Cómo Steve Ballmer le devolvió la buena estrella a - Listin Diario

6
WSJ.COM/AMERICAS
Economía&Negocios SECCIÓN D | AÑO CXX Nº33,108, Jueves, 30 de julio del 2009
7
INTERNACIONAL
B
HP Billiton, el mayor grupo
minero del mundo, anunció
que cerró acuerdos de suministro de mineral de hierro con
la mayoría de sus clientes, con
reducciones de precios de 33%
respecto a 2008. Otros clientes
accedieron a negociar de forma
trimestral. El nuevo acuerdo
sustituye los contratos tradicionales con validez de un año y
puede traducirse en una mayor
volatilidad del mineral de hierro, materia prima que se utiliza
para la fabricación del acero.
n Sanofi-Aventis, farmacéutica
francesa, está cerca de firmar
un acuerdo para comprar una
participación en el fabricante
de medicamentos veterinarios
Merial a la estadounidense
Merck —conocida en Latinoamérica como MSD—, según
personas al tanto. Los analistas
valoran la participación en hasta US$5.000 millones.
n EE.UU. ve nuevas señales de
que la recesión se acerca a un
fin. El libro beige, un resumen
de las condiciones económicas divulgado por la Reserva
Federal, indica que la actividad
es “moderada” y “empieza a repuntar”. Un informe del Departamento de Comercio también
señala que las inversiones de
empresas dejaron de caer.
n Nissan anunció planes de
invertir cerca de US$730
millones para construir una
fábrica en China. La automotriz
japonesa reportó una pérdida
de US$13 millones en su primer
trimestre fiscal, terminado en
junio, frente a una ganancia de
US$55 millones en el mismo
lapso de 2008.
7
n Las mayores siderúrgicas del
mundo anunciaron ayer pérdidas en el segundo trimestre.
La número uno, ArcelorMittall,
informó que su pérdida fue de
US$792 millones, pero indicó
que ve indicios de recuperación
en el mercado. La segunda siderúrgica del mundo, Nippon Steel,
reportó una pérdida de US$447
millones.
n Las automotrices europeas
y japonesas volvieron a divulgar resultados débiles. Daimler
terminó el segundo trimestre
con una pérdida de US$1.450
millones, una reversión de la
ganancia registrada en igual período de 2008. Peugeot-Citroën
reportó una pérdida de US$1.350
millones en el primer semestre.
Honda, a su vez, anunció una
ganancia neta de US$78,9 millones en el primer trimestre fiscal,
terminado en junio, 96% menos
que lo registado en el mismo
lapso del año pasado.
n Porsche, fabricante alemán de
autos de lujo, informó que espera registrar una rebaja contable
antes de impuestos de US$7.000
millones por la venta de opciones de compra de un 20% de las
acciones de Volkswagen a “uno o
varios inversionistas”, incluyendo a Qatar Holding. La automotriz quiere vender las opciones
para reforzar sus arcas. Porsche
posee 51% de Volkswagen.
n Bayer, farmacéutica y química
alemana, divulgó una ganancia
de US$754 millones en el segundo trimestre, un alza de 7,3% en
comparación con igual lapso del
año anterior. La empresa atribuyó los resultados a fuertes ventas
en su división de salud.
REGIONAL
B
anco de México calcula que
el PIB del país se contrajo
entre 10% y 12% en el segundo
trimestre frente al mismo lapso
de 2008 y que cerrará el año
con una contracción de 7,5%.
También dijo que las remesas a
México cayeron en junio un 15%
interanual, a US$1.920 millones,
debido a la recesión en EE.UU.
n Iberdrola, energética españo-
la, informó que se adjudicó un
contrato de US$2.000 millones
para construir una planta energética de turbina de gas de ciclo
combinado en Venezuela, en
asociación con la también española Elecnor, para la petrolera
estatal venezolana PDVSA.
n Enersis, holding de servicios
públicos de Chile, reportó una
ganancia neta de US$661,6 millones el primer semestre, 46% más
que en el mismo lapso de 2008.
La empresa se benefició de un
recorte de costos operativos y un
menor consumo de carburante.
n Cemex, la tercera mayor
cementera del mundo, rebajó
sus expectativas para este año y
previó una ganancia neta anual
de US$3.100 millones, 29%
menos que lo esperado antes.
La firma mexicana, que trata de
reestructurar su deuda desde
marzo, pidió a los acreedores
que difieran el pago de pasivos
de corto plazo.
n Valeant, farmacéutica de
EE.UU., anunció la compra del
fabricante mexicano de medicamentos genéricos Tecnofarma,
por US$33 millones.
n El gobierno de Brasil confirmó
que captó de US$500 millones
con la venta de bonos globales
con vencimiento en 2037.
n Uruguay redujo su déficit co-
mercial en mayo a US$64 millones, un reflejo de a una caída de
46% en las importaciones, según
el Banco Central.
Envíe sus comentarios a:
americas@wsj.com
Cómo Steve Ballmer le devolvió la
buena estrella a una alicaída Microsoft
P�� N��� W��������
que su rival Apple explotó sin miramientos en su campaña publicitaria de Mac
versus PC, que representaba a Windows
disfrazado de un torpe nerd. Según Gartner Inc., Apple vio un salto en EE.UU.
en sus envíos de computadoras nuevas
a 7,2% en el primer trimestre, frente a
4,2% en el mismo período tres años antes,
y pese a que la gran mayoría de computadoras aún funcionan con alguna versión
de Windows.
Redmond, Washington
El acuerdo de Microsoft Corp. para
unir fuerzas con Yahoo Inc. en los negocios de las búsquedas y la publicidad
en Internet podría crear un contrapeso
al dominio en línea de Google Inc. También puede ser el empujón que ayude a
Steve Ballmer a cerrar la peor fase de
su carrera como presidente ejecutivo
de Microsoft.
En los últimos años, Microsoft ha
tenido varios tropiezos, entre ellos el
fracaso de su oferta de adquisición no
solicitada por la totalidad de Yahoo. Su
sistema operativo Windows Vista fue
criticado por problemas técnicos. Por
si esto fuera poco, las ambiciones de Microsoft en el ámbito de los videojuegos
casi se vieron frustradas por las fallas
en su consola Xbox 360.
Sin embargo, en medio de las malas
noticias, hay señales que indican que la
suerte de Microsoft empieza a mejorar.
Los críticos han alabado la versión de
prueba de su sistema operativo Windows
7, que saldrá a la venta el 22 de octubre.
Su división de la Xbox ha ganado popularidad por su innovación. Su nuevo motor
de búsquedas, llamado Bing, se ha ganado
los aplausos y una mayor participación
de mercado desde su debut en junio.
“De repente uno ya no se siente como
un idiota por decir que usa un producto
de Microsoft”, dice Keith Richman, presidente ejecutivo del sitio Web Break.com
y usuario de Bing.
Unión contra Google
Además, ahora Ballmer ha alcanzado
un acuerdo con Yahoo que, si prospera,
podría suponer un importante impulso
en su carrera contra Google. Bajo el pacto
de 10 años, el buscador Bing se convertirá
en el motor de búsqueda de Yahoo, mientras que Yahoo gestionará la venta de publicidad a grandes compañías en nombre
de las dos empresas. El acuerdo podría
catapultar la participación de Microsoft
en el nicho de las búsquedas en línea en
Estados Unidos a casi 30%, frente al 8,4%
actual. En comparación, Google lo domina con un 65%, según Comscore Inc.
Pese a que es probable que el acuerdo
enfrente un fuerte escrutinio por parte
de los reguladores, preocupados por el
impacto que pueda tener en la competencia, Microsoft y Yahoo argumentan que
el pacto es la única forma de crear una
alternativa viable a Google, que actualmente se lleva la mayor parte del lucrativo mercado de la publicidad en línea.
Ambas partes aseguran que su unión
ayudará a que los anunciantes accedan
a una audiencia mayor que si siguieran
sus esfuerzos por separado.
Para Ballmer, de 53 años, el acuerdo representa una especie de salvación
en un área que considera crítica para el
futuro de Microsoft. En una entrevista,
aseguró que el acuerdo con Yahoo recibió
“más atención de mi parte en los últimos
18 meses que cualquier otro asunto en el
que estuviéramos involucrados”, incluidas las reuniones con consumidores y el
lanzamiento de su producto más importante en años, Windows 7. “Es un acuerdo
realmente importante”.
Aun así, Microsoft enfrenta grandes
desafíos. Ballmer dirige una compañía
de casi 100.000 empleados que agrupa
una gran variedad de negocios, incluida
una división de telefonía celular que se ha
Malestar general
Associated Press
What’s News—
El presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer (der.), y el director general de
Windows, Steven Sinofsky, anuncian el lanzamiento de Windows 7 en julio de este año.
!%
#"
%$
$
'##$ $$
# &%
!
"#
#
#
!#%#
%##
##
#
" #
!
"%$## !
quedado muy rezagada detrás del iPhone de Apple Inc. Sus lucrativos negocios
de Windows y Office encaran amenazas
a largo plazo como el proyecto Chrome
OS, recientemente anunciado por Google,
además de una transición a versiones digitales de aplicaciones que puede poner
en riesgo varios de los lucrativos negocios de software de Microsoft.
Una desaceleración en el gasto tecnológico llevó a la empresa a eliminar cerca de 5.000 empleos a principios de este
año, una de las primeras grandes rondas
de despidos en su historia. Esa disminución de gasto también hizo que la semana pasada tuviera que reportar su primer
declive en ingresos anuales. Los inversionistas apostaron primero al alza por sus
acciones, anticipando nuevos productos,
para luego derrumbarlas tras el anuncio
de sus decepcionantes ganancias.
Aun así, hay señales de un cambio
de percepción sobre el mayor fabricante del mundo de software. Uno de los
más evidentes pudo verse este mes, en
Mini-Microsoft, un blog de un empleado
anónimo de la compañía sobre gerencia
de producto. Durante los últimos cinco
años, el autor vapuleó a la empresa por
ser demasiado floja y por la ineficiencia
de su burocracia. Sin embargo, Windows
7, Bing y otros proyectos recientes han
hecho que cambie de idea. “Tengo que
reconocer: en mi opinión, Microsoft ha
subido a otro nivel”, escribió.
Incluso antes del acuerdo con Yahoo,
Ballmer había empezado por fin a ser respetado en el ámbito de las búsquedas, el
negocio que convirtió a Google en una
potencia. El año pasado, el grupo de Microsoft que dirige la división de búsqueda estaba en harapos. Muchos consumidores no conseguían ni acordarse de
su nombre: Live Search. Los principales
ejecutivos estaban demasiado distraídos
con la oferta por Yahoo, lo que los obligó a aplazar mejoras, como encontrar un
mejor nombre, por ejemplo.
Para colmo, hasta los mismos empleados de Microsoft usaban Google en la oficina. Ahora, la mayoría usa Bing.
El nuevo sitio gozó de una campaña
publicitaria de US$100 millones. Según
Comscore Inc., la participación de mercado de Microsoft en las búsquedas en línea
en EE.UU. saltó en junio de 8% a 8,4% en
sólo un mes. Esta tajada parece habérsela
arrebatado a Yahoo, que declinó a 19,6%
frente al 20,1% de mayo.
Bajo su acuerdo, la inversión monetaria necesaria para mejorar constantemente la tecnología de búsquedas
utilizada por ambas compañías será
asumida por Microsoft, mientras que
Yahoo recibirá el 88% de los ingresos
generados por las búsquedas realizadas
desde el sitio de Yahoo.
Pese a que sus esfuerzos en Internet
acapararon casi toda la atención de Ballmer, su mayor reto es revivir Windows,
su principal fuente de ganancias. En el último año fiscal, terminado el 30 de junio,
Windows representó más de la mitad de
los US$20.400 millones en ganancias
operativas de Microsoft.
Windows Vista se convirtió en un símbolo de todo lo que andaba mal en Microsoft bajo Ballmer. Cuando el programa salió hace casi tres años, el software,
cuyo lanzamiento llegó con gran retraso,
no despegó con fuerza: era lento de cargar y apagar, especialmente en computadoras menos potentes. Tampoco se adaptaba bien a dispositivos comunes como
impresoras y cámaras digitales.
Esos problemas crearon una brecha
Las quejas sobre Vista desanimaban a
los empleados de Microsoft, lo que sólo
incrementaba la sensación de malestar
general. Durante una reunión de agentes de ventas a principios de 2008, Eugenio Beaufrand, un veterano ejecutivo
de Microsoft en China, tomó el micrófono durante una sesión de preguntas con
los ejecutivos. En un emotivo discurso,
les preguntó por qué la compañía no hacía más para combatir los problemas de
Windows Vista.
En 2006, frustrado por los retrasos
del programa, Ballmer colocó a Steven
Sinofsky, otro veterano ejecutivo de la
empresa, a cargo del desarrollo de Windows 7. Entre sus encargos: trabajar de
cerca con los socios de hardware para
asegurarse de que funcionaría bien con
otros aparatos.
El año pasado, Microsoft presentó una
versión de prueba de Windows 7 al público. Las primeras reseñas fueron positivas. “Se parece a lo que tendría que haber
sido Vista”, dice Michael Cusumano, un
profesor de negocios del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y autor de varios libros sobre la estrategia de
Microsoft. “Les llevó otros dos años pero
ahora lo hicieron bien”.
Los minoristas esperan que Windows 7 les dé un empujón a sus ventas de
PC. “Este nuevo sistema operativo no es
sólo ‘un Vista que funciona’”, dijo Best
Buy Co., la cadena estadounidense de
tiendas de electrónicos, en un reciente
mensaje interno.
En un sondeo de junio realizado por
Goldman Sachs con 100 ejecutivos de
tecnología de la información en grandes
compañías, 76% de los que respondieron
dijo que planea actualizar las computadoras de sus empresas a Windows 7, lo
que sugiere una mayor demanda que la
que tuvo Windows Vista.
Tras años siguiendo las innovaciones
de otros, Microsoft está recibiendo reconocimiento incluso por algunas tecnologías revolucionarias. En junio, durante la
conferencia de videojuegos E3 celebrada
en Los Ángeles, la compañía fue el centro
de atención gracias a una nueva cámara
de video sensible a los movimientos llamada Project Natal para la consola Xbox
360. La tecnología está diseñada para que
la gente pueda controlar la acción que se
desarrolla en la pantalla —manejar en
auto, boxear, patear pelotas de fútbol—
simplemente al imitar esos movimientos
con el cuerpo. Project Natal no requiere
que los jugadores sujeten en las manos un
control sensible a los movimientos como
en el caso de la Wii de Nintendo Co.
La nueva cara de la cerveza:
Ante la caída en las ventas,
las cerveceras están probando nuevos envases, incluso
un barril “casero”.
Artículo completo en wsjamericas.com
El retiro de BMW de la Fórmula Uno pone en riesgo el compromiso de otras automotrices con el circuito
BMW AG anunció que se retirará de
la Fórmula Uno al final de la temporada
2009, otro ejemplo de la creciente dificultad que enfrentan las automotrices para
justificar los altos costos del deporte en
momentos en que las ventas globales de
autos se derrumban.
La ausencia de un equipo con el cachet de BMW podría poner en peligro el
compromiso de otras automotrices con la
Fórmula Uno, otro problema que se suma
a una reducción en la asistencia a las carreras, luchas internas de poder y una mala
imagen medioambiental. Las noticias opacaron el anuncio ayer de que el siete veces
campeón de la F-1 Michael Schumacher, de
40 años, regresará al circuito como parte del equipo de Ferrari en reemplazo del
brasileño Felipe Massa, quien hace poco
sufrió un accidente.
El retiro de BMW llega después del de
Honda Motor Co. el año pasado y podría
Reuters
P�� M����� W�����
El auto del piloto Robert Kubica del equipo de BMW en la Fórmula Uno arde en llamas
mientras es reabastecido de combustible en el Gran Premio de Bahréin, el 25 de abril de 2009.
presionar a otras, incluidas MercedesBenz de Daimler AG, Toyota Motor Corp. y
Renault SA, para que reduzcan o cancelen
su participación en la Fórmula Uno.
Así lo cree Niki Lauda, una leyenda austríaca de las carreras y tres veces campeón
mundial del circuito. “Se requiere la competencia de varios fabricantes para gene-
rar marketing. Si otra automotriz renuncia, el deporte en verdad se detendrá”,
dice.
Una caída en las ventas, pobres resultados en la carrera y una discordancia entre el extravagante consumo de combustible de la F-1 y el intento de de BMW de
transmitir una imagen más verde influye-
ron en la decisión de la empresa alemana,
dijeron sus ejecutivos.
El presidente ejecutivo de la automotriz, Norbert Reithofer, dijo que su empresa usará el dinero que invierte en la
F-1 para promover la “sostenibilidad y la
compatibilidad medioambiental” de sus
autos tradicionales.
La empresa no reveló cuánto dedica a
la competencia, pero su equipo de dos autos cuenta con un presupuesto de alrededor de US$335 millones esta temporada,
según Formula Money, un estudio anual
sobre las finanzas del deporte.
Las ventas globales de BMW han caído
25% este año, lo que la ha obligado a reducir drásticamente sus costos. Además,
su equipo en la F-1 no se perfila como un
contendiente de peso este año.
A medida que la recesión global socava
las ventas de autos, el costo de una victoria
en la pista se ha disparado. Los principales
equipos gastan más de US$400 millones
al año en tecnología y pilotos estrella. Los
autos recorren las pistas zigzagueantes a
velocidades de hasta 350 kilómetros por
hora y dependen de aerodinámicas complejas e innovaciones de ingeniería para
sacarles ventaja a sus rivales.
El deporte también se ha visto perjudicado por el rencor entre su organización
principal, la Federación Internacional del
Automóvil, y los equipos participantes sobre los límites en el gasto propuestos por
la FIA. La mayoría de los equipos amenazó con abandonar la F-1 y crear un nuevo
circuito de competencia antes de que las
partes alcanzaran un acuerdo en junio.
Además, este año, la recesión y los altos precios de las entradas han dejado vacías algunas de las tribunas. Por otro lado,
la mala publicidad sobre las vidas privadas y opiniones políticas de algunos de
los principales dirigentes han manchado
la reputación del deporte.
En abril, los representantes de los trabajadores de Daimler instaron a la empresa a que cancelara su participación en
el circuito, donde es uno de los principales accionistas con el equipo McLarenMercedes. Como BMW, Daimler también
sufre la caída en las ventas de vehículos
e intenta recortar miles de millones de
euros de sus costos anuales.
El presidente ejecutivo de Daimler,
Dieter Zetsche, dijo el miércoles que no
planea dejar la F-1, pero que ya redujo su
gasto en el deporte en 30% respecto al
año pasado. Un alto ejecutivo de Toyota
aseguró que la empresa tampoco tiene
intenciones de retirarse, aunque ya dejó
de auspiciar carreras F-1 en su circuito
Fuji Speedway.
Un vocero de Renault no quiso comentar sobre el futuro de su equipo.
El compromiso de Ferrari, el equipo
más famoso del deporte, es más seguro,
ya que su destreza en las carreras ha sido
siempre vital para la imagen y el negocio
automovilístico de la empresa.
—Davide Berretta y Norihiko
Shirouzu contribuyeron a este artículo