Aristeo García González - Instituto de la Judicatura Federal

Justicia en línea. La regulación jurídica de
las comunicaciones electrónicas y su
aplicación en el ámbito judicial.
Maldonado Sánchez, Adán
México, Tirant lo Blanch, 2014, 455 pp.
A finales de la década de los años noventa, hubo quien se atrevió a
hablar de “la necesidad de una justicia tecnológicamente avanzada” 1.
En aquél entonces, tal vez aún resultaba impensable. Hoy en día, más
que una realidad se está convirtiendo en una necesidad.
Actualmente, los poderes públicos están incorporando las
Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC´s) a su
quehacer diario. La administración de justicia no es ajena a este
proceso, su modernización es una pieza para el éxito de la nueva
oficina judicial. Esto es, la oportunidad que ofrecen las TIC´s van
encaminadas a mejorar la impartición y administración en su doble
vertiente: la interna que va desde la toma de decisiones, la gestión y la
resolución de los asuntos; y, la externa, que consiste en mejorar los
servicios prestados a los usuarios.
Lo anterior, ha hecho que la justicia se encuentre inmersa en un
período de cambios y transformaciones, lo que también implica nuevos
retos, los que deben ser entendidos no como amenazas sino como una
oportunidad de transformación y mejora. Ello, a través de la
informática y el Derecho, ha permitido crear nuevos modelos de
gestión, procuración e impartición de justicia basados principalmente,
en el ahorro de costos y tiempos en el quehacer jurisdiccional.
Desde un punto de vista técnico, cabe decir que la justicia del
futuro será el de una justicia basada en el expediente judicial
1
Vid. Castells, Manuel, La era de la información: Economía, sociedad y cultura. La sociedad
red, vol. 1, Alianza editorial, Madrid, 2008.
345
346
Revista del Instituto de la Judicatura Federal
electrónico o digital 2. Es decir, será el de una justicia sin papeles, más
accesible e inter-operable, esto es, una justicia en red. O bien, como se
señala en el título de la obra que se reseña, es y será el de una justicia
en línea.
Precisamente Adán Maldonado Sánchez, en su libro titulado
Justicia en línea. La regulación jurídica de las comunicaciones
electrónicas y su aplicación en el ámbito judicial, realiza un estudio de
la interrelación que existe entre las tecnologías de información y la
comunicación y el Derecho (Derecho informático), enfocada a su
aplicación en el ámbito judicial.
La obra de Maldonado Sánchez se encuentra dividida en cuatro
capítulos. En el primero, titulado “El derecho y las nuevas
tecnologías de la Información y la comunicación”, se esboza el
planteamiento de la justicia en línea, así llamada por los países
latinoamericanos y como e-justicia por países europeos. Se señalan
además del impacto que han tenido las TIC´s en el ámbito jurídico.
En el capítulo segundo: “Internet, Derecho Informático, e
informática jurídica”, se hace un estudio de la historia y la arquitectura
de Internet como máxima expresión de la sociedad de la información.
De igual manera, se aborda la interrelación entre el Derecho y las
TIC´s, cuyo binomio ha generado el nacimiento y desarrollo del
denominado Derecho Informático, el cual ha sido definido como la
“rama del Derecho que estudia las normas y principios internacionales
sobre el tratamiento automático de la información con trascendencia en
el campo jurídico”.
La finalidad primaria y esencial por regular este nuevo Derecho
puede incidirse en dos ámbitos: a) en el ámbito constitucional, para
salvaguardar o prevenir la tutela de los derechos fundamentales
(autodeterminación informativa, privacidad, intimidad, protección de
datos personales); y, b) en el ámbito legal u ordinario de las personas
(contratos realizados por medios electrónicos, delitos informáticos,
nombres de dominio, etc.).
En el mismo capítulo se estudia la informática jurídica y sus
aplicaciones en el ámbito de las funciones estatales. Esta, señala el
autor, se encuentra divida en: 1) informática jurídica documental; 2)
2
Un estudio interesante sobre el tema puede verse en Mira Ros, Corazón, El expediente
judicial electrónico, Dykinson, Madrid, 2010.
Aristeo García González
347
informática jurídica de control y gestión; y 3) los sistemas expertos
legales o decisional.
En el capítulo tercero, denominado “La informatización del
proceso judicial” se sostiene la tesis de que los gobiernos y sus
sistemas de administración de justicia, no deben quedar al margen de
la revolución tecnológica, por lo que deben migrar a las nuevas formas
de gestión y organización, teniendo como referente un modelo basado
en las capacidades de aprendizaje, el trabajo en red y la innovación
continua.
Asimismo, se abordan los desarrollos tecnológicos que han
implementado los poderes judiciales de los Estados 3, el Poder Judicial
de la Federación y lo que han realizado en la materia los países
latinoamericanos y España (este último con avances importantes en la
e-justicia, gracias al activismo y coordinación del Ministerio de
Justicia, el Consejo General de Justicia del Poder Judicial y las
Comunidades Autónomas). Destaca en este capítulo la Ley del Proceso
Electrónico de Brasil, cuyo artículo primero, autoriza “el uso de los
medios electrónicos en la transmisión de procesos judiciales,
comunicación de actos y transmisión de piezas procesales en los
términos de dicha Ley”.
En el último capítulo, llamado “El documento electrónico, firma
electrónica y firma digital, certificado digital y entidades de
certificación en México”, se analiza la historia del documento impreso
hasta llegar a su soporte electrónico (documento digital) con los
mismos alcances informativos y jurídicos a los que se conoce como el
principio de equivalencia funcional.
En definitiva, el texto de Maldonado Sánchez deja en claro que
la incorporación de las TIC´s a la justicia es una realidad. Es decir, la
tecnología se está convirtiendo en el mejor aliado de la administración
de justicia en México. Al igual que Internet, se ha convertido en una
3
De manera particular, se estudia su implementación en los órganos judiciales en los Estado
de Querétaro, Sinaloa, Tabasco, San Luis Potosí, Baja California, Guanajuato, Hidalgo,
Aguascalientes, Nuevo León, Tamaulipas, Michoacán, Baja California Sur Campeche,
Coahuila, Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Tlaxcala,
Yucatán, Zacatecas y el Distrito Federal.
348
Revista del Instituto de la Judicatura Federal
herramienta poderosa a través del cual se puede comunicar y
transparenta la actividad jurisdiccional 4.
A pesar de lo anterior, existen ciertos retos a los que se enfrenta
la justicia en línea, que deben ser resueltos si se quiere que el uso y la
implementación de las TIC´s a la justicia sea un éxito. Cabe destacar
los más relevantes: la discusión relativa a la protección de los datos
personales y la transparencia judicial, así como la necesidad de
fomentar una cultura entre los operadores judiciales, a fin de que
hagan un uso adecuado y responsable de las TIC´s en la impartición y
administración de justicia.
Aristeo García González
4 Vid. Suprema Corte de Justicia de la Nación, Libro Blanco de la Reforma Judicial. Una
agenda para la justicia en México, México, 2006, p. 334.
Auxiliar en la Coordinación de Comunicación Social y Acceso a la Información Pública del
Poder Judicial del Estado de Michoacán de Ocampo y doctorando por la Universidad
Complutense de Madrid, España. aristeo_gar@hotmail.com
Revista del Instituto de la Judicatura Federal
Número 38
Se terminó de imprimir en diciembre de 2014
En su composición de usaron los tipos
Times new roman 10/12; Segoe UI 10/12
El tiraje consta de 2,000 ejemplares
impresos en papel Cultural de 90 gr.