¿A cómo va a quedar el pasaje? - Panda - WWF

Febrero de 2008
No. 7
Contenido
¿A cómo va a quedar
el pasaje?
2
Editorial
8
Fortalecimiento colectivo, conservación y
alivio de pobreza en
Colombia
Vulnerabilidad y adaptación
al cambio climático en los
Andes del Norte
WWF Colombia / María Ximena GALEANO
Un diplomado que responde
a los desafíos de la gestión
ambiental en Colombia.
el mejor
10 Colombia:
destino para las aves
migratorias
La vía Pasto-Mocoa mide 142 km que conectan las tres principales troncales
del país: la Panamericana, la troncal del Magdalena y la marginal de la selva.
La unión de Puerto Asís, Mocoa, Pasto y Tumaco entre el Pacífico y el
Piedemonte Andino-Amazónico colombiano, constituye un eslabón clave
para la puesta en marcha de la Iniciativa para la Integración de
Infraestructura Suramericana (Iirsa), un megaproyecto de interconexión
eléctrica, vial y de telecomunicaciones entre los doce países de Suramérica.
Cuando la carretera esté lista,
vamos a llegar en cuatro horas
a Pasto”, comentaba una pareja
que viajaba con su hijo de siete años en
una camioneta 4 x 4 que diariamente
transporta pasajeros entre el bajo, medio
y alto Putumayo. Durante el trayecto que
de Puerto Asís conduce a Mocoa, el paisaje
se confunde entre vallas publicitarias del
Ejército Nacional, fragmentos de bosque,
ir a 4
El Plan Nacional de Especies
Migratorias fortalecerá la
conservación de dichas
especies por medio de la
cooperación interinstitucional.
del Orinoco,
12 Gente
iniciativas locales con
futuro
La iniciativa Pijiwi busca
garantizar la conservación
de ecosistemas y especies de
la Orinoquia colombiana.
tejido
14 Resnatur:
social con sentido de
conservación.
Resnatur contribuye al
conocimiento, consolidación
y posicionamiento de las
iniciativas de conservación
de la sociedad civil.
Noticias
Campaña para reducir la huella ecológica
WWF Colombia se unió a la celebración del “Día mundial de los humedales”
Servicios ecosistémicos y alivio de la pobreza
WWF Colombia es miembro de la UICN
ir a 16
19 Las publicaciones
editorial
Contacto
Luis Germán Naranjo
Director de Conservación Ecorregional
lgnaranjo@wwf.org.co
Vulnerabilidad y adaptación al
cambio climático en los Andes del Norte
WWF Colombia / Luis Germán NARANJO
L
as noticias que recibimos sobre desastres relacionados con
eventos extremos nos han
acostumbrado a la idea de que
el clima global está cambiando más
rápido de lo que jamás lo ha hecho en
la historia del Planeta. Inundaciones,
avalanchas, incendios desenfrenados,
sequías extremas, pérdida de cosechas,
de ganados y por supuesto de vidas
humanas, son sucesos catastróficos
que azotan, cada vez con mayor frecuencia, todos los confines de la Tierra.
Al mismo tiempo, el cambio climático
puede modificar la distribución de las
especies desplazando unas y extinguiendo otras y es por lo tanto, una
amenaza para la biodiversidad global
por el impacto que tendría.
Si bien es cierto que estos fenómenos están encadenados en un problema global, la naturaleza heterogénea
de la Tierra y los patrones mismos
del clima hacen que los cambios que
estamos presenciando no se manifiesten de igual manera en todas partes.
Dependiendo de las características
originales de los ecosistemas y de
los patrones de uso de los recursos
naturales, el tipo e intensidad de
los impactos de eventos climáticos
extremos y de las nuevas tendencias
de comportamiento del clima regional
serán diferentes para cada región.
En el norte de los Andes, se estima
que un aumento de la temperatura anual del aire entre 1 oC y 2oC
y cambios en la precipitación de
Los cambios en las temperaturas se evidencian en la reducción de
las nieves perpetuas de los nevados a lo largo de los Andes del Norte.
aproximadamente 15% del promedio
anual histórico, pueden causar la
reacomodación de los ecosistemas de
montaña y la desaparición de la mayor parte de los nevados, los glaciares
y los páramos. Las consecuencias de
estas alteraciones pueden ser muy
diversas, pero sin duda afectarían a
millones de personas que dependen
de manera directa e indirecta de los
servicios que brindan los ecosistemas
de montaña, pues los países andinos
están entre los más vulnerables a las
catástrofes desencadenadas por eventos climáticos. A manera de ejemplo,
basta mencionar que el retroceso de
los glaciares tiene un enorme impacto
económico y social, pues aproximadamente el 60% de la electricidad de
los países andinos es generada a partir
de sistemas hídricos de las cuencas
glaciares.
Los países andinos son, sin embargo, causantes de menos del 2.5%
de las emisiones globales, que en
países como Bolivia, Ecuador y Perú
se deben mayormente a procesos
de deforestación y en Venezuela y
Colombia al sector energético. Por tal
razón, aunque es necesario movilizar
esfuerzos para disminuir las emisiones de carbono de los países andinos,
continúa página siguiente
2
la mayor preocupación regional sobre
el tema se centra en la disminución de
la vulnerabilidad de los ecosistemas y
los asentamientos humanos ante los
riesgos derivados del cambio climático. En ese sentido, es apremiante la
necesidad de incrementar las capacidades de respuesta de la población, el
Estado y sus instituciones, las cuales
son limitadas en los países andinos
por los altos niveles de pobreza y
pobreza extrema en la región (que
alcanzan, respectivamente, 50% y
15-30%).
Por estas razones, la generación de
capacidades para evaluar los efectos
del cambio climático sobre temas
y sectores prioritarios regionales, la
concertación de posiciones conjuntas ante foros internacionales de
negociación en materia de cambio
climático y el fortalecimiento de la
participación de los delegados nacionales, son fundamentales. El tiempo
apremia y los esfuerzos de distintos
El cambio climático
es, probablemente, el
problema más grande que
nuestro Planeta enfrenta
hoy. Sólo en los Estados
Unidos, las emisiones
de bióxido carbono son
de casi 20 toneladas por
persona al año
WWF UK / Andy KENTHWORTY
viene página anterior
Los incendios forestales son manifestaciones cada
vez más frecuentes de las alteraciones del clima.
actores institucionales deben estar
debidamente integrados a la formulación y estructuración de la Estrategia
Andina sobre Cambio Climático y
su correspondiente Plan de Acción.
En ese sentido, la concienciación de
la opinión pública en relación con
la vulnerabilidad y la adaptación al
cambio climático y el desarrollo de
estrategias locales y regionales para
prevenir y mitigar los impactos adversos de eventos climáticos, es esencial.
A pesar de la incertidumbre respecto al
comportamiento del clima, es preciso
estar preparados para enfrentar sus
efectos en un mundo cambiante en
el que todos tenemos parte de la responsabilidad por las alteraciones de los
ecosistemas y el deber fundamental de
buscar soluciones a los mismos.
La Hora del Planeta
El mundo visto bajo una nueva luz
El 29 de marzo de 2008, entre las 8:00 y las 9:00 pm ahorra energía
o apaga las luces que no necesites y date cuenta de lo que puedes
hacer en contra de los efectos del Cambio Climático.
Únete a la campaña global de WWF
www.earthhour.org – www.wwf.org.co
3
extensos cultivos de maíz, fríjol, papa
y cebolla y torres y cables de conexión
eléctrica.
El viaje toma dos horas. La vía ha
sido ampliada, “raspada” y está lista
para el pavimento. Según el conductor, los ingenieros encargados de las
mejoras en la vía llevan más de dos
meses de atraso. Pero el cambio es
evidente.
Al caer la tarde, teñidos de rubio
por el polvo, la mayoría de los viajeros alcanzan su destino final. Pero la
pareja y su hijo dormirán en Mocoa,
pues en la vía hasta Pasto (capital de
Nariño), el paso por El Encano está
restringido durante la noche.
La ruta del general Reyes
Desde que tienen memoria, los
habitantes del bajo, medio y alto Putumayo, han esperado la construcción
de una vía segura que los comunique
sin el riesgo de los precipicios, los
angostos caminos, y las frecuentes
avalanchas y deslizamientos. En 1875,
cuando el general Rafael Reyes era
propietario de una empresa comercializadora de quinua y caucho, exploró
el río Mocoa hasta Brasil, dando los
primeros pasos de una ruta estratégica
para el intercambio de productos entre
los países vecinos.
Cuando el militar y empresario se
convirtió en Presidente de Colombia
(1905-1909), se aprobó en el Plan
Nacional de Vías, la construcción de
la carretera Mocoa - Pitalito y en 1930
se inició la construcción de la vía que
hoy comunica Mocoa con Pasto.
A pesar de su estrecho trazado,
sus elevadas pendientes y sus curvas
WWF Colombia / María Ximena GALEANO
viene de 1
El eje del Amazonas de Iirsa abarca una superficie estimada de 4.499.152 km2.
pronunciadas, esta vía es la principal
conexión terrestre entre los departamentos de Nariño y Putumayo y
una de las principales entradas desde
los Andes hasta la Amazonía colombiana, lo cual la convierte en una vía
estratégica para el país y en una ruta
de proyección internacional.
Un eslabón que
conecta 12 países
Por estas razones, la vía Pasto-Mocoa ha sido escogida como uno de los
proyectos estratégicos de la Iniciativa
para la Integración de Infraestructura
Regional Suramericana – Iirsa, la cual
busca promover la integración física
de los doce países suramericanos mediante el desarrollo de macroproyectos
de infraestructura de transporte,
Iirsa contempla diez ejes de integración y
desarrollo en Suramérica. Cada uno de estos
ejes integran espacios naturales, asentamientos
humanos, zonas productivas y flujos de
comercio actuales y potenciales
energía y telecomunicaciones bajo una
visión regional.
En el Piedemonte Andino-Amazónico colombiano, esta iniciativa se
materializa a través de la construcción
y adaptación de seis tramos viales que
dan inicio al Corredor Multimodal
Tumaco - Puerto Asís - Belém do Pará
(Brasil). Este corredor hace parte del
Eje Amazonas de la Iirsa, cuyo propósito es conectar los océanos Atlántico
y Pacífico a la altura del río Amazonas,
mediante un sistema de vías terrestres
y corredores fluviales entre los puertos
brasileros de Manaos, Belém do Pará y
Macapá en el océano Atlántico, y los
puertos de Tumaco, Esmeraldas y Paita
en el Pacífico colombiano, ecuatoriano
y peruano.
El primero de estos tramos conduce de Tumaco a Pasto, de donde parte
hacia El Encano, en inmediaciones de
la laguna de La Cocha, declarada sitio
Ramsar. La vía continúa hacia Santiago (en el Valle de Sibundoy), llega
a Francisco (medio Putumayo) y sigue
hasta Mocoa. Desde allí desciende del
macizo colombiano hacia la llanura
continúa página siguiente
4
viene página anterior
WWF Colombia / María Ximena GALEANO
pectiva local como
global”.
En este sentido,
WWF Colombia,
de la mano de organizaciones socias
como Ecotono, la
Asociación para el
Desarrollo Campesino (ADC), el Conversatorio de Acción
Ciudadana del río
Güiza, las autoridades ambientales de
Nariño y Putumayo,
y cuatro resguardos
indígenas, vienen
adelantando un proceso conjunto de
construcción de la
visión de conservación de esta región con el ánimo de
fomentar políticas y prácticas sostenibles que permitan la conservación de
sus valores naturales y culturales.
“Hacer frente a las amenazas propias del esquema de desarrollo planteado para la región, con una mirada
regional que integre la conservación,
el alivio de la pobreza y el manejo
adecuado de recursos naturales, es el
punto de partida para responder a una
realidad que no da espera”, manifestó
Naranjo.
La carretera Pasto-Mocoa se extiende a lo largo de 142 km.
amazónica, para finalizar en Puerto
Asís, luego de un recorrido de 500
kilómetros. De Puerto Asís se continúa
hacia el Atlántico navegando el río
Putumayo hasta su desembocadura en
el Amazonas y desde esta confluencia,
hacia el océano Atlántico.
“Todos los tramos de la vía Tumaco-Puerto Asís serán ampliados y
su trazado será adecuado para permitir
mayores volúmenes de tráfico de pasajeros y carga, excepto en el tramo San
Francisco-Mocoa, donde se construirá
una variante de mejores especificaciones técnicas y menor longitud”,
explicó Juan Carlos Espinosa, oficial
de Política Sectorial de WWF Colombia. “Sin embargo, la viabilidad del
tramo fluvial hasta el océano Atlántico dependerá de que exista suficiente
volumen de carga para transitar por
el corredor bi-oceánico, lo cual no se
prevé en un futuro cercano”.
La carretera Pasto - Mocoa - Puerto
Asís atraviesa de este a oeste el Piedemonte Andino-Amazónico, una de las
áreas prioritarias para WWF dentro del
Complejo Ecorregional Andes del Norte.
Así mismo, forma parte de la Cordillera
5
Real Oriental (CRO), que bordea el oeste de la cuenca amazónica de Colombia,
Ecuador y el norte de Perú.
“Los bosques montanos de la Cordillera Real Oriental, que ocupan una
franja altitudinal de 300 - 3.500 metros,
son considerados los ecosistemas con
mayor riqueza de especies por unidad de
área en todo el Complejo Ecorregional
de los Andes del Norte”, resalta Luis Germán Naranjo, director de Conservación
Ecorregional de WWF Colombia.
Acciones y preocupaciones
Para el departamento colombiano
de Putumayo, el mejoramiento de
la vía Pasto-Mocoa, y en especial la
construcción de la variante entre
San Francisco y Mocoa, representa
una valiosa oportunidad e incluso la
realización de un sueño; sin embargo,
según lo enfatiza Elizabeth Tabares
Villarreal, directora de la Fundación
Ecotono de Putumayo, “es importante
que todas las comunidades –indígenas,
campesinas y también los habitantes
de ciudades como Mocoa y Pasto– asuman las verdaderas dimensiones de
la propuesta, tanto desde una pers-
Sobre el Camino Real se
cierne una amenaza Real
Antes de la conquista, el Piedemonte era territorio exclusivo de la
diversidad de los Andes y la Amazonia,
la cual convivía con los Kamëntzá, los
continúa página siguiente
La cuenca del
Amazonas representa
entre el 15 y el 20% de
toda la reserva de agua
dulce del Planeta
viene página anterior
Inga y los Cofanes, poblaciones indígenas que aún
permanecen en la zona,
manteniendo vivas sus costumbres y prácticas.
Entonces, el intercambio
de productos y la comunicación entre los pueblos se
hacía caminando por una
trocha que unía la actual
vereda de San Antonio (en el
municipio de Mocoa, medio
Putumayo) con el municipio de San Francisco, en
el Valle de Sibundoy (alto
Putumayo), a lo largo de 47
kilómetros. Con la llegada
de los conquistadores, esta
ruta se consolidó como el
Camino Real o paso oficial
de mercancías y viajeros.
Hoy, este camino parece
ser un lejano recuerdo para
los viajeros pero no para los
ingenieros que ponen en
Fuente mapa: DRA.
marcha la conexión de ashará una importante sustracción
falto entre Mocoa y Pasto. Por allí se
de ecosistemas estratégicos para la
abrirá la variante entre San Francisco
oferta ambiental de dicha zona”,
y Mocoa que comunicará el medio y
expresó Mauricio Valencia, asesor de
alto Putumayo, cruzando una zona de
Dirección de Corpoamazonia. “Para
bosque que, además de albergar espeenfrentar a esta inminente amenacies emblemáticas y amenazadas como
za, se hará una compensación que
el oso andino y la danta de montaña,
estudia la ampliación de la Reserva
representa para las comunidades indíen un 30%, además de designarla
genas el paso sagrado de los espíritus
bajo otra categoría de conservación
protectores de la vida en la región.
como el Distrito de Manejo Integrado
El Camino Real hace parte de
(DMI)”.
la Reserva Forestal Protectora de la
El desbalance de los ciclos naturacuenca alta del río Mocoa (32.173
les, la pérdida de especies, la fragmenhectáreas que van desde los 1.043
tación del bosque, la escasez de bienes
hasta los 2.555 metros), la cual es un
y servicios como el agua, la madera y
ecosistema estratégico para la conserlos alimentos; las transformaciones
vación de una red hídrica conformada
en el uso del suelo y en los modelos
por ríos como el Caquetá y Mocoa,
sociales tradicionales, son posibles contributarios del Amazonas, que proveen
secuencias de la construcción de esta
bienes y servicios ambientales para los
variante, las cuales preocupan a los rescasi 40 mil habitantes de Mocoa y sus
guardos indígenas, las organizaciones
alrededores.
locales y a las autoridades ambientales
“El paso de este megaproyecto
del Piedemonte colombiano.
por la Reserva Forestal Protectora
“Nos preocupa la llegada
de nuevos pobladores, porque esto ocasiona la escasez
de tierra”, dijo Concepción
Juajibioy, líder de la Comunidad Inga del municipio
de Colón. “Cada vez hay
más familias de indígenas
jóvenes sin tierra, lo que
significa niños creciendo
sin su chagra (huerta) para
alimentarse, perdiendo,
entre otras, una tradición
fundamental para la seguridad alimentaria”.
Otros temores que se
perciben en el ambiente
están relacionados con tendencias extractivas, especialmente relacionadas con
la minería, la madera y el
conocimiento genético.
Una oportunidad
para la participación
Dada la importancia ambiental y social del área de influencia
del corredor Pasto - Mocoa - Puerto
Asís, el gobierno colombiano recibió
recursos de cooperación técnica del
Banco Interamericano de Desarrollo
–entidad que financiará la construcción de la variante– para adelantar
estudios ambientales y sociales complementarios al Estudio de Impacto
Ambiental (EIA) de la misma. Además de la elaboración de un Plan de
Manejo Ambiental y Social para la
Reserva Forestal, se está adelantando
una Evaluación Ambiental Regional
del corredor Pasto - Mocoa - Puerto
Asís. Este estudio se centrará en la
identificación de posibles impactos
indirectos y acumulativos como
consecuencia de la construcción de
la variante y de la operación de todo
el corredor, así como de posibles impactos sinérgicos con otras iniciativas
de desarrollo de infraestructura en la
región, tales como los nuevos bloques
continúa página siguiente
6
viene página anterior
“Con las obras llegarán muchos
inmigrantes a la región; una vez
esté listo el corredor Pasto-Mocoa se
incrementará el tráfico de pasajeros
y carga, con el consecuente aumento
en la demanda de bienes y servicios
en la zona”, dijo Espinosa. “Esta demanda se traducirá en deforestación,
extracción ilegal de especies de fauna
y flora, especulación con las tierras y
hasta violencia y desplazamiento para
el establecimiento de megaproyectos
productivos. Para evitarlas y mitigarlas es prioritario trabajar en equipo
con todos los actores involucrados y
con un enfoque regional”.
Para ello, dentro del proceso de
fortalecimiento de capacidades adelantado con el apoyo de la Unión
Europea, la Fundación Mac Arthur y
WWF Reino Unido,
WWF Colombia y
sus socios en la región trabajan, entre
otros, en la conformación de Comités
de Veedurías Ciudadanas para garantizar la transparencia
y la calidad técnica
de dicho proceso.
A lo largo de los
diferentes tramos
por donde se materializará el corredor
Tumaco-Puerto Asís,
se conformaron tres
grupos de trabajo local coordinados por
diferentes organizaciones de la sociedad
civil, con el fin de
socializar la información relacionada
con el megaproyecto
y su relación con la
Iirsa, participar e incidir en los estudios
sociales y ambientaWWF y sus socios trabajan por la construcción conjunta de una
visión de conservación en el Piedemonte Andino-Amazónico.
les, y de comunicar y
WWF Colombia / Carlos Andrés MORALES
de explotación petrolera y minera, y
el tendido de líneas de interconexión
eléctrica. Es la primera vez que en el
país se adelantará un estudio de esta
naturaleza sobre un proyecto vial.
“El desarrollo de estos estudios
ha generado una valiosa oportunidad
para WWF y sus organizaciones socias para involucrar consideraciones
ambientales en etapas tempranas de
la planificación de proyectos de infraestructura, así como para promover la
participación informada y efectiva de
actores locales en dichos procesos”,
concluyó Naranjo. “De esta forma se
promueve la distribución equitativa
de los beneficios, se valoran los estilos
de vida tradicionales y se conserva un
ecosistema estratégico para Colombia
y Suramérica”.
7
difundir el avance de los mismos con
actores clave.
A lo largo de 2008, estos Comités
y las organizaciones vinculadas en el
proceso, seguirán de cerca el paso de la
obra por el Piedemonte Andino-Amazónico; además de la consolidación de
la participación ciudadana en las fases
finales de los estudios, se promoverá
la articulación de las medidas de manejo propuestas por dichos estudios
a los procesos de planificación y ordenamiento regional y municipal, así
como a las iniciativas regionales como
el Plan Regional de Biodiversidad y el
Plan de Gestión Ambiental Regional,
entre otros.
“Le estamos apuntando a que
alrededor de estos mega proyectos
se construyan de manera colectiva
iniciativas de desarrollo regional que
contribuyan al bienestar y mejoramiento de la calidad de vida de los
pobladores locales, y que su inserción
en la dinámica local sea de manera
armónica con el territorio, su oferta
ambiental y su tradición socio cultural”, concluyó Espinosa.
Al salir el sol, el paso por El Encano
se abre, los buses, camperos y busetas avanzan lentamente rumbo a la
capital del departamento de Nariño.
La neblina borra los contornos de la
maquinaria, los montículos de tierra
removidos, el barro y amortigua las
voces de los vendedores ambulantes
que ofrecen bebidas calientes. En un
bus, la pareja con su hijo ven cercano
su destino final. En ese instante el
murmullo del paso se interrumpe por
la pregunta del niño “Papá cuándo
la carretera esté lista ¿a cómo va a
quedar el pasaje?”
Contacto
Juan Carlos Espinosa
Oficial de Política Sectorial
jcespinosa@wwf.org.co
Fortalecimiento colectivo
WWF Colombia / Tatiana RODRÍGUEZ
Conservación y alivio de pobreza en Colombia
El diplomado “Cambio Social para el desarrollo sostenible” se implementará en 10 módulos temáticos
que incluyen legislación ambiental, participación ciudadana y comunicaciones, entre otros.
C
olombia y Ecuador son territorios donde el contraste
y la diversidad biológica,
geográfica y cultural son
un común denominador. Las comunidades indígenas, afrodescendientes
y campesinas que habitan la colcha
colombo-ecuatoriana, repleta de páramos, bosques de niebla, humedales,
selvas tropicales, mares y costas, día
a día enfrentan las consecuencias del
ritmo en el que estos países devoran
recursos, intentando alcanzar el paso
veloz de la globalización.
Para mantener unido este tejido,
son estas comunidades las primeras
llamadas a fortalecerse para que participen, actúen e incidan directamente
en la regulación del uso y manejo de
sus riquezas naturales. Sin embargo,
esto sólo es posible en la medida en
que existan espacios destinados al
8
encuentro y al debate, que les permita
generar las condiciones para mayores
niveles de bienestar colectivo y el
mantenimiento de los ritmos naturales de sus territorios.
Una representación de esta multiculturalidad se congregó a finales
de 2007 en Cali (suroccidente colombiano), en el marco del Programa
de Fortalecimiento de Capacidades
“Cambio Social para el Desarrollo
Sostenible”. Esta iniciativa de la Pontificia Universidad Javeriana Cali (PUJ),
el Colectivo Interétnico y WWF
Colombia busca capacitar, mediante
un diplomado, a líderes comunitarios
representantes de organizaciones sociales, en política ciudadana, biología
de la conservación, negociación y
conflictos ambientales, planificación
y gestión para el desarrollo sostenible,
legislación ambiental y comunicacio-
nes, entre otros temas, que están siendo aplicados en un proyecto específico
de cada organización participante.
“Este es un proceso que tiene
como objetivos el fortalecimiento de
capacidades de organizaciones en el
ejercicio de una cultura de democracia, autogestión y desarrollo propio”,
dijo Manuel Ramiro Muñoz, director
del Departamento de Humanidades
de la PUJ. “También, pretende incidir
en la toma de decisiones relacionadas
con la conservación y manejo responsable de los bienes de uso público y, al
mismo tiempo, generar las condiciones para garantizar mayores niveles
de bienestar colectivo”.
De esta manera 26 rostros negros,
indígenas y mestizos se reunieron con
el ánimo de recibir información, de
compartir experiencias y lecciones
de sus territorios. Vinieron de la Bahía de Málaga, Urabá, el norte y del
Pacífico ecuatoriano, del Piedemonte
Andino-Amazónico, del Eje Cafetero
y del nororiente colombiano. Algunos
no han culminado aún la educación
básica formal, otros ya cuentan con
estudios técnicos y profesionales. Sin
embargo, para ser parte de este diplomado, los únicos requisitos fueron
el apoyo de la organización a la que
continúa página siguiente
El contenido
académico del
Diplomado responde
a los desafíos de la
gestión ambiental
con criterios de
sostenibilidad
representan (de base, de la sociedad
civil y algunas no gubernamentales),
el trabajo previo en actividades de
fortalecimiento de capacidades y su
compromiso y vinculación con procesos locales y regionales.
Durante las dos semanas que duró
esta primera fase del Programa, los
participantes trabajaron cinco de los
diez módulos programados para el
diplomado. Paralelamente, con el apoyo de los facilitadores del Programa,
implementaron los conocimientos adquiridos en los proyectos propuestos
desde sus organizaciones.
Rudecinda Márquez, habitante
del Darién colombiano, heredó de sus
padres un paradisíaco paisaje rodeado
de bosque húmedo y de mar, que
hoy hace parte de la Asociación Red
Colombiana de Reservas Naturales de
“Cambio social
para el desarrollo
sostenible” cuenta con
el respaldo de Wildlife
Conservation Society
(WCS) y Oxfam GB
(Gran Bretaña), y es
financiado por WWF
Reino Unido
la Sociedad Civil. Ella llegó al Programa desde el corregimiento de Gilgal,
en Unguía (Chocó), con la meta de
forjar un proyecto que permita la
recuperación de los cultivos de arroz
de su corregimiento, a partir de una
propuesta de valoración del conocimiento y las semillas tradicionales,
así como de fortalecimiento de la
identidad.
“En Gilgal, desde que se empezaron a introducir variedades de
semillas mejoradas y un mayor uso
de agroquímicos, se ha perdido la diversidad en los cultivos de arroz, uno
de los más importantes de la zona”,
9
dijo Márquez. “Por eso, es necesario
buscar alternativas de producción
agrícola sostenible que nos permitan
diversificarla para fortalecer nuestra
seguridad alimentaria; pero sólo podremos lograrlo en la medida en que
nos empoderemos y decidamos sobre
el futuro de nuestro territorio”.
Como el proyecto de Rudecinda,
el Diplomado “Cambio social para
el desarrollo sostenible” arrojó otros
23 proyectos relacionados con temas
de conservación de la naturaleza y
mejoramiento de condiciones de vida,
los cuales fueron clasificados como
iniciativas de Gobernabilidad, Manejo
de Recursos Naturales, Fortalecimiento Organizativo e Identidad.
Para Santiago Valencia, un joven
afrodescendiente del Consejo Comunitario La Plata (Bahía Málaga, Pacífico colombiano), el trabajo apenas
comienza. Llegó con el sueño de darle
solución a las prácticas insostenibles
de aprovechamiento forestal que se
vienen realizando en su territorio.
Tal situación ha desencadenado
consecuencias negativas de carácter
ambiental, como son la pérdida de
especies nativas, la llegada de nuevas
plagas y desastres naturales por la
erosión del suelo, entre otras; pero así
mismo de carácter cultural y social,
como son la pérdida de prácticas
ancestrales de producción y el desplazamiento de habitantes en busca
de alternativas económicas.
Hoy, Valencia está poniendo en
práctica las acciones y estrategias que
planteó durante la primera fase del Diplomado y, simultáneamente, cuenta
con el apoyo de tutores expertos para
las necesidades del proceso. “Sé que
vamos por buen camino. Ahora en Bahía Málaga debemos realizar actividades de campo para zonificar parcelas
de aprovechamiento forestal; además,
es necesario que se firmen acuerdos
entre el Consejo Comunitario y el
Comité de Madereros para controlar
WWF Colombia / Julio Mario FERNÁNDEZ
viene página anterior
El desarrollo del Diplomado incluyó ejercicios prácticos.
el uso de máquinas; también hay que
capacitar a los habitantes con talleres
acerca del uso forestal sostenible. Son
muchos los problemas, pero también
podemos encontrar las soluciones”.
Rudecinda, Santiago y sus demás
compañeros del Diplomado, aguardan
por el segundo encuentro que se realizará entre el 13 y el 26 de abril de este
año, para desarrollar la serie de otros
cinco módulos.
Después de un periodo de ejecución y seguimiento durante el mes de
mayo, los participantes se prepararán
para el tercer y último periodo presencial. A finales de junio, volverán a
encontrarse en Cali para presentar los
resultados de sus proyectos, evaluar el
proceso formativo y recibir el diploma
que académicamente es acreditado
por la Pontificia Universidad Javeriana de Cali.
Contacto
Ana María Roldán
Asistente de Gobernanza
y Calidad de Vida
amroldan@wwf.org.co
Colombia: el mejor destino
para las especies migratorias
Asociación Calidris / Carlos José RUÍZ
Conferencia del Hemisferio
Occidental, en la que el país
ha participado desde 2004.
Internamente, Colombia
se rige por la Ley 99 de 1993
y el Decreto 216 de febrero
de 2003, legislación en donde se le delega al Ministerio
de Ambiente, Vivienda y
Desarrollo Territorial (Mavdt) la formulación e implementación de políticas,
planes, programas, proyectos
y normatividad con respecto
a la conservación, manejo,
restauración y uso sostenible de la biodiversidad de
los ecosistemas, así como la
adopción de criterios técnicos
requeridos a la hora de tomar
medidas necesarias para proAlgunas aves migratorias vuelan anualmente desde el Ártico hasta Suramérica.
teger especies de flora y fauna
silvestre amenazadas.
olombia es uno de los países neotropicales que
Sin embargo, a pesar de que se han desarrollado prograconcentra en un solo territorio una amplia gama
mas para la conservación de especies desde las diferentes
de biodiversidad. En ella, las especies migratorias
autoridades ambientales y organizaciones, no existe un
provenientes de todo el continente americano y
plan integrado para lograr tal objetivo. Esto evidencia la
del Caribe constituyen un importante componente de la
necesidad de directrices y acciones que permitan la conriqueza de sus selvas, bosques de niebla, páramos andinos,
servación de las diferentes especies del territorio nacional.
llanos y ecosistemas marino-costeros, entre otros. Entre
En tal sentido, el pasado mes de diciembre de 2007 se
estas visitantes podemos contar a numerosas especies de
reunieron en Cali representantes del Mavdt, Corporacioaves playeras provenientes de la región Neártica, además
nes Autónomas Regionales (CAR), institutos de investide cetáceos marinos y dulceacuícolas (ballenas y delfines),
gación, universidades y ONG con el objetivo de avanzar
y seis especies de tortugas marinas, entre otras, que se
continúa página siguiente
asientan en diferentes zonas con fines reproductivos, de
alimentación y descanso.
Por ello, desde hace más de dos décadas, Colombia se
Colombia es visitada por 180
ha suscrito a diferentes acuerdos y convenios internacioespecies de aves, 30 de peces
nales, transformando su legislación interna para proteger y
marinos, la ballena jorobada,
conservar la biodiversidad de sus ecosistemas, incluyendo
seis especies de tortugas
a las especies migratorias. Tal es el caso de la Convención
sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y
marinas, delfines de río gris y
Flora Silvestre (Cites), ratificada en Colombia mediante
rosado, y cinco especies de peces
la Ley 17 de 1981; el Convenio sobre Diversidad Biológica
dulceacuícolas, entre otras
(CBD), al cual se adhirió gracias a la Ley 165 de 1993, y la
C
10
© WWF-Canon / Cat HOLLOWAY
viene página anterior
Las ballenas jorobadas hacen una migración a lo largo de 8000 y 17000 km cada año.
El Plan Nacional de Especies Migratorias
cuenta con la participación del Sistema
Nacional Ambiental, la academia y
organizaciones no gubernamentales
Plan, teniendo en cuenta la experiencia en el tema y el
trabajo con organizaciones aliadas especializadas en los diferentes grupos; su presencia en varios países, sus alianzas
con un gran número de actores y el trabajo con diferentes
grupos de especies migratorias. Hasta el momento, se
ha construido una ruta de trabajo y se han socializado
los avances sobre el diagnóstico nacional de las especies
migratorias de cada grupo taxonómico.
Se espera que para 2019 la implementación del Plan Nacional de Especies Migratorias fortalezca la conservación
de dichas especies, sus hábitats y rutas, por medio de la
cooperación interinstucional, a escala nacional e internacional y con participación de la sociedad civil.
11
WWF Colombia / Julio Mario FERNÁNDEZ
participativamente en la definición del Plan Nacional de
Conservación y Protección de las Especies Migratorias de
la Biodiversidad colombiana.
Como resultado, el Mavdt estableció un convenio de
cooperación con WWF Colombia para la formulación del
“No puede olvidarse que la
efectividad de las estrategias de
conservación requiere de esfuerzos conjuntos de los gobiernos
de países limítrofes, entidades
ambientales, institutos de investigación y ONG, en especial
si se trata de especies migratorias
que circulan periódicamente
dentro de límites de distintas
jurisdicciones nacionales”, dijo
Ximena Barrera, directora del
Programa de Política Pública y
Responsabilidad Corporativa
de WWF Colombia. “Para ello,
será necesario llevar a cabo un
trabajo coordinado con las naciones vecinas, de protección,
investigación, valoración, uso
y manejo de estas especies, las
cuales constituyen un conjunto
de recursos de inmenso valor
ecológico, económico, científico,
cultural, estético y espiritual
para los ecosistemas y para la
humanidad”.
Pérdida de hábitat, competencia con especies invasoras, polución y
prácticas insostenibles, son algunas de las amenazas que enfrentan estas especies.
Contacto
Luis Germán Naranjo
Director de Conservación Ecorregional
lgnaranjo@wwf.org.co
Gente del Orinoco
Fundación Omacha
iniciativas locales con futuro
L
La pesca deportiva es una práctica común que constituye una alternativa productiva sostenible
y amigable con el ambiente, pues una vez se capturan, los peces son devueltos al agua.
a inmensa planicie de la Orinoquia guarda muchas
más sorpresas de las esperadas. Ahí, donde se unen
el antiguo escudo de Guyana con la joven cordillera
de los Andes, nació la altillanura, horizonte de
ondulaciones que configura un entramado de ecosistemas
influenciados por el ciclo de las aguas. En medio de este
paisaje se encuentran las 548 mil hectáreas de la Reserva
de Biósfera El Tuparro (departamento de Vichada, oriente
de Colombia), caracterizada por la formación de humedales
temporales como caños, esteros y morichales propios de las
épocas de sequías o inundaciones.
La complejidad de esta zona representa un conjunto de
servicios ambientales que traspasan sus límites políticos y
se extienden por buena parte de Colombia y Venezuela. No
en vano, sus habitantes basan su economía en la ganadería,
la producción de arroz, aceite y derivados (proveniente de
los monocultivos de palma africana –Elaeis guineensis), así
como en la extracción de petróleo. Además, es la principal
fuente de peces ornamentales de Colombia, su aporte en
peces de consumo es importante y, debido a la belleza
de sus paisajes, es una oportunidad para el desarrollo del
turismo sostenible.
Por ello, la iniciativa Pijiwi Orinoko, que en lengua Sicuani significa “Gente del Orinoco”, desde 2006 le apunta
a la consolidación de Reservas Privadas que garanticen la
conservación de los ecosistemas y especies de la región,
el manejo de los humedales y el fortalecimiento de actividades productivas con un enfoque ambientalmente
sostenible.
Hasta el momento se ha logrado la ampliación de la
Reserva Natural Bojonawi de 1294 ha. a 4800 ha. Además,
se creó la Reserva Nimajay (2211 ha.), ambas incluyen hábitats amenazados por incendios, compactación y erosión
de los suelos debido a la ganadería. Otro de los alcances
es el conocimiento de la gente acerca de las figuras de
conservación privada, permitiendo que dichas prácticas
se consoliden, acompañadas de iniciativas productivas
sostenibles. Además, la Fundación Omacha, el Instituto
Alexander von Humboldt (IAvH) y WWF Colombia
realizaron una cartografía de los humedales de la Reserva
continúa página siguiente
12
Fundación Omacha
El Tuparro, como insumo para la delimitación y zonificación por parte de
Parques Nacionales Naturales (PNN)
y la Fundación Puerto Rastrojo.
“Los avances obtenidos en este
proyecto son el fruto del canje de
deuda firmado por los gobiernos
de Estados Unidos y Colombia en
2004”, explicó Saulo Usma, coordinador del Programa de Aguadulce de WWF Colombia. “Mediante
este canje —apoyado por WWF,
The Nature Conservancy (TNC) y
Conservación Internacional– se
solidificaron las bases financieras
para la puesta en marcha de iniciativas de conservación, permitiendo que hoy la ampliación de
las áreas protegidas sea un logro
de conservación para hábitats
estratégicos de Colombia”.
Como complemento en materia
de conservación, actualmente Pijiwi
trabaja en la restauración de morichales y bosques riparios, a través de la
germinación de plántulas de especies
nativas en el vivero adecuado para
tal fin. Hasta la fecha se han logrado
germinar más de 11 mil plantas de
especies nativas. Sumado a ello, está
trabajando en la implementación de
planes de manejo para las especies de
fauna amenazadas en El Tuparro,
como la tortuga charapa o arrau (Podocnemis expansa), el jaguar (Panthera
onca), el delfín rosado (Inia geoffrensis), la nutria gigante (Pteronura
brasiliensis) y el manatí antillano
(Trichechus manatus).
Vivero para la reforestación de especies nativas
13
Fundación Omacha
viene página anterior
Liberación de más de 30.000 tortuguillas en el río Orinoco.
Asamblea Departamental y de grupos
Adicionalmente, hay un trabajo en
locales de turismo, y se organizó un
curso sobre alternativas productivas
comité de evaluación de la capacidad
sostenibles. Tal es el caso del “Análisis
turística de Puerto Carreño, así como
de la Cadena de Valor de Peces Ornauna propuesta de ordenamiento para
mentales de Puerto Carreño”, realila pesca deportiva.
zado con la participación de pescaArticular la condores, acopiadores,
solidación
de metas
entidades de apoyo
El proyecto Pijiwi Oripara
los
ecosistemas
y
y exportadores de
noko cuenta con el apoyo
las especies protegidas
peces ornamentales,
de organizaciones oficon la sostenibilidad
documento que fue
ciales locales, el Sistema
de los procesos profundamental para la
Nacional Ambiental, la
ductivos, no es fácil.
elaboración de una
Agencia para el Desarrollo
“Somos conscientes
estrategia de comInternacional de Estados
de que además de
petitividad para esta
Unidos, Conservación
producir resultados
actividad en el MuInternacional, The Nature
concretos, estamos
nicipio y una carta
Conservancy y WWF Coelaborando un prode navegación para
lombia. Además, es fruto
ceso valioso de lectodos los actores de
del trabajo conjunto de
ciones aprendidas
la cadena.
las fundaciones Omacha
que serán de utiliAsí mismo, se
y Horizonte Verde, por
dad para iniciativas
pretende abrir nuemedio del acuerdo para la
similares”, enfatizó
vos mercados nacioConservación de Bosques
Fernando Trujillo,
nales de peces ornaa cargo del Fondo para la
director científico
mentales, gracias a
Acción Ambiental y la
de la Fundación
la implementación
Niñez.
Omacha. “En todo
de una estrategia
esto, la apuesta que
educativa dirigida a
hacemos
es
garantizar
el manejo
niños entre 5 y 12 años, buscando que
y conservación de tan importante
conozcan la riqueza de los peces de la
y frágil región del país llamada ReOrinoquia y que, incluso, los tomen
serva de Biósfera El Tuparro”.
como opciones de mascota. Además, se
está impulsando el ecoturismo como
una nueva oportunidad económica y
Contacto
de sensibilización con grupos locales
José Saulo Usma
creados y dedicados a esta actividad.
Coordinador Programa de Aguadulce
Para ello, se ha contado con el apoyo
jsusma@wwf.org.co
de la Gobernación del Vichada, la
Tejido social con sentido
de conservación
L
tado del encuentro de un colectivo de
amigos de diferentes regiones de Colombia que querían organizarse en red
con el ánimo de contribuir a la conservación de la diversidad biológica de
Colombia de manera voluntaria. En
noviembre del mismo año, se realizó
un encuentro en el páramo de Anaime (departamento de Tolima, Andes
Centrales colombianos), el cual contó
con la participación de 13 reservas
y 55 personas. Allí se conformó un
comité coordinador y se dio inicio a la
gestión de la personería jurídica.
En abril de 1992 se realizó la
Asamblea de Constitución en el municipio de Chachagüí (departamento
de Nariño, al sur de Colombia), allí se
fundó formalmente la Asociación Red
Colombiana de Reservas Naturales de
la Sociedad Civil, con la participación
de 50 personas de 37 Reservas Natu-
WWF Colombia / María Ximena GALEANO
os campesinos, propietarios
de fincas, organizaciones no
gubernamentales y proyectos de conservación que dan
vida a la Asociación Red Colombiana
de Reservas Naturales de la Sociedad
Civil (Resnatur), tienen en común
su interés por la conservación de
la naturaleza y los estilos de vida
amigables, articulando un proyecto
nacional que cuenta con 282 asociados distribuidos en 24 departamentos
del país, de los cuales 233 son reservas
naturales, 12 son organizaciones
no gubernamentales, 32 grupos
locales de Herederos del Planeta
y cinco asociados honorarios, que
contribuyen con la conservación de
aproximadamente 56 mil hectáreas
del territorio nacional.
La idea de constituir Resnatur
nació en agosto de 1991, como resul-
Resnatur apoya procesos productivos sostenibles que integran
a las familias alrededor de todas las actividades desarrolladas.
14
rales de todo el país. En 1993, Resnatur inició sus primeras actividades y
obtuvo las primeras cofinanciaciones
de WWF Colombia y la Fundación
FES Social.
Resnatur busca contribuir al
conocimiento, consolidación y posicionamiento de las iniciativas de
conservación de la sociedad civil, a
través de procesos de uso y manejo
sostenible de la diversidad biológica,
Respeto a la vida en
todas sus formas, respeto
a la diferencia, pluralismo
y tolerancia, solidaridad
y reciprocidad, equidad
de género, autonomía
y democracia son los
principios rectores de
Resnatur
para la construcción de tejido social,
modelos de vida y desarrollo alternativos, con criterios de equidad generacional, étnica y de género.
Además de su contribución a la
conservación de ecosistemas naturales vitales del país, ha impulsado la
generación de la seguridad alimentaria, por medio de la implementación
de sistemas de producción sostenible
y viveros forestales, la recuperación
de especies vegetales locales, y la
protección de la fauna endémica y
migratoria, demostrando que la vida
en el campo puede ser sostenible
gracias a la aplicación de tecnologías
continúa página siguiente
viene página anterior
Herederos del Planeta
Con el ánimo de garantizar la
sostenibilidad y dar continuidad al
proceso de conservación que realizan
los asociados a la Red, se viene implementando el Programa Herederos
del Planeta que vincula a los hijos e
hijas de los propietarios de las reservas
naturales, y también a algunos simpatizantes o allegados de las reservas
naturales, mediante iniciativas de
Actualmente el
Programa cuenta
con más de 1300
niños y jóvenes
reunidos en 32
Grupos Locales
de Herederos del
Planeta presentes en
todo el país
conservación y desarrollo sostenible,
así como también a procesos de formación para que en el futuro asuman
el liderazgo de la conservación voluntaria en Colombia.
El Programa está conformado por
Grupos Locales de Herederos que
se llaman a sí mismos ecológicos o
15
WWF Colombia / Julio Mario FERNÁNDEZ
limpias y de un permanente diálogo
de saberes.
“Esta Red ha aportado al desarrollo y consolidación de una cultura ambiental en el país, mediante
la comprensión individual y colectiva
del ser parte de la vida, del paisaje y de
la comunidad”, expresó Oscar Alzate,
director de Resnatur.
Con el concurso y competencia
de asociados y el equipo técnico,
Resnatur ha incidido en la elaboración
y aplicación de políticas ambientales,
así como en la elaboración de marcos
normativos legales y jurídicos directamente relacionados con las Reservas
Naturales de la Sociedad Civil.
Los Herederos del Planeta han conformado redes de
observación de aves a lo largo de todo el territorio nacional.
ambientalistas y que están integrados
por niños y jóvenes entre 6 y 26 años
de edad provenientes de sectores
rurales y urbanos. El nivel de escolaridad de los integrantes varía entre
ninguna escolaridad hasta algunos
años de estudios universitarios, siendo también muy diverso su estrato
socioeconómico.
Los Grupos Locales de Herederos
son autónomos y de diferente naturaleza. Asumen un compromiso concreto de trabajo ambiental en su espacio
local y regional. Dedican sus energías,
su tiempo y su conocimiento a amar,
defender y hacer un uso adecuado de
la naturaleza siendo acompañados y
apoyados por una o más reservas naturales y/o una o más organizaciones
asociadas a Resnatur.
A través de esta iniciativa se busca
consolidar un movimiento ambiental
coherente con los principios de la Red
desde la niñez y la juventud para
incidir efectivamente en el manejo
del territorio, garantizar el relevo
generacional en la organización,
la continuidad de la conservación
voluntaria y que al momento de
presentarse la herencia de las tierras,
se dé la perpetuidad de las Reservas
Naturales.
Contacto
Asociación Red Colombiana de Reservas
Naturales de la Sociedad Civil
resnatur@resnatur.co
www. resnatur.org
noticias
Contacto
María Ximena Galeano M.
Oficial de Prensa
mxgaleano@wwf.org.co
Campaña de WWF Colombia
WF Colombia se une a la cruzada mundial
para contribuir a la reducción de la huella
ecológica, a través de una campaña que busca
informar y crear conciencia acerca del impacto ambiental que tiene el estilo de vida de las personas. La
huella ecológica es un indicador desarrollado en 1995 por
los investigadores Mathis Wackernagel y William Ress,
de la Universidad de la Columbia Británica (Canadá), que
señala cuál es la cantidad de tierra ecológicamente productiva que cada individuo o país requiere para producir los
recursos consumidos y reciclar los desechos generados.
El grado de impacto de esa huella depende del nivel de
consumo de las personas, ciudades o países en la Tierra,
y de la capacidad del Planeta para absorber los residuos
generados, esta medida se conoce como huella ecológica.
La campaña consiste en llamar la atención de los navegantes del sitio web de WWF Colombia, dando a conocer
que el tamaño de su huella se relaciona con sus costumbres
alimenticias, la manera en que se transportan de un lugar
a otro y los recursos y la energía que utilizan. Se trata de
una campaña que busca hacer conscientes a las personas
sobre sus estilos de vida, sobre cómo benefician o afectan
las condiciones del Planeta y de su entorno cotidiano,
pero sobre todo quiere mostrar que existen alternativas
para vivir de manera más armónica y responsable con el
Planeta y los congéneres.
Adicionalmente, los usuarios contarán con recomendaciones para reducir su impacto ambiental y podrán
convocar a otros a que apliquen el cuestionario.
Además de la herramienta publicada en el sitio web
de WWF Colombia, se distribuyeron algo más de 15 mil
calendarios de bolsillo con la Agenda del Mar, publicación
anual realizada por una empresa de comunicaciones que
lleva el mismo nombre, y se emitirán próximamente una
serie de spots (o cuñas) en las pantallas Espectacolor que Publik ha dispuesto en Bogotá (5), Cali (1) y Medellín (3).
“La medición de la huella ecológica tiene un valor
didáctico porque demuestra que esto no es sólo un asun-
16
Imagen cedida por Agenda del Mar.
W
para reducir la huella ecológica
Calendario de bolsillo 2008
to de los países ricos e industrializados o de las grandes
corporaciones”, dijo Julio Mario Fernández B., director
de Comunicaciones de WWF Colombia. “La voluntad y
el compromiso de cada persona en cuanto a su estilo de
vida, es crucial para lograr un cambio sostenible, para
evitar que nos pase lo que a los países desarrollados que,
según los cálculos más optimistas, necesitan actualmente
5.4 planetas para poder vivir”.
noticias
WWF Colombia se unió a la celebración
WWF Colombia / Luis Germán NARANJO
mundial por los humedales
Cada 2 de febrero se celebra el “Día mundial de los humedales”.
C
on el ánimo de conmemorar el “Día mundial de los
humedales”, la Fundación
Omacha, con el apoyo de
Conservación Internacional (CI) y
WWF Colombia, llevaron a cabo el
2 de febrero en Puerto Nariño (Amazonas); Bajo río Sinú (Caribe); Bahía
Solano (Pacífico) y Puerto Carreño
(Vichada); una serie de actividades de
educación y concienciación en torno
a la fauna acuática como indicadores
de los humedales de dichas regiones.
Las celebraciones incluyeron salidas
a humedales con estudiantes, concursos de cuentos, historias, pintura
infantil y murales, así como de artesanías; del mismo modo, se realizaron
talleres de máscaras en papel maché,
17
presentaciones de danzas y exposición de videos y fotografías, entre
otras actividades. Esta celebración en
torno a especies carismáticas (como
nutrias, delfines o tortugas), permitió
resaltar con las comunidades un imaginario colectivo para la generación
de acciones a favor de la conservación
de los humedales.
Para WWF Colombia, la conservación de los humedales es un
tema prioritario y, por ello, une
esfuerzos con organizaciones como
la Fundación Omacha, entre otras,
para generar un mayor impacto
de las iniciativas de protección y
manejo. Igualmente, ha participado
en el diseño e implementación de
la Estrategia de Conservación de los
Humedales Altoandinos, de la que
hacen parte Venezuela, Perú, Ecuador
y Colombia, con el fin de promover
la conservación y el uso sostenible de
los humedales.
En este sentido, José Saulo Usma,
coordinador del Programa de Aguadulce de WWF Colombia, dijo: “Con
el apoyo financiero de WWF Suiza,
nos unimos a la celebración liderada
por Omacha con el ánimo de aportar
en la puesta en marcha de una campaña pública y de una estrategia de
educación ambiental que cuente con
la participación de comunidades locales, indígenas y pescadores para contribuir a la reducción de las amenazas
existentes sobre los humedales”.
noticias
Servicios ambientales y alivio de la pobreza
E
WWF UK / Andy KENWORTHY
l Consorcio Iniciativa Amazónica para la Conservación
y Uso Sostenible de los Recursos Naturales (IA) y sus
socios –The Nature Conservancy, el
Centro Internacional de Agricultura
Tropical (CIAT), la Universidad Nacional de Colombia, Kings College London y WWF– en el Programa Servicios
Ecosistémicos y Alivio a la Pobreza
(ESPA, por su sigla en inglés), realizaron dos encuentros regionales de
La salud de los ecosistemas determina la
calidad de los bienes y servicios ambientales.
validación, con el ánimo de presentar
los avances y resultados preliminares
de este proyecto. El primero se llevó
a cabo en Cusco (Perú) entre el 22
y el 24 de enero, y el segundo en el
Parque Nacional Natural Amacayacu
(Leticia, Colombia), entre el 6 y el 9
de febrero del presente año.
ESPA es una iniciativa de estudios interdisciplinarios acerca de los
servicios ecosistémicos más importantes para la calidad de vida de las
poblaciones pobres y vulnerables.
En agosto de 2007, dio comienzo a
un análisis situacional en la región
Andes-Amazonia con el fin de producir información, en el lapso de siete
meses, para apoyar instrumentos de
políticas públicas útiles para enfrentar los desafíos del manejo sostenible
de los ecosistemas como herramienta
para la reducción de la pobreza.
Para alcanzar estos objetivos, se
estableció un proceso participativo con
más de 360 actores claves de instituciones gubernamentales y no guberna-
mentales, representantes de la sociedad
civil y la academia, y del sector privado
en los países amazónico-andinos. En los
dos encuentros realizados se discutió
acerca de los servicios ambientales que
aportan más a la calidad de vida de la
región, sus opciones de manejo y a las
necesidades y elementos de una estrategia de investigación y fortalecimiento de
capacidades; así mismo, se trataron los
aspectos relevantes en la formulación de
políticas públicas sobre estos temas.
“Los resultados de esta investigación proporcionarán las bases para un
programa de cinco años de duración
que las mencionadas instituciones del
Gobierno británico implementarán
en el área de Manejo Sostenible de
Ecosistemas”, explicó Ximena Barrera,
directora del Programa de Políticas Públicas y Responsabilidad Corporativa
de WWF Colombia. “Para ello, durante
los meses de febrero y marzo se trabajará en la integración de los resultados
de los talleres y de los diferentes componentes del proyecto”.
WWF Colombia es miembro de la UICN
W
WF Colombia celebra el
reconocimiento otorgado a finales de 2007 por
la Unión Mundial para
la Naturaleza (UICN) como miembro
activo de dicha organización. UICN
es la red de conservación más grande
e importante del mundo; reúne a 82
Estados, 111 agencias oficiales, y más
de 800 organizaciones no gubernamentales; así mismo, aglutina cerca
de 10.000 científicos y expertos de 181
países y cuenta con 1000 funcionarios
en 62 de ellos.
Gracias a la estructura de esta gran
red, WWF Colombia podrá acceder a
18
nuevos espacios de interlocución entre
la sociedad civil y los gobiernos, para
discutir acerca de políticas públicas
relacionadas con la conservación de los
recursos naturales y la implementación
del desarrollo sostenible como elemento clave para la reducción de la pobreza
y el mejoramiento de la calidad de vida
de los habitantes del Planeta.
“La UICN tiene una de las bases
de conocimientos científicos más
amplia sobre la biología y el estado de
conservación de las especies, como la
Lista Roja de Especies Amenazadas;
del mismo modo, es observador ante
la Organización de las Naciones Uni-
das y es el organismo técnico asesor
de la UNESCO para la Declaratoria
de Sitios de Patrimonio Mundial
Natural de la Humanidad”, dijo
Mary Lou Higgins, representante
de WWF para Colombia. “Ser parte
de esta red nos permitirá configurar
alianzas de acción mundiales a favor
del desarrollo sostenible, ampliando
así el rango de impacto y efectividad
de las mismas”.
Contacto
Carmen Ana Dereix
Oficial de Publicaciones y Marca
laspublicaciones
cadereix@wwf.org.co
Accesibilidad, Transferencia y Cualificación Comunitaria para el
Manejo de Información Geográfica en la Gestión Ambiental Local
Esta publicación digital pretende convertirse en una herramienta de consulta para
las organizaciones y comunidades que adelantan trabajos de conservación y desarrollo
sostenible, apoyados mediante la aplicación de herramientas cartográficas y Sistemas
de Información Geográfica (SIG).
Producida por WWF Colombia en alianza con el Observatorio Sismológico del
Suroccidente (OSSO), el Instituto de Pedagogía (IEP) de la Universidad del Valle y
la Corporación OSSO; con el apoyo financiero del Ministerio Británico para el
Desarrollo Internacional (DFID, por su sigla en inglés), Unión Europea, WWF
Reino Unido y WWF Holanda.
Agenda del Mar 2008
Desde hace cuatro años, WWF Colombia hace parte de las organizaciones
que apoya y patrocina esta publicación inspirada en el medio ambiente y
el ecoturismo, que lleva un mensaje positivo frente a la conservación de la
naturaleza. La versión 2008 cuenta con más de 20 fotografías, incontables
datos y dos pares de artículos proporcionados por WWF Colombia; además,
lleva consigo un calendario de bolsillo que hace parte de la campaña de sensibilización sobre Huella Ecológica.
Módulos del Proceso de Fortalecimiento de Capacidades:
Cambio Social para el Desarrollo Sostenible
Esta publicación comprende los primeros cinco módulos acerca de política
ciudadana, liderazgo y organización comunitaria, medio ambiente y conservación, comunicaciones, entre otros temas. Fueron preparados con el
fin de generar apropiación de conceptos, metodologías y herramientas
para el empoderamiento de individuos y organizaciones participantes.
Producidos por WWF Colombia, con el acompañamiento de la Pontificia
Universidad Javeriana (PUJ) de Cali y el Colectivo Interétnico.
19
WWF/ Heinz STALDER
nuestroscolaboradores
Diseño:
Las acciones de conservación del Programa Colombia se realizan con el apoyo de la Red Global
de WWF (Reino Unido, Suiza, Holanda, Estados Unidos, Secretariado Internacional, Programa de
Latinoamérica y el Caribe, Programas Globales de Tóxicos, Agua Dulce y Bosques), Unión Europea,
Ministerio Británico para el Desarrollo Internacional (DFID), Fundación MacArthur, Fundación
Moore y Evian-Danone.
WWF, es una de las organizaciones independientes de
conservación más grandes y con mayor experiencia en el
mundo. WWF nació en 1961 y es conocida por el símbolo
del Panda. Actualmente, cerca de 5 millones de personas
cooperan con WWF, y cuenta con una red mundial que
trabaja en más de 100 países.
Comunicaciones WWF Colombia
María Ximena Galeano M.
Oficial de Prensa
mxgaleano@wwf.org.co
© WWF Colombia
WWF trabaja por un planeta vivo y su misión es detener la
degradación ambiental de la Tierra y construir un futuro en
el que el ser humano viva en armonía con la naturaleza:
WWF Colombia
Tel: +57 (2) 558 25 77
Fax: +57 (2) 558 25 88
Cra. 35 No. 4A - 25
info@wwf.org.co
Cali - Colombia
• conservando la diversidad biológica del mundo,
• asegurando que el uso de los recursos naturales
renovables sea sostenible, y
• promoviendo la reducción de la contaminación y
del consumo desmedido.
20
www.wwf.org.co