Descentralización, Desconcentración y Delegación. - ResearchGate

PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN GESTIÓN PÚBLICA
Centralización, Descentralización, Desconcentración y Delegación.
Federico DEL GIORGIO SOLFA
fdelgiorgio@sg.gba.gov.ar
1. Introducción:
Este breve trabajo intenta proponer algunas definiciones entorno a la organización administrativa del Estado.
Asimismo, se propone la utilización de un cuadro síntesis con las diferentes formas de organización, que
permita la comparación ágil de sus dimensiones y características que las diferencian.
2. Diferentes formas de organizar el Estado:
•
•
•
•
Centralización administrativa.
Descentralización administrativa.
Desconcentración administrativa.
Delegación de competencia.
2.1. Centralización administrativa
Centralizar, significa integrar diversas materias en un centro común y requiere necesariamente la
dependencia de un poder central. La administración estatal tiene una estructura piramidal, donde todos los
órganos convergen hacia la autoridad superior y entrelazan a los demás órganos del sistema.
Desde el punto de vista jurídico se entiende por Centralización al sistema de organización administrativa en
que todas las cuestiones de importancia referentes a la actividad y relaciones de la administración pública son
resueltas por los órganos centrales de la administración pública y superiores de ésta, lo que resulta de la
circunstancia de que el conjunto de las competencias administrativas se unifica en uno o más órganos
superiores de la administración.
Los órganos de la administración no están dotados de personalidad jurídica propia e independiente de la
personalidad jurídica del Estado, y tienen entre si una relación jerárquica con diferentes grados y niveles, pero
siempre respetando las instrucciones y directivas que imparte el órgano superior (Presidente, Gobernador,
Intendente).
La centralización implica que las facultades de decisión están reunidas en los órganos superiores de la
administración. Es el estadio más primitivo de la administración pública central, la consagración del cacicazgo
(Gordillo, 2010a).
En la centralización hay un centro único permanente, es un ordenamiento orgánico simple, de relaciones
puramente internas y de naturaleza técnica.
Centralización, Descentralización, Desconcentración y Delegación
La centralización, o administración directa, puede llevarse a cabo con diferentes procedimientos, entre los
cuales se suele citar a la centralización del poder y la coacción inherente a él, la centralización del poder de
decisión y la competencia técnica, y la centralización de la potestad de designación de los agentes
administrativos. Los órganos comprendidos en la administración central carecen de personalidad jurídica y
patrimonios propios, se hallan vinculados entre si por relaciones que son de naturaleza y carácter jerárquico
(jerarquía administrativa y que configuran, por tanto relaciones de tipo interorgánico)
2.2. Descentralización administrativa
Tiene lugar cuando el ordenamiento jurídico confiere atribuciones administrativas o competencias públicas en
forma regular y permanente a entidades dotadas de personalidad jurídica, que actúan en nombre y por cuenta
propia, bajo el control del poder ejecutivo; por ejemplo entidades autárquicas, como lo son las universidades
Nacionales.
Las entidades descentralizadas deben ser creadas por ley, y están sujetas al control administrativo
institucional, que constitucionalmente recae en la orbita del Poder Ejecutivo Nacional, a través del jefe de
gabinete (Art. 100°, inc.1, CN).
La autarquía es la forma más común de descentralización administrativa.
La descentralización aparece cuando la competencia se ha atribuido a un nuevo ente, separado de la
administración central, dotado de personalidad jurídica propia y constituido por órganos propios que expresan
la voluntad del ente. Para que sea una contribución a la estabilidad y continuidad democrática, es importante
que los nombramientos de sus autoridades venzan en forma escalonada y nunca con la renovación
presidencial de la Nación. Así se ha comenzado con el Banco Central de la República Argentina y es de
esperar que se afirme como tendencia. Casos análogos, aunque sin personalidad jurídica propia, son las
nuevas autoridades administrativas independientes cuya dirección se confía al principal partido opositor,
como es el caso de la Auditoría General de la Nación.
La descentralización, en cambio, como concepto jurídico de derecho administrativo es el sistema en el cual,
partiendo de una división distinta de las competencias administrativas, las facultades de decisión
corresponden y son atribuidas a otros órganos administrativos que no forman parte ni integran la
administración central y que gozan de cierto grado de iniciativa, libertad de acción y resolución
La descentralización, o administración indirecta, por su parte, se caracteriza porque en ella los órganos
administrativos, descentralizados aparecen con personalidad jurídica propia y distinta de la del Estado, con un
patrimonio que le es afectado y que aparece como propio, y con poderes de decisión y resolución que le han
sido especialmente transferidos. A ello hay que añadir la atribución de un ámbito territorial o funcional
exclusivo, y la existencia de un control que se lleva a cabo bajo la forma de tutela administrativa, que
mantiene la unidad del poder estatal.
En cambio, desde el punto de vista de la ciencia de la administración y en torno al concepto eficiencia
administrativa se entiende por descentralización a las distintas formas de llevar las La descentralización
puede revestir dos formas diferentes: territorial o funcional. La territorial supone la determinación de un ámbito
geográfico, dentro del cual el órgano descentralizado ejerce su competencia y desarrolla su actividad, siendo
la primera y más simple de las modalidades de descentralización, que apareció con el advenimiento de las
Federico Del Giorgio Solfa
Página 2 de 6
Centralización, Descentralización, Desconcentración y Delegación
entidades locales con sustento territorial. Justamente, y como ejemplo de este tipo de descentralización, se
suelen citar las comunas o municipalidades.
La descentralización funcional, por servicios o institucional, al revés de la anterior, sin la resonancia política
de la anterior, se estructura sobre la base de un criterio puramente técnico, que da lugar a determinados
servicios, cometidos o prestaciones sean conferidos a un órgano administrativo con personalidad jurídica
propia, que puede ser tanto un ente de la administración existente, a ese efecto, o un ente creado para
ejercer esa competencia, de manera específica.
Debemos hacer mención a otros conceptos que por falta de precisión se los suele utilizar como si se tratara
de nociones a veces opuestas, y a veces semejante o vinculadas. Esto sucede, con los conceptos de
"autonomía" y "autarquía". La autonomía no es sino una forma o modalidad superior de la descentralización
política, en la cual se admite la existencia de un ente que puede darse sus propias normas fundamentales, lo
que implica el reconocimiento de una potestad normativa originaria.
La idea de "autarquía", en cambio es de raigambre, netamente administrativa, y se refiere a la condición de
ciertas personas jurídicas públicas estatales que tienen la aptitud de administrarse por sí mismas y tener sus
propios recursos, con sujeción a un marco de normas superiores que le son impuestas, sin que dejen de
integrar y componer, no obstante ello, la administración pública, pues cumple fines públicos específicos, que
son del Estado.
La autarquía, fue una de las formas iniciales de la descentralización administrativa, no es sino una especie de
ésta última, aunque con características especiales que la singularizan. Cabe aclarar que no toda entidad
descentralizada es necesariamente autárquica, ya que la descentralización puede adoptar otras formas o
maneras diferentes.
2.3. Desconcentración administrativa
Tiene lugar cuando la ley confiere en forma regular y permanente atribuciones a órganos inferiores dentro de
la misma organización de una entidad pública. El órgano desconcentrado carece de personalidad jurídica y
patrimonio propio y esta jerárquicamente subordinado a las autoridades superiores del organismo; como por
ejemplo los entes que cumplen con la función administrativa de la policía.
En la desconcentración se han atribuido partes de competencia a órganos inferiores, pero siempre dentro de
la misma organización o del mismo ente estatal (Jefe de Gabinete, Ministros, Secretarios de Estado,
procurador del Tesoro de la Nación, direcciones generales o nacionales).
En la desconcentración el ente central, en base a una norma, ha transferido parte de su competencia a
órganos que forman parte del mismo. La desconcentración es simplemente una forma de organización que
tiende a agilizar la actividad de la Administración Central. Ejemplos de órganos desconcentrados en materia
educativa los tenemos en los Consejos Escolares y en las Secretarías de Inspección.
Se señala que, se desconcentra cuando se atribuye competencia a órganos inferiores, pero siempre dentro
de la misma organización o del mismo ente estatal. Por eso es difícil comprender el concepto de
desconcentración atribuido a los Consejos Escolares, porque son órganos de conformación política (voto
popular) creados por la Constitución y según la Ley N° 11.612 dependen de la Subsecretaría Administrativa
de la Dirección General de Cultura y Educación.
Federico Del Giorgio Solfa
Página 3 de 6
Centralización, Descentralización, Desconcentración y Delegación
El artículo 46 de la Ley N° 11.612 dispone que el sistema educativo provincial se organiza sobre la base de la
descentralización regional. Determina que “cada región educativa comprende a más de un distrito, conforme a
los componentes comunes que los agrupen” y concibe a la regionalización educativa como “un proceso de
conducción, planeamiento y administración de la política educativa, actuando como objetivo estratégico para
llevar a cabo el desarrollo del sistema educativo provincial”.
La administración distrital se asigna a órganos desconcentrados de conducción técnico pedagógica (Artículo
47° - Secretarías de Inspección) y de competencia territorial, con exclusión de lo pedagógico (Artículo 49° Consejos Escolares). Claramente la idea descentralizadora de la administración que propone la Ley N°
11.612 supone un sistema único, un gobierno único, con una organización que posibilite la administración
desconcentrada.
2.4. Delegación de competencia
La delegación de competencia es una decisión del órgano administrativo a quien legalmente aquélla le
corresponde, por la cual transfiere el ejercicio de todo o parte de la misma a un órgano inferior.
Es importante diferenciar adecuadamente la delegación de la descentralización y de la desconcentración: en
estas últimas hay una decisión legislativa por la cual, total o parcialmente, se quita la competencia al órgano
superior y se la atribuye a un órgano inferior (Gordillo, 2010b).
La delegación no significa así una determinación de nuevas estructuras de competencia; el acto de
delegación interviene en el ámbito de un ordenamiento o estructura de competencias ya establecido y no lo
modifica en modo alguno estructuralmente: es sólo en la dinámica de la actuación administrativa que produce
sus efectos.
2.5. Diferencias entre desconcentración, descentralización y delegación
• La desconcentración a diferencia de la descentralización, tiene lugar entre órganos de un mismo ente.
• Con respecto al vinculo que une al órgano con el poder ejecutivo, en la desconcentración es denominado
poder jerárquico, en cambio, en la descentralización se denomina control administrativo o control jerárquico
institucional, que otorga limitados poderes de control y de dirección sobre el ente personalizado y que
comprende solo facultades de supervisión.
• La descentralización tiene origen en una ley, la desconcentración en la ley o decreto, según los casos;
mientras que la delegación se origina en un acto administrativo fundado en ley.
• En la descentralización y en la desconcentración hay una atribución de competencias al inferior. En la
delegación hay solo una transferencia total o parcial del ejercicio de la competencia, que sigue perteneciendo
al superior.; el cual puede retomarla nuevamente, supuesto inadmisible en la desconcentración y
descentralización.
Federico Del Giorgio Solfa
Página 4 de 6
Centralización, Descentralización, Desconcentración y Delegación
• En el caso de la desconcentración y descentralización, una vez que ellas han sido dispuestas, la
competencia de que se trata pertenece exclusivamente al inferior y el superior sólo tiene facultades de
supervisión propias del poder jerárquico o del control administrativo.
• En el caso de la delegación el órgano que recibe la competencia delegada es el que en el hecho va a
ejercerla, pero no le pertenece a él sino al superior, que es el responsable de cómo se habrá de ejercer; de
allí también que se halle unido por más fuertes lazos al superior.
• En la desconcentración, a su vez, la responsabilidad del superior por el modo en que se ejerce la
competencia que le ha sido quitada, es limitada porque se ha reducido también su poder de control.
• Cuando se trata de competencia delegada, el órgano superior puede siempre y en cualquier momento
retomar la competencia que él ha conferido al órgano inferior y atribuírsela a otro órgano o ejercerla él mismo;
en el caso de la competencia descentralizada o desconcentrada el superior sólo tiene facultades de
supervisión propias del poder jerárquico o del contralor administrativo: dirección, revisión de los actos del
inferior, etc. y no puede reasumir la competencia que ahora pertenece al órgano inferior.
Formas de Organización del Estado
Tipo
Características
• Reunión de varias materias en un centro común.
• Implica la dependencia de un poder central.
• Las facultades de decisión están reunidas en los órganos superiores de
la administración.
• Puede llevarse a cabo con diferentes procedimientos: centralización del
Centralización
poder y la coacción inherente a él, la centralización del poder de decisión
administrativa
y la competencia técnica, la centralización de la potestad de designación
de los agentes administrativos, etc.
• Carecen de personalidad jurídica y patrimonios propios, se hallan
vinculados entre si por relaciones que son de naturaleza y carácter
jerárquico.
• Están sujetas al control administrativo institucional.
• Atribuciones administrativas o competencias públicas conferidas en
forma regular y permanente a entidades dotadas de personalidad
jurídica y patrimonio propio.
• La autarquía es la forma más común de descentralización
administrativa.
Descentralización
• La descentralización territorial supone la determinación de un ámbito
administrativa
geográfico, donde el órgano descentralizado ejerce su competencia y
actividad.
• La descentralización funcional se estructura en base a un criterio
técnico, que da lugar a que determinados servicios, cometidos o
prestaciones sean conferidos a un órgano administrativo con
personalidad jurídica propia.
• Carecen de personalidad jurídica y patrimonio propio.
• Jerárquicamente subordinados a las autoridades superiores del
Desconcentración organismo.
administrativa • Supone órganos centrales y periféricos.
• Atribución de competencia a órganos inferiores dentro de la misma
organización o del mismo ente estatal.
Federico Del Giorgio Solfa
Origen
Formas y
ejemplos
Ley, Decreto.
Ley
BCRA, AGN,
UU.NN.,
Comunas o
Municipios
(organismos
autónomos y
autárquicos).
Ley, Decreto.
Ejército
Argentino,
Consejos
Escolares,
Secretarías de
Inspección.
Página 5 de 6
Centralización, Descentralización, Desconcentración y Delegación
Delegación de
competencia
• Decisión del órgano administrativo por la cual transfiere el ejercicio
parcial o total a un órgano inferior.
• Interviene en el ámbito de un ordenamiento o estructura de
competencias ya establecido.
• Produce sus efectos sólo en la dinámica de la actuación administrativa.
• El superior puede retomar el ejercicio de la competencia transferida.
Acto
Administrativo
Bibliografía:
Dromi, José Roberto (1998), Derecho Administrativo, (6° ed.), Ciudad Argentina, Buenos Aires.
Gordillo, Agustín A. (2010a), Clasificación de los Entes Públicos, Tratado de Derecho Administrativo 10°
edición, F.D.A., Buenos Aires.
Gordillo, Agustín A. (2010b), Los Órganos del Estado, Tratado de Derecho Administrativo 10° edición, F.D.A.,
Buenos Aires.
Federico Del Giorgio Solfa
Página 6 de 6