para este
informe sobre cómo se debe asignar y gastar el dinero fueron dispares.
Algunos estaban convencidos de que se debe inyectar más dinero en el
sistema para mejorar la calidad de la asistencia, mientras que otros se
centran más en mejorar los recursos actuales de gasto. Los primeros
argumentaron que se necesita más financiación para desarrollar soluciones
innovadoras más flexibles para los familiares cuidadores, el desarrollo de
más unidades de diagnóstico o la formación de profesionales más capacitados
en la asistencia residencial. Estas soluciones serán cada vez más necesarias
a medida que aumente el número de personas con demencia.
En cambio, en el caso de las personas que creen que los recursos actuales
se deben gastar mejor, se centraron en aprovechar los recursos del sistema
de salud en general. Señalaron que en entornos de escasos recursos,
donde la ampliación de los servicios existentes no sería factible, podría
ser útil la reorganización del sistema de asistencia, por ejemplo, cambiando
el lugar donde se prestan los servicios o a quién los presta (véase también
Ovreitvit, 2008).
31
Ejemplos
La cantidad de financiación
destinada a ejecutar los Planes
Nacionales de Demencia varía
mucho de un país a otro. Por ejemplo,
Francia ha destinado más de 1.600
millones de euros en cinco años,
mientras que el Ministerio de Sanidad
neerlandés destinó solamente 2,4
millones a su primer Plan Nacional
de Demencia. La asignación del
Reino Unido se indica más adelante
en este documento, mientras que el
plan australiano recibió 320 millones
de dólares australianos en cinco años.
Ninguno de los Planes Nacionales
de Demencia analizados para este
informe aclara cómo continuará la
financiación de las iniciativas sobre la
demencia después de que los planes
lleguen a su fin. Recomendamos que
esto se tenga en cuenta hacia el final
del periodo de evaluación de un plan.
Recomendación
Deberían asignarse fondos
suficientes para garantizar la
ejecución eficaz de un Plan Nacional
de Demencia. La financiación debe
ser sostenible y fiable, más que
estar basada por proyectos.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
33
Ejemplos de nuevas asignaciones de financiación en Inglaterra, según el documento de ejecución de las políticas
del primer ministro de 2012
Aumento de las tasas de diagnóstico
a través de los controles existentes
para mayores de 65 años
• Remuneración económica para los
hospitales que ofrecen asistencia de
calidad para la demencia. A partir
de abril de 2012, se asignan 54
millones de libras a través del
sistema de pago Dementia CQUIN
(Commissioning for Quality and
Innovation) a los hospitales que
ofrecen evaluaciones de riesgo de
demencia a todas las personas
mayores de 75 años ingresadas.
Desde abril de 2013, se amplía a
la calidad de la asistencia prestada
a las personas con demencia.
Asimismo, para abril de 2013,
el acceso a la remuneración
económica del sistema CQUIN
dependerá del apoyo prestado a
los cuidadores de acuerdo con las
directrices del National Institute
for Health and Care Excellence/
Social Care Institute for Excellence.
•
Se crea el premio Innovation
Challenge Prize, dotado con
1 millón de libras para el personal
del NHS por las ideas innovadoras
para la transformación de la
asistencia para las personas
con demencia.
•
Los cuidadores recibirán un mejor
apoyo. El NHS debe trabajar de
forma más estrecha que nunca
con las organizaciones y los
consejos de cuidadores locales
para acordar planes, agrupar sus
recursos, y asegurarse de que los
cuidadores reciban el apoyo que
merecen y de que los cuidadores
jóvenes no asuman roles de
cuidados excesivos o inapropiados.
Se destinan otros 400 millones
de libras al NHS entre 2011 y 2015
para proporcionar a los cuidadores
descansos de sus responsabilidades
de cuidado y apoyarles en
su función.
Creación de comunidades favorables
para la asistencia de la demencia que
saben cómo ayudar
• El gobierno colaborará con
la Alzheimer’s Society para
desarrollar alianzas locales
(Dementia Action Alliances)
para reunir a las personas con
demencia, sus cuidadores y las
organizaciones clave, lo cual se
financiará con 537.000 libras
procedentes del Departamento
de Sanidad en tres años.
Mejor investigación
• Conseguir duplicar con creces
la financiación global para la
investigación de la demencia
hasta situarla en más de 66
millones de libras para 2015.
El valor combinado de la
financiación de NIHR, MRC y
ESRC para la investigación de
la demencia aumentará de
26,6 millones de libras en 2009/10
a un estimado de 66,3 millones
de libras en 2014/15.
•
•
•
Importantes inversiones en
escáneres cerebrales. MRC
realizará una importante inversión
adicional en investigación de la
demencia a través de BioBank.
MRC prevé realizar los escáneres
cerebrales en un subconjunto de
esta cohorte nacional, con vistas
a aplicarse a 50-100.000
participantes.
Financiación de 13 millones
de libras para la investigación
en ciencias sociales sobre
la demencia (NIHR/ESRC),
incluidos 3 millones de
libras para la investigación
en salud pública.
Financiación de 36 millones de
libras durante más de 5 años
para una nueva colaboración en
investigación trasnacional sobre
la demencia de NIHR para convertir
los descubrimientos en beneficios
reales para los pacientes. Cuatro
nuevas unidades de investigación
biomédica de la demencia de
NIHR y centros de investigación
biomédica, que incluyen la
investigación temática sobre
la demencia, compartirán sus
considerables recursos y
experiencia líder mundial para
mejorar el tratamiento y la
asistencia.
•
El MRC invertirá más de 3 millones
de libras en el apoyo a la red de
bancos de cerebros del Reino
Unido, que conecta todos los
bancos de cerebros del Reino
Unido, en beneficio de los
donantes, los investigadores y
los futuros pacientes. Esto incluye
500.000 libras al año para mejorar
el proceso de donación de tejidos
cerebrales sufragando los costes
de recogida de tejidos cerebrales
a través del NHS, lo que facilitará
el itinerario hacia la donación.
•
Financiación de hasta 9 millones de
libras por parte del Departamento
de Sanidad para la investigación
de “vivir bien con la demencia” y
la prestación de asistencia a las
personas con demencia.
•
El MRC Laboratory of Molecular
Biology (LMB), líder mundial
en este ámbito, se traslada a
sus nuevas instalaciones de 200
millones de libras en Cambridge
en otoño. En este sentido,
se ha dotado a la División de
Investigación de Neurociencia
de un presupuesto ampliado de
29 millones de libras durante los
tres próximos años, y dedicará
una parte importante de sus
actividades de investigación a la
demencia/neurodegeneración.
•
El NIHR también acaba de
completar por primera vez
una convocatoria temática de
propuestas de investigación de
la demencia. Alrededor de
17 millones de libras se destinarán
a nuevos proyectos de investigación
a través de esta convocatoria,
superando las expectativas
originales. Los 18 proyectos que
se financiarán comprenden temas
como el diagnóstico optimizado
para mejorar la asistencia en una
amplia gama de entornos, desde
los propios hogares de las
personas hasta las residencias
o los hospitales especializados.
7. Control, evaluación y actualización eficaces
Nuestra revisión de los Planes
Nacionales de Demencia y las
discusiones con los coordinadores
nacionales demostraron la función
clave de los sistemas de control
y los procesos de evaluación.
Esencialmente, la recogida de datos
y la evaluación del progreso pueden
actuar como un catalizador clave
para impulsar a los gobiernos a
hacer más, mientras que el control de
la calidad en los diferentes ámbitos de
asistencia puede generar inversión
en nuevos modelos de cuidado y
mejoras en la calidad de la asistencia
en otros ámbitos.
Los sistemas variaban de un país
a otro, ya que algunos eran muy
específicos, mientras que otros
estaban definidos en términos
generales. En otros casos, algunos
adoptaron un enfoque descendente,
mientras que otros adoptaron un
enfoque ascendente.
Las mejoras del control en las
necesidades de asistencia para las
personas con demencia se deben
centrar no solo en la prevalencia,
la incidencia y la mortalidad de la
enfermedad (aunque son indicadores
importantes), sino también en las
siguientes áreas:
•
La calidad de vida de las
personas con demencia y de
sus familiares cuidadores;
•
La calidad del tratamiento y la
asistencia en el hogar y en
entornos residenciales u
hospitalarios; y
•
La integración social.
Si bien todos los planes nacionales
analizados requerían que el control
y la evaluación se integraran en el
proceso de ejecución, la creación de
estos sistemas de control complejos
ha sido complicada. Uno de los
desafíos en el control de la salud
mental que se aplica a la asistencia
para las personas con demencia
radica en que se suele dudar de
la validez de los datos recogidos.
Los usuarios de los servicios, los
cuidadores y los profesionales
atribuyen diferentes significados
a las medidas de los resultados en
salud mental, y con frecuencia las
evaluaciones realizadas por estos
grupos difieren significativamente.
Además, los profesionales carecen a
menudo de incentivos para recopilar
datos, ya que los resultados rara vez
se integran de nuevo en su consulta.
Ejemplo de Francia
El proceso de evaluación
del plan francés es muy
claro, y la mayoría de los
44 objetivos y medidas incluidos
tienen un fin específico y una medida
tangible. Para controlar el progreso
de cada medida, se completa una
vez al mes lo que se denomina “fiche
de suivi” (plantilla para controlar el
progreso). Esta plantilla captura las
acciones realizadas y los resultados
obtenidos, y también planifica las
próximas tareas, los plazos, los
costes estimados y los resultados
esperados.
Cabe destacar que cada mes las
partes implicadas se reúnen en el
Departamento de Economía francés
para revisar el informe de seguimiento
del mes anterior y discutir el trabajo
previsto para los seis próximos
meses. El marco de control cuenta
con el apoyo de un informe resumen
de tres páginas que se distribuye
con antelación a las reuniones.
Un aprendizaje clave de este proceso
es que, debido a que todas las partes
implicadas están en la sala —incluidos
representantes de diferentes
ministerios—, si las acciones o las
responsabilidades no están claras,
a partir del marco de control o el
informe de apoyo de tres páginas,
se pueden analizar y aclarar antes de
que la reunión concluya. A las partes
implicadas no les gustaba esta
rigurosa forma de notificación sobre
el progreso, pero ayudó a evitar
cualquier tipo de confusión e
impulsó los avances.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
Ejemplo de Inglaterra
(Reino Unido)
La Estrategia Nacional
para la Demencia y sus
documentos de ejecución
abarcan el control y la
evaluación en diversos niveles y
recogen información de los usuarios
de los servicios y los médicos.
El documento de 2010, elaborado por
el Equipo de Ejecución de la Estrategia
nacional de lucha contra la demencia,
sobre los resultados de calidad para
las personas con demencia ilustra el
enfoque de la estrategia centrado en
la persona, y se puede encontrar a
continuación, como ejemplo de una
de las mejores prácticas mundiales.
Resultados de calidad para las
personas con demencia en Inglaterra
Para 2014, todas las personas con
demencia en Inglaterra deberían
poder decir:
•
Me diagnosticaron pronto
•
Entiendo, por lo que adopto
buenas decisiones y garantizo
las decisiones futuras
•
Tengo el tratamiento y el apoyo
óptimos para mi demencia y
mi vida
•
Se me trata con dignidad y respeto
•
Sé lo que puedo hacer para
ayudarme a mí mismo y quién
más me puede ayudar
•
Las personas cercanas y las que
me cuidan tienen un fuerte apoyo
•
Puedo disfrutar de la vida
•
Me siento parte de una
comunidad y me inspira a dar
algo a cambio
•
Confío en que mis últimas
voluntades sean respetadas.
Puedo esperar una
plácida muerte
Fuente: Resultados de calidad del
Departamento de Sanidad para personas
con demencia: sobre la base del trabajo de
la Estrategia nacional de lucha contra la
demencia, 2010
Ejemplo de Australia
La Iniciativa de lucha contra
la demencia 2005-2010 se
evaluó en 2009. El análisis
examinó dos áreas:
•
¿Qué efecto tuvo la iniciativa en
los consumidores, es decir, las
personas con demencia y sus
cuidadores?; y
•
¿Qué valor añadido se concedió
a la asistencia actual para las
personas con demencia en
Australia como resultado de
las actividades financiadas
por la iniciativa?
Se elaboró un informe que presentó
una evaluación de la iniciativa
mediante un conjunto de 8
indicadores de rendimiento:
idoneidad, eficacia, eficiencia,
calidad, accesibilidad, impacto
en la colaboración, sostenibilidad
y resultados. El informe combina
breves revisiones y evaluaciones
en profundidad.
35
Recomendación
Debería establecerse un sistema
para controlar y evaluar el progreso
con el fin de revisar y mejorar el
impacto de un Plan Nacional
de Demencia.
REFERENCIAS Y MATERIAL
DE LECTURA
Mejora de la asistencia para las personas con demencia en todo el mundo
1. Alzheimer’s Australia (2011).
National strategies to address
dementia. Paper 25.
http://www.fightdementia.org.au/
common/files/NAT/20111410_
Paper_25_low_v2.pdf.
11. Bussemaker J. Letter of the
State Secretary to the
President of the Dutch House
of Representatives. Ministry of
Health, Welfare and Sports,
Jun 17, 2008.
2. Alzheimer Europe. National
Dementia Strategies.
The Alzheimer Europe Magazine
2011 Oct; 9:31 – 35.
12. Cooper C, Balamurali TB,
Livingston G. A systematic
review of the prevalence and
covariates of anxiety in caregivers of people with dementia.
Int Psychogeriatr. 2007
Apr;19(2):175 – 95.
3. Alzheimer’s Disease
International. National
Alzheimer and Dementia Plans
planned policies and Activities.
Early detection, access to
diagnosis, and stigma
reduction. ADI, 2012.
4. Alzheimer’s Disease
International. Survey, 2006.
5. Alzheimer’s Disease
International. World Alzheimer
Report 2009. ADI, 2009.
6. Alzheimer’s Disease
International. World Alzheimer
Report 2010: The global
economic impact of dementia.
ADI, 2010.
7. Alzheimer’s Disease
International. World Alzheimer
Report 2011: The benefits of
early diagnosis and
intervention. ADI, 2011.
8. Barnes DE, Yaffe K. The
projected effect of risk factor
reduction on Alzheimer’s
disease prevalence. Lancet
Neurol. 2011 Sep;10(9):819 – 28.
9. Beaglehole R, Bonita R, Horton
R, Adams O, McKee M. Public
health in the new era: improving
health through collective action.
Lancet. 2004 Jun
19;363(9426):2084.
10. Berti V, Osorio RS, Mosconi L,
Li Y, De Santi S, de Leon MJ.
Early detection of Alzheimer’s
disease with PET imaging.
Neurodegener Dis. 2010;7
(1 – 3):131 – 5. Epub 2010 Mar 3.
13. Cuijpers P. Depressive disorders
in care-givers of dementia
patients: a systematic review.
Aging Ment Health. 2005
Jul;9(4):325 – 30.
14. Department of Health (2009).
Living well with dementia: a
National Dementia Strategy.
http://www.dh.gov.uk/prod_
consum_dh/groups/dh_
[email protected][email protected]/
documents/digitalasset/
dh_094051.pdf.
15. Department of Health.
Living well with dementia:
a National Dementia Strategy.
Implementation Plan.
http://www.dh.gov.uk/prod_
consum_dh/groups/dh_
digitalassets/documents/
digitalasset/dh_103136.pdf.
16. Department of Health. Living
well with dementia: a National
Dementia Strategy. Impact
Assessment of National
dementia Strategy.
http://www.dh.gov.uk/prod_
consum_dh/groups/dh_
digitalassets/documents/
digitalasset/dh_094055.pdf.
17. Department of Health (2009).
Living well with dementia: a
National Dementia Strategy.
Equality Impact Assessment.
http://www.dh.gov.uk/prod_
consum_dh/groups/dh_
digitalassets/documents/
digitalasset/dh_094054.pdf.
37
18. Department of Health (2011).
Good Practice Compendium:
An assets approach.
http://www.dh.gov.uk/prod_
consum_dh/groups/dh_
digitalassets/documents/
digitalasset/dh_123475.pdf.
19. Drake RE, Bond GR, Essock SM.
Implementing evidence-based
practices for people with
schizophrenia. Schizophr Bull.
2009 Jul;35(4):704 – 13. Epub
2009 Jun 2.
20.Editorial. Patient
empowerment–who empowers
whom? Lancet. 2012 May
5;379(9827):1677.
21. Grol R, Wensing M. What
drives change? Barriers to
and incentives for achieving
evidence-based practice.
Med J Aust. 2004 Mar 15;180
(6 Suppl):S57 – 60.
22.IPA. Focus groups. 2007.
23.Kitwood, T (1997). Dementia
reconsidered: the person
comes first. Buckingham:
Open University Press.
24.Kitwood, T, & Bredin, K (1992).
Towards a theory of dementia
care: personhood and wellbeing. Ageing and Society,
12, 269 – 287.
25.Nederlands Instituut voor Zorg
en Welzijn (NIZW). National
Dementia Program. Workbook.
NIZW, 2004. [In Dutch].
26.Norwegian Ministry of Health
and Care Services. Dementia
Plan 2015. Subplan of careplan
2015. Norwegian Ministry of
Health and Care Services,
2008 (Nr. 1 – 1129 E).
27.ØVretveit J, Bate P, Cleary P,
Cretin S, Gustafson D, McInnes K,
McLeod H, Molfenter T, Plsek P,
Robert G, Shortell S, Wilson T.
Quality collaboratives: lessons
from research. Qual Saf Health
Care. 2002 Dec;11(4):345 – 51.
28.Pinquart M, Sörensen S.
Differences between caregivers and non-care-givers in
psychological health and
physical health: a metaanalysis. Pssychol Aging.
2003 Jun;18(2):250 – 67.
29.Pinquart M, Sörensen S.
Correlates of physical health
of informal care-givers:
a meta-analysis. J Gerontol
B Psychol Sci Soc Sci. 2007
Mar;62(2):P126 – 37.
30.Regioplan. Final evaluation,
National Dementia Program.
Regioplan, 2009. [In Dutch]
31. Rosow K, Holzapfel A,
Karlawish JH, Baumgart M,
Bain LJ, Khachaturian AS.
Countrywide strategic plans
on Alzheimer’s disease:
developing the framework
for the international battle
against Alzheimer’s disease.
Alzheimer’s Dement. 2011
Nov;7(6):615 – 21.
32.Schulz R, Beach SR. Caregiving
as a risk factor for mortality:
the Caregiver Health Effects
Study. JAMA. 1999 Dec
15;282(23): 2215 – 9. PubMed
PMID: 10605972.
33.Schulz R, Martire LM. Family
caregiving of persons with
dementia: prevalence, health
effects, and support strategies.
Am J Geriatr Psychiatry. 2004
May-Jun;12(3):240 – 9.
34.Splaine M, & Wiener JM.
International initiatives on
Alzheimer’s Disease. Research
Triangle Institute (RTI), 2012.
35.Twamley EW, Ropacki SA,
Bondi MW. Neuropsychological
and neuroimaging changes in
preclinical Alzheimer’s disease.
J Int Neuropsychol Soc. 2006
Sep;12(5):707 – 35.
36.WHO & ADI. Dementia: a public
health priority. WHO, 2012.
37. WHO. WHO report on the
global tobacco epidemic, 2011:
Warning about the dangers of
tobacco. Geneva, World Health
Organization, 2011a.
38.WHO. Global HIV/AIDS
response: Epidemic update and
health sector progress towards
universal access. Geneva, World
Health Organization, 2011b.
39.WHO. The global burden
of disease: 2004 update.
Geneva, World Health
Organization, 2008.
40.WHO. Guidance on developing
quality and safety strategies
with a health system approach.
Geneva, World Health
Organization, 2008.
41. WHO. Preamble to the
Constitution of the World
Health Organization as adopted
by the International Health
Conference, 1946. In: Basic
documents, 45th ed. Geneva,
World Health Organization,
2005 (http://whqlibdoc.who.
int/hist/offi cial_records/
constitution.pdf, accessed
2 October 2006).
42.Zon MW. Interim evaluation
National Dementia Program.
ZonMW, 2007. [In Dutch].
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
39
ANEXO 1. METODOLOGÍA
Objetivo
Contexto
El objetivo de este informe es
proporcionar una perspectiva sobre
el contenido incluido en los Planes
Nacionales de Demencia, y examinar
los factores que afectan a su
ejecución, utilizando experiencias
comparativas en países que ya han
elaborado y aprobado planes. Con el
fin de mejorar la asistencia y el apoyo
a las personas con demencia en todo
el mundo, y para mejorar la calidad
de vida y la autonomía de las personas
con demencia y sus cuidadores, este
trabajo tiene como objetivo fomentar
aún más el desarrollo de nuevos
Planes Nacionales de Demencia en
los países que aún no los tienen.
También tiene como objetivo apoyar
la ejecución eficaz de los planes de
acción actuales de todo el mundo.
Este informe se ha preparado para
la Alzheimer’s Disease International
(ADI) y Bupa, y se basa en una
versión no publicada anteriormente
redactada para la Oficina Regional
para Europa de la OMS. Contiene
una serie de referencias a informes
internacionales anteriores centrados
en las respuestas a la demencia de
los sistemas sanitarios y sociales, el
impacto económico de la demencia,
y los propios Planes Nacionales
de Demencia.
El informe pretende ofrecer
consejos prácticos sobre “cómo”
convertir los compromisos de los
responsables políticos en acciones
reales. Los destinatarios son tanto
los gobiernos y otros responsables
políticos en materia de salud y
asistencia social, como los
representantes de las asociaciones
nacionales vinculadas al Alzheimer
de todo el mundo que participan
habitualmente en la elaboración y
la ejecución de los Planes Nacionales
de Demencia.
Un informe clave que ha apoyado
el desarrollo de este informe es
“Dementia: a public health priority”,
informe elaborado por la OMS y la
ADI publicado en 2012 que analiza
en profundidad la epidemiología y
examina el impacto de la demencia,
las funciones de los Planes Nacionales
de Demencia y cuestiones y
consideraciones legales y éticas.
También hace una reflexión sobre la
función de los sistemas sanitarios y
sociales, las necesidades de apoyo a
los cuidadores de las personas con
demencia, y la necesidad de aumentar
la sensibilización pública y la
comprensión de la demencia como
enfermedad. Este informe también
se desarrolló con el apoyo y el
asesoramiento de un amplio grupo de
expertos nacionales e internacionales.
Otros informes sobre los Planes
Nacionales de Demencia se han
publicado o se están desarrollando
en la actualidad. Entre los ejemplos
cabe mencionar el documento de
2012 de la ADI centrado en la
detección precoz, el acceso al
diagnóstico y la reducción del
estigma, los artículos de la revista
Alzheimer Europe sobre el estado
actual de los Planes Nacionales de
Demencia en Europa (Alzheimer
Europe, 2011), y el documento de
2011 de Alzheimer’s Australia sobre
los planes de demencia, con una
breve comparación entre diferentes
planes, analizando el contexto
político, el enfoque y la financiación
de los planes, el desarrollo de la
base de evidencias, y el proceso
de consulta para su desarrollo
(Alzheimer’s Australia, 2011).
Por último, también se utilizó una
revisión de 2011 de los planes de
demencia en todo el mundo
(Rosow et al., 2011). Un documento,
que se publicará próximamente y
que también se ha utilizado en este
estudio, se encuentra en proceso de
elaboración por parte de Research
Triangle Institute y del Consejo
Asesor de la Ley Nacional del
Proyecto de Alzheimer (NAPA).
Mejora de la asistencia para las personas con demencia en todo el mundo
Métodos
Este estudio se ha centrado en los
Planes Nacionales de Demencia en
siete países: Australia, Francia, los
Países Bajos, Noruega, Corea del Sur,
el Reino Unido (Inglaterra) y Estados
Unidos. Elegimos estos países porque
ofrecen la máxima información
disponible sobre los planes y se
encuentran en diferentes fases de
ejecución, lo que ha sido útil para
proporcionar diferentes perspectivas
sobre los desafíos encontrados en
las diversas etapas.
Se utilizaron tres métodos para la
elaboración de este documento:
•
Revisión de la política de los
Planes Nacionales de Demencia
en los países seleccionados;
•
Revisión de la bibliografía
internacional; y
•
Entrevistas con partes implicadas
clave involucradas en los Planes
Nacionales de Demencia.
La revisión bibliográfica
internacional se basó en los
informes y los documentos
mencionados anteriormente.
Cabe mencionar que algunos países
tienen una experiencia mayor en la
formulación y la ejecución de políticas
sobre la demencia; por ejemplo, en el
caso de Francia, nos fijamos en el
tercer plan de demencia; en el caso
de los Países Bajos, utilizamos los
resultados de la evaluación del
primer plan de demencia, mientras
que también revisamos el próximo
plan. El Plan Nacional de Demencia
inglés terminará en 2014 y el
noruego, en 2015.
41
APÉNDICE 2. A
vances en política sobre la demencia
EL CONTEXTO: PRINCIPIOS
BÁSICOS UNIVERSALES
En la última década, la asistencia y el
apoyo a las personas con demencia
han recibido una mayor atención
gracias en parte al intenso trabajo
de defensa realizado por la ADI,
Alzheimer Europe (AE) y las
asociaciones nacionales vinculadas
al Alzheimer. En 2004, se adoptó la
Declaración de Kioto promovida por la
ADI, que incluía diez recomendaciones
globales relacionadas con la demencia:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
Proporcionar tratamiento en
atención primaria;
Poner a disposición los
tratamientos apropiados;
Proporcionar asistencia en la
comunidad;
Formar al público;
Implicar a comunidades, familias
y consumidores;
Establecer políticas, programas
y leyes nacionales;
Desarrollar recursos humanos;
Fomentar relaciones con otros
sectores;
Controlar la salud de la
comunidad; y
Apoyar una mayor investigación.
La Declaración de Kioto fue seguida
en 2006 por la Declaración de París,
promovida por Alzheimer Europe.
Esta Declaración fue más lejos y
definió las prioridades en cuatro
áreas: salud pública; investigación y
aspectos médicos; asistencia y apoyo
social; y enfoques legales y éticos.
Sobre la base de estas declaraciones,
la ADI formuló seis principios que se
deben adoptar para que la enfermedad
de Alzheimer y otro tipo de demencias
se conviertan en una prioridad global:
1.
Promover la sensibilización y la
comprensión de la enfermedad;
6.
7.
2. Respetar los derechos humanos de
las personas con la enfermedad;
3. Reconocer la función clave de los
familiares y los cuidadores;
8.
4. Proporcionar acceso a asistencia
sanitaria y social;
5. Resaltar la importancia de un
tratamiento óptimo después del
diagnóstico; y
6. Actuar para prevenir la
enfermedad mediante
mejoras en la salud pública.
Además, la ADI elaboró un Plan de
Acción, con la expectativa de que
los países lo ejecutaran dentro de
los límites de sus recursos, con once
acciones clave:
1.
2.
3.
4.
5.
Proporcionar información
pública sobre los síntomas, el
tratamiento y el desarrollo de la
enfermedad;
Reducir el estigma fomentando la
comprensión y la sensibilización;
Proporcionar formación y
herramientas a los profesionales
de la salud (incluidos los
trabajadores sociales) y a los
familiares cuidadores, para
fomentar la evaluación precoz,
el diagnóstico, la asistencia
apropiada y el acceso a un
tratamiento óptimo;
Proporcionar acceso a servicios
de atención primaria y secundaria
que respondan a las necesidades
de las personas con demencia;
Promover el acceso a diversas
opciones de asistencia a largo
plazo que prioricen el
mantenimiento de la
independencia, la asistencia
basada en el hogar y la
comunidad, y el apoyo a
familiares cuidadores;
9.
10.
11.
Convertir en seguros todos los
entornos de asistencia, incluidos
hospitales y centros de asistencia
a largo plazo (en casos graves),
para las personas con
la enfermedad;
Potenciar la máxima participación
posible de las personas que
padecen la enfermedad en la
vida de sus comunidades y en
las decisiones sobre su asistencia;
Garantizar un estándar de vida
adecuado para la salud y el
bienestar, lo que debe incluir
la alimentación, la ropa, el
alojamiento y la asistencia
médica para las personas que
padecen la enfermedad;
Proporcionar un marco
legislativo para regular y
proteger los derechos de
aquellas personas con demencia
que carecen de la capacidad de
gestionar su vida cotidiana;
Financiar programas de
sensibilización para promover
una mayor comprensión sobre la
posible reducción del riesgo de
la enfermedad; y
Priorizar la investigación sobre
la enfermedad de Alzheimer y
otras demencias.
Sobre la base de lo anterior, Bupa y
la ADI desarrollaron conjuntamente
el Decálogo Mundial sobre la
Demencia conjunta, Puedo vivir bien
con demencia (“I can live well with
dementia”), que describe los
fundamentos básicos de las mejores
prácticas en materia de asistencia y
apoyo a las personas con demencia.
En este Decálogo lanzado en abril de
2013, Bupa y la ADI anunciaron que
instarían a los gobiernos de todo el
mundo a desarrollar y ejecutar Planes
Nacionales de Demencia eficaces
para que los 10 puntos incluidos
en el Decálogo se conviertan en
realidad. Este informe contribuye
a esta campaña.
Mejora de la asistencia para las personas con demencia en todo el mundo
PLANES NACIONALES
EN EL MUNDO
En la actualidad solo once países —el
Reino Unido (Inglaterra, Escocia,
Gales e Irlanda del Norte), Australia,
Dinamarca, Finlandia, Francia, Corea
del Sur, Estados Unidos, Noruega, los
Países Bajos, Luxemburgo y Bélgica—
disponen de Planes Nacionales de
Demencia formales adoptados por
los gobiernos. Cabe destacar que
algunos países han avanzado hacia
un segundo plan o una fase de
ejecución. Se puede encontrar más
información sobre estos planes en
el Apéndice 3, incluida información
sobre lo siguiente:
1.
Título del plan y periodo
que cubre;
2. Prioridades globales y objetivos
específicos;
3. Mecanismos de control; y
4. Fondos asignados para
la ejecución.
43
APÉNDICE 3.Descripción de los Planes Nacionales
de Demencia y las políticas de apoyo
AUSTRALIA
TÍTULO
Iniciativa de lucha contra la demencia. La demencia como una prioridad de salud nacional
(“The Dementia Initiative – Making Dementia a National Health Priority”)
PERIODO
CUBIERTO
2005-2010. Si bien la Iniciativa se suspendió y no se sustituyó por una nueva en agosto de
2012, el Ministerio de Sanidad australiano reconoció la demencia como la novena Área de
Prioridad Nacional de Salud.
PRIORIDADES /
MEDIDAS
La Iniciativa se centró en 3 áreas prioritarias. Para cada prioridad, se definió un conjunto de
medidas para el progreso:
1.
El programa Dementia – A National Health Priority, con más iniciativas de investigación,
asistencia mejorada y programas de intervención precoz.
Medidas:
– aumentar el nivel de conocimiento, comprensión y evidencias en relación con la evaluación
y la asistencia, la reducción y la prevención de riesgos, el tratamiento, la gestión y el
apoyo para mejorar la calidad de vida de las personas con demencia y sus cuidadores;
– mejorar las asociaciones y las redes entre investigadores, proveedores de servicios
sanitarios y para personas mayores, consumidores y otras partes implicadas;
– consolidar la investigación de la demencia, fomentar la colaboración nacional e
internacional, y financiar nuevas investigaciones;
– ampliar los servicios de intervención precoz y desarrollar estrategias de
sensibilización para fomentar la prevención y la intervención precoz; y
– ayudar a las personas con demencia a permanecer en sus propios hogares por más tiempo,
con una evaluación apropiada basada en evidencias, tratamiento, apoyo y asistencia.
2. El programa Extended Aged Care at Home Dementia (EACHD) contó con la participación de
2.000 centros para ampliar la asistencia en el hogar para personas mayores.
Medida:
– proporcionar paquetes coordinados y gestionados de asistencia a personas mayores
frágiles con demencia que experimentan comportamientos preocupantes.
3. El programa Training to Care for People with Dementia Program incluyó formación
adicional específica sobre la demencia para un máximo de 9.000 profesionales del
cuidado de personas mayores, y hasta 7.000 cuidadores y profesionales de la comunidad.
Medidas:
– ayudar a las personas con demencia y sus cuidadores a mejorar su calidad de vida
mediante la mejora de las competencias de asistencia de la demencia de los
profesionales de la salud y del cuidado de personas mayores;
– mejorar el conocimiento y la comprensión de los profesionales de la salud, los cuidadores
de personas mayores y los trabajadores sociales al cuidado de personas con demencia;
– ayudar a promover el cuidado de la demencia como una opción profesional deseable
y valiosa;
– apoyar a los familiares cuidadores para reducir la carga de la asistencia de una
persona con demencia mediante la mejora de sus competencias;
– promover la prestación de mejores prácticas de asistencia para las personas con demencia
y fomentar enfoques innovadores y flexibles hacia la asistencia de la demencia;
– mejorar el nivel de confianza de los profesionales de la salud y los cuidadores de
personas mayores en el trabajo con personas con demencia; y
– fortalecer las redes entre proveedores de asistencia de personas mayores,
investigadores y organizaciones para promover la sostenibilidad de la formación
relacionada con la asistencia de la demencia.
Mejora de la asistencia para las personas con demencia en todo el mundo
CONTROL DE
PROGRESO
En 2009 se realizó una evaluación integral de la iniciativa utilizando los siguientes criterios
clave de rendimiento:
– Adecuación (¿es lo que la gente quiere y necesita?)
– Eficacia (¿marcó una diferencia?)
– Eficiencia (¿mereció la pena?)
– Calidad (¿fue buena?)
– Accesibilidad (¿lo pudo utilizar la gente?)
– Impacto en la colaboración (¿funcionaron juntos los servicios?)
– Sostenibilidad (¿perspectiva a largo plazo?)
– Resultados (¿cuál fue el resultado final?)
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
El plan tenía un presupuesto de 320 millones de dólares australianos durante 5 años.
La financiación se interrumpió en el Presupuesto Federal de 2011-12.
45
AUSTRALIA
TÍTULO
Marco nacional de acción sobre la demencia (“National Framework for Action on Dementia”)
PERIODO
CUBIERTO
2006-2010. Actualmente se está desarrollando un nuevo Marco nacional de acción sobre la
demencia 2013-2017.
PRIORIDADES /
MEDIDAS
El Marco contiene 5 áreas de prioridad para la acción e identifica un conjunto de resultados
que se deben alcanzar en cada una de ellas:
Área de prioridad 1
Servicios de asistencia y apoyo que sean flexibles y puedan responder a las cambiantes
necesidades de las personas con demencia, sus cuidadores y sus familiares.
Resultados: se presta una asistencia eficaz, adecuada, de calidad y accesible
• En todos los centros y las ubicaciones geográficas.
• Haciendo hincapié en la planificación centrada en la persona.
• Con la participación de los cuidadores y familiares.
• Permitiendo que las personas con demencia realicen una transición sin problemas entre
los distintos tipos de asistencia.
Área de prioridad 2
Acceso equitativo a la información sobre la demencia, apoyo y asistencia para las personas
con demencia, sus cuidadores y sus familiares, independientemente de su ubicación o
antecedentes culturales.
Resultados
• Todas las personas con demencia, sus cuidadores y sus familiares deben ser capaces
de obtener servicios de calidad que se adapten a sus necesidades, cuando los necesiten,
independientemente de la residencia, el estado de salud, la edad, los antecedentes
culturales o las circunstancias económicas y sociales.
Área de prioridad 3
Información y formación basada en evidencias, precisa y proporcionada de una manera
puntual y significativa.
Resultados
• Las personas con demencia, sus cuidadores y sus familiares pueden acceder fácilmente
a información, formación y servicios de apoyo.
• La comunidad tiene consciencia y conocimiento de la demencia y de la forma de ayudar
a las personas con demencia, sus cuidadores y sus familiares.
• El intercambio de información entre jurisdicciones es eficaz.
Área de prioridad 4
Investigación sobre la prevención, la reducción de riesgos y el retraso de la aparición de la
demencia, así como sobre las necesidades de las personas con demencia, sus cuidadores
y sus familiares.
Resultados
• La investigación se dirige a la causa, la cura y la asistencia para las personas con
demencia.
• La investigación se traduce en práctica y se promueve y está disponible para aquellos que
lo necesitan.
• Los resultados de la investigación se promueven de manera más amplia en la comunidad.
Área de prioridad 5
Estrategias de recursos humanos y formación que posibilitan asistencia de alta calidad
y especializada para las personas con demencia.
Resultados
• Existen profesionales capacitados y cualificados para atender y apoyar a las personas con
demencia, sus cuidadores y sus familiares.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
CONTROL DE
PROGRESO
La responsabilidad del control recae en el Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad
australiano (AHMAC) y la Conferencia de Ministros de Sanidad de Australia (CMAS).
El Marco se revisó en 2011.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
No hay información disponible.
47
FRANCIA
TÍTULO
El Plan Nacional francés
PERIODO
CUBIERTO
2008-2013
Prioridades /
medidas
1.
Mejorar la calidad de vida de los pacientes y los cuidadores
– Objetivo 1. Aumentar el apoyo a los cuidadores
– Objetivo 2. Fortalecer la coordinación entre todas las partes implicadas
– Objetivo 3. Capacitar a los pacientes y sus familiares para elegir el apoyo en el hogar
– Objetivo 4. Mejorar el acceso al diagnóstico y los itinerarios de asistencia
– Objetivo 5. Mejorar la asistencia residencial para ofrecer una mejor calidad de vida de
las personas con Alzheimer
– Objetivo 6. Reconocer las habilidades y el desarrollo de la formación para los
profesionales de la salud
2. Conocimiento para la acción
– Objetivo 7. Realizar esfuerzos sin precedentes en investigación
– Objetivo 8. Organizar la vigilancia y el seguimiento epidemiológicos
3. Movilización en torno a una cuestión social
– Objetivo 9. Proporcionar información para la sensibilización pública general
– Objetivo 10. Promover consideraciones éticas y un enfoque ético
– Objetivo 11. Hacer de la enfermedad de Alzheimer una prioridad europea
El Plan detalla 44 medidas que deben desarrollarse con arreglo a estos 11 objetivos.
CONTROL DE
PROGRESO
El Plan detalla mecanismos de evaluación e implementadores responsables para cada
medida conforme a los objetivos del Plan. Un informe de ejecución se elabora cada 6 meses.
Un informe de evaluación global para el periodo 2008-2012 se ha publicado en junio de 2013.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
1.600 millones de euros
PAÍSES BAJOS
TÍTULO
Programa Nacional de Demencia (“National Dementia Program”)
PERIODO
CUBIERTO
2004-2008
PRIORIDADES /
MEDIDAS
1.
Creación de una serie coordinada de opciones de asistencia que respondan a las
necesidades y los deseos de los clientes;
2. Provisión de orientación y apoyo suficientes a las personas con demencia y sus
cuidadores;
3. Medición anual de la calidad de asistencia para las personas con demencia.
Este Programa Nacional de Demencia cubrió 14 áreas problemáticas, del siguiente modo:
1. ¿Qué está pasando y cómo se puede ayudar?
2. Ansioso, enojado y confundido
3. Solo en la asistencia
4. Evita contactos
5. Asistencia física
6. Peligro
7. Y también problemas de salud
8. Pérdidas
9. Es demasiado para mí
10. Pierde el control
11. En los buenos y en los malos momentos
12. Falta de comunicación con los profesionales de la salud
13. Resistencia al internamiento en una institución
14. Control de progreso
CONTROL DE
PROGRESO
Este programa ha sido evaluado a través de encuestas con los representantes regionales de
Alzheimer Nederland, así como a través de encuestas sobre los deseos y las necesidades de
los familiares cuidadores de personas con demencia. Además, se entrevistó a responsables
del proyecto en centros piloto y se revisaron los proyectos piloto.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
2,4 millones de euros
TÍTULO
Plan de Asistencia de Demencia
PERIODO
CUBIERTO
2008-2011
PRIORIDADES /
MEDIDAS
1.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
No se han presupuestado fondos adicionales para la ejecución de este plan.
Creación de una serie coordinada de opciones de asistencia que respondan a las
necesidades y los deseos de los clientes
2. Provisión de orientación y apoyo suficientes a las personas con demencia y sus
cuidadores
3. Medición anual de la calidad de asistencia para las personas con demencia
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
En abril de 2013, el Ministerio de Sanidad neerlandés
anunció una inversión de 32,5 millones de euros para el
plan siguiente: el Plan Delta de Demencia. Este plan es
una innovadora asociación público-privada centrada en
el paciente actual y futuro. Consistirá en:
•
Un portal nacional de salud, con intercambio de
información, creación de redes y asistencia e-health
para las personas con demencia, los cuidadores
y los profesionales;
•
Un registro nacional de información sobre el
diagnóstico, el tratamiento y la asistencia para
mejorar la calidad de la asistencia;
•
Investigación centrada en la prevención,
el tratamiento y la cura de la demencia,
además de la asistencia innovadora y eficiente.
49
NORUEGA
TÍTULO
Plan de Demencia (“Dementia Plan”)
PERIODO
CUBIERTO
2007-2015
PRIORIDADES /
MEDIDAS
1. Programas de día
2. Instalaciones mejor adaptadas a las necesidades del paciente
3. Aumento de los conocimientos y las competencias (información, educación, nueva
experiencia e investigación)
El plan establece 5 estrategias para afrontar los desafíos de asistencia para las personas
con demencia:
1. Desarrollo, investigación y planificación de calidad
2. Crecimiento de capacidad y mejora de competencias y conocimientos
3. Mejora de la colaboración entre profesionales y seguimiento médico
4. Asistencia activa
5. Asociaciones con familiares y comunidades locales
CONTROL DE
PROGRESO
El plan detalla los objetivos estratégicos y los resultados a largo plazo para 2015 y un programa
de acción de cuatro años. Las autoridades regionales deben elaborar informes anuales de
evaluación sobre la ejecución de la estrategia nacional y la eficacia de las medidas adoptadas.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
En el presupuesto de 2011-12, se destinó un total de 1.100 millones de coronas al Plan.
COREA DEL SUR
TÍTULO
Guerra a la demencia (“War on Dementia”)
PERIODO
CUBIERTO
2008-2013. La ejecución se realizó en dos fases: 2008-2010 y 2011-2013.
PRIORIDADES /
MEDIDAS
El plan se centra en 3 prioridades.
1. Reducir el tiempo de espera para el tratamiento de la enfermedad mediante el
diagnóstico precoz.
2. Ampliación prevista de la infraestructura de servicios, en particular, para formar
especialistas en demencia.
3. Aliviar la carga de los cuidadores”, y convertirse, en esencia, en una ampliación de la
familia de la persona.
Las dos primeras prioridades se desarrollan en la primera fase, mientras que la tercera
prioridad se ejecutará en la segunda fase del plan.
CONTROL DE
PROGRESO
De acuerdo con la Alzheimer’s Association Korea, se han registrado avances en algunas de las
áreas prioritarias, como, por ejemplo, en el diagnóstico precoz y la prevención, el tratamiento,
la infraestructura y la sensibilización pública. El plan especifica una serie de indicadores para
medir el progreso, como:
• establecer un centro de salud pública a partir del actual 50 % a la cobertura nacional;
• crear un Centro Nacional de Demencia integral e instalar una réplica en los cuatro grandes
hospitales regionales;
• formar a 6.000 especialistas para 2012; y
• aumentar la elegibilidad de seguro de asistencia a largo plazo aumentando el límite de
destinatarios en 20.000 personas cada año.
Hasta el momento, no se ha publicado ningún informe de evaluación sobre la ejecución del plan.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
Se estima que la financiación total para este Plan ascenderá a 6,46 billones de wones.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
51
REINO UNIDO (INGLATERRA)
TÍTULO
Vivir bien con demencia. Una estrategia nacional de lucha contra la demencia (“Living well
with dementia: A National Dementia Strategy”)
PERIODO
CUBIERTO
2009-2014
PRIORIDADES /
MEDIDAS
Mejora de la sensibilización, diagnóstico e intervención más precoces y mayor calidad de
la asistencia.
Objetivos (con un calendario determinado y responsabilidad especificada):
1. Mejora de la sensibilización y la comprensión de la demencia entre el público y los
profesionales.
2. Diagnóstico e intervención tempranos de buena calidad para todas las personas.
3. Información de buena calidad para las personas con demencia diagnosticada y sus
cuidadores.
4. Habilitación de un fácil acceso a asistencia, apoyo y asesoramiento después del diagnóstico.
5. Desarrollo de apoyo estructurado de compañeros y redes de aprendizaje.
6. Mejora de servicios de apoyo personal de la comunidad.
7. Ejecución de las estrategias de los cuidadores.
8. Mejora de la calidad de la asistencia para las personas con demencia en los hospitales
generalistas.
9. Mejora de los cuidados intermedios para las personas con demencia.
10. Consideración del apoyo potencial en el hogar, servicios relacionados con el hogar y
teleasistencia para apoyar a las personas con demencia y sus cuidadores.
11. Una vida óptima con demencia en residencias.
12. Mejora de la asistencia en el final de la vida para las personas con demencia.
13. Profesionales formados y eficaces para las personas con demencia.
14. Una estrategia comisionada conjunta para la demencia.
15. Mejora de la evaluación y la regulación de los servicios de salud y cómo funcionan los
sistemas para las personas con demencia y sus cuidadores.
16. Una imagen clara de la evidencia científica y las necesidades.
17. Apoyo nacional y regional eficaz para la ejecución de la Estrategia.
CONTROL DE
PROGRESO
Evaluación de rendimiento: NHS y autoridades locales
– Encuesta de autoevaluación (SAS) completada por todos los consejos en Inglaterra;
– Experiencia de las personas que utilizan la asistencia social y sus cuidadores;
– Conjunto Nacional de Indicadores y datos de rendimiento nacionales;
– Actividad reguladora;
–Evidencia de servicio de inspección, consideraciones y progreso controlado frente a los
planes de acción;
– Actividad de revisión de mejora de inspección conjunta;
– Otra actividad de inspección relativa a los servicios de asistencia social;
–Reuniones de trabajo rutinarias y reuniones anuales de revisión como parte de un diálogo
continuo sobre el rendimiento del consejo;
– Progreso frente a planes de mejora/acción acordados; y
–Cumplimiento de los objetivos relevantes del Contrato de área local (LAA) y demás
objetivos locales respaldados por el plan de ejecución de la Evaluación de necesidades
estratégicas conjuntas.
Mejora de la asistencia para las personas con demencia en todo el mundo
CONTROL DE
PROGRESO
(CONTINUACIÓN)
53
Indicadores de resultados: Para 2014, todas las personas con demencia en Inglaterra
deberían poder decir:
– Me diagnosticaron pronto.
– Las personas cercanas y las que me cuidan tienen un fuerte apoyo.
– Puedo disfrutar de la vida.
– Entiendo, por lo que adopto buenas decisiones y garantizo las decisiones futuras.
– Se me trata con dignidad y respeto.
– Me siento parte de una comunidad y me inspira a dar algo a cambio.
– Tengo el tratamiento y el apoyo óptimos para mi demencia y mi vida.
– Sé lo que puedo hacer para ayudarme a mí mismo y quién más me puede ayudar.
– Confío en que mis últimas voluntades sean respetadas. Puedo esperar una plácida muerte.
Además, se formularon 11 recomendaciones para reducir el uso de fármacos antipsicóticos
hasta el nivel en el que los beneficios sean mayores que los riesgos y cuando se pueda estar
seguro de que los pacientes están siendo tratados de manera segura y efectiva.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
150 millones de libras
REINO UNIDO (INGLATERRA)
TÍTULO
Mejora de la asistencia para las personas con demencia (“Improving care for people
with dementia”)
PERIODO
CUBIERTO
2013-2015
PRIORIDADES /
MEDIDAS
1.
Aumento de las tasas de diagnóstico
• Asegurarse de que los médicos ofrecen a las personas de 65 a 74 años información
acerca de los servicios de memoria como parte del programa de control de salud del
NHS, y las derivan a evaluación si lo necesitan.
• Dotar de 1 millón de libras a proyectos innovadores del NHS con el fin de aumentar
las tasas de diagnóstico a través del premio Innovation Challenge Prize for Dementia.
• Lanzar un nuevo conjunto de herramientas para ayudar a los médicos a ofrecer un
mejor apoyo.
2. Servicios de salud y asistencia: mejorar los servicios de salud y asistencia para las
personas con demencia para marzo de 2013:
• Se solicitó a todos los hospitales en Inglaterra que se comprometieran con entornos
amigables para las personas con demencia.
• Se destinaron 54 millones de libras a hospitales que prestan asistencia de calidad
para personas con demencia y ofrecen evaluaciones de riesgo de demencia a todas
las personas de 75 años ingresadas.
• Se incluyó información sobre la demencia en el sitio web Our Health South West
a escala nacional para que las personas conozcan mejor los servicios disponibles
en su área local.
Otros:
• Se solicitó a las residencias y los servicios de asistencia que se inscribieran en la
iniciativa Dementia Care and Support Compact, que establece nuevos estándares
respecto a la asistencia para las personas con demencia.
• Se realizó una dotación de 50 millones de libras para financiar la adaptación de los
centros médicos y las residencias para las personas con demencia.
• Se proporcionaron recursos de capacitación para los profesionales de la salud
relacionados con la demencia.
• Se ayudó a financiar un programa de 300 millones de libras para construir o renovar
viviendas para personas con enfermedades crónicas, incluida la demencia.
• Se realizó una dotación de 400 millones de libras esterlinas para ayudar a financiar
los descansos de los cuidadores.
3. Comunidades favorables para las personas con demencia
• Aumentar la sensibilización y trabajar con organizaciones diferentes para crear
comunidades amigables para las personas con demencia.
4. Investigación sobre la demencia
• La financiación anual de la investigación de la demencia se aumenta a cerca de
66 millones de libras en 2015 para potenciar el conocimiento científico de la demencia
y, potencialmente, hacer posibles nuevos tratamientos.
CONTROL DE
PROGRESO
El control de los progresos del Dementia Challenge es supervisado por tres grupos de
“líderes”. El último informe se publicó en mayo de 2013.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
Información no disponible.
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
55
ESTADOS UNIDOS
TÍTULO
Plan nacional para afrontar la enfermedad de Alzheimer (“National Plan to address
Alzheimer’s Disease”)
PERIODO
CUBIERTO
2012-2015
PRIORIDADES /
MEDIDAS
El plan se centra en 5 objetivos. Para cada objetivo, se define un conjunto de estrategias
y acciones correspondientes.
Objetivo 1. Prevenir y tratar eficazmente la enfermedad de Alzheimer para 2025
– Estrategia 1.A: Identificar prioridades de investigación e hitos
– Estrategia 1.B: Ampliar la investigación para prevenir y tratar la enfermedad de Alzheimer
–Estrategia 1.C: Acelerar los esfuerzos para identificar las etapas tempranas y
presintomáticas de la enfermedad de Alzheimer
– Estrategia 1.D: Coordinar la investigación con entidades públicas y privadas internacionales
–Estrategia 1.E: Facilitar la traducción de los resultados en la práctica médica y los
programas de salud pública
Objetivo 2. Mejorar la calidad y la eficacia de la asistencia
–Estrategia 2.A: Crear un grupo de profesionales con habilidades para proporcionar una
asistencia de alta calidad
– Estrategia 2.B: Garantizar un diagnóstico puntual y preciso
–Estrategia 2.C: Formar y apoyar a las personas con Alzheimer y sus familiares en el diagnóstico
–Estrategia 2.D: Identificar directrices y medidas de asistencia de alta calidad para las
personas con demencia a través de centros de asistencia
–Estrategia 2.E: Descubrir la eficacia de los nuevos modelos de asistencia para las personas
con Alzheimer
–Estrategia 2.F: Garantizar que las personas con Alzheimer experimentan una transición
segura y eficaz entre los centros y los sistemas de salud
–Estrategia 2.G: Promover servicios coordinados e integrados de salud y a largo plazo para
personas con Alzheimer
–Estrategia 2.H: Mejorar la asistencia a poblaciones desproporcionadamente afectadas por
la enfermedad de Alzheimer y a poblaciones que afrontan desafíos de asistencia
Objetivo 3. Ampliar el apoyo a las personas con la enfermedad de Alzheimer y sus familiares
–Estrategia 3.A: Garantizar la recepción de formación, capacitación y materiales de apoyo
culturalmente sensibles
–Estrategia 3.B: Permitir que los familiares cuidadores sigan prestando asistencia, al tiempo
que cuidan de su propia salud y bienestar
–Estrategia 3.C: Ayudar a las familias en la planificación de las necesidades futuras de asistencia
–Estrategia 3.D: Mantener la dignidad, la seguridad y los derechos de las personas con
Alzheimer
–Estrategia 3.E: Evaluar y atender las necesidades de vivienda de las personas con Alzheimer
Objetivo 4. Mejorar la sensibilización pública y la participación
– Estrategia 4.A: Formar al público sobre la enfermedad de Alzheimer
–Estrategia 4.B: Trabajar con gobiernos estatales, regionales y locales para mejorar la
coordinación e identificar iniciativas modelo para la promoción de la sensibilización de la
enfermedad de Alzheimer y la preparación en el gobierno
– Estrategia 4.C: Coordinar los esfuerzos de Estados Unidos con los de la comunidad global
Mejora de la asistencia para las personas con demencia en todo el mundo
PRIORIDADES /
MEDIDAS
(CONTINUACIÓN)
Objetivo 5. Mejorar los datos para controlar el progreso
– Estrategia 5.A: Mejorar la capacidad del Gobierno federal para seguir el progreso
– Estrategia 5.B: Controlar el progreso en el Plan Nacional
CONTROL DE
PROGRESO
El plan incluye un conjunto de hitos relacionados con las acciones necesarias dentro de las
estrategias para alcanzar los objetivos. Una agencia federal ha asignado la responsabilidad
de cada disposición del Plan para garantizar la ejecución de la disposición.
PRESUPUESTO
PLANIFICADO
La información sobre el importe total para la ejecución del Plan no está disponible.
Para obtener más información sobre cualquiera de los planes anteriores, visite www.alz.co.uk/alzheimer-plans.
57
SOBRE SANITAS
•
Sanitas, filial de Bupa, es la compañía de salud y atención sociosanitaria líder en España. La compañía ha dado
un paso más en la asistencia sanitaria para convertirse en el gestor activo de la salud de sus clientes.
•
Está compuesto por 4 diferentes unidades de negocio que ofrecen servicios y productos de salud en diferentes
etapas de la vida y en diversos ámbitos: Seguros; Hospitales, PPP’s y Nuevos Servicios; Dental y Residencial.
Actualmente disponemos de 3 hospitales propios, 37 centros médicos y de bienestar más de 140 clínicas dentales
y 40 residencias para mayores. Además, colaboramos con los gobiernos regionales de Madrid y Valencia en la
gestión de los hospitales públicos de Manises (en Valencia) y de Torrejón (en Madrid).
•
Más de 2,3 millones de clientes confían en Sanitas para el cuidado de su salud y contamos con más de
8.300 empleados.
Para más información, visite sanitas.es
SOBRE LA FUNDACIÓN SANITAS
•
entro de su compromiso con la salud y el bienestar de las personas, la Fundación Sanitas se ha comprometido
D
a impulsar la creación de un Plan Nacional de Demencia en España, en colaboración con diferentes organismos
y entidades del mundo científico, académico y asociativo.
•
demás, colabora con el Programa de Demencia de Sanitas, un programa específico de atención a personas con
A
demencia que incluye una política de cuidados personalizada e individualizada, la posibilidad de habilitar los
espacios físicos a las necesidades de los residentes, un exhaustivo programa de actividades adaptadas al día
a día de cada uno y formación especializada dirigida a todos los empleados de Sanitas Residencial.
Para más información, visite fundacionsanitas.org
Mejora del cuidado de las personas con demencia en todo el mundo
59
SOBRE BUPA
•
El propósito de Bupa consiste en conseguir que las personas tengan una vida más larga, más sana y más feliz.
•
Como grupo internacional líder en asistencia sanitaria, proporcionamos servicios a más de 14 millones de clientes
en más de 190 países.
•
Ofrecemos seguros de salud personales y de empresa, así como productos de asistencia sanitaria,
gestionamos hospitales, proporcionamos servicios sanitarios en el lugar de trabajo, asistencia sanitaria en el
hogar, evaluaciones de salud y servicios de gestión de enfermedades crónicas. También somos un importante
proveedor internacional de servicios de asistencia a la dependencia y de asistencia residencial para personas mayores.
•
Al no tener accionistas, invertimos nuestros beneficios para proporcionar una mayor y mejor asistencia
sanitaria y cumplir con nuestro propósito.
•
Bupa emplea a más de 62.000 personas, principalmente en el Reino Unido, Australia, España, Polonia,
Nueva Zelanda y Estados Unidos, así como en Arabia Saudí, Hong Kong, la India, Tailandia, China y en toda
Latinoamérica.
Para obtener más información, visite: bupa.com
Acerca de los servicios de asistencia social de Bupa en el mundo
• Bupa atiende a más de 30.000 personas en más de 460 residencias y complejos residenciales para mayores
en el Reino Unido, España, Australia, Nueva Zelanda y Polonia.
•
Bupa es el mayor proveedor internacional de asistencia sanitaria especializada en demencia que atiende a más
de 19.000 residentes con demencia.
•
En el Reino Unido, Bupa Care Services cuida de más de 17.900 residentes en casi 300 residencias.
•
En Australia, Bupa Care Services Australia gestiona actualmente 60 residencias que atienden a 5.300 residentes.
•
En Nueva Zelanda, Bupa Care Services New Zealand atiende a más de 4.600 personas en 48 residencias,
21 complejos residenciales para mayores y siete centros de rehabilitación, y también proporciona servicios
de teleasistencia a través de una red de alarma personal.
•
En España, Bupa (Sanitas Residencial) atiende a unos 4.400 residentes en 40 residencias.
•
En Polonia, Bupa (LUXMED) cuenta con una gran residencia en Varsovia.
Para obtener más información, visite: bupa.com/demencia
Sobre ADI
•
La ADI es la federación internacional de 79 asociaciones vinculadas al Alzheimer de todo el mundo.
•
Tiene relaciones oficiales con la Organización Mundial de la Salud y tiene estatuto consultivo ante las Naciones Unidas.
•
La visión de la ADI consiste en mejorar la calidad de vida de las personas con demencia y sus familiares en todo
el mundo.
•
La ADI cree que la clave para ganar la lucha contra la demencia consiste en una combinación única de
soluciones globales y conocimiento local. En este sentido, trabaja a escala local, mediante la potenciación de las
asociaciones vinculadas al Alzheimer para promover y ofrecer asistencia y apoyo a las personas con demencia y
sus cuidadores. También trabaja a escala mundial para resaltar la importancia de la demencia y promover cambios de
política por parte de los gobiernos.
•
Alzheimer’s Disease International: The International Federation of Alzheimer’s Disease and Related Disorders
Societies, Inc. está constituida en Illinois (Estados Unidos) y es una organización sin ánimo de lucro de acuerdo
con el artículo 501(c)(3).
Para obtener más información, visite: alz.co.uk
© Bupa 2013