¿Cómo perciben la cultura organizacional de los centros de

REFERENCIA: Tomàs, Marina; Mas, Antoni y Jofre, Galvarino (2008). ¿Cómo perciben la cultura organizacional
de los centros de educación secundaria los futuros docentes? El caso de los estudiantes del CAP de la UAB.
REIFOP, 11 (2), 47-59. (Enlace web: http://www.aufop.com/ - Consultada en fecha (dd-mm-aa):
¿Cómo perciben la cultura organizacional de los centros de
educación secundaria los futuros docentes? El caso de los
estudiantes del CAP de la UAB.
Marina
TOMÀS
I
FOLCH;
Antoni
MAS
FAZ
y
Galvarino
JOFRE
ARAYA
Correspondencia
Marina
Tomàs
I
Folch
Departamento
de
Pedagogía
Aplicada.
Facultad
de
Ciencias
de
la
Educación.
Universidad
Autónoma
de
Barcelona.
Campus
de
Bellaterra.
C.P.
08.193
Cerdanyola
del
Vallés
(Barcelona)
Telf.:
935814102
Fax:
935813052
E‐mail:[email protected]@hotmail.com
Recibido:
14‐4‐2007
Aceptado:
8‐6‐2008
RESUMEN
Presentamos
los
resultados
de
un
primer
estudio
sobre
la
cultura
pedagógica
de
los
futuros
docentes.
Se
ha
partido
de
un
estudio
previo
sobre
la
cultura
organizacional
de
cuatro
IES
de
la
provincia
de
Barcelona,
que
ha
sido
el
predecesor
de
este
estudio.
Los
objetivos
planteados
fueron:
 Averiguar
la
cultura
pedagógica
de
los
estudiantes
que
cursan
el
CAP.
 Comparar
la
cultura
pedagógica
de
los
docentes
en
activo
con
la
de
los
futuros
docentes.
 Prever
las
acciones
de
formación
necesarias
para
adecuar
la
cultura
de
los
futuros
docentes
a
los
retos
que
tiene
planteada
la
Educación
Secundaria.
En
el
estudio
hemos
recogido
la
información
a
partir
de
un
cuestionario
adaptado
del
utilizado
“para
identificar
la
cultura
organizacional
de
los
IES”.
Este
instrumento
fue
administrado
a
una
muestra
de
estudiantes
del
CAP
(Curso
de
Aptitud
Pedagógica)
de
la
UAB
en
sus
últimas
sesiones
de
formación.
PALABRAS
CLAVE:
Cultura
organizacional,
Educación
Secundaria,
CAP
How do future teachers perceive the Organizational Culture of
secondary schools? The case of CAP students at the UAB
ABSTRACT
This
paper
presents
the
results
of
a
first
study
on
the
pedagogical
culture
of
teachers‐to‐be.
This
research
stems
from
a
previous
study
on
the
organizational
culture
of
four
Secondary
Schools
in
the
province
of
Barcelona.
The
raised
objectives
are:
 To
find
out
about
the
pedagogical
culture
of
the
students
who
attend
the
CAP
(Certificate
of
Pedagogical
Aptitude).
 To
compare
the
pedagogical
culture
of
currently
active
teachers
with
that
of
teachers‐to‐be.
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
47
Marina Tomàs, Antoni Mas y Galvarino Jofre
 To
anticipate
the
necessary
training
actions
to
adjust
the
culture
of
future
teachers
to
the
challenges
that
Secondary
Education
has
raised.
In
the
study
we
have
collected
information
using
a
questionnaire
adapted
from
the
one
used
“to
identify
the
organizational
culture
of
Secondary
Schools”.
This
instrument
was
administered
to
a
sample
of
students
attending
the
CAP
at
the
Universidad
Autónoma
de
Barcelona
during
the
last
training
sessions.
KEY WORDS:
Organizational
culture,
Secondary
School,
CAP
(Certificate
of
Pedagogical
Aptitude).
Origen del estudio
Plantearse cuál es la cultura organizacional en los IES nos lleva inevitablemente a hurgar en los
principios pedagógicos y educativos que comparte el equipo docente de cada centro. Y ello nos remite a
la raíz de estos principios. ¿De dónde surgen los modelos pedagógicos de los que hace gala el
profesorado? Buena parte de la literatura sobre el pensamiento del profesor (MARCELO, 1987) nos
informa de la importancia que tienen los modelos ejercidos por nuestros profesores en el modelo que
adoptamos como profesor. Esta es la razón principal por la que, tras el “Estudio de la cultura y el clima
en los IES” llevado a cabo bajo los auspicios del DURSI (Convocatoria N. Exp. 2004 ARIE 00026,
realizado por el equipo ACCES del Departamento de Pedagogía Aplicada de la UAB), nos hemos
preguntado sobre la semejanza de ésta con la del futuro profesorado. Y he aquí que nos hemos acercado
a los estudiantes que están cursando el CAP para ver cuán parecida es su forma de abordar la
educación a la del profesorado que está ejerciendo su docencia en los centros de Educación Secundaria.
Más arriba señalábamos la imitación de los modelos didácticos de los profesores de los cuáles
hemos sido alumnos y, especialmente en lo que se refiere a los modelos didácticos de los profesores que
hemos admirado o que recordamos de manera especial. Por ello los estudiantes del CAP, sujetos a clases
cuyo profesorado tiene una particular preparación y sensibilidad didáctica, pueden ser susceptibles de
recibir e imitar modelos didácticos más acorde con las nuevas necesidades educativas de los
adolescentes del siglo XXI.
Averiguar, por tanto, la cultura en lo referente a los valores educativos, a los modelos didácticos,
a la concepción de la enseñanza–aprendizaje, al objetivo de la evaluación, etc. puede ser especialmente
interesante por cuanto supone algo de propedéutico y, como mínimo, nos permite ver hasta qué punto
influye en el profesorado la cultura existente en los centros o bien visualizar si esta cultura viene
determinada por las creencias anteriores a la entrada al centro.
Finalmente, la cultura indagada en el estudio mencionado no nos aportaba demasiada
tranquilidad respecto a la seguridad de que la cultura existente en los IES fuera la más necesaria para
hacer frente a los retos de la educación que tiene planteada hoy la sociedad, por lo que habría la
posibilidad de prever para los futuros docentes y, en consecuencia, discentes unos valores educativos
más acordes.
1.- Fundamentos teóricos
En este apartado queremos señalar la importancia de la cultura compartida e inclusive de las
subculturas existentes en los IES para el buen desarrollo y funcionamiento del centro, así como para la
consecución de los objetivos. Además señalar que los objetivos de los IES se han ido modificando en los
últimos años, puesto que el sistema educativo se ha modificado, así como la evolución de nuestra
sociedad, que requiere de una función más social y comprensiva y no sólo instructiva (HERNÁNDEZ &
SANCHO, 1989), lo que conlleva una transformación de la función profesional del docente.
1.1. La im portancia de la cultura en un IES
Cuando hablamos de cultura es indispensable atender a los procesos políticos y sociales que
tienen lugar en el interior de los centros educativos, lo que implica también estar atentos a los
significados que generan las acciones que tienen lugar en la institución que se quiere estudiar (RIVAS
FLORES, 2003:4).
Aún cuando hay varias definiciones de cultura organizacional, los diferentes estudios teóricos
coinciden en que existen dos perspectivas que han influido en el concepto de cultura organizacional: la
que observa directamente el comportamiento, lenguaje y uso de los objetos materiales en los miembros
de la institución; y una segunda, que es la que se refiere a las ideas, valores y creencias que los
miembros pueden tener en común. Aunque este término surge de la mano de la empresa privada y
desde aquí se trasladó al ámbito educativo, hoy es innegable que la institución escolar posee una
cultura organizacional susceptible de ser investigada. Para comprender la complejidad de los términos
48
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
¿Cómo perciben la cultura organizacional de los centros de educación secundaria los futuros docentes?
El caso de los estudiantes del CAP de la UAB
que aquí se tratan será importante definir qué se entiende por cultura: “La cultura lo impregna todo, es
creación del significado sobre lo que vemos, sobre lo que queremos y deseamos. Influye en las
relaciones sociales: formas de percibir al otro, cómo lo interpretamos, actuamos delante de él y con él,
cómo nos comunicamos, reaccionamos, etc. Actuamos de acuerdo a unos determinados significados.
Por cultura entendemos las formas de vida, y la cultura social constituye una parte importante de ésta”
(MARTÍN, 2003).
La cultura nos une o separa, puede ser un factor de enfrentamiento o consenso. Es por este
motivo que conocerla y analizarla resulta un factor decisivo para comprender los procesos de cambio
que se producen en el interior de las organizaciones sociales. La cultura es también dinámica y viva, es
el producto de diferentes visiones que tienen los miembros en el interior de la institución; por esto se
hace necesario que las investigaciones desarrolladas en relación a este ámbito se enfoquen y se diseñen
para contextos específicos. Así, en el momento de abordar esta clase de estudios, no se puede olvidar
que la cultura está inmersa en procesos de cambios constantes y que, por consiguiente, será diferente
en cada centro de enseñanza.
Aunque se diga que en las instituciones ha de existir una cultura aceptada y asimilada por sus
miembros, ésta no siempre es compartida y reconocida por la totalidad de las personas que conforman
una organización. Los investigadores insisten en señalar que cada centro es un realidad única e
irrepetible, por eso es por lo que “hablar de cultura organizacional es reconocer que en el sí de cada
centro existe una estructura organizativa, formas de interrelación, prácticas de actuación y sistemas de
creencias, tradiciones, valores y símbolos que conforman una manera de hacer, una realidad de
significados peculiares e idiosincrásicos” (GAIRÍN ET AL, 2003: 230). Según el autor, se establecen
funciones de la cultura organizacional:
 Define los límites de la organización; establece, por lo tanto, la distinción entre un centro
escolar y los otros.
 Transmite un sentido de identidad a sus miembros.
 Facilita la creación de un compromiso personal como algo más amplio que intereses
particulares y a menudo egoístas del individuo.
 Ayuda a incrementar la continuidad del sistema social.
 Controla y da valor y sentido a las actuaciones, modelando las actitudes y los compromisos.
 Fundamenta el clima y cataliza la comunicación.
Es fundamental precisar que dentro de una organización no sólo existe una cultura sino que
también hay subculturas que son compartidas por sus miembros. Es cierto también que las acciones que
se producen y comparten en el transcurso de la interacción entre los sujetos generan un discurso que se
puede denominar cultura.
La cultura que se produce en el interior de la institución se “concreta, se mantiene y se transmite
a través de símbolos y prácticas o, de forma más precisa, a través del significado que estos símbolos y
actuaciones contienen” (ARMENGOL, 2001: 24).
Al referirnos a nuestro tema de estudio, podemos decir que la cultura organizacional escolar
puede entenderse como las normas, valores, creencias y significados compartidos por un determinado
grupo de personas que generan símbolos y significados. Siguiendo a Bolívar (ARMENGOL, 2001: 32), la
cultura organizacional escolar se puede definir como: “Conjunto de normas, creencias y valores
compartidos que constituyen el marco interpretativo de referencia e identidad (símbolos y significados)
del centro; son aprendidos y/o compartidos por el grupo”.
Existen varias definiciones del significado de cultura organizacional, pero los expertos coinciden
en que este tipo de cultura nace de las personas que forman la institución y de las prácticas que éstas
realizan en su interior. En síntesis, la cultura organizacional es el conjunto de:
 Costumbres y normas.
 Sensibilidades y símbolos compartidos.
 Comportamientos y estilos.
 Ideas, creencias y valores.
Siguiendo el caso de las organizaciones educativas, se pueden destacar algunas características
propias de la cultura organizativa (ARMENGOL, 2000: 33).
 La cultura posee una doble cara, puesto que puede aglutinar o separar a los miembros de una
institución.
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
49
Marina Tomàs, Antoni Mas y Galvarino Jofre
 Las instituciones educativas crean su cultura desde el interior con la cultura que poseen los
profesores y las visiones de los alumnos. Y también desde el exterior con el espacio cultural que
ocupa la comunidad escolar y las intervenciones del sistema educacional.
 Es indudable que cada centro y aula generan y poseen su propia cultura.
 Dentro del centro educativo existe una cultura dominante, pero también conviven diferentes
subculturas.
A estas características también se puede agregar que la cultura proporciona un marco para el
desarrollo y la adaptación del sistema escolar; que es el espacio para el intercambio de significados; y
que genera unas actitudes que impulsan o inhiben el comportamiento de los miembros de una
determinada institución.
Uno de los puntos de interés del estudio que presenta esta investigación es la cultura organizativa
de los centros de secundaria que, igual que otros tipos de instituciones educativas, poseen rasgos en su
cultura que pueden ser investigados. Como, por ejemplo, la tendencia de los profesores a relacionarse y
construir culturas ligadas a sus departamentos, y lo complejo que es configurar una cultura compartida
de centro que oriente y afiance el funcionamiento educativo de todo el instituto (GUIL, 1998: 239).
Lo expresado anteriormente puede traer a las personas a una incapacidad por contraer y cultivar
compromisos con una visión compartida del centro y de sus propósitos educativos. Es indiscutible la
necesidad de conocer, explicar e identificar los procesos que derivan de una determinada cultura
organizacional, así como identificar el o los tipos de cultura que existen en un centro educativo.
Realizar esta tarea puede contribuir a mejorar las relaciones personales en el interior de la institución,
hecho que fortalecerá las funciones que se deben desarrollar.
Por eso es por lo que Rivera (2000: 12) concluye que el conocimiento de la cultura
organizacional en el interior de la Escuela conducirá hacia una educación de calidad: “La congruencia
en los objetivos de la escuela, especialmente, respeto a la calidad de los procesos de enseñanza–
aprendizaje, el rol del director como líder que usa la simbología asociada con la cultura organizacional
de la escuela, las expectativas de rendimiento de los profesores y alumnos, las relaciones positivas tanto
internas como externas del centro, son algunas de las características de un establecimiento de la cultura
organizacional propicia para un servicio educativo de calidad”.
Esta calidad debe estar asociada a la existencia de una cultura participativa, con una mayor
colaboración entre los integrantes de un centro que deje de lado el individualismo, que es sin duda uno
de los mayores problemas que afrontan los centros educativos, puesto que este individualismo pasa a
ser una característica importante de la cultura organizativa de las instituciones educativas.
2.- Diseño de la Investigación
2.1. La población / la muestra
El acceso a la docencia en la Educación Secundaria requiere la obtención de un Certificado de
Aptitud Pedagógica que se consigue superando un curso universitario de 12 créditos (CAP). Estos 12
créditos se dividen en tres bloques:

Formación pedagógica (4 créditos).

Didácticas específicas a cada especialidad (4 créditos).

Prácticas en centros de secundaria (4 créditos).
La población que realiza estos cursos está compuesta mayoritariamente por licenciados
universitarios y estudiantes del último año de su licenciatura que, en un futuro, pueden optar por la
docencia en Educación Secundaria.
La muestra seleccionada fue un grupo de formación pedagógica de 55 alumnos a los que se les
administró el cuestionario en la última semana de su formación, es decir, ya tenían prácticamente todos
los contenidos de formación pedagógica y de didáctica específica y también habían realizado su período
de prácticas.
La edad de los encuestados se sitúa, mayoritariamente, entre los 20 y 25 años, lo cual nos hacer
pensar que se trata de una población que está acabando su licenciatura o que la finalizó hace poco
tiempo.
50
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
¿Cómo perciben la cultura organizacional de los centros de educación secundaria los futuros docentes?
El caso de los estudiantes del CAP de la UAB
Gráfico Nº 1
El predominio del género femenino sobre el masculino es evidente y se sitúa en porcentajes muy
similares a los que nos encontramos en los institutos.
Gráfico Nº 2
Al tratarse de un grupo de formación pedagógica, su composición es heterogénea con respecto a
la especialidad. En este grupo en concreto abundan más los estudiantes de lenguas que los de ciencias
sociales, ciencias naturales y matemáticas.
Gráfico Nº 3
Como se puede apreciar en el gráfico número cuatro, los estudiantes cursaron una Educación
Secundaria anterior a la LOGSE, o esta reforma educativa les cogió en medio de sus estudios. Este dato
nos indica su posible grado de conocimiento del funcionamiento, materias, horarios, etc. de los centros
de Secundaria actuales.
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
51
Marina Tomàs, Antoni Mas y Galvarino Jofre
Gráfico Nº 4
La inmensa mayoría de los participantes en la encuesta presentan una experiencia docente nula,
siendo una minoría los estudiantes que cuentan con esta experiencia en Secundaria.
Gráfico Nº 5
2.2. Objetivos
Este estudio surge como complemento al realizado entre el profesorado en activo, con la
finalidad de estimar cuál es el punto de partida en relación al malestar que presenta una parte del
profesorado que tiene consecuencias directas en la formación de nuestros adolescentes.
Este malestar proviene de una insatisfacción de las expectativas profesionales debido,
seguramente, a una discrepancia entre las expectativas y la realidad, lo cual hace pensar que los
valores, conductas y normas culturales inherentes en el profesorado no son las más adecuadas para una
armonía con la realidad y condiciones en las que han de trabajar.
Así, nosotros pretendemos aproximarnos a la valoración que tienen estos futuros profesionales de
la docencia en aspectos relativos a la organización y el funcionamiento de los centros de Secundaria.
Específicamente los objetivos que nos planteamos son:
 Averiguar la cultura pedagógica de los estudiantes que cursan el CAP.
 Comparar la cultura pedagógica de los docentes en activo con la de los futuros docentes.
 Prever las acciones de formación necesarias para adecuar la cultura de los futuros docentes a
los retos que tiene planteada la Educación Secundaria.
En concreto pretendemos: estimar las opiniones de los encuestados respecto al funcionamiento de
un centro de Secundaria; hacer reflexionar a los encuestados sobre los aspectos más relevantes de la
cultura de un instituto; relacionar los resultados con los obtenidos por el profesorado en activo;
identificar las posturas iniciales del profesorado sobre la cultura organizacional de los centros antes de
entrar en el sistema educativo; identificar cuáles son las expectativas y condiciones óptimas respecto a
52
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
¿Cómo perciben la cultura organizacional de los centros de educación secundaria los futuros docentes?
El caso de los estudiantes del CAP de la UAB
la cultura organizacional que explicitan estos estudiantes; hacer propuestas de mejora del sistema
relacional de los IES.
2.3. Cuestionario
La metodología utilizada para la obtención de los datos está basada en la aplicación de un
cuestionario para el estudio de la cultura institucional.
Este cuestionario de identificación de la cultura de los centros de Educación Secundaria es un
instrumento formado por 78 ítems. Cada ítem representa una afirmación diferente, por lo cual cada
entrevistado decide el grado de acuerdo con la afirmación en una escala del 1 al 5; representado el 1 el
menor grado de acuerdo, y el 5 el mayor grado de acuerdo. Estos ítems se organizan en torno a 10
manifestaciones que previamente, y gracias al estudio teórico, se identificaron como sustantivas para el
estudio de la cultura organizativa en los centros de Secundaria. El cuestionario sigue la estructura y
diseño de un instrumento anterior sobre la identificación de la cultura en las universidades catalanas
elaborado por el equipo CCUC (2004).
Cada una de las 10 manifestaciones está constituida por un número variable de ítems:
MANIFESTACIÓN
NÚM ERO DE ÍTEM S
1
Funciones de los centros de secundaria
9
2
Gobierno de los centros
10
3
Financiación de los centros públicos
6
4
Investigación
4
5
Perfil del profesorado de secundaria
12
6
Metodología docente
11
7
Alumnado
10
8
Evaluación
5
9
Tecnologías de la Información y
Comunicación (TIC)
6
10
Relaciones con el entorno
5
TOTAL
78
Tabla 1. FUNCIONES DE LA INSTITUCIÓN
Situación
deseable
Media
Alumnado
CAP
Situación
deseable Media
Profesorado en
Activo
1.1. La finalidad de los IES es instructiva y se priorizan las ayudas que
se le ofrecen para mejorarla.
3.78
4.30
1.2. La finalidad de los IES es socializadora y se priorizan los aspectos
relacionados con la educación en valores.
4.00
4.20
1.3 La finalidad de los IES es de custodia y se priorizan mecanismos
organizativos y administrativos para llevarla a término.
2.22
2.22
1.4 El profesorado de los IES piensa que existe coordinación entre los
centros de Primaria y los de Secundaria.
3.69
4.42
1.5 La calidad de la Educación Secundaria está relacionada con la
cantidad de contenidos aprendidos por el alumnado.
2.91
3.59
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
53
Marina Tomàs, Antoni Mas y Galvarino Jofre
1.6 Los centros de Secundaria establecen redes de trabajo compartido
con el resto de entidades e instituciones de su entorno y han de
ser un dinamizador cultural del territorio.
3.98
4.19
1.7 Los IES se relacionan con el entorno a partir del trabajo individual
de algunos profesores.
2.51
3.09
1.8 Los IES se relacionan con el entorno a partir del desarrollo de
proyectos institucionales que implican a todo el profesorado.
3.98
3.90
1.9. Se consideran las necesidades educativas, tecnológicas y
culturales de la sociedad en el momento de realizar su
planificación docente.
4.02
4.43
La mayoría de las dimensiones sobre cultura están divididas en posibles manifestaciones
culturales, y de éstas se desprenden y organizan los ítems.
A diferencia del cuestionario original utilizado con el profesorado en activo, los encuestados sólo
tenían que contestar el grado de acuerdo que tienen actualmente en relación con la afirmación que
plantea cada ítem, es decir, aporta información de cuál es la percepción de la realidad que tienen estos
futuros profesores.
Tabla 2. EL GOBIERNO DE LOS CENTROS
2.1 El sistema de acceso y elección del equipo directivo permite garantizar
el funcionamiento democrático del centro.
3.87
4.52
2.2 El Consejo Escolar representa a la comunidad educativa y tiene un
papel decisivo en la gestión del centro.
3.67
4.07
2.3 Los órganos unipersonales de gobierno son absolutamente necesarios.
2.75
3.94
2.4 La elección de los cargos de gestión y dirección se realiza
prioritariamente entre el profesorado más capacitado para hacerlo.
2.96
4.44
2.5 El número de miembros que componen los órganos colegiados
(claustro,
departamento,
consejo
escolar...)
permite
un
funcionamiento ágil.
3.65
4.42
2.6 Las decisiones de los órganos colegiados tienen un consenso y una
participación muy amplios.
3.78
4.47
2.7 El funcionamiento de estos órganos se justifica porque garantiza la
transparencia, participación e implicación de todos.
3.82
4.52
2.8 Los centros de Secundaria tienen un grado suficiente de autonomía en
todos los ámbitos para garantizar un servicio de calidad.
3.44
4.53
2.9 Los centros de Secundaria están sometidos a una serie de
condicionantes legales y contextuales que impiden funcionar con una
autonomía real.
2.91
2.84
2.10 La autonomía es una condición absolutamente necesaria para dar un
servicio de calidad a la sociedad.
3.51
4.19
Tabla 3. LA FINANCIACIÓN DE LOS CENTROS PÚBLICOS
DE SECUNDARIA
3.1 La financiación de los IES proviene exclusivamente de fondos públicos.
4.09
4.43
3.2 Los IES buscan recursos financieros complementarios en entidades
privadas (empresas, fundaciones, etc.).
2.58
2.61
54
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
¿Cómo perciben la cultura organizacional de los centros de educación secundaria los futuros docentes?
El caso de los estudiantes del CAP de la UAB
3.3 Los IES establecen contratos con la Administración educativa sobre el
uso de sus fondos y recursos y la financiación tendría que estar
sometida al cumplimiento del contrato.
3.55
3.29
3.4 La asignación del presupuesto a los IES está sometida a sus necesidades
reales con independencia de los criterios generales establecidos por el
conjunto del sistema.
3.36
4.56
3.5 Las becas y ayudas que reciben los estudiantes satisfacen todos los
gastos que les supone cursar la Educación Secundaria.
2.82
4.55
3.6 La financiación de los centros permite disponer de recursos
económicos para garantizar una educación de calidad.
3.09
4.71
Tabla 4. LA INVESTIGACIÓN
4.1 La investigación es una función a desarrollar dentro del centro de
Secundaria.
3.44
4.06
4.2 Los centros de Secundaria reciben recursos para desarrollar proyectos
de investigación.
3.07
4.35
4.3 Se divulgan los resultados de las investigaciones realizadas en los
centros educativos (licencias de estudio, equipos de trabajo, etc.) de la
misma forma que se divulgan otras investigaciones.
3.09
4.44
4.4 La administración educativa establece las temáticas prioritarias sobre
las que los centros de Secundaria tendrían que hacer investigación.
2.38
2.98
5.1 La función más importante del profesor es la transmisión del
contenido de la materia. El profesor tiene que ser un académico,
intelectual que procure que los alumnos extraigan el máximo de
información de su asignatura para disponer de ella cuando sea
necesario.
2.95
3.28
5.2 La función del profesorado es la de facilitar los aprendizajes de los
alumnos, destacando por su capacidad de reflexión, opina que una
buena práctica profesional depende menos del conocimiento objetivo
o de modelos rigurosos que de la capacidad de reflexionar antes de
tomar una decisión, y esto es lo que intentaría transmitir a sus
alumnos.
4.07
4.46
5.3 El profesorado contribuye a la transformación de la sociedad,
construyendo y seleccionando el contenido cultural a partir de la
reflexión crítica y de las experiencias de aprendizaje vividas por el
alumnado. Esto permite un dominio sobre la asignatura y abrir
posibilidades de cambio.
3.87
4.28
5.4 El profesorado promueve el rigor científico y académico en el
tratamiento del temario de la asignatura.
3.51
4.28
5.5 El profesor cree que lo más importante son los alumnos y por tanto
procura centrar el currículum de la asignatura en sus intereses y
capacidades de acuerdo con la realidad del momento. El profesor
selecciona, por tanto, los contenidos a partir del debate y la
negociación entre él y los alumnos.
3.04
3.58
5.6 El conocimiento de la materia se construye con las aportaciones de las
nuevas generaciones. El profesor mantendría en interrogación
constante su propia actividad y los propios protagonistas para ofrecer
un contenido que forme a los alumnos para resolver los problemas de
su tiempo.
3.40
3.95
Tabla 5. EL PERFIL DEL PROFESORADO
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
55
Marina Tomàs, Antoni Mas y Galvarino Jofre
5.7 Todos los alumnos tendrían de llegar a dominar los mismos contenidos
básicos del currículum. Por esto, el profesor transmite
unidireccionalmente los contenidos de su asignatura.
2.38
2.88
5.8 El objetivo de la docencia sería la autorrealización del alumno, no la
acumulación de contenidos. La formación cultural del alumno es
tanto o más importante que la especialización en un área de
conocimiento.
3.60
3.99
5.9 El profesorado se preocupa para formar individualmente a los
alumnos con razonamiento crítico, y para ser capaces de mejorar y
hacer crecer positivamente su sociedad.
3.75
4.48
5.10 En mi departamento, la mayoría de profesores trabaja de forma
aislada. Cada profesor se autogobierna y toma sus decisiones respecto
a la asignatura o asignaturas que enseña.
2.62
2.14
5.11 En mi departamento hay un mínimo trabajo en equipo entre el
profesorado del área, lo que permite que cada profesor tenga
independencia para decidir qué quiere priorizar, pero con una
mínima coordinación.
3.22
3.47
5.12 La compenetración entre el profesorado es muy grande y se trabajan
periódicamente aquellos temas que afectan a todo el colectivo.
3.39
4.35
6.1 El proceso de enseñanza/aprendizaje tiene que basarse principalmente
en la clase magistral.
2.04
2.10
6.2 El proceso de enseñanza/aprendizaje tiene que basarse principalmente
en el debate y el desarrollo del espíritu crítico.
3.67
3.90
6.3 El proceso de enseñanza/aprendizaje tiene que basarse principalmente
en la búsqueda de información por parte del estudiante.
3.24
3.65
6.4 El proceso de enseñanza/aprendizaje tiene que basarse principalmente
en la realización de proyectos.
2.93
3.31
6.5 El profesor tiene que priorizar su capacitación con la actualización de
conocimientos para conseguir un dominio amplio de la materia.
3.72
4.09
6.6 El profesor tiene que priorizar su capacitación con la actualización de
técnicas y estrategias didácticas de enseñanza/aprendizaje.
4.11
4.36
6.7 El profesor tiene que priorizar su capacitación con la incorporación de
estrategias y dinámicas de trabajo en grupo.
3.80
4.07
6.8 Los aprendizajes tienen que evaluarse preferentemente a través de
pruebas escritas sobre los contenidos de la asignatura.
3.00
3.10
6.9 Los aprendizajes tienen que evaluarse preferentemente a través de
actividades prácticas sobre los contenidos de la asignatura.
3.59
3.75
6.10 Los aprendizajes tienen que evaluarse preferentemente a través de
trabajos e informes sobre los contenidos de la asignatura.
3.35
3.20
6.11 Los aprendizajes tienen que evaluarse preferentemente a través de
dispositivos de auto-evaluación razonada y negociada sobre los
propios aprendizajes.
3.09
3.12
Tabla 6. LA METODOLOGÍA
56
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
¿Cómo perciben la cultura organizacional de los centros de educación secundaria los futuros docentes?
El caso de los estudiantes del CAP de la UAB
Tabla 7. EL ALUM NADO
7.1 El bagaje sociocultural del alumnado y la propia evolución de la
sociedad hacen necesaria la adaptación de la docencia a nuevas
formas de aprendizaje.
4.35
4.34
7.2 El sistema educativo es demasiado comprensivo y poco selectivo, hecho
que dificulta una formación académica de calidad.
2.95
2.92
7.3 El alumnado actual domina nuevas formas de comunicación y
procesamiento de los aprendizajes.
3.58
4.24
7.4 Es preciso promover canales efectivos de participación del alumnado
en la vida del centro.
4.18
4.33
7.5 El alumnado recibe en el instituto formación de los expertos en las
diferentes materias.
3.36
4.20
7.6 El alumnado recibe en el instituto formación de los expertos en las
diferentes materias y en las metodologías de enseñanza-aprendizaje.
3.31
4.26
7.7 El alumnado y el profesorado son co–responsables del proceso de
aprendizaje.
4.07
4.43
7.8 El alumno es responsable de su proceso de aprendizaje y el
profesorado es su facilitador (tendría de poner en contacto al
alumnado con las fuentes del conocimiento).
3.76
4.14
7.9 El alumnado está normalmente poco motivado y esto se traduce en
poca participación en las clases y en conductas disruptivas.
3.55
2.13
7.10 El alumnado tiene que encontrar en el contexto escolar un espacio
privilegiado para el aprendizaje, la formación y la convivencia que
contribuya a su formación como ciudadano y ciudadana.
4.24
4.73
8.1 La evaluación del funcionamiento del centro es una tarea que permite
mejorar su funcionamiento.
4.07
4.47
8.2 El profesorado participa activamente en la evaluación interna del
centro.
3.59
4.42
8.3. El profesorado participa activamente en la evaluación externa del
centro.
3.00
3.90
8.4 La práctica docente incluye procesos de auto-evaluación.
3.56
4.29
8.5 La auto-evaluación del profesorado tiene repercusiones en la mejora
de la docencia.
3.54
4.36
9.1 En las tareas de gestión del centro, se aprovechan adecuadamente las
funcionalidades que proporcionan las TIC.
3.48
4.65
9.2 En el centro se hace servir como herramienta de comunicación
Intranet.
3.15
4.39
9.4 En las tareas de docencia el profesorado utiliza las TIC.
3.41
4.38
9.5 Las aulas de informática del centro están adecuadas para la docencia.
3.20
4.76
Tabla 8. LA EVALUACIÓN
Tabla 9. TIC
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
57
Marina Tomàs, Antoni Mas y Galvarino Jofre
9.6 La infraestructura de las TIC en las aulas (ordenador, cañón proyector,
conexión a Internet, TV...) es suficiente.
2.30
4.74
Tabla 10. RELACIONES CON EL ENTORNO
10.1 La relación de los centros educativos con las instituciones/empresas a
través de convenios de colaboración se ve como una fórmula
interesante que acerca la educación a la sociedad.
3.37
4.35
10.2 Ofrecer espacios y recursos del centro a la comunidad local y
aprovechar espacios y recursos existentes en el entorno se ve como
una fórmula interesante que beneficia la acción educativa.
4.07
4.31
10.3 Promover la participación del alumnado en actividades del entorno
(asociaciones, voluntariado, actividades culturales, etc.) se ve como
una fórmula interesante de mayor integración y compromiso social
del alumnado que se ha de fomentar desde la Escuela.
4.22
4.33
10.4 Facilitar el intercambio de experiencias entre el centro y su entorno
enriquece y beneficia la labor educativa.
4.19
4.49
10.5 La Escuela no es el único lugar donde se produce el aprendizaje y la
formación del alumnado, y por esto la labor educativa de la Escuela se
ha de vertebrar con el conjunto de la comunidad local.
4.20
4.40
3.- Conclusiones
El análisis de los resultados (ver tablas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10) nos llevó a las siguientes
conclusiones:
 Los futuros docentes perciben como negativa, exactamente igual que el profesorado en
ejercicio, la función de custodia que la sociedad actual ha otorgado también a los IES; piensan
que las funciones principales han de ser las relacionadas con las funciones instructivas y
socializadoras que pueden configurar una parte de la educación de los adolescentes.
 Perciben que una de las características de la labor docente es el trabajo en equipo, cuestión
que se refleja en las opiniones vertidas cuando se plantean frente a los diversos temas,
específicamente al ser consultados por el gobierno de los centros. Se pronuncian
mayoritariamente por una acción colegiada… en desmedro de los órganos unipersonales de
gobierno. Esta misma situación se percibe al momento de analizar los resultados del apartado
relacionado con la evaluación; en efecto, coinciden al pronunciar su acuerdo respecto al
aporte de la evaluación en el proceso de mejora de los centros, proceso en el que podemos
deducir consideran fundamental la participación de los docentes.
 El profesorado en ejercicio, en general, valora su implicación en las tareas de investigación, si
bien considera más útil las procedentes de los intereses del centro, de las que proceden de
intereses de la administración. Esta opinión es compartida por los futuros docentes.
 Entienden que el profesorado de Secundaria debería realizar su docencia teniendo muy
presente la diversidad del alumnado de su aula, y entienden también que el sistema educativo
debe ser comprensivo y poco selectivo.
 Plantean la necesidad de establecer un proceso de enseñanza–aprendizaje en donde el alumno
asuma un rol activo y el docente asuma la tarea de facilitador en dicho proceso. Sin embargo,
esta visión renovada de la función docente requiere de un nuevo estilo de acción pedagógica.
 Respecto al perfil del profesorado, los futuros docentes opinan que el profesorado debería
basar su formación permanente en la constante actualización de técnicas y estrategias
didácticas; seguida de la actualización en conocimientos propios de la materia. En esto
coinciden los profesores en ejercicio.
 Los futuros docentes valoran como muy precarias las dotaciones tecnológicas de los centros y
muy baja la implementación en la docencia. Llama la atención la diferencia respecto al
profesorado en activo, en todos los ítems referidos a las TIC. Los futuros docentes se plantean
más exigentes respecto de este tema.
 Consideran, tanto los docentes en ejercicio como los estudiantes del CAP, que en el proceso
educativo es necesaria la confluencia de las diversas organizaciones, con lo cual percibimos
que poseen una visión global de lo educativo, en donde no es suficiente la acción aislada de los
IES, sino una acción en donde todos aportan para una mejor educación y compromiso social
de los alumnos: IES, comunidad local, asociaciones de voluntarios…
58
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
¿Cómo perciben la cultura organizacional de los centros de educación secundaria los futuros docentes?
El caso de los estudiantes del CAP de la UAB
Finalmente, consideramos que este estudio puede ser un precedente de otros que afiancen la idea
de conocer las percepciones de los futuros docentes a fin de poder incidir en ellas. Estaríamos en la
línea de llevar a cabo acciones para prever futuros escenarios y tomar las medidas adecuadas para su
éxito.
En nuestro caso, vamos a seguir trabajando en la línea de comparación de la cultura docente
tanto a nivel de áreas de conocimiento como de diferente experiencia profesional.
Referencias Bibliográficas
ARMENGOL, C. (2001). La cultura de la colaboración. Reto para una enseñanza de calidad. Madrid: La
Muralla.
GAIRÍN, J. (coord.) ET AL. (2003). “Les relacions personals en l’organització”. Organització i gestió 14.
Grup l. Barcelona: ICE de la UAB.
GUIL, R. & MESTRE, J. (1998). “Violencia escolar: su relación con las actitudes sociales del alumnado y el
clima social del aula” (art. 1). Revista Electrónica Iberoamericana de Psicología Social (REIPS).
www.psico.uniovi.es/REIPS/v2n1/art.1.html.
HERNÁNDEZ, F. & SANCHO, J. M. (1989). Para enseñar no basta con saber la asignatura. Barcelona:
Cuadernos de Pedagogía. Laia.
MARTÍN, M. (2003). Un clima social de aula para el desarrollo cultural y ‘nido’ de relaciones humanas.
Aula como clima cultural y vínculo social. Alcalá de Henares: Universidad de Alcalá.
RIVAS, J. I. (2003). “La perspectiva cultural de la organización escolar: marco institucional y
comportamiento individual”. Educar 31. Málaga: Universidad de Málaga, 109–119 [PDF].
www.bib.uab.es/pub/educar/0211819Xn31p109.pdf
RIVERA, M. (2000). El clima organizacional de unidades educativas y la puesta en marcha de la reforma
educativa [en línea]: Tesis doctoral de la Universidad de Antofagasta – Chile. Dirección de
Graduados de la Facultad de Educación y Ciencias Humanas. www.reduc.cl/reduc/rivera.PDF.
TOMÀS, M. ET AL. (2006): Estudio sobre el clima y la cultura en los centros de Educación Secundaria.
Informe de investigación. Nº. Expediente 2004ARIE0026.
ISSN 1575-0965 · Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 11 (2), 47-59
59