Mirar y mostrar a Dios

Mirar y mostrar
a Dios
Alberto Sánchez
¿Tienes vocación?
Por: Hno. Joel Cruz, mccj
Los evangelios de Mateo (23,37-39) y Lucas (13,34-35) nos narran una de las veces
en las que Jesucristo deja sentir su tristeza y casi impotencia ante la realidad. Él veía
una situación donde la gente que vivía en medio de un tejido de comercio, cierta religión,
política e intereses de diversos grupos, no sólo se había vuelto incapaz de darse cuenta
de la presencia de los profetas, sino que creaba todas las condiciones para matarlos.
E
sta misma tristeza e impotencia puede
invadir también el corazón del misionero que
anuncia el Evangelio actualmente, porque los
mecanismos de la globalización del mercado, de
diversas maneras, matan las posibilidades de un
encuentro profundo y personal con Dios. Cuando
miro el ritmo de vida de algunas personas, acelerado
por el mercado que le propone el consumismo como
único camino de realización personal, me convenzo
de que se encaminan hacia un estilo de vida
sin conciencia, sin corazón y sin espíritu.
esos procesos. En esta urgencia es difícil identificar
lo que es importante y concentrarse. La rapidez hace
que la mente de las personas dé vueltas a una velocidad que no permite detenerse, reflexionar, pensar,
discernir... Todo se vuelve transitorio, volátil, fugaz...
«breve», nada es permanente. Esto hace pensar
que nada es importante, que todo es desechable.
En la actualidad el mundo nos llena de cosas
innecesarias, que nuestros esfuerzos para
retener lo que verdaderamente es esencial
se desvanece. En diversas conversaciones
percibo una nueva manera de razonar: «en
el mundo no se trata de saber a dónde
vamos, sino de llegar primero». No hace
falta imaginación para decir que esto no
favorece el encuentro con el rostro de
Dios en los rostros de las personas. El
mundo sólo nos permite ver las cosas y
confundir a las personas como cosas
que se mueven.
deja comprender las interioridades del universo, de
las personas y de las situaciones. La rapidez nos
proporciona una abundancia de información que
no logramos procesar, frecuentemente no distinguimos entre la realidad y la fantasía. Esta abundancia nos abruma y hace que nos construyamos
42
Esquila Misional • febrero 2015
«Pulsar botones»
Mirando los medios que
usamos para comunicarnos y realizar nuestro
trabajo, me doy cuenta
que hoy sólo se nos
permite «pulsar botones» sin saber cómo
funciona el resto de
los procesos. No nos
David O. Aguilar
m
ot.co
logsp
ah.b
cator
catoli
El mundo va muy rápido
El mundo gira con rapidez, que no logramos alcanzarlo y mucho menos ir a
su ritmo. Por eso, algunos dicen que
en la actualidad sobreviven y tienen
éxito no los más fuertes, sino los más
rápidos. De hecho, he palpado en
mi experiencia de acompañamiento a mucha gente, que
cuando comienza a encontrarle sentido a algo, se da
cuenta que ya está fuera
de tiempo. Muchos que
no tienen acceso a la
información, ni siquiera se enteran de los
cambios; y si lo hacen, no les da tiempo de comprender
El ritmo de la vida actual dificulta el encuentro con el rostro de Dios
Se necesita gente dispuesta a hacer «carne» la Palabra de Dios
«Para ser personas de Dios es necesario captarlo y comprenderlo
desde la interioridad del espacio, de la gente y las situaciones»
«nichos» donde sólo nosotros somos los amos y
señores. Nos refugiamos en ese pequeño mundo
artificial personal que nos aísla y nos vuelve solitarios, individuos que se pierden en las estadísticas,
sin nombre, sin un lugar específico en el mundo y
desconectados de la realidad.
Este mundo nos está volviendo ignorantes e
incapaces de compartir con nuestros semejantes
y mucho menos con los más alejados, olvidados,
aquellos que se han quedado atrás y no lograron
engancharse al ritmo del universo porque no tienen
las oportunidades, los medios que el dinero puede
dar. Estarás de acuerdo conmigo si digo que para
ser personas de Dios es necesario captarlo y
comprenderlo desde la interioridad del espacio, de
la gente y las situaciones. Pero el mundo de hoy
nos lo dificulta y por eso nos quedamos como islas
incomunicadas rodeadas por el inmenso mar de la
ignorancia y del sinsentido.
La Palabra ha perdido peso
En la actualidad las imágenes han reemplazado a las palabras, éstas han perdido peso y las
febrero 2015 • Esquila Misional
43
imágenes que parpadean ante nosotros son tan
efímeras, que resulta difícil captar la totalidad de
las cosas. Hoy se dicen palabras sin sentido, basta escuchar la canción del momento para comprobarlo. De hecho, para que una canción tenga
sentido, necesita de un video, imágenes que puedan hacer comprensibles las palabras. Estamos
en un mundo donde la capacidad de leer y escuchar palabras es objeto de museo. La vida de hoy,
con la rapidez con que gira, no nos permite hacer
grandes discursos, sólo nos deja una alternativa:
hacer ver lo que creemos.
La tristeza de Jesucristo ante un mundo como el
nuestro, es inevitable. Él, que es la Palabra, necesita
ser acompañado por imágenes vivientes capaces de
hacer entendible su mensaje y su proyecto de vida
y de ser humano. Necesita gente dispuesta a hacer
«carne» la Palabra pronunciada por Dios hace más
de 2 mil años, en donde las personas sólo saben
usar los ojos. ¿Te atreverías?
Misioneros
Combonianos
¡Dale like a Jesucristo...
y síguelo!
Somos una congregación
religiosa fundada
por san Daniel Comboni,
primer obispo de África Central
¡ e n la
m is ió n !
En Estados Unidos:
Casa Provincial
1318 Nagel Road
Cincinnati OH. 45255
Tel. (513) 474 4997
www.combonimissionaries.org
ate!
¡Conéct
En Centroamérica:
Promotor vocacional
Apdo. 621-1 Monserrat
01907 Cd. de Guatemala,
Guatemala
Tel. 24 32 13 13
Promotor vocacional
Apdo. 337
San Salvador, El Salvador
Tel. 22 76 80 99
Promotor vocacional
Apdo. 1-1350
1000 San Sebastián, Costa Rica
Tel. 22 27 25 68
E
l misionero comboniano Guillermo Aguiñaga
Pantoja, originario de León, Guanajuato,
celebró su 25 aniversario sacerdotal el pasado
13 de diciembre en la parroquia de San Juan Bautista,
ubicada en su ciudad natal. En la misa de acción de
gracias participaron 20 sacerdotes, un Hermano,
religiosas combonianas, así como familiares, amigos
y vecinos.
El padre Guillermo trabajó en la promoción
vocacional en nuestro país (de 1989 a 1994), en
Polonia (de 1994 al 2000), en Sudán del Sur (de
2000 a 2009), nuevamente en México como promotor
vocacional (de 2009 a 2012) y otra vez en Polonia
(de 2013 a la fecha).
«Me siento muy contento. Tengo renovados bríos
para realizar mi trabajo, con entusiasmo y energía,
donde quiera que el Señor me mande, como
misionero estoy dispuesto a todo», comentó el padre
Guillermo.
Asimismo expresó su agradecimiento a todos los
bienhechores y lectores de Esquila Misional: «Estoy
muy agradecido por sus oraciones, por la lectura de
la revista y por su apoyo económico; eso nos ayuda
a resistir las pruebas que se nos presentan en los
lugares a donde vamos. ¡Gracias a todas las familias
que calladamente nos ayudan con nuestras obras
misioneras! Que Dios los siga bendiciendo por su
corazón generoso y misionero».
¡Muchas felicidades, padre Guillermo!
Redacción
Fotos: Jorge Decelis
El padre Guillermo con su mamá
44
Esquila Misional • febrero 2015
Laicos Misioneros Combonianos
Guadalajara, Jal.
Adriana Salcedo
Cel. 333 115 9436
[email protected]
www.esquilamisional.org
www.aguiluchos.org.mx
Sahuayo, Mich.
Promotor vocacional
Seminario comboniano
Tel. (01 353) 532 11 11
[email protected]
Ciudad de México
P. Gabriel Martínez
Tels. (01 55) 56 76 05 67
y (01 55) 56 41 65 11
[email protected]ail.fr
Para señoritas:
Misioneras Combonianas
Guadalajara, Jal.
Tel. (01 33) 36 27 11 53
[email protected]
Ciudad de México
Tel. (01 55) 55 86 85 89
[email protected]
Cuernavaca, Mor.
Promotor vocacional
Tel. (01 777) 313 30 23
[email protected]
Guadalajara, Jal.
P. Gustavo Covarrubias
Tel. (01 33) 36 28 53 77
[email protected]
La Paz, BCS.
P. Rafael Huerta
Parroquia de la Sagrada Familia
Tel. (01 612) 128 72 86
[email protected]
Monterrey, NL.
Promotor vocacional
Misioneros combonianos
Tel. (01 81) 81 90 47 61
[email protected]
San Francisco del Rincón, Gto.
P. Benjamín Rodríguez
Seminario comboniano
Tel. (01 476) 743 05 47
[email protected]